ANTICORRUPCION: DOS CASOS QUE PODEMOS PERDER

Schutz

PRIMER CASO: SUIZO EL SUECO

Uno de los vladivideos más celebres fue el protagonizado por Ernesto Schutz Landázuri, dueño de Panamericana Televisión, recibiendo dinero de Vladimiro Montesinos Torres para vender la línea editorial de su canal. Una vez que se emitió el video, Schutz emprendió la fuga y, desde hace algunos años, se refugió en Ginebra, ya que tiene nacionalidad suiza.

Ayer en La República y también en Panorama – se presentó la vida de millonario del corrupto empresario en su estancia suiza, quien se siente bastante cómodo por tierras helvéticas. ¿Motivo? Igual que Japón, Suiza tiene bastante reparos para permitir la extradición de uno de sus nacionales.

En realidad, como se ha señalado antes en este blog – tanto en un post como en sus comentarios -, existió una inexcusable negligencia de la Procuraduria Anticorrupción bajo la actual gestión de Carlos Briceño, quien no presentó a tiempo determinados documentos para evitar que se perdiera más tiempo en Suiza. Aquí la responsabilidad le cabe al hoy abogado de Ollanta Humala, Omar Chehade.

Pero queda aún una salida, que veremos si los suizos aceptan:

Si bien las autoridades suizas informaron que no procedía su extradición, la Procuraduría ad hoc presentó su última carta ante la Tercera Sala Anticorrupción: la “delegación de persecución penal”. Esto es, que Suiza lo juzgue por los delitos que cometió en el Perú.

La solicitud tiene el visto bueno de la Fiscalía Superior Anticorrupción. El tribunal escuchará el informe oral el martes 20 de mayo. Luego emitirá fallo en 15 días.

En este caso, dice la Procuraduría, se cuenta con la confesión sincera del ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos, que se acogió a la sentencia anticipada y reconoció todos los cargos, por lo que fue condenado a seis años de prisión. El ex asesor aceptó los pagos millonarios a Schütz. Además, Matilde Pinchi afirmó que le constaba la entrega de al menos siete millones de dólares a Schütz.

Si ya se perdió bastante tiempo antes, ahora es el momento de terminar con los documentos y evitar que el caso se pierda y el corrupto empresario venga dentro de algunos años bajo el manto protector de una prescripción. Bueno, asi vinieron algunos a gobernar el Perú.

SEGUNDO CASO: LA LINEA BLANCA DEL VATICANO

Si dos líneas de trabajo anticorrupción para procesar a la organización criminal Fujimori – Montesinos avanzaron poco, fueron las referidas a los delitos económicos y financieros y al narcotráfico. Sobre este último tema, La República emitió hoy una información más que preocupante: Montesinos podría ser absuelto por delito de narcotráfico, a pesar de las declaraciones de Demetrio Chávez Peñaherrera (a) “Vaticano”.

Y aquí la responsabilidad del Estado puede ser aún mayor. Señala La República:

El ex procurador del caso Fujimori-Montesinos, César Pantoja, dijo que existen evidencias pero que el Estado ha perdido interés o fuerza en buscarlas para sustentar la acusación contra el ex asesor.

“Realmente me preocupa que Montesinos resulte exculpado del delito de narcotráfico. Luchamos bastante para vincular a Montesinos con el narcotráfico“, dijo Pantoja a este diario: “Pero lo cierto es que si no se construyen los casos sólidamente, a los jueces solo les quedaría absolverlo porque no hay pruebas en contra. Allí hay un problema de dejadez por parte de la Procuraduría y de la Fiscalía. La falta de pruebas no depende de los jueces porque los jueces no pueden incorporar pruebas, eso lo hacen la Fiscalía y la parte civil, en este caso la Procuraduría, y actualmente la presencia de la Procuraduría es mínima. Han ido a juicio con lo que dejamos y lo que se debió hacer es obtener los indicios, porque nadie va a decir: ‘Sí, yo cobré’. En el narcotráfico las cosas no funcionan así. No había pruebas, pero sí pruebas indiciarias, que es suficiente”.

Además, no se han tomado en cuenta otras evidencias, como documentos que la DEA tiene en su poder – y que podrían desclasificarse -, así como lo revelado en la investigación hecha por las periodistas Sally Bowen y Jane Holligan y que tiene como uno de sus mejores pasajes el tema del narcotráfico, dado que se relata el modus operandi de Montesinos y se revelan nombres – como el de Fernando Zevallos – que hoy se conocen vinculados a esta actividad ilegal.

Lo cierto es que estas dos alarmas debería constituir un serio llamado de alerta sobre el actual trabajo de la Procuraduria Ad Hoc. Ahora que el controvertido Moisés Tambini del Valle ha dejado de ser jefe de los procuradores, podría ser una buena oportunidad para recomponer equipos y estructuras de trabajo para culminar con un esfuerzo de lucha anticorrupción e institucionalizarlo en el tiempo.

Pero claro, hay un inconveniente serio: la ex abogada de Ernesto Schutz es la Ministra de Justicia. ¿Se animará a hacer algo?

5 DE ABRIL: UNA LOGICA QUE CONTINUA

http://www.dailymotion.com/swf/x1mcv9&v3=1&related=1

16 años después del último golpe de Estado en el país:

¿Ya no se detiene a nadie arbitrariamente? Melissa Patiño nos puede dar una respuesta.

¿Ya no hay censura en los medios de comunicación? César Hildebrandt y Juan Carlos Tafur nos podrían contar sus experiencias, como lo hicieron ayer.

¿Ya no se pide amnistías o condecoraciones a los asesinos? Basta ver al director de La Razón pidiendo poco menos que la Orden del Sol para Santiago Martin Rivas.

¿Se toleran las opiniones discrepantes? Para los líderes de opinión de diversas corrientes hay sintómas preocupantes para decir que la tolerancia es un bien escaso.

¿Ya no tenemos a los hijos de los funcionarios aprovechándose de los cargos públicos?
Miguel del Castillo y su puesto en RBC nos podrían dar un indicativo.

¿Ya no se ataca a los opositores o a quienes presentan denuncias? Quizás sea hora de inquirir a Aldo Mariátegui sobre la forma en como trata a los que no están de lado del gobierno.

¿Importan los derechos humanos en el Perú? El maltrato a Luis Alberto Salgado por parte de su propio jefe nos dará la justa medida.

Todas estas preguntas responden a conductas que el gobierno más corrupto de nuestra historia ejerció con gran gala desde un golpe que no solucionó nada. Porque no fue producto del golpe la captura de Abimael y la mentada liberalización económica no fue más que mero mercantilismo. El país se barbarizó y se volvió en el páramo donde los Montesinos, los Martín Rivas y los Sosa mataban con total impunidad, los pésimos privatizadores le hicieron un grave daño a la economía de mercado, los Crousillat y las Lauras Bozzo convertían a la televisión en una casa de citas que aplaudía las trapacerías del régimen.

Sí, Fujimori ya está sentenciado y está siendo procesado por violaciones de los derechos humanos. Pero parece que el tufo a dictadura está siendo añorado por muchos, sobre todo, por algunos que están en el poder.

Y por eso, en esta fecha, hay que decirlo, para que no se repita.

(Reportaje sobre 5 de abril: Marco Sifuentes)

EL FIN DE CASTRO, EL INICIO ¿DE QUE?

El día de hoy amanecimos con el retiro oficial y definitivo de Fidel Castro de su mando dictatorial. Luego de 50 años de manejar Cuba a su antojo, la autodenominada “Revolución Cubana” reinicia lo que hace un año y medio ya había insinuado: el camino de la sucesión.

El peso político internacional de Cuba es menor que el que tenía hace algunos años. Hugo Chávez ha sido el verdadero sucesor de Castro en esa tarea de ser, a la vez, el desestabilizador regional, el antinorteamericano en la oratoria y el dictador carismático de esta zona del mundo. Castro ha pasado – más aún en los últimos años – a ser más un símbolo, tanto para sus detractores como para sus seguidores.

Sin embargo, queda un gran tema pendiente: ¿Cuál va a ser el futuro de Cuba?

Todo apunta a que Raúl Castro será nombrado de manera explícita como el sucesor de su hermano. Y ello apunta a la hipótesis 1 que señalamos hace un año y medio:

1. La Revolución continua: Raúl Castro es menor que su hermano y, por lo menos, tendría diez años más de duración en el poder. El Partido Comunista de Cuba tiene una serie de cuadros cuyas edades fluctúan entre los 40 y 50 años, que pueden servir de recambio para cuando el menor de los Castro también deje de existir.

De hecho, el otro candidato anunciado a la presidencia de Cuba es Carlos Lage Dávila, de 57 años. Lo más probable es que ocupe el puesto de vicepresidente que ya venía desempeñando y que Raúl Castro lo vaya preparando para una sucesión.

A diferencia de los deseos de muchos – me incluyo -, no veo en el corto plazo un camino hacia la democracia en Cuba. Las antipatías que suscitan los ideólogos de la Cuba de Miami y la imposibilidad de consolidar un grupo disidente dentro de Cuba hacen bastante difícil un camino que muchos quisieramos, pero que, aún con Castro fuera de este mundo, parece ser bastante difícil.

¿Y cuàl será el legado de Castro? Pues a pesar de las tibiezas de algunos, se puede resumir en que es un hombre que ha sojuzgado a su país en nombre de un supuesto ideal mejor, alguien que ha hecho del igualitarismo hacia abajo su bandera, alguien que ha dividido a Cuba en dos países: los que viven en la isla y los que moran en Miami. Castro ha mandado fusilar o encarcelar opositores, sólo permite un partido político y no hay prensa independiente que lo pueda criticar.

Si bien los médicos cubanos son de los más capacitados de la región, son de los peores pagados y ese sistema de salud depende en mucho de las donaciones que turistas y gente que se va a curar allá tenga. Una educación – por más analfabetismo cero que tenga – nunca podrá ser eficiente si no ayuda a formar un pensamiento crítico, cosa que el dictador cubano y su supuesta revolución nunca han valorado.

Y claro, la torpeza del embargo norteamericano ha abonado para sus bodas de oro en el poder.

Se va Castro y, como se interrogaba Zavalita sobre el fin de Odría, en todo el mundo se preguntan sobre que es lo que está comenzando.

MAS SOBRE EL TEMA:
Roberto Bustamante: Good Bye Fidel
BBC: El mundo reacciona
Utero de Marita: Se va Castro
Jorge del Castillo: Proceso en Cuba debe ser pacífico y hacia la democracia
El Comercio: Castro podría ser enjuiciado en España por violaciones a los DDHH

EL RITMO DE KEIKO

A estas alturas del partido, cuando hasta los testigos llamados por César Nakasaki dejan mal parado a su padre, Keiko Fujimori saca un conejo de la galera del Fundo Barbadillo y anuncia la creación de un nuevo partido fujimorista con miras a las elecciones del 2011, en el que ella sería la candidata presidencial.

El anuncio ha tomado por sorpresa a todos, comenzando por los detractores del sentenciado, pero, por sobretodo, a sus propios partidarios, quienes se encuentran divididos ante el anuncio hecho por quien ahora es la heredera política del ex dictador.

No cabe duda alguna que la familia Fujimori tiene como cálculo central, a estas alturas, que el patriarca del clan no saldrá libre para las próximas elecciones presidenciales, dada la sentencia que tiene ya en ejecución y la inhabilitación que le impide ser candidato hasta el 2011. Aunque mantiene coincidencias claras con la agenda del actual gobierno y Alan les hace guiños de cuando en cuando, no se encuentra dentro de los cálculos actuales la posibilidad de una amnistía o indulto para el ingeniero agrónomo.

Sin embargo, las posibilidades reales de una candidatura de Keiko Fujimori pasan por tres obstáculos centrales.

El primero y principal tiene que ver con la imagen que viene dando su padre en el proceso por derechos humanos que se lleva a cabo en la sede de la DIROES. Luego de escuchar atentamente la más de una decena de audiencias que se han llevado a cabo, me queda claro que Fujimori miente deliberadamente en el proceso y que las contradicciones en las que cae han sido aumentadas por las declaraciones de los diversos testigos que han acudido a este proceso hasta el momento. La monserga de la inexistencia de pruebas esgrimida por los partidarios de Fujimori ya no es posible de fundamentar con precisión en este momento.

En el camino, Fujimori ha hecho añicos su “prestigio” de presidente sabelotodo para pasar a ser un sumo ignorante. Pero, como bien nos recuerdan los hechos – y en términos prestaditos del ingeniero – el ex candidato al senado del Japón no era ningún “caído del palto”. El Fujimori victorioso pasa a ser un pelele profesional en el juicio, aunque hoy Martín Tanaka nos recuerda:

Fujimori tuvo desde el inicio, y a lo largo de todo su gobierno, más de una oportunidad de cambiar de rumbo y seguir un camino democrático. Si miramos otros contextos, encontraremos que los momentos de crisis y de cambio profundo sirven no solo para destruir democracias, también para iniciar procesos de institucionalización; pero, para que ello ocurra, la intervención de líderes capaces y comprometidos es imprescindible. Visto Fujimori desde este ángulo, su chatura es más que evidente.

El segundo obstáculo tiene que ver con los propios enfrentamientos dentro del fujimorismo. No son pocos los que ven con malos ojos lo que parece ser una sucesión dinástica dentro de una agrupación a la que muchos aspiran a convertir en un partido. Y tampoco pasan a los escuderos actuales, a quienes culpan de ser los autores de la mala estrategia del viaje a Chile que ha terminado con Fujimori en una prisión. De otro lado, la disputa de las cuotas de poder entre ellos mismos, cuestión presente de manera nítida desde el año 2000, termina por complicar las cosas al interior de los grupos fujimoristas.

Finalmente, y como bien se ha anotado en otro blog, resulta siendo una burla a los peruanos que los fujimoristas inventen un partido para cada elección. Ello no solo contribuye al debilitamiento del sistema de partidos, sino también da cuenta de lo poco serio del proyecto fujimorista. Decir que solo se basan en las pequeñas obras de infraestructura que hizo Fujimori como único programa político solo da cuenta del pragmatismo chato y sin una visión de país clara que caracterizó a los 10 años de gobierno de un dictador que llegó a la presidencia por una casualidad y que hoy puede terminar sus días no precisamente contándole cuentos a los nietos en condiciones normales.

Alguna vez Manuel D’Ornellas, en la época en que escribía en el alineadísimo Expreso de los noventa, quiso esgrimir la tesis del “Fujimorismo sin Fujimori”. Parece que el viejo periodista uruguayo, desde donde se encuentre, se habrá dado cuenta que ello es imposible. Los caudillismos se heredan, no se transforman en partidos.

MAS SOBRE EL TEMA:
Augusto Alvarez Rodrich: El peso de Keiko
Fernando Rospigliosi: El fujimorismo busca una renovación por casos de corrupción
Laura Arroyo Gárate: 2011 de infarto

CONDORES, MORALES Y DERECHOS HUMANOS

O de como un general podría decir “No me defiendas, compadre”

Si hay una personalidad sobre la cual existe una discusión incipiente sobre su papel en la política peruana contemporánea es la de Francisco Morales Bermúdez. Hay quienes lo recuerdan como lo que efectivamente fue: un dictador, que restringió todo tipo de libertades, que deportó a sus opositores y que finalmente, acorralado por las circunstancias, entregó el poder a la civilidad. Otros prefieren destacar este último aspecto – hábilmente explotado por el general – y, además, anotar su oposición al régimen de Fujimori y lo que señalan como el inicio del desmontaje de las reformas de la llamada “Revolución Peruana”.

Esta discusión, inconclusa aún por la permanencia del personaje en cuestión en este mundo, se ha reavivado por su encausamiento en una corte italiana por su supuesta participación en la Operación Cóndor, esa transnacional de los asesinatos y las desapariciones operada por las dictaduras de Argentina, Chile, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay en la segunda mitad de la década de 1970.

Sobre el Plan Cóndor en el Perú, han sido básicamente dos investigaciones las que han dado serias muestras de que el Plan se extendió sus ramas hasta Lima. La primera es la de John Dinges, quien logró la desclasificación de documentos de la CIA que demostrarían la participación de la dictadura peruana en el plan. La segunda pertenece a Ricardo Uceda, en la que, sin concluir sobre la responsabilidad de Morales Bermúdez o Richter, recuerda el operativo colectivo de los servicios de inteligencia argentino y peruano para capturar a miembros de Montoneros, grupo argentino que supuestamente atentaría contra el dictador Jorge Videla en la transmisión del mando a Fernando Belaúnde en 1980. Los capturados fueron deportados a Bolivia y, posteriormente, asesinados en cumplimiento de las directivas de Cóndor.

En medio de la discusión subyacente, el ex dictador ha tomado el tema con relativa calma y ha señalado que se pondrá a derecho para defender lo que considera una acusación falsa. Lo mismo haría el general Richter.

Para el país y para la democracia peruana, lo mejor es que ambos ex oficiales rindan su testimonio y se sometan a la justicia italiana, para aclarar, de una vez por todas, si es que nuestro país también estuvo incluido en un plan maquiavélico y que no respetó los derechos de cientos de personas en América del Sur. También nos recuerda que los delitos de lesa humanidad no prescriben a pesar de los años transcurridos y que los espacios para dejar de procesar estos hechos son cada día más estrechos.

Desafortunadamente, el gobierno peruano y otros conocidos personajes han salido a declarar este acto – que es un encausamiento, no una declaratoria de culpabilidad – como una afrenta al país o una exageración. Los nombres de los “abogados” del ex dictador: Alan García Pérez, Luis Giampietri Rojas y Juan Luis Cipriani Thorne, presidente, vicepresidente y cardenal, respectivamente.

No extraña que los tres personajes antes mencionados tomen este tipo de actitudes. Conocida es su trayectoria de menosprecio a los derechos humanos. Pero triste es comprobar, nuevamente, que no existe signo de autocrítica alguno en su actuación pública.

Sin embargo, resulta paradójico que este año lo terminemos como lo comenzamos: con un gobierno dispuesto a avalar la impunidad y los atropellos a los derechos de los demás. El caso Castro Castro y las iniciativas en favor de la pena de muerte marcaron la agenda de los primeros días del 2007. Hoy, a dos días de culminar este año, nuevamente vuelven a las andadas.

Aun se nota que, para Palacio de Gobierno y el Palacio Arzobispal, los derechos humanos son una cojudez.

MAS SOBRE EL TEMA:
Perú.21: Flores – Araoz también defiende a Morales Bermúdez
Nelson Manrique: Que la justicia se pronuncie
Isaac Bigio: La moraleja de Bermúdez
José de la Puente Radbil: Morales Bermúdez rechazó participar en Operación Cóndor
Informe de Terra España sobre el caso
Juan Gargurevich: El general Morales Bermúdez y el periodismo

CHAVEZ PIERDE REFERENDUM

Creo que no me iba a ir a dormir sin ver los resultados sobre la posible modificación constitucional en Venezuela. Y las sorprendentes cifras dadas hace algunos minutos por el Consejo Nacional Electoral dicen lo siguiente:

Bloque A: Reelección indefinida, más poderes presidenciales, profundización del “socialismo del siglo XXI”.

SÍ 49.29%
NO 50.70%

Bloque B: recorte de la libertad de expresión y atributos procesales en estados de excepción

SI 48.94%
NO 51.05%

Pues bien, escribo este post luego de soplarme el discurso de Chávez vía Globovisión. No le ha quedado otra que reconocer el resultado electoral, aunque con frases enigmáticas como “esto es una victoria pírrica”, “este es otro por ahora, que yo he preferido así” o “por ahora no pudimos”. El señor que maneja Venezuela más allá de los límites democráticos ahora quiere pegarla de demócrata compungido. Hasta ha dicho que hay “plena libertad de expresión”, sin acordarse de lo que hizo con RCTV hace unos meses. No lo dudo, algo trama este personaje que ahora quiere iniciar una carrera nuclear en América Latina.

Lo cierto es que el resultado comprueba dos cosas. La primera, es que Venezuela está polarizada gracias a su estrambótico Presidente, que, como hemos dicho reiteradamente, no es de izquierda, sino que encarna el peor mal de América Latina: las tiranías. Alguien que quería quedarse hasta el 2050 no puede ser sino puesto al lado de gentuza como Pinochet, Videla, Fujimori o Fidel Castro.

La segunda, es que la oposición venezolana tiene la gran oportunidad de fortalecerse y, como se hizo en el Perú, buscar una salida al autoritarismo sobre la base de los mecanismos legales existentes. Y para ello, además, tendrá que tener un programa político que pueda incorporar las demandas económicas y sociales que ya están presentes en Venezuela, como la escasez de alimentos, la desigualdad y la inflación.

Y es que el gran reto de América Latina, para poder frenar a estos autoritarismos de nuevo cuño, es demostrar a la gente que la libertad democrática es compatible con un programa económico basado en el mercado y en la inclusión social, respondiendo a las demandas de la población por Estados más eficientes, menos corruptos y más preocupados por las carencias de sus ciudadanos.

De no hacerlo, seguiremos con estos caudillos autoritarios gobernando o amenazando con gobernar países como los nuestros, con los resultados que todos conocemos: menos bienestar económico y social a mediano plazo, más corrupción, menos libertades.

Ojalá en Venezuela se cante próximamente la primera línea de nuestro himno: Somos libres, seámoslo siempre. Y que el ¡abajo cadenas! de su himno se entone en todo Caracas.

MAS SOBRE EL TEMA:
Juan Sheput: ¿Quién ganó en Venezuela?
Menos Canas: Percepción ciudadana: democracias
El Blog del Morsa: Venezuela: el No a Chávez
Utero de Marita: Dos caras de Venezuela
Fabber: Gana el NO en Venezuela
Alan: Venezuela quiere una “democracia de alternancia”

EL COMPLEJO ESCENARIO REGIONAL

Del vals Alan – Chávez al “¿Por qué no te callas?”

Vaya que es una región compleja e impredescible la nuestra. La última cumbre iberoamericana, con algunas ausencias, nos confirma que el escenario regional viene siendo cada vez más complejo y, por que no decirlo, agrio.

El estilo personalista, malcriado y autoritario de Hugo Chávez se ha convertido en el principal elemento divisor entre países de la región. Lejos de hacer concordar visiones sobre como encarar una relación con Estados Unidos menos dependiente y, a la vez, cordial, o sobre como encarar los problemas de la pobreza y la desigualdad en la región y potenciar los espacios económicos regionales, hemos terminado discutiendo como nos relacionamos con el reemplazo de Fidel Castro en eso de ser el autoritario más poderoso de América Latina.

Como lo hemos manifestado en otra ocasión, el problema con Chávez no es de izquierda o de derecha, como sus defensores y los más torpes de sus detractores intentan poner sobre la mesa. El problema es que intenta ponerse él como única alternativa válida a alinearse absolutamente con Estados Unidos y vender una receta que termina concentrando el poder en una sola mano, con el funesto resultado que ha generado en América Latina, sin importar el signo que la dictadura de turno nos haya puesto.

El grave problema es que sus pares – los presidentes latinoamericanos democráticos – no hacen lo posible por deslindar con este sujeto. Como lo relató Carlos Basombrío hace algunas semanas:

Lo anterior no ha sido óbice para que, a nivel regional, Chávez siga consolidando su influencia. Hace unas semanas logró que su idea del Banco del Sur, como respuesta al Banco Mundial y al FMI, se convierta en realidad y que, además de los países del ALBA, participen Brasil, Argentina y Colombia. Chávez ha logrado, también, una relación muy cercana con Uribe y es hoy nada menos que el principal mediador para un acuerdo humanitario para la liberación de los rehenes de las FARC. Incluso con Brasil, con el que ha tenido roces a lo largo del año, acaba de conseguir que Lula empuje, en la Câmara dos Deputados, la ratificación del ingreso de Venezuela al Mercosur, faltando ahora solamente el Senado.

¿Y ello por qué se produce?

Por un lado, el juego de Chávez, tanto dentro como fuera de las fronteras venezolanas, se basa en un solo tema: petróleo y recursos económicos ingentes. Con el precio del barril de petróleo cercano a los 100 dólares, el gobierno venezolano sabe que tendrá recursos ingentes para seguir desarrollando su política de asistencialismo, profundización de la dictadura – con cambio de Constitución incluido – y venta de su modelo a otros vecinos de la región. Ello, en un contexto donde los problemas energéticos para el Cono Sur son angustiosos.

Pero de otro lado, Chávez se beneficia de lo que pasa en cada uno de los países de la región, sobre todo, en aquellos que podrían ser alternativas a su modelo. Lula ha quedado debilitado como líder regional, tanto por falta de definición en su política exterior como por los escándalos de corrupción que afectaron su primer gobierno. En Argentina, la dinastía K tiene que hacer frente a las críticas hacia la creciente personalización de su poder y los problemas económicos ocultos que parece tener, sin tampoco tener las cosas claras con relación a que hacer con Chávez, con quien Nestor tiene una relación cercana y parece que Cristina no tanto. En Chile, ya son conocidos los problemas de la presidenta Bachelet por tener consenso popular y la lucha por la sucesión tanto en la Concertación como en la Alianza, más que un interés en lo que pasé en el vecinario, salvo en resolver los problemas con Bolivia y Perú.

Tampoco es que los aliados de Chávez la tengan todas consigo. Vean los post de Martín Tanaka sobre Ecuador y Bolivia para que nos percatemos que la situación es más compleja de la que TVSur y los canales venezolanos informan. Claro, el peligro del personalismo lindante con lo autoritario en ambos países sigue siendo fuerte, pero, hasta el momento, no han dado ese paso que los ubicaría en la mísma égida que su mentor.

¿Y que pasa con nosotros? Pues luego de las peleas de callejón durante la campaña electoral, hemos dado paso a la reconciliacion en cumbres, al silencio con lo que pasó con RCTV y ahora, a los abrazos y a los negocios con Alan.

Por eso es que el gesto de ayer del Rey Juan Carlos I – a pesar que yo piense que Aznar es indefendible – es tan valioso. Poner en su sitio a alguien que hace de la prepotencia una forma de vida, del autoritarismo la única vía a la izquierda y de la malcriadez su único medio de crítica dice mucho del mismo monarca que fue firme ante un intento de golpe de Estado en 1981.

Y por eso, ese ¿Por qué no te callas? merece ser visto, una y otra vez. E imitado por los demás líderes de la región.

MAS SOBRE EL TEMA:
Utero de Marita: “¿Por qué no te callas?”
El Morsa: El hit del momento: “por qué no te callas”
Fabber: El Rey de España ha vuelto
Jomra: “¿Por qué no te callas?”
Fernando Tuesta: Chave gritar