JORGE NO SE VA

Para estas alturas de la mañana, ya todos deben saber que Jorge del Castillo puso su cargo a disposición en una entrevista en RPP. ¿El motivo? El comentado en el post anterior: sus infortunadas declaraciones sobre la prioridad de los programas sociales del Estado.

Sin embargo, hay algunas cosas que me quedan poco claras de esta suerte de “paso al costado”.

Como lo comentaba Enrique Castillo en CPN hace unas horas, hay dos hechos que nos indican que, si bien el lapsus brutus del Premier fue auténtico (y, por ello, recontra penoso, en la acepción pura y dura de este término), desde Palacio de Gobierno ya se pretendía forzar la renuncia de todos los ministros para emprender los tan anunciados – tantas veces que ya no provocan expectativa – cambios ministeriales.

¿Cuáles eran estos signos? El primero fue la bravata presidencial de la semana pasada: o me aprueban las facultades para la implementación del TLC o el gabinete se va. Al final, la amenaza fue morigerada, las facultades fueron aprobadas sin dificultad y el cambio ministerial nuevamente demorado.

El segundo, que parece más sintomático de la movida, es el hecho de que Del Castillo haya dejado pasar todo un día para pedir disculpas por su desborde linguístico. Tuvo que ser Alan García quien hiciera anoche dos aclaraciones: la política del gobierno era de apertura hacia todos (aunque claro, no faltaron las puyas poco navideñas a la oposición) y los cambios ministeriales se discutirían en las próximas 48 horas. LQQD: antes de fin de año había ceremonia en el Salón Dorado de Palacio.

Si a eso le sumamos el hecho de que Del Castillo no avisara a sus compañeros ministros de su salida, pues no me queda otra cosa más que concluir que el plan que se venía gestando hace semanas se ha cumplido: los cambios serán cosméticos y tratarán de salvar el mayor número de cabezas posibles.

Seguramente en los próximos días veremos un carnaval de nombres y especulaciones y, sin duda, todos comentaremos si es que las elecciones fueron correctas o no.

Sin embargo, lo que me queda claro es que el autor del exabrupto y de la despedida de algunos de sus colegas se va a quedar. Y si Del Castillo se queda, la orientación general del gobierno – sí, la misma que hemos criticado desde hace año y medio – se va a mantener.

Creo que nuevamente el gobierno ha entendido que los cambios ministeriales son una maniobra y no la oportunidad de ajustar cosas que están mal. El estilo del inmovilismo y, ahora, de una posible sectarización partidaria, se va a seguir imponiendo, mientras el famoso cambio responsable se diluye en el baúl de los recuerdos.

Asi que preparen la canchita: el espectáculo por Navidad y Año Nuevo acaba de dar su partida.

SE CONFIRMA LA JUGADA: ALAN RATIFICA A DEL CASTILLO

MAS SOBRE EL TEMA
Del Castillo: Mañana se conocerán los cambios ministeriales
Por si las moscas: Los cambios recomendados en Desde el Tercer Piso
Menos Canas: La banda de Jorgito
María Zavala, ministra de Justicia: Premier no nos comentó nada
Luis Gonzáles Posada: Una “frase mal dicha” no es razón para renunciar
Carlos Bruce: Del Castillo se quedará, pero debilitado
Carlos Raffo: La salida de Del Castillo es una buena oportunidad para el gobierno
Percy Medina: Gobierno debe explicar criterios aplicados en programas sociales
Apuntes Peruanos: Clientelismo explícito

GARRIDO LECCA Y LA MONTAÑA RUSA

Mi país es una montaña rusa. Lo decía Carlos Iván Degregori al inicio de su libro sobre el régimen de Fujimori y lo tenía muy presente ayer cuando se produjo el sainete alrededor de la renuncia desdicha de Hernán Garrido Lecca.

A estas alturas, lo que puede calificarse como uno de los episodios de torpeza política más grave de este gobierno, no ha desencadenado, como muchos esperábamos, el inicio de los cambios ministeriales, sino un grave descrédito al Ministro renunciante y, además, un serio daño al Gabinete Del Castillo.

Lo que El Comercio llama, con pudor, “explicación lingüística extrema” – y que no es más que desdecirse de una renuncia hecha en la puerta de Palacio de Gobierno – ha desatado toda una ola de rumores e intentos de explicación sobre lo que pasó ayer en la sesión del Consejo de Ministros. Las principales especulaciones se centran en un negocio inmobiliario que comprende la venta de la sede de la Presidencia del Consejo de Ministros, el cual ya viene siendo cocinado desde hace algún tiempo y que llevó al propio Garrido Lecca a señalar que deberíamos mudar todos los Ministerios al Pentagonito. Otros hablan de bromas malentendidas y una discusión más seria sobre la Ley de fomento a las PYMES, en la que Garrido Lecca habría sido el perdedor. Y ya se hablaba de un hombre vinculado a Del Castillo, el ex presidente regional de Ayacucho Omar Quesada, como el nuevo inquilino de la cartera más rentable del gabinete.

Lo cierto es que, una vez abierta la boca de Marcahuasi, sorprendido el Primer Ministro y debilitada la unidad del gabinete, comenzó el juego acostumbrado de negociaciones. De hecho, no es la primera vez que un Ministro le da un portazo en la cara al Presidente García: ya Allan Wagner y el propio Jorge del Castillo jugaron la carta de la renuncia cuando sentían que no sentían respaldo y forzaron a Alan a mejorar sus condiciones de trabajo para poder quedarse. Lo peor es que Alan disfruta de estos juegos y los alienta, aún a costa de debilitar la credibilidad del gobierno y sin dedicarse a otros asuntos importantes, como mejorar la competitividad del país.

Pero el daño parece ser más grave. La presencia de Garrido Lecca por 4 semanas en Pisco vuelve a poner sobre el tapete la crítica situación de FORSUR, donde nadie quiere hacerse cargo de asumir la responsabilidad de la reconstrucción y del manejo de los fondos recaudados. Julio Favre ha culminado siendo secuestrado por el Gobierno y la renuncia, que es la única carta que le queda por jugar, no tiene visos de solución. ¿Y la reconstrucción? Bien gracias.

El sube y baja, el dar vueltas en círculos y la incertidumbre controlada de este gobierno me siguen haciendo recordar a cada vez que me subo una montaña rusa. Dejamos el Tren Eléctrico fantasma, por el lúdico masoquismo de no saber hacia donde vamos.

MARCAHUASI ¿SE VA?

¿Comienzan los esperados cambios ministeriales? Por lo pronto ya hay uno en ciernes. Miren lo que acaba de decir Hernán Garrido Lecca en RPP:

El ministro de Vivienda y Construcción, Hernán Garrido-Lecca, anunció su alejamiento del gabinete ministerial que se producirá dentro de cuatro semanas, luego de las cuales pondrá su cargo a disposición del presidente Alan García.

En declaraciones a la prensa, detalló que sus últimos días como ministro de Estado los dedicará a apoyar las labores de reconstrucción de las localidades del sur afectadas por el terremoto del pasado 15 de agosto.

“Creo que es la única manera de asegurarme que vamos a poder cumplir con lo ofrecido y espero que también sirva en lo personal para completar mi ciclo como ministro de Estado, al termino de lo cual pondré mi cargo a disposición”, agregó

En realidad, Garrido Lecca debió irse antes. Los escándalos en su sector se sucedieron uno tras otro:
Las consultorías de Abraham Levy sobre el inexistente Fenómeno del Niño
La compra de contenido a La Razón para levantar la imagen del Ministerio de Vivienda
La omnipresencia de Carlos Arana, personaje vinculado a Agustín Mantilla (con golpiza incluida a periodistas)
La cuestionada Ley de Edificaciones Urbanas, que consagra la informalidad en la construcción.
Las legítimas dudas sobre su renuncia al directorio de una constructora de Genaro Delgado Parker, que está acusada de estafa.

Dos cuestiones quedan por dilucidar en este tema. La primera es si el alejamiento de Garrido Lecca es sólo del Ministerio de Vivienda – es decir, sí ocupara otra cartera en el Gabinete – o si será otra cartera. Si le hacemos caso a las declaraciones de Jorge del Castillo y a lo que señala Perú.21, parece que es lo primero.

Y la segunda es la de siempre: ¿habrá compañía a Garrido Lecca a la puerta de salida? ¿Serán los otros ministros cuestionados? ¿Habrá cambio de políticas?

Tal parece que tendremos un movido noviembre.

ACTUALIZACION (09:15 PM):

Sí, un movido noviembre. Ahora Garrido Lecca dice que no se va:

Como un error de interpretación atribuyó el ministro de Vivienda, Hernán Garrido Lecca, las informaciones que daban cuenta de su alejamiento del gabinete que preside Jorge del Castillo.

En declaraciones a RPP, el funcionario aclaró que él no manifestó que renunciaba, sino que lo haría si durante las próximas cuatro semanas que esté destacado en la zona devastada por el terremoro, no logra cumplir con su labor, daría un paso al costado.

“Yo pondré mi cargo a disposición al final de estas cuatro semanas como una manera de someterme a una evaluación del pueblo de la zona afectada, de la ciudadanía en general y del propio Presidente que me ha honrado con su confianza. Si fracaso, me voy. Eso es lo que he dicho”, anotó.

Esteee, ¿no que con Carlos Ferrero se habían acabado los traductores? Para que salgan de dudas, escuchen el audio original aquí o vean el video de Agenciaperu.tv.

MAS SOBRE EL TEMA:
El Comercio: Para Jorgito, sorprendido con el anuncio, la renuncia no tendría trascendencia.
Utero de Marita: ¿Por qué YA NO renuncia Garrido Lecca?

RESCATANDO AL SOLDADO FAVRE

FORSUR en crisis, con intolerancias presidenciales de por medio

Las renuncias de los empresarios Henry Day y José Chlimpler al directorio de FORSUR – al que podría agregarse PPK – revelan que la estrategia gubernamental sobre la entidad que se encargará de la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto va a tener que ser seriamente ajustada.

Sin duda, el compromiso de la empresa privada es importante para la reconstrucción. Y claro, se requiere de personas a tiempo completo para ello, cuestión que habría alejado a los renunciantes Day y Chilimper. Pero también, en voz baja, se cuestionó que estas personas tuvieran carácter de funcionarios públicos. Desde este espacio hemos estado de acuerdo con que se les de dicho carácter, dada la responsabilidad que asumen ante el país por el manejo de dinero importante para una tarea que requiere de mecanismos de transparencia. Por tanto, una solución que contemple la eliminación de responsabilidades por este dinero es la menos óptima, tanto para la imagen de las personas que participen como para la necesaria fiscalización al empleo de estos recursos.

Sin embargo, el Presidente de la República ha vuelto a hacer gala de su intolerancia. Aunque las preguntas eran sobre el alejamiento de los dos empresarios antes mencionados, Alan aprovechó en defender al cuestionado Julio Favre con frases como estas:

“Ahora sale en periódicos que (Favre) jugaba fútbol con la cabeza de los detenidos”.

“Los hombres de Estado tienen que ser como las estatuas y mantenerse firmes, aunque pasen pajarracos y les defequen en la cabeza”.

“Muy bien que renuncien y todos los que vean que su honor está siendo mancillado por los perros que renuncien. Me parece justificado y claro”.

Parece que el Presidente de la República no ha entendido dos cosas. La primera, es que todos los funcionarios públicos están sujetos a críticas y cuestionamientos, incluso aquellos que pudieran parecer más desdeñables. La segunda, es que a Favre no se le cuestiona por un capricho, sino porque en la granja que prestó para una base militar se cometieron violaciones a los derechos humanos.

Todos queremos que la reconstrucción vaya bien. Pero, para ello, deben estar las personas indicadas, escuchar pacientemente las críticas y comprometer a personas que tengan la disposición y el tiempo necesarios para emprender una tarea que el país agradecerá.

MAS SOBRE EL TEMA:
Menos Canas: Réplica en FORSUR

¿POR QUE CHAU BAKULA?

Luego del rebote que diera Perú.21 a la campaña Chau Bákula, me daba vueltas a la cabeza como explicar los motivos que motivaron que me sumara al esfuerzo propuesto por Roberto Bustamante en su blog.

Sin embargo, y a raíz de un reciente artículo en Caretas que lo alude, Roberto ha explicado mejor de lo que yo lo haría las razones por las cuales ha impulsado esta campaña y que no solo tienen que ver con la vergonzosa censura a Piero Quijano.

En términos generales lo que se plantea es un cuestionamiento a la falta de política cultural por parte del gobierno en general y otras decisiones controvertidas tomadas por la actual gestión del INC: enviar al cuestionado Hernán Garrido Lecca para “negociar” la devolución de las piezas robadas por Hiram Bingham de Machu Picchu, la falta de transparencia en la contratación de personal y su portal electrónico o los criterios para permitir modificaciones en el patrimonio cultural de los peruanos.

No todo son cuestiones de presupuesto exiguo, Dra. Bákula. Ese fue su principal argumento dado en la entrevista con Jaime de Althaus del último viernes, en la que no aceptó la verdad de lo ocurrido con Piero Quijano. Se trata de tener definidas metas y mejoras. Su trayectoria personal y profesional – que nadie discute – daba para una mejor gestión.

Creo que el resumen de todo es el siguiente: en un país donde pocas personas quieren hacerse responsables por sus errores, es necesario que los funcionarios lo hagan, sobre todo aquellos que se precian de su corrección personal. Por ello, esperamos que el relojito que hemos puesto en este blog tenga algún rebote más, para que la Sra. Bákula pueda hacer una seria autocrítica sobre su gestión y dar el paso al costado.

EL “BUEN” PASTOR DEL TC

Si ya la controvertida elección de los magistrados del Tribunal Constitucional había quedado empañada por el escandalo Javier Ríos Castillo, la poca claridad y transparencia del proceso y las malcriadeces de Aurelio Pastor, la semana pasada se le dio el tiro de gracia a la poca crediblidad que aun tenía este concurso, que, al parecer, termina siendo de deméritos para el Congreso.

Por un lado, dos de los candidatos con mejor calificación en la evaluación, Carlos Ramos y Ernesto Blume, renunciaron a seguir postulando al TC, debido a que se sentían maltratados por el Congreso de la República. Y la verdad es que tenían razón. A pesar de haber ocupado los puestos 2 y 3 de la evaluación, Ramos y Blume solo obtuvieron 14 y 13 votos, respectivamente. Un claro indicador de que el Congreso quería vetarlos por no ser cercanos a ningún partido político. La renuncia, como lo han calificado analistas como Francisco Eguiguren y Carlos Basombrío, ha sido digna. ¿Se sumarán otras en el camino?

Por el otro, el que debió haber sido el escándalo de la semana, pero que quedó oculto entre Machu Picchu, Néctar, las protestas sociales y la pésima campaña de Perú en la Copa América. Elvito Rodriguez, otro candidato al TC, fue detenido por estar involucrado en un caso de tráfico de tierras en el balneario de Asia. El tambien notario y militante de Acción Popular está involucrado en un caso bastante serio, que Panorama documentó bastante bien anoche.

Lo más curioso es que Rodriguez había recibido una tacha en la primera etapa de selección de candidatos al TC. Como informó el 8 de marzo Perú.21:

Asimismo, Elvito Rodríguez Domínguez fue tachado por estar supuestamente incurso en un proceso penal por falsificación de documentos.

Y claro, a pesar de esto, pasó el filtro de la Comisión Pastor.

Por cierto, don Aurelio ha dicho que la prensa debe presentar este caso como el de un notario estafador y como el de un postulante al TC corrupto. Claro, es una seria noticia que un notario sea hallado culpable de falsificar documentos – aunque algunos reportajes recientes de La Ventana Indiscreta señalan que la práctica no es poco común -, pero más serio es que Pastor se mande con excusas como esta:

“El doctor Elvito fue evaluado por la comisión, presentó todo su currículum y le pedimos al Poder Judicial si tenía antecedentes judiciales y no los tenía, si tenía procesos judiciales y no los tenía; hicimos todas las averiguaciones con respecto a su persona y no había (irregularidades)”

Mi pregunta es: ¿realmente hicieron todas las averiguaciones, considerando que el candidato tenía una tacha por falsificación de documentos?

A estas alturas, en lugar de reclamar que Rodriguez – quien ya está alojado en el penal de San Jorge – renuncie, Aurelio Pastor debería ir considerando en pedir disculpas al país por tamaña incompetencia.

CHAU BAKULA

Como ya sabrán, este blog se ha pronunciado en contra de la censura de la que fuera objeto Piero Quijano por parte del Instituto Nacional de Cultura y que tuviera luego el aval del Presidente de la República.

Pues bien, creo que ha llegado la hora de exigir que se asuman responsabilidades por este suceso bochornoso. Y la persona que debe asumirlas tiene nombre y apellido: Cecilia Bákula Budge.

Roberto Bustamante ha tenido una idea que ha sacado de un blog argentino: hacer una protesta bloggera contra Cecilia Bákula. Solo tenemos que poner en nuestros blogs el banner que está disponible en el blog del Morsa y que marca una cuenta regresiva hacia el 28 de julio, fecha para la cual esperamos que esta señora deje el cargo, aprovechando los cambios que tradicionalmente se dan en esa fecha.

Aca esta mi banner y lo estoy poniendo también en la plantilla del blog. Asi que todos quienes rechazamos la censura, colguemos este banner en nuestros espacios. Es hora que, por lo menos una vez, en nuestro país alguien sea responsable de algo.

http://www.clocklink.com/clocks/9001E-red.swf?TimeZone=-5GMT&Target=2007,7,28,12,0,0&Title=Chau+Bákula&Message=Para+que+Cecilia+Bákula+renuncie&