Cipriani pelea por el Papa

Papa Cipriani

El cardenal Juan Luis Cipriani vuelve al ojo de la tormenta. Su estrategia para aprovechar la visita papal con fines terrenales causa resquemor en el resto de la Iglesia Católica peruana. Esta es la historia. 

En prudente silencio, el gobierno decidirá la sede de la misa con la que Jorge Mario Bergoglio finalizará sus actividades en Perú el 21 de enero de 2018. La elección será comunicada por el ministro Alfonso Grados Carraro, encargado de la visita papal y cercano al movimiento conservador Pro Eclessia Sancta.

Aunque los voceros oficiosos de Cipriani achacan al “ateísmo” de los ministros Jorge Nieto y Carlos Basombrío el posible cambio del lugar de la celebración litúrgica, fuentes gubernamentales refieren que su preocupación central es la integridad de los fieles católicos en dicha ceremonia.

La seguridad de los ciudadanos de un país depende del Estado. Y el Estado es laico, más allá de los vínculos históricos que tenga el Perú con la Iglesia“, sentencia el periodista Ramiro Escobar. “Hay una discusión absurda a mi juicio, que ni siquiera debería existir“, añade. “Existe un deseo de estar cerca al Papa y conducir un ritual para mejorar la imagen del cardenal“, enfatiza el analista internacional.

El presidente del Congreso de la República, Luis Galarreta, respaldó a una comisión de allegados al cardenal y solicitará un informe a Grados. Y el congresista aprista Jorge del Castillo, amante de causas conservadoras, está a favor de mantener la liturgia en la Costa Verde.

Esta polémica ha destapado el partido propio del Arzobispo de Lima para la visita papal. Un juego que no hace feliz a sus colegas.

lobby Cipriani
El abogado Martín Santivañez y la periodista Diana Seminario son de los voceros del Arzobispado de Lima para la visita papal (Foto: Congreso de la República)

LAS REDES DEL CARDENAL

Oficialmente, la Conferencia Episcopal Peruana es la encargada de la visita. El coordinador general es Norberto Strotmann, obispo de Chosica, y las cuestiones mediáticas son supervisadas por Miguel Cabrejos, arzobispo de Trujillo. Se conformó un equipo donde la figura más prominente es el exministro del Interior José Luis Pérez Guadalupe, reconocido teólogo cercano a posturas progresistas en materia social.

La regla en la CEP es que ningún obispo tenga más figuración que los demás durante la estancia del pontífice. Sin embargo, Cipriani viene incumpliendo dicho acuerdo, lo que, según fuentes eclesiales, ha generado fuertes resquemores en buena parte de los obispos.

Comprobamos que el Arzobispado de Lima cuenta no solo con una página web propia para la visita papal. También tiene cuentas en Twitter y Facebook distintas a las creadas por la CEP. Llama la atención que el portal esté a nombre de la Universidad San Ignacio de Loyola y que su jefe de marketing digital, Christian Núñez Herrera, figure como administrador, según verificamos en Whois. Cipriani es doctor Honoris Causa por la casa de estudios fundada por el exvicepresidente Raúl Diez Canseco Terry.

Martín Santiváñez Vivanco, vocero en la conferencia del último miércoles, es decano de la Facultad de Derecho de USIL. Columnista del diario Correo, sus piezas de opinión fustigan a los sectores liberales y de izquierda y propugnan que el país debe obedecer a su raíz católica. Junto a Diez Canseco suscribió un comunicado de respaldo a Cipriani en 2015, luego de que El Comercio detectó varios plagios en sus columnas y decidió no publicar más sus artículos.

Una exeditora del diario más importante del país figuró como vocera de prensa. Diana Seminario es conocida por sus posturas conservadoras sobre el aborto y la unión civil. Junto a otras editoras, marcó un claro apoyo al cardenal -a quien entrevistó siempre en forma amable- desde las páginas del periódico entre 2008 y 2014. Si bien hoy El Comercio disiente de las posturas cardenalicias, mantiene a Seminario como columnista habitual todos los lunes.

La web del Arzobispado sobre la gira muestra como “director ejecutivo de la Visita Apostólica del Papa” al sacerdote Luis Gaspar, vocero en el conflicto con la PUCP. El conocido publicista Carlos Raffo responde oficiosamente en Twitter a quienes cuestionan la sede de la Costa Verde. Raffo asesoró al Sodalicio de Vida Cristiana en la crisis desatada por las denuncias contra la organización católica.

Ellos han difundido en sus redes sociales la posición del exviceministro del Interior Dardo López Dolz sobre los presuntos peligros que acarrearía hacer la misa papal en la Base Aérea de Las Palmas, alternativa que baraja el gobierno. Él también suscribió el pronunciamiento de notables luego de los plagios cardenalicios.

conferencia-episcopal-papa-e1515005553712.jpg
La visita papal desata una nueva tormenta entre los obispos más moderados y el Arzobispo de Lima (Foto: Perú.21)

¿POR QUÉ CIPRIANI QUIERE LA SEDE DE LA COSTA VERDE?

En redes sociales, los adeptos al cardenal reconocieron que uno de sus intereses por mantener la sede playera es que Cipriani sería el primer concelebrante de la celebración eucarística. Si se realiza en Las Palmas, dicho honor correspondería al obispo castrense Juan Carlos Vera, un moderado dentro de la Iglesia Católica. Y si la misa se hace en las afueras de la ciudad, los beneficiados serían los obispos de Carabayllo, Chosica o Lurín.

Fuentes eclesiales nos indicaron hace algunas semanas que el cardenal busca ser presidente de la Conferencia Episcopal Peruana en marzo próximo. Pero la actitud del prelado viene generando antipatías internas que le impedirían llegar al puesto por quinta vez consecutiva.

Similar opinión tiene Wilfredo Ardito, abogado y observador de la actualidad católica. Él nos indicó que Francisco ha nombrado a obispos moderados en plazas otrora conservadoras, lo que complica que Cipriani presida la CEP.

Nuestras mismas fuentes también nos indicaron que el arzobispo limeño procura que el Papa avale sus posturas conservadoras en la misa limeña. “Por algo quiere el lugar donde se cierra la Marcha Por la Vida“, nos manifestaron. Sin embargo, resulta difícil que ello ocurra.

En temas sociales, Bergoglio tiene posturas más liberales que su colega limeño. Escobar refiere que el Papa dará un mensaje fuerte en materias ambientales y en contra de la trata de personas en Puerto Maldonado. Y si bien el pontífice no dará un mensaje a favor del aborto o la unión civil, “puede marcar algunas diferencias con Cipriani en materia de familia“, señala el periodista.

Ardito recuerda que “este Papa dice que los divorciados pueden comulgar, que el aborto es un pecado que puede ser perdonado por cualquier sacerdote y busca una mayor comprensión frente a los gays”. Estas posiciones le han generado críticas conservadoras en Europa y Estados Unidos y, a criterio del docente de la PUCP,  descolocarían a Cipriani y a los evangélicos más radicales.  Pero el abogado reconoció que un sector de fieles solo espera consuelo y fortaleza en las palabras papales antes que un mensaje social.

Un tema complicado para la visita es el caso de los abusos en el Sodalicio de Vida Cristiana. Escobar indica que si bien Francisco es más enérgico que sus predecesores frente a la pederastia, aún tiene vacilaciones y este caso lo recuerda. Mientras que Ardito matiza que, si bien hubo un manejo polémico del tema, un sacerdote diocesano acusado de abusos en San Martín está preso desde hace un mes. El Vaticano no ha señalado si habrá una reunión con las víctimas de Luis Fernando Figari y otros dirigentes sodálites.

A pesar de nuestra insistencia, ni el Arzobispado de Lima ni la Conferencia Episcopal Peruana nos brindaron una versión oficial sobre los hechos aquí narrados. Sin duda, la procesión va por dentro en la Iglesia Católica nacional.

(Publicado originalmente en La Mula)

 

 

 

Advertisements

Sin juego de local

elecciones-en-perc3ba.jpg

El sábado 16 de septiembre, Susel Paredes renunció a su puesto en el Ministerio del Interior, para postular a la alcaldía de Magdalena. Ella expresó que haría su campaña a través de “Vivo Por Magdalena”, movimiento en formación.

Sin embargo, su sueño podría frustrarse. Hace una semana, la Comisión de Constitución aprobó un dictamen que impediría la participación de organizaciones provinciales y distritales en las Elecciones Municipales 2018. Esta nueva regla cuenta con el beneplácito de varios analistas políticos, como José Carlos Requena.

Ambos defienden sus posiciones con argumentos bastante plausibles. Lea ambos puntos de vista y saque su propia opinión.

Susel Paredes
Susel Paredes apuesta por ir al Sistema Interamericano de Derechos Humanos para postular por su propia organización local (Foto: La República)

SUSEL PAREDES: ORGANIZACIONES LOCALES PARA LOS VECINOS NO REPRESENTADOS POR LOS PARTIDOS

Susel Paredes hizo un alto a su campaña para alertar sobre lo que considera un atropello. A su criterio, “lo que quiere el proyecto es monopolizar la participación en elecciones locales de los partidos políticos“. En su visión, Alianza Para el Progreso, partido que propuso la iniciativa, busca parar a la competencia directa con un proyecto que vulnera el derecho a la representación política.

Para la abogada, no son atendibles los argumentos de la Comisión de Constitución sobre la paulatina poca importancia de las organizaciones locales en los procesos municipales. “Hay alcaldes con décadas en el puesto y fueron electos por movimientos locales, como (Augusto) Miyashiro (Chorrillos) y el propio (Francis) Allison (Magdalena)”.

La reconocida activista no quiere postular por un partido nacional, porque su propuesta es vecinal: “Por eso voy a las casas a hablar con cada vecino. La calidad de la comunicación candidata – vecino es suprema. No hay otra que la supere”. Estima que la presencia de organizaciones locales ayudaría a los partidos políticos: “La competencia va a fortalecer las bases de los partidos locales. Si tú vas por los distritos buscando los locales de los partidos, vas a encontrar muy pocos que están activos“. Está a favor que los movimientos locales tengan continuidad luego de las elecciones municipales y rindan cuentas sobre los gastos de campaña.

Otra objeción que encuentra Paredes es que hay un cambio de reglas para las elecciones 2018, cuando ya existen precandidatos haciendo campaña. Ella ha ahorrado para afrontar la contienda sin necesidad de trabajar para el Estado o para privados, como gesto de ética política. También se resiste a pagar una cuota a un partido nacional para ser candidata.

La precandidata a la alcaldía de Magdalena apuesta a una vía legal para detener este cambio normativo: una medida cautelar ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Ella estima que un amparo o una acción de inconstitucionalidad no le permitirían defenderse a cabalidad y espera que otros movimientos se sumen. Y deja una metáfora futbolística para los partidos en el Congreso: “Porque maten a Messi, Cueva no va a hacer más goles. Yo lo quiero vivo para demostrar que Cueva es mejor“.

José Carlos Requena
José Carlos Requena está a favor de desaparecer organizaciones que, a su criterio, complican el sistema político peruano (Foto: Encuentro.pe)

REQUENA: PARTIDOS NACIONALES FRENTE A ORGANIZACIONES QUE DISPERSAN EL SISTEMA POLITICO

En la orilla contraria, José Carlos Requena está a favor de la medida aprobada por la Comisión de Constitución para desaparecer las organizaciones políticas locales: “no son pasibles de una rendición de cuentas adecuada, desaparecen al terminar la elección y parte del éxito de un diseño institucional está basado en reglas más o menos rígidas. Lo que pierdes en representatividad, lo ganas en legitimidad“.

El socio de 50+1 Grupo de Análisis Político también le da la razón al Congreso sobre la decreciente importancia de estas organizaciones: “Con data de 2014, hicimos un mapeo sobre los distritos afectados por el Niño Costero y de 56 casos solo 4 correspondían a movimientos locales. Te hablo a nivel provincial. Si aterrizamos a nivel distrital, esa cifra puede ser menos significativa“.

Requena estima que, en realidad, la continuidad de las listas provinciales y distritales no aporta al fortalecimiento de la política peruana: “Las organizaciones locales le agregan desorden a nuestro sistema político“. También señala que ningún político de fuste ha salido de estos movimientos de carácter vecinal. “Lo único que hacen es promover los personalismos políticos en un escenario donde hay consenso en fortalecer los partidos“, señala en clara alusión a los eternos alcaldes Miyashiro y Allison, quienes dejarán sus puestos en 2018 por la prohibición de reelección de burgomaestres.

El analista político sí coincide con Paredes en una objeción: esta regla no debería aplicarse para las elecciones municipales 2018. “Para salvaguardar la integridad del proceso, lo más sensato sea guardar esta modificación para la siguiente elección, para evitar suspicacias“. Sin embargo, Requena estima que la posibilidad de cobro de cupos para poder acceder a una lista distrital o provincial también puede generarse en una organización local.

Finalmente, el analista se muestra contrario a tratar a Lima como una región para estos efectos, como plantea Enrique Cornejo, otro de los posibles afectados con esta disposición, pues su movimiento “Contigo Ciudadano” se considera de carácter provincial. “Estamos llenos de excepciones que no sé qué tanto bien hace un tratamiento especial“, concluye Requena.

(Publicado originalmente en La Mula)

 

 

El candado (leguleyo) de la Bankada

Bankada

Este jueves, Fuerza Popular aprobó una modificación del Reglamento del Congreso contraria al sentido al fallo del Tribunal Constitucional sobre el transfuguismo. Mientras hay movidas en todas las bancadas, Kenji Fujimori está más solo que nunca. La historia de una semana complicada en el parlamento. 

El martes 12, los fujimoristas Daniel Salaverry, Rolando Reátegui, Úrsula Letona, Karina Beteta, Rosa Bartra, Héctor Becerril y el aprista Javier Velásquez Quesquén presentaron una iniciativa veloz para modificar algunos artículos del Reglamento del Congreso de la República.

Ellos se adelantaron por un día a la publicación del fallo del TC que declaraba inconstitucional el recorte de derechos a los congresistas que renunciaban o eran expulsados de su bancada de origen. La sentencia permitía la creación de nuevas bancadas o la adhesión a las ya existentes de estos parlamentarios.

Originalmente, el proyecto se discutiría al día siguiente. Sin embargo, la cuestión de confianza presentada por Fernando Zavala demoró los planes. Ello dio tiempo para que el bloque parlamentario Nuevo Perú presentara su solicitud para ser bancada. El Consejo Directivo presidido por Luis Galarreta accedió al pedido zurdo.

Con los votos fujimoristas y apristas, la propuesta de Fuerza Popular fue aprobada. Así, se creó un nuevo candado para evitar una diáspora en la bancada mayoritaria.

Tuesta
Fernando Tuesta estima que Fuerza Popular ha buscado blindar a su bancada de nuevas disidencias, vulnerando la sentencia del Tribunal Constitucional (Foto: La República)

LA LEGULEYADA HECHA REGLAMENTO

Desde hoy, los congresistas renunciantes a su grupo por separación de su alianza electoral o quienes sean expulsados y consideren que sus derechos fueron vulnerados tendrán la opción de formar un grupo mixto parlamentario. Pero a condición de una aprobación previa del grupo parlamentario original o, en segunda instancia, por el Consejo Directivo del Congreso.

Para el politólogo Fernando Tuesta, la norma escamotea lo señalado por el TC: “Fuerza Popular puede determinar que no existe violación de derechos y convertir en un calvario la salida de un congresista“. Todo queda en manos fujimoristas.

La norma tiene otro inconveniente: no contempla a los congresistas suspendidos, ni a los renunciantes por cuestiones de conciencia o discrepancias con la dirección del grupo parlamentario. Ello vulnera la sentencia del TC.

La abogada y periodista Rosa María Palacios recordó para este informe que fue difícil obtener un fallo en el Tribunal, dado que había dos votos claros en contra. Para ella, la resolución es adecuada porque distingue entre “transfuguismo ilegítimo” y disidencia. Pero estima que será difícil cuestionar la modificación al Reglamento del Congreso, debido a que el magistrado Augusto Ferrero Costa requirió los votos fujimoristas para acceder al TC.

Para Tuesta, el único objetivo de la medida es mantener la unión del fujimorismo en el Congreso: “Fuerza Popular sabe que es probable que su bancada se rompa, que es lo que le interesa más que normar una regulación sobre el transfuguismo“. Palacios coincide: “les interesa partir a todas las bancadas, menos la suya. Es una jugarreta de Galarreta“.

Kenji
Así lucía el avatar del congresista Kenji Fujimori en Twitter el último viernes. Una clara protesta, pero solitaria.

LA SOLEDAD DE KENJI FUJIMORI

Palacios estima que el perdedor político en esta pugna fue Kenji Fujimori. Él votó solitariamente en contra del cambio del Reglamento del Congreso y de la censura al gabinete Zavala. Ella explica por qué sus supuestos 23 leales votaron en bloque con el resto de su grupo:

“Les han ofrecido la reelección. Los blindaron en la Comisión de Ética o los van a limpiar a cambio de su lealtad. La posibilidad que Kenji les ofrezca un futuro diferente es remota, pues él pensaba hacerle un golpe de Estado a Keiko. Pero tiene que convencer a un consejo directivo copado por ella y a una asamblea que es el candidato del 2021. Y no tiene inscripción alternativa”

En la interna fujimorista se habla de una encuesta que les daría 100 congresistas en caso se censure a un segundo gabinete de PPK y se convoque a nuevas elecciones al Congreso. Se desconoce si las cifras son verdaderas.

La libertad de Alberto Fujimori, punto único de la agenda kenjista, se ha diluido. El comunicado partidario por el aniversario de la captura de Abimael Guzmán ni siquiera menciona al líder histórico.

Tuesta tiene una opinión similar: “Hay quienes votaron por temor. Pero tampoco estoy tan seguro de la lealtad de los kenjistas“. Las disidencias en votaciones han sido menores.

Una muestra de la soledad política de Kenji es el uso de “fujitrolls” para crearle memes falsos y así indisponerlo con el resto de la Bankada, como reportó Utero.pe.

Rosa Maria Palacios
Para Rosa María Palacios, la bancada de Alianza Para el Progreso se mantiene firme gracias a un liderazgo político tradicional cómo el de César Acuña (Foto: Rosa María Palacios.pe)

LAS OTRAS MOVIDAS

Tuesta estima que la creación de la bancada Nuevo Perú, siendo legal, tendrá un problema con el financiamiento partidario, pues recaerá por entero en el bloque liderado por Marco Arana: “No es poca cosa. Eso lo reciben gracias a que eran 20 parlamentarios originalmente y el Frente Amplio se queda con todo siendo la mitad“.

Por su parte, Peruanos Por el Kambio parece salvarse, momentáneamente, del riesgo de una escisión. Incluso han sumado a la independiente Patricia Donayre a sus filas: el gobierno suma a una aliada y ella recupera visibilidad política.

Mientras que la solidez partidaria de Acción Popular y el APRA les permite tener bancadas sin disidencias mayores, en Alianza Para el Progreso la clave estaría en su líder: “Acuña maneja las relaciones con sus congresistas en forma tradicional: los lleva a almorzar o de viaje a ver a (Luis) Iberico que es embajador en Roma. Él indica que se apoye al gobierno marcando cierta distancia“, concluye Palacios.

Finalmente, la posibilidad de una bancada evangélica liderada por Julio Rosas se ha diluido. No solo por la norma recién aprobada, sino porque los pastores y sus seguidores se convencieron que es mejor estar en todas las fuerzas políticas para obtener sus objetivos conservadores.

Así es la situación actual en el Congreso de la República.

(Publicado originalmente en La Mula)

 

 

 

 

¿Atrapados con Sendero?

Abimael Guzman hoy

Un cuarto de siglo después de la caida de Abimael Guzmán, aparece una serie de libros que reflexionan sobre el fenómeno senderista y el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) que capturó al mayor criminal de nuestra historia. A la par, las liberaciones de Maritza Garrido Lecca, la bailarina que devino en guardiana del Comité Central senderista, y de Martha Huatay, dirigente terrorista, generan inquietud en muchos peruanos. La genuina preocupación da paso a los epítetos antes que a políticas públicas serias.

¿Por qué seguimos atrapados en el periodo de violencia más importante de la historia republicana? Intentamos una explicación.

GEIN
Miembros del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) que capturó a Abimael Guzmán. Su legado recién es reconocido en toda su magnitud. (Foto: Caretas)

LA DISPUTA SOBRE LA CAPTURA

Jamás van a perdonar que hayamos sido policías“. Así se refirió un suboficial miembro del GEIN ante la Comisión de la Verdad y Reconciliación, en alusión a las Fuerzas Armadas.

Alberto Fujimori creó una “memoria salvadora” sobre la derrota de la subversión; solo él y los militares vencieron a Sendero Luminoso y al MRTA. Por ello, debían olvidarse las violaciones a los derechos humanos cometidas en la lucha contra el terrorismo.

Carlos Paredes, periodista y autor del libro “La Hora Final”, señala que “se nos ha querido contar una historia que justifique el 5 de abril y lo que vino luego”. También resaltó los celos militares frente al éxito policial. La versión castrense sobre el conflicto, contenida en el libro En Honor a la Verdad, va en esa línea. Solo un párrafo alude en concreto a la captura de Guzmán.

El reciente texto de Paredes rescata la historia del GEIN. Para él, la captura de Guzmán fue un esfuerzo individual de un grupo de policías, sin constituir una política estatal ni gubernamental, o una iniciativa institucional. “Los miembros del GEIN no reclaman títulos heroicos, pero quieren contarle a la gente en qué consistió su trabajo“, señala el periodista.

Antonio Zapata, historiador y autor del libro “La Guerra Senderista: hablan los enemigos“, coincide con Paredes, pero da méritos a la Policía como institución: “El hecho que la PNP constituya un organismo con esta misión, con gente y recursos, es el gran factor de la victoria del Estado sobre Sendero“. También resalta el rol del controvertido exministro aprista Agustín Mantilla – fallecido sin esclarecerse judicialmente su vinculación con un comando paramilitar – al apoyar esta iniciativa.

También se suman los errores cometidos por la dirigencia senderista. Elena Iparraguirre, número 2 de la organización, reconoció a Zapata que no manejaron el aislamiento de la cúpula frente a la militancia, ante las capturas del GEIN. Asimismo, la líder terrorista indicó que los militantes senderistas de la década de 1980 no tenían la misma consistencia ideológica que sus pares fundadores. “El único criterio para ingresar a Sendero era la disposición para entrar a la lucha armada“, enfatiza el historiador.

La CVR resaltó en su Informe Final el papel crucial del GEIN. Su presidente, Salomón Lerner Febres, nos indica: “la captura nos deja una enseñanza. A este tipo de fenómenos, más que combatirlos con la violencia, se les combate con la inteligencia“. Precisamente, la falencia de la clase política peruana durante el conflicto.

maritza garrido lecca
Maritza Garrido Lecca, la guardiana de Abimael Guzmán, dejará la prisión este lunes. Su salida ha activado las alarmas en un importante sector de nuestra sociedad. (Foto: El Comercio) 

EL FANTASMA QUE PERSISTE UN CUARTO DE SIGLO DESPUÉS

Un sector de ciudadanos aún teme un posible retorno a los coches bomba, asesinatos y masacres. Paredes coincide con esta percepción por una razón:

Todavía no hemos triunfado del todo contra SenderoNuestro triunfo ha sido categórico, pero militar. Esas ideas utópicas de la revolución, el proletariado y la Nueva República Democrática del Perú siguen vigentes en muchos senderistas que ya salieron de la prisión

Para Lerner Febres, existe una grave inacción de la clase política frente al Informe Final del grupo de trabajo que presidió entre 2001 y 2003. Si bien la CVR condena claramente a Sendero Luminoso, no deja de señalar responsabilidades en actores políticos vigentes, como el fujimorismo y el aprismo. “Se ha descuidado tener una memoria clara de lo que pasó y establecer una enseñanza crítica frente a ideologías letales“, afirma. Para él, hay otro espacio que genera estas inquietudes ciudadanas:

Si tuviéramos cárceles donde se fomentara un clima de resocialización y los presos no fueran tratados como cosas arrumadas, podríamos estar menos angustiados por estas liberaciones de los terroristas que fueron condenados“. 

El filósofo señala que, más allá de la indignación que producen las salidas de Garrido Lecca y Huatay luego de cumplir con su pena, la sociedad peruana debe respetar las decisiones judiciales.

Para Zapata, este recelo se funda “en la continuidad de Sendero durante estos veinticinco años, su reciclaje en la lucha política, el avance de Movadef evidenciado en la huelga de maestros“. Cuando le preguntamos si el fujimorismo aprovechaba esta intranquilidad, sentenció:

“Cuando ves este mamarracho que han puesto en el Congreso reproduciendo la jaula de Abimael Guzmán, es claro que esto es intencional y que tiene como fin contar que solo ellos derrotaron a Sendero Luminoso”. 

La sociedad peruana debe enfrentar un problema: ¿qué hacer frente a los miembros de Sendero Luminoso que salen de prisión y persisten en sus ideas?

Lerner Febres respaldó acciones de inteligencia frente a las actividades de los senderistas en libertad, pero considera que se debe ir más allá de lo estrictamente policial. Mientras que Paredes estima que la confrontación directa de ideologías caducas como la senderista, harán mucho más que una respuesta indignada.

Es necesaria una respuesta más allá de la legítima indignación ciudadana. Conocer más nuestra historia es un primer paso.

(Publicado originalmente en La Mula)

 

 

El caso Sodalicio en el limbo

Figari Roma

Una investigación fiscal que avanza lentamente. Una moción para la indagación parlamentaria que no es debatida en el pleno del Congreso de la República. Una propuesta para una comisión de la verdad sobre abusos sexuales sin luz verde en Palacio de Gobierno. Mientras Luis Fernando Figari prosigue su exilio dorado en Roma, el Sodalicio de Vida Cristiana oscila entre el silencio estratégico ante los medios y el cabildeo discreto. Esta es la historia de la poca preocupación estatal sobre uno de los mayores escándalos eclesiales en nuestro país. 

Desde febrero de 2017, el Sodalicio de Vida Cristiana no emite pronunciamiento alguno sobre los abusos físicos, psicológicos y sexuales cometidos por varios de sus dirigentes en la mayor parte de su historia. Canal S, espacio destinado en redes sociales para ello, se encuentra abandonado. Tampoco hay referencias en la página web de la institución sobre los avances en la implementación de las recomendaciones hechas por las comisiones investigadoras internas presididas por Manuel Sánchez Palacios e Ian Eliott. El tema ha desaparecido. 

El silencio es estrategia, refiere Pedro Salinas, periodista que ha dedicado la mayor parte de la década actual a indagar y denunciar los graves hechos cometidos en la entidad conservadora fundada por Luis Fernando Figari en 1971. Acontecimientos que han generado deserciones masivas, así como el repudio de buena parte de la opinión pública a la entidad.

Pero el Estado peruano no se viene comportando a la altura de las circunstancias con las víctimas. En las instancias que deberían investigar el caso, la lentitud y la lenidad son las características. Este informe alerta sobre la posibilidad de impunidad en el caso Sodalicio. Ello se sumaría al pronunciamiento de la Santa Sede que confina a Figari a una vida de recogimiento y meditación en una casa en Roma, con todas las comodidades del caso, sin posibilidad de venir al Perú a responder ante la justicia.

figari-abogado-e1515008648660.png
Luis Fernando Figari aún no ha sido citado nuevamente a declarar en la nueva investigación que se le sigue ante el Ministerio Público (Foto: El Español)

MINISTERIO PÚBLICO: AVANCES LENTOS

A fines de marzo de 2017, parecía que el caso Sodalicio se encaminaba a una vía de justicia. El fiscal superior Frank Almanza decidió que la denuncia presentada por los exsodálites José Enrique Escardó, Óscar Osterling, Pedro Salinas, Martín y Vicente López de Romaña sobre secuestro, lesiones graves y asociación ilícita para delinquir debía ser nuevamente investigada.

Almanza detectó que la indagación de la fiscal María del Carmen Peralta tenía graves deficiencias: testigos que no fueron llamados, peritajes descartados, interrogatorios conducidos en forma ineficiente y carencia de fundamentos adecuados.

Peralta fue suspendida en sus funciones durante un mes por el Ministerio Público, debido a estos errores y omisiones. Esta decisión ha sido apelada por la representación legal de los denunciantes, encabezada por el abogado Héctor Gadea, porque ha sido considerada como insuficiente.

Actualmente el caso se encuentra a cargo de la fiscal María del Pilar León Pizarro, titular de la 18° Fiscalía Provincial Penal de Lima. La investigación ha sido declarada compleja, por lo que ella tiene 8 meses para indagar.

Gadea nos confirmó que la fiscal viene tomando declaraciones a testigos y víctimas de los abusos cometidos en el Sodalicio. También ha hecho pedidos de documentación a la entidad católica sobre diversos aspectos de su manejo institucional. Él también refiere que las indagaciones avanzan de forma lenta y nos explica los motivos:

Una fiscalía común no se da abasto para un caso de tanta complejidad. Ello sobrepasa las capacidades institucionales de la misma. Esa es la explicación por la que solicitamos siempre que sea una fiscalía de criminalidad organizada la que esté a cargo del caso. Este tipo de instancia se dedica a casos puntuales, con bastantes recursos humanos y de infraestructura, con mayores plazos para que puedan ver una investigación de esta naturaleza. Las normas sobre criminalidad organizada brindan al Fiscal de la Nación la facultad de enviar un caso a este tipo de fiscalías”.

Hasta la fecha, el Fiscal de la Nación Pablo Sánchez Velarde no ha enviado este caso a las Fiscalías Especializadas en Criminalidad Organizada. La fiscal León Pizarro pidió el traslado del caso, pero su pedido no ha sido atendido.

Salinas nos confirma que el caso se maneja con lentitud, aunque vislumbra algunos avances. “No me han vuelto a llamar a declarar, pero están comenzando a convocar a personas que estaban en la lista original que no fue tomada en cuenta por la fiscal Peralta. Algunas de estas personas declararon para el libro Mitad Monjes, Mitad Soldados y otras no”. El periodista nos confirmó que la fiscal León ya ha solicitado el volumen sobre los abusos en la entidad católica conservadora.

 

Paola Ugaz, periodista que colaboró con Salinas para el mencionado libro y quien continúa con sus indagaciones sobre el Sodalicio, expresa sentimientos mixtos ante la actuación del Ministerio Público “Todo está muy lento. Están presentándose documentos y están convocando a varias personas. La situación sin duda ha mejorado, porque se ha incorporado a gente que la fiscal Peralta no llamó nunca, como los miembros de la Comisión de Ética“.

Para Ugaz, el punto crucial de la investigación fiscal es que se pruebe la existencia de una organización criminal. De la misma opinión es el congresista Alberto de Belaúnde, quien también nos refiere su preocupación por la lentitud con la que viene actuando el Ministerio Público. Sin embargo, el parlamentario oficialista señala una posible pista de indagación que podría ser atendida por las autoridades:

“Un abusador de las características de Figari no deja de serlo de la noche a la mañana. Si se investiga en serio, se podrían encontrar casos de abuso sexual que no hayan prescrito. Lo mismo con otros líderes de la organización”.

Actualmente, la investigación recae sobre Figari, el sacerdote Jaime Baertl, el exfuncionario de la Organización Internacional del Trabajo Virgilio Levaggi, así como en miembros actuales del Sodalicio como José Ambrozic, Eduardo Regal, Óscar Tokumura y Erwin Scheuch.

Si bien el Sodalicio no se ha pronunciado sobre esta nueva investigación, Gadea señala que la entidad católica no viene colaborando adecuadamente con las investigaciones. De hecho, el abogado nos refirió que el SVC viene buscando que la fiscal León Pizarro emita de una vez su informe, para que la investigación se cierre. La institución tampoco está entregando información solicitada por el Ministerio Público. “Uno es el discurso hacia la tribuna y otro hacia la fiscalía”, refiere Gadea.

Alberto de Belaunde - La Republica
Alberto de Belaúnde insistirá en su pedido para crear una comisión investigadora sobre el Sodalicio en el Congreso de la República (Foto: La República)

CONGRESO DE LA REPÚBLICA: UNA MOCIÓN EN SUSPENSO

De Belaúnde presentó hace unos meses una moción multipartidaria para la creación de una comisión investigadora sobre el caso Sodalicio. En marzo pasado, fue rechazada por el Consejo Directivo del Congreso de la República. Para el parlamentario, esta decisión fue antireglamentaria, porque estas mociones deben ser vistas en el Pleno.

Si bien se logró que la moción pase a la agenda del Pleno, no ha sido discutida hasta el día de hoy. “Es potestad del presidente del Congreso de la República definir cuando se debate”, refiere el congresista oficialista. Sin embargo, el actual titular de dicho poder del Estado, Luis Galarreta, fue bastante duro como vocero de Fuerza Popular frente a este pedido de creación de la comisión investigadora.

De Belaúnde mantiene cierto optimismo sobre la aprobación de su pedido: “Yo creo que tarde o temprano este tema se va a poner en debate.  Estamos ante un caso de interés público, de carácter emblemático y lo que aprendamos de esta investigación, dará importantes lecciones para nuestro país y nos permitirá modificar el marco legal para que estos casos no se repitan”.

En la conversación que sostuvimos, resaltó la importancia del tema a partir de lo ocurrido con el sacerdote chileno Abel Pérez Ruiz, integrante de la congregación Marista, sindicado por 14 personas por abusos sexuales y que actualmente está en el Perú.

Salinas es más pesimista ante la posibilidad de una comisión investigadora, sobre todo, por las coincidencias entre el Sodalicio y Fuerza Popular

“No se va a mover absolutamente nada. Y si se mueve algo, va a ser un gesto de efecto para la tribuna. Porque en un congreso donde la mayoría la tiene el fujimorismo, que es un aliado táctico del Sodaliciono hay forma que se cree una comisión investigadora del caso. Digo que es un aliado tácito porque cada vez que hay marchas por la vida, contra la unión civil o cualquiera donde la Iglesia Católica – entendida como Opus Dei, Sodalicio y todo el grupo más conservador – y los evangélicos más recalcitantes, están ellos”. 

Diversos medios de comunicación han dado cuenta que uno de los asesores principales de Keiko Fujimori, Pier Figari, es pariente del sacerdote sodálite Juan Mendoza. Figari es conocido por ser uno de quienes “baja línea” al interior del grupo parlamentario mayoritario, junto a a la asesora Ana Vega. Y si bien Kenji Fujimori manifestó públicamente su posición contraria a enterrar el caso, su núcleo de más de veinte congresistas también tiene a parlamentarios evangélicos con más de una coincidencia con el Sodalicio.

La organización católica conservadora mantiene vínculos familiares con otros líderes partidarios. Luis Castañeda Lossio es tío de Germán Doig, fallecido vicario del Sodalicio acusado de abusos sexuales. Ugaz refiere que “con Solidaridad Nacional hay una afinidad. Tienes el caso de la entrega del terreno de Ancón al Sodalicio para que hagan un cementerio”. El exparlamentario del PPC Juan Carlos Eguren – hoy dedicado a la gestión de intereses – es tío del miembro del Consejo Directivo sodálite Carlos Neuenschwander. Ambos comparten las mismas posiciones conservadoras.

Un vínculo mayor es el existente entre el expresidente Alan García y el sacerdote Jaime Baertl, quien durante años fue el hombre fuerte de las finanzas de la institución. Baertl bautizó al hijo menor del exmandatario, cuando aún ocupaba Palacio de Gobierno. “La relación no se ha roto para nada. Baertl es cercanísimo a Alan García”, refiere Ugaz. Sin embargo, parlamentarios apristas sí se mostraron a favor de la investigación parlamentaria.

Congreso de la República - LR
Miembros del Sodalicio visitaron el Congreso de la República para para la comisión que investigaría a la institución. Sus reuniones no fueron registradas (Foto: La República) 

De hecho, el Sodalicio hizo gala de sus influencias políticas para parar la moción presentada por De Belaúnde. El congresista nos confirmó que miembros de la entidad católica acudieron al Congreso de la República para hacer presión en contra de su pedido y reveló un hecho bastante grave:

Lamentablemente no existe registro de sus visitas a las instalaciones del Congreso de la República. Ello no es difícil que pase. Basta que un miembro de la oficina del congresista que autoriza la entrada ingrese con ellos al edificio para que no quede registro alguno de la visita, lo cual está mal. Debe ser obligatorio que cualquier persona se registre y la información sea de acceso al público.

De acuerdo con la versión del parlamentario, “el actual responsable del Sodalicio en el Perú fue quien visitó a distintos congresistas de distintas bancadas dando el mensaje que este tema no debería ser visto por el Congreso y mintiendo al señalar que la comisión atacaría a la Iglesia Católica como institución”.

Según pudimos conocer por diversas fuentes que se mantienen en reserva, fueron varias personas ligadas al Sodalicio de Vida Cristiana quienes esgrimieron ante los congresistas de diversas bancadas que la comisión serviría como instrumento contrario al cardenal Juan Luis Cipriani y para revisar el Concordato, tratado entre el Perú y la Santa Sede que otorga beneficios de diverso tipo a la Iglesia Católica. De Belaunde desmintió que el grupo de trabajo hubiera tenido este último propósito.

Solicitamos reiteradamente al Sodalicio de Vida Cristiana una versión sobre estas visitas al Congreso de la República, sin obtener una respuesta oficial o extraoficial sobre las mismas hasta el cierre de este informe.

Australia Comision Abusos Sexuales
Australia ha formado una Comisión Real para investigar abusos sexuales a menores de edad. ¿Un modelo para exportar al Perú) (Foto: Reuters) 

PODER EJECUTIVO: UNA LLAVE AUN NO UTILIZADA

En febrero pasado, De Belaúnde viajó a Australia. Allí conoció la experiencia de la Comisión Real de Respuesta Oficial a los Abusos Sexuales a Menores, grupo de trabajo creado por el Poder Ejecutivo para investigar casos vinculados a diversas instituciones. “Lo que ha sucedido es que el 65% de denuncias registradas corresponden a la Iglesia Católica. Es un trabajo muy serio, mas de dos años”, refiere el parlamentario.

Para Salinas, el esquema australiano es interesante y podría ser tomado en cuenta en nuestro país: “Yo soy partidario de tener a Australia como referente. Se puede hacer una comisión de la verdad a nivel nacional, porque estas cosas no solo pasan en Lima. En esta investigación de largo aliento, se ha involucrado al cardenal George Pelt, el número 3 del Vaticano, quien manejaba las finanzas de la Santa Sede”.

De Belaúnde coincide en contar con una suerte de comisión de la verdad para investigar casos de abusos a menores“Esto podría salir con un Decreto Supremo del Poder Ejecutivo. Lamentablemente, aún no ha existido la voluntad política para ello, admite el parlamentario oficialista.

Salinas se muestra escéptico sobre la posibilidad de creación de una comisión de este tipo por parte del actual gobierno. “Cuando tienes gente en el Poder Ejecutivo a cargo de la visita del Papa, yo no espero ningún tipo de ánimo fiscalizador”, sostiene el periodista.

Ugaz comparte la misma impresión: “Es un gobierno muy frágil“. Y también detalla que el Ministerio de Educación tampoco actuó para supervisar a los colegios del Sodalicio: “Ni siquiera se hizo una visita de campo. De hecho, cuando pasó la denuncia en el caso Juan Borea – promotor del colegio Héctor de Cárdenas acusado de tocamientos indebidos a menores – , la procuradora fue al plantel. En este caso, no pasó nada. Algunos padres de familia denuncian es que han vuelto los sodálites a los colegios vinculados a la organización, sobre todo al San Pedro”, refiere la periodista.

Hace dos meses, padres de familia que tenían a sus hijos en el Colegio San Pedro decidieron denunciar al plantel ante INDECOPI para que se les devuelva la cuota de ingreso y se les reintegren los gastos hechos para trasladar a los menores a otros colegios. La entidad administrativa ha declarado el caso como confidencial. Erickson Molina, patrocinante de los apoderados de los exalumnos del colegio sodálite, confirmó esta decisión y se excusó, por ello, en dar mayores detalles sobre el caso.

Quizás ahora se entiende mejor el silencio en las sedes de Camacho y San Borja de la golpeada, pero aún poderosa, institución conservadora.

(Publicado originalmente en La Mula)