¿QUE HACEMOS CON EL CANAL DEL ESTADO?

El reciente artículo de Mijael Garrido Lecca – hijo del Ministro de Vivienda y Construcción – sobre el rol del canal del Estado frente al gobierno, ha traido cola.

Hoy, en La República, Maritza Espinoza comenta las alertas que en este blog y en el Utero de Marita se encendieron por dos hechos coincidentes en el tiempo: el hijo de uno de los ministros más cuestionados -justamente por su manejo de los medios – propone que el canal de todos los peruanos se convierta en la caja de resonancia de Palacio de Gobierno y comienzan a correr las bolas sobre un futuro Presidente del Directorio de TV Perú que oficialice dicha línea editorial.

El debate no es nuevo en lo que respecta a este gobierno. Los hechos y actitudes de María del Pilar Tello y Alfonso Salcedo, los dos presidentes de Canal 7 durante este periodo, revelan que el fin del APRA para este medio de comunicación en que se convierta en una sección del aparato mediático que le de “buena prensa” a las actividades del Presidente de la República. Para ellos, la noción de interés público abarca hasta las actividades privadas del Jefe de Estado, y la programación del canal debe superditarse a las mismas.

Los voceros gubernamentales – jóvenes y no tan jóvenes – olvidan la labor fundamental del canal del Estado: la forjación de una identidad cultural y la transmisión de las diversas manifestaciones culturales del país. Ello – con interrupciones presidenciales y el breve estadío de Belmont – lo tuvo más claro el gobierno de Alejandro Toledo y, por supuesto, el régimen de transición. Y se avanzó mucho en lo que debía ser un horizonte a corto plazo: una televisión pública.

La propia Maritza Espinoza, en su programa de radio, sugería tener una señal alterna del canal estatal – cuestión que podría hacerse más fácil con la llegada de la televisión digital – para que las actividades presidenciales pudieran ser cubiertas sin contratiempos y, a la vez, disfrutar de la programación normal. Entiendo que el proyecto – pre televisión digital – lo tenía ya Eduardo Bruce en agenda antes de dejar el canal. Bien podría retomarse como solución transitoria mientras que se realiza el debate que fije lo que realmente queremos hacer con un canal que nos cuesta a todos los peruanos y que, a 50 años de su creación, no merece los manoseos a los que Alan y su combo quieren someterlo.

MAS SOBRE EL TEMA:
Eduardo Villanueva Mansilla: Propuestas para una televisión pública en el Perú.
Utero de Marita: Todos somos Nicolasa
El Blog del Morsa: ¿Algún día tendremos tv pública en el país?

DE TAL MARCAHUASI, TAL ASTILLA


A Hernán Garrido Lecca todos lo conocemos. Aprista redivivo, Ministro de Vivienda y Construcción, socio de Genaro Delgado Parker, mentor de Abraham Levy y Carlos Arana (por cierto, ¿que hacía en el Congreso durante el mensaje) y reciente promocionador de las bondades de la faja gástrica para bajar de peso.

Pero la prensa nacional lo recordará por dos sucesos: su escatológica mención a los medios de comunicación – que le ganó la chapa de Marcahuasi – y la compra de contenidos de medios de comunicación para inflar la imágen de su gestión.

Parece que en este último tema, bien dicen que lo que se hereda, no se hurta.

El vástago de Garrido Lecca, Mijael, tiene una columna en Correo. Hoy, este muchacho de 18 años de edad nos da lecciones sobre el manejo de TV Perú, el canal de todos los peruanos:

El pasado fin de semana, mientras todos los programas dominicales se dedicaban casi interinamente a hacer recuentos de las pérdidas económicas y sociales causadas por el paro nacional, TV Perú transmitía un documental acerca de las danzas de Europa Oriental. Bastante interesantes los europeos bailando, para ser sincero, no obstante, considero que hubiera sido un tanto más acertado dedicarse a emitir programas acerca de la importancia de las reformas dadas por el Ejecutivo y el Legislativo, logrando de este modo impedir que oportunistas como Ollantín o Diez Canseco se trepen al carro de la huelga mintiendo y politizando un tema social.

Mismo rollo de los compañeros: No hemos comunicado bien, por eso los ultra nos ganan la agenda. “Crecemos pero no nos comunicamos bien” dijo Mulder, “la prensa no hace caso a nuestros logros” dice el Presidente, la misma monserga repite el hijo de Marcahuasi. Pero sigamos con las disquisiciones de este digno hijo de su padre:

El rol de los organismos del Estado peruano, como lo es el Canal 7, debe ser servir de manera óptima los intereses de todos los peruanos. Un peluche parlante y un programa dedicado a las danzas típicas nacionales no son exactamente la manera más adecuada de llevar esta complicada tarea a cabo. Si bien los programas mencionados pueden ser divertidos para algunos, o interesantes si se quiere, son inútiles en términos funcionales.

Perdón, pero ¿acaso el APRA o el gobierno deben definir cuales son las cuestiones fundamentales que debemos ver todos los peruanos? Peor aún, el chibolo se mete faltosamente con Nicolasa y con la buena franja cultural del 7, principales damnificados de las constantes apariciones de Alan García en el canal del Estado cada vez que le da la gana.

Y Garrido – Lecca Jr. la remata con lo siguiente:

Fuera de TV Perú, hay seis canales de señal abierta dedicados exclusivamente al entretenimiento de la ciudadanía. Por tanto, no tiene ningún sentido que el canal del Estado pretenda competir con los canales privados en cuanto a programación de entretenimiento se trata, ya que la competencia tendrá el resultado obvio. Por más esfuerzo que se le imprima al intento de competencia contra el sector privado, es un tema de presupuesto. Por eso, el Estado debería potenciar al máximo la señal de su canal, con programación de interés nacional; verdadero interés.

Creo que los Garrido Lecca tienen el mismo pensamiento que María del Pilar Tello y Alfonso Salcedo tienen sobre el canal del Estado. Sino, basta recordar la reciente entrevista en La República a Salcedo:

– Se cuestiona las constantes interrupciones del presidente Alan García en la programación del Canal 7.

–Las constantes apariciones del Presidente no pueden ser catalogadas como una interrupción. Tenemos un gobernante que se levanta a laborar muy temprano y hay que difundir sus obras.

–Esa es su percepción. ¿Cree que la comparten los televidentes?

–El televidente lo ve bien. Cuando aparece el Presidente, sube el rating.

–Y qué hay de producciones, como Hola Perú, que tienen un programa armado y sorpresivamente tienen que suspender todo…

–Esa producción tiene que estar subordinada a los más grandes intereses del país, como es lo que habla el Presidente de la República Alan García.

Aló Presidente (García) parece ser el siguiente paso.

POST DATA:

La cosa puede ser aún peor, si es que se produce lo que señala La Primera:

Canal
Parece que las cosas están movidas en Canal 7. Su actual presidente del directorio, Alfonso Salcedo Rubio, volvería al Viceministerio de Turismo y dejaría su lugar al periodista Pablo Truel, quien ya habría tomado nota de las palabras de Mauricio Mulder y se alista a convertir al canal en un medio eminentemente dedicado a destacar las obras del gobierno. Habrá que ver…

A quien hace alusión el diario de Lévano es a Pablo Truel Uribe. En el primer gobierno aprista, fue director de HOY, un diario de propiedad de Luis Gonzáles Posada que era abiertamente oficialista. Actualmente Truel es parte del directorio de Editora Perú, la empresa estatal que emite El Peruano. Por cierto, Truel es el jefe de la Agrupación Nacional de Periodistas Apristas.

MAS SOBRE EL TEMA:
Utero de Marita: El hijo de Garrido Lecca vs. Nicolasa.

(Foto del Padre: Mi Vivienda. Foto del Hijo: Correo)