POGGI OFRECE SUS SERVICIOS AL GOBIERNO

No, esto no es una cortina de humo, sino lo más delirante que he leido en mucho tiempo en Plaza de Armas de Perú.21.

Esta es la parte más significativa.

Aunque usted no lo crea, el inquieto Mario Poggi acaba de enviar una carta al presidente Alan García en la que le pide chamba. Así como lo lee. En singular misiva, Poggi le propone la elaboración de ‘psicosociales’. Le dice: “Alan quiero visitarte, dame audiencia, eso va a crear un gran impacto, soy especialista en crear cortinas de humo (.). Cuando fabriqué el hijo de Jaime Bayly por dos días se ocultó el problema de los cocaleros. No costó nada al Gobierno ni tuve que corromper a ningún periodista“. ¡Recíbelo, Alan!

¿En Alfonso Ugarte le harán caso?

(Para mis amigos del extranjero: Mario Poggi es un psiquiatra que trabajó muchos años en la Policía. Hace 20 años asesinó al criminal Angel Diaz Balbín y estuvo varios años en prisión. Desde su época de procesado se hizo fama de loco y, luego de cumplir con su pena, fue visitante frecuente de programas cómicos y de farándula de la TV local. Se le puede encontrar en el Parque Central de Miraflores, vendiendo artesanías, su delirante libro-autobiografía o simplemente caminando por allí).

NO TE METAS EN MI DESPACHO


Parece que un psicoanalista o un conciliador va a tener que ser necesario en las reuniones del Consejo de Ministros. Vía CPN Radio nos enteramos de esto:

La titular de Trabajo y Promoción del Empleo, Susana Pinilla, demandó al Ministerio de la Producción (Produce), y a su asesor externo Gino Kaiserberger, a que “se dediquen a sus temas” sectoriales y que no se entrometan en su sector con propuestas laborales sobre las Micro y Pequeñas Empresas (MYPE), “en las que no tienen nada que ver”.

“Precisamente, sobre el tema de la MYPEs nos sigue sorprendiendo que haya iniciativas de parte del Ministerio de la Producción y de este señor Gino Kaiserberger, en temas que corresponden claramente al sector de Trabajo y de Promoción del Empleo. De cuándo acá el Ministerio de la Producción y un asesor externo, hace una propuesta laboral desde otro sector que no tiene nada que ver. Creo que debemos ser serios y responsables… Que se dediquen a sus temas. Zapatero a sus zapatos”, subrayó.

En todo caso, dijo “llamarle la atención” de que “no se esté promocionando la industria manufacturera”, un sector en el que “hay tanto por hacer en innovación tecnológica y en temas de productividad”.

En declaraciones al programa Pulso Empresarial de CPN RADIO, Pinilla Cisneros calificó también de “poco confusa” la propuesta de Kaiserberger de incorporar “sólo” 15 días de vacaciones al sueldo de los trabajadores de las MYPE, la CTS y las dos gratificaciones, al señalar que este último “parece desconocer” la Ley de las MYPE, que indica que únicamente hay acceso dicho periodo vacacional, sin que existan los demás beneficios mencionados.

Advirtió igualmente que su sector “no va a permitir” que se dude de las estadísticas y cifras del Ministerio de Trabajo, esto en referencia a unas recientes declaraciones de Kaiserberger, en ese sentido, publicadas por un diario local.

¿Cuál es el rollo aquí?

Bueno, sucede que Susana Pinilla, una socialdemócrata consecuente, quiere la existencia de una Ley General del Trabajo y de un Ministerio que fiscalice adecuadamente el cumplimiento de las normas laborales. Pinilla está empeñada en lograr un consenso que busque equilibrar la búsqueda de inversión con una protección laboral que sea mejor que la dada durante la década pasada.

Rafael Rey, Ministro de la Producción que sigue pensando cómo en la década pasada, ha dicho que convencerá por todos los medios al Presidente de que no apruebe el proyecto tal como está y que, incluso, se flexibilice más la legislación laboral. Y para ello utiliza a un asesor externo de mucha llegada a medios de comunicación como Gino Kaiserberger, quien es caserito de programas como La Hora N – cuando está De Althaus, of course – o frecuente asistente y panelista de las conferencias de economistas. Kaiserberger, por cierto, ha sido representante de la Sociedad Nacional de Industrias.

¿Qué fue lo que hizo el asesor de apellido germano? Pues presentar una iniciativa del Ministerio de la Producción para subir sueldos incorporando 15 días de vacaciones, 50% de CTS y gratificaciones en remuneraciones mensuales de trabajadores. La noticia salió en primera plana en Gestión, el diario económico más leído por los empresarios. Y esta propuesta ha sido presentada antes por personas cercanas a lo que llaman “neo – liberalismo”.

En el fondo, Rey está representando al sector de empresarios que no desea una Ley General del Trabajo y que sigue con la política de que al trabajador hay que explotarlo al máximo y mientras más facilidades haya para despedirlo, mejor. Para ello aprovechan los gazapos de congresistas como Luis Negreiros, a quien no se le ocurrió mejor ídea que poner en el proyecto de Ley General del Trabajo causales que generarían una estabilidad casi absoluta para el trabajador.

En el fondo, Rey y Kaisemberger por un lado y Negreiros y la CGTP por el otro, representan a dos tipos de extremismos y de visiones: los que ven al trabajador como un costo y los que ven al empleador como un gran explotador. En el medio, muchos que pensamos que debe haber un equilibrio laboral sensato. Por ello, creemos que la llamada de atención hecho por Susana Pinilla es necesario, a fin que los lobbistas de uno y otro lado dejen de entorpecer un debate fundamental para el país: definir nuestras reglas laborales.

MAS SOBRE EL TEMA:
Javier Neves: “Debate laboral es un juego de torpezas recíprocas entre trabajadores y congresistas que favorece a empresarios”.