EL NEGOCIO DE LA OLPC EN PISCO

Ya antes les he comentado sobre el negociazo que supone la OLPC, un proyecto que permite traer computadoras de – ¿100? ¿175? – dólares, sin tener un plan educativo detrás, con dificultades informáticas clamorosas y con la Universidad del Ministro de Educación metidaza en el cuento.

Pues hoy Alan ha dicho que el proyecto se va a utilizar, en el nuevo Pisco!!!!

Vía Andina:

Calidad educativa

En el sector Educación, señaló que, aprovechando las circunstancias, se puede poner en marcha la construcción de una mejor y moderna educación, no sólo en el plano de la infraestructura, sino de la calidad de la educación.

Indicó, en ese sentido, que el programa de entrega de computadoras portátiles para cerca de 200 mil profesores –gracias a un subsidio y un crédito del Banco de la Nación- debe privilegiar a los maestros de la zona de desastre, incluida las provincias de Huancavelica.

Añadió que esta es una excelente oportunidad para que la entrega de computadoras escolares, desarrollado por el Massachusetts Institute of Technology (MIT), comience en las áreas del siniestro y “aprovechemos esta situación para darle al Perú una mejor calidad educativa”.

También –acotó- se puede orientar que las 600 aulas siniestradas por el sismo, formen parte del programa estatal para dotar a mil aulas con antenas, dvd y televisor para motivar la discusión de los alumnos sobre temas científicos e históricos por medio de la televisión educativa.

El jefe del Estado se reunió con el directorio del Fondo para la Reconstrucción Integral de las Zonas Afectadas por los Sismos del 15 de agosto del 2007 (Forsur), a quienes agradeció por aceptar el encargo.

Miremos el panorama completo. Con Favre, Chlimper y PPK en el directorio de FONSUR y OLPC en medio, ¿qué vendrá ahora?

Parece, más que reconstrucción de Ica, reconstrucción de negocios.

¿OTRA RENUNCIA SIN INSCRIBIR?

Gracias a un comentario de un amable lector de este blog, he podido percatarme que a los Ministros de este Gobierno, cual mantra, hay que repetirles la siguiente norma constitucional:

Artículo 126.- Todo acuerdo del Consejo de Ministros requiere el voto aprobatorio de la mayoría de sus miembros, y consta en acta.

Los ministros no pueden ejercer otra función pública, excepto la legislativa.

Los ministros no pueden ser gestores de intereses propios o de terceros ni ejercer actividad lucrativa, ni intervenir en la dirección o gestión de empresas ni asociaciones privadas.

Es decir, si ante terceros una persona aparece como representante y esta es un Ministro, pues tiene un serio problema político que enfrentar por infringir la Constitución, más aún cuando puede existir un negocio de por medio y una empresa (o asociación) directamente vinculada al sector que el Ministro dirige.

Pues bien, ayer señalamos que la Universidad San Martín de Porres va a condecorar hoy a las 5.00 p.m. a Nicholas Negroponte, el hombre de las computadoras de ¿100? dólares, que el Ministro de Educación José Antonio Chang Escobedo quiere comprar, sin tener un proyecto educativo siquiera en ciernes. Cosa rara, dado que los dos validadores de la compra pertenecen a esta Universidad de la cual el Ministro era su principal representante.

Aunque ese “era” podría ser cambiado por el tiempo presente del verbo ser.

Según se puede ver en los registros de CONASEV, entidad a la que la Universidad informa todo tipo de operaciones y cambios, dado que ha emitido bonos en los últimos años, el Ministro Chang aparece como Presidente del Directorio de la Universidad de San Martin de Porres.

Pero no solo aparece allí como principal representante. Ante la SUNAT, aparecen los siguientes representantes legales de la Universidad San Martín de Porres:

DNI 07250288 CHANG ESCOBEDO JOSE ANTONIO REPRESENTANTE DE UNIVERSIDADES
DNI 07576247 UREÑA SCHRACK JORGE ENRIQUE DIRECTOR GENERAL

Por cierto, como se puede apreciar en la web de esta Casa de Estudios, las Palabras del Rector no corresponden al señor Bao, quien está cumpliendo nominalmente dichas funciones, sino a Chang. Y quien aparece como Rector Vigente es el Ministro.

Aunque falta darle una chequeada a Registros Públicos – por cierto, el número de partida es el 11009477 del Registro de Personas Jurídicas de Lima, por si alguien se interesa en verlo – aquí hay algo que suena bastante raro, sobre todo cuando hay un negocio por concretar en lo que concierne a la educación de los niños peruanos, una de las cosas con las que ningún gobierno debería jugar, improvisar o hacer negociados, como parece ser el caso.

MIENTRAS TANTO: Negroponte vende su proyecto en RPP

OLPC: CONDECORACION CON SEGUNDA

Hace un mes, la blogósfera se encargó de cubrir una extraña iniciativa del Ministerio de Educación: la compra de computadoras de costo bajo para implementar programas educativos en todo el país.

Las críticas de expertos y no expertos en el tema se centraron en tres elementos centrales:
– La carencia de un proyecto pedagógico que respaldara la propuesta.
Dificultades informáticas y de tipo logístico. Arturo Goga y Gustavo Picón las explican de mejor manera que este servidor.
– Un posible negocio de por medio. El Ministro de Educación, José Antonio Chang, fungió (y sigue apareciendo) como Rector de la Universidad San Martin de Porres. Y no resulta siendo casual, a estas alturas, que dos asalariados de dicha universidad, Max Ugaz y Hernán Pachas, aparezcan como los validadores de esta propuesta.

Pues bien, hoy podemos añadir una pista más al último punto de los cuestionamientos.

Mañana miércoles, como se puede ver en su página web, la Universidad San Martín de Porres condecorará como Doctor Honoris Causa a Nicholas Negroponte, el pata que aparece fotografiado arriba, y quien es el principal impulsor de One Laptop Per Child (OLPC), la organización privada que impulsa el proyecto de las computadoras de bajo costo y, hasta ahora, incierto futuro.

Es decir, la Universidad del Ministro, cuyos empleados son los validadores de la controvertida compra – en la que no vamos a gastar precisamente dos soles -, condecora al padre de una criatura que está en prototipos.

Para añadir más suspicacias, la invitación al evento señala que Negroponte dará una charla sobre “Disminuyendo la Brecha Digital a través de la Educación“, es decir, una propaganda a los distinguidos invitados de las ventajas de su controvertido proyecto.

Si alguien va mañana, deje su comentario por aquí sobre dicha charla.

APEC: CUMBRE MILITARIZADA: ¿Y CON NEGOCIO?

La presencia de Giampietri se hace sentir en la cumbre de la APEC 2008

Hace poco más de un mes, se pudo conocer que la sede de la cumbre de la APEC, a celebrarse en nuestro país en 2008, será una instalación militar: el Cuartel General del Ejército, conocido coloquialmente como el Pentagonito.

Este hecho no debería extrañarnos, dado que el Primer Vicepresidente de la República, Luis Giampietri Rojas, es el encargado de ver todo lo concierniente a la organización de la cumbre de la APEC. Motivo que nos lleva a hacernos algunas preguntas que considero válidas.

Primera cuestión: ¿No que los vicepresidentes tienen la única y exclusiva función de reemplazar al Presidente?

El hecho de que se haya dado “encargos” a los vicepresidentes en el pasado no significa que estos sean legales. La Constitución y la Ley son claras en especificar que estas personas solo tienen la tarea de verificar si el Presidente está en el país o si ha ocurrido alguna de las causales de vacancia. Anteriormente en este espacio se criticó que se contrataran funcionarios para la Primera y Segunda Vicepresidencias de la República, ya que no había sustento para implementarles una oficina.

La tarea encargada a Giampietri compete, en realidad, a dos ministerios: a la Cancillería, por tratarse de un tema de política exterior, y al MINCETUR, dado que la cumbre de la APEC tratará temas de comercio exterior y se procurará que este evento genere una buena imagen al Perú, con el consiguiente impacto sobre el turismo. Y de allí mi segunda interrogante.

Segunda cuestión: ¿Por qué en una instalación militar?

Astuto, Giampietri ha arguído el tema de la seguridad de los altos dignatarios. Claro, viene Mr. Bush y hay que darle las facilidades del caso para que no lo abucheen. Por eso utilizan: 1) una instalación militar que 2) está ubicada en una zona residencial y con calles bastante pequeñas, como para que no se concentren manifestantes cerca (y lo se bastante bien porque vivo por allí).

Pero hay dos cuestiones que no se han tomado en consideración. La primera, es que cuando vino Bush a Lima no fue necesario encerrarlo en un cuartel: se alojó en el Marriot para pernoctar y todas sus actividades las cumplió en Palacio. La segunda, es que en otras cumbres que se han celebrado en el Perú (recuerdo la Iberoamericana de Jefes de Estado en Lima, y la Sudamericana de Presidentes en el Hotel Monasterio del Cusco, ambas durante el gobierno de Toledo) no ha sido necesario poner a los invitados en este tipo de recintos, se cumplieron con las medidas de seguridad y, además, se cumplió con el objetivo de promocionar al país.

Lo que me lleva a pensar en el tipo de mensaje que se quiere dar haciendolo allí: ¿Un país tan inseguro que tenemos que llevar a altos dignatarios a un cuartel para que se sientan cómodos? Anti-turístico por donde se le mire. O el otro mensaje: nosotros los militares tenemos que intervenir en el desarrollo del país: con el perdón de mis amigos de las Fuerzas Armadas, pero ese tipo de pensamiento fue el que nos llevó a Velasco y Fujimori.

Y de refilón: ¿acaso no nos acordamos que en el Pentagonito se produjeron torturas y otro tipo de violaciones a los derechos humanos según lo reportado por Comisiones del Congreso, investigaciones periodísticas y la CVR?

Tercera cuestión (como diría Frankie Ruiz): ¿Y como lo hace? ¿Cuál es el negocio?

La preocupación no es poca, más aún luego de revisar esta parte de la entrevista que le hicieron ayer a Giampietri:

¿Cuál será el mecanismo para las contrataciones?
La Ley de Presupuesto nos ha dado algunas facilidades para el manejo de los fondos. Ha sacado un artículo particular para el tema de la APEC que le da más fluidez al trámite porque se entiende que los tiempos son muy cortos, pero estamos tratando de mantener, en lo posible, las normas regulares para evitar problemas.

¿Estarán exonerados para realizar licitaciones en materia de seguridad?Hasta cierto punto. En la Ley de Presupuesto se da una serie de facilidades para que se puedan hacer contrataciones y adquisiciones más rápido de lo normal.

La disposición a la que se refiere Giampietri está en la Ley N° 28927, Ley del Presupuesto 2007 y dice a la letra lo siguiente:

VIGÉSIMA OCTAVA.- Exceptúanse, de la aplicación de lo dispuesto en los artículos 4 y 5 y disposiciones relacionadas a éstos de la presente Ley, así como de las disposiciones contenidas en el Texto Único Ordenado de la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado, su Reglamento y demás normas complementarias, las contrataciones, las adquisiciones y toda otra actividad preparatoria que se realice durante el año 2007, que tengan por objeto el desarrollo de las actividades para la realización, programada para el año 2008, de la XVI Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) bajo la presidencia del Perú, incluyendo reuniones ministeriales, conferencias especializadas y otros eventos que se programen en ese marco; así como las contrataciones, las adquisiciones y toda otra actividad preparatoria que se realice durante el año 2007, que tengan por objeto el desarrollo de las actividades para la realización, programada para el año 2008, de la V Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe – Unión Europea, siempre que sean realizadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores y por las entidades que conforman la Comisión Ejecutiva establecida por Resolución Suprema Nº 133-2006-RE, e incluso de ser el caso, indirectamente mediante convenios de administración de recursos suscritos o por suscribirse.

Y como se ha podido comprobar durante este gobierno, tanto con el Shock de Inversiones como con el tema de El Niño, estas exoneraciones de controles son la puerta abierta a que puedan ocurrir serios hechos de corrupción, como los registrados por la prensa durante estos 10 meses de gobierno.

A ello se suma lo registrado por Pedro Tenorio para Perú.21, en un reportaje sobre las movidas que vienen ocurriendo en la Marina de Guerra del Perú:

“Una vez lograda la reorganización de la Dintemar, el segundo paso consistiría -según la versión recogida por este diario- en reforzar las relaciones del sector ahora hegemónico dentro de la Armada con las principales empresas de seguridad que ofrecen sus servicios en el país. Precisamente, el escándalo afectó la reputación de Andrick Service y Grupo Atenea, dos ‘junior’ que empleaban los servicios del capitán Barba y compañía, hecho interpretado como parte de una jugada para sacar del camino a empresas menores en beneficio de las ‘grandes’.

De ahí que muchas miradas apunten a la más importante de estas, Forza, cuyos representantes rechazan toda responsabilidad o actividad ilícita. Su máximo directivo, el ex oficial de la Marina Wilson Gómez-Barrios, ha negado ante los medios y la Comisión de Inteligencia del Congreso cualquier participación, pero distintas voces sugieren mantenerla bajo la lupa.

¿Cuál sería el objetivo final de este tinglado? Dotar al Gobierno, por medio de la Armada, de un aparato de Inteligencia que le permita anticipar futuras crisis, tanto en el ámbito de la seguridad pública como en el político, lo que abarcaría, incluso, el seguimiento a opositores del régimen siempre bajo el pretexto de mantener el clima apropiado para las inversiones. Un concepto de seguridad que pasa por sacrificar algunos derechos fundamentales -en especial de la oposición política- en nombre del orden”.

Lo que se complementa con esto, que llama a la alarma sobre el real negocio con la cumbre de la APEC:

El próximo año el Perú será sede no solo de la cumbre entre Europa y América Latina, sino también del Foro Económico Asia Pacífico, una reunión de líderes, ministros y funcionarios de 21 economías (desde las más desarrolladas como China, Japón y EE.UU., hasta emergentes como la peruana) que pondrá al país, por unos días, en la mira de la prensa mundial. Esta importante cita, cuya organización ha sido confiada al vicepresidente Giampietri (y no a la Cancillería, como fue en otros países otrora anfitriones del evento), requerirá de un despliegue importante de seguridad, más allá de la que puedan brindar las Fuerzas Armadas y la PNP.

Aún no se informa del presupuesto asignado a la organización de este evento, pero en Chile (2004) se habló de entre US$6 y US$7 millones. Eso, sin contar que Nueva Zelanda (1999), Brunei (2000) y China (2001) invirtieron entre US$15 y US$27 millones. Ciertamente, dependerá de cuánto quiera y pueda gastar el Estado peruano para hacer un cálculo de la apetecible torta que disputarán las empresas de seguridad interesadas en competir -imaginamos que vía licitación- por ofrecer sus servicios.

El tema es que, como la misma Ley de Presupuesto lo señala, no hay licitaciones de por medio, sino procesos exonerados de controles, e incluso libertad de gasto, al no restringir los tópicos concernientes a la austeridad presupuestaria. A ello se suma el hecho de que, según he podido confirmar con fuentes cercanas a la Marina, es cierto que la mayor parte de agencias de seguridad privadas son dirigidas por oficiales en retiro de dicho instituto armado.

Prevenidos estamos todos.

GARRIDO LECCA – GENARO: LAS IMPLICANCIAS


El miércoles último, este blog reveló la existencia de indicios que nos llevarían a concluir que el Ministro de Vivienda y Construcción Hernán Garrido Lecca sigue siendo director de una empresa constructora de Genaro Delgado Parker.

Para ello, nos basamos en la partida registral de Desarrollos Siglo XXI, empresa que tiene un proyecto inmobiliario en Lurín, así como en los datos que esta compañía registra ante CONASEV. Por ningun lado aparece la renuncia de Garrido Lecca inscrita en ambas entidades.

Claro, puede caber la posibilidad de que Garrido Lecca si haya renunciado, pero sin inscribir el documento respectivo en Registros Públicos o comunicarlo a CONASEV. Según las consultas legales que he hecho sobre la materia, en caso existiera, dicha renuncia sería válida y tendría efecto dentro de la empresa, la cual podrá celebrar sucesivos directorios sin requerir su presencia. Sobre la inscripción de su renuncia, si bien es posible que el propio director lo haga, la costumbre extendida es que la inscripción de acuerdos sea de responsabilidad de la empresa.

El tema es que, frente a terceros, Garrido Lecca sigue apareciendo como director de una empresa vinculada con su sector, compañía que pertenece a una persona que tiene innumerables deudas, tanto con sus trabajadores como con el Estado.

Esto puede acarrear implicancias legales bastante serias:

Constitución Politica del Peru – articulo 126:

Todo acuerdo del Consejo de Ministros requiere el voto aprobatorio de la mayoría de sus miembros, y consta en acta.

Los ministros no pueden ejercer otra función pública, excepto la legislativa.

Los ministros no pueden ser gestores de intereses propios o de terceros ni ejercer actividad lucrativa, ni intervenir en la dirección o gestión de empresas ni asociaciones privadas.

Ley General de Sociedades.

Artículo 161.- Impedimentos
No pueden ser directores: (…)
4. Los Funcionarios y Servidores Públicos, que presten servicios en entidades públicas cuyas funciones estuvieran directamente vinculadas al sector económico en el que la sociedad desarrolla su actividad empresarial, salvo que representen la participación del Estado en dichas sociedades.

Finalmente, el Ministro no puede alegar desconocimiento de la norma, dado que sí inscribió su renuncia a otra empresa constructora. Como pueden apreciar a continuación, durante la campaña electoral de 2006, Garrido Lecca renunció a la Gerencia General de Huaytapallana Sociedad Anónima Cerrada, empresa que también se dedica al rubro inmobiliario:

Nuevamente, señor Ministro, es hora de que nos brinde una explicación sobre este tema.

LEVY’S NIÑO: LA GRAN ESTAFA

PARA QUIENES SE PERDIERON LOS CAPITULOS ANTERIORES:

Por favor, remítanse al dossier que ha hecho Roberto Bustamante sobre el tema.

O si no, lean el siguiente resumen:

Entre agosto y diciembre de 2006, el diario Correo publicó una serie de notas alertando sobre la presencia de un Fenómeno del Niño bastante intenso para el año 2007. La principal fuente de información: la consultora Infoclima, cuyo principal directivo es el conocido “hombre del tiempo” Abraham Levy. Curiosamente, todos los entes estatales que se encargan del tema dijeron que el fenómeno climático no se produciría. Las suspicacias sobre las intenciones de Levy aumentan cuando se recuerdan sus vínculos con el fujimontesinismo, así como sus actuales relaciones con el cuestionado Ministro de Vivienda y Construcción Hernán Garrido Lecca y su entorno, gracias a las cuales obtuvo un contrato de S/. 10,000 con SEDAPAL para pronósticos climáticos.

LO QUE LEVY INTENTA ENCUBRIR:

Ayer, como desesperado grito de defensa, Abraham Levy señaló que tanto Roberto Bustamante como yo somos “parte de un complot del SENHAMI” en su contra. Nada más alejado de la realidad. Quien habla no tiene vinculación alguna con el ente estatal del clima, ni de forma directa o indirecta (léase, amigos o familiares trabajando allí).

Quizás ese intento se deba a que Levy aplica la máxima “el ladrón cree que todos son de su condición“, que queda más clara luego de apreciar el reportaje hecho por Marco Sifuentes, en el que profundiza sobre los tópicos que tanto el Morsa como yo hemos alertado.

Primer Punto. El Fenómeno del Niño fue bastante débil y mal pronosticado. Los informes norteamericanos en los que se basó Levy se centran en zonas climáticas alejadas de la costa peruana, que nuestros meteorólogos no miden para determinar la existencia de este fenómeno climático.

Segundo Punto. Los perjuicios ocasionados por Levy. Según Ronald Woodman, jefe del Instituto Geofísico del Perú, se habría ocasionado un daño grave a la agricultura de la costa norte, pues se cultivaron productos que sólo pueden sembrarse cuando se presenta el Fenómeno del Niño.

Tercer Punto. Los contactos de Levy. Por propia boca, Levy confesó que Alberto Pandolfi y Luis Giampietri también habían recibido su alarmista información. Esto corrobora que Pandolfi estuvo trabajando en el tema desde meses antes de su nombramiento efímero. También desmiente al ministro Garrido Lecca, que señalaba la existencia de “equipos paralelos” sobre esta materia. Ahora sabemos que todos trabajaban en el mismo team, Marcahuasi incluido.

Cuarto Punto. El Contrato Escandaloso. Sifuentes presentó una licitación con visos de escándalo. El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento – dirigido por el director de una empresa de Genaro Delgado Parker – convocó a Concurso Público sobre “Consultoría para elaboración y difusión de información hidrometeorológica en tiempo real, de previsión para uso de las autoridades del Gobierno del Peru y para la población civil durante el Fenómeno El Niño 2006 – 2007“.

Las bases del concurso estaban bastante dirigidas a que gane una determinada empresa:

Términos de Referencia

6: Personal que deberá acreditarse para la ejecución de la Consultoría: El personal que deberá acreditar el operador tendrá que tener dentro de sus individualidades a:

6.1.4 Un experto en la producción y presentación de información meteorológica en tiempo real en medios de comunicación social. Experiencia no menor de 2 años consecutivos en radio y en televisión es requerida de manera simultánea.

Y como se confirma en la Absolución de Observaciones, uno de los postores era Información para la Acción, la asociación civil que cobija a Infoclima, la consultora de Levy.

Para suerte del erario público, el Concurso fue anulado sólo un día antes de otorgar la buena pro.

La conclusión de esta historia es que Abraham Levy utilizó sus influencias mediáticas y políticas para vendernos – al Estado y al público – la historia de que existiría un Fenómeno del Niño. Motivo central: ganar dinero con las consultorías que haría para un Gobierno en el que tenía más de un contacto. Pero aquí no hay ingenuidad de los involucrados, sino un claro espíritu de ganar con esto.

PS: Por cierto, luego de esto, ¿Aldo Mariátegui retirará a Abraham Levy de su lista de colaboradores?

MAS SOBRE LA ESTAFA:
Utero de Marita: El Niño vino con licitación bajo el brazo.

EL RECICLAJE DE LEVY


Más que fenómeno climático, una gran resurreción

Como lo informamos hace dos días, Roberto Bustamante hizo una exhaustiva investigación sobre la campaña mediática hecha desde el diario Correo sobre el Fenómeno del Niño, campaña que, a nuestro modo de ver, tuvo las siguientes implicancias:
1. Un sobredimensionamiento del fenómeno climático, que resultó siendo de carácter moderado.
2. La conformación del PREVEN, entidad destinada a manejar este tema, desde la cual Alberto Pandolfi tuvo su reentré en la política, con padrinazgo de Luis Giampietri de por medio.
3. Una norma destinada a liberar de procesos de licitación – y, por tanto, de control – a la adquisición de bienes y servicios para la prevención de El Niño.
4. La promoción de una empresa – Infoclima -, convertida en única fuente del medio de comunicación en cuestión, y de un personaje, Abraham Levy, transformado nuevamente en el “hombre del tiempo” más reconocido del país.

Hoy podemos contar algunas cosas que hemos podido averiguar sobre este último punto.

Abraham Levy Spack se hizo conocido, hace una década, como el “hombre del tiempo”, es decir, quien hacía el reporte del clima en medios de comunicación. Contratado por su carisma por América Televisión, en la época en que los Crousillat mandaban en el canal ubicado en una tradicional esquina del barrio de Santa Beatriz, a Levy se le encargó la conducción de SATEL (Sistema de Alerta Temprana El Niño), con la cual cobró mayor notoriedad y tuvo cercanía a los personajes que manejaban el tema en ese momento, entre ellos, Alberto Fujimori y Alberto Pandolfi. Cercanía que se hizo más evidente en abril de 1999.

Se celebraban los dos años del exitoso operativo Chavín de Huantar, que recuperó la residencia del Embajador del Japón, tomada por miembros del MRTA. América TV, cuyos contenidos ya estaban comprados por Montesinos a los Crousillat, hizo una jugada audaz: en su programa periodístico bandera, La Revista Dominical, entrevistar a los dos hombres que controlaban el poder en el Perú en un solo espacio. El entrevistador: Alamo Pérez Luna. El coordinador de la entrevista: Abraham Levy.

Según reportó en esa época Fernando Vivas:

Se creyó ilusamente que la nueva administración del presidente de directorio José Enrique Crousillat sanearía la imagen política del canal, pero la decepción fue grande. Varias versiones que circulan sobre la entrevista a Montesinos y Fujimori coinciden en señalar que la comitiva de América estaba integrada por padre e hijo Crousillat, el inefable Alamo Pérez Luna y el misterioso “hombre del tiempo” Abraham Levy, amigo personal de Fujimori, diligente métome-en-todo y voceado artífice de la nueva “Revista”.

Unos años más tarde, las imágenes filmadas en los ambientes del SIN confirmaban la verdad: Levy había coordinado la entrevista y se comportaba casi como un asesor de imagen de Fujimori y Montesinos. Obsecuencia que, por cierto, no ha merecido sanción moral o penal.

Sanción que no se aplicó a pesar que Levy reconoció los vínculos con Montesinos:

El relator de las noticias del clima, Abraham Levy, admitió el lunes ante un juzgado anticorrupción que se reunió en 1998 con el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos en las instalaciones del desactivado Servicio de Inteligencia Nacional (SIN).

Levy rindió una declaración testimonial en el juicio oral contra los ex propietarios de canales de televisión a quienes Montesinos entregó dinero para que apoyen al régimen de Alberto Fujimori (1990-2000).

Relató que el ex asesor le pidió telefónicamente que acuda al SIN para pedirle una opinión sobre el fenómeno El Niño, que en enero de 1998 azotaba Ecuador.

“Hice un resumen breve, me preguntó algunos temas sobre el fenómeno El Niño en Ecuador. De eso hablé con él”, manifestó Levy ante los magistrados. Negó, sin embargo, haber sido “asesor de imagen” de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos..

Tal vez su soltura de huesos sea por los vínculos que Levy tiene con un conocido personaje de este gobierno, cuyo parecido en métodos montesinistas es conocido: Hernán Garrido Lecca.

En el año 2002, Garrido Lecca mantenía una columna regular en Terra. En ella, el 5 de marzo de dicho año, escribió sobre lo que llamó como Fenómeno de Humboldt en la que mencionó lo siguiente:

Quizá solo mi orientador en este tema, Abraham Levy, con quien ocasionalmente intercambio material, y el Almirante Fernando Jiménez, ex-Presidente del Imarpe, quien tan pacientemente puso a mi disposición valiosísima información sobre El Niño, han sabido de mi silenciosa pasión por entender los fenómenos climáticos que afectan al Perú recurrentemente“.

Incluso en dicha columna comienza a mencionar el gérmen de la idea del PREVEN:

“Considero que la creación de un Grupo de Trabajo (task force, en la jerga relevante) que se dedique al seguimiento de todos estos factores y que reporte directamente al Presidente de la República o al Presidente del Consejo de Ministros, sería una iniciativa que enriquecería de manera significativa la calidad de la toma de decisiones al más alto nivel gubernamental. El Grupo brindaría un “servicio” de Alerta Temprana. Su labor sería notificar a su “cliente”, el Presidente, del menor indicio de la presencia de alguno de estos factores exógenos y proponer los Planes Contingentes que la situación amerite. El Sistema de Alerta Temprana (SAT) podría estar también conformado por miembros del sector privado y parcialmente financiado por éste“.

Posteriormente, como sabemos, el portal La Ultima publicó, un día antes de la juramentación de Alan García como Vicepresidente, esta información:

Trascendió que Guillermo León, Vanesa Verau, Abraham Levy y Juan Coronado Lara, el grupo de especialistas que ayudaron a Garrido-Lecca a desarrollar “Agua para todos”, conformarían el equipo de trabajo que llevará adelante ese proyecto adscrito al sector Vivienda.

Como lo indiqué hace dos días, Vanessa Veraud Ladd es la actual Viceministra de Agricultura, mientras que Guillermo León se desempeña como Presidente del Directorio de Sedapal y Director General de Saneamiento del Ministerio de Vivienda y Construcción. Es decir, todos los allegados del rollizo Ministro de Vivienda ganaron algo. ¿Levy también? Sí, como veremos a continuación.

La relación se confirma por algo que mencionó Levy en su columna en Correo del 6 de abril de 2007:

La actual administración tuvo no sólo el actual plan, que constituye la piedra angular de lo que se pretende sea algún día el Preven, en su cartera de proyectos; tuvo además un segundo proyecto listo para emprender la bíblica tarea de llegar del papel a la práctica.

Doy fe de ello. Doy fe además que era, aun cuando muy distinto al actual, una inteligente manera de tener un PREVEN y que, más aun, se financie solo.
Un buen suplente fue el título de una columna anterior que trata sobre este proyecto en particular y que incide en el sustantivo hecho de que el Presidente del Perú hace suya esta feliz iniciativa. El origen de ella no es ninguno de los anteriores. Es Hernán Garrido Lecca
.

Es decir, Levy admite que vendió al gobierno la idea del PREVEN – lo hizo no sólo con su plan, sino también con las noticias que su empresa daba a Correo así como con sus columnas en dicho diario – y, además, reconoce que su padrino en dicha iniciativa fue el Ministro de Vivienda y Construcción, cuestionado por sus contratos de publicidad disfrazada de noticia pagada por todos los peruanos.

Más aún, solo cuatro días despúes, el 10 de abril, en la sección de datos de Perú.21, Plaza de Armas, se recoge lo siguiente:

Saca cuerpo
El ministro de Vivienda, Hernán Garrido Lecca, se preocupó en aclarar que jamás nombró a Pandolfi como su representante ante una negociación con el Banco Mundial. Es más, indicó que él había conformado su propio equipo de especialistas del fenómeno de El Niño, del que formó parte el ‘Hombre del tiempo’, Abraham Levy. Garrido Lecca recordó también que su equipo estuvo “en conflicto” con el de Luis Giampietri. “El vicepresidente, finalmente, asumió el liderazgo de este tema”, dijo. Y ya vemos en qué acabó todo.

La pregunta del millón: ¿hubo pago o, como con Pandolfi, fue “ad honorem”?