FAVRE: LAS PREGUNTAS QUE QUEDARON SUELTAS

Ayer Julio Favre se presentó en La Hora N y Prensa Libre, para dar sus descargos respectivos sobre las preguntas que se hicieron desde aquí sobre la compra de pollos a Redondos S.A. por parte del Estado durante el actual gobierno.

Básicamente, Favre dijo lo siguiente:

1. Que las compras del Estado para Redondos S.A. solo representaban el 0.5% de las ventas de su empresa.
2. Que Redondos había perdido un gran número de licitaciones en estos años.
3. Que todas las compañías avícolas se habían beneficiado de un incremento en las compras de pollos.
4. Que varias de las compras se hicieron a inicios de los años respectivos y que, además, el 70% de lo adquirido en el 2007 se había hecho antes del terremoto.
5. Que la denuncia hecha desde este blog tenía ánimo de mala leche.

Voy a comenzar por este último punto, lamentando que el señor Favre haya utilizado insultos para referirse a mi persona. La intención de presentar estos datos no fue cebarse en su fracaso en FORSUR, ni traer su imagen abajo, ni acusarlo de enriquecimiento ilícito – cuestión que nunca se dijo en ninguno de los dos posts sobre el tema -, sino que nos diera explicación a las interrogantes planteadas frente al aumento de sus transacciones con el Estado debido a dos hechos bastante claros.

El primero, fue su cercanía al Presidente de la República, comprobada mediante una entrevista hecha en septiembre de 2007 al diario La República:

–¿Cómo se animó a presidir Forsur? ‘Caretas’ dice que el Presidente prácticamente lo obligó a aceptar el cargo en una reunión con varios empresarios.

–Bueno, a veces exageran. Yo soy parte de un grupo de consejeros del presidente García. Hace ocho meses que nos reunimos con él los jueves por la noche. La verdad que sí me sorprendió que me comprometiera con un trabajo tan abrumador. Yo tenía un plan de vida diferente.

Y como señala hoy este mismo diario:

En la misma entrevista a la que aludíamos al principio de la presente nota (hecha el 2/9/07), el mismo Favre señaló que era parte de un grupo de consejeros del presidente García que se reunía con el mandatario todos los jueves por la noche desde hacía ocho meses. Es decir, desde enero de 2007, principios de año y fecha en la que –tal y como confirmó Vera– se hacen las licitaciones del Estado.

Como se desprendía del post original, la primera pregunta se dirigía hacia el incremento en todo el gobierno de García, no solo al periodo de su estancia en FORSUR.

En lo que se refiere a FORSUR, dijimos claramente lo siguiente:

De los 39 items contratados en el 2007, 11 fueron otorgados luego del sismo. Y claro, a ello deben sumarse los 8 items adjudicados en el 2008. En otras palabras, 19 contratos luego del sismo.

Pero también es importante ver los montos. En el 2008, como hemos señalado, el monto total es del S/. 850,085. En los 11 items del 2007 adjudicados luego del sismo, se obtuvieron S/. 533,597. En total, S/. 1’383,682.

Ello evidencia claramente que nunca dijimos que la mayor parte de contratos se hicieron durante el periodo de FORSUR. Lo que si cuestionamos – ya en términos éticos – es que un funcionario público pudiera seguir contratando con el Estado, luego de su nombramiento en el cargo. Y más aún, cuando el señor Favre ha admitido que el monto de sus contratos con el Estado es tan ínfimo que podría no haber afectado su ganancia final del año 2007.

Y en ninguna de sus dos entrevistas ha hecho referencia a los contratos del año 2008, la mayoría de los cuales se celebraron cuando Favre aún era Presidente de FORSUR.

Un tercer punto se refiere al famoso contrato con el Despacho Presidencial. El mismo no fue hecho o convocado en enero de 2007, sino en octubre de ese mismo año. Asimismo, Redondos S.A. fue la única empresa postora en esta Adjudicación Directa Selectiva en el rubro carne de aves, por lo que no tuvo competencia en este caso en específico. Por tanto, hay aquí una interrogante aún abierta, sobre la cual debe darse una explicación.

Finalmente, se ha arguído que todas las empresas del ramo se beneficiaron con el tema. Me vuelvo a ayudar con un cuadro elaborado por Roberto Bustamante que explica comparativamente lo que pasó con las empresas Redondos y San Fernando, esta última, la empresa con mayores ingresos en el campo avícola, también en contrataciones con el Estado.

Y la explicación de Bustamante es la siguiente:

Mi rudimentario método (y si alguien sabe de algo mejor, me avisa sin roche) es asignar el valor 1 al monto recibido por cada empresa para enero del 2005. Si la empresa recibió 0.9 en febrero del 2005, el valor en el gráfico será -0.1. Si la empresa ganó 1.1 en marzo del 2005, el valor en el gráfico será 0.1. Se me ocurren otras formas para hacer el gráfico y las haré después (he tenido que ingresar hartos datos para saber cuánto ganó cada empresa, mes por mes).

En fin, lo que el gráfico muestra es cómo esa “diversificación” coincidió con la entrada de García en el gobierno.

Saquen sus propias conclusiones.

MAS SOBRE EL TEMA:
Andina: Palacio se pronuncia sobre compras de alimentos

FAVRE RESPONDE, EL TERCER PISO TAMBIEN

Según recoge El Comercio, Julio Favre ha respondido a algunas de las preguntas que hicieramos ayer sobre el incremento de sus contratos con el Estado durante este gobierno.

Veamos una por una cada una de sus respuestas, que creo merecen la pena ser colocadas aquí y cotejadas una a una.

El ex titular del Forsur respondió ayer mismo: “Todas las licitaciones con el Estado se hacen en enero y a mí se me nombró en el Forsur ocho meses después”

Señor Favre, eso es falso. Si ustedes revisan cuando se dieron cada una de las contrataciones con las que Redondos S.A. se hizo acreedor, muchas de ellas corresponde a meses posteriores a enero. Es cierto que en los primeros meses del año pueden hacerse procesos para adjudicar bienes y/o servicios para todo el año – ese fue el caso entre el Ministerio del Interior y RBC – pero aquí hablamos de compras que se registraron en varios meses del año, entre ellas, la que le hizo el Despacho Presidencial en octubre de 2007.

En segundo lugar, no solo se cuestionan las compras producidas luego de su nombramiento en FORSUR, sino que la primera interrogante gira en torno a un hecho constatable: luego que Favre diera su apoyo a Alan García y comenzará a participar en los Consejos Consultivos de cada dos lunes, las ventas de Redondos se han incrementado. Los cuadros elaborados por Roberto Bustamante, que vuelvo a colocar aquí, lo demuestran:

Es justamente este incremento el que no ha podido responder. Veamos ahora el segundo punto que recoge El Comercio:

Adujo que él no suscribió los contratos personalmente. “Por el hecho de que me convierta en funcionario público con mi nombramiento en el fondo de reconstrucción, mi empresa no puede dejar de vender. Queda claro que yo no soy dueño de la compañía; esta es una sociedad anónima”, puntualizó

Aquí es donde viene la pregunta de fondo: ¿Puede la empresa de un funcionario público seguirle vendiendo al Estado? Particularmente creo que el hecho se presta a varias suspicacias, sobre todo, cuando, en este caso en particular, el incremento de las ventas ha sido bastante significativo. El carácter ad honorem de la función que desempeñaba Favre – y que creo que fue un error de la Ley de creación de FORSUR, a los empleados y funcionarios públicos se les debe pagar – no es una carta blanca para que se “compense” esta carencia de ingresos con contratos con el Estado. Porque, lamentablemente, esa parece ser la imagen que deja este incremento de ventas.

Favre sostiene que Redondos es una sociedad anónima. Sí, en efecto, lo es. Pero, el ex Presidente de FORSUR tenía intereses en la misma, tal como lo demuestra esta Partida Electrónica de Registros Públicos, en la que se ve como Julio Favre Carranza es ratificado, en abril de 2007, como Gerente General:

Por tanto, y a mi modo de ver, Favre no ha aclarado aún ninguna de las preguntas que se plantearon aquí el día de ayer. Una mejor respuesta de parte de este empresario haría que muchas de las suspicacias que hoy se tienen puedan aclararse. Pero, hasta el momento, las explicaciones no son safistactorias.

UNAS PREGUNTAS PARA JULIO FAVRE

El día de ayer, el Ministerio de Vivienda entregó la Orden al Mérito de Vivienda a Julio Favre y a otros ex directores de FORSUR, en honor a los esfuerzos realizados para la reconstrucción de las zonas del país arrasadas por el terremoto de hace 8 meses.

Suena, por decir lo menos, a broma de mal gusto la entrega de esta condecoración. Creo que quienes han observado el intento de reconstrucción coinciden en que sólo ha quedado en un mar de buenas intenciones, las mismas que también, como dice el dicho, componen el reino de Don Sata. No en vano el 63.9% de los encuestados por la Universidad de Lima desaprueban la gestión de FORSUR.

Pero hay un dato que merece la pena ser recordado: Favre fue nombrado en una reuniòn del “club de los lunes”, el grupo de empresarios que se reune con Alan para tocar varios temas de interés nacional. El otrora detractor de García ha pasado a ser, en sus palabras, un kamikaze para defender al gobierno.

Esta cercanía, por cierto, motiva algunas preguntas, ya no relacionadas con FORSUR, sino con la principal actividad de Favre: la empresa avícola. En específico, Redondos S.A., su empresa que mayor reconocimiento le da en ese ramo.

Primera pregunta: Sr. Favre, ¿podría explicarnos a que se debe esta variación en sus compras con el Estado, desde que está su ahora amigo Alan García en el poder?

REDONDOS S.A.
Monto Adjudicado 2005: S/. 68,383
Monto Adjudicado 2006: S/. 182,765
Monto Adjudicado 2007: S/. 1,831,207
Monto Adjudicado 2008 (hasta ahora): S/. 850,085

Segunda pregunta: ¿Podría decirnos porque buena parte de dichos contratos fueron firmados cuando usted era Presidente de FORSUR y, por ende, funcionario público?

De los 39 items contratados en el 2007, 11 fueron otorgados luego del sismo. Y claro, a ello deben sumarse los 8 items adjudicados en el 2008. En otras palabras, 19 contratos luego del sismo.

Pero también es importante ver los montos. En el 2008, como hemos señalado, el monto total es del S/. 850,085. En los 11 items del 2007 adjudicados luego del sismo, se obtuvieron S/. 533,597. En total, S/. 1’383,682.

Tercera y última pregunta: ¿Podría explicarnos esta adjudicación directa selectiva concedida por una conocida entidad pública?:

ADS 7-2007-DP-1 DESPACHO PRESIDENCIAL
PRODUCTOS CARNICOS

CARNE DE AVES
24/10/2007 (luego del terremoto y su nombramiento en FORSUR)
S/. 83,203

Creo que, además de su gestión al frente de un organismo reconstructor que no sirvió de mucho, el señor Favre podría aclararnos sus negocios con el Estado, sobre todo, durante una gestión gubernamental a la que no ha dudado en blindar. Son preguntas a las que el país, nuevamente, espera una respuesta.

ACTUALIZACION: (10:55 AM)

Roberto Bustamante ha elaborado un completo cuadro que grafica la disparada de ingresos de Favre durante el segundo quinquenio aprista:

Y la explicación de Roberto es aún más grafica:

Como se ve, es con el ingreso de García al gobierno que la buena suerte de Favre creció. De ganar cerca de 7,100 nuevos soles promedio mensuales (S/.135,461 en 19 meses) con Alejandro Toledo como presidente, actualmente Favre gana a través de su empresa Redondos, cerca de 130,000 nuevos soles mensuales (S/.2,79,8691 en 21 meses).

Claro, uno podría decir que los consumos varían de mes a mes. Pero si comparamos, no sé, los octubres de cada año, uno puede darse cuenta que el del 2007 fue un buen mes para Redondos. Y que el presidente García estuvo con filo (cargar el anda del Señor de los Milagros da hambre).

Otro punto es el alza del precio del pollo. Los insumos suben, los precios de venta suben, entonces para no perder, mejor vender harto. Y de nuevo sale el gobierno y la FAP a comprar (127,591 nuevos soles en diciembre del 2007).

En otro cuadro elaborado por Bustamante, los ingresos por mes de Redondos S.A. Queda claro que, salvo febrero de 2008, el incremento es notorio. Meses del gobierno de Alan resaltados en amarillo:

Me quedo con lo dicho por Marco Sifuentes: Eeeh… ¿cómo era eso que dijeron anoche de que las investigaciones en Internet no son fiables? Uyuyuy

MAS SOBRE EL TEMA:
Roberto Bustamante: El pollero favorito del Presidente
Utero de Marita: Los pollitos dicen Favre, Favre, Favre
El Paki: Negocio “Redondos”

RESCATANDO AL SOLDADO FAVRE

FORSUR en crisis, con intolerancias presidenciales de por medio

Las renuncias de los empresarios Henry Day y José Chlimpler al directorio de FORSUR – al que podría agregarse PPK – revelan que la estrategia gubernamental sobre la entidad que se encargará de la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto va a tener que ser seriamente ajustada.

Sin duda, el compromiso de la empresa privada es importante para la reconstrucción. Y claro, se requiere de personas a tiempo completo para ello, cuestión que habría alejado a los renunciantes Day y Chilimper. Pero también, en voz baja, se cuestionó que estas personas tuvieran carácter de funcionarios públicos. Desde este espacio hemos estado de acuerdo con que se les de dicho carácter, dada la responsabilidad que asumen ante el país por el manejo de dinero importante para una tarea que requiere de mecanismos de transparencia. Por tanto, una solución que contemple la eliminación de responsabilidades por este dinero es la menos óptima, tanto para la imagen de las personas que participen como para la necesaria fiscalización al empleo de estos recursos.

Sin embargo, el Presidente de la República ha vuelto a hacer gala de su intolerancia. Aunque las preguntas eran sobre el alejamiento de los dos empresarios antes mencionados, Alan aprovechó en defender al cuestionado Julio Favre con frases como estas:

“Ahora sale en periódicos que (Favre) jugaba fútbol con la cabeza de los detenidos”.

“Los hombres de Estado tienen que ser como las estatuas y mantenerse firmes, aunque pasen pajarracos y les defequen en la cabeza”.

“Muy bien que renuncien y todos los que vean que su honor está siendo mancillado por los perros que renuncien. Me parece justificado y claro”.

Parece que el Presidente de la República no ha entendido dos cosas. La primera, es que todos los funcionarios públicos están sujetos a críticas y cuestionamientos, incluso aquellos que pudieran parecer más desdeñables. La segunda, es que a Favre no se le cuestiona por un capricho, sino porque en la granja que prestó para una base militar se cometieron violaciones a los derechos humanos.

Todos queremos que la reconstrucción vaya bien. Pero, para ello, deben estar las personas indicadas, escuchar pacientemente las críticas y comprometer a personas que tengan la disposición y el tiempo necesarios para emprender una tarea que el país agradecerá.

MAS SOBRE EL TEMA:
Menos Canas: Réplica en FORSUR

¿SERA POR ESTO QUE FAVRE DESPRECIA LOS DDHH?

Desde hace un par de semanas, el diario La Primera ha venido publicando una serie de datos que pretenderían involucrar a Julio Favre con violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del Estado a inicios de los años noventa.

Un tema serio y delicado como este, en el que se involucra a una persona con hechos tan graves, merece ser tratada con pruebas que vayan más allá del trascendido o el “me contaron”. Desafortunadamente para sus intereses y para el esclarecimiento de hechos que tienen que ser esclarecidos, el diario dirigido por César Lévano, no había optado por el camino de los testimonios directos.

Pero ello no implica que Favre no le deba al país – y, probablemente, al Ministerio Público y al Poder Judicial – una explicación sobre su real participación en la estrategia contrasubversiva aplicada en la zona del Norte Chico – donde tiene sus intereses empresariales – durante los primeros años del gobierno de Alberto Fujimori.

Hoy una investigación de María Elena Castillo en La República nos presenta el testimonio de Agripino Ventocilla. Veamos los pasajes más importantes del reportaje:

En mayo de 1992, Agripino Ventocilla, su padre Rafael Ventocilla Rojas, y sus hermanos Simón, Paulino Alejandro Ventocilla, fueron detenidos por un comando militar que los encerró en la base de Atahuampa, en mayo de 1992, acusándolos de pertenecer a Sendero Luminoso. Otros familiares, Andrés Reyes Rojas, Alfonso Ventocilla Pablo, Gaudencia Tolentino Osorio y Walter Tolentino Osorio, también fueron arrestados y conducidos a la repartición militar.

“La camioneta se detuvo y me bajaron a la fuerza. Entre el jaloneo la toalla se cayó un poco y pude ver el cartel de ingreso a la base del cuartel de Atahuampa“, explicó Agripino Ventocilla: “Me volvieron a cubrir bien, pero yo ya sabía dónde estaba. El olor a granja de pollos era evidente. Me ingresaron y me pusieron como en un corralón. Deduje que era un lugar abierto porque escuchaba voces cercanas, no estaban a mi costado pero se escuchaba claramente”.

El caso de la familia Ventocilla está referido en el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), ante la cual los familiares de las víctimas relataron los hechos. El fiscal especializado en delitos de derechos humanos, Álex Díaz Pérez, tiene a su cargo las indagaciones. Los hermanos Alejandro, Simón y Agripino Ventocilla eran conocidos dirigentes del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Perú (Sutep) y militaban en Patria Roja e Izquierda Unida.

“Todo el tiempo estuve con la cabeza cubierta, hasta cuando me torturaban. Mientras me golpeaban me decían que era terrorista, pero yo no era terrorista, era dirigente del Sutep. Me colgaron de los pies y me metieron a una tina con agua y detergente. También me pasaron corriente y nunca dejaron de patearme para que me autoinculpara”, señaló Agripino Ventocilla.

“A los tres días de la detención, y después de una visita de la Cruz Roja, los militares quisieron entregarnos a la PIP, pero los policías no aceptaron porque estábamos muy golpeados. Entonces nos abandonaron en la playa de Huacho. ‘Si nos denuncian, los desaparecemos. Mejor váyanse, no los queremos ver por aquí’, nos amenazaron”, apuntó Agripino Ventocilla.

El relato concluye con un final triste. El padre y los hermanos de don Agripino fueron asesinados el 24 de junio de 1992. En la casa donde fueron ejecutados se encontró una insignia del Ejército. Los indicios apuntan a que la autoría del crimen correspondería al Destacamento Colina.

Favre ha reconocido que cedió parte de su terreno avícola para una base contrasubversiva. De hecho, era de alguna manera comprensible que lo hiciera, ya que su empresa fue víctima de atentados cometidos por Sendero Luminoso. Sin embargo, ha señalado que desconocía quienes eran los jefes de la base militar y las acciones que se hicieron alli.

Pero no puedo dejar de pensar en esta revelación de La República sin que me dejen de resonar las palabras que Favre le dijo a Marco Sifuentes hace 4 años:

“Yo creo que debemos conocer las cosas que nos hagan bien, hay cosas que deben ser reservadas y yo voy a proponer que el informe de la CVR sea un informe secreto … Son bastante ingenuos en pensar que removiendo el pasado, escarbando muertos y haciendo llorar a los que sufrieron la barbarie que inicio Sendero, vamos a reconciliarnos. Yo no se como nos vamos a reconciliar”

Quizás esto sea la real causa para que Favre quisiera que el trabajo de la CVR siguiera el camino de los muertos: el entierro de la verdad.

RECONSTRUYENDO

Culminaba la semana pasada afirmando que la designación de Julio Favre como “zar de la reconstrucción del sur” no era de las más adecuadas, considerando su trayectoria personal, ética y profesional.

Pero creo que habría que hacerse una pregunta más importante y trascendente que una persona sumamente cuestionada: ¿Qué es lo que se va a hacer con la reconstrucción?

Buena parte de esta pregunta se está respondiendo con el Proyecto de Ley de creación del FORSUR. Y es aquí donde se plantean serias interrogantes:

Composición: Con el respeto que me merecen los empresarios y considerando que la empresa privada debe estar involucrada en este tema, pero, ¿5 empresarios, incluyendo al Presidente, no es demasiado? ¿Por qué solo un técnico – Eduardo Figari – entre ellos? ¿Y por qué no llamar a gente que no sea del sector empresarial?

Además, se habla de “solvencia moral” para los representantes empresariales y como que Favre, para decirlo elegantemente, no encajaría con dicho perfil.

Responsabilidad política: Si este organismo depende directamente de la Presidencia de la República y, además, sus participantes no son “funcionarios públicos”, la responsabilidad es igual a cero. Además, 11 de los 16 integrantes son Ministros y autoridades regionales y locales. Si ello se quiere hacer para los empresarios subidos a este caballo, pues eso no los exime de dar cuentas al país sobre su labor.

Transparencia: La adjudicación de los bienes será directa y no habrá licitaciones. Si bien es cierto que hay una situación de emergencia, este proceso es de mediano plazo – 4 años como promedio – así que resulta claro que algún mecanismo de transparencia debe existir, conociendo como se han venido gastando ciertos recursos de compras importantes en el pasado y, además, teniendo en cuenta que representantes de gremios empresariales están involucrados en el tema.

Ojalá mañana estos puntos se tengan en cuenta, durante el debate parlamentario.

Y ya fuera del debate parlamentario, por favor, que se trace un plan de reconstrucción serio, que tome en cuenta lo que Defensa Civil señale. Nada de improvisaciones.

UN RECONSTRUCTOR CON PASADO

El gobierno quiere tener un Fondo para la Reconstrucción Integral de las Zonas Afectadas por el Terremoto del Sur. Eso está bien. Se quiere contar con la participación del sector privado. También está bien.

Julio Favre va a ser el Presidente de dicho organismo, según informan Correo y Perú.21.

Comenzaron los problemas.

Si CONFIEP tuvo un presidente especialmente malo, por lo anacrónico de su visión empresarial y de país, fue justamente Favre, un personaje que ha estado aconchavado con todos los gobiernos (Fujimori, Toledo y ahora García) y que tiene varias perlas:

– Cuando Monseñor Bambarén convocó a la marcha a favor de la lucha anticorrupción, Favre dijo que había sido una movilización de marxistas. El empresario había olvidado que esa marcha se convocó por una Ley que beneficiaba a los presos por corrupción.

– La sensibilidad social de Favre está puesta en duda. Un reportaje de Marco Sifuentes mostró a Favre como uno de los más ácidos y prejuiciosos críticos de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, organismo del que este personaje ha denostado en cuanta columna ha podido. Una de las cosas se recogió en el reportaje me preocupó más: el empresario dijo que el Informe Final debía ser de “carácter secreto”, es decir, que no se conociera la magnitud de lo ocurrido y que afectó, fundamentalmente, a las personas más pobres del país, igual que el sismo de hace una semana. ¿Lo mismo dirá cuando se pidan cuentas de lo gastado para la reconstrucción?

El cartel de los pollos. Hace 10 años, el INDECOPI sancionó a la Asociación Peruana de Avicultura por concertar los precios del pollo. El caso ha llegado hasta el Poder Judicial. ¿Adivinen quien era el presidente del gremio de polleros y hoy defensor de dicha concertación? ¿No que Favre creía en el libre mercado?

– Finalmente, su “preocupación” por el medio ambiente. Caretas publicó un reportaje en el 2004 que alertaba sobre el cultivo de tilapia, un pez transgénico, en la Albufera de Medio Mundo, ubicada al norte de Lima. Los peces transgénicos, en otras zonas del país, terminaron liquidando otras especies. A Favre lo sindicaron como uno de los autores del proyecto y presentó sus descargos. Su última respuesta es de antología:

Creo en la defensa del medio ambiente, sigo pensando que fue una tontería cerrar Lucchetti y me reafirmo en lo que dije entonces: “Si tengo que elegir entre dar trabajo a 600 personas o salvar a 4 garzas, prefiero dar trabajo a 600 personas”.

¿Esta es la persona más adecuada para una tarea delicada, que requiere transparencia y sensibilidad social?

MAS SOBRE EL TEMA:
CPN Radio: Giampietri defiende nombramiento de Favre
El Morsa: Ahora viene Julio Favre