SOSA, EL ESPIA Y ALAN GARCIA

 

Hoy, en el marco del juicio a Alberto Fujimori, asistió Jesús Sosa Saavedra, quien ha sido interrogado por el fiscal Avelino Guillén. La línea de preguntas de la mañana y la tarde ha procurado corroborar, en forma cronológica, la serie de revelaciones que dio a Ricardo Uceda, para la elaboración del libro Muerte en el Pentagonito.

El ex miembro de Colina comenzó con el pie en alto, al señalar que dos de los ex Comandantes Generales del Ejército que habían declarado en el proceso habían mentido. Las alusiones a Nicolás Hermoza Ríos y José Villanueva Ruesta Pedro Villanueva fueron bastante obvias.

Pero lo que viene resaltando la prensa es el testimonio de Sosa sobre la captura y asesinato del espía ecuatoriano Enrique Duchicela, ocurrido en 1988, a quien se le ejecutó por haber conseguido secretos militares peruanos. Sosa apunta alto en sus acusaciones:

“Fui llamado por el coronel Oswaldo Hanke para realizar este trabajo. (Hanke) me informó que esta era una orden expresa del presidente de la República, Alan García Pérez, me acuerdo que esto fue en mayo o junio de 1988″, dijo.

“Al término de la misión yo fui a conversar con el coronel Hanke a su despacho, estando allí por el videoteléfono lo llama el comandante general y es felicitado por haberse realizado con éxito la operación y le expresa las felicitaciones del presidente de la República (Alan García Pérez) lo cual me consta porque yo estaba en la oficina del coronel Hanke”, contó ‘Kerosene’.

Cabe mencionar que García, entrevistado por Uceda para su investigación, negó su participación en los hechos. Pero quedó una pregunta flotando para el periodista: ¿cómo informó el Ejército de los hechos al Presidente?

El proceso penal seguido por este hecho involucra tanto a Sosa, como a sus superiores inmediatos – Oswaldo Hanke y Harry Rivera – y tres suboficiales que participaron en la ejecución y posterior incineración de los restos del espía ecuatoriano. García ni siquiera ha sido llamado como testigo en dicho proceso. Luego de esta declaración, ¿seguirán sin llamarlo?

Quizás ahora se entiende mejor porque García no profirió palabra alguna sobre derechos humanos durante su mensaje del lunes.

MAS SOBRE EL TEMA:

Utero de Marita: Kerosene echa a Alan

Elite Sadomasoquista: ¿Para quién juega Sosa?

DONAYRE YANKEE Y LA GASOLINA DEL EJERCITO

Edwin Donayre Gozzich. General del Ejército Peruano. Comandante General del Ejército. Productor de películas sobre el conflicto armado interno, censurador de obras de arte y condecorador de diarios bastante cuestionados.

Hasta allí, parecería ser el perfil de un comandante general típico en el Perú: conservador, demasiado pegado a un malentendido espíritu de cuerpo y procurando una buena relación con los medios que no lo cuestionan.

Sin embargo, Donayre tiene algo serio que responder y por lo que intenta evadir a la justicia.

En diciembre de 2006, Gustavo Gorriti remeció al Ejército con una documentada denuncia sobre una inusitada inflación de gasolina en la Comandancia General del Ejército. Esta fue la causa de la caída del General César Reinoso y del ascenso de Donayre al alto cargo que hoy ocupa.

Pero Donayre no es indemne a estas denuncias y, de hecho, aprovechó su amistad con el Presidente de la República para quedarse un año más en el puesto y hacer las siguientes movidas en el alto mando, que las relató así La República:

Fuentes del Ejército confirmaron que Donayre proyecta cambiar de colocación al inspector general Francisco Vargas Vaca y al jefe de la Región Militar del Centro (RMC), Otto Guibovich Arteaga. Al primero lo enviaría como comandante general de alguna región militar, mientras que al segundo lo designaría al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA).

Vargas Vaca es autor del informe de Inspectoría que detectó el presunto mal uso de combustible asignado a distintas unidades. Entre los oficiales a los que señaló para que respondan sobre el destino de miles de galones de petróleo y gasolina se encuentran los generales Edwin Donayre Gotzch y Luis Cateriano Vela, precisamente los números uno y dos del Ejército y, por añadidura, compañeros de la 79ª “Promoción Teniente Coronel Juan Bautista Zubiaga”.

El caso lo ventila la fiscal anticorrupción Marlene Berrú Marreros. Donayre ha faltado al menos a dos citaciones “por razones de agenda” y asistiría después de las celebraciones del Día del Ejército.

Efectivamente, los cambios se produjeron. A Vargas Baca se le mandó a Iquitos, como castigo por “osar” meterse con el Comandante General. Y Donayre no ha concurrido a las, ahora, 6 citaciones que la Fiscal Berrú le ha extendido para que aclare su situación.

En estas semanas, Gustavo Gorriti ha averiguado algunas de las movidas poco santas alrededor de este caso. En primer lugar, una malsana intención para sacar a Marlene Berrú del caso:

La semana pasada expliqué la estrategia de la defensa del general (r) Reinoso, de pedir que se incluya en la investigación a los comandantes generales que tuvo el Ejército desde el 2000 hasta el 2006. El propósito, como expuse entonces, era lograr incluir en la investigación al general EP (r) Roberto Chiabra, ex comandante general del Ejército y ex ministro de Defensa, quien tuvo como ayudante al comandante EP Orlando Berrú, hermano de la fiscal, para forzar a esta a excusarse y separarse del caso.

En realidad, la movida es más complicada. La defensa de Reinoso busca involucrar a todos los ex comandantes generales que lo precedieron para, de taquito, sacar a la Fiscal Berrú con la argucia legal antes comentada. Ellos, indignados, fueron a buscar a Donayre el miercoles 26 de marzo al Pentagonito para darle las quejas. Pero la actitud del Comandante General del Ejército fue bien rara. Relata Gorriti:

En la reunión con los comandantes generales, el 26 de marzo, el actual comandante general del Ejército, general EP Edwin Donayre ni se refirió a Reinoso ni lo culpó de nada. Dijo, mas bien, que “el responsable” de la “fuga” de documentación a los medios fue el ex inspector general del Ejército, general EP Francisco Vargas Vaca.

Es decir, no culpó a su antecesor y comenzó a decir sandeces sobre su investigador. Digamos, ahora se entienden los cambios.

Pero la trama se complica con la aparición de un personaje oscuro: Gino Ríos Patio, el procurador anticorrupción nombrado por Alan García para investigar a Alejandro Toledo y a este gobierno y que tiene una serie de cuestionamientos por varias inconductas.

Pues bien, Ríos Patio ha hecho lo siguiente, de acuerdo con Gorriti:

Si alguna duda quedaba respecto de la intención del gobierno aprista de encubrir el mayor caso conocido de corrupción militar en lo que va de esta década, Gino Ríos Patio, el procurador de Alan García, se encargó de borrarla el viernes pasado.

Ese día, uno después de la publicación de “Cuestión de generales” en Caretas 2021, Ríos Patio se dirigió por escrito a la fiscal anticorrupción Marlene Berrú (que investiga la asignación corrupta de combustible el año 2006, bajo el entonces comandante general del Ejército, general EP (r) César Reinoso) para hacerle una solicitud que casi equivale a una confesión.

En el escrito, Ríos Patio le solicita “la suspensión de las diligencias programadas por su Despacho (sic) debido a que he solicitado (…) se inhiba del conocimiento de la presente investigación”.

Es decir, el presunto procurador “anticorrupción” le exige a la fiscal Berrú paralizar toda su investigación en este megacaso de corrupción.

Y adivinen que diligencia se suspendería. Sí, la tantas veces postergada declaración de Donayre ante la Fiscal Berrú.

¿Coordinaron algo Ríos Patio y Donayre? Última cita de Gorriti:

Donayre también afirmó a los ex comandantes generales que no conocía a Ríos Patrio. Les mintió. Ríos Patio ha acudido asolapadamente varias veces a verlo. También ha ido el jefe de la policía “anticorrupción”. Ahora ya hay que ponerle comillas.

Luego de este relato, algunas preguntas:
1. ¿Por qué los ex Comandantes Generales fueron a ver a Donayre si sabían que también estaba comprendido en la investigación?
2. ¿Por qué Donayre tiene toda la discrecionalidad y aval presidencial para poder mandar a la siberia iquiteña a quien lo investigó?
3. ¿Por qué Gino Ríos Patio sigue en el cargo de Procurador a pesar que la ex Ministra de Justicia, María Zavala, dijo que debía salir y dejaba en manos del Presidente la decisión de su salida?
4. ¿Por qué Donayre no es citado de grado o fuerza a dar su declaración?

Aquí huele a gasolina quemada. Y el humo que comienza a desprender es tóxico para la sanidad del Ejército.

MAS SOBRE EL TEMA:
La República: Ejército contrata a empresa a la que denunció por adquisiciones irregulares

INEXPLICABLE CONDECORACION A LA RAZON

La cual, por supuesto, aquí trataremos de explicar

Casi me atraganto en el desayuno cuando leo La República. Vía este diario me entero que el Ejército Peruano condecorará al diario La Razón, “por la ayuda en la consecución de los objetivos castrenses”.

Esta condecoración se produce en momentos en que confluyen varios intereses alrededor de un diario caracterizado por ejercer la diatriba y la difamación en su fase más virulenta y al cual habría que aplicarle la frase que alguna vez Gonzales Prada le aplicó a cierta etapa de la historia del Perú: donde pones el dedo, sale la pus.

Desde sus inicios, La Razón ha tenido acercamientos con el APRA y con un sector del Ejército. De un lado, congresistas apristas han sido columnistas de este diario y, en la actualidad, este medio es uno de los que apoya casi militantemente al segundo gobierno de Alan García. De otro lado, esta hoja de periódico ha sido la más leal apoyadora de las iniciativas más cavernarias que miembros en actividad y en retiro de las Fuerzas Armadas han tenido: un afan belicista contra Chile que busca – a gritos – una “guerra de revindicación”, la satanización de la Comisión de la Verdad y Reconciliación y los defensores de derechos humanos y, por cierto, evitar cualquier intento de reforma del status quo castrense.

En los últimos tiempos, esta relación privilegiada con ambos estamentos se ha incrementado, de manera ciertamente preocupante.

En lo que se refiere al gobierno, es sintomático que Hernán Garrido Lecca comprara contenidos para levantar su imagen, que el Presidente de la República defienda “como abogado” a Moises Wolfenson y que el abogado de este último sea militante aprista. El objetivo final: lograr una amnistía para el propietario de este medio de comunicación y, si se puede, también para el ex candidato al Senado del Japón y el resto de su banda.

La relación llega, por supuesto, al plano comercial. Montecristo Editores casi ha cuadruplicado sus ganancias en contratos con el Estado, comparando los años 2006 y 2007.

Pero la relación con los sectores castrenses más retrógrados es, sin duda, la más interesante y puede terminar complicando la relación entre el Ejército y el Ministro de Defensa Allan Wagner.

Los punching ball favoritos del diario de la mafia se llaman Fabían Novak Talavera y Renzo Chiri Marquez, Viceministro y Secretario General del sector Defensa, respectivamente. A ambos se les pretende crear una imagen de débiles frente a las supuestas amenazas internas y externas y de pretender, en el fondo, abolir las Fuerzas Armadas. En particular, los temas referidos a la delimitación marítima con Chile, la Ley para Reglamentar el Uso de la Fuerza en orden interno y cualquier tema que tenga que ver con algún cambio en el sector.

En febrero pasado, este blog informó sobre la existencia de una campaña en contra de Wagner, Chiri y Novak cuyos mòviles centrales son evitar cualquier mecanismo de control civil democràtico en los institutos armados, asì como impulsar una desmedida compra de armas que procure tener una supuesta paridad armamentística con Chile, cuyo objetivo final sería tener una guerra con este país, para “vengar” la derrota de 1879. Asimismo, a Wagner y a Chiri no les perdonan haber tenido posiciones favorables al Informe Final de la CVR.

Pero la situación se complejiza aun más con un elemento común al fin de año: los cambios de puestos y relevos en las Fuerzas Armadas.

Es sabido que el actual Comandante General del Ejército, Edwin Donayre, se quedaría el siguiente año en su posición. Por tanto, como lo ha informado La República, está buscando colocar oficiales afines a él en los puestos claves del Ejército. La cosa está tan complicada que hasta se teme una pelea fuerte entre Donayre y el actual jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, almirante Jorge Montoya, quien, a su vez, es uno de los principales impulsores de las medidas que Wagner propugna para la modernización de las Fuerzas Armadas.

De hecho, Donayre tiene un criterio bastante retrógrado frente a varios temas. Fue quien impulsó la censura a la exposición de Piero Quijano, ha tenido posiciones contrarias al procesamiento de militares que violaron derechos humanos durante el conflicto armado interno y su reciente convenio con Miraflores para que el Ejército dicte el curso de Educación Cívica.

En suma, la condecoración supone la muestra más clara de la alianza conservadora que se ha instalado en el poder y que impide todo cambio o reforma sustancial, sea en lo económico, lo social o lo institucional. La Razón expresa, mediáticamente, dicho pensamiento contrario a toda consolidación de un sistema democrático que sea inclusivo y congruente con los valores democráticos. A eso se adhiere nuestro Ejército y nuestro Presidente de la República, sin que les importe que el Ministro de Defensa quede por las patas de los caballos de nuestros Húsares de Junín.

Ya saben, que no les extrañe si mañana le dan a Moisés Wolfenson la Orden del Sol del Perú, previo indulto firmado por el excelentísimo Señor Presidente de la República.

¡Viva el glorioso Ejército del Perú!

MAS SOBRE EL TEMA:
Utero de Marita: El Ejército condecora a Montesinos
Roberto Bustamante: El Ministro, el Presidente, el General y el diario

LAS OTRAS DEL DIA DEL CHANCHULLO

Aquí van los otros casos de corrupción-malos manejos y demás del día.

1. A LA POLICIA NO SE LE RESPETA, NI EN LAS COMPRAS

Perú.21 y El Comercio han informado ampliamente sobre otro de los rochosos contratos de la gestión Alva Castro: la compra de municiones antimotines para la Policía Nacional por 10 millones de soles, sin que existiera concurso público.

Cuestionamientos a la operación:
a) Se pagaron precios bastante más altos que en compras similares de los mismos elementos. La sobrevaloración llegaría a 1.5 millones de dólares.
b) La empresa ganadora, la norteamericana Combined Systems Inc., recién se inscribió en el Registro de Proveedores del Estado el mismo día que ganó la compra.
c) Resulta cuestionable la exoneración de licitación por “compra urgente”. Por lo general, este tipo de materiales tienen fechas precisas para su adquisición por ser de uso corriente, lo que hace recontra discutible la “urgencia” de la compra.

2. LOS AUDIOS DE LA CORRUPCION EN EL EJERCITO

El sujeto que ven arriba se llama Renato Díaz Costa. Es provedor habitual del Ejército Peruano y ya ha sido investigado antes por vender al Ministerio del Interior bombas lacrimógenas robadas de los almacenes policiales. Y ahora se presenta a las licitaciones a través de empresas en las que interviene toda su parentela y hasta el chofer de la familia.

Caretas ha puesto al descubierto una serie de audios (digitar la palabra “pentagonito” para oir) grabados por el jefe del Departamento de Adquisiciones y Contrataciones del Servicio de Intendencia del Ejército, Jorge Arias Méndez. Los audios hablan de una coima pagada por Díaz Costa al teniente coronel Wilfredo Pimentel Serrano, jefe del Departamento de Apoyo Técnico, para ser favorecido en una compra de uniformes camuflados.

En actitud a saludar, Allan Wagner ha señalado que ya se está investigando el tema.

3. ESCUDERO DE FUJIMORI EN PROBLEMAS

Se sabía que Carlos Raffo tenía un proceso por pasar videos de reuniones del Consejo de Defensa Nacional. Pero pocos conocían que Raffo, junto al ex secretario de Fujimori Carlos Orellana, enfrenta un proceso en el sistema anticorrupción por recibir dinero del Estado para poner en marcha la campaña de la re-reelección de Fujimori.

Hoy Caretas dio cuenta de la acusación fiscal contra Raffo. Los testimonios de 3 personas lo sindican: Matilde Pinchi Pinchi, María Angélica Arce y el propio Vladimiro Montesinos. Todos indican que le dieron dinero de una planilla del Estado para solventar los gastos publicitarios del Chino. La pena posible: 8 años en San Jorge como máximo.

Cabe recordar que Raffo fue publicista de campaña de Fujimori durante el año 2000, en un proceso considerado como fraudulento tanto dentro como fuera del país.

Un dato adicional. De acuerdo a una sentencia del Tribunal Constitucional, la inmunidad parlamentaria solo se restringe a los procesos penales iniciados antes de la elección de los congresistas, por lo que en Souza & Nagasaki Abogados lo esperan con gusto para prestarle sus servicios legales, dado que no será necesario levantarle el fuero parlamentario para que el proceso continúe.

BATALLAS POR LA MEMORIA EN EL CINE

Ejército Peruano sacará película sobre conflicto armado interno

Cinencuentro ha publicado una nota que a muchos nos ha dejado con la boca abierta: se trata de la firma de un convenio entre el Ejército Peruano y la Universidad Alas Peruanas para la realización de una película sobre el conflicto armado interno. La película va a llevar por nombre Vidas Paralelas.

Varias cosas que comentar sobre este tema y, sobre todo, varias interrogantes que hacernos, me suscita esta crónica publicada por los cinéfilos.

¿QUE VISION SE TENDRA SOBRE EL CONFLICTO?

Por las declaraciones del General Edwin Donayre, Comandante General del Ejército, la película parece ser una visión de propaganda a las Fuerzas Armadas:

“Este es un evento importante para la historia del Ejército y para la historia del Perú. De igual manera permite un acercamiento con la población, que verá reflejada en esta película lo que pasamos durante la Pacificación Nacional”.

Más certezas nos quedan sobre el carácter de la película, cuando la misma nota de prensa señala quien ha elaborado el guión:

“El Comandante General del Ejército en su Primera Teleconferencia encargó la misión de realizar una producción cinematográfica que narre el sacrificio de todo el personal militar que participó en la Pacificación Nacional. Es el Cap Carlos Freyre quien se ha encargado del guión de la película y el Grupo de Imagen junto a la UAP de la producción“.

Como siempre he dicho, me parece bacán resaltar a los héroes militares y policiales que hubo durante el conflicto armado interno. Lo hace la Comisión de la Verdad y Reconciliación (ver Conclusiones Generales 39 y 53). Los problemas son otros.

El primero es de índole, digamos, estética. Con un guión elaborado por un oficial de las Fuerzas Armadas, toda sutileza que pueda tener la película se pierde, con lo que, muy probablemente, tengamos un producto que tienda a la mera propaganda, no a una obra de arte. Y ya sabemos que la propaganda militar no se caracteriza precisamente por su factura artística, sino por demostrar claramente cuales son sus intenciones. Es decir, como me dijo alguien, el bodrio cinematográfico está garantizado.

El segundo tiene que ver con un tema de fondo, recientemente actualizado por la censura a Piero Quijano. Es la falta de reconocimiento de las violaciones a los derechos humanos cometidas por los agentes del Estado. Puestas como simples “errores” o “excesos”, cualquier alusión siquiera a que, en algunos lugares y momentos, estas prácticas constituyeron patrones sistemáticos o generalizados de violaciones a los derechos humanos, es considerada como insulto a instituciones “tutelares” de la Patria o de complicidad con el senderismo. Y reconocer esto no es hacerle el juego a Sendero, sino saber que, a pesar que tenían el derecho y el deber de protegernos a los ciudadanos de una de las mayores amenazas a la democracia, miembros de estas instituciones terminaron convirtiéndose, para muchos, en representantes de un ente abusivo de los derechos de las personas.

¿Y COMO LO HACE? ¿CUAL ES EL NEGOCIO?

La Universidad Alas Peruanas no es cualquier centro de estudios, por lo menos no para las Fuerzas Armadas, ya que existen vínculos bastante estrechos entre ambas instituciones.

La Universidad es de propiedad de la Cooperativa de Servicios Especiales Alas Peruanas, una entidad conformada por miembros de la Fuerza Aérea del Perú. Es conocido que militares y policías en retiro han sido alumnos y/o forman parte de la plana docente de esta casa de Estudios.

Y, con el respeto de sus alumnos, el nivel de la Universidad es menor al que tienen otras casas de estudios de nivel superior, más aún, en ciencias de la comunicación, que es la única carrera que ameritaría la firma de un convenio de co-producción de esta película.

Su sesgo es evidente. Esta universidad patrocinó un libro de Alfredo Gonzáles – el delincuente que dirigió alguna vez los destinos de Universitario de Deportes – en el que repetía sus patrañas contra Leonor La Rosa, negando lo que fue, en opinión de varios abogados y periodistas a los que he consultado, una tortura (claro, no con todos los detalles que el testimonio original señaló).

Cuestión final, repitiendo la misma duda que se plantea Roberto Bustamante: ¿se puede financiar una película de este tipo con el dinero de todos los peruanos?

MAS SOBRE EL TEMA:
Iris Jave: De película.
Diario de IQT: La película del General Donayre

QUIJANO SIN CENSURA EN LA CULPABLE

Mañana se reinaugurará la muestra Dibujos en Prensa 1990 – 2007, del artista Piero Quijano, en el espacio cultural La Culpable (Sucre 101, Barranco).

Esta será una versión sin prohibiciones de la muestra que fuera censurada por el Instituto Nacional de Cultura y el Ejército del Perú, en uno de los hechos más bochornosos que el arte peruano recuerde desde hace varios años.

Les invito a ir a la muestra (yo me daré un tiempito el fin de semana para ir a verla) y a leer el manifiesto que los muchachos de La Culpable han preparado sobre este hecho: Perú: País de Caricaturas.

Por cierto, el blog Arte Nuevo informa sobre un nuevo caso de censura a artistas peruanos. Esta vez se produjo en la Bienal de Arte de Valencia, España, a una sui generis versión de Los Funerales de Atahualpa, hecha por el artista Marcel Veloachaga. La pintura era parte de una muestra llamada “Lo impuro y lo contaminado”, curada por el reconocido hombre de arte Gustavo Buntinx, uno de los animadores del Colectivo Sociedad Civil.

MAS SOBRE EL TEMA:
Piero Quijano: Otra víctima de la censura fue Armando Williams, director de la Casa Mariátegui
Instituto Prensa y Sociedad: Alerta sobre caso Quijano.
Increiblemente, Andrés Bedoya Ugarteche apoya a Quijano.
Escucha el reportaje de La Ventana Indiscreta sobre este caso.

ARTE CENSURADO

La ilustración que aparece arriba pertenece al artista Piero Quijano, uno de los pintores e ilustradores más reconocidos del medio. Fue originalmente publicada en Perú.21, en el año 2003, para ilustrar un artículo de Gustavo Gorriti sobre los ataques que venia recibiendo la Comisión de la Verdad y Reconciliación en las semanas previas a la entrega de su Informe Final.

Quijano exponía una retrospectiva de sus ilustraciones hechas para prensa escrita durante los últimos 17 años. Sin embargo, como reporta Perú.21, el Ejército Peruano – encabezado por el general Edwin Donayre – y el Instituto Nacional de Cultura – presidido por Cecilia Bákula, han censurado parte de su exposición:

Un oficio enviado por el comandante general del Ejército, Edwin Donaire al Instituto Nacional de Cultura (INC) -con conocimiento del ministro de Defensa, Allan Wagner- originó que la exposición del pintor Piero Quijano en la Casa Museo Mariátegui fuera censurada. El detonante de esta reacción fue un dibujo que, aludiendo al monumento a los soldados de Estados Unidos en Okinawa, en la Segunda Guerra Mundial, muestra a un grupo de soldados peruanos levantando un fusil contra la cabeza de un campesino andino.

Los afiches y la banderola que reproducían este dibujo así como el original fueron apartados de la exposición antes de la inauguración y, al día siguiente, fueron retiradas otras tres obras. “Espero que todo lo que ha sido apartado sea repuesto a la mayor brevedad posible”, demandó Piero Quijano. “Respetamos al artista, solo hemos planteado una selección alterna a la presentada de acuerdo con el espacio”, señalaron voceros del INC.

Las otras obras retiradas se referían a una parodia de Macchu Picchu privatizado y un juego de palabras entre TLC y el sexto hijo de Alan García.

Mi pregunta, ¿por qué el INC tiene que hacer una “selección alterna” de la obra de un artista? Que yo sepa, esa no forma parte de ninguna de sus atribuciones.

Sin duda, Quijano es un artista polémico, pero de polémicas se compone el arte también. El cuestionamiento social que hacen las obras artísticas, muchas veces, es más contudente que mil palabras. Pero parece que eso no lo entienden en el INC y en el Ejército. O quizás sí y por ello se han atrevido a esto.