EL SHOW DE LOS (EX) PRESIDENTES

Luego de los “éxitos” de las ministras Susana Pinilla y Mercedes Araoz en el arte de la música criolla, veamos a su jefe, en un video de 2001, haciendo un homenaje al género romántico por excelencia: el bolero.

Asi que en esta edición de “Su Majestad, el Bolero Bloggero”, el excelentísimo señor Presidente de la República nos interpretará Historia de un Amor:

Pero si esta eximia interpretación musical los ha dejado aun vivos, deléitense con este video de Alberto Fujimori haciendo gala de sus dotes para el baile – si, las mismas que vimos en El Ritmo del Chino – en Trampolín a la Fama:

Y para culminar, que mejor que ver a Alejandro Toledo deleitándose con un espectáculo en el Brisas del Titicaca, en lo que, sin duda, fue un clásico del humor:

Pueden comenzar a gritar en cinco, cuatro, tres…

TRES DE FUJIMORISTAS

chinoreo - keiko

PRIMERA: OPERATIVO TRANSFUGAS 2008

Recurramos a nuestro diccionario de la Real Academia Peruana de la Política:

Tránsfuga: Dicése del congresista, generalmente de escasas luces y poca productividad parlamentaria, que salta de un partido a otro para tener mayor figuración o para, en términos criollos, ser “cabeza de ratón”. En el año 2000, esta práctica implicó el pago de dinero de las arcas del Estado peruano.

Pues los impulsores del negocio del transfuguismo a gran escala en el Perú han vuelto a hacer de las suyas.

Gustavo Espinoza. Congresista de la República electo por UPP-PNP, pero que se salió de la bancada humalista junto a Carlos Torres Caro y Rocío Gonzales. El mismo que se hizo célebre por un proyecto de Ley de Amnistía para Antauro Humala y Alberto Fujimori y por hacer la falsa denuncia de violación contra Alejandro Toledo.  Del cual se desconoce los proyectos de ley vitales para el país que ha presentado.

Bueno, este sujeto y su colega Rocío Gonzales serán los nuevos jales parlamentarios del Fujimorismo. Y aunque Santiago Fujimori se ha cuidado de decir que “aun están en conversaciones”, lo cierto es que la bancada del reo de Barbadillo podría incrementarse en los próximos días. De hecho, su pasquín dice que el pase se daría mañana miércoles.

Lo importante lo indica Perú.21:

De concretarse ambos pases, los fujimoristas serían quince y ya les correspondería la presidencia de una comisión más. Espinoza reveló que días atrás recibió la invitación de Mauricio Mulder para sumarse a la bancada aprista, pero le explicó que ya había dado su palabra a los seguidores del ‘Chino’. Hmmm…

Como vemos, se junta un viejo triste episodio de la política peruana. Un par de oportunistas que negocia sus votos al mejor postor y que, en el caso de Espinoza, no ha dudado en hacer de la denuncia falsa y el proyecto de ley disparatado su bandera. Y un partido que ya ha tenido la práctica de jalarse “figuras” ajenas, práctica que en algunos casos fue abiertamente delictiva. Dios los cría…

SEGUNDA: ¿FUJIMORI A NEOPLASICAS?

Titular de La Razón de hoy: ¡FUJIMORI ESTA CON CANCER!

Pregunta: ¿Realmente es así?

Bueno, desde hace algunas semanas, los fujimoristas están pretendiendo parar el juicio a su líder con el pretexto de la salud de Fujimori. Y como el tribunal que lo juzga preserva – como debe de ser – los derechos del reo, hizo que el Instituto de Medicina Legal lo examinara.

¿Qué es lo que tiene realmente Fujimori? El director del Instituto de Medicina Legal, Luis Bromley, ha explicado que el Chino tiene una enfermedad respiratoria propia del cambio de clima, una gastroenterocolitis por algo que le cayó mal y unos pequeños bultos cerca a la lengua, que van a ser examinados para descartar que se trate de un tumor como el que tuvo en 1996. Pero que ese cuadro no le ocasiona mayores problemas de salud y, por tanto, puede seguir acudiendo a las audiencias.

En otras palabras, aunque aun no se puede descartar una neoplasia, lo cierto es que el tono de comercial de Jardines de la Paz que emplea el vocero del fujimorismo no corresponde a la verdad.

Para La República, esto es parte de una estrategia:

Hace unos dos meses, Fujimori logró reducir la velocidad de su juicio al quedarse dormido en una audiencia. Al principio las sesiones avanzaban durante todo el día, de las 9 de la mañana hasta las 7 de la noche más o menos, con un receso de dos horas para el almuerzo.

Hoy se interrumpen cada dos horas, lo que hace que sean más lentas, tal es así que las proyecciones para la fecha de culminación del juicio han pasado de julio a setiembre, y de seguir desacelerándose el proceso, podría no haber sentencia este año.

La explicación en fuentes judiciales para esta dilación sería mantener a Fujimori en el escaparate mediático hasta lograr la inscripción de “Fuerza 2011”, tarea a la que se dedica Kenji teniendo como argumento para captar adherentes la defensa de su padre en este juicio.

Atentos con la salud de Fujimori, pero también con los trucos para dilatar el proceso.

TERCERA: EL BLUFF DE RAFFO

Ayer Carlos Raffo la volvió a emprender contra Jorge del Castillo, esta vez, con una denuncia que parecia ser una bomba (Vía Perú.com):

Roxana Haas, cuñada del presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, quien denunciara las cuentas millonarias del ex asesor Vladimiro Montesinos, fue acusada de favoritismo político por el congresista Carlos Raffo.El legislador fujimorista explicó que dicha persona solo tiene estudios de secretariado ejecutivo y trabaja en el consulado peruano de San Francisco, cobrando un sueldo de seis mil 800 dólares por tramitar pasaportes y DNIs.

“Una situación sorprendente, una persona que no está en la carrera diplomática, que no tiene las calificaciones para eso y en un puesto bastante simple para unsueldo tan oneroso”, dijo Raffo

  

 

 

Pero inmediatamente el Primer Ministro hizo el desmentido claro y preciso (vía La Primera):

Del Castillo no solo negó veracidad a la denuncia de Raffo, al indicar que Roxana Haas fue contratada durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), sino que apuntó que detrás de la denuncia del fujimorismo se esconde una venganza de Vladimiro Montesinos.

“Ésta es la venganza del ex asesor (de Fujimori) Vladimiro Montesinos, por boca de Raffo”, dijo el primer ministro, quien recordó que Haas del Carpio (hermana de su esposa Carmen) fue la funcionaria del Banco Wiese que en 1999 permitió descubrir las cuentas secretas del Doc.

Esta versión, por cierto, ha sido corroborada por alguien sin un ápice de simpatía por este gobierno: César Hildebrandt. Independientemente de las serias discrepancias que tengo con Del Castillo, no dejo de ver aquí un tono de vendetta. A Del Castillo el fujimorismo no le va a perdonar nunca el hecho de que su declaración haya hundido más a Fujimori en el juicio que se le sigue por violaciones de los derechos humanos.

Como vemos, el fujimorismo se viene cocinando varias cosas raras.

MAS SOBRE EL TEMA:

César Hildebrandt: La madre del chacal

Perú.21: Así viven en la prision Fujimori y Montesinos

Luis Bromley: Fujimori será sometido a biopsia, pero puede seguir yendo al juicio

Jaime Salinas Sedó: Fujimori es autor mediato de Barrios Altos y La Cantuta

Utero de Marita: El cáncer de Fujimori

Por cierto, el nuevo transfuga tiene blog

 

EL NUEVO ABOGADO DE FUJIMORI

Valle Riestra - Carlin

Bueno, ni tan nuevo.

Cuando aún no habia salido la extradición, don Javier Alfredo Maximiliano Valle Riestra Gonzáles Olaechea se paseaba por cuanto medio quería para defender la tesis que señalaba a que Fujimori no lo traerían nunca.

Claro, desde varios blogs se recordó que el hoy congresista había sido socio y amigo de uno de los abogados chilenos del Chino y que, en su momento, defendió la ilegal re-reelección de quien fue su jefe por 60 días.

Ahora se entiende porque Valle Riestra se ha convertido en caserito de La Razón, el único diario que defiende a capa, espada y con mentiras la inocencia de Fujimori, dado que es el único jurista con algo de trascendencia mediática que dice lo indecible por seguir haciendonos creer que Kenya no sabía nada de lo de Colina. Si, claro…

Pero parece que Valle Riestra va a ir un paso más allá, según informa el diario vocero del reo de Barbadillo:

Valle Riestra reveló que a pedido del ex presidente, lo visitará como abogado este martes 6 a las 11.30 en su celda del penal de Barbadillo, de la misma manera como hizo anteriormente con el ex jefe del MRTA, Víctor Polay y con el líder del etnocacerismo, Antauro Humala. “Lo visitaré no como congresista, sino como abogado, pues soy miembro ejerciente del Colegio de Abogados de Lima”, dijo.
Seguidamente, remarcó que lo visitará porque no se encuentra impedido por la Constitución. “Iré en la fecha indicada, luego de que haya terminado la sesión de la Comisión de Constitución y además no hay pleno, de manera que no tengo ningún inconveniente para visitarlo”.
Probablemente, don Javier no tenga impedimentos legales para esta visita. Sin embargo, todo hace indicar que el aún congresista podría convertirse en el nuevo abogado en la sombra de Fujimori, o, tal vez, en el relevo de César Nakasaki, si es que su propuesta de renuncia al cargo es declarada legítima, dado que los congresistas no pueden ejercer otra función, salvo la de docentes.
¿Qué dirán los compañeros sobre todo esto? ¿O es que seguiremos con el silencio que parece indicar una alianza?

NO HAY DERECHO

derechoshumanosperu

Hay que ponerlos un poco al corriente y mostrarles el capítulo de la Comisión de la Verdad y Reconciliación relacionado al accionar del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru. Ahí está todo en detalle, cómo fueron sus secuestros, los asesinatos.

Estas declaraciones no han sido mencionadas por un izquierdista, un liberal consecuente, o un “caviar”. Son nada menos que de Alejandro Aguinaga, miembro del Grupo Parlamentario Fujimorista y presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de la República, quien ahora valida el documento que el reo de Barbadillo ha intentado cuestionar, sobre todo, porque es parte clave en la acusación que puede mandar al Chino a 30 años de prisión. 

Sin duda, a alguien van a jalarle las orejas en la próxima reunión de bancada, dado que es el fujimorismo uno de los principales interesados en que la CVR y las organizaciones de derechos humanos queden desacreditados ante la opinión pública, tal como buena parte de la clase política viene impulsando a raíz de la patinada de APRODEH frente al Parlamento Europeo.

Vamos a ser claros. Nuestra clase política tiene tanto interés en los derechos humanos como Alan García en hacer una dieta.  Por un lado, esqueletos escondidos debajo de las fosas hay en casi todos los partidos políticos: Los Cabitos, en el segundo gobierno de Belaúnde, El Frontón, en el caso de García, el proceso a Fujimori por violaciones a los derechos humanos y el caso Madre Mía que involucra a Ollanta Humala. De otro lado, la convicción en otros sectores (p.e.: Unidad Nacional) que los derechos de las personas son un tema secundario frente al crecimiento económico o que subordina a las necesidades de “seguridad nacional”.

En esa misma lógica se encuentra el gobierno de Alan García, quien no mencionó “derechos humanos” como un tema o un eje de su Plan de Gobierno, lo que ya nos daba un indicador de lo que ha sido su gestión posterior en esta materia.

La última del gobierno en materia de derechos humanos ha sido retirar a la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y a las iglesias del Consejo Nacional de Derechos Humanos, entidad gubernamental en la que participaban como observadoras desde hace más de 20 años, es decir, desde el primer gobierno de García.  ¿El motivo? Lo explica El Comercio:

El motivo para retirar a la Coordinadora Nacional de DD.HH. es que los miembros de las ONG –según el decreto– no son funcionarios y, por lo tanto, no están obligados a guardar reserva de los asuntos que se tocan al interior del CNDH. Así mismo, con este reglamento modificado las otras dos entidades que funcionaban como observadoras –la Conferencia Episcopal Peruana y el Concilio Nacional Evangélico del Perú– ya no tienen esa calidad y tampoco pueden acreditar un representante de enlace con ese ministerio.

Para entender realmente por qué los retiraron del CNDH, El Comercio se comunicó con la ministra de Justicia. Inicialmente ella dijo que esto se debía a que los integrantes de la coordinadora no son funcionarios y que no se les puede exigir la reserva del caso. Sin embargo, después agregó que se debía a que “tienen un conflicto de intereses que colisiona con la posición del Estado en temas de derechos humanos”.

¿Y cual es el supuesto conflicto de intereses? Pues para Miguel Facundo Chinguel, Secretario Ejecutivo de este Consejo, el hecho de que el país haya perdido 23 de los 24 casos a los que ha sido sometido en la Corte Interamericana de Derechos humanos se debe a esta presencia, pues supuestamente se tenía información privilegiada.

Pero Facundo Chinguel – ex abogado del Presidente de la República y partidario de la pena de muerte – miente descaradamente. Y el encargado de desmentirlo es su antecesor en el cargo, Luis Alberto Salgado – sí, el mismo que botó Alan por no favorecer a Baruch Ivcher – que le ha aclarado a La República:

Lo expuesto por Facundo Chinguel fue negado por su antecesor, el ex secretario general del CNDH Luis Alberto Salgado, quien dijo que los observadores solo asisten a sesiones del Consejo cada tres meses, que es cuando por ley se realizan, y que en ninguna de estas, además, se hace referencia a la estrategia peruana.

“Eso no es cierto. La estrategia de defensa del Estado se diseña a partir del Grupo de Coordinación y Consultas, integrado por la jefa del gabinete del ministerio de Justicia, el director de Derechos Humanos de la Cancillería y el secretario general del Consejo Nacional de DDHH. En este grupo no participa ningún observador, y el informe que elaboran lo elevan directamente a la ministra de Justicia”, dijo.

Salgado también dio su propia explicación a las derrotas del Estado peruano en el exterior.

La mejor defensa de un Estado democrático en las instancias supranacionales es hablar con la verdad. No se defiende mintiendo y distorsionando, eso lo hace una dictadura. Es importante el reconocimiento de que el Estado peruano incurrió en violaciones, sobre la base de hacer investigaciones para deslindar responsabilidades”, sostuvo.

En otras palabras, si perdemos los casos en San José no es por culpa de que las ong’s de derechos humanos accedan a información privilegiada – que no la tienen -, sino porque los hechos relatados allí son ciertos y porque en muchos casos la estrategia no ha sido la más adecuada.

Por tanto, la abogada de Ernesto Schutz y el defensor de la pena de muerte que está en el CNDH no pasarían un detector de mentiras y la norma que se ha dado no tiene ni pies ni cabeza, sino que existe un severo olor a represalia en todo esto.

Pero debe anotarse algo más. Sí, es cierto que este gobierno menosprecia los derechos humanos. Sí, es verdad que buena parte de nuestros políticos tiene fantasmas que no los dejan dormir. Sí, es cierto que las ong’s de derechos humanos se han convertido en entidades fiscalizadoras frente al silencio de alguna prensa que prefiere el felpudo. Pero al darles el pretexto perfecto para ello, los Giampietris, las Alcortas y los Alan Garcías han podido dar el zarpazo y volver a una situación que me hace recordar los años noventa y no precisamente por el grunge.

Como para que también piensen en ello.

MAS SOBRE EL TEMA:

Salomón Lerner Febres: Este gobierno no acierta en DDHH

Francisco Távara, Presidente del Poder Judicial: Cambio en Reglamento del Consejo de Derechos Humanos fue apresurado

Walter Albán: Así aumenta la brecha con la sociedad civil

Martín Tanaka vuelve a comentar el tema

El blog del Morsa: La terapia de shock en el Perú

Fernando Tuesta: Una carta desafortunada

Pronunciamiento del Partido Fuerza Social sobre el tema

TRAMPOLIN A LA CANA

Si hay alguien que me sorprende los lunes, miércoles y viernes es el Dr. César Nakasaki. Desde que tengo uso de razón no había podido apreciar tanto cinismo en un abogado, que siempre tiene una respuesta para tratar de encubrir los duros reveses de su defensa. Lamentablemente, procurar hacer del juicio, ante la opinión pública, un símil de Macondo, hace que se pierdan de la realidad los detalles más importantes de lo ocurrido en los últimos días.

Las declaraciones de Umberto Jara y los vídeos de Santiago Martin Rivas permiten confirmar que en el país se aplicó una guerra de baja intensidad, con operativos clandestinos montados detrás de una fachada de respeto al sistema democrático – aunque claro, esto se tiró por la borda en 1992 -, los cuales, hay que decirlo, no solo fueron reprobables desde el punto de vista ético y jurídico, sino que fueron poco efectivos para pacificar al pais.

Ciertamente, el libro de Jara contiene algunas debilidades conceptuales y de metodología periodística. Sin embargo, fue por la pista correcta y entrevistó a las personas que podían tener conocimiento de la cadena de mando. De hecho, la Comisión de la Verdad y Reconciliación – con mayor detenimiento y precisión – confirma la tesis de la guerra de baja intensidad y de la responsabilidad penal del ex dictador. Allí está el acierto del testimonio del controvertido hombre de prensa. De allí en parte, los debates sobre la sanidad moral de un periodista cuestionado por su actuación de los noventa – y que Jara haría bien en responder a las preguntas que se le hacen sobre esta materia – no deben desviarnos de quien es el acusado: Alberto Fujimori Fujimori.

Pero otro elemento que debería intranquilizar a Nakasaki y a su defendido es la sentencia que la Primera Sala Penal Especial expidió ayer sobre el caso La Cantuta – que se ha visto dividido en varios mini juicios – y que condena al general Julio Salazar Monroe a 35 años de prisión. El ex jefe nominal del Servicio de Inteligencia del Ejército tiene el dudoso honor de ser el militar con más años de condena por violaciones a los derechos humanos.

Pero más importante que el número de años y de condenados resultan ser los fundamentos de la sentencia. Indica Perú.21:

Este fallo, calificado de histórico por los familiares de las víctimas, indica que el destacamento estaba adscrito al SIN y que dependía de la Presidencia de la República.

Señala que Colina realizaba torturas, eliminación y desaparición de personas como parte de una estrategia antisubversiva, aplicada en Lima y en provincias, en los primeros años del gobierno de Fujimori (1991-1993).

Considera, además, que Fujimori -hoy procesado en la Corte Suprema por este y otros hechos de violación de los derechos humanos- recibía los informes sobre dicho destacamento del entonces jefe del SIN, Julio Salazar Monroe, ya que el propio ex mandatario había dispuesto, ilegalmente, que fuera esa instancia la que se encargara de la lucha contra la subversión.

En otras palabras, esta sentencia termina desbaratando varios de los argumentos de Nakasaki:
1. Colina sí existío y fue parte de la estructura del Ejército Peruano.
2. Colina realizó sus acciones como parte de una política antisubversiva.
3. Fujimori tenía conocimiento de estas acciones y no hizo nada por impedirlas.

Aunque aún falta mucho, parece que el destino del ex mandatario comienza a perfilarse. Quizás por eso es que sus partidarios siguen insistiendo en que los juicios se ganan por encuestas o en desprestigiar a los magistrados que procesan estos casos.

Mientras tanto, el Dr. Nakasaki nos seguirá diciendo que todo marcha bien con su defendido, esperando que alguien crea sus argumentos dignos de García Márquez.

MAS SOBRE EL TEMA:
Augusto Alvarez Rodrich: Se sienten pasos
Salomón Lerner Febres: Jefe del Ejército debe agradecer que sentencia de La Cantuta separa la paja del trigo
Rolando Souza: Es injusta sentencia contra Salazar Monroe
José Ugaz: Fallo en caso La Cantuta tiene implicancias directas en juicio a Fujimori

5 DE ABRIL: UNA LOGICA QUE CONTINUA

http://www.dailymotion.com/swf/x1mcv9&v3=1&related=1

16 años después del último golpe de Estado en el país:

¿Ya no se detiene a nadie arbitrariamente? Melissa Patiño nos puede dar una respuesta.

¿Ya no hay censura en los medios de comunicación? César Hildebrandt y Juan Carlos Tafur nos podrían contar sus experiencias, como lo hicieron ayer.

¿Ya no se pide amnistías o condecoraciones a los asesinos? Basta ver al director de La Razón pidiendo poco menos que la Orden del Sol para Santiago Martin Rivas.

¿Se toleran las opiniones discrepantes? Para los líderes de opinión de diversas corrientes hay sintómas preocupantes para decir que la tolerancia es un bien escaso.

¿Ya no tenemos a los hijos de los funcionarios aprovechándose de los cargos públicos?
Miguel del Castillo y su puesto en RBC nos podrían dar un indicativo.

¿Ya no se ataca a los opositores o a quienes presentan denuncias? Quizás sea hora de inquirir a Aldo Mariátegui sobre la forma en como trata a los que no están de lado del gobierno.

¿Importan los derechos humanos en el Perú? El maltrato a Luis Alberto Salgado por parte de su propio jefe nos dará la justa medida.

Todas estas preguntas responden a conductas que el gobierno más corrupto de nuestra historia ejerció con gran gala desde un golpe que no solucionó nada. Porque no fue producto del golpe la captura de Abimael y la mentada liberalización económica no fue más que mero mercantilismo. El país se barbarizó y se volvió en el páramo donde los Montesinos, los Martín Rivas y los Sosa mataban con total impunidad, los pésimos privatizadores le hicieron un grave daño a la economía de mercado, los Crousillat y las Lauras Bozzo convertían a la televisión en una casa de citas que aplaudía las trapacerías del régimen.

Sí, Fujimori ya está sentenciado y está siendo procesado por violaciones de los derechos humanos. Pero parece que el tufo a dictadura está siendo añorado por muchos, sobre todo, por algunos que están en el poder.

Y por eso, en esta fecha, hay que decirlo, para que no se repita.

(Reportaje sobre 5 de abril: Marco Sifuentes)

LA CARNE Y EL HUESO

Esta mañana fue capturado Jesús Sosa Saavedra, el único miembro del Grupo Colina que se encontraba en la clandestinidad.

El testimonio de Sosa – si es que se anima a contar todo lo que sabe – puede ser clave para aclarar varios de los casos sobre violaciones a los derechos humanos ocurridos durante las décadas de 1980 y 1990. Su participación en hechos de sangre no se limita solo a Colina, sino también a una larga estancia en Ayacucho, en la que intervino en desapariciones y ejecuciones extrajudiciales. No en vano fue una de las fuentes principales de Muerte en el Pentagonito, la investigación de Ricardo Uceda sobre la actuación del Ejército peruano en aquellos años.

Esta captura se produce en un momento clave en el proceso a Alberto Fujimori. Ayer, Umberto Jara indicó que en el Perú se aplicó la guerra de baja intensidad, una doctrina militar norteamericana que enfatizaba en el uso de operaciones encubiertas, las cuales, en teoría, debían ser selectivas. En la versión norteamericana de esta teoría, se enfatizaba mucho en un discurso público que defendiera los derechos humanos, mientras que, en la práctica, se realizaban desapariciones y ejecuciones extrajudiciales.

En el Perú, tuvimos una versión propia de esta doctrina. Para Jara, la aplicación de la doctrina fue una respuesta a la insanía de Sendero Luminoso: Sendero hacía un atentado o mataba a alguien, el Ejercito tenía que responder con una acción similar. Ese es el famoso Ojo por Ojo que titula su libro. Lo curioso es que esta doctrina no fue necesaria para la derrota de la subversión, tal como los fujimoristas aún se empeñan en difundir.

La Comisión de la Verdad y Reconciliación también estableció que la teoría de baja intensidad fue acplicada a la peruana, con el control del SIN sobre las acciones del Destacamento Colina, una creación híbrida que tuvo a agentes del Servicio de Inteligencia del Ejército, los cuales eran insertados en los teatros de operaciones con una orden expresa a los jefes: denles todas las facilidades para que hagan su trabajo. Y ya sabemos a que trabajos nos referimos.

Dice la CVR:

“Las operaciones especiales de inteligencia forman parte de las operaciones militares regulares y no pueden ser planeadas ni ejecutadas a espaldas del jefe operativo ni del jefe de la región militar o frente contrasubversivo donde tengan lugar. Pero esto fue precisamente lo que hizo Montesinos desde el SIN. Los jefes operativos eran inducidos a dejar que se efectúen en sus dependencias operaciones especiales organizadas y dirigidas desde el SIN y el Comando Conjunto. Los objetivos y personal de esas operaciones especiales bajo control directo del SIN y del Comando Conjunto con frecuencia no estaban claros para los jefes operativos locales o les eran simplemente desconocidos. Esta estructura paralela permitió a Montesinos emplear agentes de inteligencia y personal militar de operaciones especiales para trabajos sucios como ajustes de cuentas con narcotraficanes, amenazas, chantajes y sobornos y actos terroristas contra oficiales disidentes u opositores políticos, o para operaciones psicosociales especiales, destinadas a producir cambios de conducta en el público en general, como la matanza de Barrios Altos”.

(Informe Final de la CVR, Tomo II, página 353)

Y como bien sabemos, Montesinos solo tenía un jefe en la práctica: Alberto Fujimori Fujimori. Ello lleva a la CVR a concluir lo siguiente:

“Lo más significativo de este revés de la democracia es que fue producido por la nueva estrategia de conflicto de baja intensidad. De esta estrategia se esperaba que permitieran vencer al terrorismo sin producir numerosas violaciones de los derechos humanos ni retrocesos en la difusión de la democracia en el mundo. Lo primero se consiguió en el Perú parcialmente, pero al costo de crear grupos de operaciones especiales que no sólo cometieron excesos sino que, siendo miembros regulares de las Fuerzas Armadas peruanas (miembros del SIE), se convirtieron en el principal instrumento del SIN, la agencia central de los crímenes de Estado cometidos bajo el mandato y la autoridad directa del presidente Alberto Fujimori. En vista de que las amenazas de origen interno, reforzadas por las conexiones internacionales del narcotráfico, siguen siendo actuales en el Perú y América Lina, es muy importante revisar críticamente la formulación y aplicación de las ideas estratégicas de conflicto de baja intensidad, las cuales indican aún hoy el camino viable de la cooperación internacional para la seguridad y el nivel de fuerza adecuado de la lucha contra el terrorismo”

(IF CVR, Tomo II, página 306)

Creo que por allí está la clave de este asunto.

MAS SOBRE EL TEMA:
Utero de Marita: Las declaraciones sospechosas de Sosa