RBC: LAS PREGUNTAS PENDIENTES

Durante esta semana hemos podido escuchar a los cuatro grandes protagonistas del caso RBC. Tanto Jorge del Castillo, Luis Alva Castro, Luis Alfonso Morey y Miguel del Castillo han dado sus distintas versiones sobre el tema, cuyo único punto común es la defensa del controvertido contrato de otorgamiento de publicidad estatal al llamado “canal positivo”.

Luego de oirlos a todos – incluso, a alguno de ellos en vivo y en directo – me quedan varias preguntas pendientes sobre los distintos temas que se han tocado, con motivo de este escándalo.

LA PUBLICIDAD ESTATAL

Un primer punto a debatir es el de la publicidad que el Estado otorga a los distintos medios de comunicación. Si bien existe una normativa referida a este tema, la carencia de reglamentación de la misma hace que cada una de las entidades públicas impongan sus propios criterios subjetivos para el otorgamiento de dicha publicidad. Ello es lo que ha ocurrido en este caso.

Ni los directivos de RBC ni los ministros involucrados han podido explicarnos cuales han sido los criterios a tomar en cuenta para dar la publicidad. De un lado, Alva Castro señala que ha sido la sintonía, sin embargo, este es un parámetro que Morey y Del Castillo Jr no toman en consideración desde hace meses.

De otro lado, tal como en su oportunidad lo había mencionado el Instituto de Defensa Legal, el proceso de contratación convocado por el Ministerio del Interior fue exonerado de concursos y licitaciones. Peor aún, los spots y propaganda difundidos no sirven – como antier me lo quisieron demostrar los representantes de RBC – para mejorar la seguridad ciudadana, sino para levantar la imagen del Ministro del Interior, al que la mayor parte de los peruanos quieren ver de nuevo en su curul y no en Corpac.

Finalmente, cabe recordar que no es la primera vez que este gobierno tiene problemas con la publicidad estatal. Basta que recordemos el caso Garrido Lecca – La Razón, que evidenció las intenciones de algunos Ministros para que su imagen sea puesta en alto por parte de la prensa. Y como me hizo recordar alguien hace algunas horas, la Contraloría General de la República investigó dicho caso. ¿Dónde está ese informe? Ahora que Genaro Matute está también investigando este escándalo, sería bueno saber como quedaron sus indagaciones en el supuesto antes mencionado.

Todo ello me permite concluir que, si hay un personaje en el gobierno que está quedando bastante mal parado, es, para variar, Luis Alva Castro.

LA POSICION DE MIGUEL DEL CASTILLO

Si otra persona queda mal en esta historia es el hijo del Presidente del Consejo de Ministros. Si bien él ha negado haber sido el contacto para obtener la publicidad del Estado, hay algunas cosas que me quedan poco claras.

La primera de ellas tiene que ver con su papel en RBC. Tanto él como Morey han esgrimido que se trata de un asesor de la Alta Dirección del canal. Miguel Del Castillo, en un inicio, aceptó en la entrevista con Marco Sifuentes, que cumplía funciones empresariales. Morey precisó que las mismas se circunscribían al sector privado. Pero ayer, en el programa Enemigos Intimos, el hijo del Premier dijo que “asesoraba también en los contenidos”. ¿Pueden ponerse de acuerdo en cual es la función? ¿Los contenidos también tienen que ver con el tema periodístico?

La segunda está vinculada a la compra del canal. En la entrevista a Utero.tv, Del Castillo lo aceptó. Lo mismo hizo Morey en los descargos que me envío por escrito y, en un inicio, durante la entrevista que me concedió el martes pasado. Sin embargo, una vez que el Presidente del Consejo de Ministros negó que su hijo tenga fondos para la compra, ambos directivos cambiaron su versión, indicando que buscaban a un inversionista foráneo y que podrían controlar el canal a través de otras modalidades empresariales. La impresión que todo esto me dejó es que parece haberse detenido una operación de venta en marcha o que los Jotitas del 11 parecen estar demasiado entusiasmados con su proyecto que, por momentos, pierden perspectiva.

Y en tercer lugar, está la línea editorial del canal. Por más que Morey me explicara que eran independientes y diera su posición personal sobre el actual gobierno, RBC no es crítico con el gobierno, está aliado a un diario que respalda abiertamente a Alan García y su único programa político es conducido por una abogada que es militante aprista.

Todo ello hace pensar que, si bien Miguel del Castillo tiene todo el derecho a trabajar, tal vez lo mejor sería que, durante la gestión de su padre, deje de lado los negocios en comunicaciones, a fin de afectar un proyecto en el que parece creer sinceramente.

EL PROYECTO RBC

Brevemente me referiré a este punto, que tiene que ver más con cuestiones televisivas, pero que es necesario dejar en claro.

Entiendo que los señores Morey y Del Castillo estén empeñados en vender su producto televisivo como si se tratara de una propuesta de alta calidad. Sin embargo, creo que caen en la trampa de sus propios parámetros. Ambos hablan de calidad y de términos cualitativos. Sin embargo, en ningún momento nos mencionan los términos o parámetros con los que miden su calidad o su audiencia. Tampoco nos explican porque deberían tener más publicidad teniendo menos cobertura que el resto de canales de señal abierta, la cual recién ampliarán en las próximas semanas.

Y sobre la calidad de los programas, me remito a lo dicho por Roberto Bustamante en su blog y que se puede resumir en lo siguiente: el hecho de que sus conductores sean conocidos no tiene relación directa con el producto televisivo, sino con otros factores. Creo que el ejemplo de Alfredo Gonzáles es el mejor indicador de la calidad de esta televisora.

A MODO DE CONCLUSION

Todo este escándalo nos debe hacer reflexionar sobre el rol de los medios de comunicación en una sociedad. Son formadores de opinión y vehículos de entretenimiento, pero ello lo deben hacer con calidad y con independencia del gobierno de turno.

Si los señores Morey, Belmont y Del Castillo están empeñados en ello, pues tendrán que hacer serios ajustes. Lo que pude comprobar, tanto en lo que he investigado como in situ en el propio canal 11 es que tienen mucho por recorrer y, a mi modo de ver, lo tienen que hacer con mayor transparencia y evitando las suspicacias.

En cuanto al gobierno, me queda claro que están buscando medios de comunicación dóciles, poco críticos y la publicidad estatal parece ser un método de atracción en el camino. Y no se percatan que la población no es ilusa y no va a cambiar su opinión sobre la desastrosa gestión de Alva Castro por 5,000 spots. Por lo demás, el lunes que vayan al Congreso, tanto él como Jorge del Castillo deberán darnos mejores explicaciones que las que hasta ahora han brindado, pues resultan ser insuficientes, a la luz de lo antes relatado.

Ambos, medios y gobierno, tienen que percatarse que la ciudadanía reclama una cosa básica: transparencia. ¿Serán capaces de afrontar ese reto?

MAS SOBRE EL TEMA:
Vea la entrevista de Rosa María Palacios a Luis Alfonso Morey
Perú.21: Hijo de Premier retrocede en compra de acciones
Santiago Pedraglio: Temblor en el premierato
Mirko Lauer: Avisos para los compañeros pronto
Roberto Bustamante: Un canal positivo
Patricia Salinas: Problemas de memoria

Advertisements

RBC: ENTREVISTA A LUIS ALFONSO MOREY

Este mediodía conversé ampliamente con Luis Alfonso Morey, Gerente General de RBC Televisión acerca de la denuncia sobre incremento de publicidad estatal en su canal, así como sobre otros temas conexos, como la presencia de Miguel del Castillo como asesor de la gerencia, la relación del gobierno con este medio de comunicación y su salida del movimiento fujimorista.

La realización de esta entrevista no pudo ser posible sin el apoyo de Willie Vasquez, director de Prensa Peruana.com, donde también pueden ubicar esta entrevista, que pueden ver en tres partes.

http://www.dailymotion.com/swf/x50flm&v3=1&related=1

http://www.dailymotion.com/swf/x50fwn&v3=1&related=1

http://www.dailymotion.com/swf/x50g62&v3=1&related=1

RBC: EL DEBATE SOBRE LA PUBLICIDAD ESTATAL


Hace una semana se reveló que RBC Televisión había multiplicado su publicidad de modo exponencial, cuestión que era bastante sospechosa conociendo que Miguel del Castillo, el hijo del Presidente del Consejo de Ministros, es asesor del Gerente General de dicho medio de comunicación.

Posteriormente, en una reveladora entrevista, Del Castillo Jr. indicó que quería comprar el canal de Ricardo Belmont y que habia estado presionado para no contratar a César Hildebrandt, a quien reconoció que querían mandar a la banca. m

Hoy Jorge del Castillo estuvo en el programa de César Hildebrandt. Mencionó que “su hijo no quiere, ni puede comprar el canal y que Belmont no quiere vender”. Tal vez sea necesario que el Presidente del Consejo de Ministros revise bien el vídeo de la entrevista de Marco Sifuentes, en la que MDC menciona esta intención de compra.

Asimismo, el Premier ha reiterado que este es un tema referido al Ministerio del Interior, ya que ellos se encargaron de la contratación dentro de un paquete de venta de publicidad a la mayor parte de los medios.

Aquí hay un tema bastante serio, en relación con esta contratación:
1. Las contrataciones del paquete de publicidad fueron exoneradas de los procesos de selección.
2. No se tiene un objetivo claro con esta publicidad. ¿Es para levantar la imagen de Alva Castro? Parece ser ésta la sospecha general.
3. Esta norma parece infringir la Ley N° 28874, que regula la publicidad estatal. Entre los parámetros necesarios para otorgar este tipo de prerrogativas, se encuentra la “propuesta y justificación técnica de la selección de medios de difusión de acuerdo con el publico objetivo y la finalidad que se quiera lograr, la cobertura, la duración de la campaña, equilibrio informativo e impacto de los mismos”. Asimismo, se indica que es necesario sustentar técnicamente la razón por la que una determinada entidad o dependencia eligió a determinados medios de manera preferente, para no dar lugar a situaciones que privilegien injustificadamente a empresas periodísticas determinadas.

Sobre este punto, cabría preguntarse cuales han sido estos criterios técnicos, pues, como dice la norma que otorga la publicidad del MININTER, Red Global (Canal 13), que tiene cobertura nacional y más rating que el 11 – por lo menos, hasta que los muchachos de Belmont se dejaron medir por Ibope -, tiene menos reparto en la torta. Como para que, al menos, nos den una explicación, si es que siguen negando favoritismos.

¿Qué quiero decir? Que no solo Jorge del Castillo – quien ha negado tener influencias en este asunto – debería ir al congreso, sino que Luis Alva Castro debería ir a explicar porque contrata publicidad en tiempos de austeridad y bajo que criterios la ha otorgado.

Un último tema: Del Castillo ha pretendido endilgar este lío a una campaña de Carlos Raffo para desprestigiarlo. Yo puedo asegurar que Raffo se la tiene jurada no solo a Del Castillo – por su contundente declaración en en el juicio a su jefe, el ex dictador -, sino también a Luis Alfonso Morey, pues, este último, al renunciar al fujimorismo, se mostró en desacuerdo con los métodos de Raffo.

Sin embargo, este último punto no deja de lado que hay un asunto bastante raro por investigar – sobre todo, cuando hay confesiones de intención de compra de un medio de comunicación por medio, no se han aclarado los criterios de otorgamiento de publicidad y se han dado primicias en un canal con baja audiencia – y que es necesario que la publicidad estatal en el país sea regulada y practicada de modo más transparente.

Un comercial y regresamos…

POST SCRIPTUM: Gentilmente, Luis Alfonso Morey me facilita una serie de descargos sobre el tema, que pueden ver en La Azotea del Tercer Piso. También me concedió una entrevista que saldrá esta tarde en Prensaperuana.com y este blog.

MAS SOBRE EL TEMA:
Luis Alva Castro: Publicidad en RBC es por su sintonía
Fernando Vivas: Gajes de mi oficio
Eduardo Villanueva: El caso RBC/MDC: regulando el rol del Estado en los medios privados
Consejo de la Prensa Peruana: Publicidad en RBC llama a suspicacia
Menos Canas: RBCitis

JORGE DEL CASTILLO AL CONGRESO POR RBC

Menudo lío en el que se ha metido Jorge del Castillo a causa de los negocios de su hijo Miguel y la publicidad estatal en RBC Televisión.

Tal como lo informa el portal Perú.com, se ha interpuesto una moción multipartidaria para que el Presidente del Consejo de Ministros informe al Pleno del Congreso sobre los contratos publicitarios firmados con la televisora y la participación de su vástago en la misma.

Creo que son 5 preguntas las que el Premier debe responder:

1. ¿Cuál es el criterio que motivó la contratación de publicidad en un canal que no tiene medición de rating?

2. ¿Cuál es el rol exacto que cumple Miguel del Castillo en RBC Televisión?

3. ¿Cuál es la posición que tiene el Gobierno con relación a la austeridad en publicidad estatal, ya que son varios ministerios los que buscan levantar su imagen?

4. ¿De donde sacaría Miguel del Castillo el dinero para comprar acciones de este canal?

5. ¿El gobierno veta periodistas, tal como lo han señalado César Hildebrandt y Juan Carlos Tafur?

Y para que tengamos una idea de la televisión de calidad en la que gastan nuestros impuestos, un botón de muestra:

Vamos a ver si lo que renace es la credibilidad del Presidente del Consejo de Ministros.

UNA RESPUESTA A LOS JOTITAS DE RBC

Mala leche y poco objetivo. Así ha calificado Miguel del Castillo la denuncia que hicieramos sobre el incremento de publicidad estatal en RBC Televisión – el canal al que asesora – en Utero.tv:

De otro lado, Luis Alfonso Morey también dio sus descargos en Perú.21:

El gerente general de RBC, Luis Alfonso Morey, sostiene que este canal no goza del favoritismo del Gobierno. A través de una carta que nos hizo llegar, explicó que los S/.283,967 que RBC recibirá este año por publicidad estatal se debe a que está brindando una programación “sin basura y de calidad”, lo que lo hace atractivo para el Estado y la empresa privada.

Comencemos por la respuesta dada por Morey. Que sepa, la programación anterior de RBC, cuando pasaba música, no era basura. Así que considero que dicha excusa no justifica un incremento de publicidad estatal por una causa que, a fin de cuentas, termina siendo subjetiva.

Más interesantes me parecieron las declaraciones de Del Castillo, las cuales merecen una respuesta aparte y lejos de sus adjetivos calificativos.

¿La publicidad vino de un solo lado como arguye MDC?

Aquí cito literalmente la columna de hoy de César Hildebrandt:

Pero si uno da un pasito más en la ventana indiscreta de Consucode, se topará con una segunda sorpresa: la mayor parte de esa suma (249,000 soles) proviene del Ministerio del Interior. El rubro es como sigue: “Dirección de Economía de la Policía Nacional –PNP–/ Servicios de Publicidad Necesarios para la ­Ejecución del Plan de Estrategia Publicitaria Enero-Diciembre 2008. Fecha: 28 de Febrero del 2008. Suma asignada a RBC Televisión: 249,900 soles”. Y para que nadie pueda objetar el monto y el destino de esta marmaja que le quita a la miserable PNP el equivalente a dos camionetas de 44,000 dólares cada una, todo se ha tramitado –como sigue haciendo la agusanada Sunat con los medios de comunicación que quiere favorecer– por el atajo de los “servicios personalísimos”.

La otra fuente de ingreso fiscal de este Canal 11 tocado ahora por la suerte ha sido Petróleos del Perú, que ha contratado, apenas el 5 de marzo pasado, avisaje por 34,067 soles. No es gran cosa, pero es la primera vez en años que la empresa estatal del petróleo invierte en ­una estación de sintonía invernal. La vía también ha sido la de los “personalísimos” servicios..

Si lo de Petroperú ya es una grosería – considerando el rating minúsculo del 11, que Belmont, Morey y Del Castillo intentan negar con un “sistema alternativo de medición” -, lo del Ministerio del Interior se enmarca en algo más peligroso. Hace unas semanas, indicamos lo siguiente:

¿Y en que gasta el Ministerio del Interior los recursos necesarios para implementar una política de control del orden interno que no vulnere los derechos humanos? Pues en más publicidad para ensalzar la desastrosa gestión de Alva Castro. Propaganda que, por cierto, está exonerada de cualquier proceso de selección. Así, en principio, el MININTER gastará más de seis millones de soles en compra de publicidad, cuestión que ya ha hecho el año pasado. Lo peor es que, además de sospechoso, estamos ante la reincidencia en este tipo de exoneraciones para levantar la imagen de un Ministro cuestionado.

En otras palabras, esto no es porque el canal se recupere ni mucho menos, sino porque Alva Castro quiere que le levanten la imagen. Claro, es cierto que a otros medios les da más -y claro, MDC aprovecha en atacar a quienes han rebotado la noticia -, pero, ya que se habían declarado en austeridad, ¿por qué se gastan un cuarto de millon de soles en publicidad en un canal de antena fría? ¿Quién valida los sistemas de audiencia del 11?

¿Cuál es el rol de Miguel del Castillo en RBC Televisión?

Pero otras cosas interesantes dice el señor Del Castillo en su entrevista. Como el famoso rumor sobre la compra de un paquete de acciones de RBC, sobre el cual, menciona lo siguiente:

Si estamos con una opcion de compra de un paquete de acciones, la cual va a poder materializarse en la medida en que pueda lograrse los objetivos de gestión que nos hemos impuesto.

Y por cierto, no sería solo el 40%, como se rumoreó, sino mucho más, Miguel dixit.

En la entrevista que le hace, Marco Sifuentes le retruca que muchos pueden pensar que esta compra, en realidad, tendría a Del Castillo Jr. como testaferro de alguien más poderoso. Digamos, esa puede ser una hipótesis, pero mi impresión es que una compra de ese tipo daría mucho que pensar sobre la línea editorial en materia política del canal, dado que no es un secreto que Miguel del Castillo es aprista e hijo del posible candidato presidencial del partido de gobierno en el 2011. En algo me recuerda esto a la compra de Global Televisión a finales de los ochenta, por parte de personajes vinculados a Alan García.

El tema Hildebrandt

Si otro hecho genera suspicacias, es el intento de contratación de César Hildebrandt. Sobre este hecho dice:

Hay gente que tiene que entender que no puede jugar los partidos hasta los 100 años. Los periodistas critican a los políticos que se quieren mantener en actividad luego de 50 u 80 años (…) Yo quería a Hildebrandt de Director Técnico.

Contratar a Hildebrandt de “director técnico” no era otra cosa que callarle la boca, a cambio de un buen sueldo. Y el mismo Miguel del Castillo ha reconocido presiones de periodistas y de alguna gente del gobierno que pedía que no contraten al experimentado hombre de prensa, de quien, si bien se puede discrepar, pocos pueden dudar de su calidad. Y de hecho, los Jotitas del 11 anunciaron a Hildebrandt en pantalla, no detrás de la misma.

Bueno, como se suele decir en estos casos, saquen ustedes sus propias conclusiones.

MAS SOBRE EL TEMA:
Fernando Vivas: Angelitos de RBC

RBC RENACE…CON LA PLATA DE TODOS LOS PERUANOS

Hace algunas semanas, les comenté las extrañas movidas en RBC Televisión, el canal fundado por Ricardo Belmont.

Lo que ha quedado en pie de dicha información es la presencia de dos personajes claves en altos puestos de este canal: Luis Alfonso Morey, otrora defensor de Alberto Fujimori y hoy Gerente General del canal, y Miguel del Castillo, asesor de la Gerencia General y, por añadidura, hijo del Presidente del Consejo de Ministros.

Ambos personajes, autodenominados “Los Jotitas” (a quienes pueden ver en la foto de arriba), han pretendido armar una nueva programación. En teoría, su gran jale iba a ser César Hildebrandt, pero, finalmente, quisieron contratarlo como “asesor periodístico” sin programa, con lo cual, en la práctica, iban a silenciar al conocido periodista, quien ha reaparecido hoy en Radio San Borja.

Hasta el día de hoy, Miguel del Castillo ha negado cualquier favorecimiento hacia el canal al cual está vinculado. Sin embargo, el portal de CONSUCODE nos registra otra cosa:

RED BICOLOR DE COMUNICACIONES S.A.A.
Monto Adjudicado 2005: S/. 5,652
Monto Adjudicado 2006: S/. 6,394
Monto Adjudicado 2007: S/. 00
Monto Adjudicado 2008: S/. 283,967

En solo 4 meses, el canal vinculado al hijo del Premier multiplica en cantidades inimaginables su monto en la torta estatal de publicidad. ¿Curioso, verdad?

Como también resulta curioso que la esposa de Miguel del Castillo, Patricia Lozada, sea la conductora de Que Tal Raza, el nuevo programa político del 11.

Algo va oliendo feo en RBC. Y alguien está gritando Show me the money y no es precisamente Jerry Maguire.

MAS SOBRE EL TEMA:
Utero de Marita: Gol de los jotitas
Pepitas Punto Com: La torta publicitaria en cuestión

RBC: LA TELEVISION RECICLAJE

El último viernes, Fernando Vivas se despachó con una interesante columna sobre los intentos de reflotamiento de RBC Televisión. Intentos que su propietario, Ricardo Belmont Casinelli, inició con el diario Expreso, pero que culminaron luego de las abruptas cancelaciones de los programas de Beto Ortiz – hoy de nuevo en el aire – y Juan Carlos Tafur.

Ahora estos intentos tienen un intenso sabor a reciclaje y de tinte naranja.

Aunque no lo menciona Vivas, el primer reciclado es el veterano periodista Guillermo Thorndike, jefe de prensa del canal desde hace mes y medio y viejo conocido de Belmont, a quien asesoró en su campaña electoral de 1995.

La sinuosa trayectoria de este periodista hasta 1990 fue brillantemente descrita por Mario Vargas Llosa (El Pez en el Agua, capítulo XIV: El Intelectual Barato). la que comprendió, entre otras perlas, la creación de un diario para levantar la candidatura de Fujimori, financiado por Alan García.

Luego de ello, Thorndike escribió un apologético a la fuga de 48 presos del MRTA y se convirtió en un fujimorista militante: fue director de prensa de Frecuencia Latina en la era Winter y director de La Razón. Ultimamente, era el editor de Martín, la revista de literatura de la Universidad del Ministro de Educación.

Volviendo a la columna de Vivas, el dato más sabroso que suelta está en el último párrafo:

Tras el incidente con Juan Carlos Tafur, acaba de terminar una aventura con el diario “Expreso” y ahora empieza otra con Luis Alfonso Morey en la gerencia general. A este se lo recuerda en CCN de empeñoso fujimorista, con un libro sobre el ‘Chino’ en su haber, pero ahora está concentrado en proyectos de TV y cuenta con la ayuda de Miguel del Castillo, dinámico hijo del primer ministro.

Hay un dato sobre Morey que debería llamarnos más la atención. Agenciaperú, La República y Caretas informaron en su momento que el nuevo gerente de RBC era uno de los socios de Canal Azul SAC, una señal fujimorista cuyos otros socios eran Vicente Silva Checa – ex propietario de CCN – y Enrique Mendoza del Solar, el padre de la actual vicepresidente Lourdes Mendoza, a la que el papá del amigo de Morey le pagaba asesores indebidamente.

Curiosamente, como apunta Vivas:

(Belmont) Acabó sin sillón y sin canal, pues lo alquiló a un grupo religioso en 1996 hasta que en 1999 encontró a gente con ganas de hacer TV: Domingo Palermo, quien tenía emisoras en el norte, y Enrique Mendoza (padre de la actual vicepresidenta, Lourdes Mendoza), quien tenía una cadena en el sur.

La pregunta es: ¿por qué Belmont dejó su fujimorismo rabioso de 1995 para aconchavarse con dos personajes bastante cercanos a la dictadura y, a la vez, al gobierno? Pues quizás sea por la misma razón por que la que se acercó a Fernando Olivera, Alejandro Toledo y Valentín Paniagua: la inestabilidad de su canal. Inestabilidad marcada por el juicio de miles de rbcistas que hasta ahora no ven ni un centavo de utilidades del canal del que también son socios.

Ojo que los gobiernos saben aprovechar este tipo de debilidades de los medios de comunicación para hacer sus presiones. Fujimori y Montesinos lo sabían. Y, como olvidarlo, nuestro actual presidente nos dijo que en política no había que ser ingenuo.