TRES DE FUJIMORISTAS

chinoreo - keiko

PRIMERA: OPERATIVO TRANSFUGAS 2008

Recurramos a nuestro diccionario de la Real Academia Peruana de la Política:

Tránsfuga: Dicése del congresista, generalmente de escasas luces y poca productividad parlamentaria, que salta de un partido a otro para tener mayor figuración o para, en términos criollos, ser “cabeza de ratón”. En el año 2000, esta práctica implicó el pago de dinero de las arcas del Estado peruano.

Pues los impulsores del negocio del transfuguismo a gran escala en el Perú han vuelto a hacer de las suyas.

Gustavo Espinoza. Congresista de la República electo por UPP-PNP, pero que se salió de la bancada humalista junto a Carlos Torres Caro y Rocío Gonzales. El mismo que se hizo célebre por un proyecto de Ley de Amnistía para Antauro Humala y Alberto Fujimori y por hacer la falsa denuncia de violación contra Alejandro Toledo.  Del cual se desconoce los proyectos de ley vitales para el país que ha presentado.

Bueno, este sujeto y su colega Rocío Gonzales serán los nuevos jales parlamentarios del Fujimorismo. Y aunque Santiago Fujimori se ha cuidado de decir que “aun están en conversaciones”, lo cierto es que la bancada del reo de Barbadillo podría incrementarse en los próximos días. De hecho, su pasquín dice que el pase se daría mañana miércoles.

Lo importante lo indica Perú.21:

De concretarse ambos pases, los fujimoristas serían quince y ya les correspondería la presidencia de una comisión más. Espinoza reveló que días atrás recibió la invitación de Mauricio Mulder para sumarse a la bancada aprista, pero le explicó que ya había dado su palabra a los seguidores del ‘Chino’. Hmmm…

Como vemos, se junta un viejo triste episodio de la política peruana. Un par de oportunistas que negocia sus votos al mejor postor y que, en el caso de Espinoza, no ha dudado en hacer de la denuncia falsa y el proyecto de ley disparatado su bandera. Y un partido que ya ha tenido la práctica de jalarse “figuras” ajenas, práctica que en algunos casos fue abiertamente delictiva. Dios los cría…

SEGUNDA: ¿FUJIMORI A NEOPLASICAS?

Titular de La Razón de hoy: ¡FUJIMORI ESTA CON CANCER!

Pregunta: ¿Realmente es así?

Bueno, desde hace algunas semanas, los fujimoristas están pretendiendo parar el juicio a su líder con el pretexto de la salud de Fujimori. Y como el tribunal que lo juzga preserva – como debe de ser – los derechos del reo, hizo que el Instituto de Medicina Legal lo examinara.

¿Qué es lo que tiene realmente Fujimori? El director del Instituto de Medicina Legal, Luis Bromley, ha explicado que el Chino tiene una enfermedad respiratoria propia del cambio de clima, una gastroenterocolitis por algo que le cayó mal y unos pequeños bultos cerca a la lengua, que van a ser examinados para descartar que se trate de un tumor como el que tuvo en 1996. Pero que ese cuadro no le ocasiona mayores problemas de salud y, por tanto, puede seguir acudiendo a las audiencias.

En otras palabras, aunque aun no se puede descartar una neoplasia, lo cierto es que el tono de comercial de Jardines de la Paz que emplea el vocero del fujimorismo no corresponde a la verdad.

Para La República, esto es parte de una estrategia:

Hace unos dos meses, Fujimori logró reducir la velocidad de su juicio al quedarse dormido en una audiencia. Al principio las sesiones avanzaban durante todo el día, de las 9 de la mañana hasta las 7 de la noche más o menos, con un receso de dos horas para el almuerzo.

Hoy se interrumpen cada dos horas, lo que hace que sean más lentas, tal es así que las proyecciones para la fecha de culminación del juicio han pasado de julio a setiembre, y de seguir desacelerándose el proceso, podría no haber sentencia este año.

La explicación en fuentes judiciales para esta dilación sería mantener a Fujimori en el escaparate mediático hasta lograr la inscripción de “Fuerza 2011”, tarea a la que se dedica Kenji teniendo como argumento para captar adherentes la defensa de su padre en este juicio.

Atentos con la salud de Fujimori, pero también con los trucos para dilatar el proceso.

TERCERA: EL BLUFF DE RAFFO

Ayer Carlos Raffo la volvió a emprender contra Jorge del Castillo, esta vez, con una denuncia que parecia ser una bomba (Vía Perú.com):

Roxana Haas, cuñada del presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, quien denunciara las cuentas millonarias del ex asesor Vladimiro Montesinos, fue acusada de favoritismo político por el congresista Carlos Raffo.El legislador fujimorista explicó que dicha persona solo tiene estudios de secretariado ejecutivo y trabaja en el consulado peruano de San Francisco, cobrando un sueldo de seis mil 800 dólares por tramitar pasaportes y DNIs.

“Una situación sorprendente, una persona que no está en la carrera diplomática, que no tiene las calificaciones para eso y en un puesto bastante simple para unsueldo tan oneroso”, dijo Raffo

  

 

 

Pero inmediatamente el Primer Ministro hizo el desmentido claro y preciso (vía La Primera):

Del Castillo no solo negó veracidad a la denuncia de Raffo, al indicar que Roxana Haas fue contratada durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), sino que apuntó que detrás de la denuncia del fujimorismo se esconde una venganza de Vladimiro Montesinos.

“Ésta es la venganza del ex asesor (de Fujimori) Vladimiro Montesinos, por boca de Raffo”, dijo el primer ministro, quien recordó que Haas del Carpio (hermana de su esposa Carmen) fue la funcionaria del Banco Wiese que en 1999 permitió descubrir las cuentas secretas del Doc.

Esta versión, por cierto, ha sido corroborada por alguien sin un ápice de simpatía por este gobierno: César Hildebrandt. Independientemente de las serias discrepancias que tengo con Del Castillo, no dejo de ver aquí un tono de vendetta. A Del Castillo el fujimorismo no le va a perdonar nunca el hecho de que su declaración haya hundido más a Fujimori en el juicio que se le sigue por violaciones de los derechos humanos.

Como vemos, el fujimorismo se viene cocinando varias cosas raras.

MAS SOBRE EL TEMA:

César Hildebrandt: La madre del chacal

Perú.21: Así viven en la prision Fujimori y Montesinos

Luis Bromley: Fujimori será sometido a biopsia, pero puede seguir yendo al juicio

Jaime Salinas Sedó: Fujimori es autor mediato de Barrios Altos y La Cantuta

Utero de Marita: El cáncer de Fujimori

Por cierto, el nuevo transfuga tiene blog

 

UNA RESPUESTA A LOS JOTITAS DE RBC

Mala leche y poco objetivo. Así ha calificado Miguel del Castillo la denuncia que hicieramos sobre el incremento de publicidad estatal en RBC Televisión – el canal al que asesora – en Utero.tv:

De otro lado, Luis Alfonso Morey también dio sus descargos en Perú.21:

El gerente general de RBC, Luis Alfonso Morey, sostiene que este canal no goza del favoritismo del Gobierno. A través de una carta que nos hizo llegar, explicó que los S/.283,967 que RBC recibirá este año por publicidad estatal se debe a que está brindando una programación “sin basura y de calidad”, lo que lo hace atractivo para el Estado y la empresa privada.

Comencemos por la respuesta dada por Morey. Que sepa, la programación anterior de RBC, cuando pasaba música, no era basura. Así que considero que dicha excusa no justifica un incremento de publicidad estatal por una causa que, a fin de cuentas, termina siendo subjetiva.

Más interesantes me parecieron las declaraciones de Del Castillo, las cuales merecen una respuesta aparte y lejos de sus adjetivos calificativos.

¿La publicidad vino de un solo lado como arguye MDC?

Aquí cito literalmente la columna de hoy de César Hildebrandt:

Pero si uno da un pasito más en la ventana indiscreta de Consucode, se topará con una segunda sorpresa: la mayor parte de esa suma (249,000 soles) proviene del Ministerio del Interior. El rubro es como sigue: “Dirección de Economía de la Policía Nacional –PNP–/ Servicios de Publicidad Necesarios para la ­Ejecución del Plan de Estrategia Publicitaria Enero-Diciembre 2008. Fecha: 28 de Febrero del 2008. Suma asignada a RBC Televisión: 249,900 soles”. Y para que nadie pueda objetar el monto y el destino de esta marmaja que le quita a la miserable PNP el equivalente a dos camionetas de 44,000 dólares cada una, todo se ha tramitado –como sigue haciendo la agusanada Sunat con los medios de comunicación que quiere favorecer– por el atajo de los “servicios personalísimos”.

La otra fuente de ingreso fiscal de este Canal 11 tocado ahora por la suerte ha sido Petróleos del Perú, que ha contratado, apenas el 5 de marzo pasado, avisaje por 34,067 soles. No es gran cosa, pero es la primera vez en años que la empresa estatal del petróleo invierte en ­una estación de sintonía invernal. La vía también ha sido la de los “personalísimos” servicios..

Si lo de Petroperú ya es una grosería – considerando el rating minúsculo del 11, que Belmont, Morey y Del Castillo intentan negar con un “sistema alternativo de medición” -, lo del Ministerio del Interior se enmarca en algo más peligroso. Hace unas semanas, indicamos lo siguiente:

¿Y en que gasta el Ministerio del Interior los recursos necesarios para implementar una política de control del orden interno que no vulnere los derechos humanos? Pues en más publicidad para ensalzar la desastrosa gestión de Alva Castro. Propaganda que, por cierto, está exonerada de cualquier proceso de selección. Así, en principio, el MININTER gastará más de seis millones de soles en compra de publicidad, cuestión que ya ha hecho el año pasado. Lo peor es que, además de sospechoso, estamos ante la reincidencia en este tipo de exoneraciones para levantar la imagen de un Ministro cuestionado.

En otras palabras, esto no es porque el canal se recupere ni mucho menos, sino porque Alva Castro quiere que le levanten la imagen. Claro, es cierto que a otros medios les da más -y claro, MDC aprovecha en atacar a quienes han rebotado la noticia -, pero, ya que se habían declarado en austeridad, ¿por qué se gastan un cuarto de millon de soles en publicidad en un canal de antena fría? ¿Quién valida los sistemas de audiencia del 11?

¿Cuál es el rol de Miguel del Castillo en RBC Televisión?

Pero otras cosas interesantes dice el señor Del Castillo en su entrevista. Como el famoso rumor sobre la compra de un paquete de acciones de RBC, sobre el cual, menciona lo siguiente:

Si estamos con una opcion de compra de un paquete de acciones, la cual va a poder materializarse en la medida en que pueda lograrse los objetivos de gestión que nos hemos impuesto.

Y por cierto, no sería solo el 40%, como se rumoreó, sino mucho más, Miguel dixit.

En la entrevista que le hace, Marco Sifuentes le retruca que muchos pueden pensar que esta compra, en realidad, tendría a Del Castillo Jr. como testaferro de alguien más poderoso. Digamos, esa puede ser una hipótesis, pero mi impresión es que una compra de ese tipo daría mucho que pensar sobre la línea editorial en materia política del canal, dado que no es un secreto que Miguel del Castillo es aprista e hijo del posible candidato presidencial del partido de gobierno en el 2011. En algo me recuerda esto a la compra de Global Televisión a finales de los ochenta, por parte de personajes vinculados a Alan García.

El tema Hildebrandt

Si otro hecho genera suspicacias, es el intento de contratación de César Hildebrandt. Sobre este hecho dice:

Hay gente que tiene que entender que no puede jugar los partidos hasta los 100 años. Los periodistas critican a los políticos que se quieren mantener en actividad luego de 50 u 80 años (…) Yo quería a Hildebrandt de Director Técnico.

Contratar a Hildebrandt de “director técnico” no era otra cosa que callarle la boca, a cambio de un buen sueldo. Y el mismo Miguel del Castillo ha reconocido presiones de periodistas y de alguna gente del gobierno que pedía que no contraten al experimentado hombre de prensa, de quien, si bien se puede discrepar, pocos pueden dudar de su calidad. Y de hecho, los Jotitas del 11 anunciaron a Hildebrandt en pantalla, no detrás de la misma.

Bueno, como se suele decir en estos casos, saquen ustedes sus propias conclusiones.

MAS SOBRE EL TEMA:
Fernando Vivas: Angelitos de RBC

ALAN Y LA PRENSA

Ayer por la noche conversaba con un amigo sobre el libro de Pedro Salinas, Rajes del Oficio, al que calificamos ambos como un estado de la prensa en la primera década del siglo XXI.

Pero leyendo los diarios de hoy, diría que dicho estado, reflejado a través de las opiniones de los periodistas más independientes del medio – aunque se cuela por allí un director de un medio que es candidato a dirigir El Peruano -, es parcial.

Sin duda, existen periodistas que tienen la valentía de decir, todos los días, lo que piensan y lo que sienten, sobre todo frente a un gobierno al que hay varias cosas que criticarle.

El problema es que parecen islas en medio de un tono general en que, como dice Salinas en una entrevista para Dedo Medio, a Alan García lo creen un Churchill en algunos medios de comunicación. Y yo añadiría que, peor aún, el Presidente cree lo mismo.

Ello explicaría lo relatado en el editorial de Augusto Alvarez Rodrich de hoy: el Presidente cuadra a un conocido reportero de RPP y le insinua que su director de noticias (Raúl Vargas Vega) y su dueño (Manuel Delgado Parker) no harían preguntas incómodas.

Es cierto que todo Presidente busca tener “buena prensa”, es decir, que le pregunten más por los supuestos logros y obras físicas antes que por los cuestionamientos. Ello explica, por ejemplo, porque Luis Castañeda Lossio hace de mudo casi todo el tiempo, con excepción de presentaciones complacientes en los noticieros de la mañana para presentar sus nuevos proyectos. Y ese es un mal que no solo caracteriza a García, sino a casi todos los detentadores de poder en el Perú.

El problema está cuando se tiene un Presidente al que no le gustan los contrapesos a su poder, frente al cual existe una oposición cada vez menos importante y en un país desinstitucionalizado donde la prensa es el único vehículo a través del cual la ciudadanía expresa lo que siente y se pueden hacer denuncias.

Y, para complicar más las cosas, cuando existen propietarios de medios de comunicación que hacen difícil tener una relación independiente con el poder. Ello explica las dificultades de César Hildebrandt o Juan Carlos Tafur, por mencionar dos ejemplos, de encontrar medios en que los cobijen. A pesar que finalmente se logran ubicar, toma tiempo que vuelvan a reencontrarse con su público.

Casos de intentos de control y amedrentamiento también han existido: la compra de contenidos al diario La Razón, el caso de los periodistas golpeados por bufalos apristas hace un año, el reciente affaire Salgado – Ivcher o la conversión de Tv Perú en Tv Apra son ejemplos de ello.

Sin duda, coincido con varios de los entrevistados por Salinas en su libro cuando señalan que la relación entre el poder y la prensa debe ser difícil, complicada y en la que las distancias deben estar presentes. El problema está cuando el detentador del poder no comprende dichas relaciones y pretende que bailemos todos al son que nos toca, sobre todo, cuando no sabe explicar problemas que nos agobian a todos.

LA MUJER Y EL CESAR DEBEN PARECERLO


El viernes pasado, al final de una diatríbica columna sobre el periodista Juan Paredes Castro, César Hildebrandt hizo una seria denuncia sobre la jefa de la Oficina Nacional Anticorrupción, Carolina Lizárraga:

No le creemos a un periódico que endiosa, por ejemplo, a Carolina Lizárraga, supuesta zarina anticorrupción, pero nunca le ha preguntado por qué, en el año 2000, constituyó una empresa en Panamá para comprar el departamento del Golf de 300 metros del que se había enamorado. ¿Una empresa panameña con una sola accionista (ella misma, también “presidenta ejecutiva”) para comprarte el departamento de tus sueños? Sí. Y al año siguiente, en el 2001, la empresa panameña de una sola accionista ­(ella misma) “le donó” a la doctora Lizárraga (ella misma también) el inmueble. El asunto es que la empresa panameña compró el bien en 231,658 dólares, pero, en el 2001, a la hora de la donación, el mismo bien se calculó a un precio más bien módico: 185,000 soles, es decir apenas 56 mil dólares. ¿Diferencia? ¡175 mil dólares! Esa hábil maniobra financiera, desde luego, redujo considerablemente la alcabala.

De lo que he podido averiguar en estos días, ambos personajes deberían responder algunas preguntas.

En el caso de Hildebrandt, pues debería ser honesto y decirnos que la denuncia planteada es un refrito. En efecto, la revista Quinto Poder presentó estos mismos hechos hace un par de años. Cabe recordar que dicha revista tuvo una vinculación directa con José Mejía Regalado, el operador mediático de Fernando Zevallos y, según informó El Comercio hace algunas semanas y se he podido confirmar por otras fuentes, este personaje era una de las personas que daba información al conocido periodista.

Esto resulta curioso y, a la luz de la campaña de las últimas semanas en contra de quienes han investigado el caso Zevallos, Hildebrandt debiera esclarecer sus vínculos con Mejía Regalado, a fin de acabar con la serie de suspicacias que se han generado a raíz de sus editoriales que atacan a la Fiscal Loayza, a la DEA – varios de cuyos informantes son los que han hundido al conocido narcotráficante – y al diario que hizo la denuncia.

Pero, como dice el refrán, matar al mensajero no elimina el mensaje. Y quien tendría varias cosas por explicar es la señora Lizárraga, quien es funcionaria pública y jefa de una oficina que supuestamente fue reactivada para combatir hechos reñidos con la ética pública.

Este blog ha podido acceder a los documentos de Registros Públicos que demuestran que lo denunciado por Hildebrandt es cierto. Veamos la secuencia temporal:

1. 15 de agosto de 2000. Ajax Investors, empresa constituída en Panamá, otorga un poder general para hacer transacciones en el Perú a la abogada Carolina Lizárraga.

2. 19 de Septiembre de 2000: Ajax Investors Inc, sociedad representada en el país por Carolina Lizárraga, adquiere un departamento ubicado en la Avenida Golf Los Incas, en Surco. El valor del inmueble: US$ 213,658.00.

3. 21 de Septiembre de 2001: Un año después, Carolina Lizárraga delega el poder otorgado por Ajax Investors a Manlio Bassino Pinasco para haga donaciones de inmuebles de propiedad de esta sociedad.

4. 27 de Septiembre de 2001: Seis días después de la delegación de poder, Ajax Investors Inc. dona el inmueble a la abogada Carolina Lizarraga. En la donación se valoriza el bien en S/. 185,000.00, de común acuerdo con el anterior propietario, es decir, la off shore cuya representante original era la propia abogada Lizárraga.

Resumamos la extraña transacción. Una empresa panameña representada por la actual zarina anticorrupción compró un departamento en Surco que, posteriormente, donó a su representante en el Perú. En la práctica, es como si se donara así misma.

Lo grave es la devaluación del inmueble en un año, lo que no solo tiene efectos en el impuesto de alcabala, que se paga luego de la transferencia de un predio y que tiene como base para el cálculo del impuesto al valor de dicha transferencia. Y que sepa, pagar menos impuestos de los que debieras no solo es una falta ética, sino también una cuestión que la SUNAT debiera dilucidar.

Variando el conocido refrán, la mujer y el César no solo deben serlo, sino parecerlo. ¿Nos darán alguna explicación?

MAS SOBRE EL TEMA:
Utero de Marita: La Mina de la Zarina Carolina
El Fondo del Vaso: Una Zarina y su corte en problemas radioactivos

PERIODISMO Y NARCOTRAFICO


Los periodistas tenemos muchos defectos, pero de todos la vanidad es el peor, porque lo encuentro más propio de escritores, artistas y políticos que de gente tan imperfecta como nosotros, que somos seudointelectuales y, muchas veces, ignorantes. Gran parte de nuestro problema son los enormes egos en nuestra profesión.
(Ricardo Uceda, 10 de febrero de 2008)

Los encuentros y desencuentros sobre la situación de la fiscal Luz Loayza, la primera persona que se atrevió a acusar a Fernando Zevallos por el delito de narcotráfico, han traspasado los pasillos del Ministerio Público y han llegado a las salas de redacción de los diarios.

Dos posiciones comienzan a ser claras. De un lado, los diarios El Comercio, Perú.21 y La República, quienes manifiestan quejas fundadas y documentadas hacia la actuación de la Fiscal de la Nación Adelaida Bolívar y que incluso llegan a lanzar propuestas para solucionar este caso que tiene como trasfondo la falta de seguridad para magistrados y testigos involucrados en la lucha contra el narcotráfico. Varios bloggers hemos hecho eco de estas denuncias y las hemos complementado con varios datos y puntos de vista.

Del otro lado, el diario La Primera – y, en menor medida, Expreso y La Razón – han emprendido una campaña para desacreditar las versiones a favor de la causa de Loayza. Los argumentos centrales de los columnistas César Hildebrandt y Raúl Wiener – los más empeñados en esta empresa – no se basan en una inconducta de la fiscal o en documentos que desmientan su versión sino, simple y llanamente, en una sola palabra: prejuicios.

No voy a ponerme a defender a los grupos editoriales El Comercio y La República. Cada persona sabe en su fuero interno a quien le cree y a quien no. Sin embargo, si me parece criticable que la posición de dos periodistas que tienen varios años de carrera en el medio – independientemente del abismo de credibilidad que media entre uno y otro – se basen en sus odios, fobias y resentimientos hacia personas naturales o jurídicas o en teorías de la conspiración que niegan hechos que, por lo demás, están fehacientemente demostrados.

Peor aún, toda esta aventura ha tenido un corolario realmente penoso. Ha vuelto a revivir viejas rencillas entre periodistas, las cuales, lejos de centrarse en el tema de fondo con relación a la denuncia sobre narcotráfico, han sacado odios y perjuicios. Basta ver las diatribas de Wiener contra El Comercio y el periodista Marco Sifuentes, así como el intercambio de puyas entre Fernando Rospigliosi y Hildebrandt para darnos cuenta que el centro de la noticia está ya no en el lío entre fiscales o los vínculos del narcotráfico con las organizaciones encargadas de investigarlo, sino en estas pugnas y teorías de la conspiración que flaco favor le hacen al esclarecimiento de los hechos, como a la imagen de la prensa.

Y quizás por ello sea adecuada una voz algo más intermedia, como la que se recoge de Ricardo Uceda en una entrevista del dia domingo:

El caso Loayza es un síntoma de lo mal que está el Ministerio Público y buena parte de la prensa. Naturalmente están los medios que defendieron a Fernando Zevallos y no me sorprende que tengan en su agenda el defender a la fiscal de la Nación. Pero yo diría que en la prensa que sí investiga al narcotráfico hay muchas veces una excesiva intimidad con los jueces y los fiscales que desde sus fueros ven este caso.

Hace algunos meses, escuché a Santiago Pedraglio señalar que la prensa de investigación debía tener como norte de sus principales preocupaciones e indagaciones lo que venía pasando con el narcotráfico, dado que se venía constituyendo. Algunos periodistas parecen haber seguido dicha senda y han conseguido datos importantes, tanto sobre Zevallos como sobre los Sánchez Paredes. Otros, en cambio, parecen subestimar el tema, en el mejor de los casos, si es que los tentáculos de la corrupción no han llegado hasta algunas salas de redacción.

Lo importante para el periodismo es, por un lado, investigar hasta las últimas consecuencias en este tipo de casos, tomando la debida distancia de las fuentes que, no lo olvidemos, tienen “agenda propia”. Ello no implica dejar de lado casos como el de las amenazas a Luz Loayza, pues las mismas no tienen fecha de caducidad y es necesario incidir en la necesaria protección a los magistrados, lo cual, por cierto, no implica que la prensa deje de criticar las actuaciones judiciales y fiscales cuando sea necesario.

Lo peor de estas historias de “sospechosos comunes” es que, bien intencionados o no, estos hombres de prensa fanáticos de las intrincadas fantasías sobre evil news corporations dejan de lado aquello que es lo central de este caso: la existencia de poderosos narcotraficantes en el país que tienen montada una red de contactos en la política, el empresariado y, además, en las instituciones encargadas de investigarlos. Y ello debe sumarse el problema de seguridad interior que vienen propiciando a través de sus sicarios y protectores, algunos de ellos, remanentes de Sendero Luminoso.

Así como se exige independencia a los periodistas de los poderes políticos y económicos, también es necesario que no sean tontos útiles del narcotráfico, que es otro poder en el Perú. Y, por las últimas revelaciones, parece que recién estamos comenzando un partido bastante largo en la lucha por obtener la verdad. ¿Lo sabrán jugar todos los periodistas?

POST DATA SOBRE EL TEMA DE LA FISCAL LOAYZA:
Luego de ver los reportajes en Cuarto Poder y Panorama sobre el lío entre fiscales, me quedan claras dos conclusiones, que ya fueran adelantadas por Mirko Lauer en una columna de la semana pasada: la Fiscal Luz Loayza no se encuentra en una posición adecuada para seguir en este caso, no por los errores administrativos que ambos programas detectaron o por las vínculaciones con la DEA de las cuales Hildebrandt reniega – en un error del experimentado periodista desde mi punto de vista – sino porque emocionalmente no está lo suficientemente tranquila como llevar a cabo una investigación que requiere nervios de acero.

El otro gran punto urgente es la creación de un sistema de protección a testigos, jueces y fiscales que funcione de veras y que evite que nuestros magistrados queden en guardia baja frente a amenazas físicas o amendrentamiento mental. Y, por último, es imperioso que el Consejo Nacional de la Magistratura investigue en serio a Adelaida Bolívar: su conducta y los contactos de su esposo con la banda de Fernando Zevallos lo ameritan y han hecho que muchos ciudadanos dejemos de confiar en ella.

Si las instituciones de nuestro país dan algunos pasos en esta dirección, evitaremos que el gran ganador de este sainete sea Fernando Zevallos.

MAS SOBRE EL TEMA:
El Comercio: Rechazan hàbeas corpus a Luz Loayza
Luz Loayza: Quien se beneficia de esto es Zevallos
Juan Paredes Castro: Los poderes del Estado vs. el poder del narcotráfico
César Hildebrandt: Prensa y poder
El Mundo de Plástico: Amores Perros (nos van a matar)

LA PRENSA Y MAJAZ

No pueden darse referéndums caprichosos al margen de la ley y del JNE, desmembrando nuestro concepto de Estado Unitario, pues no somos federales. ¿A cualquiera le sale del forro hacer una “consulta popular” sobre un tema local y el resto de peruanos debe aceptarlo? El país se va a partir así en feudos, en miniestados. Y un premier que se deja desairar al irle a rogar a esos alcaldes… Como en el Mercado de Santa Anita, pongan autoridad de una vez y frustren esa payasada antes de que se desmadre. ¡No a la anarquía!
(Aldo Mariátegui, Correo, 12.09.2007)

Que se vayan al carajo. A Majaz solo entrarán sí los campesinos así lo quieren. Y que no vayan a bufalear por esa región de nubes glorisamente bajas porque all{i los campesinos respiran aire y no monóxido y por eso están lúcidos y plenos. Y por eso no se dejan bufalear por don Jorge del Castillo, que se cree el camarlengo de ese hombre que dice que habla con Dios y que recibe órdenes de las nubes altas, cuando, en realidad, todo lo que recibe es por lo bajo
(César Hildebrandt, La Primera, 13.09.2007)

Sí, estamos hablando del mismo país y del mismo problema: Majaz.

A estas alturas, las posiciones contrapuestas parecen haberse convertido en una caricatura de si mismas, en el intento de caricaturizar al rival. Y ello a punta de creer dogmáticamente en una posición u otra. Gerardo Seminario y Fernando Vivas han descrito muy bien como esta falta de matices ha hecho que perdamos de vista los elementos de fondo del problema y quedemos atrapados en la lógica “Teniente Roca” (el milico abusivo de La Boca del Lobo): O estás conmigo o estás contra mí.

Lo de Majaz nos vuelve a revelar al país de los desencuentros, a los peruanos que no nos podemos poner de acuerdo en un proyecto de desarrollo común porque queremos imponer a rajatabla el nuestro. Claro, se trata del mismo país que parió a Fujimori y a Sendero, las dos epítomes de lo que se puede llegar cuando una nación – o mejor dicho, las varias naciones que conforman el Perú – no llegan a un acuerdo mínimo sobre lo que quieren ser.

Buena parte de nosotros no estamos en ninguno de los dos extremos. El problema es que tratamos de ubicar un punto medio que resuelva las cosas en términos prácticos y es difícil hallarlo.

¿Qué demonios hacemos?

MAS SOBRE EL TEMA:
Utero de Marita: ¿Se puede censurar al Estado?
El Morsa: Radio Cutivalú “censura” al Estado

HILDEBRANDT ADMITE ERROR

En la coda de su columna de hoy de La Primera:

Posdata: Gracias a Rosa María Palacios pudimos conocer la versión completa de la grabación Genaro Delgado-Alejandro Guerrero. Se trata, sin duda, del año 2005 y el presidente aludido es Alejandro Toledo. Agradezco a Rosa María por lo hecho, por la manera profesional con que presentó su primicia y por su invitación, a través de la columna que escribe en Perú 21, a que los periodistas salgamos de la escena para darle pase a la noticia y a la investigación. Hablo de periodistas, por supuesto. No del sicariato histérico que se ejerce por arribismo. En relación a la grabación, no me cuesta nada decir que me apresuré al deducir que García era el tercero.

Que recuerde, es la primera vez que el veterano periodista reconoce un error. Y también la primera vez en que le reconoce algo a su ex competencia.

Y ahora sí, a las noticias importantes.