OTORONGO NO COME OTORONGO

Ayer, nuevamente el Congreso de la República hizo gala de su ya conocido lema “otorongo no come otorongo”.

La Comisión de Etica del Congreso de la República archivó la denuncia interpuesta por la Conferencia Episcopal Peruana en contra del congresista fujimorista Carlos Raffo.

Fiel al estilo fujimorista de desacreditar a quienes se oponen al delincuente que fungió de dictador en el Perú, el asalariado de Fujimori, presto a la moda de los hijos secretos, sacó la especie – falsa, por cierto – de que Monseñor Luis Bambarén tenía un hijo en Chimbote. Cuando Bambarén le pidió una rectificación, Raffo señaló que sólo se disculparía si el prelado se retractaba de lo que el considera como “barbaridades” contra su mentor y guía.

Las “barbaridades” fueron un comentario hecho por el Obispo Emérito de Chimbote, con relación a las omisiones y “lagunas mentales” de las que hizo gala Alberto Fujimori durante su testimonial ante el juez Orlando Alvarez, que ve el proceso de extradición en Chile. Lo que señaló fue lo siguiente:

“Todos sabemos que está mintiendo en este caso. Conocemos testimonios de miembros del grupo Colina que en el juicio y a través del mecanismo de la confesión sincera han denunciado que Fujimori todo lo conocía”.

¿Y que han dicho las “luminarias” que integran la comisión de marras? La mayoría de integrantes de este grupo dijeron que Raffo nunca agravió al religioso señalando que tenga hijos, pues solamente se limitó a pedir una aclaración sobre las versiones de la presunta existencia de un hijo del Obispo.

Osea, el vocero del Chino insulta, lanza una especie falsa y los de la Comisión de Etica dicen que sólo pidió “una aclaración”. ¿Y quienes fueron las “mentes brillantes” que llegaron a esta conclusión? Elizabeth León (Unión Por el Perú), Karina Beteta (Partido Nacionalista), Daniel Robles (APRA), Fabiola Salazar (APRA) y, como era de esperarse, Martha Hildebrandt (Grupo Fujimorista). El único que se salvó fue el Presidente de la Comisión, Luis Galarreta (Ünidad Nacional), quien si estaba a favor de investigar y sancionar a Raffo por esta ignonimia.

Y después Mercedes Cabanillas se queja de porque el Congreso tiene tan mala imagen.

MAS SOBRE EL TEMA:
Luis Bambarén: Decisión daña imagen del Congreso.
Agencia Perú: Comisión de Etica no investigará a Raffo por insultos a Bambarén.

EL BARRO FUJIMORISTA CONTRA BAMBAREN

El personaje que ven arriba es uno de los sacerdotes más valientes y dignos que existen en el país: Monseñor Luis Bambarén Gastelumendi. Alguien que, a mi modo de ver, debió ser Cardenal antes que otros que pocos méritos hicieron para hacerse acreedor a dicho cargo.

La trayectoria de Bambarén merecería un post aparte, pero tres hechos la marcan: su apoyo a los pueblos jóvenes – en particular, a Villa El Salvador -, su papel durante el conflicto interno apoyando a los feligreses de su querido Chimbote (y que luego complementó como Observador de la Santa Sede en la CVR) y su posición en contra de la corrupción, que lo llevó a encabezar una marcha el año pasado, con gran exito.

Bueno, fiel a su estilo y a decir su verdad, Bambarén criticó hace algunas semanas el cinismo con el que el extraditable Alberto Fujimori se despachó a su gusto ante el juez chileno Alvarez, diciendo que “no tenía conocimiento” de ninguna de las fechorías que perpetró. Monseñor dijo que el Chino daba, una vez más, muestras de su conocido cinismo y declaró lo siguiente:

Todos sabemos que está mintiendo en este caso. Conocemos testimonios de miembros del grupo Colina que en el juicio y a través del mecanismo de la confesión sincera han denunciado que Fujimori todo lo conocía“.

Pero, como siempre sucede con los críticos de Fujimori, su baja policía se encarga de pretender desacreditarlos. Sucede con los pasquines Expreso y La Razón y ahora ocurre con el oficioso vocero fujimorista Carlos Raffo.

El asalariado de Fujimori, presto a la moda de los hijos secretos, sacó la especie – falsa, por cierto – de que Monseñor tenía un hijo en Chimbote. Su cómplice en esta andanza (como para confirmar el pacto APRA – fujimorismo) fue nada menos que el candidato aprista a la alcaldía provincial del Santa (Chimbote), Josué Noriega. El día de las elecciones, Bambarén pidió una rectificación a ambos personajes, cosa que no han hecho.

Hoy Monseñor fue a CPN Radio y allí ha exigido disculpas y una rectificación pública de parte del congresista de la mafia, caso contrario, acudirá a los tribunales para hacer valer su derecho al honor y a la buena reputación. Pero Raffo, fiel a su estilo de cantina de la peor especie, ha dicho que sólo se disculpará si Bambarén se retracta de lo que el considera como “barbaridades” contra su mentor y guía.

Osea, el señor miente y no quiere que lo llamen mentiroso ni cínico, su lacayo y chupamedias difama y encima exige rectificación. La catadura moral de esta gente se expresa en actitudes como estas.

Pero este asunto no sólo afecta a la honra de Bambarén. Raffo sabe que tejer una acusación como esta pretende tener un efecto sobre la carrera religiosa de Monseñor, un personaje incómodo para mafias de toda laya y gente que atropelló derechos como senderistas, velasquistas y fujimoristas, además de toda gente que mantiene un pensamiento conservador dentro de la Iglesia, como cierto sujeto que pulula en el Arzobispado de Lima.

Pregunta final: ¿Si finalmente se inicia un juicio, los otorongos le levantarán la inmunidad a Raffo?

ACTUALIZACION (29/11/2006): El día de hoy, en Radio San Borja, Josué Noriega, secretario general del APRA en Chimbote, pidió disculpas a Monseñor Bambarén por las declaraciones que dio sobre su presunta paternidad. El prelado aceptó de buen grado las disculpas y se reunirá con Noriega la proxima semana.

MAS SOBRE EL TEMA:
El Comercio: Bambarén califica de cínico a Fujimori por apelar al olvido.
CPN Radio: Bambarén denunciará a Carlos Raffo si no se disculpa por injurias.
Carlos Raffo: Solo me disculparé si Bambarén retira “barbaridades” contra Fujimori.
AgenciaPerú.com: Entrevista de Cecilia Valenzuela a Luis Bambarén.
Ideele Radio: Noriega pide disculpas a Bambarén y Conferencia Episcopal Peruana pide investigar a Raffo.