GIAMPIETRI Y EL IMARPE

Si hay una institución con la que el Primer Vicepresidente de la República se siente identificado es – además de la Marina de Guerra del Perú – el Instituto del Mar del Perú (IMARPE), el centro de investigación científica sobre la pesca y el mar en el Perú. No en vano el Almirante fue el Presidente de dicha institución, más o menos en la misma época en que se sacaba fotos con Montesinos y Hermoza Ríos, como la que vemos arriba.

Pero Giampietri ha seguido, digamos, teniendo cierta influencia en la institución que dirigió. Y dos hechos que contaremos el día de hoy lo demuestran.

El primero tiene que ver con el falso Fenómeno del Niño que intentó vendernos Abraham Levy y que motivó la presencia de Alberto Pandolfi en el gobierno.

Revisando el exhaustivo reporte que hizo Roberto Bustamante sobre las noticias que el diario Correo registraba sobre El Niño, me encuentro con algunas cuestiones raras. El 11 de agosto, el diario de Aldo M reportaba que cambiaban al jefe del IMARPE por no “advertir” de El Niño. Claro, ahora que sabemos que ese fenómeno climático nunca existió, la noticia suena a ironía y a burla. Lo curioso es que, apenas 4 días despúes, ya con el nuevo jefe de IMARPE nombrado, hay pascana con el Banco Mundial y se habla por primera vez de la creación del PREVEN, en la cual están presentes Giampietri, Garrido Lecca y Héctor Soldi, el actual Presidente del IMARPE. Y al mes nomás, Pandolfi ya estaba como asesor en el tema. Todo armado para que el ex premier de Fujimori y el hombre del tiempo se comiencen a ganar algo con el clima.

El segundo tema es más bien delicado e involucra a un familiar directo del Almirante.

La señora Rosa Giampietri Rojas de Calisto ha sido empleada del IMARPE durante años y hoy se encuentra en condición de cesante de dicha institución.

Pues bien, la hermana del Vicepresidente se ha visto beneficiada con una licitación bastante rara, adjudicada por su ex chamba.

El 11 de Octubre de 2007, osea, hace apenas 19 días, se otorgó la buena pro de la operación MC 147-2007-IMARPE-1 para la contratación de un traductor por tres meses. Y hay varios datos curiosos.

Las Bases de esta contratación de servicios indican claramente lo dirigida que estuvo la buena pro en favor de la hermana del Vicepresidente:
– La convocatoria de la Adjudicación de Menor Cuantía, se realizó mediante invitaciones cursadas a tres (03) personas. Es decir, entre personas que ya conocían los chicos de IMARPE, siendo bien pensados. O, siendo mal pensados, ya con un ganador elegido y dos personas que podían prestarse a presentar el currículum vitae para dar la apariencia de concurso.
– Los requisitos pedían experiencia como traductor Castellano-Ingles eIngles-Castellano, en Organización de eventos internacionales y como secretaria de Gerencia. A más años, más puntos. Como veremos, este dato es relevante.

Y del Cuadro Evaluativo se notan los siguientes datos:
Doña Rosa Giampietri Rojas fue la única postora.
– En el rubro del factor de personal obtuvo 90 puntos de 90 posibles. Y era lógico habiéndo desempeñado los cargos antes mencionados en IMARPE.
– El precio de sus servicios se ajusta a lo requerido: S/. 10,500 por tres meses. Cantidad que cualquier cesante quisiera recibir.

Sin duda, el tema no se configura como un caso de nepotismo, dado que Giampietri no es ahora funcionario de IMARPE. Pero si resulta bastante raro que su hermana haya ganado un concurso a la medida. Y cabe ser suspicaz cuando le han contratado tantos asesores de manera irregular a quien tendría que reemplazar a Alan si es que le pasa algo. Una razón más para rogar por la salud de nuestro actual Presidente.

MAS SOBRE EL TEMA:
El Utero de Marita: Hermana de Giampietri gana 10 500 del Imarpe
La Republica rebota la denuncia en su sección Ofidio.

LEVY, NO ERES GALILEO

Entre la estupefacción y la carcajada. Otra sensación no tengo luego de leer la más reciente columna de Abraham Levy, el hombre que intentó sacar provecho del Fenómeno del Niño.

Y es que resulta curioso que el cuestionado hombre del tiempo, que sobredimensionó un fenómeno climático para poder obtener jugosas consultorías de parte del sector Vivienda, donde se han cobijado sus grandes amigos con quienes elaboró el proyecto Agua Para Todos, se termine comparando con ¡Galileo Galilei!!!

Levy termina comparando la teoría del movimiento terraqueo alrededor del Sol – postulada por Galileo y rechazada por la propia Iglesia Católica hace unos siglos – con su plan de previsión del Fenómeno del Niño. Y pretende señalar que quienes hemos cuestionado su actuación en este caso terminaremos pidiendo perdón como lo hizo Karol Wojtyla frente a las tesis galileánas.

Creo que Levy se equivoca. Ni Roberto Bustamante, ni Marco Sifuentes, ni Ronald Woodman, ni Cecilia Valenzuela, ni Antonio Zapata ni yo hemos cuestionado la conveniencia de tener un mecanismo previsor del Fenómeno del Niño. Por el contrario, como dije en el primer post sobre este tema, en un país que tiene tendencia a improvisar es necesario tener mecanismos que permitan evitar tragedias o pérdidas cuantiosas como las que ocasiona este comportamiento climático periódico.

Sin embargo, el hombre del tiempo (y de Fujimori y Montesinos) olvida que sus cálculos se basaron en los datos de agencias meteorológicas estadounidenses, que miden la ocurrencia de El Niño de manera y en zonas distintas a las que se evalúan al momento de detectar la existencia de este fenómeno en nuestras costas. Sus diagnósticos nunca coincidieron con lo dicho por ninguna de las cuatro entidades estatales encargadas del tema: SENHAMI, IMARPE, el Instituto Geofísico del Perú y la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú.

También olvida Levy que se cuestiona, además, el hecho de que esta alarma haya terminado ocasionado daños a la agricultura del norte del país. O que haya terminado coludido con personajes cuestionados como Giampietri, Pandolfi – quien no hizo nada por solucionar el tema del Niño cuando le tocó afrontar el desastre de 1997 – 1998 – o Garrido Lecca.

Y finalmente, olvida los dos procesos de licitación en los que tenía intereses. Uno, otorgado por SEDAPAL, por S/. 10,000.00. El otro, del Ministerio de Vivienda, en el que el concurso público casí decía, con nombre y apellido, que su consultora ganaría la buena pro, hasta que se terminó con el proceso 24 horas antes de que se declarara al ganador.

Señor Levy, deje de compararse con un verdadero sabio. Asuma que se equivocó, asuma que había un gran negocio de por medio y que su interés no era el colectivo, sino su bolsillo. No hay complots ni mártires de la ciencia en esta historia. Solo un olor a podrido y eso no es producto de ningún fenómeno climático.

Por cierto, ¿tiene estudios o especialización en tópicos climáticos?

MAS SOBRE EL TEMA:
Fernando Vivas: A Niño Revuelto.

LEVY’S NIÑO: LA GRAN ESTAFA

PARA QUIENES SE PERDIERON LOS CAPITULOS ANTERIORES:

Por favor, remítanse al dossier que ha hecho Roberto Bustamante sobre el tema.

O si no, lean el siguiente resumen:

Entre agosto y diciembre de 2006, el diario Correo publicó una serie de notas alertando sobre la presencia de un Fenómeno del Niño bastante intenso para el año 2007. La principal fuente de información: la consultora Infoclima, cuyo principal directivo es el conocido “hombre del tiempo” Abraham Levy. Curiosamente, todos los entes estatales que se encargan del tema dijeron que el fenómeno climático no se produciría. Las suspicacias sobre las intenciones de Levy aumentan cuando se recuerdan sus vínculos con el fujimontesinismo, así como sus actuales relaciones con el cuestionado Ministro de Vivienda y Construcción Hernán Garrido Lecca y su entorno, gracias a las cuales obtuvo un contrato de S/. 10,000 con SEDAPAL para pronósticos climáticos.

LO QUE LEVY INTENTA ENCUBRIR:

Ayer, como desesperado grito de defensa, Abraham Levy señaló que tanto Roberto Bustamante como yo somos “parte de un complot del SENHAMI” en su contra. Nada más alejado de la realidad. Quien habla no tiene vinculación alguna con el ente estatal del clima, ni de forma directa o indirecta (léase, amigos o familiares trabajando allí).

Quizás ese intento se deba a que Levy aplica la máxima “el ladrón cree que todos son de su condición“, que queda más clara luego de apreciar el reportaje hecho por Marco Sifuentes, en el que profundiza sobre los tópicos que tanto el Morsa como yo hemos alertado.

Primer Punto. El Fenómeno del Niño fue bastante débil y mal pronosticado. Los informes norteamericanos en los que se basó Levy se centran en zonas climáticas alejadas de la costa peruana, que nuestros meteorólogos no miden para determinar la existencia de este fenómeno climático.

Segundo Punto. Los perjuicios ocasionados por Levy. Según Ronald Woodman, jefe del Instituto Geofísico del Perú, se habría ocasionado un daño grave a la agricultura de la costa norte, pues se cultivaron productos que sólo pueden sembrarse cuando se presenta el Fenómeno del Niño.

Tercer Punto. Los contactos de Levy. Por propia boca, Levy confesó que Alberto Pandolfi y Luis Giampietri también habían recibido su alarmista información. Esto corrobora que Pandolfi estuvo trabajando en el tema desde meses antes de su nombramiento efímero. También desmiente al ministro Garrido Lecca, que señalaba la existencia de “equipos paralelos” sobre esta materia. Ahora sabemos que todos trabajaban en el mismo team, Marcahuasi incluido.

Cuarto Punto. El Contrato Escandaloso. Sifuentes presentó una licitación con visos de escándalo. El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento – dirigido por el director de una empresa de Genaro Delgado Parker – convocó a Concurso Público sobre “Consultoría para elaboración y difusión de información hidrometeorológica en tiempo real, de previsión para uso de las autoridades del Gobierno del Peru y para la población civil durante el Fenómeno El Niño 2006 – 2007“.

Las bases del concurso estaban bastante dirigidas a que gane una determinada empresa:

Términos de Referencia

6: Personal que deberá acreditarse para la ejecución de la Consultoría: El personal que deberá acreditar el operador tendrá que tener dentro de sus individualidades a:

6.1.4 Un experto en la producción y presentación de información meteorológica en tiempo real en medios de comunicación social. Experiencia no menor de 2 años consecutivos en radio y en televisión es requerida de manera simultánea.

Y como se confirma en la Absolución de Observaciones, uno de los postores era Información para la Acción, la asociación civil que cobija a Infoclima, la consultora de Levy.

Para suerte del erario público, el Concurso fue anulado sólo un día antes de otorgar la buena pro.

La conclusión de esta historia es que Abraham Levy utilizó sus influencias mediáticas y políticas para vendernos – al Estado y al público – la historia de que existiría un Fenómeno del Niño. Motivo central: ganar dinero con las consultorías que haría para un Gobierno en el que tenía más de un contacto. Pero aquí no hay ingenuidad de los involucrados, sino un claro espíritu de ganar con esto.

PS: Por cierto, luego de esto, ¿Aldo Mariátegui retirará a Abraham Levy de su lista de colaboradores?

MAS SOBRE LA ESTAFA:
Utero de Marita: El Niño vino con licitación bajo el brazo.

LEVY: GANANDO CON EL NIÑO

“Hombre del tiempo” recibió S/. 10,000.00 de SEDAPAL, por “pronosticar” El Niño. Pago lo hace su amigo personal, vinculado a Hernán Garrido Lecca.

La semana pasada, dos blogs, el de Roberto Bustamante y el mío, hemos informado sobre algunas cuestiones que nos parecen sospechosas con relación al Fenómeno del Niño.

Por un lado, una campaña sistemática impulsada desde el diario Correo con datos suministrados por Infoclima, una consultora metereológica cuyo director es Abraham Levy. Campaña cuyos fundamentos básicos son desmentidos por Ronald Woodman, director del Instituto Geofísico del Perú. Y campaña que también hizo en 1997, aunque con mayor sofisticación y algo más de fundamento.

Por otro lado, los pasados vínculos de Levy con el montesinismo y sus actuales vínculos con el Ministro de Vivienda y Construcción Hernán Garrido Lecca.

Pues bien, hoy Desde el Tercer Piso puede proporcionar datos adicionales sobre como la relación entre Levy y los actuales funcionarios del Ministerio de Vivienda y Construcción son bastante estrechos, a tal punto que la campaña sobre el Fenómeno del Niño le ha permitido obtener alguito.

Según se puede apreciar en el portal del Sistema Electrónico de Adquisiciones y Compras del Estado (SEACE), SEDAPAL contrató los servicios de Información para la Acción, asociación civil dirigida por el consultor en temas agrarios Fernando Cilloniz Benavides y que cobija a Infoclima, la consultora meteorológica dirigida por Abraham Levy – que no tiene personería jurídica propia. El monto de lo pagado: S/. 10,000.00.

Hay algunas cosas bastante extrañas en todo esto.

La primera, es la fecha de otorgamiento de buena pro: 22 de agosto de 2006. Exactamente 18 días después que Infoclima iniciara su campaña mediática en el diario Correo, a contracorriente de lo que decían los entes estatales que ven el tema climatico y del Fenómeno del Niño. Ello explica porque la consultoría no la paga el SENAHMI o el Equipo multisectorial encargado del Estudio del Fenómeno del Niño, sino una empresa estatal, que está a cargo, adivinen, del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, es decir, del Ministro amigo de Abraham Levy.

La segunda, tiene que ver con la persona que actualmente está a cargo de SEDAPAL: Guillermo León Suematsu.

León ha sido Gerente General de SEDAPAL y su Presidente desde el gobierno anterior. Sin embargo, desde la llegada de Garrido Lecca a Vivienda, también ha aumentado sus funciones: hasta ayer, que se le aceptó la renuncia, fue el Director General de Saneamiento del Ministerio de Vivienda y Construcción. De esta Dirección depende Agua Para Todos, el programa donde se ubicó al cuestionado Carlos Arana Vivar.

León tiene algunas cosas que explicar. Por ejemplo, La Ventana Indiscreta reveló, en febrero de 2005, que León fue uno de los promotores del proyecto Marca II, que fuera cuestionado por innecesario durante el Gobierno de Valentín Paniagua.

Otra cosa que tendrá que explicar León es su firma en el cuestionado contrato de publicherrys hechos por los diarios fujimontesinistas de la familia Wolfenson a favor del Ministerio de Vivienda y Construcción. Contrato por el que seguramente será invitado a la Comisión de Fiscalización del Congreso, encargada de hacer la investigación del caso.

Y, en relación con nuestra denuncia de hoy, quizás León tenga que explicar la pasada de franela que le hace Abraham Levy, el beneficiado por el contrato hecho por la empresa que dirige, en una columna de hace unos días:

Al igual que el casi clandestino anuncio de Marca IV que mi amigo Guillermo León, presidente de SEDAPAL, ha hecho de conocimiento público“.

¿Amistad con contrato de por medio?

EL RECICLAJE DE LEVY


Más que fenómeno climático, una gran resurreción

Como lo informamos hace dos días, Roberto Bustamante hizo una exhaustiva investigación sobre la campaña mediática hecha desde el diario Correo sobre el Fenómeno del Niño, campaña que, a nuestro modo de ver, tuvo las siguientes implicancias:
1. Un sobredimensionamiento del fenómeno climático, que resultó siendo de carácter moderado.
2. La conformación del PREVEN, entidad destinada a manejar este tema, desde la cual Alberto Pandolfi tuvo su reentré en la política, con padrinazgo de Luis Giampietri de por medio.
3. Una norma destinada a liberar de procesos de licitación – y, por tanto, de control – a la adquisición de bienes y servicios para la prevención de El Niño.
4. La promoción de una empresa – Infoclima -, convertida en única fuente del medio de comunicación en cuestión, y de un personaje, Abraham Levy, transformado nuevamente en el “hombre del tiempo” más reconocido del país.

Hoy podemos contar algunas cosas que hemos podido averiguar sobre este último punto.

Abraham Levy Spack se hizo conocido, hace una década, como el “hombre del tiempo”, es decir, quien hacía el reporte del clima en medios de comunicación. Contratado por su carisma por América Televisión, en la época en que los Crousillat mandaban en el canal ubicado en una tradicional esquina del barrio de Santa Beatriz, a Levy se le encargó la conducción de SATEL (Sistema de Alerta Temprana El Niño), con la cual cobró mayor notoriedad y tuvo cercanía a los personajes que manejaban el tema en ese momento, entre ellos, Alberto Fujimori y Alberto Pandolfi. Cercanía que se hizo más evidente en abril de 1999.

Se celebraban los dos años del exitoso operativo Chavín de Huantar, que recuperó la residencia del Embajador del Japón, tomada por miembros del MRTA. América TV, cuyos contenidos ya estaban comprados por Montesinos a los Crousillat, hizo una jugada audaz: en su programa periodístico bandera, La Revista Dominical, entrevistar a los dos hombres que controlaban el poder en el Perú en un solo espacio. El entrevistador: Alamo Pérez Luna. El coordinador de la entrevista: Abraham Levy.

Según reportó en esa época Fernando Vivas:

Se creyó ilusamente que la nueva administración del presidente de directorio José Enrique Crousillat sanearía la imagen política del canal, pero la decepción fue grande. Varias versiones que circulan sobre la entrevista a Montesinos y Fujimori coinciden en señalar que la comitiva de América estaba integrada por padre e hijo Crousillat, el inefable Alamo Pérez Luna y el misterioso “hombre del tiempo” Abraham Levy, amigo personal de Fujimori, diligente métome-en-todo y voceado artífice de la nueva “Revista”.

Unos años más tarde, las imágenes filmadas en los ambientes del SIN confirmaban la verdad: Levy había coordinado la entrevista y se comportaba casi como un asesor de imagen de Fujimori y Montesinos. Obsecuencia que, por cierto, no ha merecido sanción moral o penal.

Sanción que no se aplicó a pesar que Levy reconoció los vínculos con Montesinos:

El relator de las noticias del clima, Abraham Levy, admitió el lunes ante un juzgado anticorrupción que se reunió en 1998 con el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos en las instalaciones del desactivado Servicio de Inteligencia Nacional (SIN).

Levy rindió una declaración testimonial en el juicio oral contra los ex propietarios de canales de televisión a quienes Montesinos entregó dinero para que apoyen al régimen de Alberto Fujimori (1990-2000).

Relató que el ex asesor le pidió telefónicamente que acuda al SIN para pedirle una opinión sobre el fenómeno El Niño, que en enero de 1998 azotaba Ecuador.

“Hice un resumen breve, me preguntó algunos temas sobre el fenómeno El Niño en Ecuador. De eso hablé con él”, manifestó Levy ante los magistrados. Negó, sin embargo, haber sido “asesor de imagen” de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos..

Tal vez su soltura de huesos sea por los vínculos que Levy tiene con un conocido personaje de este gobierno, cuyo parecido en métodos montesinistas es conocido: Hernán Garrido Lecca.

En el año 2002, Garrido Lecca mantenía una columna regular en Terra. En ella, el 5 de marzo de dicho año, escribió sobre lo que llamó como Fenómeno de Humboldt en la que mencionó lo siguiente:

Quizá solo mi orientador en este tema, Abraham Levy, con quien ocasionalmente intercambio material, y el Almirante Fernando Jiménez, ex-Presidente del Imarpe, quien tan pacientemente puso a mi disposición valiosísima información sobre El Niño, han sabido de mi silenciosa pasión por entender los fenómenos climáticos que afectan al Perú recurrentemente“.

Incluso en dicha columna comienza a mencionar el gérmen de la idea del PREVEN:

“Considero que la creación de un Grupo de Trabajo (task force, en la jerga relevante) que se dedique al seguimiento de todos estos factores y que reporte directamente al Presidente de la República o al Presidente del Consejo de Ministros, sería una iniciativa que enriquecería de manera significativa la calidad de la toma de decisiones al más alto nivel gubernamental. El Grupo brindaría un “servicio” de Alerta Temprana. Su labor sería notificar a su “cliente”, el Presidente, del menor indicio de la presencia de alguno de estos factores exógenos y proponer los Planes Contingentes que la situación amerite. El Sistema de Alerta Temprana (SAT) podría estar también conformado por miembros del sector privado y parcialmente financiado por éste“.

Posteriormente, como sabemos, el portal La Ultima publicó, un día antes de la juramentación de Alan García como Vicepresidente, esta información:

Trascendió que Guillermo León, Vanesa Verau, Abraham Levy y Juan Coronado Lara, el grupo de especialistas que ayudaron a Garrido-Lecca a desarrollar “Agua para todos”, conformarían el equipo de trabajo que llevará adelante ese proyecto adscrito al sector Vivienda.

Como lo indiqué hace dos días, Vanessa Veraud Ladd es la actual Viceministra de Agricultura, mientras que Guillermo León se desempeña como Presidente del Directorio de Sedapal y Director General de Saneamiento del Ministerio de Vivienda y Construcción. Es decir, todos los allegados del rollizo Ministro de Vivienda ganaron algo. ¿Levy también? Sí, como veremos a continuación.

La relación se confirma por algo que mencionó Levy en su columna en Correo del 6 de abril de 2007:

La actual administración tuvo no sólo el actual plan, que constituye la piedra angular de lo que se pretende sea algún día el Preven, en su cartera de proyectos; tuvo además un segundo proyecto listo para emprender la bíblica tarea de llegar del papel a la práctica.

Doy fe de ello. Doy fe además que era, aun cuando muy distinto al actual, una inteligente manera de tener un PREVEN y que, más aun, se financie solo.
Un buen suplente fue el título de una columna anterior que trata sobre este proyecto en particular y que incide en el sustantivo hecho de que el Presidente del Perú hace suya esta feliz iniciativa. El origen de ella no es ninguno de los anteriores. Es Hernán Garrido Lecca
.

Es decir, Levy admite que vendió al gobierno la idea del PREVEN – lo hizo no sólo con su plan, sino también con las noticias que su empresa daba a Correo así como con sus columnas en dicho diario – y, además, reconoce que su padrino en dicha iniciativa fue el Ministro de Vivienda y Construcción, cuestionado por sus contratos de publicidad disfrazada de noticia pagada por todos los peruanos.

Más aún, solo cuatro días despúes, el 10 de abril, en la sección de datos de Perú.21, Plaza de Armas, se recoge lo siguiente:

Saca cuerpo
El ministro de Vivienda, Hernán Garrido Lecca, se preocupó en aclarar que jamás nombró a Pandolfi como su representante ante una negociación con el Banco Mundial. Es más, indicó que él había conformado su propio equipo de especialistas del fenómeno de El Niño, del que formó parte el ‘Hombre del tiempo’, Abraham Levy. Garrido Lecca recordó también que su equipo estuvo “en conflicto” con el de Luis Giampietri. “El vicepresidente, finalmente, asumió el liderazgo de este tema”, dijo. Y ya vemos en qué acabó todo.

La pregunta del millón: ¿hubo pago o, como con Pandolfi, fue “ad honorem”?

EL NIÑO DE CORREO

Hoy Roberto Bustamante publica una exhaustiva investigación sobre lo que parece ser una inflada periodístico – meteorológica con intereses de por medio: El Fenómeno del Niño.

Durante seis meses y de manera sistemática, el diario Correo – dirigido por Aldo Mariátegui – ha presentado informes y noticias que alertan sobre la presencia del Fenómeno del Niño. Varios hechos curiosos se registran en lo que Bustamante ha podido recoger en esta pesquisa:

1. El primero, es que se ponía el Niño como si fuera a ser un evento de dimensiones parecidas al de 1983 o al de 1997 – 1998, que causaron grandes pérdidas al país. Sin embargo, los informes de la entidad estatal encargada de ver temas meteorológicos, el SENHAMI, siempre señaló que nos encontrábamos ante un “evento cálido de intensidad débil en el Océano Pacífico ecuatorial central“. Es decir, un Niño bastante moderado. Y Roberto lo confirma dada su experiencia laboral en el norte chico durante estos meses.

2. Lo segundo, es que toda esta campaña motivó la creación del PREVEN y ya comenzaban a notarse las irregularidades: un posible nombramiento de Luis Giampietri como Presidente y la temprana presencia de Alberto Pandolfi (¿se olvidó, Premier del Castillo?). Estamos hablando de septiembre de 2006.

3. Lo tercero, es que toda esta gracia motivó la expedición de una norma que exceptuaba del proceso de licitación a todas aquellas adquisiciones que se hicieran para la prevención de El Niño. La norma es el Decreto de Urgencia N° 25-2006. Es decir, procesos done los mecanismos de transparencia son bastante más bajos de lo normal y que pueden prestarse a irregularidades. Y, peor aún, un Decreto de Urgencia emitido sin que realmente existiera una emergencia real.

4. Quizás lo más grave de lo hallado por Bustamante es en lo que se refiere a la fuente suministradora de las informaciones sobre el Niño: el conocido “hombre del tiempo” Abraham Levy y el mayor FAP en retiro Juan Coronado, ex Director de Meterología del SENHAMI. Ambos son los principales directivos de Infoclima, una empresa privada que busca dar alertas tempranas sobre condiciones climáticas. Cada noticia era una promoción a la empresa de manera sostenida – casi un cherry tipo Garrido Lecca – e incluso se llegó al desparpajo de que Levy – columnista habitual de Correo – se felicite a si mismo en una columna suya de agosto de 2006.

Ambos personajes, como bien lo ha recogido el blog del Morsa, son bastante cercanos a un sector del gobierno, justamente a aquel que tiene mayor tendencia a hacer publicidades pagadas:

“Trascendió que Guillermo León, Vanesa Verau, Abraham Levy y Juan Coronado Lara, el grupo de especialistas que ayudaron a Garrido-Lecca a desarrollar “Agua para todos”, conformarían el equipo de trabajo que llevará adelante ese proyecto adscrito al sector Vivienda”.

Curiosamente, Vanessa Veraud Ladd hoy es Viceministra de Agricultura – y participante en la pascana en favor de Carlos Arana, el cuestionado ex director de Agua Para Todos -, Guillermo León Suematsu es el actual Presidente de Sedapal, mientras que Levy y Coronado fueron los agoreros escuchados para conformar una institución estatal, sin que realmente existiera una emergencia.

No es la primera vez que Correo responde a intereses económicos privados. Aquí denunciamos que Aldo Mariátegui censuró a su columnista Miguel Santillana por hablar mal del Instituto Libertad y Democracia, institución para la que alguna vez trabajó el hoy director del diario de la familia Agois.

Y claro, no hay que olvidar que Abraham Levy estuvo vinculado a Vladimiro Montesinos. Como lo señaló en su oportunidad Caretas:

Mayordomos
El vladivideo de Álamo Pérez-Luna y Abraham Levy.

El último vladivideo reveló parte de la trastienda del show en el que Álamo Pérez-Luna hizo como si entrevistara a Fujimori y Montesinos en octubre de 1998. Por eso no hay sorpresa, sólo más vergüenza, que ratifica, en una saludable semana de recordaris (junto al vídeo de las geishas), todos los defectos que puede tener un periodista: sumisión, avasallamiento e inmoralidad. Lo repudiable es que Pérez-Luna se valió de su inexplicable cargo en la dirección de Panorama para lanzar un refrito mal hecho (lo del agente Cupido y las amantes de Montesinos) sobre quien otrora controlaba su trabajo. Como repudiable es la escasa sanción social (¿legal?) a Abraham Levy, cuya cercanía con la corrupción, al menos, le debe haber dejado el terno hediondo hasta ahora.

Aquí algo realmente huele mal.