Memoria del Lugar

lum1.jpg

Hace una semana, el director del Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM) debió renunciar por una exposición temporal incómoda para el fujimorismo. Fue un hito más en la complicada historia del museo estatal sobre el periodo de violencia vivido entre 1980 y 2000. Su futuro está en debate. 

Esta semana, el ambiente en el LUM aparenta normalidad. Grupos de escolares visitan la muestra permanente, orientados por los guías. Ciudadanos peruanos y extranjeros aprecian por su cuenta el museo sobre el periodo de violencia con el que el Perú cerró el siglo XX. Sin embargo, al llegar a la muestra temporal “Resistencia Visual 1992” las voces se dividen entre quienes aprecian el retrato de un año convulsionado y quienes consideran que una “exposición activista” no debería tener cabida en este espacio.

La muestra curada por Karen Bernedo contiene 36 grabados que evidencian actos terroristas cometidos por Sendero Luminoso, pero también las violaciones a los derechos humanos y a la democracia perpetradas por Alberto Fujimori. A través de un tuit, el congresista fujimorista Francesco Petrozzi expresó su preocupación. En declaraciones al diario La República, admitió haber conversado con el ministro de Cultura, Salvador del Solar, sobre la exposición, pero negó cualquier censura. Sin embargo, a dicho medio le señaló su incomodidad por temas que “no tienen que ver con el año 92”. Algunos grabados cuestionan la compra de los medios de comunicación y las esterilizaciones forzadas y critican al actual modelo económico.

Para el periodista Juan Carlos Tafur, el LUM debe contar con muestras temporales transgresoras. “El arte es libérrimo por excelencia, no se puede pretender que esté sujeto a parámetros funcionales o políticos. Puede uno considerar que se ha cargado más la tinta en un lado, pero de ello se trata”, afirmó para este informe.

Si bien la exposición permanecerá hasta el 1 de octubre, el director del LUM, Guillermo Nugent, debió dejar su puesto. Tanto Del Solar como su asesora, Denise Ledgard, adujeron “sesgos” de la muestra. Ambos señalaron que el Lugar debía mantener objetividad frente a la “polarización política actual”, pero no aludieron a las preocupaciones de Petrozzi. El desenlace ha generado pronunciamientos de rechazo y preocupación, como los emitidos por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y el IDEHPUCP.

Si bien el Ministerio de Cultura no ha vuelto a emitir un comunicado oficial o una declaración abierta sobre este tema, en sus pasillos existe clara conciencia sobre los resquemores generados en la comunidad de derechos humanos y un grupo significativo de artistas y promotores culturales.

Esta crisis también puede apreciarse como un hito más en la disputa sobre la existencia y sentido de un espacio que recuerda al conflicto armado interno.

Peruvian-born Nobel Literature laureate Llosa embraces Peru's President Garcia after receiving the medal of Arts and Letters in Lima
García no quería un Museo de la Memoria. Vargas Llosa lo convenció. El proyecto demoró años en concretarse (Foto: El Comercio) 

LA AZAROSA HISTORIA DEL LUM

Luego de un frustrado intento por contar con un museo que complementara al monumento “El Ojo Que Llora” en Jesús María, la posibilidad de contar con un espacio sobre el periodo de violencia 1980-2000 se activó con la visita de la ministra de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania, Heidemarie Wieczorek-Zeul, a la muestra fotográfica Yuyanapaq: para recordar. Ella indicó el interés alemán de donar el dinero para su construcción e implementación.

El gobierno de Alan García rechazó inicialmente la oferta. Como recuerda la antropóloga María Eugenia Ulfe, “el entonces ministro Antero Flores Araoz decía que debía invertirse el dinero en escuelas o en otras cosas”. Mario Vargas Llosa logró persuadir al mandatario y se formó una comisión de alto nivel para crear el museo, presidida por el escritor. Para la docente e investigadora de la PUCP, este hecho marcó el destino del espacio: “fue un nacimiento cargado con una discusión sobre si el país necesitaba o no un lugar de la memoria”.

Vargas Llosa renunció cuando García intentó cerrar los procesos penales contra agentes del Estado por violaciones a los derechos humanos mediante un decreto legislativo. Fue sucedido por el pintor Fernando de Szyszlo y este, a su vez, por el abogado Diego García-Sayán.

Las tensiones continuaron en los años siguientes. Existió un debate interno sobre si el guión museográfico debía ser anterior a la construcción del edificio y se optó por edificar previamente el museo. Se hicieron dos guiones y el último fue sometido a un breve proceso participativo.

También se discutió si lo narrado en este espacio debía ceñirse al informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. Para el expresidente de este grupo de trabajo, Salomón Lerner Febres, el LUM debía contener a Yuyanapaq. García Sayán defendió que el Lugar fuera más allá de la CVR. La muestra fotográfica hoy sigue en el Ministerio de Cultura.

Ulfe señala que “en todo este debate sobre el Lugar de la Memoria, las víctimas son quienes debieron estar en el centro”.

LUM2
Exposición permanente del LUM incluye alusiones a la culpabilidad de Alberto Fujimori en violaciones a los derechos humanos. Fujimorismo no había puesto el Lugar en la mira hasta exposición temporal (Foto: JAG)

EL LUM A FUTURO

Tafur se muestra crítico con el tono actual de la muestra permanente del LUM. A su criterio, presiones militares y conservadoras suavizaron la información. “Lograron su objetivo, pero le quitaron al LUM la capacidad de irritar que cualquier espacio de esta naturaleza debe tener”. Paradójicamente, según nos refirió Ulfe, representantes de la Comisión Permanente de Historia del Ejército tienen cuestionamientos a la exposición permanente porque “prima lo estético antes que lo histórico”.  Durante el proceso participativo, los empresarios eran los más renuentes a contar con un museo sobre el periodo, pero luego se convencieron de su necesidad.

Ambos mencionaron omisiones en la propuesta actual. Para la antropóloga, es notorio que se dejan de lado determinados sucesos y se rompe con la línea narrativa histórica propuesta por la CVR. Mientras que el psicólogo estima que no hay críticas duras a Fernando Belaunde y Alan García, en cuyos mandatos se cometieron graves violaciones a los derechos humanos.

La actual muestra permanente tiene un tono pedagógico, destinado sobre todo a las generaciones que no vivieron el periodo de violencia. Se concentra en casos emblemáticos (Uchuraccay, Putis y el pueblo asháninka), testimonios de diversos actores afectados por el conflicto, la resistencia de la sociedad civil y expresiones culturales durante el periodo de violencia. Además, se cuenta con espacios sobre la violencia contra la mujer en el conflicto, un reconocimiento a la CVR y a los demás espacios de memoria que existen en el país.

Para Tafur, frente a la posibilidad de un mayor “edulcoramiento” del Lugar de la Memoria, se podría crear un directorio ajeno a los vaivenes políticos. En su momento, García Sayán planteó un patronato que no fue aceptado por el gobierno de Ollanta Humala. El periodista consideró que lo mejor es que el LUM siga generando controversia. “Si bien esta crisis tuvo el desenlace lamentable de la salida de Nugent, se demostró que hay vida en la institución. El Lugar de la Memoria está vivo, porque sí se ha generado una reacción aquí, se demuestra que no es un cementerio”, concluyó el actual columnista de El Comercio.

Ulfe consideró que Nugent estaba haciendo los esfuerzos suficientes para que el espacio sea apropiado por las víctimas del periodo de violencia. Asimismo, estima que lo ocurrido puede determinar la pauta para el nuevo director del LUM. “No se deja libertad para que recupere su posicionamiento, se legitime y sea el ente articulador de una política nacional de memoria”. Este último punto es un gran pendiente en las políticas públicas implementadas por el Estado peruano frente a los afectados por los 20 años de conflicto que vivió el país.

Extraoficialmente, pudimos conocer que el Ministerio de Cultura tomará cierto tiempo para decidir quién será el nuevo director del Lugar de la Memoria. Se espera que la selección elimine los temores fundados sobre el futuro de un espacio que debiera incomodar a quienes generaron la violencia que el país vivió durante dos décadas, así como a quienes no supieron enfrentarla.

(Publicado originalmente en La Mula)

 

 

Libros con Historia – Segunda Parte

(Foto: La Mula)

Para aquellos que amamos los libros, los hallazgos de volúmenes poco conocidos son una experiencia invaluable. Sobre todo cuando ciertas piezas se convierten en el testimonio de una época.

Esta semana, Desde el Tercer Piso encontró un libro poco conocido vinculado al expresidente Alan García. Se trata de una larga entrevista realizada por el periodista Carlos Espá en 2008, en torno a la visión del desarrollo que tenía, por aquellos años, el entonces mandatario. He aquí la portada del volumen.

Esta edición bilingüe contiene algunos de los tópicos fetiche del exmandatario: China, la visión sobre la herencia colonial, la famosa doctrina de “El Perro del Hortelano” sobre los “enemigos del desarrollo”, la satanización de las ONGs y de los sindicatos y una peculiar reflexión sobre el narcotráfico. Aquí algunos pasajes que ilustran lo dicho:

Sin duda, el valor de la entrevista hecha por Espá a García se encuentra en ser un testimonio de época. En poco más de un centenar de páginas ilustradas con fotos y en buen papel, el pensamiento de Alan II se encuentra claramente delineado. Cualquier historiador que busque una fuente directa de la visión que tenía el expresidente se encuentra allí. Incluyendo un resumen de uno de sus libros de mitad de la década pasada en torno a la visión que tenía sobre el rol del aprismo en nuestros tiempos.

Pero no es el único valor que, visto con ojos contemporáneos, tiene este volumen.

Al ver la contratapa, uno se percata que el libro no fue elaborado por la Presidencia de la República, ni por el gobierno de turno. Sino que el auspicio viene de un conocido gremio empresarial y de varias empresas con concesiones con el Estado. Entre ellas, el nombre más mentado en estos últimos meses.

En efecto, en las primeras páginas del libro, cuando Espá hace la presentación de su entrevista, indica el rol que jugaron estas empresas para la elaboración de este producto:

Pero no es lo único. Al revisar las páginas del libro, encontramos que las empresas auspiciadoras también brindaron varias de las fotografías que engalanan el texto. Y también es el caso de Odebrecht. Hablan las imágenes.

No cabe duda que llama la atención el hecho que un libro sobre la visión de un mandatario en ejercicio sea auspiciado por un importante gremio empresarial vinculado a infraestructura, así como por varias de las empresas que tienen concesiones con el Estado. Y, más aún, de aquella que viene generando el mayor escándalo de la última década.

Saquen ustedes sus propias conclusiones.

Alan finalmente responde por Jorge Cuba

Hoy el expresidente Alan García hizo una visita relámpago a Lima para declarar en torno al proyecto del Gaseoducto Sur Peruano, hoy bajo la mira del Ministerio Público por posibles actos de corrupción vinculados al caso Lava Jato.

Pero, en realidad, la principal preocupación era que el exgobernante del país despeje cualquier duda respecto a sus vínculos con Jorge Cuba Hidalgo, el exviceministro de Comunicaciones de su segundo periodo que es investigado por ser el receptor y negociador de sobornos vinculados a la Línea 1 del Metro de Lima.

Como es conocido, el 29 de enero pasado, Desde el Tercer Piso presentó un indicio serio sobre la relación entre Cuba y García: descubrimos que el encarcelado funcionario había sido investigador del Instituto Latinoamericano para la Deuda Externa, que presidió AGP entre 1991 y 1992. Dos artículos de Cuba fueron publicados en los dos Cuadernos editados por la entidad académica, en la que también participó Roxanne Cheesman (actual pareja de García y compañera de promoción de Cuba en la PUCP) y el exministro Enrique Cornejo.

Hoy, a la salida de la Fiscalía, luego que leyera una declaración, los periodistas Giovanna Castañeda (El Comercio) y Carlos Aguilar (La República), le preguntaron a Alan por Cuba. El expresidente, en medio del tumulto, solo atinó a decir “pésimo, pésimo”.

Pero luego, con más calma, el líder aprista brindó dos entrevista a canales de cable. Y allí tuvo versiones contradictorias sobre Cuba. A RPP le dijo lo siguiente sobre el exviceministro:

“Lo que él hizo fue una puñalada en la espalda. Lo que siento además de un golpe moral dentro de mí, es una vergüenza. A pesar de que no los conozco, ha sido a través de mis votos, de mi presidencia, que se han burlado del país”

Sin embargo, Angélica Valdés de Canal N fue más directa en sus preguntas, por lo que a García no le quedó otra que responder sobre este tema. Aquí una transcripción de sus respuestas (pueden ver la entrevista completa aquí):

Angélica Valdez: ¿Al señor Cuba lo conocía por el exministro Cornejo o no lo conocía de antes?

Alan García: Yo había escuchado del señor Cuba, inclusive, en una revista que hice una vez sobre la deuda externa. El envió una colaboración, pero hace muchismos años, hace treinta años. Pero no es de mi círculo ni era del APRA, ni lo conocía. Yo no participé en el nombramiento porque mi ministro propone a sus viceministros.

AV: Pero usted como Presidente le daba obviamente el visto bueno, ¿no?

AGP: Sí, pero viene el ministro y dice “necesito estos dos viceministros para hacer las obras”. Él tiene que saber que gente utiliza. Lo que nadie puede es conocer que esta persona tiene ruindad en el alma y que iba a estar pidiendo dinero. Eso no se puede conocer. Una vez conocido, que le caiga toda la fuerza de la Ley.

AV: Yo le hago esta pregunta sobre el señor Cuba, porque han estado trascendiendo rumores sobre la vinculación que tendría con su pareja, la señora Cheesman.

AGP: (Contrariado) No, en lo absoluto. Que le parece.

AV: Que ha firmado unos libros o que había tenido alguna vinculación con un familiar de él.

AGP: En lo absoluto. Yo se a qué se refieren. Es una revista de la deuda externa de los años noventa. Edité yo una revista con análisis en la que participaron estudiosos internacionales y también algunos nacionales. Yo escribí un artículo, hay un artículo del señor Cornejo, hay un artículo del señor Cuba. Hay 25 artículos, pero ninguna relación.

Varias preguntas quedan sueltas:

1. ¿Por qué primero negó a Cuba y luego tuvo que admitir que hizo un artículo para “una revista”?

2. ¿Por qué no recordaba que Cuba era investigador del Instituto que él presidió y donde su actual pareja era también parte del equipo de analistas? No era sólo que “Cuba mandó un artículo” ni era un simple colaborador externo. Ello, más aún, cuando el expresidente era parte del equipo editorial de los Cuadernos “Deuda Externa Latinoamericana” y el IDEL era una entidad bastante pequeña:

3. ¿Por qué continuar con la monserga que toda la responsabilidad la tiene “el ministro”, es decir, Enrique Cornejo? De hecho, sus compañeros han querido seguir con esta versión durante los 18 días en los que demoró en responder sobre el dato presentado en DTP.

4. ¿Por qué solo hace referencia a un artículo del señor Cuba cuando él escribió dos artículos que aparecieron en los dos números de “Deuda Externa Latinoamericana”?

5. ¿Niega rotundamente el doctor García que su actual pareja es comadre del señor Cuba, como lo indicó la periodista Rosa María Palacios hace unos días, basada en la versión de un testigo del bautizo?

Saquen ustedes sus propias conclusiones.

¿Crisis en El Comercio?

(Foto: El Comercio)

El último viernes, el semanario Hildebrandt en Sus Trece mostraba, en su penúltima página, una nota que anunciaba el posible final de la “era Berckemeyer” en El Comercio:

(Foto: Hildebrandt en Sus Trece)

La nota mostraba los intentos de Martha Meier Miró Quesada, accionista del Grupo El Comercio y despedida por el actual director del diario más antiguo del país, para evitar que los socios – y miembros de su familia – que tengan algún tipo de vinculación con la constructora Graña y Montero se abstengan de votar en la Junta General de Accionistas que, en las próximas semanas, elegirá al Directorio de Empresa Editora El Comercio para los próximos tres años. El pretexto para ello es el caso Lava Jato, dado que la conocida empresa intervino como socio nacional en varios de los consorcios donde operaron varias de las constructoras brasileñas hoy cuestionadas.

El Directorio es una instancia clave en el GEC, dado que puede remover a los directores de los medios que conforman el Grupo. La alusión de Meier Miró Quesada es a José Graña Miró Quesada y su familia, quienes pertenecen a la rama Garland, aquella que tiene mayor porcentaje de acciones dentro de los propietarios de El Comercio. De hecho, hasta hace unos años, Graña era el accionista individual con mayor peso en una Junta General bastante atomizada.

Son públicas y notorias las discrepancias que tiene MMMQ con la gestión de Fernando Berckemeyer, no solo por su salida abrupta, sino también por la línea liberal que adoptó el diario desde 2014.  Como es conocido, las posiciones de Meier en temas valorativos y políticos son más bien conservadoras.

En varias oportunidades durante los últimos años. el director de El Comercio ha sido respaldado por el Directorio en sus decisiones – como la salida de editores que tuvieron varias décadas en el diario – la actual línea editorial y frente a las presiones del Cardenal Juan Luis Cipriani para que deje el cargo.

Ello explica porque, durante las últimas semanas, Meier Miró Quesada ha utilizado su activa cuenta de Twitter para enfatizar los presuntos vinculos corruptos entre Graña y Montero y Odebrecht. Si bien es cierto que la decisión comercial de GyM de continuar con su relación comercial con las empresas brasileñas cuando ya existían informaciones sobre posibles actos irregulares es harto cuestionable, también es verdad que, hasta el momento, no han aparecido indicios claros que vinculen a funcionarios de la constructora peruana con actos de corrupción.

En esa medida, los intentos de Meier Miro Quesada buscarían un posible cambio en la correlación de fuerzas dentro del Directorio que, en el corto plazo, termine destituyendo a Berckemeyer como director de El Comercio y, con ello, se consolide una vuelta a la situación existente entre 2008 y 2013, con un fuerte predominio conservador en los puestos cruciales del diario.

Según pudimos conocer, la situación dentro del diario más antiguo del país es de calma y serenidad. Se conoce claramente la postura de Meier Miró Quesada sobre la actual dirección, pero se entiende que la exeditora de Fin de Semana del diario “sobreestima sus propias fuerzas”.

De acuerdo a lo recogido por DTP, resultaría bastante difícil que MMMQ logre la abstención de los Graña Miró Quesada en la Junta General de Accionistas que elegirá al próximo directorio. Peor aún, incluso en el supuesto que logre dicho objetivo, estaría lejos de obtener una mayoría que fuerce una correlación de fuerzas favorable a la salida de Berckemeyer. Otra fuente fue más contundente: “no se prevén cambios para marzo”, en alusión a una posible salida del director de El Comercio.

Lo mismo se señala en cuanto a las cifras de ventas y lectoria de la web, que se han incrementado durante los últimos meses y que fueron señalados como uno de los supuestos factores de disgusto con Berckemeyer.

Además, desde El Comercio enfatizan que no se han opuesto en ningún momento a una investigación a Graña y Montero en el caso Lava Jato. Recuerdan que hace un par de semanas salió un editorial donde indicaron expresamente que:

También están las empresas que se asociaron con Odebrecht en importantes negocios respecto de los que existe evidencia o indicios de corrupción por parte de la constructora brasileña, y que hoy se encuentran bajo escrutinio de la fiscalía. Como se sabe, muchas firmas participaron en consorcios con Odebrecht para la licitación o ejecución de grandes obras de infraestructura en los últimos años (gasoducto sur peruano, la línea 1 del metro de Lima, IIRSA Sur e IIRSA Norte, entre otras), como Graña y Montero, Enagás, ICCGSA, JJC Contratistas Generales, Obrainsa y Compañía San Martín.

Desde luego, el haber participado de una sociedad con Odebrecht no constituye en sí prueba de complicidad. Pero el que el accionar delictivo de la constructora brasileña fuera sostenido durante varios años en todos los países en que operaba, respondiera a una estrategia bien montada, contase con toda una compleja estructura societaria internacional creada con el solo propósito de canalizar sus sobornos e incluso se viera reflejada en varios proyectos estatales cuyos montos se multiplicaban escandalosamente sin ninguna justificación económica detrás, lleva cuando menos a plantear algunas interrogantes: ¿Nunca supieron o escucharon nada acerca de los tratos ilícitos de Odebrecht? ¿No les generó suspicacia las irregularidades advertidas en algunas de las licitaciones? ¿No tenían algún grado de control, o supervisión siquiera, en las postulaciones a estos grandes proyectos? ¿Qué tipo de filtros implementaron al momento de escoger a una compañía con la que se iban a asociar en proyectos de 20, 30 y hasta 40 años?

En esa línea, la composición del nuevo directorio de El Comercio será clave para saber si es que las políticas establecidas por Berckemeyer tendrán continuidad por los próximos tres años. Todo indica que el viento sopla a su favor.

PPK y el proyecto Chaglla

ppk-chaglla.jpg

Esta mañana, el periodista Fernando Vivas, en su columna habitual de los miércoles en El Comercio, presentaba un dato que llamó la atención de varios:

Un aparte para el presidente Kuczynski. Es indispensable, para su legimitación como líder de una nación indignada, que explique hasta dónde llega su responsabilidad al haber avalado la decisión de Toledo de ejecutar un proyecto como la IIRSA Sur que resultó lesivo para el país. Ya sabemos que Toledo tuvo motivaciones ruines. Necesitamos saber qué errores de ingenuidad o cálculo llevaron a su primer ministro y hoy presidente a obedecerlo.

De paso, podría explicar por qué en mayo del 2013, con logo partidario, lanzó un video en el que promueve con sumo entusiasmo la central de Chaglla, un proyecto de Odebrecht. Necesitamos saber qué lazos estableció con esa empresa y sus inversiones en el Perú al visitar la obra. Odebrecht hizo en pro de Chaglla un lobby tan ambicioso que hasta invitó a Mario Vargas Llosa. Pero el escritor, que sabe resistir lobbies, no escribió nada al respecto. PPK hizo un video. Sería bueno que nos cuente por qué.

En efecto, como pudimos verificar, el actual Presidente de la República hizo un video en el que, desde el estudio de su domicilio en San Isidro, acompañado de algunas fotos de la estancia en el lugar, explicaba porque esta central le parecía importante.

Si bien a lo largo del video – que estuvo ausente unas horas del canal de Youtube de PPK – no mencionó a Odebrecht, en las fotos se veía al hoy mandatario con casco de la empresa, junto a algunas personas vinculadas a la central hidroeléctrica o a la compañía. Aquí pueden verlo:

Dichas fotos, por cierto, también aparecen en la página oficial de Facebook de PPK.

Desde el Tercer Piso buscó la versión oficial sobre este dato proporcionado por Vivas.

De acuerdo con lo versión obtenida por este blog, el actual Presidente de la República visitó la central de Chaglla en 2013 sin que mediara una invitación de la empresa Odebrecht. En efecto, PPK menciona al final del video arriba mencionado que se había “autoinvitado”.

El video ya referido fue grabado como parte de las actividades del Instituto País, el think tank que tuvo el hoy mandatario entre sus campañas presidenciales de 2011 y 2016.

Asimismo, se nos indicó que el Presidente había grabado otros videos para su canal personal en You Tube donde se refería a otros proyectos que consideraba importantes para el país. Un ejemplo de ello es un corto sobre Camisea y su importancia para el desarrollo peruano, así como su participación en dicho proyecto. Lo mismo sobre el gas y el panorama energético del Perú.

Fuentes familiarizadas con el pensamiento presidencial nos indicaron que PPK no ha tenido relación alguna con la empresa Odebrecht en términos contractuales. Sí se nos confirmó la versión aparecida en medios sobre la participación de Kuczynski y Jorge Barata en el directorio de la Asociación Empresarial para el Desarrollo Rural. De acuerdo con la información proporcionada, dicha ONG fue formada a iniciativa del constructor Mario Suito – de hecho, la dirección de la misma corresponde a su empresa – y participaron diversas personalidades en el directorio. Este es, de acuerdo con lo informado, el único vínculo expreso entre el Presidente de la República y los directivos de la empresa brasileña inmersa en casos de corrupción.

Actualmente, la Central Hidroeléctrica de Chaglla, que entró en funcionamiento el año pasado, forma parte de los activos de Odebrecht que la empresa brasileña busca vender.

Todo indica que el sesgo pro empresarial del Presidente de la República terminó jugándole, en este caso, una mala pasada, al igual que el retiro por horas del video que, finalmente, volvieron a colocar en su canal de You Tube. Dado que este es un flanco débil del mandatario, resulta necesario e indispensable que, junto con la Declaración de Intereses publicada la semana pasada, pueda hacer explícito cualquier tipo de contacto con empresas.

Como señaló Eduardo Dargent, “poco importa si durante su gobierno PPK ha mantenido distancia o no de sus antiguos vínculos empresariales. Si esos vínculos aparecen aunque sea indirectamente, el tema ganará fuerza“. Precisamente, la buena pregunta planteada por Vivas al final de su columna de hoy indica que Palacio de Gobierno deberá tener mucho más cuidado con este tipo de nexos y gestos.

Libros Con Historia

(Fotos: El Comercio)

Las bibliotecas bien surtidas son una caja de sorpresas. Pueden encontrarse auténticas joyas, volúmenes que solo servirían para adornar un estante sin que su contenido nos aporte mucho, así como textos que llaman la atención por las revelaciones que encierran en pequeños detalles.

Esta historia se remite al último tipo de libros.

En 2011, culminado el segundo gobierno aprista, el exministro Enrique Cornejo escribió un libro llamado “La Segunda Oportunidad”. El texto es un conjunto de reflexiones que intentan relativizar en algo el fracaso económico del primer quinquenio de Alan García, así como resaltar los logros de su segunda administración. El texto fue prologado por el expresidente, con quien hoy se haya enfrentado en una batalla que no se recuerda desde los tiempos de las broncas entre Armando Villanueva y Andrés Townsend, una vez muerto Haya de la Torre.

El texto de Cornejo no solo se queda en aquellos dos quinquenios, sino también narra lo ocurrido en la década de 1990. Y al contar la jornada del golpe de Estado de 1992, Cornejo da a conocer la existencia de una poco conocida entidad, formada junto a García y otros exfuncionarios de su primer gobierno.

Como comprobamos al ver la ficha de la entidad, la misma se formó al final del primer gobierno de García, el 17 de julio de 1990 y quedó inscrita apenas cuatro días antes que concluyera dicha administración.

Más allá de la carcajada que puede despertar en el lector el hecho que personajes que llevaron a la economía peruana a niveles poco imaginados de desastre constituyan una asociación sobre este tema, lo cierto es que el Instituto para la Deuda Externa Latinoamericana tiene una breve historia que puede conllevar a repercusiones inesperadas en el presente.

Como parte de sus actividades, el IDEL editó la serie “Deuda Externa Latinoamericana. Cuadernos”, dos volúmenes sobre los temas de investigación de la entidad, desde la perspectiva que mantenía en ese entonces García sobre dicho problema. Es decir, una justificación de las medidas tomadas en su primer administración.

Desde el Tercer Piso logró ubicar los dos libros publicados por el IDEL. Y en los créditos de los mismos encontró que personajes muy conocidos hoy se conectan, un cuarto de siglo antes, con fines académicos.

Como vemos, el Instituto era presidido por Alan García, tenía como vicepresidente al exministro Abel Salinas (ya fallecido), como director ejecutivo a Enrique Cornejo y como directores al actual embajador del Perú en Ecuador Hugo Otero y al expresidente de Petroperú Luis Rebolledo, también fallecido.

Y, tal como se aprecia, el equipo de investigación del IDEL era integrado por Roxanne Cheesman, economista y actual pareja de García; Pilar Tejada Vidal, quien fuera secretaria ejecutiva del FITEL en el segundo gobierno aprista; José Antonio Sánchez Samaniego y el hoy prófugo Jorge Cuba Hidalgo.

Al revisar ambos Cuadernos, encontramos que, en el primer volumen de los mismos, aparecen artículos escritos por García Pérez y Cuba Hidalgo, tal como consta en estas fotografías.

Mientras que, en el segundo tomo de los Cuadernos, se pueden ubicar textos de Cheesman – quien también aparece como Directora Adjunta de la entidad académica – y Cuba Hidalgo sobre el tratamiento de la deuda externa. Hablan las imágenes.

Hasta el día de hoy, no se conocía esta relación académica entre el expresidente, su hoy pareja y uno de los principales procesados en el caso Lava Jato. Es hora que, desde Madrid, Alan García nos cuente desde cuando y cómo conoce a una persona a la que no ha dudado en llamar “rata”, así como sí ha mantenido vínculos con él hasta la actualidad. Lo mismo en el caso de la señora Cheesman. Y, al mismo tiempo, Enrique Cornejo deberá relatarnos con amplitud los vínculos que ha tenido con Cuba Hidalgo desde, al menos, fines de la década de 1980.

La vida te da sorpresas. Las bibliotecas también.

Guía para entender los casos de corrupción en Brasil que impactan en el Perú

(Imagen: O Painel)

Los casos de corrupción ligados a constructoras brasileñas, que tienen fuerte repercusión en diversas partes de América Latina, sin duda, ya tienen un impacto en el Perú. Sin embargo, es necesario esclarecer el panorama, para evitar equívocos y saber el estado actual de las investigaciones, tanto periodísticas como fiscales.

1. ¿CUALES SON LAS VERTIENTES DE INVESTIGACIÓN SOBRE CORRUPCION DE CONSTRUCTORAS BRASILEÑAS?

Básicamente, se trata de tres grandes fuentes de indagación.

a) “Castillo de Arena”: Se trata de una operación de la Policía Federal Brasileña y el Ministerio Público, a partir de una denuncia anónima sobre el pago de sobornos por parte de la constructora Camargo Correa, tanto en Brasil como en diversas países de América Latina y África, para el otorgamiento de obras de infraestructura. Si bien este caso fue cerrado en Brasil por temas procesales, lo obtenido está sirviendo para realizar investigaciones en diversos países, incluyendo Perú.

b) Las obras financiadas por el BNDES: Estamos ante la indagación en torno a las compañías constructoras brasileñas que han recibido mayor financiamiento por parte del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil. Todas han terminado involucradas en el caso Lava Jato. Al mismo tiempo, una obra terminó siendo el hilo de la madeja hacia el Perú: la carretera Interocéanica del Sur, donde todas las empresas que hoy andan en problemas tuvieron algún tipo de participación. Todo ello termina confundiendose con “Castillo de Arena” y “Lava Jato”.

c) Lava Jato: Se trata de una investigación en torno a lavado de activos vinculados a la corrupción. Todo comenzó cuando se indagó sobre el otorgamiento de obras de infraestructura por parte de la petrolera estatal brasileña Petrobras a diversas empresas constructoras de su país, para la generación de empleos. Se descubrió que todas habían obtenido los contratos previo soborno. La trama terminó develando el esquema de coimas que estas empresas habían empleado en América Latina y África para la obtención de contratos de concesión de infraestructura. Se emplearon para ello, además de traslados en efectivo, bancos de Estados Unidos y Suiza, razón por la cual ambos países están firmando convenios de cooperación con las empresas involucradas para procesar a los implicados. En Brasil, además del costo político para todos los partidos políticos, se vienen negociando acuerdos de delación premiada (colaboración eficaz) donde los dueños y funcionarios de los conglomerados involucrados contarán todo a cambio de una reducción de pena.

Las empresas involucradas son Odebrecht, OAS, Camargo Correa, Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao.

(La controvertida vía fue una de las principales obras de Camargo Correa en Perú. Foto: El Comercio)

2. ¿QUE ES LO QUE SE HA PODIDO SABER SOBRE PERÚ SOBRE CASTILLO DE ARENA?

Las indagaciones sobre “Castillo de Arena” se han concentrado en los posibles pagos de sobornos a miembros de los gobiernos de Alejandro Toledo y Alan García para la construcción de la Carretera Interocéanica, como ha informado el portal Convoca.

En el caso de Toledo, la situación es más compleja, dado que su campaña en 2011 recibió contribuciones de las empresas Camargo Correa y Queiroz Galvao, dos de las empresas ahora implicadas en el caso Lava Jato. Asimismo, ayer el Ministerio Público confirmó que una compañia vinculada al empresario Joseph Maiman, amigo personal del expresidente, recibió dinero de Camargo Correa, sospechándose que este depósito se vincula a una coima. Esto podría tener repercusiones mayores, ya no solo por el caso brasileño, sino porque podría ser la pieza que faltaba en el caso Ecoteva, es decir, en la adquisición de inmuebles para uso del exmandatario a través de una empresa off shore constituida en Costa Rica.

En el caso del segundo gobierno aprista, La República indicó la existencia de una cuenta vinculada al ya fallecido exministro de Vivienda y Construcción Juan Sarmiento. Asimismo, la policía brasileña ha señalado la existencia de indicios contra otro exministro, Hernán Garrido Lecca, así como contra los exfuncionarios de Sedapal Guillermo León y Umberto Olcese. En este último caso, la Megacomisión encabezada por Sergio Tejada encontró una transferencia hecha a una cuenta de Islas Caimán.

3. ¿QUE ES LO ENCONTRADO RESPECTO AL CASO LAVA JATO?

Aquí las pistas de indagación son varias. Y los avances también. Veamos punto por punto.

ODEBRECHT

a) Los pagos secretos de Odebrecht en el Perú: IDL – Reporteros ha logrado registrar como movía Odebrecht el dinero de sus empresas off shore hacia el Perú. Esta imagen resume todo:

(Infografía: Luisa García Telles para IDL Reporteros)

b) Estados Unidos: Antes de terminar el 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos llegó a un acuerdo con Odebrecht sobre los sobornos entregados a través de bancos de dicho país. En el caso peruano, suman 29 millones de dólares. De acuerdo a lo indicado por la entidad, dos obras están en la mira: la Carretera Interocéanica del Sur y el Tramo 1 de la Línea 1 del Metro de Lima. La empresa ha reconocido que tenía una unidad únicamente dedicada al otorgamiento de sobornos.

c) Suiza: Aquí la colaboración con el Ministerio Público peruano ha sido fluida. La República resume:

La cooperación Suiza con las autoridades peruanas es una fuente clave para rastrear el dinero de Odebrecht destinado al pago de sobornos. Parte de la información que ya tiene en su poder el fiscal Hamilton Castro viene siendo procesada y en las próximas semanas podría darse a conocer los hallazgos.

Castro detalló que antes del mes de noviembre tuvieron acceso a información de inteligencia que daba cuenta de la existencia de datos relevantes en Suiza, vinculada principalmente a las cuentas de Odebrecht.

En ese sentido, adelantó que han descubierto transferencias de dinero al Perú a través de tres estructuras off shore vinculadas con la empresa Odebrecht: Constructora Internacional del Sur, Smith & Nash Engineering Company Inc y Klienfeld Services Inc.

Como informó La República, ese dinero fue recibido en el Perú por una red de empresas constituidas por Gonzalo Monteverde Bussalleu y colaboradores.

Estas tres compañía off shore, a las que hace referencia la fiscalía, sirvieron como plataforma para el pago de sobornos en el país.

d) Otras pistas: Aquí será necesario indagar más sobre la donación del Cristo del Pacífico al final del gobierno de Alan García, así como el regalo de arena para la playa La Herradura en la gestión municipal de Susana Villarán. Obras bajo la lupa son, además del Tren Eléctrico y la Interocéanica, el Gaseoducto del Sur, la concesión de Vías Nuevas de Lima, la Costa Verde del Callao, entre otras. También habrá que sumar la conexión del exministro Luis Nava con Odebrecht y las conferencias de Alan García en Brasil. Y, last but not least, los sobrecostos en las obras hechas por la empresa en el Perú.

Por cierto, Odebrecht quiere llegar a un acuerdo con las autoridades peruanas, para colaborar con la justicia, a cambio de mantener sus intereses en el Perú.

OAS

a) Trayendo dólares: Como ha señalado IDL-Reporteros, por lo menos dos testigos en Brasil han señalado que traían dinero en efectivo para el pago de sobornos en el Perú. El mencionado portal también ha registrado la existencia de empresas off shore constituidas en Panamá por las cuales también pasó el dinero. El destino final de la plata aún no se conoce. Entre las obras construidas por OAS en Perú se encuentran la carretera Quilca – Matarani, la carretera Lima – Canta y el Centro de Convenciones de Lima.

b) Las obras en la gestión Castañeda: Sin duda, este es uno de los casos que más atención ha atraido. En el 2009, la gestión Castañeda concedió el proyecto Línea Amarilla, en circunstancias aún por esclarecer. Si bien la gestión Villarán quiso desecharlo por oneroso, al final tuvo que renegociar el contrato para obtener mejoras al mismo. Sin embargo, ya desde su candidatura en 2014, Castañeda buscó bajarse algunos componentes del contrato para permitir que se hiciera un by pass ajeno al proyecto original y restringir la publicidad de lo que se conocía como Vía Parque Rímac. También se conoce que buscó hacerse un proyecto de monorriel similar al que OAS venía construyendo en Sao Paulo.

c) Rocío Calderón: La amiga de Nadine Heredia, a través de la cual ella hizo varias compras, fue asesora de la empresa brasileña.

(La lobista brasileña Zaida Sisson puede ser clave en esta historia. Foto: Perú.21)

LAS DEMAS CONSTRUCTORAS Y OTRAS PISTAS

Otras cuestiones a ver son la supuesta intercesión del exvicepresidente Omar Chehade a favor de la constructora Andrade Gutierrez, así como la remodelación de la avenida Gambetta en el Callao, obra en la que ya se han encontrado varias irregularidades.

Se suma a ello la serie de reuniones y correos electrónicos de la lobista brasileña Zaida Sisson, quien trabajó para el hoy caído en desgracia José Dirceu, exhombre de confianza de Lula da Silva y convertido en gestor de intereses empresariales. Pueden ver esta serie desarrollada por DTP aquí y aquí. Las primeras pistas sobre este personaje fueron presentadas por Daniel Yovera en El Comercio en 2015.

Como vemos, se trata de una investigación bastante compleja, que requiere de un adecuado fortalecimiento institucional, que no solo se aboque a este caso, sino también a la lucha anticorrupción en general. Este será un tema que nos acompañará durante todo el año y, por ello, hemos dedicado el primer post del 2017 para explicarlo en sencillo.