PERU: 190 AÑOS

Hace algunos años, escuché a un periodista señalar que “el 28 de julio es la fiesta del Presidente de la República”. En efecto, el primer mandatario es el personaje estelar de ese día, más aún, como hoy, cuando asumirá el encargo que por cinco años le ha conferido la ciudadanía.

Hoy, a contracorriente, quisiera detenerme en el significado del 28 de julio como celebración nacional, en un país cuya identidad está llena de contradicciones.

Somos un país que reivindicamos el pasado pre-hispánico, ponemos a Machu Picchu entre las maravillas del mundo y nos enorgullecemos de Caral, la ciudad más antigua de América. Pero, al mismo tiempo, presenciamos comentarios discriminatorios en las redes sociales, nos olvidamos que la mayor parte de fallecidos durante los años de violencia vivió en las zonas más excluidas del Perú y miramos más hacia el extranjero antes que a Ayacucho o Iquitos.

Admiramos la recuperación económica chilena y queremos ser como nuestros vecinos del sur. Y al mismo tiempo, siempre que existe un problema (mayor o menor) con Chile nos acordamos de la Guerra del Pacífico, una derrota que aún no hemos terminado de procesar.

Reivindicamos la comida peruana, sin conocer la historia que hay detrás. Nos quedamos con los sabores o con la presentación del plato, pero ignoramos el proceso y el contexto en que determinado plato se generó. Nos quedamos con la mesa y su presentación, pero no con la cocina.

Estudiamos en los colegios la historia de nuestro país en base a cada uno de los gobiernos y a las obras físicas que hicieron, en lugar de contemplar procesos históricos mayores. Quizás allí se forme la pobre vocación de los políticos para emprender reformas de fondo.

Decimos amar al Perú, pero convertimos a las Fiestas Patrias en un ritual acartonado, sin color, donde se prefiere el paso de ganso al pasacalle y la ceremonia a la algarabía por ser peruanos.

Y sin embargo, este es el país al que Chabuca y Chacalón cantaron. Al que Palma, Arguedas, Vallejo y Vargas Llosa describieron en sus obras. Aquel que pudo derrotar a Sendero Luminoso y su ideología y acción totalitaria. El que condenó a Fujimori respetando el debido proceso.

Enfrentar nuestra historia y nuestras contradicciones colectivas, sin olvidar nuestras fortalezas, es la mejor manera de construir un Perú firme y feliz por la unión, como lo soñaron nuestros próceres hace 190 años.

(Columna publicada en Diario 16 el 28.07.2011)

DESDE EL TERCER PISO EN VIVO – PROGRAMA 17

En el accidentado programa de hoy – por fallas técnicas incluso se nos perdió la segunda parte del programa, mil disculpas -vimos varios temas: Chile: el espía y las elecciones, Edgar Nuñez cuestionado, conflicto en Apurímac, una evaluación de la CADE y más.

http://static.livestream.com/chromelessPlayer/wrappers/TwitcamPlayer.swf?hash=6dmc

http://static.livestream.com/chromelessPlayer/wrappers/TwitcamPlayer.swf?hash=6dsv

A UN AÑO DEL PETROGATE: NUEVAS REVELACIONES

Hoy se cumple un año desde que se conocieron los primeros Petroaudios, que destaparon el mayor escándalo de corrupción de este gobierno. Lo que comenzó siendo un escándalo producido por las intereferencias indebidas en una licitación de lotes de petróleo – y que aportó las palabras “faenón” y “honorario de éxito” al vocabulario de la política peruana -, termino siendo, de un lado,  una trama de negocios que involucraban diversos sectores y a altos funcionarios de este gobierno y, del otro, un episodio de espionaje industrial que reveló la privatización de los servicios de seguridad y las malas prácticas empresariales y estatales en un contexto de alto crecimiento económico.

Colocados en este escenario, la revelación más importante de los últimos días se produjo el viernes en Prensa Libre. Carlos Hidalgo presentó el listado de clientes públicos y privados de Business Track, un elemento que, si bien no implica en todos los contratantes la comisión de actos delictivos, si va a servir para dilucidar la pregunta de fondo de este escándalo: ¿Quién mandó a espiar y por qué? Veamos el reportaje:

Se requiere una investigación profunda en estos aspectos. Como se recordará, la hipótesis de investigación que se tiene sobre este tema es que no fueron los negocios petroleros los que desataron el espionaje, sino que, en realidad, se vinculó a las relaciones de altos funcionarios de este gobierno con empresas mexicanas vinculadas al cemento y a la banca.  Como nos indicó una fuente esta semana, en la empresa mexicana relacionada con el negocio cementero están plenamente convencidos que el espionaje vino de un competidor.  Uno de ellos lo ha negado en el reportaje anterior. Este hecho es quizás uno de los que deba investigarse más exhaustivamente.

En hechos conexos, ha vuelto a tomar relieve el rol que ha tenido César Gutiérrez, ex presidente de Petroperú, en toda la operación de los lotes petroleros. La atención mediática se ha centrado en las versiones contradictorias acerca de la relación que Gutiérrez tiene con Lili LeMasters, ex traductora y representante de Discover Petroleum, la empresa del faenón. (Ver más sobre ella en un reportaje del Utero de Marita y en un post de diciembre de 2008 en este blog).

Pero las revelaciones más importantes no vienen por esta suerte de Melrose Place de la corrupción, sino por los reales vínculos de Gutiérrez con la gente de Discover. Vía El Comercio:

El Comercio obtuvo información sobre que Gutiérrez Peña —y él la confirmó en una entrevista con este periodista— se reunió en su despacho hasta en 17 oportunidades con representantes de la empresa extranjera, como el noruego Jostein Kjaerstad, el dominicano Fortunato Canaán, el mexicano Mario Díaz Lugo y los peruanos Ernesto Arias Schreiber y León Alegría entre octubre del 2007 y setiembre del 2008. Es decir, antes de la convocatoria pública de Perú-Petro, que se efectuó el 6 de mayo del 2008.

No solo eso, Gutiérrez llegó a reunirse con Rómulo León fuera de la sede de Petro-Perú. La cita se efectuó el 31 de mayo del año pasado en la casa de Miguel Atala Herrera, vicepresidente de Petro-Perú. Fue solicitada por el propio León Alegría, quien concertó la cita con Gutiérrez a través de su correo electrónico. En esa comunicación, León se dio el lujo de establecer los puntos que se iban a tratar, uno de los cuales era el de la empresa noruega y su interés por los lotes petroleros.

Gutiérrez Peña confirmó dicha reunión en la casa del vicepresidente Atala, pero negó que allí se hablara sobre el tema de Discover. Este Diario, entonces, le preguntó al ex alto funcionario si era normal que dos integrantes del directorio de la estratégica empresa estatal —que entonces tenía negociaciones con gigantes de la industria como Petrobras (Brasil), Reliance (India) o Pluspetrol (Argentina)— se reunieran en un inmueble particular con un personaje que representaba a Discover, que ponía la agenda a tratar, la fecha de la cita y el lugar del encuentro. Gutiérrez respondió: “Yo normalmente no iba, pero aquí había un tema controversial (debido a las otras empresas que León asesoraba)”.

Este, sin embargo, no habría sido el único hecho extraño propiciado por Gutiérrez. El 22 de julio del año pasado, recibió a la delegación de Discover (encabezada por Kjaerstad e integrada por León y Lemasters, entre otros). Luego de la cita le pidió al ingeniero Luis Suárez López, jefe de la Unidad de Exploración de Petro-Perú, que acompañara al personal de la compañía extranjera a las oficinas de Perú-Petro para que conversaran con los funcionarios que tuvieran que ver con el tema de su calificación preliminar. Al respecto, Gutiérrez justificó su proceder diligente argumentado: “Eso siempre se hace”.

Estas reuniones ocurrieron sin conocimiento del gerente general de Petro-Perú, Miguel Celi, también procesado por este caso, al igual que Gutiérrez. Celi dijo a El Comercio que recién se enteró el 7 de agosto del 2008 de la intención de los noruegos de asociarse con ellos para participar en la convocatoria de Perú-Petro. Pero hay más. El 20 de agosto —dos días después de que fracasaran las posibles asociaciones con Reliance y Pluspetrol, que también estaban interesadas en la convocatoria— Gutiérrez se reunió con la delegación de Discover y decidió agruparse con ella. Todo ocurrió aquel día, en cuestión de horas, sin evaluar a esta empresa y solo confiando en la cuestionada clasificación que había pasado en Perú-Petro. Inmediatamente, ambas entidades enviaron un comunicado a esta última institución, en este informaban que iban a participar en la buena pro de los lotes petroleros.

Fue tan apresurada y hasta informal la asociación que cuando esto ocurrió, ni Petro-Perú ni Discover habían acordado el porcentaje exacto de la participación que iban a tener cada una en dicho consorcio. Recién el 4 de setiembre (14 días después del acuerdo inicial y seis días antes del anuncio de los ganadores del concurso), ambas entidades finiquitaron las negociaciones.

En resumen, el proceso en sí mismo fue irregular, no solo por el cambio en las bases técnicas, sino en el mismo procedimiento de asociación entre la empresa petrolera estatal y su par privada noruega. Estos son los reales elementos de juicio que Gutiérrez debería aclarar, más allá de las contradicciones de fechas sobre desde cuando estuvo con su pareja sentimental. Y, por supuesto, este es el centro del tema judicial que lo involucra junto a otras 13 personas. Ojo, estos datos habían sido ya comprobados por la Contraloría cuando estalló el escándalo y fueron dados a conocer por Perú.21 en su momento.

Finalmente, ayer Cuarto Poder presentó evidencia que confirmaría que Francis Allison no habría hecho asesorías para Business Track, sino que habría utilizado a este empresa como fachada para otros ingresos. Se presentaron una serie de vouchers de depósito en la cuenta de la empresa de seguridad firmados por Juan Abusabal Villegas, ex prefecto de Lima, quien dejaba plata en este cuenta un día antes que Allison pasara por caja. El ex ministro y ex alcalde había mencionado que Abusabal fue la persona que le presentó a Carlos Tomasio de Lambarri, uno de los directivos de la cuestionada empresa.  Con esta revelación, Allison se mete en un lio más grueso, que podría involucrar, incluso, una investigación por lavado de activos.

Como vemos, este caso aun tiene varias cosas que desentrañar. Y no son petróleo, precisamente.

MAS SOBRE EL TEMA:

Augusto Álvarez Rodrich: La Divina Comedia

Fritz Du Bois: Feliz cumpleaños “faenón”

SOSA, EL ESPIA Y ALAN GARCIA

 

Hoy, en el marco del juicio a Alberto Fujimori, asistió Jesús Sosa Saavedra, quien ha sido interrogado por el fiscal Avelino Guillén. La línea de preguntas de la mañana y la tarde ha procurado corroborar, en forma cronológica, la serie de revelaciones que dio a Ricardo Uceda, para la elaboración del libro Muerte en el Pentagonito.

El ex miembro de Colina comenzó con el pie en alto, al señalar que dos de los ex Comandantes Generales del Ejército que habían declarado en el proceso habían mentido. Las alusiones a Nicolás Hermoza Ríos y José Villanueva Ruesta Pedro Villanueva fueron bastante obvias.

Pero lo que viene resaltando la prensa es el testimonio de Sosa sobre la captura y asesinato del espía ecuatoriano Enrique Duchicela, ocurrido en 1988, a quien se le ejecutó por haber conseguido secretos militares peruanos. Sosa apunta alto en sus acusaciones:

“Fui llamado por el coronel Oswaldo Hanke para realizar este trabajo. (Hanke) me informó que esta era una orden expresa del presidente de la República, Alan García Pérez, me acuerdo que esto fue en mayo o junio de 1988″, dijo.

“Al término de la misión yo fui a conversar con el coronel Hanke a su despacho, estando allí por el videoteléfono lo llama el comandante general y es felicitado por haberse realizado con éxito la operación y le expresa las felicitaciones del presidente de la República (Alan García Pérez) lo cual me consta porque yo estaba en la oficina del coronel Hanke”, contó ‘Kerosene’.

Cabe mencionar que García, entrevistado por Uceda para su investigación, negó su participación en los hechos. Pero quedó una pregunta flotando para el periodista: ¿cómo informó el Ejército de los hechos al Presidente?

El proceso penal seguido por este hecho involucra tanto a Sosa, como a sus superiores inmediatos – Oswaldo Hanke y Harry Rivera – y tres suboficiales que participaron en la ejecución y posterior incineración de los restos del espía ecuatoriano. García ni siquiera ha sido llamado como testigo en dicho proceso. Luego de esta declaración, ¿seguirán sin llamarlo?

Quizás ahora se entiende mejor porque García no profirió palabra alguna sobre derechos humanos durante su mensaje del lunes.

MAS SOBRE EL TEMA:

Utero de Marita: Kerosene echa a Alan

Elite Sadomasoquista: ¿Para quién juega Sosa?

MONTESINOS, EL COLABORADOR INEFICAZ

Montesinos

La noticia del día no es la captura de Lady Bardales, ni tampoco un round más de la pelea Alan – Evo (donde suscribo íntegramente lo dicho por Farid Kahhat), sino la declaración del testimonio de Vladimiro Montesinos como ineficaz para el proceso seguido a Fujimori.

En términos jurídicos, ello quiere decir que lo que dijo Montesinos el lunes no será tomado en cuenta para el proceso. Y aunque aún queda pendiente el pedido de Nakazaki para que vuelvan a llamar al ex asesor, lo cierto es que lo que hace la Sala Penal Especial es correcto, dado que el socio de (a) “Presidente” se burló de todo el mundo – sobre todo, del Fiscal José Antonio Pelaez -, siendo la causa fundamental de esta decisión la actitud de Montesinos de quedarse callado cuando ya estaba con 3 horas encima de discurso. San Martín y compañía han calificado correctamente de “conducta lesiva” a una patraña digna de abogado de Azángaro.

Lo cierto es que, tomada o no esta decisión, el testimonio de Montesinos no había aportado gran cosa al fondo del proceso. La cantinflada – como bien lo retrató Carlín ayer en La República – sirvió para tres cosas fundamentales.

La primera de sus intenciones era ejecutar venganzas personales contra posibles testigos que lo incriminen – Máximo San Román, Rafael Merino Bartet – o contra el fiscal Avelino Guillén. Todos ellos – salvo Merino – le han respondido en público, negando cada acusación.

La segunda era limpiar su pasado: yo no era abogado de narcos, no me expulsaron del Ejército, mandaba espías a Ecuador, no tuve nada que ver en el encubrimiento de Cayara. Para cualquiera que le de una leida a alguno de los libros de la bibliografía sobre Fujimori y Montesinos, se dará cuenta que lo dicho por (a) “Asesor” es falso. ¿Desconocimiento de la realidad? Más que eso, intento de limpiarse.

Y la tercera intención era limpiar a su jefe, del cual se reconoció como su subordinado. Y lo hizo con tal poco sentido de la realidad que terminó enfatizando más la imagen de socio y cómplice, que los fujimoristas han intentado negar por años. (Se acuerdan: “Montesinos es Montesinos y sus delitos son sus delitos”, Chino rata dixit). Todo ello ha convertido a la defensa del ex dictador en un gran Babel, donde están involucrados los amnistiadores, los que siguen hablando de inocencia, los que dicen que vale matar en algunos casos y ahora, su compinche.

Que el fiscal Pelaez haya tenido un interrogatorio pusilánime no convierte a Montesinos en un super – hombre. Esa es la imagen que nos quiso dar. La decisión de la Sala Penal Especial lo devuelve a su lugar patético, a su verdadera faz: la del corruptor que hizo del país su chacra, junto a Alberto Fujimori.

MAS SOBRE EL TEMA

César Hildebrandt: Pobre Montesinos

Santiago Pedraglio: Montesinos – AFF: limpiador y subordinado

DOS DE LA DECLARACION DE MONTESINOS

Ayer Rosa María Palacios hizo notar, tanto en un comentario en el Utero de Marita, como en una entrevista prolongada con Gustavo Gorriti, el siguiente detalle del interrogatorio de ayer a Vladimiro Montesinos:

Pregunta de Pelaez: ¿Pueden cometerse delitos por razón de Estado?
Respuesta de Montesinos:Si.

Como posteriormente comentó RMP, la “razón de Estado” no ha sido más que el pretexto perfecto para cometer crímenes en nombre de una dictadura. Habiéndose declarado subordinado de Fujimori, esta frase le fue letal al Chino. Ahora se entiende porque Nakasaki dijo que Montesinos lo había perjudicado.

Para quienes se perdieron los detalles, vean este video de Utero.tv, que compila las 4 horas de audiencia de ayer:

Pero no estos no fueron los únicos detalles curiosos, en medio de una declaración con alusiones a Kissinger, a la supuesta balcanización del Perú e historias de espías que hacen quedar a John Le Carre como mero narrador de cuentos.

Ayer Estela Valdivia repartió el video que veremos a continuación y que ha sido colgado por Agencia Perú. Es la famosa conversación entre Abimael Guzmán, Elena Iparraguirre y Montesinos de la que se habló en la audiencia:

http://www.agenciaperu.tv/player_sembebido_final.swf?file=undefined&file2=7382&file3=undefined&thumbsinplaylist=true&height=333&width=592&image=1_7382G&displayheight=333

Apunta Luis Jochamowitz:

La rutina quedó establecida cuando, a falta del libro que seguía en intensa pero hipotética preparación, mandó a hacer un video con escenas de sus conversaciones con Abimael. Si bien el video nunca ha sido propalado al público, muchas personas que frecuentaban el segundo piso pueden hacer su sinopsis. En las primeras imágenes las cumbres del Huascarán anunciaban el título: Aluvión en los Andes: el locutor, la música, hasta el nevado Huascarán, todo resumaba un inevitable estilo militar. Luego, con el fondo musical de Frank Sinatra cantando “My Way”, Abimael escenificaba un momento de “recordación sentimental” que supuestamente debía conmover al espectador. Hacia la mitad de la cinta, la caída del muro, la puerta de Brandemburgo tomada por las muchedumbres y el fondo musical de la Novena Sinfonía de Beethoven ofrecían un Guzmán reanimado, siguiendo gozosamente el himno que celebraba el fin del sueño comunista. Finalmente volvía Frank Sinatra, esta vez con “New York, New York”, y se podía ver a los protagonistas principales firmando las “Cartas de paz”. El video duraba aproximadamente cuarenta y cinco minutos, y como una marca de fábrica del coronel Huamán, el audio era deficiente. Vladimiro se encargaba personalmente de la exhibición de la cinta y detnía las imágenes para hacer comentarios al paso o mostrar fotografías que ilustraban mejor cada detalle.

(Vladimiro, Vida y Tiempo de un corruptor, Lima, El Comercio, 2002, p. 102)

De esta descripción, lo que se puede ver es la parte de “homenaje” a Sinatra y a Beethoven. Y si mi memoria videográfica no me falla, este es el momento previo a la famosa firma del “Acuerdo de Paz”, que fuera presentado por Fujimori en octubre de 1993, antes del referéndum de la Constitución. Como vemos, el psicosocial fue la marca de fábrica del régimen desde su inicio.

Pero, ¿por qué Montesinos saca a la luz esto ahora? El video fue entregado por Estela Valdivia con un mensaje claro: demostrar que, de alguna manera, a pesar de ser un subordinado, Montesinos tenía parte de la sartén por el mango, en el campo de la lucha antisubversiva.

Así que, más allá de las miraditas, los egos siameses se siguen disputando ciertas paternidades que no les corresponden a ninguno de ellos, mientras que sus verdaderas criaturas, sus crímenes, aún esperan una sentencia.

MAS SOBRE EL TEMA:

Augusto Alvarez Rodrich: Uña y mugre

Juan Paredes Castro: ¿Le ha hecho bien Montesinos a Fujimori?

Fernando Vivas: No fue cinismo

César Azabache: El silencio equivocado

Luis Vargas Valdivia: El último psicosocial

José Ugaz: El testigo impropio

Uri Ben Schumel, director de La Razón, sigue justificando matanzas

Jorge Bruce: Quedó claro que son más socios que nunca

El Blog del Morsa: Montesinos y Fujimori

Cámara de Gas: Carta abierta al Fiscal Pelaez

Pepitas: Sacando conclusiones de la presentación de Montesinos

El Blog de Cayo: My Way

BALANCE POLITICO DE MEDIO AÑO

Alan García: Termina un semestre complicado y le espera un mes de movilizaciones sociales. Ha acentuado sus rasgos intolerantes frente a cualquier tipo de crítica, lo que evita que los mecanismos de diálogo y concertación tengan algún tipo de éxito. No tener oposición consistente le permite gobernar sin mas contratiempos que las críticas de la prensa. El paquete de normas emitido esta semana termina siendo su reforma más importante de los dos años, pero sin consolidación institucional que exhibir, podría terminar en lo mismo que los noventa, claro, sin autoritarismo, pero con debilidad estatal.

Luis Gonzales Posada: Una de las Presidencias más grises que recuerde el Congreso en su historia.  La demora en el caso Tula Benites y el papelón de la reforma constitucional frustrada han marcado a un Congreso sin agenda clara y que delegó en el Poder Ejecutivo las normas más importantes. A pesar de ello, gracias a la debilidad opositora, Javier Velásquez Quesquén tiene aun grandes opciones de ser Presidente del Congreso.

Ollanta Humala: Viene procurando conseguir la formación de un frente de izquierda que consolide su candidatura al 2011 y marcando un perfil opositor en el plano económico. El problema es que no aparece encabezando las movilizaciones sociales y, en provincias, las bases del PNP piensan más en las elecciones regionales. Por default, sigue ocupando el lugar de “cuco” de la derecha.

Lourdes Flores: Intenta volver a la escena pública con un discurso más social y menos de derecha que García. Sin embargo, su ausencia y el matrimonio tirante con Solidaridad Nacional, además de las disputas internas en el PPC, han impedido que sea este discurso el que se consolide. Mayor presencia pública en el segundo semestre podrían hacerla encabezar la oposición, pero la táctica que viene privilegiando UN es un corset demasiado grande para ello.

Luis Castañeda Lossio: Las encuestas lo siguen favoreciendo, pero viene quedando más en claro que su gestión tiene severos límites, reflejados ya no solo en una clamorosa ausencia de visión de ciudad, sino en las limitaciones de sus obras, que todos los limeños padecemos. Al igual que Alan, no se aprovecha más sus errores para capitalizar un movimiento ciudadano que procure una mejor administración municipal.

Alejandro Toledo: Entre viajes de ida y venida, no ha perdido presencia política. Busca ser el representante del sector de centro, por lo que sus críticas a AGP se han acentuado en los últimos meses. La carencia de un partido sólido sigue siendo su principal lastre.

Alberto Fujimori: Con menos margen de maniobra que hace meses. Si bien sus partidarios políticos y mediáticos lucen envalentonados y siguen blandiendo encuestas, lo cierto es que su futuro se juega en un tribunal y no en las calles o en una confrontación con el gobierno, del que se vienen desmarcando. La intención de la amnistía revela cierta resignación ante lo que puede ser un fallo judicial adverso.

El peligro: Que Alan se crea cosas como esta (ver a partir del minuto 0:40):

http://www.agenciaperu.tv/player_sembebido_final.swf?file=12-Intro&file2=7312&file3=video&thumbsinplaylist=true&height=333&width=592&image=1_7312&displayheight=333

Y no, no es un chiste que le quita seriedad a este análisis. Todo lo contrario, refleja algo bastante peligroso para un país como este: un presidente que se crea monarca sin controles.

Por ello, la conclusión seria: necesitamos una oposición de verdad, urgente.