LA INTOLERANCIA DE JORGITO

“Su periódico está en una posición lamentablemente distinta a la del resto de la prensa nacional. Mientras la prensa nacional alienta la unión entre los peruanos, hay un diario que se ha dedicado a bombardear…”,

Estas declaraciones no corresponden al gorila venezolano que funge de dictador de su país, sino, nada menos que a Jorge del Castillo, Presidente del Consejo de Ministros.

¿A quién se las dirigió? A un reportero del diario La Primera, quien le preguntaba al Primer Ministro por los cuestionamientos hechos hacia Julio Favre, el encargado de la reconstrucción del sur.

Peor aún, la pataleta del número 2 del gobierno continuó así:

“Usted está en su derecho y nosotros respetamos tanto la libertad de prensa que hasta le ponemos (a ustedes) aviso del Estado el día de hoy. Abra su página para que vea”

Varios comentarios.

Particularmente, no siempre estoy de acuerdo con la línea editorial de La Primera. Se que intenta ser un periódico de izquierda, de oposición militante al gobierno y que pone ideas distintas sobre la mesa, pero justamente ello termina confundiendo línea editorial, opiniones, investigación e información en un solo saco. Echar la culpa del desastre del terremoto del sur al “modelo económico neoliberal” o cuestiones por el estilo, hacen que, a pesar de leerlo todos los días, tome con pinzas las informaciones que saca todos los días, incluyendo la seria denuncia contra Favre de participación en actos violatorios de los derechos humanos.

Sin embargo, todo medio tiene el derecho de tener la línea editorial que quiera, sea de izquierda, derecha, democrática, autoritaria y no por ello debe hostilizarse. Se puede discrepar, evidentemente, con lo que publica, pero, si eres autoridad pública, no puedes hacer una pataleta como la que el Primer Ministro hizo, más aún, cuando – y hasta lo dice una revista tan cercana al actual gobierno como Caretas Favre si tiene varias cosas por las cuales debería pedir disculpas o dar explicaciones.

Finalmente, y como lo ha señalado Gustavo Gorriti, la publicidad estatal no es algo discrecional del Estado, de acuerdo a la la línea editorial. Quizás estas declaraciones expliquen porque a Garrido Lecca le salvaron la cabeza, a pesar de las mermeladas.

PD: Mi solidaridad con Juan Carlos Tafur, a quien el programa Prensa Libre – conducido y dirigido estas semanas por Sol Carreño – no citó como fuente de un reportaje sobre las corruptelas en INABEC, tema iniciado en su programa.

MARIATEGUI SIN RESPUESTAS

El día de ayer, este blog amplió la denuncia hecha por el diario La Primera sobre un viaje a Tailandia organizado y pagado por la empresa Suez Energy International, en el que participaron 3 periodistas, entre ellos, el director de Correo, Aldo Mariátegui.

Publiqué tres documentos que prueban lo que, a mi modo de ver, constituye un conflicto de intereses: una nota de prensa de la Cancillería peruana donde se da cuenta del viaje y los artículos escritos por Mariátegui los días 8 y 14 de mayo de 2007, en los que Aldito le pasaba la franela a la empresa vinculada a la explotación del gas de Camisea.

Sin embargo, hoy la respuesta de Mariátegui ha sido sibilina. Mientras que su acostumbrada columna se ocupa de los problemas en Universitario de Deportes, en la sección Chiquitas de Correo, se llena de insultos, epítetos y demás cosas contra Wiener.

Claro, La Primera no se ha quedado callada y, en la columna de César Lévano, además de algunos adjetivos – más elegantes que los dados por Correo – el veterano y honesto periodista le comenta a Aldo que:

Hace pocos años acudí a un seminario sobre ética en el periodismo, organizado por la Universidad Diego Portales de Santiago de Chile y dos universidades estadounidenses. En la cita entregaron copias de códigos de ética de los grandes medios de prensa, radio y televisión de Estados Unidos. En todos ellos se establece que un periodista no debe viajar por cuenta de una empresa ajena al medio en que trabaja.

No sólo eso. Se estatuye asimismo que un periodista no debe recibir obsequios por lo que escribe o va a escribir. Si el regalo vale más de cinco dólares, se indica, el periodista debe devolverlo o cederlo a una institución benéfica.

Claro está que los periodistas honestos no requieren de códigos para seguir siéndolo.

Y aunque no estoy de acuerdo con la coda antichilena del artículo de Lévano – hacer lobby a través del diario que diriges para favorecer a una empresa que venda gas a Chile, a Venezuela o a Patolandia es lo mismo -, sin duda, la catadura moral de Aldo Mariátegui ha quedado al descubierto.

¿Dará alguna respuesta menos altisonante y respondiendo a las interrogantes de fondo?

MAS SOBRE EL TEMA:
Utero de Marita: Thai Trip

(Foto: Perú Marketing Político)

ALDITO AL DESNUDO

Hace unos meses, este blog y el de Martín Tanaka hicimos eco de una seria denuncia contra Aldo Mariátegui: el ex columnista de Correo, Miguel Santillana, lo acusaba de censura por un altisonante artículo suyo sobre Hernando de Soto. Dado que Mariátegui nunca justificó la salida de su columnista, tanto el que escribe como el reconocido sociólogo del IEP, calificamos este acto como una censura.

En el camino de dicha investigación y debate, Desde el Tercer Piso encontró algo que nos pareció bastante significativo de la conducta ética de Aldo: su relación directa con el Instituto Libertad y Democracia, que, a mi modo de ver, fue el detonante para la censura antes comentada. Ello motivó un post sobre la separación de límites entre la prensa y el poder económico.

Lamentablemente para Aldo, esa distancia sigue siendo muy tenue. Hoy el diario La Primera resalta la reciente visita de Mariátegui a Tailandia, pagada por la empresa Suez Energy, empresa de matriz belga que es accionista de varias de las compañías encargadas de la ejecución del Proyecto Camisea.

Sin embargo, La Primera, más allá de los objetivos de torpedear a un periodista que no es de sus simpatías ideológicas, deja de presentar las pruebas que sustentan sus afirmaciones. Aqui, haciendole un servicio a Raúl Wiener y como constancia de la veracidad de esta información, presentamos a continuación algunas cosas que Mariátegui debería aclarar.

Para comenzar, una nota de prensa, nada menos que del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde se informa del viaje:

Destacados miembros de la prensa y el sector empresarial energético peruanos realizaron una visita a Tailandia, la cual fue organizada por ‘Suez Energy Internacional’, empresa con interés en desarrollar negocios en el Perú en el campo de la industria petroquímica.

Así lo informó la Embajada del Perú en Tailandia, al precisar que la delegación peruana estuvo conformada por Aldo Mariátegui, Director del diario “Correo”; Hugo Chauca, Director de Noticias de Panamericana Televisión; Rafael Hidalgo, comentarista económico de Radio Programas del Perú; Edgardo Candela, encargado de proyectos de energía de Petroperú y los señores César Ortiz y Carlos Lozada de Suez Energy Perú.

(Por cierto, a los tres periodistas resaltados se les sindica como parte de La Cofradía, un grupo de periodistas, vinculados por lo general al quehacer económico, quienes adolecen de la separación ya comentada entre la prensa y el lobby).

Y claro, el viaje pagado tenía que tener sus frutos, es decir, la pasada de franela. Esto se registra en dos columnas de Mariátegui. La primera, del 8 de mayo de 2007:

Le acabo de preguntar –sólo por hacer una inquisición inusual a las que se suelen hacer en estos eventos (¿Cuánto espera crecer el 2007? ¿El gas es el futuro? ¿Van a comprar Electroandes? ¿Por qué no fueron más agresivos con Calidda?)– al CEO de Suez si estaría dispuesto a ir a un joint venture con Egasa y para gran sorpresa mía me respondió como que no lo descartaría si se lo plantean. Tras el irracional “Arequipazo” pensé que ya tendrían a la Ciudad Blanca enterrada a pesar de la sinergia que Egasa les supondría. Si el presidente regional Guillén tuviera dos neuronas –cosa que a veces dudo– pues debería montar ya un esquema en donde esta empresa le transfiriese la gestión y el know-how –no la titularidad completa para que no lo cuestionen políticamente– a fin de repotenciar la vetusta Egasa y asegurarle a su ciudad una eficiente y creciente provisión de electricidad, que no sólo cubra el crecimiento demográfico sino también garantice su expansión económica: sin energía no hay futuro. Y el capital que se lo pongan las AFP. ¡Tiene la sartén por el mango! Pero Guillén y los mistianos están congelados en los 80…

Al margen de que quien habla está a favor de la inversión privada y que la fórmula planteada por Mariátegui pueda ser o no adecuada – cuestión a discutirse en Arequipa, por cierto, no cometan los errores del 2002 – lo cierto es que es notorio, con los datos que conocemos, que está pagando un cherry.

Y se echa más Aldo en la segunda columna, del 14 de mayo de 2007, en pleno viaje a Bangkok:

Esta gira por plantas de energía y de petroquímicos ha sido muy interesante. Después de ver las gigantescas instalaciones para tratar el LNG en Zeebruge (Bélgica) y Mataphut (Tailandia), uno alucina lo que va a significar la exportación de gas por Melchorita (a ver si Hunt y Carlos del Solar consiguen el dinero de una vez, que ya la están haciendo muy larga). Y ojalá que Petrobras se decida finalmente a replicar en Ilo la planta petroquímica de BASF-Suez de Amberes. Era impresionante la gama de productos plásticos que se obtienen allí para exportar como valor agregado. Los dos megaproyectos –que generarían una gran cantidad de divisas– estarían listos en el 2010, así que el afortunado de Alan García los inauguraría.

¿Qué responderá Aldo Mariátegui a todo esto? ¿U optará por hacer mutis, como en el caso de Miguel Santillana?

MAS SOBRE EL TEMA:
El Morsa: Aldito Mariátegui naked

LOS GIROS EN LA PRIMERA

Hoy, el diario La Primera ha sufrido otro de los varios cambios que ha tenido durante su corta existencia.

UN DIARIO DE AZAROSA EXISTENCIA

Como recuerdan, el diario comenzó siendo dirigido por Juan Carlos Tafur, quien se llevó a buena parte de los columnistas que lo acompañaron durante su estancia en Correo, desde Rosa María Palacios hasta Javier Diez Canseco. El diario también dio cabida a personajes como Luis Giampietri y Lourdes Alcorta y mostraba, digamos, pluralidad en sus columnistas.

Luego de la campaña electoral, el diario, que pertenecía al empresario chakano José Lolas Miani, pasó a ser propiedad del pirotécnico Ricardo Wong, ex candidato presidencial y luego amigo del Presidente García. En ese tránsito, ingresó César Hildebrandt a tener una columna diaria y salió Tafur del diario, siendo el nuevo director el periodista Carlos Quiroga, bastante cercano a las filas apristas.

Como sabrán, luego vino el affaire Federico Dantón, revelado por Hildebrandt en su columna y los despidos del columnista y de Quiroga. Entró luego Juan de la Puente, que se retiró por motivos de trabajo y, posteriormente, Enrique Sánchez Hernani. Y, en nuevo desbarajuste con Wong, en enero de este año, Sánchez Hernani y 10 periodistas más renunciaron al medio. A los pocos días, Hildebrandt también se fue.

Ocupó la dirección el militar en retiro Juan Sebastían Verástegui Marchena, ex editor de Actualidad Militar, la revista oficial del Ejército Peruano. Resulta más curioso que Ricardo Wong haya contratado a alguien que ponía su Curriculum en Neurona.com antes de ser director de un medio. El medio se vino en picada, perdió credibilidad, contrató como columnistas a Javier Espinoza (¿se acuerdan?, el candidato de los guantes blancos), el general aprista Germán Parra Herrera y, glup, Luz Salgado Rubianes.

EL NUEVO RUMBO DEL DIARIO

Pues bien, hoy La Primera sale con nueva diagramación, director y línea editorial.

El nuevo director es el conocido periodista de izquierda César Lévano. En su primera columna al frente del medio, ya va señalando por donde van a ir los tiros:

No hay primera sin segunda. Este diario inicia hoy una nueva etapa. Lo hace en momentos en que los factores de crisis se acumulan en la amplia rosa de los vientos del país.

A los gobernantes se les dijo, se les advirtió, se les demostró con abundantísimas razones. No hicieron caso.

Contra la sordera social y la miopía política, contra la claudicación nacional del neopierolismo pro chileno, surge ahora la nueva versión de LA PRIMERA. Será, pues, un diario de oposición.

Dejamos a otros el triste privilegio de callar cuando la corrupción se reinstala en las alturas, y el abuso y la sobreexplotación –así como las sobreutilidades— se enseñorean.

Y en otro párrafo, para que no nos quede duda de la filiación del diario:

“Estos principios conducen a definir este diario como agrarista, regionalista y amazónico, vinculado a la defensa de los obreros, los campesinos y los empresarios nacionales y nacionalistas”

Otras novedades: Hildebrandt vuelve como columnista fijo del diario, el polémico periodista (tambien zurdo y radical) Raúl Wiener será el jefe de investigación. Como pueden notar, este medio se coloca claramente a la izquierda de La República. Un giro de 180 grados con lo que han representado sus anteriores lineas editoriales.

De acuerdo con Pepitaspuntocom, el nombre de Lévano fue sugerido por Hildebrandt, con quien tiene una amistad de vieja data. Pero también la presencia de Wiener se debería a H., dado que fue columnista de Liberación, cuando ese diario estaba bajo la dirección del conocido periodista.

LOS HOMBRES DETRAS DE LA PRIMERA

La Primera ha cambiado de manos. Se ha vendido el nombre – no así el logo – y se ha formado una nueva empresa editora. Se sabía que Martín Belaúnde, personaje vinculado a Ollanta Humala, estaba detrás del diario. Sin embargo, aunque no se ha podido confirmar que Belaúnde es el verdadero dueño, aparecen otras personas como accionistas de este medio.

Por ello, resulta interesante conocer quienes están detrás del nuevo diario. Primero, veamos la partida electrónica de Las Rosas Editorial SAC, la nueva empresa detrás de La Primera.


Los accionistas son Gastón Cajina Barrera (Presidente del Directorio), Jorge Chang Soto (Director y Gerente General) y Francisco García Lozada. Resulta bastante variopinta esta mezcla, dado que Cajina es Secretario Nacional de Organización del PPC (ello explique quizás porque la primera entrevistada sea Lourdes Flores) y regidor en la Municipalidad de La Molina, mientras que Chang Soto ha sido Personero Legal del Partido Nacionalista Peruano.

Es decir, un propietario pepecista y otro humalista, un director marxista clásico, un columnista central que podría llamársele de simpatías zurdas y un radical de izquierda de jefe de investigaciones. La pregunta es: ¿qué saldrá de todo esto?

Esperemos que sean los intereses periodísticos, más allá de las tendencias particulares de las personas que se han arrejuntado en este proyecto, los que primen en esta nueva etapa de La Primera. Es saludable ver nuevas alternativas en el mercado periodístico, pero habrá que ver si esta termina de cuajar.

LA (NUEVA) SALIDA DE HILDEBRANDT

Hace 4 días dejó de salir la columna de César Hildebrandt en La Primera. Claro, un retiro del chato de un medio de comunicación ya no es primera plana.

Y los lectores que tenía el conocido periodista no teníamos una explicación. Claro, salvo los ya consabidos rumores sobre la inestabilidad del diario, dada la filiación aprista de su dueño, Ricardo Wong. Detalles sobre esas movidas aquí y también por acá.

Vía pospost, nos enteramos de un mail enviado por H. a sus amigos (y que según Fernando Obregón, ha circulado rápidamente) en el que explica las razones de su salida:

“A los amigos les envío esta explicación. Salí de La Primera por decisión gerencial que no me fue comunicada ni siquiera por escrito. Hoy aparece en El Comercio una noticia que podría explicarlo todo: el poder judicial ha reabierto, después de seis años, el caso Mesa Redonda, donde siempre se dijo que el señor Wong, propietario de La Primera, tuvo mucho que ver. O sea que no hay Primera sin su segunda. O sea que el señor Wong tuvo que ponerse de oferta. Ya veré qué hago. Un abrazo fuerte.”

Pregunta adicional: ¿Qué es eso de “La Columna del Presidente“?

CHILANGA BANDA




La encrucijada mexicana, en el día del cambio de gobierno.

Dame, dame, dame, dame todo el power
para que te demos en la madre
Gimme gimme gimme gimme todo el poder
so I can come around to joder
(Gimme the Power, Molotov)

Hace seis años, México festejaba el retorno a la democracia. Luego de 70 años del dominio autoritario y dictatorial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), llegaba al poder el candidato de un partido opositor, Vicente Fox Quesada, del Partido Acción Nacional (PAN) (centro derecha).

Hoy, sin embargo, la situación parece ser de órdago, dado que la herencia perniciosa de los años del priísmo ha terminado por contaminar la transición democrática mexicana.

Por un lado, la situación económica es bastante parecida a la peruana, es decir, hay un crecimiento importante de la economía, las exportaciones van viento en popa, pero la desigualdad sigue allí, sin que se generen mayores políticas para ello. Quizás el intento más fructifero sea la continuidad del programa Oportunidades (en el que se basó nuestro programa “Juntos”).

De otro lado, el Presidente Fox no ha podido hacer reformas institucionales importantes, toda vez que el Congreso se opuso a varias medidas importantes, al tener una oposición parlamentaria bastante hostil.

Así, con una economía que no aprovecha todas las ventajas del TLC (a pesar de aumentar exponencialmente sus exportaciones), desiguldades sociales y un edificio democrático a medio armar, México llegaba al primer relevo democrático en mucho tiempo con un país polarizado.

El protagonista principal de esta telenovela, más larga que las de Televisa, es Andrés Manuel López Obrador, líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD – izquierda). AMLO se había hecho notar como alcalde de la ciudad de México, con una gestión caracterizada por el asistencialismo social. El desgaste del PAN en el poder y su propio liderazgo personal lo catapultaban como el gran favorito a ganar la elección mexicana.

Por su parte, el PRI iba en default. Entre pugnas internas y acusaciones mutuas, el candidato presidencial fue Roberto Madrazo, perteneciente al sector más cavernario y corrupto del priísmo. En otras palabras, candidato descartado.

En el gobernante PAN, la postulación la obtuvo Felipe Calderón, un opositor a Fox dentro de su partido, aunque continuador de varias de sus políticas.

La campaña se desarrolló en niveles de ataques esperables en América Latina. La prensa escrita y televisiva se la jugó en contra de AMLO, quien era presentado como un intransigente seguidor de Hugo Chávez, cosa que no era del todo cierta.

La elección, que se vislumbaba como apretada entre Calderón y López Obrador, tuvo a los dos candidatos proclamándose como Presidente, sin boca de urna que pudiera definir a un ganador – es más, los canales ni se dignaron a pasarla por prudencia – y se inició una batalla por los votos.

Calderón ganó por un estrecho margen. AMLO denunció fraude.

¿Existió fraude? Conversando con amigos en México y con analistas como Farid Kahhat que han vivido varios años en el país azteca, puedo afirmar que no existió fraude. Es cierto que el PAN y el PRI se coludieron para poner a personajes cercanos en el Instituto Federal Electoral, pero el IFE tuvo una actuación pulcra. Es cierto que los medios estuvieron en contra de AMLO, pero aún así obtuvo un importante porcentaje superior al 35%, lo más alto que ha llegado la izquierda mexicana en sus historia. Es cierto que en 1988, el PRI con una “caida de sistema” le robó la elección presidencial al PRD, pero esta vez no hubo posibilidad por el control nacional e internacional que hubo sobre el sistema de conteo de votos.

Quizás sí hubiera sido recomendable un recuento general de votos, con lo que se habrían despejado todas las dudas y se habría quitado argumentos a AMLO por una derrota que se debió a sus propios errores de campaña y a la campaña que le hicieron desde los medios, frente a la cual no supo responder.

Como sabemos, la semana pasada AMLO juró como “presidente legítimo” ante miles de seguidores en el Zócalo, la plaza principal del Distrito Federal. Ello ha complicado el panorama en un país debatido por protestas sociales como las de Oaxaca, que lleva 6 meses sin resolverse, y donde el saldo de muertos y desaparecidos comienza a ser evidente. En lugar de canalizar la protesta social y convertirse en una oposición que fiscalice desde el primer día al Presidente electo, AMLO ha terminado por patear el tablero, poniendo, al mismo tiempo, su liderazgo en cuestionamiento y arrastrando a México a una encrucijada que por momentos se parece a los peores sketch de programas cómicos.

Hoy Felipe Calderón debe jurar como el Presidente de México. Sin embargo, el día ha comenzado de una manera rara, con Calderón asumiendo la presidencia en una ceremonia privada en la residencia de Los Pinos, mientras los parlamentarios del PRD siguen ocupando la tribuna principal de la Cámara de Diputados, donde Calderón debía juramentar. Al mismo tiempo, AMLO ha anunciado una marcha en la ciudad de México. En los precisos momentos que escribimos esta columna, Calderón ha tomado juramento como Presidente.

La encrucijada está por resolverse ¿o por seguirse complicando?

ACTUALIZACION (05:30 PM):

El resto de la jornada se desarrolló dentro de la “normalidad” que cabía esperar dadas las circunstancias.

Luego de jurar, en medio de gritos y en una ceremonia bastante rápida, Felipe Calderón se dirigió al Auditorio Nacional de la Ciudad de México, donde dio su primer discurso como Presidente. Allí anunció rebaja de sueldos de los altos funcionarios públicos, la petición de una reforma constitucional sobre reformas electorales (muchos preveen la instauración de la segunda vuelta electoral) y modificaciones al sistema de administración de justicia y seguridad ciudadana. Eso sí, de la crisis en Oaxaca no dijo nada.

La marcha de AMLO discurrió desde el Zocalo hasta el Auditorio Nacional, sin mayores incidentes, aunque con un buen número de los seguidores que lo consideraban como “presidente legítimo”.

Lo cierto es que Calderón se salió con la suya: pudo jurar, nadie en el exterior reconoce a AMLO como Presidente y encima comenzó a tomar decisiones.

La anécdota del día: Joaquín Sabina de visita en Guadalajara, quejándose que los congresistas que pernoctaron en la Cámara de Diputados cantaran su canción “Y nos dieron las diez”.

MAS SOBRE EL TEMA:
La cobertura más imparcial desde México: El Universal.
BBC Mundo: Los retos de Calderón.
El Pais (España): Los enfrentamientos previos a la juramentación.
El Mundo (España): Especial sobre Elecciones en México.
Mirko Lauer: México en una laguna.

REPRESALIAS PREOCUPANTES

Dos casos preocupantes que llaman a la reflexión.

CASO 1: HILDEBRANDT

Como sabemos, César Hildebrandt, uno de los periodistas más importantes del medio, difundió la noticia del sexto hijo del Presidente Alan García, en la columna que tenía en el diario La Primera.

Como también recordamos, el lunes, AGP reconoció ser el padre del pequeño Federico Dantón en declaración publica, que, por cierto, no se habría producido de no haber mediado la revelación de CH.

Sin embargo, tal parece que un grupo de afines al APRA se ha encargado de hacer una vendetta en contra del periodista.

Por un lado, Ricardo Wong, dueño del diario La Primera y conocido amigo del Presidente, presionó por la salida de Hildebrandt, publicando un titular sobre un supuesto comunicado de la Organización Panamericana de la Salud desmitiendo a CH sobre su denuncia de malos manejos y peligros de las vacunas contra la rubeola. El comunicado no se encuentra en la web de dicha organización, por lo que se presume que sea apócrifo.

Ello provocó, de un lado, el despido del director de La Primera, el periodista cercano al PAP Carlos Quiroga, por no censurar las columnas de Hildebrandt, y de otro lado, la renuncia de César Hildebrandt a escribir en este medio.

Pero hoy, con una diligencia digna de mejor causa, CH fue citado a declarar en un caso donde se encuentra involucrado Fernando Zevallos, el narcotraficante que fue alguna vez empresario de la aviación civil. Al periodista pretendele achacarsele haber recibido un pago de 35,000 dólares que habrían sido entregados a un camarógrafo.

Este columnista era un televidente del programa de CH en los canales en los que estuvo y en ningún momento notó favoritismo alguno contra Zevallos, por el contrario, se le hacían preguntas incómodas cada vez que este cuestionado personaje acudía al set de televisión. Por tanto, nos parece inverosimil y canalla que se pretenda hacer (o mejor dicho, resucitar) una denuncia de este calibre.

Walter Vasquez Bejarano, presidente de la Corte Suprema, ha expresado su extrañeza por esta citación sorpresiva. Y Jorge del Castillo, con los modales y talante democrático que parecen ser sólo patrimonio de la PCM en estos tiempos, llegó a ofrecerle un espacio a CH en el diario El Peruano.

Me recuerdan los tiempos en que se vetó a Jaime Bayly de la televisión por hacerle la pregunta del litio a Alan en 1985 o cuando hubieron “fallas técnicas” durante el reportaje que el programa de Fernando Ampuero (Uno más Uno) difundía en 1986 sobre la masacre del Frontón.

¿Cambio responsable?

UPDATE (28/10/2006): Juan de la Puente, el nuevo director de La Primera, ha ofrecido sus disculpas a Hildebrandt en su primera columna como director.

CASO 2: ANGELO SANGUINETTI

Hace unas semanas, el programa Panorama denunció que Gustavo Andrade, hermano del actual alcalde de Miraflores – que va por la reelección – y del ex alcalde de Lima, cobraba coimas a quienes querían obtener de manera más rápida la licencia de funcionamientos de negocios.

En aquella oportunidad, el principal denunciante de esta maniobra delincuencial fue el empresario Angelo Sanguinetti, conocido propietario de centros nocturnos en la ciudad. Andrade cobraba una coima de 400 dólares al empresario, hecho que fue registrado en el reportaje antes mencionado. Hace dos semanas, nuevamente apareció otro video de esta persona haciendo el mismo tratamiento a dos empresarios.

Sorprende que el alcalde Fernando Andrade no haya separado a este sujeto de la Municipalidad, donde sigue trabajando impunemente y que, además, su departamento legal haya propuesto a la Fiscalía que denuncie a Sanguinetti por corrupción de funcionarios.

Pues bien, el día de mañana, el empresario debía declarar ante el Poder Judicial sobre los hechos denunciados contra Gustavo Andrade. Sin embargo, esta mañana, Sanguinetti fue golpeado por cuatro sujetos encapuchados, sufriendo hematomas, contusiones en el rostro, boca y ojos. A Sanguinetti no le robaron nada. Es evidente que esta agresión fue para callarle la boca.

¿Este es el estilo político de los Andrade? Mucho ojo con quienes elegimos como alcaldes este 19 de noviembre.