REBOTE VENTANERO


Con humildad, pero no con menos alegría, me tomo mi primer rebote mediático.

El sábado 18 de noviembre, en vísperas de las elecciones municipales, publicamos un post sobre un esperpéntico proyecto de Ley presentado por el congresista Alvaro Gutiérrez (el ex financista de Humala): una norma que pretende regular la forma en como los peruanos debían amar a su patria, a través de los símbolos ya conocidos: la bandera, el escudo y el Himno Nacional.

El proyecto, sin duda, tenía un fuerte tufillo a las épocas del gobierno de Velasco. Decía cosas como que todo lugar público debía exhibir la bandera, se prohibe cantar himnos extranjeros sin autorización (¿y la Marsellesa?) e incluso imponia multas y hasta 72 horas de cárcel a quien infraccionara dichas normas. Los comentarios giraron sobre la jocosidad e impertinencia del proyecto y no faltó el que iniciara un debate sobre el amor a la Patria, valor que por lo demás, no se impone por Ley o Decreto y que pertence a la libertad de cada persona.

Bueno, el buen OcraM, en su faceta de Marco Sifuentes reportero de La Ventana Indiscreta, tomó como fuente para un ocurrente reportaje lo señalado por este blogger sobre el proyecto de marras, así como un post hecho por Franc Canaza en Apuntes Peruanos sobre un proyecto de Aldo Estrada para institucionalizar la bandera del Tahuantinsuyo como patrimonio histórico del Perú. La siempre lúcida historiadora María Rostorowski señaló que esa bandera nunca existió y que, por el contrario, seríamos el “primer Estado de ambiente” al tomar la bandera gay como emblema.

Ah, por cierto, el proyecto está en la Comisión de Educación del Congreso esperando su discusión. ¿Lo debatirán luego de este reportaje?

ENLACES:
El reportaje de Marco Sifuentes: Leyes estúpidamente patrioteras (LVI, 24 de noviembre de 2006).
Archivo del Tercer Piso: Regulando la bandera, el escudo y el himno nacional.
UterodeMarita.com: La bandera gay del Tahuantinsuyo y otros símbolos patrios.

FOTOS:
Lavado de Bandera, protesta simbólica contra la dictadura fujimorista que no se habría podido hacer si la ley de Gutiérrez hubiera sido aprobada.
Raúl Montesinos, creador de la bandera del Tahuantnsuyo en 1973.

REGULANDO LA BANDERA, EL ESCUDO Y EL HIMNO NACIONAL

Este es lúdico, como para que vayan relajándose antes de ir a votar.

A los chicos de Unión Por el Perú no se les ha ocurrido mejor idea que gastar el tiempo del Congreso para debatir una ley de importancia capital para el desarrollo nacional, el respeto de los derechos fundamentales y la llegada de mayor inversión en el país.

¡La Ley de los Símbolos Patrios!

La peregrina idea se le ha ocurrido al ex financista de Ollanta Humala, Alvaro Gutiérrez, el mismo que le puso las camionetas y se arrancó del humalismo denunciando que el movimiento nacionalista se había izquierdizado (léase, no soportaba a Carlos Tapia).

El proyecto de marras tiene un tufillo a “política cultural del velascato”. Dos ejemplos, para ilustrar:

El artículo 9° señala que “todo lugar o establecimiento de acceso al público en general; bodegas, restaurantes, entre otros, deben exhibir de manera obligatoria la bandera nacional en un lugar preferente“. Es decir, el chino de la esquina, Bembos, el chifa que está al frente de la PUCP y hasta La Gloria deben poner su banderita, no sólo para Julio. ¿Y por qué obligar a entes privados a que lo hagan? ¿Nos hace más patriotas o amar más al Perú poner la bandera allí?

El artículo 24° es de risa. En su segundo párrafo señala: “Se prohibe ejecutar o cantar los himnos de otras naciones, salvo autorización expresa del representante diplomático respectivo o del Ministerio de Defensa“. Osea, amigos extranjeros, si quieren cantar su himno en Estadio FBC o en Barra Brava cuando hay partidos internacionales, pregunten primero al embajador o al Ministro de Defensa si lo pueden hacer.

Si te provoca ver el mamotreto completo, haz clic aquí.