NAVIDADES DISTINTAS

Te despiertas. Es el día de Navidad. La cena estuvo muy bien y el compartir con la familia se prolongó hasta las cuatro de la mañana, porque la conversación estuvo bien entretenida y todos estaban felices por el hecho de estar allí reunidos, alrededor de la mesa.

Antes de levantarte de la cama, vienen varios pensamientos a tu cabeza, sobre quienes pasan Navidad de manera distinta.

Desde que tienes uso de razón, sabes que la tierra donde nació aquel a quien llamas Salvador es una de las zonas más convulsionadas del planeta. Y te preguntas porque ninguno de los esfuerzos para procurar alcanzar la paz ha tenido éxito duradero, porque entre primos – porque palestinos e israelíes lo son – se disparan todos los días y porque no pueden compartir una misma tierra. Recuerdas la Biblia y ves que la historia es cíclica en cierto sentido.

Cerca de allí, en Iraq, tampoco la están pasando bien. Ya van a ser cinco años de invasión y las cosas, lejos de componerse, siguen siendo violentas. Andar por una calle en Bagdad o Basora sigue siendo un riesgo. ¿Podrá ser posible jugar en medio de minas antipersona o de ataques de Dios sabe que grupo? ¿Será posible ser feliz en medio de las bombas y la hambruna en Darfur?

Y volviendo a la realidad más cercana, te preguntas por el dolor de las familias de los dos policías asesinados ayer en una nueva emboscada. ¿Por qué nos seguimos matando entre peruanos? ¿Por qué seguimos lamentando estas muertes y el gobierno sigue inoperante o recurriendo a supuestas medidas de “mano dura” que no dan resultados certeros?

¿Cómo habrá sido la Navidad en Pisco entre demoliciones y remociones? ¿Como vivirán los niños la esperanza en medio de promesas incumplidas de reconstrucción y del esfuerzo de sus padres para que todo vuelva a la normalidad, a pesar de que FORSUR parece ser cada vez más uno de los peores cuentos de ficción que el país ha vivido en los últimos años?

Y sin embargo, cada una de estas personas sigue despertando todos los días, con la terca esperanza de que su situación mejore y haciendo todo lo posible para que cambie. Y te aferras a esa esperanza para que las lágrimas que han caido no salgan más. Porque el dolor tiene que dar paso a la acción. Y porque de alguien aprendiste que, a pesar que haya mucho dolor acumulado, el camino a la felicidad se hace todos los días.

Mientras el sol alumbra el tercer piso, la mañana de Navidad.

NAVIDAD

Diciembre llega. Epoca de revisar lo que hicimos en el año. Epoca de ver quienes se quedarán en la agenda del próximo año y quienes se han ido, por ahora o permanentemente. Y de compartir con aquellas personas que no vemos mucho y con las que hablamos todos los días.

Son 31 días en los que piensas que no pasará nada y que los tendrás relajados, pero vienen con su carga de exámenes finales, celebraciones y, por cierto, material de sobra para el blog. Nuestros políticos no descansan nunca en producir “genialidades”, por lo que supongo que algo sucederá para que esta noche tenga algo de material que me obligue a tomar harto vino para pasar el mal sabor. Espero tomar vino por motivos mejores, como los que se celebran hoy.

Para todos, Navidad es una época especial. Días de darnos como personas los unos a los otros. Para mí, es la fase del año en que tengo mayor conciencia de que los seres humanos no somos solo trabajadores, estudiantes, bloggeros o la ocupación que elegimos o que la vida nos deparó, sino que somos personas con defectos y virtudes y con sensibilidad, en algunos más oculta que en otros.

Y, finalmente, para alguien que tiene fe, como yo intento tenerla todos los días, este día termina siendo la esperanza encarnada en un ser superior que vino a este mundo para darnos un mensaje. Que este mundo puede ser otro, más inclusivo, más fraterno, menos hipócrita, más solidario. Y aunque a veces mi iglesia no sea lo suficientemente capaz de traducir ese mensaje en hechos concretos, sigo en la brega para que podamos ser más consecuentes con lo que decimos predicar.

Seguir viviendo intensamente es la tarea que me queda.

Feliz Navidad.

MAS SALUDOS NAVIDEÑOS:
Laura sin canas le da regalos a nuestros políticos
Morena escribe sobre la navidad de Inventarte (Y el C también)
El Morsa politiquea hasta en Navidad y luego nos habla de la historia de esta festividad.
ocraM, con estrellita aprista en el Utero, nos pone “villancico” de Bing Crosby y David Bowie
Tanaka y una iniciativa solidaria
Gonzalo Gamio y el significado de la Navidad
Historiadores nos regalan a Mr. Bean navideño
Spencer prepara con su abuela un postre navideño
Los deseos navideños de Eduardo Villanueva
De la selva, su Navidad en el otro Belén
Tabo y sus peculiares Aires de Navidad
Regala libros: las listas de Iván Thays y Augusto Alvarez Rodrich
Alberto y lo que puede ser un milagro navideño: el ministerio de Medio Ambiente
Javier Prado y una caricatura navideña
Fantomas nos regala el pare del calentamiento global
El verdadero “amo y señor de la cholósfera” nos dedica una de Lavoe en Navidad
Cisneros solo en su casa esta Navidad

ARTE PARA LA LIBERTAD

Normalmente no hago promociones o “comerciales”, pero creo que, por lo que reseñaré a continuación, bien vale la pena romper la regla.

Como algunos lectores asiduos de este espacio sabrán, desde hace varios años, el padre Hubert Lanssiers hacía una importante labor por la rehabilitación de las personas que purgan cárcel en los diversos establecimientos penales del país, así como para la mejora de sus condiciones de vida.

Una de las cosas que Lanssiers apoyó en vida fue la creación artística y los talleres de manualidades en Santa Mónica, Lurigancho y Castro Castro. Los talleres han permitido que quienes se encuentran privados de su libertad encuentren un oficio con el cual ganarse la vida una vez cumplida su pena, así como ayudar a sostener a sus familias. Cada año, se han venido realizando exposiciones venta en diversos lugares de Lima con el fin de difundir la importancia de devolver la dignidad a quienes sufren prisión como otorgar ayuda económica a estas personas a través de la venta de lo que realizan.

Como muchos saben, Hubert nos dejó en marzo. Quienes se encuentran a cargo de la Obra Recoletana de Solidaridad (ORES) viene continuando la labor de Lanssiers a través de las exposiciones venta y la visita a los amigos en prisión.

En este momento, se viene realizando la muestra “Arte para la Libertad”, en el Colegio de los Sagrados Corazones Recoleta (mi segunda casa, donde estuve 10 años de mi vida y donde conocí a Hubert). Lo que se presenta allí está a la venta y son muestras de verdadera calidad artística. Quizás encontremos allí el regalo de Navidad que andamos buscando y, de paso, ayudamos a alguien que lo necesita.

LUGAR:
Auditorio 4 Colegio SSCC Recoleta
Av. El Golf Los Incas 368 La Molina

HORARIO:
Lunes a Sábado de 9:00a.m. a 5:00 p.m.
Del 2 al 20 de diciembre de 2006

Archivo del Tercer Piso: Un hombre bueno y sabio.
Colegio SS.CC. Recoleta: Semblanza de Hubert Lanssiers.

UN NUEVO LANZAMIENTO NAVIDEÑO

“Chavecito”: el muñeco que un dictador ofrece a los niños en esta Navidad.

De los creadores de “Papá Noel es un símbolo del imperialismo yanquí” y “somos antimperialistas aunque le vendamos petróleo barato a los gringos“, ya salió “Chavecito“, el muñequito que la Revolución Bolivariana querrá que tenga cada niño en esta Navidad.

Hecho de plástico y con 60 centímetros de largo, Chavecito es el nuevo juguete para compartir en estas fiestas navideñas sin arbolito ni el viejo vestido de rojo.

Este muñequito, tiene trajes intercambiables: terno presidencial, traje militar y su camisa roja revolucionaria.

Canta con Chavecito el Himno Nacional de Venezuela. Pero en su próxima edición, también cantará el de otros países, en aras de la hermandad boliviariana.

Apreta en su espalda y juega al discurso caraqueño: “Fuera Mr. Danger”, “Convoco a mi pueblo, al pueblo bolivariano, a todos ustedes, a trabajar sin descanso”, “Fidel, estamos contigo comandante”, “ladrón de siete suelas” son algunas de las frases que podrás escuchar.

Por solo 10 a 20 Euros, llevate a Chavecito a casa y enséñale a tus hijos lo que es tener un pensamiento único y retardatario.

(Promoción únicamente válida en Venezuela, Bolivia, Cuba, oficinas del Partido Nacionalista Peruano y, posiblemente, Ecuador. Baterías no incluidas. Descuento hasta el 3 de diciembre, día de las elecciones venezolanas.)

Vea la noticia verdadera en El Mundo (España).

SCROOGE VENEZOLANO

Chávez usa la Navidad con fines políticos.

Pensabamos que lo habíamos visto todo con relación a Hugo Chávez, pero dos noticias de los últimos días nos demuestran que las dictaduras y autocracias latinoamericanas no dudarán en sorprendernos.

El proximo mes, diciembre, habrán elecciones en Venezuela. Y la verdad es que lo que parecía un triunfo seguro de Chávez se complica. La oposición puso a un candidato único y ya se encuentra a pocos puntos del autócrata venezolano.

Y como Chávez tiene aun precios altos de petróleo para repartir populistamente, no ha tenido mejor idea que adelantar la Navidad a noviembre, pues los aguinaldos que corresponden a dicha época del año los pagó el 1° de noviembre. Claro, como las elecciones son el 3 de diciembre, Chávez pretende comprar, de la manera más abierta, los votos de los venezolanos.

Pero, como buen autócrata que es, Chávez quiere conrolar hasta las fiestas populares.

Se ha prohibido que hayan arbolitos navideños y figuras de Papá Noel en las dependencias públicas venezolanas. Es decir, Chávez ahora limita hasta la manera en como adornar las entidades públicas con motivo de la Navidad. Y aunque sus voceros se desgañitan en decir que es sólo una “recomendación”, bien se sabe que en un gobierno sin controles, dicha “recomendación” es una orden.

El motivo: tanto el árbol como Papá Noel son emblemas del “imperialismo cultural yanqui”.

¿No les recuerda a alguien? ¿Velasco escuché por allí?

(Para los más jóvenes, durante la mal llamada “Revolución Peruana”, el dictador Juan Velasco Alvarado prohibió al Pato Donald y a Santa Claus por considerarlos símbolos del “imperialismo”).