Habla Castañeda

(Foto: Diario Uno)

Como cientos de ciudadanos ya lo han hecho, hace unos días firmé un planillón de la iniciativa “Habla Castañeda” impulsada por el regidor metropolitano Hernán Nuñez, con miras a que el alcalde de Lima rinda cuentas sobre el uso de recursos públicos en diversas obras.

Todo comenzó cuando Nuñez comenzó a solicitar información sobre los fondos de una de las obras más cuestionadas del alcalde: el by pass de 28 de Julio. La Municipalidad Metropolitana de Lima se negó a darle dichos datos. Y, dados los datos recopilados por Spacio Libre sobre dicha obra, resultaba claro que la gestión Castañeda tenía mucho por ocultar. Asimismo, es notorio que las sesiones de Concejo Metropolitano  han vuelto al secretismo, que es roto por un puñado de regidores que no pertenecen a Solidaridad Nacional.

Nuñez pudo adquirir un kit electoral para una demanda de rendición de cuentas. Se tienen que reunir 25,000 firmas para que el alcalde de Lima indique como se han hecho estos gastos en la comuna limeña. Ya varios ciudadanos, al igual que periodistas y artistas e instituciones como Proética, se han sumado a suscribir esta iniciativa.

¿Por qué me parece una iniciativa importante? Es bastante claro que, en sus tres gestiones, Castañeda Lossio ha sido poco claro en explicarle a la gente en qué se gasta la plata de la MML. Para ser aún más directos, el alcalde de Lima siente un sumo menosprecio por el ciudadano, al que no le rinde cuentas sobre su gestión y solo se limita a decir que hace obras. Lo curioso es que, en este tercer periodo, con excepción del ya mentado by pass, únicamente se ha limitado a completar lo que ya venía haciendo su predecesora.

Es claro que el alcalde se ha sentido “ofendido” por esta solicitud ciudadana. Así lo reseñó El Comercio el viernes:

“Las cosas están tan claras que estamos multiplicando las obras. Yo me pregunto por qué no lo hacían antes. Lo que más hay es transparencia durante de mi gestión, esta es la característica de que hagamos tantas obras (…) Se trata de hacer su escándalo político”, dijo.

Al ser consultado sobre si presentarán un informe de rendición de cuentas, el alcalde Luis Castañeda se mostró fastidiado y aseguró que lo hacen “todo el tiempo”. “Tú no puedes mover ni un dedo si no tiene la contraloría la inspectoría y todo. Que pidan los informes”, agregó.

Lo cierto es que el alcalde – y sus fans que repiten cual bots los mismos sonsonetes en redes sociales – no deben tenerle miedo a un mecanismo ciudadano que está en la Ley y que, además, es mucho menos oneroso que una revocatoria. Es hora de explicarnos a los limeños que hay detrás del consabido lema “Vuelven Las Obras”.

Puedes descargar el planillón para que 10 personas lo puedan firmar. Y en las redes sociales de Habla Castañeda te indicarán donde llevarlo.

Es momento que Castañeda hable. Fuerte y claro.