SOSA, EL ESPIA Y ALAN GARCIA

 

Hoy, en el marco del juicio a Alberto Fujimori, asistió Jesús Sosa Saavedra, quien ha sido interrogado por el fiscal Avelino Guillén. La línea de preguntas de la mañana y la tarde ha procurado corroborar, en forma cronológica, la serie de revelaciones que dio a Ricardo Uceda, para la elaboración del libro Muerte en el Pentagonito.

El ex miembro de Colina comenzó con el pie en alto, al señalar que dos de los ex Comandantes Generales del Ejército que habían declarado en el proceso habían mentido. Las alusiones a Nicolás Hermoza Ríos y José Villanueva Ruesta Pedro Villanueva fueron bastante obvias.

Pero lo que viene resaltando la prensa es el testimonio de Sosa sobre la captura y asesinato del espía ecuatoriano Enrique Duchicela, ocurrido en 1988, a quien se le ejecutó por haber conseguido secretos militares peruanos. Sosa apunta alto en sus acusaciones:

“Fui llamado por el coronel Oswaldo Hanke para realizar este trabajo. (Hanke) me informó que esta era una orden expresa del presidente de la República, Alan García Pérez, me acuerdo que esto fue en mayo o junio de 1988″, dijo.

“Al término de la misión yo fui a conversar con el coronel Hanke a su despacho, estando allí por el videoteléfono lo llama el comandante general y es felicitado por haberse realizado con éxito la operación y le expresa las felicitaciones del presidente de la República (Alan García Pérez) lo cual me consta porque yo estaba en la oficina del coronel Hanke”, contó ‘Kerosene’.

Cabe mencionar que García, entrevistado por Uceda para su investigación, negó su participación en los hechos. Pero quedó una pregunta flotando para el periodista: ¿cómo informó el Ejército de los hechos al Presidente?

El proceso penal seguido por este hecho involucra tanto a Sosa, como a sus superiores inmediatos – Oswaldo Hanke y Harry Rivera – y tres suboficiales que participaron en la ejecución y posterior incineración de los restos del espía ecuatoriano. García ni siquiera ha sido llamado como testigo en dicho proceso. Luego de esta declaración, ¿seguirán sin llamarlo?

Quizás ahora se entiende mejor porque García no profirió palabra alguna sobre derechos humanos durante su mensaje del lunes.

MAS SOBRE EL TEMA:

Utero de Marita: Kerosene echa a Alan

Elite Sadomasoquista: ¿Para quién juega Sosa?

MONTESINOS, EL COLABORADOR INEFICAZ

Montesinos

La noticia del día no es la captura de Lady Bardales, ni tampoco un round más de la pelea Alan – Evo (donde suscribo íntegramente lo dicho por Farid Kahhat), sino la declaración del testimonio de Vladimiro Montesinos como ineficaz para el proceso seguido a Fujimori.

En términos jurídicos, ello quiere decir que lo que dijo Montesinos el lunes no será tomado en cuenta para el proceso. Y aunque aún queda pendiente el pedido de Nakazaki para que vuelvan a llamar al ex asesor, lo cierto es que lo que hace la Sala Penal Especial es correcto, dado que el socio de (a) “Presidente” se burló de todo el mundo – sobre todo, del Fiscal José Antonio Pelaez -, siendo la causa fundamental de esta decisión la actitud de Montesinos de quedarse callado cuando ya estaba con 3 horas encima de discurso. San Martín y compañía han calificado correctamente de “conducta lesiva” a una patraña digna de abogado de Azángaro.

Lo cierto es que, tomada o no esta decisión, el testimonio de Montesinos no había aportado gran cosa al fondo del proceso. La cantinflada – como bien lo retrató Carlín ayer en La República – sirvió para tres cosas fundamentales.

La primera de sus intenciones era ejecutar venganzas personales contra posibles testigos que lo incriminen – Máximo San Román, Rafael Merino Bartet – o contra el fiscal Avelino Guillén. Todos ellos – salvo Merino – le han respondido en público, negando cada acusación.

La segunda era limpiar su pasado: yo no era abogado de narcos, no me expulsaron del Ejército, mandaba espías a Ecuador, no tuve nada que ver en el encubrimiento de Cayara. Para cualquiera que le de una leida a alguno de los libros de la bibliografía sobre Fujimori y Montesinos, se dará cuenta que lo dicho por (a) “Asesor” es falso. ¿Desconocimiento de la realidad? Más que eso, intento de limpiarse.

Y la tercera intención era limpiar a su jefe, del cual se reconoció como su subordinado. Y lo hizo con tal poco sentido de la realidad que terminó enfatizando más la imagen de socio y cómplice, que los fujimoristas han intentado negar por años. (Se acuerdan: “Montesinos es Montesinos y sus delitos son sus delitos”, Chino rata dixit). Todo ello ha convertido a la defensa del ex dictador en un gran Babel, donde están involucrados los amnistiadores, los que siguen hablando de inocencia, los que dicen que vale matar en algunos casos y ahora, su compinche.

Que el fiscal Pelaez haya tenido un interrogatorio pusilánime no convierte a Montesinos en un super – hombre. Esa es la imagen que nos quiso dar. La decisión de la Sala Penal Especial lo devuelve a su lugar patético, a su verdadera faz: la del corruptor que hizo del país su chacra, junto a Alberto Fujimori.

MAS SOBRE EL TEMA

César Hildebrandt: Pobre Montesinos

Santiago Pedraglio: Montesinos – AFF: limpiador y subordinado

DOS DE LA DECLARACION DE MONTESINOS

Ayer Rosa María Palacios hizo notar, tanto en un comentario en el Utero de Marita, como en una entrevista prolongada con Gustavo Gorriti, el siguiente detalle del interrogatorio de ayer a Vladimiro Montesinos:

Pregunta de Pelaez: ¿Pueden cometerse delitos por razón de Estado?
Respuesta de Montesinos:Si.

Como posteriormente comentó RMP, la “razón de Estado” no ha sido más que el pretexto perfecto para cometer crímenes en nombre de una dictadura. Habiéndose declarado subordinado de Fujimori, esta frase le fue letal al Chino. Ahora se entiende porque Nakasaki dijo que Montesinos lo había perjudicado.

Para quienes se perdieron los detalles, vean este video de Utero.tv, que compila las 4 horas de audiencia de ayer:

Pero no estos no fueron los únicos detalles curiosos, en medio de una declaración con alusiones a Kissinger, a la supuesta balcanización del Perú e historias de espías que hacen quedar a John Le Carre como mero narrador de cuentos.

Ayer Estela Valdivia repartió el video que veremos a continuación y que ha sido colgado por Agencia Perú. Es la famosa conversación entre Abimael Guzmán, Elena Iparraguirre y Montesinos de la que se habló en la audiencia:

http://www.agenciaperu.tv/player_sembebido_final.swf?file=undefined&file2=7382&file3=undefined&thumbsinplaylist=true&height=333&width=592&image=1_7382G&displayheight=333

Apunta Luis Jochamowitz:

La rutina quedó establecida cuando, a falta del libro que seguía en intensa pero hipotética preparación, mandó a hacer un video con escenas de sus conversaciones con Abimael. Si bien el video nunca ha sido propalado al público, muchas personas que frecuentaban el segundo piso pueden hacer su sinopsis. En las primeras imágenes las cumbres del Huascarán anunciaban el título: Aluvión en los Andes: el locutor, la música, hasta el nevado Huascarán, todo resumaba un inevitable estilo militar. Luego, con el fondo musical de Frank Sinatra cantando “My Way”, Abimael escenificaba un momento de “recordación sentimental” que supuestamente debía conmover al espectador. Hacia la mitad de la cinta, la caída del muro, la puerta de Brandemburgo tomada por las muchedumbres y el fondo musical de la Novena Sinfonía de Beethoven ofrecían un Guzmán reanimado, siguiendo gozosamente el himno que celebraba el fin del sueño comunista. Finalmente volvía Frank Sinatra, esta vez con “New York, New York”, y se podía ver a los protagonistas principales firmando las “Cartas de paz”. El video duraba aproximadamente cuarenta y cinco minutos, y como una marca de fábrica del coronel Huamán, el audio era deficiente. Vladimiro se encargaba personalmente de la exhibición de la cinta y detnía las imágenes para hacer comentarios al paso o mostrar fotografías que ilustraban mejor cada detalle.

(Vladimiro, Vida y Tiempo de un corruptor, Lima, El Comercio, 2002, p. 102)

De esta descripción, lo que se puede ver es la parte de “homenaje” a Sinatra y a Beethoven. Y si mi memoria videográfica no me falla, este es el momento previo a la famosa firma del “Acuerdo de Paz”, que fuera presentado por Fujimori en octubre de 1993, antes del referéndum de la Constitución. Como vemos, el psicosocial fue la marca de fábrica del régimen desde su inicio.

Pero, ¿por qué Montesinos saca a la luz esto ahora? El video fue entregado por Estela Valdivia con un mensaje claro: demostrar que, de alguna manera, a pesar de ser un subordinado, Montesinos tenía parte de la sartén por el mango, en el campo de la lucha antisubversiva.

Así que, más allá de las miraditas, los egos siameses se siguen disputando ciertas paternidades que no les corresponden a ninguno de ellos, mientras que sus verdaderas criaturas, sus crímenes, aún esperan una sentencia.

MAS SOBRE EL TEMA:

Augusto Alvarez Rodrich: Uña y mugre

Juan Paredes Castro: ¿Le ha hecho bien Montesinos a Fujimori?

Fernando Vivas: No fue cinismo

César Azabache: El silencio equivocado

Luis Vargas Valdivia: El último psicosocial

José Ugaz: El testigo impropio

Uri Ben Schumel, director de La Razón, sigue justificando matanzas

Jorge Bruce: Quedó claro que son más socios que nunca

El Blog del Morsa: Montesinos y Fujimori

Cámara de Gas: Carta abierta al Fiscal Pelaez

Pepitas: Sacando conclusiones de la presentación de Montesinos

El Blog de Cayo: My Way

TRES DE FUJIMORISTAS

chinoreo - keiko

PRIMERA: OPERATIVO TRANSFUGAS 2008

Recurramos a nuestro diccionario de la Real Academia Peruana de la Política:

Tránsfuga: Dicése del congresista, generalmente de escasas luces y poca productividad parlamentaria, que salta de un partido a otro para tener mayor figuración o para, en términos criollos, ser “cabeza de ratón”. En el año 2000, esta práctica implicó el pago de dinero de las arcas del Estado peruano.

Pues los impulsores del negocio del transfuguismo a gran escala en el Perú han vuelto a hacer de las suyas.

Gustavo Espinoza. Congresista de la República electo por UPP-PNP, pero que se salió de la bancada humalista junto a Carlos Torres Caro y Rocío Gonzales. El mismo que se hizo célebre por un proyecto de Ley de Amnistía para Antauro Humala y Alberto Fujimori y por hacer la falsa denuncia de violación contra Alejandro Toledo.  Del cual se desconoce los proyectos de ley vitales para el país que ha presentado.

Bueno, este sujeto y su colega Rocío Gonzales serán los nuevos jales parlamentarios del Fujimorismo. Y aunque Santiago Fujimori se ha cuidado de decir que “aun están en conversaciones”, lo cierto es que la bancada del reo de Barbadillo podría incrementarse en los próximos días. De hecho, su pasquín dice que el pase se daría mañana miércoles.

Lo importante lo indica Perú.21:

De concretarse ambos pases, los fujimoristas serían quince y ya les correspondería la presidencia de una comisión más. Espinoza reveló que días atrás recibió la invitación de Mauricio Mulder para sumarse a la bancada aprista, pero le explicó que ya había dado su palabra a los seguidores del ‘Chino’. Hmmm…

Como vemos, se junta un viejo triste episodio de la política peruana. Un par de oportunistas que negocia sus votos al mejor postor y que, en el caso de Espinoza, no ha dudado en hacer de la denuncia falsa y el proyecto de ley disparatado su bandera. Y un partido que ya ha tenido la práctica de jalarse “figuras” ajenas, práctica que en algunos casos fue abiertamente delictiva. Dios los cría…

SEGUNDA: ¿FUJIMORI A NEOPLASICAS?

Titular de La Razón de hoy: ¡FUJIMORI ESTA CON CANCER!

Pregunta: ¿Realmente es así?

Bueno, desde hace algunas semanas, los fujimoristas están pretendiendo parar el juicio a su líder con el pretexto de la salud de Fujimori. Y como el tribunal que lo juzga preserva – como debe de ser – los derechos del reo, hizo que el Instituto de Medicina Legal lo examinara.

¿Qué es lo que tiene realmente Fujimori? El director del Instituto de Medicina Legal, Luis Bromley, ha explicado que el Chino tiene una enfermedad respiratoria propia del cambio de clima, una gastroenterocolitis por algo que le cayó mal y unos pequeños bultos cerca a la lengua, que van a ser examinados para descartar que se trate de un tumor como el que tuvo en 1996. Pero que ese cuadro no le ocasiona mayores problemas de salud y, por tanto, puede seguir acudiendo a las audiencias.

En otras palabras, aunque aun no se puede descartar una neoplasia, lo cierto es que el tono de comercial de Jardines de la Paz que emplea el vocero del fujimorismo no corresponde a la verdad.

Para La República, esto es parte de una estrategia:

Hace unos dos meses, Fujimori logró reducir la velocidad de su juicio al quedarse dormido en una audiencia. Al principio las sesiones avanzaban durante todo el día, de las 9 de la mañana hasta las 7 de la noche más o menos, con un receso de dos horas para el almuerzo.

Hoy se interrumpen cada dos horas, lo que hace que sean más lentas, tal es así que las proyecciones para la fecha de culminación del juicio han pasado de julio a setiembre, y de seguir desacelerándose el proceso, podría no haber sentencia este año.

La explicación en fuentes judiciales para esta dilación sería mantener a Fujimori en el escaparate mediático hasta lograr la inscripción de “Fuerza 2011”, tarea a la que se dedica Kenji teniendo como argumento para captar adherentes la defensa de su padre en este juicio.

Atentos con la salud de Fujimori, pero también con los trucos para dilatar el proceso.

TERCERA: EL BLUFF DE RAFFO

Ayer Carlos Raffo la volvió a emprender contra Jorge del Castillo, esta vez, con una denuncia que parecia ser una bomba (Vía Perú.com):

Roxana Haas, cuñada del presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, quien denunciara las cuentas millonarias del ex asesor Vladimiro Montesinos, fue acusada de favoritismo político por el congresista Carlos Raffo.El legislador fujimorista explicó que dicha persona solo tiene estudios de secretariado ejecutivo y trabaja en el consulado peruano de San Francisco, cobrando un sueldo de seis mil 800 dólares por tramitar pasaportes y DNIs.

“Una situación sorprendente, una persona que no está en la carrera diplomática, que no tiene las calificaciones para eso y en un puesto bastante simple para unsueldo tan oneroso”, dijo Raffo

  

 

 

Pero inmediatamente el Primer Ministro hizo el desmentido claro y preciso (vía La Primera):

Del Castillo no solo negó veracidad a la denuncia de Raffo, al indicar que Roxana Haas fue contratada durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), sino que apuntó que detrás de la denuncia del fujimorismo se esconde una venganza de Vladimiro Montesinos.

“Ésta es la venganza del ex asesor (de Fujimori) Vladimiro Montesinos, por boca de Raffo”, dijo el primer ministro, quien recordó que Haas del Carpio (hermana de su esposa Carmen) fue la funcionaria del Banco Wiese que en 1999 permitió descubrir las cuentas secretas del Doc.

Esta versión, por cierto, ha sido corroborada por alguien sin un ápice de simpatía por este gobierno: César Hildebrandt. Independientemente de las serias discrepancias que tengo con Del Castillo, no dejo de ver aquí un tono de vendetta. A Del Castillo el fujimorismo no le va a perdonar nunca el hecho de que su declaración haya hundido más a Fujimori en el juicio que se le sigue por violaciones de los derechos humanos.

Como vemos, el fujimorismo se viene cocinando varias cosas raras.

MAS SOBRE EL TEMA:

César Hildebrandt: La madre del chacal

Perú.21: Así viven en la prision Fujimori y Montesinos

Luis Bromley: Fujimori será sometido a biopsia, pero puede seguir yendo al juicio

Jaime Salinas Sedó: Fujimori es autor mediato de Barrios Altos y La Cantuta

Utero de Marita: El cáncer de Fujimori

Por cierto, el nuevo transfuga tiene blog

 

EL NUEVO ABOGADO DE FUJIMORI

Valle Riestra - Carlin

Bueno, ni tan nuevo.

Cuando aún no habia salido la extradición, don Javier Alfredo Maximiliano Valle Riestra Gonzáles Olaechea se paseaba por cuanto medio quería para defender la tesis que señalaba a que Fujimori no lo traerían nunca.

Claro, desde varios blogs se recordó que el hoy congresista había sido socio y amigo de uno de los abogados chilenos del Chino y que, en su momento, defendió la ilegal re-reelección de quien fue su jefe por 60 días.

Ahora se entiende porque Valle Riestra se ha convertido en caserito de La Razón, el único diario que defiende a capa, espada y con mentiras la inocencia de Fujimori, dado que es el único jurista con algo de trascendencia mediática que dice lo indecible por seguir haciendonos creer que Kenya no sabía nada de lo de Colina. Si, claro…

Pero parece que Valle Riestra va a ir un paso más allá, según informa el diario vocero del reo de Barbadillo:

Valle Riestra reveló que a pedido del ex presidente, lo visitará como abogado este martes 6 a las 11.30 en su celda del penal de Barbadillo, de la misma manera como hizo anteriormente con el ex jefe del MRTA, Víctor Polay y con el líder del etnocacerismo, Antauro Humala. “Lo visitaré no como congresista, sino como abogado, pues soy miembro ejerciente del Colegio de Abogados de Lima”, dijo.
Seguidamente, remarcó que lo visitará porque no se encuentra impedido por la Constitución. “Iré en la fecha indicada, luego de que haya terminado la sesión de la Comisión de Constitución y además no hay pleno, de manera que no tengo ningún inconveniente para visitarlo”.
Probablemente, don Javier no tenga impedimentos legales para esta visita. Sin embargo, todo hace indicar que el aún congresista podría convertirse en el nuevo abogado en la sombra de Fujimori, o, tal vez, en el relevo de César Nakasaki, si es que su propuesta de renuncia al cargo es declarada legítima, dado que los congresistas no pueden ejercer otra función, salvo la de docentes.
¿Qué dirán los compañeros sobre todo esto? ¿O es que seguiremos con el silencio que parece indicar una alianza?

TRAMPOLIN A LA CANA

Si hay alguien que me sorprende los lunes, miércoles y viernes es el Dr. César Nakasaki. Desde que tengo uso de razón no había podido apreciar tanto cinismo en un abogado, que siempre tiene una respuesta para tratar de encubrir los duros reveses de su defensa. Lamentablemente, procurar hacer del juicio, ante la opinión pública, un símil de Macondo, hace que se pierdan de la realidad los detalles más importantes de lo ocurrido en los últimos días.

Las declaraciones de Umberto Jara y los vídeos de Santiago Martin Rivas permiten confirmar que en el país se aplicó una guerra de baja intensidad, con operativos clandestinos montados detrás de una fachada de respeto al sistema democrático – aunque claro, esto se tiró por la borda en 1992 -, los cuales, hay que decirlo, no solo fueron reprobables desde el punto de vista ético y jurídico, sino que fueron poco efectivos para pacificar al pais.

Ciertamente, el libro de Jara contiene algunas debilidades conceptuales y de metodología periodística. Sin embargo, fue por la pista correcta y entrevistó a las personas que podían tener conocimiento de la cadena de mando. De hecho, la Comisión de la Verdad y Reconciliación – con mayor detenimiento y precisión – confirma la tesis de la guerra de baja intensidad y de la responsabilidad penal del ex dictador. Allí está el acierto del testimonio del controvertido hombre de prensa. De allí en parte, los debates sobre la sanidad moral de un periodista cuestionado por su actuación de los noventa – y que Jara haría bien en responder a las preguntas que se le hacen sobre esta materia – no deben desviarnos de quien es el acusado: Alberto Fujimori Fujimori.

Pero otro elemento que debería intranquilizar a Nakasaki y a su defendido es la sentencia que la Primera Sala Penal Especial expidió ayer sobre el caso La Cantuta – que se ha visto dividido en varios mini juicios – y que condena al general Julio Salazar Monroe a 35 años de prisión. El ex jefe nominal del Servicio de Inteligencia del Ejército tiene el dudoso honor de ser el militar con más años de condena por violaciones a los derechos humanos.

Pero más importante que el número de años y de condenados resultan ser los fundamentos de la sentencia. Indica Perú.21:

Este fallo, calificado de histórico por los familiares de las víctimas, indica que el destacamento estaba adscrito al SIN y que dependía de la Presidencia de la República.

Señala que Colina realizaba torturas, eliminación y desaparición de personas como parte de una estrategia antisubversiva, aplicada en Lima y en provincias, en los primeros años del gobierno de Fujimori (1991-1993).

Considera, además, que Fujimori -hoy procesado en la Corte Suprema por este y otros hechos de violación de los derechos humanos- recibía los informes sobre dicho destacamento del entonces jefe del SIN, Julio Salazar Monroe, ya que el propio ex mandatario había dispuesto, ilegalmente, que fuera esa instancia la que se encargara de la lucha contra la subversión.

En otras palabras, esta sentencia termina desbaratando varios de los argumentos de Nakasaki:
1. Colina sí existío y fue parte de la estructura del Ejército Peruano.
2. Colina realizó sus acciones como parte de una política antisubversiva.
3. Fujimori tenía conocimiento de estas acciones y no hizo nada por impedirlas.

Aunque aún falta mucho, parece que el destino del ex mandatario comienza a perfilarse. Quizás por eso es que sus partidarios siguen insistiendo en que los juicios se ganan por encuestas o en desprestigiar a los magistrados que procesan estos casos.

Mientras tanto, el Dr. Nakasaki nos seguirá diciendo que todo marcha bien con su defendido, esperando que alguien crea sus argumentos dignos de García Márquez.

MAS SOBRE EL TEMA:
Augusto Alvarez Rodrich: Se sienten pasos
Salomón Lerner Febres: Jefe del Ejército debe agradecer que sentencia de La Cantuta separa la paja del trigo
Rolando Souza: Es injusta sentencia contra Salazar Monroe
José Ugaz: Fallo en caso La Cantuta tiene implicancias directas en juicio a Fujimori

TELEVISION PUBLICA, INTERES PARTIDARIO

La reciente polémica sobre la transmisión del juicio a Alberto Fujimori en Tv Perú – vean la polémica suscitada en Menos Canas al respecto – marca, a mi modo de ver, un nuevo capítulo en la discusión sobre lo que debe hacerse con los medios de comunicación del Estado.

Leyendo Rajes del Oficio 1 y 2, la serie de buenas entrevistas a periodistas hechas por Pedro Salinas, noto que si hay una pregunta que genera discrepancias entre nuestros referentes opinantes es la referida a si el Estado debe tener o no medios de comunicación. Veamos una pequeña muestra:
– Beto Ortiz, con real politik, señala que es bueno que se conozca la verdad oficial.
– Rosa María Palacios cree que, en principio, no los debería tener, pero que no es dogmática sobre el tema.
– Rospigliosi cree que debe ser un canal cultural con un directorio independiente.
– Alvarez Rodrich dice que estos medios deben orientarse a los objetivos del Estado.
– Los Vargas Llosa padre e hijo, Bayly y Tafur, como buenos liberales, le dicen definitivamente no a la idea.
– Y Fernando Vivas, nuestro crítico de televisión, dice que no debieran existir, pero que es potestad del Estado tenerlos.

Y en esas mismas indecisiones también andan nuestros políticos. Tal como lo ha indicado Fernando Vivas, en los próximos días culminará un trabajo largo para la elaboración de una Ley especial para la radio y televisión estatales que permita, de una vez por todas, liberarla del máximo de sus defectos: la supeditación a los vaivenes políticos y a los intereses que cada gobierno tiene de tener “buena prensa”.

Ello implica definir el peso de las noticias, las actividades oficiales y de la “parrilla de programación” cultural dentro del canal del Estado. Esta es la razón que ha hecho que Vivas y Alvarez Rodrich propongan salidas intermedias para la transmisión del juicio a Fujimori, en el entendido que la programación propuesta por la señal televisiva debe respetarse, pero que noticias como el proceso judicial más importante de nuestra historia deben ser cubiertas de manera especial y pedagógica.

Creo yo que el Estado debe tener medios de comunicación a su cargo, pero con una visión de televisión pública. ¿Que implica ello? Que se tenga una cobertura informativa sobria y equitativa, programas de entretenimiento de calidad y un fuerte componente cultural que no deje de lado las manifestaciones y costumbres – pues de imaginarios y prácticas se compone la cultura – de todos los rincones de nuestro país. Ello implica un manejo independiente, profesional y que, en algunos casos, revista la forma de coproducciones y colaboraciones con universidades o productoras independientes. Televisión Nacional de Chile quizás sea un ejemplo donde podamos mirarnos como futuro de lo que ahora es TV Perú.

Y mientras tanto, los televidentes deben seguir reclamando para que la programación cultural se mantenga y los programas informativos no parezcan cada vez más una edición de La Tribuna. La presión pública, basada en la buena imagen que tuvo el canal del Estado durante el gobierno pasado, puede generar un cambio mientras se aprueba la legislación pertinente. Y cuando ésta se apruebe, debemos estar vigilantes para que los mecanismos de independencia se encuentren plasmados y sean respetados por un gobierno que quiere tener un tono monocorde y sin críticas en la pantalla chica.

Ojalá no tengamos que apagar la tele para informarnos de mejor manera.

MAS SOBRE EL TEMA:
Augusto Alvarez Rodrich: El canal del hortelano
Laura Arroyo Gárate: Fujimori a la tele
Fernando Vivas: Juicio al 7
Roberto Bustamante: Hechos sobre Canal 7