PERIODISTAS EN APUROS


Ayer escuché a alguien que el periodismo es una de las profesiones con mayores peligros, tanto para el desempeño de la función como en su estabilidad laboral. Dos ejemplos nos ayudaran a entender que en el Perú de hoy, algunas viejas prácticas del pasado parecen estar más vigentes que nunca.

Guillermo Giacosa es de los periodistas a quienes más respeto, a pesar que sus posturas ideológicas sean absolutamente contrarias a las mías. Y lo respeto por su honestidad, pues hasta en los errores es totalmente transparente. Y aunque no comparto sus visiones complotistas sobre el mundo de hoy, sin duda, es de las personas que mejor información maneja sobre algunas partes del mundo que para los latinoamericanos son ignotas.

Por ello, es que preocupa que a Giacosa le hayan cancelado su programa en TV Perú. sobre todo, cuando es conocido que tiene posiciones contrarias al actual gobierno y a muchos de los invitados de las próximas cumbres internacionales. Al parecer, el canal estatal prefiere transmitir bodas de cuentos de hadas – con el respeto que me merece el reconocido tenor que se casó ayer – antes que optar por una programación plural y que respete las diversas opiniones de todos los peruanos y los extranjeros que han hecho su vida en el Perú.

Pero si la despedida abrupta de Giacosa preocupa, otra noticia también nos recuerda a la década de los noventa. Informa (y alarma) El Comercio:

Un habitual barrido electrónico de líneas de comunicación vinculadas a este Diario dejó al descubierto que el teléfono fijo del domicilio del editor central de Política y Opinión de El Comercio, Juan Paredes Castro, venía siendo interceptado a través de un sofisticado equipo de ‘chuponeo’ instalado en un poste ubicado a 400 metros de su casa.

El hallazgo del aparato trasmisor-receptor, cableado en conexión con el número telefónico del periodista, se produjo luego de que los servicios de seguridad del Diario efectuaran hace un mes de manera inopinada una limpieza electrónica de las líneas fijas domiciliarias, anexos y móviles del personal de diversos niveles de esta casa editora, en lo que constituye una práctica empresarial periódica de prevención.

Si bien se ha podido confirmar la interceptación telefónica, no se ha podido determinar cómo operaba el aparato trasmisor-receptor y a cargo de quiénes estaba el sistema de escucha; si detrás de este había una persona en permanente posición de control de las comunicaciones o si estas eran seguidas a través del hilo telefónico e inclusive grabadas y revisadas periódicamente por todo un equipo de espionaje.

Se trata de una flagrante violación de la privacidad de las comunicaciones que El Comercio y el periodista directamente afectado denuncian y hacen de conocimiento público y de las autoridades.

De acuerdo con las características del transmisor-receptor encontrado, este procedería de Colombia y sería uno de los tipos que utilizarían agentes de Seguridad del Estado y empresas particulares que actúan clandestinamente. Por lo general, quienes se encargan de operar este trabajo ilegal lo hacen desde una camioneta ubicada en las inmediaciones del inmueble donde está el teléfono intervenido y en la que se encuentra instalada una cabina con receptor.

Situación bastante preocupante y que ya se había registrado hace algunos años con Rosa María Palacios, sin que se esclareciera el tema.

Y por ello caben varias preguntas: ¿Quién está escuchando las conversaciones de Paredes Castro? ¿Se escuchan las conversaciones de otros periodistas? ¿Para quién se procura obtener esta información? ¿Los ciudadanos tendremos que volvernos a cuidar de no poder hablar por teléfono fijo o celular sobre algunos temas?

Algo huele bastante mal.

MAS SOBRE EL TEMA:
Eduardo Bruce: Canal 7 se ha convertido en un aparato publicitario del Estado

WOLFENSON: ¿EL INDULTADO?

Acabo de ver la entrevista que Rosa María Palacios le ha hecho a Moises Wolfenson y que ha tenido una coda realmente impresionante: un pedido de indulto hecho por el empresario de medios de comunicación.

De acuerdo con la Constitución, quien puede otorgar el indulto es el Presidente de la República. Y, para ello no necesita expresión de causa.

Considerando que Alan ha salido en defensa de Wolfenson, que éste tiene un abogado de las canteras de Alfonso Ugarte y que la apelación que han hecho al TC probablemente ratifique el precedente anterior, como que el dueño de La Razón tiene muchas opciones de aparecer en esos Decretos Supremos que se lanzan en Diciembre, por razones humanitarias.

Como bien lo decía Rosa María al final de su programa, este caso parece ser emblemático de lo que puede ocurrir. Porque, si Alan indulta a Wolfenson, ¿será el primero de muchos indultos? ¿Podría comprender a Fujimori en esa figura?

Quizás ahora podamos entender las incongruencias de García. Critica los indultos contra inocentes, pero ahora podría dar el indulto a un culpable. Mal mensaje en la lucha contra la corrupción.

MIENTRAS TANTO:

Como lo informa Perú.21, en la corte de Huaura buscan favorecer a José Enrique Crousillat. Cabe recordar que en este distrito judicial se intentó buscar el favorecimiento para Wolfenson, dado que aquí se aplica el nuevo Código Procesal Penal. No se toma en consideración que esta norma tiene un plan de implementación gradual que, claro, debe acelerarse, pero no debe servir para intentar saltearse al sistema anticorrupción.

Mientras tanto, Carlos Rivera señala en una columna en El Comercio sobre la existencia de un proyecto de ley para simplificar el juicio oral, en el que se plantea que el acusado ya no concurra al proceso luego de brindar su declaración. El peligro alertado tiene que ver con el caso Fujimori, pues el Chino podría no declarar y pasar el resto del proceso sin enfrentarse a Montesinos, Hermoza Ríos o a las propias víctimas. ¿Sobre protección en el juicio más importante de la historia peruana?

MAS SOBRE EL TEMA:
Augusto Alvarez Rodrich: Paraíso de Piratas
Justicia Viva: Caso Wolfenson II: Alan García, compañero, presidente…y abogado

CASOS DE VIERNES



CASO 1: SEGURO INTEGRAL, ¿DE CORRUPCION?

El blog Pepitas punto com me informa sobre algo que no vi ayer en Prensa Libre – porque estaba avanzando con la tesis – y que ya había llegado a este Tercer Piso: un escandalo de corrupción que involucra al ex jefe del Seguro Integral de Salud Julio Espinoza Jiménez.

Según lo registrado en el programa de Rosa María Palacios, Espinoza realizó una licitación aprovechando la emergencia por el terremoto en el sur para favorecer a la empresa Plamol SRL. Esta compañía se dedica a fabricar zapatos, pero fue favorecida con la compra de raciones de alimentos. Para completar el cuadro, la compra fue sobrevalorada.

Claro, el Ministro Vallejos dice que Espinoza salió a finales del mes pasado. Pero no dijo algo que el portal Perú al Día registra:

El saliente jefe SIS Dr. Julio Espinoza Jiménez tuvo la oportunidad de abordar a los funcionarios que elaboran el PEI, a quienes explicó la razón de su salida y calificó como traición la actitud de dos funcionarios que evadieron su responsabilidad y se encargaron de enlodar su gestión con chismes y mentiras llevados a las altas esferas del gobierno.

“Hace poco a través de Internet se pretendió involucrar a mi persona y otros funcionarios en actos de corrupción, so pretexto de haber apoyado decidamente a los damnificados del sur”.

Es decir, ya sabía porque lo reemplazaban por Esteban Chiotti.

CASO 2: BENEDICTO SIN RESGUARDO

Ya saben que Benedicto Jimenez no es precisamente santo de mi devoción. La buena imágen que tenía de él se derrumbo cuando se conoció sus chantajes vía audio, sus posibles conexiones con Fernando Zevallos y el copamiento aprista del INPE.

Caído en desgracia, sin embargo, no debe dejar de reconocerse que Benedicto fue una de las personas que ayudo más a la captura de Abimael Guzmán y que, por tanto, alguna medida de seguridad tiene que tener.

Como informa el Area de Seguridad Ciudadana del IDL Jiménez solicitó al cuestionado Ministro del Interior Luis Alva Castro, en dos oportunidades, la restitución de la seguridad personal para él y su familia. Además de que los remanentes de Sendero Luminoso podrían tenerlo en la mira, sus recientes declaraciones contra el Grupo Colina en el juicio que se les sigue por violaciones a los derechos humanos aumentan los peligros para el ex policía.

¿Y qué ha hecho Alva Castro? Pues ha cumplido con la característica central de su gestión: nada.

A tal punto ha llegado el malestar del sheriff que le ha enviado una carta a Jorge Del Castillo con esta frase: “… el ministro del Interior, me ha hecho comprender que la palabra “confraternidad”, que enseñara el maestro y fundador del aprismo, Víctor Raúl… está más vacía que nunca, para mí, al menos carece de significado”

En el dolor, ¿hermanos?

CASO 3: TORPEZA RADIAL, PATINADA GUBERNAMENTAL

Mientras el caso Majaz sigue conscitando la atención por las tensiones ambientales y periodísticas que conscita – siguiente capítulo: la disputa sobre que ocurre en Tambogrande como ejemplo de lo que puede pasar en Majaz: ver artículo de la República y post en el Utero – dos pleitos entre periodismo y gobierno acaparan la atención.

El primero tiene que ver con la negativa de Radio Cutivalú a pasar un spot publicitario del Ministerio de Energía y Minas sobre la consulta popular en Majaz. El debate se centró sobre si había una censura al Estado – cuestión que parece dificil de sostener jurídicamente, dado que el Estado no tiene derechos fundamentales – o si es que había una falta de equilibrio informativo de la estación radial.

Tanto el Instituto Prensa y Sociedad como Augusto Alvarez Rodrich, bajo criterios similares, han indicado que Radio Cutivalú tenía el legítimo derecho de decidir pasar o no publicidad estatal – lo que no quita que es siempre mejor tener equilibrio informativo, al margen de la línea editorial de cada medio – y, como agravante del caso, el anuncio publicitario no tenía a un responsable sindicado y, además, contenía información falsa. Rosa María Palacios ha expuesto otros argumentos que intentan señalar que la publicidad estatal sobre el ejercicio de derechos políticos sí estaría cubierto bajo el mismo manto protector de la libertad de expresión (es decir, no podría ser objeto de “censura previa”) e indica que la publicidad engañosa puede ser sometida a INDECOPI, pero no a un filtro de parte del dueño. Como dice Rosa María al final de su intervención, este es un caso como para que el Tribunal Constitucional determine los alcances de la publicidad estatal.

El segundo caso se ha producido en Pisco. A través de las ondas de Radio Orión se propagaba el rumor de que la intensidad del terremoto en Pisco había sido mayor a 8 grados, con lo que los pobladores podrían reclamar la condonación de sus deudas. Claro, una mentira del tamaño de una catedral. ¿Consecuencias? Ayer, de madrugada, Radio Orión fue cerrada. Y aunque viene siendo claro que esta estación operaba de manera tal hace varios años, la oportunidad en que se produjo este hecho parece ser inoportuna, dado que la radio era bastante crítica de la acción del gobierno en la zona del desastre y, claro, ha terminado sacando las suspicacias a flote.

A tal grado llegan las patinadas que el habitualmente mesurado El Comercio ha sacado un editorial indicando su alarma por estos hechos que, claro, hay que sacarlos del esquema “mis amigos de mis enemigos son los buenos” y verlos en todos sus matices. Igual, el gobierno termina siendo, una vez más, su propio complotador.

HILDEBRANDT ADMITE ERROR

En la coda de su columna de hoy de La Primera:

Posdata: Gracias a Rosa María Palacios pudimos conocer la versión completa de la grabación Genaro Delgado-Alejandro Guerrero. Se trata, sin duda, del año 2005 y el presidente aludido es Alejandro Toledo. Agradezco a Rosa María por lo hecho, por la manera profesional con que presentó su primicia y por su invitación, a través de la columna que escribe en Perú 21, a que los periodistas salgamos de la escena para darle pase a la noticia y a la investigación. Hablo de periodistas, por supuesto. No del sicariato histérico que se ejerce por arribismo. En relación a la grabación, no me cuesta nada decir que me apresuré al deducir que García era el tercero.

Que recuerde, es la primera vez que el veterano periodista reconoce un error. Y también la primera vez en que le reconoce algo a su ex competencia.

Y ahora sí, a las noticias importantes.

LA PRENSA Y EL GOBIERNO

El audio que ayer hemos escuchado en varios programas de radio y televisión, en el que Genaro Delgado Parker presiona a su director de prensa para introducir contenidos supuestamente favorables al actual gobierno, debe motivar un debate, tanto en Palacio de Gobierno como en la opiniòn pùblica, sobre el rol que cumplen los medios de comunicación frente al poder.

Palacio ha desmentido que da indicaciones a los medios de comunicación y ayer Rosa María Palacios señaló que el audio estaba editado y se refería a Alejandro Toledo. El audio completo es del 2005 y se puede apreciar en él a Genaro presionando a Guerrero para tener una línea editorial complaciente. En efecto, en una conversación que tuve el dia de ayer, casi a la misma hora en que se pasaba Prensa Libre, otro periodista me señaló que el audio estaba editado, pues se notaban hasta dos cortes de edición.

¿Qué implica ello? Que debió existir una corroboración en el lanzamiento de dicho audio. Claro, para cualquier periodista, le llega un tema así y obviamente cree necesario lanzarlo, pero hizo falta algo más de profundización y llevarse menos por las antipatías personales – quizás justificadas – y más por la profesionalidad que debe primar en todo periodista.

Ahora bien, aparentemente aclarado este hecho, si es necesaria una reflexión sobre el rol de los medios de comunicación frente al actual gobierno. A raíz de este suceso y del caso Mohme – La Ventana Indiscreta, varios de los comentaristas – habituales o no – de este blog han manifestado que perciben a una prensa excesivamente complaciente con el gobierno y que no presenta todas las denuncias que deben presentarse.

Es cierto que existen medios de comunicación que son bastante complacientes con el gobierno. Sin necesidad de audio, es claro que Panamericana no realiza denuncias fuertes contra la Presidencia de la República o el Gabinete. Es claro que la línea de Cecilia Valenzuela, divorciada de la de buena parte de su equipo, es pro gobiernista. Hay diarios como Expreso o Correo que han perdido todo filón crítico, sea por pensar legítimamente que lo que hace el gobierno está bien – y cada quien tiene la libertad de pensar lo que desee, tampoco es que sea pecado pensar que el gobierno hace las cosas bien – o, y aquí si estaría lo peligroso, por pretender ganar algún tipo de favor o de prebenda.

Claro, también es nítido que hay un gobierno decidido a ganar buena prensa. Las quejas en el mensaje presidencial para que la prensa resalte lo positivo del régimen o las movidas en Canal 7 para destacar más lo que hace Alan es un síntoma claro que, a pesar de los desmentidos, desde Palacio se piensa que todos sus problemas se restringen a contar con una buena comunicación.

Pero tampoco se puede negar que existen medios críticos: el programa de Rosa María Palacios en la televisión, o el de César Hildebrandt en radio, o las denuncias que Perú.21, La Primera o La República hacen, ponen en evidencia que existe una veta crítica en la prensa peruana.

Esa vena crítica, sin embargo, no equivale a que se ventile cualquier denuncia así nomás – sino ocurre una patinada como la de ayer – o a que se haga un cargamontón secular contra el Gobierno por cualquier cosa. Mucha gente dice que la prensa debería tratar al gobierno de García como lo hizo con el gobierno de Toledo. Yo estoy en contra de ello. Pienso que cierto sector de la prensa se creyó el cuento del cuarto poder y creyó que parte de su influencia incluía tumbarse a un gobierno. No, el deber de la prensa no es derribar gobiernos. Es hacer las denuncias necesarias que permitan ventilar demandas ciudadanas y poner luz sobre aquellos aspectos del poder que quieren que permanezcan oscuros. Pero su deber no es convertirse en un derrumbador de régimenes.

Finalmente, y sobre el tema de las disputas entre periodistas, los dejo con el lúcido comentario de la conductora de Prensa Libre:

Quien gobierna está encantado. El desprestigio de la prensa y la falta de atención de la misma a los que deberían estar siendo fiscalizados, ¿no es un verdadero paraíso para quien está en el poder? Así, pierde el público, que termina mal informado de asuntos más graves y más confundido que ilustrado. Pierden, finalmente, los propios periodistas, todos cubiertos por el manto del desprestigio, desconfiando unos de otros en un trabajo en donde la colaboración resulta fundamental.

A meditarlo, muchachos. Buen fin de semana.

MAS SOBRE LOS PATRULLEROS

Ayer reportamos sobre la nueva compra de patrulleros para la Policía Nacional. La cosa que más nos había llamado la atención es que una de las empresas que conforman el consorcio ganador, Gun Supply, estuvo involucrada en la capacitación y traslado de peruanos para trabajar como agentes de seguridad en Iraq, con los peligros que ello conllevaba.

Pues bien, parece que hay más hechos curiosos en esta licitación. Rosa María Palacios los señaló ayer en Prensa Libre y se resumen así:

1. La subasta pública tuvo en la práctica un solo postor. Como lo informa El Comercio, además del consorcio Daewoo – Gun Supply, que ganó la licitación, se presentó la Empresa de Transportes 77, que fue descalificada por no incluir su registro de proveedores. Además, de las 12 empresas que compraron bases, solo 2 presentaron sus propuestas. Léase, no hubo real competencia.

2. Daewoo no trae vehículos nuevos al Perú desde 2004. Según informó RMP, sobre la base de lo señalado por Automás, la revista referente del mercado automotriz peruano, el último lote que trajo la empresa coreana corresponde a Ticos!!!

Y claro, quizás esto pueda deberse a los problemas que ha tenido Daewoo en su país de origen, debido a escándalos de corrupción que la pusieron en severa situación económica. General Motors la adquirió hace unos años y la marca, aunque coreana, ahora se hace en China.

3. No se tiene un precio comercial que permita verificar si hubo sobrevaloración. Lo que permitió detectar la sobrevaloración en la anterior licitación de patrulleros fue el precio de valor comercial, dado que, cuando se hacen compras grandes, no se hace la valorización a este precio, sino a uno menor.

Dado que Daewoo no trae vehículos nuevos al mercado hace 3 años, no es posible saber si el precio que ha presentado por los vehículos es o no sobrevalorado. Y claro, ello echa un manto de duda sobre el supuesto ahorro de 11.5 millones de soles para esta adquisición.

Cosas que el Ministro del Interior, tan poco dado a responder preguntas incómodas o aparecer en los problemas de su sector, debe responder.

MAS SOBRE EL TEMA:
El rebote de la denuncia de ayer en Plaza de Armas de Perú.21.

LAS ULTIMAS DE ROSA MARIA – BAYLY

(Lo prometo, es el último post sobre esto)

Bueno, parece que los cerca de 70 comentarios en este blog sobre la entrevista de Jaime Bayly a Rosa María Palacios han tenido su rebote. Vía Domingo de La República:

Bloggers vs. Rosa María

La entrevista Jaime Bayly – Rosa María Palacios ha traído cola. En el blog “desdeeltercerpiso.blogspot.com” se pueden encontrar comentarios sobre el “clinch” entre el escritor y la periodista y opiniones sobre quien ganó en el intercambio. Lo curioso es que las críticas y pullazos que hay para ella son contestadas por la propia Rosa María Palacios. Allí explica por qué nunca hará un mea culpa por chambear en la campaña edil de Hurtado Miller en 1998.

Aunque no se si el título más exacto sea bloggers vs. RMP, lo cierto es que se tejió un interesante debate en el que la periodista pudo responder a las críticas que se hicieron sobre su conducta en los años noventa. Ello demuestra no solo la apertura de la periodista para debatir este tema, sino el interés que el público tiene por las posiciones de las personas que forman opinión. Interés que, a veces, parece ser excesivo y obsesivo.

Para cerrar el tema, los dejo con los enlaces a la segunda parte de la entrevista, que ha sido la más comentada. You Tube se las muestra aquí y aquí.

Ah, si los amigos comentaristas tuvieran el mismo entusiasmo para participar en los demás temas que este blog toca…

ROSA MARIA PALACIOS Y LOS AÑOS 90: COMENTARIOS FINALES

Contra mis pronósticos, el tema de la entrevista a Rosa María Palacios hecha por Jaime Bayly ha sido uno de los más comentados en la historia de este blog, solo comparable a mis posts sobre la PUCP y Federico Dantón. Entre los dos posts sobre el tema (¿Quién Ganó? y Rosa María vs Bayly) hasta el momento, hay más de 30 comentarios. Hay que felicitar a todos los que han intervenido – de verdad – por el nivel que ha existido en el debate, más allá de puyas, ironías y sarcasmos. Y a Rosa María por tener la correa suficiente como para ver todos los comentarios y responder a todo lo que se ha dicho en este blog sobre el ya comentado programa del día domingo.

Como han podido notar, no he intervenido para nada en el debate. Creo que era mejor que los lectores y comentaristas habituales de este espacio expresen sus preguntas y dudas y que Rosa María responda a las punzantes preguntas – muchas de ellas, tan agudas como las que se plantean en Prensa Libre – del público, que, al fin y al cabo, también ve su programa. Por ello me he guardado este espacio para dar mi opinión respecto a la polémica que se ha armado.

Ciertamente, todos los que conocen este espacio saben que no guardo simpatía alguna por Alberto Fujimori. Por el contrario, por este blog, en sus 2 años y medio de vida, han pasado multiples comentaristas (y trolls) que me han llenado de epítetos, insultos y comentarios por tener esta posición, en la que me mantengo invariable. Y quienes me conocen en persona, saben que esto no viene de ahora, sino que desde la época del colegio (años 95, 96 y posteriores) tenía y tengo una posición clara sobre lo que consideré y considero que fue una dictadura.

Dicho esto, debo decir que tengo un reparo ético – no profesional – con las personas que ocuparon altos cargos durante el gobierno de Fujimori. Reparo que se debe, justamente, a la naturaleza de su régimen y la responsabilidad política que estos funcionarios tuvieron. Ello, claro está, comprende en mayor medida, a quienes cometieron actos de corrupción o avalaron violaciones a los derechos humanos.

Pero, así como existieron personas que trabajaron y defendieron al régimen, también existieron una serie de cuadros técnicos que, de manera honesta, laboraron allí y no se comprometieron políticamente con la dictadura. Cada uno de ellos sabrá en su conciencia interna si es que avalaban, como ciudadanos, las tropelías del régimen.

En el caso de Rosa María Palacios, como ella misma lo ha dicho, hizo una serie de consultorías para el Estado, en el tema de reforma de la administración pública. Es más, formó parte de un equipo de reforma del Estado cuando Alfonso de los Heros fue Presidente del Consejo de Ministros y renunció el 5 de abril de 1992, a raíz del golpe de Estado, junto con el Dr. de los Heros. Por tanto, creo que no puede achacarse a ella un apoyo a lo que fue un régimen dictatorial.

Como ella misma lo recordó hace un tiempo, también hizo una consultoría cuando Alberto Pandolfi, en 1996, fue titular de la PCM, pero que no dio resultados por la falta de respaldo político que Pandolfi dio al proyecto de reforma, debido a que el gobierno ya se encontraba en planes reeleccionistas. Hasta allí, tenemos trabajos en temas técnicos, que no comprometían a la persona con el régimen, ni mucho menos, en temas dolosos, como algunos han pretendido insinuar.

(Por cierto, para quien quiera saber más sobre la frustrada reforma del Estado de los 90, lean el libro La Reforma de la Administración Pública Peruana (1990 -1997). Conflicto y estrategias divergentes en la elaboración de políticas de Juan Carlos Cortázar Velarde, que salió hace un par de meses en librerías).

El tema que mayor atención ha conscitado, sin duda, ha sido su consultoría de 10 semanas para el Plan de Gobierno municipal de Juan Carlos Hurtado Miller, a la que fue invitada a participar por Leonie Roca – esposa de Pedro Salinas, periodista contrario a la dictadura -. En este caso, sí creo que Rosa María cometió un error (no una falta, ni menos aun, un delito) en aceptar este trabajo. No por las calidades de Leonie Roca, una profesional competente, o por el trabajo en sí (un plan de gobierno municipal que seguramente fue hecho con solvencia) sino porque en 1998 sí se contaba con información suficiente para saber la naturaleza del régimen.

Ya existían elementos suficientes para saber que Vamos Vecino, la agrupación por la que postulaba Hurtado Miller, era el furgón de cola municipal del fujimorismo. Y ya en 1998 se habían producido la Ley de Amnistía, la Ley de Interpretación Auténtica, el despojo de Frecuencia Latina, la destitución de los magistrados del Tribunal Constitucional, las investigaciones sobre la muerte y torturas de agentes del SIE, espionaje telefónico e ingresos de Vladimiro Montesinos.

A esas alturas del partido, al margen de las discrepancias sobre el régimen económico y la naturaleza de las reformas en la economía, era claro que el gobierno fujimorista estaba ya en un curso de no retorno y de acentuación de sus calidades autocráticas. Esta es información que estaba a disposición de todo aquel que la quería conocer. No es algo que “en retrospectiva”, recien se sabe ahora (claro, recien hoy tenemos toda la magnitud de lo ocurrido, vladivideos e investigaciones posteriores mediantes), por lo que si considero que era un error aceptar un puesto de esta naturaleza, a pesar de los vínculos personales cercanos que llevaron a Palacios a tomar esta decisión.

Por lo menos, quien habla, de haber estado en su lugar, no habría aceptado dicho encargo, aunque comprendo lo difìcil que debe haber resultado dicha situación. Admitir esto, en público o en privado, no denigra a la persona, sino que habla muy bien de ella.

Por cierto, digo esto con todo el respeto y aprecio que tengo por Rosa María, una periodista y abogada competente y que estudia bastante bien sus temas, cosa que la gente que trabaja en estos temas de opinión pública deberíamos hacer.

¿Con este incidente, antes comentado, la posición actual, crítica frente a los gobiernos de turno y al fujimorismo, que tiene Rosa María Palacios carece de validez? No. Creo que este error ha sido utilizado para descalificarla con un argumento falaz. Todos quienes tenemos ya cierto recorrido vital hemos cometido errores y, más aún, quienes hemos tomado posiciones políticas o hemos estado cercanas a ellas, hemos cometido algún error de apreciación. Por tanto, descalificar a una persona o lo que dice por un error del pasado, haría que todos nosotros nos tuvieramos que quedar con la boca callada. Lamentablemente, este tipo de argumentos se presta a descalificar a alguien cuando no se tiene mayores razones para debatir o ideas que aportar.

(Paréntesis: Creo que nuestros liberales consecuentes deberían decir esto más a menudo: el hecho que se asociara economía de mercado con Fujimori le ha hecho un gran daño a la economía de mercado, dado que se aplicó de manera autoritaria y sin pensar en las consecuencias sociales de las reformas, cuestiones en las que si se fija el liberalismo político. Ese es un deslinde que, lamentablemente, no se hace frecuentemente.)

Creo, finalmente, que ha existido una saludable evolución en Rosa María Palacios. Basta ver sus entrevistas en RPP de los años finales del fujimorato para darnos cuenta que hacía preguntas punzantes a los fujimoristas, y que no era santa de la devoción de Vladimiro Montesinos. Hoy, luego de su paso por el cable y la señal abierta, veo, como televidente a una periodista más cuajada, ya no solo preocupada por los aspectos jurídicos de un tema (“deformación” que tenemos todos los abogados). Y, evidentemente – como lo muestran nuestras posiciones sobre el tema PUCP – a veces coincido con ella y otras no tanto. Ver el paso de la campaña electoral en su programa – que no satanizó a Ollanta Humala (aunque si lo criticó en los temas en los que había que señalar sus graves falencias) y en la que, para sorpresa de muchos, expresó sus simpatías por una candidata mujer que no era Lourdes Flores ni Martha Chávez – y los temas que trata en sus programas hacen que note el cambio en las preocupaciones de la abogada y periodista.

Claro, con las opiniones vertidas por todos los comentaristas, me queda claro que el público televisivo es cada vez más exigente pero, a la vez, toma muy en cuenta las opiniones de los periodistas que dan la cara o hacen reportajes. Quizás esto exiga por parte de los hombres y mujeres de prensa un mayor detenimiento y una mayor reflexión sobre el tipo de labor que hacen y las expectativas y percepciones que tiene el público sobre los medios de comunicación, para que las tengan en cuenta como referencia y retroalimentación.

Esta no es una defensa de Rosa María Palacios. Por el contrario, creo que es una reflexión para la periodista sobre el camino emprendido – y algún error cometido, a mi criterio – y para los televidentes sobre el tipo de argumentos que deben emplearse en un debate público. La pluralidad de opiniones, sean de izquierda, de centro, apristas o de derecha es bienvenida y ese ejercicio ha sido el que se ha practicado ahora. Como decía al inicio, saludo las preguntas y dudas de los comentaristas del blog, así como la predisposición de Rosa María para contestarlas. A todos, siguen invitados a comentar este espacio, que se ha hecho para ello, el intercambio de ideas y de posiciones sobre cosas que, humildemente, el autor de este blog pone en bandeja.

(Foto: Transparencia)

MAS SOBRE EL TEMA:
Fernando Vivas: Rossy y Jaimito.

¿QUIEN GANO?

A estas alturas, todo el mundo comenta la entrevista que le hizo ayer Jaime Bayly a Rosa María Palacios. La verdad es que fue mucho mejor de lo que esperábamos: dos rounds donde cada uno exhibió sus mejores puyas y brindó una noche realmente entretenida.

Para quienes no vieron la entrevista – que hasta ahora nadie cuelga en You Tube o en la web de Frecuencia Latina – más o menos se resume en lo siguiente:
Primer Round: Rosa María critica a Bayly por el uso de la vida privada de varias personas a las que conoce y que han sido puestas en los libros del periodista y escritor. Cabe recordar que la periodista y abogada conoce a la familia de Bayly desde hace varios años. Palacios le dice a Bayly, en el mejor de los ganchos de ayer, que hábilmente ha utilizado el tema gay para vender sus libros. Jaime se pica y habla de la venta de sus libros en España como para justificarse. Casi psicoanalizando a su amigo, Rosa María le dijo que mucha de la soledad del escritor se debe a que mucha gente lo busca para hacerse de fama inmediata.
Segundo Round: Jaime, luego de 5 minutos de tranquilidad, arremete contra Rosa María con el argumento de su supuesto fujimorismo. El caso de su consultoría para hacer un plan de gobierno a Hurtado Miller vuelve a encender la polémica. Palacios justifica su actuación sobre la base de que fue una amiga suya – Leonie Roca, esposa de Pedro Salinas – quien la convocó. Bayly retruca sobre si en 1998 era válido trabajar con el candidato del Fujimorismo. Bayly le pregunta por quien votó en 1995 y RMP señala “creo que por Fujimori”. El Francotirador vuelve a atacarla con lo de fujimorista. Palacios señala que eso no la hace fujimorista y Jaime señala que apoyar a Alan en la campaña no lo hace aprista y se arrepintió de trabajar para Ernesto Schutz en Panamericana. El entrevistador termina agradeciendo la entrevista y, en última ironía, invitando a ver a la competencia.

Y les dejo con la pregunta, para ustedes, ¿quién ganó el duelo impensado?

ACTUALIZACION:
Quizás ya hay un ganador: Bayly le ganó en el rating a Lucar con la bronca.

LOS VIDEOS DE LA ENTREVISTA: Vía Perú.com

(Foto: Perú.com)

ENTRE EL GATOPARDO Y EL GRAVOL


La solución de la cuestionada elección del Tribunal Constitucional en debate

Hace algunas décadas, Giuseppe Tomassi de Lampedusa escribió una obra que, trasladada al cine, sería un gran éxito: El Gatopardo. La premisa de la obra es una visión de la adaptación de las clases altas a la nueva situación en la Italia reunificada, intentándose camuflar entre la burguesía aspiracional que lideraba el proceso de cambios en 1870. Que todo cambie un poco para que nada cambie era la premisa básica del protagonista de la película.

Mucho de eso hay en la solución dada para el zafarrancho que ha resultado ser la elección del Tribunal Constitucional. Si bien es cierto que la Junta de Portavoces del Congreso decidió anular la elección de los 4 elegidos el miércoles pasado – cuestión que debió haber hecho antes -, lo que deberá ser confirmado por el Pleno en esta semana, hay un claro sabor amargo en la solución final de este tema, sobre todo, por lo que hemos conocido en las últimas horas.

Los resultados de la evaluación: Ayer El Comercio difundió las supuestas notas de la evaluación curricular y la entrevista personal a los postulantes. Todas sumaban 65, lo que indicaba que la elección había sido más arreglada que el Perú – Argentina del mundial de 1978.

Sin embargo, horas más tarde, Rosa María Palacios aclaró el entuerto. Bueno, mejor dicho, confirmó el amarre, que se había producido de otra manera:

Cada uno de los 7 miembros califico sus 19 entrevistas sobre 60. Esos puntajes debían ponderarse en la última sesión de la Comisión. Eso nunca ocurrió por el apuro. Lescano denunció esto en PL la semana pasada.

Es decir, nunca se sumaron los puntajes de la entrevista. Y aunque ahora Aurelio Pastor niegue algún mal manejo en relación a este tema, se sigue negando a publicar los puntajes de las entrevistas. ¿Por qué?

La permanencia de una Comisión cuestionada: A estas alturas del partido, Aurelio Pastor goza de tanta credibilidad como la tendría José Francisco Crousillat hablando de ética en medios de comunicación. Y los chamuscados miembros de la comisión, a excepción de Lescano, han terminado siendo las comparsas de lo que pudo ser el funeral de la constitucionalidad en el Perú.

Ahora, cual huérfanos merecedores de tutela, los miembros de la Comisión serán “asesorados” por la Junta de Portavoces del Congreso. Es decir, le han salvado la cabeza a Pastor y le han dado una nueva oportunidad de hacer las cosas bien. Demasiado premio para alguien que, por lo menos, ha pecado de incompetencia funcional grave, por no hablar de actitudes que lindan con la mala intención y el amarre.

El Presidente “salvador”: Ayer Alan quiso pegarla de componedor de la situación y se fue al Congreso. Como lo alertáramos ayer, uno de los temas de los que trató en la reunión fue el del Tribunal Constitucional, olvidándose de la separación de poderes y pretendiendo aparecer como lo que quiere ser: el Mesías solucionador de todos los problemas en el Perú.

Y claro, para pretender pasar piola, “Su Majestad” quiso poner de contrabando temas que ya había tocado largamente ante la prensa: el límite marítimo con Chile, las enmiendas al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y la seguridad ciudadana. Es decir, fue con un pretexto para cambiar la agenda.

El Mesías de 1985 ha vuelto por sus fueros. Pero claro, tiene una prensa menos echada que en esos años en los que gente con carteles iba a los balconazos a decir “Alan, haz lo que quieras”.

A estas alturas, varios analistas han comentado sobre las verdaderas intenciones que ha tenido el Gobierno frente al Tribunal Constitucional. Tanto Augusto Alvarez Rodrich como Fernando Rospigliosi han alertado sobre una voluntad de copamiento de varias instituciones. Lo ocurrido con los organismos reguladores es una pésima señal en ese sentido y, claro, a través de su periodista favorito, dan a conocer que es lo que temen: un resultado desfavorable en la demanda contra la Ley que controla a las ONG’s. El director de Perú.21 va más allá en las conjeturas: los rumores palaciegos sobre el intento de modificar la Constitución para permitir de nuevo la reelección presidencial inmediata.

And, last but not least, la salvada de cuello a Cevasco: Al cuestionado Oficial Mayor del Congreso, que había merecido requintada en vivo y en directo por la Presidenta del parlamento, solo le dieron 15 días de suspensión, tiempo suficiente para que se acabe la legislatura y la próxima persona que ocupe la Presidencia – es decir, otro compañero – le renueve la confianza.

Tremenda joya que permanece en su puesto, lo que demuestra que el proceso estaba recontra amañado.

¿Qué hacer ahora? Pues seguir alerta con esto, poner varios ojos sobre esta elección que resulta siendo crucial, no solo para los intereses de unos cuantos, sino para todos nosotros. Nuevamente cabe recordar que el TC ha resuelto temas que nos competen a todos: desde los inseguros buses – camión hasta las regalías mineras, desde los contratos de estabilidad jurídica hasta cuestiones del proceso de descentralización, desde los criterios para reponer a un trabajador luego de un despido inconstitucional hasta la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad. Por eso, esta elección me importa a mi, a quienes leen frecuentemente este blog y debiera interesarnos a todos. De nosotros dependen que el síndrome de El Gatopardo no se produzca y las cajas de Gravol no se agoten en las farmacias de Lima.

COMO NO LE QUEDO OTRA: Cevasco presenta su renuncia irrevocable.

MIENTRAS TANTO: Yohny Lescano pone en su sitio a Rolando Souza.