NUEVO MINISTERIO, ¿AMBIENTE PROTEGIDO?

Medio Ambiente

Luego de varios meses de trabajo de una comisión encabezada por el ecólogo Antonio Brack Egg, hoy sale publicado en El Peruano el Decreto Legislativo 1013, que crea el Ministerio del Medio Ambiente.

La norma ha venido precedida por la polémica. De un lado, porque se tenía el temor de que el nuevo Ministerio se adecuara a lo dicho por Alan García en la saga del hortelano, que no era precisamente una política articulada en esta materia y, menos aún, para proteger al medio ambiente. De otro lado, varios parlamentarios de oposición han señalado que debió ser el Congreso quien emita esta norma, dado que la atribución de facultades legislativas para adecuarnos al TLC con Estados Unidos no contemplaba dicha materia.

¿Qué atribuciones tendrá este nuevo ente estatal? Informa El Comercio:

¿Qué de nuevo traerá el Ministerio del Ambiente? Aparte de sus funciones básicas de velar por la preservación del aire, mar y tierra, lo más interesante es la creación del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), el cual si bien es un organismo adscrito al Ministerio del Ambiente se desenvolverá de manera independiente en sus decisiones.

Así, el decreto legislativo faculta al OEFA a intervenir en temas ambientales en todos los sectores (minería, pesquería, hidrocarburos, industria y agricultura) para no solo fiscalizar, sino sancionar. El OEFA podrá desde amonestar hasta suspender cualquier operación que tenga un impacto ambiental o que no siga las normas establecidas (esto incluye las realizadas por organismos estatales como las municipalidades).

También es una organización adscrita al Ministerio del Ambiente el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado que velará por preservar las zonas declaradas intangibles.

Sin duda, la creación de un mecanismo como la OFEA es un gran paso. Contar con una única autoridad fiscalizadora sobre la materia puede ayudar a mejorar la regulación sobre el tema ambiental. Claro, para ello también será necesario delinear cual es la política estatal a mediano y largo plazo sobre la materia, considerando temas como el cambio climático y los efectos que puede tener en un país megadiverso como el Perú. Asimismo, la OFEA tendrá que ser el ente que, finalmente, sea el encargado de dirimir los conflictos entre actividades económicas y población, lo que requiere el nombramiento de personas independientes y conocedoras de la problemática ambiental.

Pero también son claras las carencias de este nuevo ente gubernamental. Flavio Ausejo, experto de la PUCP, opina sobre la materia:

El profesor opinó que las declaraciones del ministro de Agricultura, Ismael Benavides, en el sentido que el manejo del agua y el desarrollo forestal continuarán a cargo de su cartera, no hacen sino confirmar lo que ya se había sospechado: que se está manteniendo la actual política de no tener una respuesta integral al tema de los recursos hídricos.

“Las políticas públicas deben ser coordinadas en los tres elementos, si el nuevo ministerio no tiene el manejo de los recursos hídricos, entonces es como un trípode al que le han quitado una pata, no va a poder desarrollarse como se pretende”, explicó Ausejo.

Asimismo, manifestó su preocupación por las consecuencias que esta decisión podría acarrear en el futuro, debido a que se agrava aún más el panorama del agua en el Perú, que está sufriendo una reducción significativa de sus glaciares por el cambio climático y necesita una respuesta y una gestión integral para hacerle frente al problema.

“Parece que el gobierno se olvida de que el agua no es exclusivamente de uso agrícola. Tiene que ver con el líquido que necesitan los seres humanos y eso corresponde al sector Vivienda; con las industrias y eso involucra a Producción; con la generación de energía eléctrica y producción minera y eso le toca al Ministerio de Energía y Minas; e incluso si hablamos de usos recreativos, como las fuentes de aguas termales, puede involucrar a Turismo. Sin embargo, toman la decisión de que el Ministerio de Agricultura mantenga el control”, explicó Ausejo.

Lo mismo ocurre con el tema del desarrollo forestal. Según el docente no se atiende en problema de los bosques en su conjunto sino sólo enfocado a los que producen madera. Lo peor es que este asunto finalmente tiene que ver también con el manejo del agua, pues está muy relacionado con la sostenibilidad de las cuencas hidrográficas.

Sin duda, el Ministro Benavides ha querido preservar sus fueros hasta el final, pero ha terminado provocando un severo cuestionamiento a la norma. De la misma opinión que Ausejo ha sido Manuel Pulgar Vidal, Director de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental.

Y estas dos graves omisiones demuestran que el gobierno parece haber tenido una visión poco afortunada, dado que, como ambos expertos han selñado, ambas problemáticas van más allá de los temas agrícolas o meramente forestales, sino que están estrechamente vinculadas al cambio climático, que, para peor metida de pata de García, es uno de los temas centrales de la Cumbre ALC – UE que se inaugura mañana. Yo me pregunto, ¿Alan podrá ufanarse de una norma como esta con tamañas omisiones?

Sin duda, la creación de un ente con la fuerza de un ministerio podría ayudar a mejorar la problemática ambiental. Pero será necesario corregir esta norma, dotar de una visión al gobierno sobre la materia y nombrar a las personas idóneas en los más altos cargos de esta nueva entidad. De lo contrario, esta va a ser una nueva oportunidad perdida.

MAS SOBRE EL TEMA:

Encuesta del Instituto de Opinión Pública de la PUCP sobre Medio Ambiente

Alberto de Belaunde: El Pastoruri ya no es un nevado

Humberto Campodónico: La Comunidad Andina y el cambio climático

La República: En Cumbre de los Pueblos piden agenda de corto plazo sobre Medio Ambiente

PROTESTAS Y PROPUESTAS

Desmadre. Así podría resumirse con una palabra lo ocurrido a inicios de semana en el interior del país, con el paro agrario y sus consecuencias en términos de pérdida de vidas humanas.

Tres cosas quedan meridianamente claras.

La primera, como hay que reiterarlo cada cierto tiempo en el país, es que la violencia no es el camino para procesar las demandas sociales. Lamentablemente, entre infiltados, radicales que pretenden ganar a río revuelto y el propio calor de la protesta, terminamos con hechos violentos que me hacen pensar hasta que punto el país no ha sabido procesar las secuelas del conflicto armado interno, lo que replica en un punto central: no sabemos procesar nuestros conflictos sociales de manera pacífica.

Ello, por cierto, se da en un contexto en el que la intermediación política a través de los partidos es escasa en provincias. De hecho, cuando se habla de partidos, no debiera verse las firmas obtenidas para inscribirse, sino su real capacidad de recoger las demandas ciudadanas y de presencia efectiva en cada región. Hasta el dia de hoy, los partidos, incluyendo al APRA, no han sabido estar a la altura de dicha circunstancia. Y de hecho, me parece estar escuchándome a mi mismo en el año 2002 o 2003 cuando me refiero a este tema.

La segunda es la carencia de una política agraria inclusiva en el país. A estas alturas, nadie recuerda porque se produjo el paro y hay que traer a la memoria dichas razones: no modificar la Ley de Aguas, tener mejores compensaciones frente a los efectos del TLC con Estados Unidos y solucionar el tema de los fertilizantes.

Roberto Bustamante, Santiago Pedraglio y Fernando Eguren han coincidido en que la gestión del Ministro Ismael Benavides y del Presidente de la República en el tema agrario se acerca al esquema exportador, dejando de lado a los pequeños agricultores o a quienes se dedican a cultivos de subsistencia. Cuestión poco inteligente, a mi modo de ver, ya que son estos agricultores quienes soportaron lo peor del conflicto armado interno y, además, cuentan con la menor presencia del Estado.

Tan preocupante es el panorama que incluso Caretas, medio cercano en varios temas a la actual gestión gubernamental, señala:

A pesar de las señales positivas, el sector todavía no parece invitado a la fiesta en la que otros se divierten de lo lindo. Un buen ejemplo es la importación de bienes de capital estimulada por la rebaja total de aranceles. Mientras que rubros como las Manufacturas, Transportes y Telecomunicaciones se dispararon en el 2007 con cifras que en los últimos dos casos bordean los US$ 1,000 millones, la importación de bienes de capital en Agricultura se incrementó apenas de US$ 45 millones a US$ 70 millones en los últimos dos años. A ello se le añade la inflación de provincias, según varios expertos desestimada en las mediciones. Así se calcula mejor la temperatura que, de tanto calentarse, dejó el lamentable saldo de los últimos días.

Y un tercer componente tiene que ver con la inadecuada respuesta del Estado. A estas alturas, sigue quedando claro que el cargo le queda grande a Luis Alva Castro. El hecho de que se han registrado disparos por la espalda en dos de las personas que fallecieron nos da una idea de que no se han respetado los protocolos de actuación policial en respeto a los derechos humanos. También es claro que no se tenian los policías suficientes para controlar la seguridad en las carreteras – una amiga mía estuvo varada durante todo el lunes, con el consiguiente peligro que pasó durante esas horas – y, mientras tanto, el Ministro se divertía con los patrulleros.

Pero en la cuestión policial no solo quedan los yerros del Gobierno. Ayer Alan se mandó un discurso destinado a echar más gasolina al fuego y en el que quedó claro que no quiere ningún tipo de disenso hacia sus políticas, medidas o palabras. En otras palabras, en lugar de colaborar con un clima pacífico, se pretende seguir abonando a la tesis del “perro del hortelano”.

Como que hace falta agua fría para controlar algunas temperaturas sociales en el país.

MAS SOBRE EL TEMA:
Susana Villaràn: ¿Cuàntos muertos faltan?
Fernando Vivas: Mejora tu lucha
Utero de Marita: Alan recargado
El Blog del Morsa: El Comercio y el paro agrario
Cuaderno de Borrador: ¿Yo paro? ¿Tu paras? ¿Quienes paran?
Menoscanas: Reclamos habituales
El Paki: Algunos apuntes sobre el paro agrario

SAINETE AGRARIO

Hoy Fernando Vivas, en su comentario habitual de los programas dominicales, dice lo siguiente sobre lo que fue el intercambio verbal entre Ismael Benavides y Juan José Salazar:

BRONCA AGRARIA. Las denuncias del ministro de Agricultura, Ismael Benavides, sobre irregularidades en la compra de úrea, en las inversiones para luchar contra el friaje y en adjudicación de vicuñas, motivaron un duro enfrentamiento con su antecesor Juan José ‘Chiquitín’ Salazar que se repitió al aire en “Cuarto poder”. De esta forma, la invitación de Benavides a investigar estos casos se nubla por el destemplado contraataque de un ex ministro indignado a quien no fue prudente aludir en el estado de las investigaciones que sustentan las declaraciones del actual ministro. Veremos si el Gobierno aplaca la bronca o, maliciosamente, la azuza.

Como lo comenté ayer, Benavides hizo serias acusaciones sobre la gestión de su antecesor en el Ministerio de Agricultura. Quizás la más grave de todas sea la venta de vicuñas a una familia cuestionada y, nuevamente, la mala costumbre del gobierno: licitaciones cuestionadas.

Ya era extraño que un Ministro denuncie a su antecesor, dentro del mismo gobierno. Pero ahora, para causar mayor confusion a todo, Benavides le acaba de pedir disculpas a Salazar, quien hoy se mandó con declaraciones bastante subidas de tono en un diario local. Y claro, aumentan las suspicacias sobre si esta suerte de tirada hacia atrás responde a un espíritu de cuerpo.

Las denuncias tienen que ser seriamente investigadas pues son graves, además de ser hechas por un Ministro de Estado. Y ya es hora de que el país comience seriamente en diseñar un sistema de compras estatales que sea eficiente, rápido, pero también transparente. De hacerlo, este gobierno puede dar un gran paso para la reforma del Estado, cuestión de la que parece haberse olvidado.

MAS SOBRE EL TEMA:
Editorial de El Comercio: Pongamos fin al desbarajuste en las compras del Estado.
Augusto Alvarez Rodrich: Segunda intención
Tito Bonicelli, ex director de Consejo Nacional de Camélidos Sudamericanos: Yo no soy ladrón, soy alpaquero.
Utero de Marita: ¡Déjese de cojudeces!

SOBRE LOS SANCHEZ PAREDES: Reportaje de Jerónimo Centurión para La Ventana Indiscreta.

EL GOBIERNO NO ME DEJA DESCANSAR

Porque se mete en líos hasta en sábado y domingo. Pues…

AHORA EL FOCO DE CORRUPCION SE LLAMA AGRICULTURA:

Perú.21 señala una de las acusaciones más extrañas que he visto en la política peruana. Había escuchado acusaciones de corrupción de un gobierno a otro, pero nunca de un ministro a otro del mismo gobierno.

Ismael Benavides, Ministro de Agricultura, ha acusado a su predecesor, Juan José “Chiquitín” Salazar de tres perlas: la venta de vicuñas a la familia Sanchez Paredes – que está metida en un grosso lío por narcotráfico -, cuando son animales que no pueden venderse, compras sin licitación y una operación en el Banco Agropecuario.

Chiqutín no le ha respondido a Benavides, pero Jorge del Castillo ha salido a defender a su compañero de partido.

Sin dejar de ser raro, la denuncia de Benavides es saludable, dado que todo indica que las prácticas de su antecesor – caracterizado por la torpeza en su política antidrogas – no fueron santas. Sin embargo, al igual que en el caso Tula Benites, preocupa que el partido se coloque detrás del ex ministro para defenderlo.

Y recordando lo de los Sánchez Paredes. esto me confirma que por algo la paloma y el pañuelo son blancos.

MAS SOBRE EL TEMA:
Perú.21: Ahora Chiquitín dice que la responsabilidad es de Benavides.

LA DEL ESTRIBO:

Otra vez las ambulancias. Ahora Carlos Vallejos amenaza con comprar vehículos chinos. No aprenden, no aprenden.

EL REEMPLAZO DE CHIQUITIN

Acaba de ser confirmado el nombramiento del nuevo Ministro de Agricultura. Se trata de Ismael Benavides Ferreyros, a quien pueden ver en la foto de arriba.

Benavides ha estado ligado por muchos años a la banca. Durante 13 años fue el Gerente General de Interbank, cargo que desempeñó hasta hace unos meses, cuando renunció para dedicarse al rubro agroexportador y a la industria del pisco en Ica. Ha sido parte del Consejo Consultivo Agrario

También ha ocupado cargos en los gremios empresariales. Ha sido Presidente de la Asociación de Bancos (ASBANC), miembro de la Sociedad Nacional de Pesquería y actualmente se desempeña como Tesorero del Consejo Ejecutivo de la CONFIEP, el gremio de gremios empresariales del país.

Benavides también es miembro de la ong ecologista Pro Naturaleza.

Queda claro que García opta por un Ministro con perfil exportador, con miras, sin duda, a reimpulsar el programa Sierra Exportadora. La presencia de Gastón Benza – Pflucker, director de dicho programa, será mayor con la gestión de Benavides. Queda por establecer si es que el nuevo encargado de este sector tendrá algún papel en la estrategia antidrogas del gobierno.

Sin duda, no es un mal nombramiento. Benavides es un hombre honesto y trabajador. Y eso, dentro del Gabinete y el escenario actual, ya es bastante.