Los fariseos y la “ideología de género”

genero

La “ideología de género” no existe.

Se trata de una chapa puesta por los sectores más conservadores de la Iglesia Católica y algunas iglesias evangélicas frente a lo que consideran sus demonios: el reconocimiento que existen orientaciones sexuales distintas a la heterosexualidad y que el género es una construcción social que se aprende mediante los distintos procesos de socialización. En la visión de estas organizaciones, se destruirá la célula básica de la sociedad: la familia.

Claro está, estos grupos se refieren a la familia como una nomenclatura donde solo se concibe un tipo de estructura: papá, mamá e hijos. Otros tipos de familia simplemente no existen.Evidentemente, en esta concepción, la sexualidad única y exclusivamente está ligada a la reproducción.

Y, por supuesto, en esta visión, el aborto debe ser absolutamente penalizado, las parejas del mismo sexo no deben ser reconocidas legalmente y, además, se debe atacar a todo aquel que se oponga a esta visión. Principalmente, a la “izquierda marxista”, al “liberalismo anti familia” y, en términos internacionales, a la Organización de las Naciones Unidas.

Este discurso, que podría habernos parecido confinado a los sectores más recalcitrantes del Partido Republicano, ya se encuentra presente en América Latina. Y básicamente están orientados a dos sectores: salud y educación.

Precisamente, las banderas se han enfocado en los últimos meses a este último campo.

Este es uno de los volantes que, tanto por redes sociales como en las inmediaciones de los colegios, se han venido circulando por estos días. Volantes que no solo son abiertamente homofóbicos, sino también absolutamente mentirosos.

Ayer la periodista y abogada Rosa María Palacios – a quien nadie podría calificar de atea o agnóstica – se dio el trabajo de revisar el Currículo Nacional de Educación Básica aprobado por la actual gestión del Ministerio de Educación. Y la conclusión es clara: estamos ante una lectura abiertamente farisea de un documento políticamente correcto y que, incluso, podría terminar siendo inocuo.

Luego de hacer la misma chamba que Palacios, uno se pregunta en qué mente un sujeto puede imaginarse que impulsar la educación sexual o la no discriminación por causas de sexo u orientación sexual es casi la defunción de la familia. La única razón es que estemos ante un fanático. Y que ese fanático esté tratando de manipular los miedos más básicos en una sociedad que oscila entre el conservadurismo y la indiferencia frente a este tipo de temas para tratar de bajarse al objeto de sus odios: el ministro de Educación.

Por cierto, Jaime Saavedra ya se ha preocupado de aclarar este punto en una entrevista dada a El Comercio el día domingo:

—Ya que hablamos del currículum, ¿por qué es usted agente de una ideología que pone en peligro a la familia?
[Sonríe] La ideología de género me la tendrían que explicar. Lo que sí puedo decir es que queremos que nuestros chicos aprendan e interioricen la igualdad de género. No es que chicos y chicas sean iguales, sino que deben tener los mismos derechos y oportunidades. No podemos decir que las niñas tienen que ser enfermeras y profesoras –ahora, si lo quieren ser, fantástico–, pueden ser bomberas, astronautas o lo que quieran.

—Y si los chicos quieren jugar con muñecas y las chicas con tractores.
En buena hora. En los colegios especiales, en los internados, hay más mujeres que hombres. Lo que sí está mal es que hay más deserción escolar en nuestras chicas y en parte se debe al embarazo adolescente, que no se está reduciendo.

—Entonces, la educación sexual tiene que ser parte del currículum.
Tiene que serlo, las que pagan las consecuencias son las chicas porque ellas son las que desertan.

Como esto no les resultó, los impulsores de esta campaña se han ido por criticar una serie de guías de educación sexual integral donde se contenían una serie de relatos orientadores para discutir estos temas. Pero estas guías estuvieron vigentes durante años sin que nadie dijera nada y, además, ya han sido retiradas de circulación, dado que se tendrán nuevos documentos adaptados al nuevo currículo. Y ahora quieren impulsar una marcha el 16 de diciembre contra el Ministerio de Educación por un documento que no contiene la demonización que dicen tener.

Pero la campaña esgrimida en el Perú no tiene mucha imaginación. De hecho, es un calco de lo ocurrido en Colombia.

Meses antes del plebiscito para el Acuerdo de Paz, el Ministerio de Educación de Colombia lanzó una cartilla para la discusión en la escuela sobre los derechos de las personas con distintas orientaciones sexuales. Si bien el documento no era sustancialmente distinto a aquellos que ya manejaba el Estado colombiano – incluso durante el gobierno de Uribe -, el hecho que la ministra de dicho sector fuera Gina Parody, quien ha hecho público que es lesbiana, provocó los ataques de los estamentos más conservadores de la sociedad de su país. El tema escaló cuando Parody pasó al comando de la campaña del Sí.  Ella renunció luego que el gobierno perdiera el plebiscito, pero esta política de Estado se mantendrá durante el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Una respuesta a esta campaña la dio Mara Viveros, directora de la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional de Colombia:

La expresión “ideología de Género” es una forma tendenciosa de presentar los estudios feministas y de género como una teoría al servicio de una ideología. Esta postura conservadora, que ya se ha expresado en países como Francia, o recientemente en Brasil, defiende un orden “natural” de género, como una verdad absoluta y rehúsa entender la feminidad y la masculinidad como normas culturales sujetas a variaciones históricas.
Ante cambios sustantivos en la sociedad colombiana estos sectores han reaccionado, enarbolando el fantasma de la ‘ideología de género’. para amedrentar a los padres de familia con una supuesta “colonización homosexual” de las aulas por parte de la comunidad LGBTI.
De este modo buscan deslegitimar los conocimientos producidos sobre las relaciones de género y sexualidad y los logros alcanzados, por medio de largas y difíciles luchas del movimiento feminista.
El tema en cuestión nos muestra cuán lejos estamos todavía del punto en que la equidad de género y los derechos sexuales hagan parte del pacto común de la sociedad colombiana.

Como ven, se combatieron los mismos argumentos esgrimidos en Colombia. Pero este no es el único elemento que demuestra el calco y copia de la campaña.

En nuestro vecino del norte, comenzaron a elaborarse videos como este:

Que se parecen mucho a este video que comienza a circular ahora en nuestro país:

No es en vano tampoco que conocidos activistas católicos conservadores, como el sacerdote Luis Gaspar y la periodista Diana Seminario – si, la misma que proponía a Keiko Fujimori convertirse en un símil peruano de Donald Trump -, también hayan retuiteado contenidos contrarios al Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y las FARC, basados en la monserga de la “ideología de género”. Y también han estado con la misma cantaleta frente al ministro Saavedra. Y lo mismo podríamos decir de varios fujitrolls que ahora han pasado a filas definidamente conservadoras en temas valorativos.

Pero no son las únicas coincidencias colombianas. Ayer el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, reapareció en un evento realizado en la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera, donde se inició la campaña “con mis hijos no te metas” y se suscribió un documento.

De acuerdo con el video donde aparece Castañeda – quien estaba con descanso médico -, también estuvieron presentes el congresista Julio Rosas (junto a su hijo) y otros parlamentarios, el sacerdote Luis Gaspar, el exparlamentario Humberto Lay, entre otros líderes evangélicos.

Pero también habían dos políticos colombianos en la ceremonia.

La diputada por Santander Ángela Hernández ha sido de las más fervorosas combatientes contra las guías del Ministerio de Educación de Colombia sobre no discriminación por razones de género y orientación sexual. Aunque está en el oficialista Partido de la U, sus simpatías políticas están más cercanas a Álvaro Uribe. Y sus declaraciones en contra de personas homosexuales podrían ser tranquilamente suscritas por el congresista Rosas. De hecho, al leer sus entrevistas, uno puede darse cuenta que es campeona en el “no soy homofóbica, pero…”.

Mientras que el regidor Marco Fidel Ramírez también va por la misma línea. Así le escribió hace unos días al Presidente Juan Manuel Santos, según la revista colombiana Semana:

El tema de la llamada ideología de género también aparece en la carta. Señala el concejal que se introdujeron “conceptos antropológicos y sociológicos que atacan los principios constitucionales de la familia y la crianza de los hijos, tales como ‘diversidad de género’ y ‘orientación sexual diversa’”. Además dice que existe una “imposición despótica para doblegar la institucionalidad colombiana bajo una peligrosa dictadura de la diversidad sexual”.

Al final señala que la paz no será posible ignorando a Dios, excluyendo a los líderes religiosos y cuando atropella el concepto de familia. “Presidente, le ruego respete el ¡No! de los colombianos y le pido, en nombre del pueblo cristiano evangélico que me eligió, que no le haga “conejo” a Colombia, no le entregue el país al comunismo, ni a la corruptora ideología de género”.

Y, de hecho, el famoso hashtag #ConMisHijosNoTeMetas fue ya usado en otras campañas similares en México y Chile. Es decir, todo esto no tiene nada de original.

Y es que en realidad, resulta poco cristiano que ciertos grupos católicos y evangélicos discriminen al prójimo, tal como señala la propia Biblia a la que pretenden anteponer a la Constitución y a la Ley. A esto se le llama fariseismo.

11 thoughts on “Los fariseos y la “ideología de género”

  1. Me parece tendencioso su articulo al final al decir que estan discriminando al pronimo.homosexual, trans o bi metiendo a Dios aca yo como padre de familia doy mi punto de vista y es que uno no discrimina simplemente prefiero portejer a los niños que son influenciables sobre todo en primaria para que no tengan siquiera la idea o mejor dicho la mala idea de experimentar que se siente besarse libremente entre niñas o niños. Para mi es algo aberrante eso se tambien que si una niño o niña nacio homosexual no hay casi nada que se pueda hacer para evitar que lo siga siendo tambien quiero reservarme el derecho como padre de que es lo que quiero que le enseñen a mi hijo e hijas dentro lo moral y normal por eso nadie esta discriminenado al negarse a querer que asus niños les enseñen esa parte de la curricula escolar simplemente por el hecho que hay muchos maestros y maestras gays que pondrian mucho énfasis en ese punto por eso les comunico que tanta indignación siento ante esto que jamas e ido a una marcha ni siquiera en el No a Keiko q dicho sea. Paso me parece detestable ella y su familia pero ahora se trata de mis hikos y tengo 3 pedqueños en etapa primaria que si ire y gritare con toda mis fuerzas el rechazo a que le enseñen esos temas nada mas no a rechazar alos homosexuales

    Me gusta

  2. Qué vergüenza. Utilizan todo tipo de argumentos e incitan el temor de los padres para traerse abajo a un Ministro a como dé lugar. Se nota que hay intereses supermillonarios de por medio. Y eso pasa por no leer, por dejarnos llevar como carneros por políticos corruptos a quienes les interesa un comino la educación pública.

    Me gusta

  3. Ay Godoy, que dificil es jugar ludo cuando tu rival quiere jugar ajedrez 🙂
    Partamos de una premisa: los peruanos religiosos ven a la homosexualidad como un pecado horrendo: por las puras vas a discutir con ellos o tratar de bajártelos en la web al llamarlos “fariseos”, “homofobicos” y demas. Tu “boquillazo” virual fracasa cuando al frente hay alguien ultraconvencido de una idea, y que hasta cree tener apoyo firme de un ente invisible y todopoderoso llamado “Dios”. Mejor pidele a Marisa Glave o Vero Mendoza que apoyen la privatización de Petroperú y Sedapal y llamen “dictador brutal” a Fidel Castro 🙂 es más fácil.
    Los conservaduros peruanos (de toda religión y pelaje) han decidido hace rato jugarsela en contra de todo mensaje que -en el curriculo escolar- pretenda insinuar que la homosexualidad es “una elección” y no una “desviación”. Ellos saben que la meta final del lobby LGBT es legalizar el matrimonio homosexual con plenos derechos pero que ese mismo lobby teme lanzar semejante iniciativa en país tan machista como el Perú.
    Respuesta de los ultras: romper los planes del lobby LGBT desde el saque, cortarles el paso hacia la legitimación en el discurso escolar, y mover su propio lobby congresal para purgar toda mención en el curriculo escolar a los homosexuales (como si desaparecieran al no mencionarlos).
    Además, me parece imbécil y frívolo que el lobby LGBT insista ferozmente en discutir en las aulas peruanas que sus gustos son legítimos y válidos, cuando lo URGENTE es educación sexual en los colegios peruanos ¿por qué?:
    – Con un índice elevadísimo de embarazo adolescente,
    – con ignorancia compartida paterno/filial sobre métodos anticonceptivos,
    – con un activo machismo que promueve la violencia contra la mujer como parte de la “hombría”,
    – con pánico a mencionar enfermedades de transmisión sexual para “no cortar el vacilón a los chibolos”, y
    – con un curriculo que parece creer aún que los chicos esperan tener DNI para tener sexo (prefieren ignorar que la edad de iniciación sexual de los peruanos ahora ronda en los 13 años)

    ¿Es PRIORITARIO enseñar que la homosexualidad es “opción y no desviación”?

    Resulta hasta infantil pretender respeto a los homosexuales cuando el machismo peruano sigue insistiendo en el desprecio brutal hacia la mujer a todo nivel (educativo, laboral, social) desde varios frentes (prensa, autoridades, colegio). Empecemos por los cimientos y las columnas. Después pensemos en el tipo de techo que queremos.

    Me gusta

  4. Godoy, eso del género y de que la sociedad te hace así o asá es un cuento antiguo y errado, la ciencia ya ha demostrado que las diferencias entre hombres y mujeres son naturales y residen en la estructura del ADN. Lo del género no pasa de ser una construcción ideológica que -al igual que el marxismo- se quiere hacer pasar por ciencia.

    Me gusta

  5. Acá se cree que el ADN determina el comportamientos, asumiendo que los seres biológicos, incluidos los humanos, viven en el aire, en el Olimpo o Asgard. NOOOO!!! los seres biológicos viven en un contexto ecológico y social, y éste también influye en nuestro bagaje genético porque desde siempre ha existido un feedback entre nuestra composición biológico genética y nuestro entorno socioambiental. ¿O crees que el ADN nunca cambia según los procesos evolutivos y de adaptabilidad de estos seres? Además, si nuestro ADN es casi el mismo en toda la humanidad, ¿por qué car%$#jo existen cientos de formas culturales y sociales diferentes en el mundo? El mundo no se reduce a “diferencias naturales de hombres y mujeres”, hay roles, normas, creencias, comportamientos que incluso van contra esa “naturalidad”. Leer más a Lewontin, a Jay Gould, a Dawkins, a Kamin, a Cavalli Sforza, en vez de a Julio Rosas, Gaspar, Seminario, etc.

    Me gusta

  6. POR NATURALEZA LOS SERES HUMANOS SÓLO PODEMOS SER O VARÓN O MUJER Y ESTA ES LA REGLA, LA EXCEPCIÓN SON LOS QUE TIENEN TENDENCIA HOMOSEXUAL O LESBIANA, CONSTITUYEN LA MINORÍA. A ESTAS PERSONAS SE LES RESPETA COMO TALES PERO NO PUEDE LEGISLARSE EN FUNCIÓN DE ESTA MINORÍA. ADEMÁS LA LEGISLACIÓN NO PUEDE IR EN CONTRA DE LA REALIDAD DE LA NATURALEZA. NO PORQUE EL GOBIERNO PROMULGUE UNA LEY QUE DIGA QUE LOS SERES HUMANOS DEBEN VIVIR 300 AÑOS LA NATURALEZA VA A “OBEDECER” ESA LEY. SOMOS SERES HUMANOS QUE NO PODEMOS CAMBIAR TODO LO QUE SE NOS ANTOJE. DEBEMOS PROTEJER A NUESTROS NIÑOS, ENSEÑARLES A DEFENDERSE, PERO NO CONCIENTIZARLOS A QUE LA DESVIACIÓN SEXUAL ES NORMAL, SI A MIRAR CON MISERICORDIA A LOS QUE VIVEN EN ESTAS CIRCUNSTANCIAS PERO TAMPOCO OBLIGARLES A ACEPTARLOS COMO SI FUESE NORMAL. LO NORMAL ES SER HOMBRE O MUJER NO HOMOSEXUAL NI LESBIANA. QUE JESUCRISTO ILUMINE A NUESTROS GOBERNANTES.

    Me gusta

  7. IDEOLOGIA DE GENERO: LA NATURALEZA RECLAMA SUS DERECHOS

    “El Señor observa desde el cielo a los hijos de Adán, para ver si hay alguno sensato que busque a Dios “(Salmo 13,2).
    “Dios no está entre los que aman al mundo. Es injusto abandonar al Creador del mundo, y amar al mundo, sirviendo a la criatura más bien que el Creador” (San Agustín).
    Todos sabemos que vivimos y nos movemos en una cultura descristianizada y por consiguiente deshumanizada. Dios ha sido desplazado y el hombre ha ocupado su lugar.
    Una antropología sin Dios, es un rechazo a la auténtica identidad del hombre mismo, de su naturaleza y por consiguiente de su género.
    El concepto de realidad de la naturaleza, ha sido reemplazado por la CONSTRUCCION, la autoconstrucción a través de procesos culturales. Pregunto: ¿Puede aceptarse que no exista ninguna naturaleza “dada”, que todo sea expresión de nuestra libre voluntad, y que incluso la biología no sea más que cultura?
    Hoy se suele afirmar: “El ser humano puede escoger libremente su sexo”. Para muchos, ya no se admite que la “naturaleza” tenga algo que decir, es mejor que el hombre pueda amoldarse a su gusto, tiene que liberarse de cualquier presupuesto de su ser: el ser humano tiene que hacerse a sí mismo según lo que él quiera, sólo de ese modo será “libre” y liberado.
    Es curioso que el marxismo en el pasado era el virus intelectual de todo Occidente y estaba de moda la “lucha de clases”, es decir, entre ricos y pobres. Entre la burguesía y el proletariado. En nuestro tiempo actual, las feministas de género trasladan este enfoque a la lucha entre sexos. Entre la clase opresora que son los varones y la clase oprimida que son las mujeres.
    Muchas mujeres ven el matrimonio como una lucha de clases, estructuras de poder y de opresión. Ya no hay nada que sea natural en el matrimonio: todo es una construcción cultural y, por tanto, cambiable a voluntad. En otras palabras, hay que desaparecer a los hombres y a las mujeres, ya no existe lo masculino ni lo femenino. Hay que REHACER el matrimonio porque en esta vida, todo es cambiable. Hoy se puede hacer mujer con un cuerpo de hombre o viceversa: cada uno se debe construir su identidad afectivo-sexual. Puedo rehacer MI sexualidad.
    Hoy soy hombre, mañana me apetece ser mujer y me cambio de sexo. Hoy soy mujer, pasado mañana me apetece ser hombre y me implanto un pene. Esta construcción genera la destrucción del matrimonio y la familia. Ya no hay diferencia entre el hombre y la mujer, cualquiera puede casarse con su mismo sexo.
    Recordemos lo dicho por la feminista Celia Amorós: “La supresión de la familia es el objeto fundamental a conseguir. Con el fin de la familia y del tabú del incesto la sexualidad se vería liberada, erotizando toda la cultura.”
    El ser humano tiene que ser su propio creador, como dice el Demonio a nuestros primeros padres: “seréis como dioses”, tiene que ser como Dios. En consecuencia lo importante en el ser humano no es su biología, sino el rol social y cultural que asume, lo que nos permite escoger el sexo y cambiarlo, si así lo estimamos oportuno.
    Con esta mentalidad donde no hay diferencia entre lo masculino ni lo femenino, no existe causas naturales ni biológicas, todo se debe a determinaciones sociales.
    Tener cuidado con los profesores porque no vaya a suceder que cuando el niño llegue a casa diga a sus padres: “El profe nos ha dicho hoy que si quiero, puedo ser chica, y mi hermana, chico”.
    Quien no reconoce la realidad de la naturaleza humana, rechaza la existencia de un orden objetivo que rige los comportamientos.
    Tenía razón Sartre: “Si Dios no existe (o no existiera) todo está permitido; en efecto, sería imposible distinguir el bien del mal.
    El género ya no coincide con el sexo. Se ha producido una revolución lingüística como resultado de un proceso de manipulación; se hace hablar de otra manera para que se píense de otra manera. Simone de Beauvior llega a decir: “No se nace mujer, se llega a serlo”. Al principio, esta frase no fue más que la expresión de un sentimiento reivindicativo, que intentaba proclamar la igualdad integral entre los sexos sin barreras genéticas de por medio. Nunca fue considerada como la conclusión bien probada de una seria argumentación filosófica, ni mucho menos, fruto de una rigorosa comprobación científica.
    En cuanto a la dignidad, todos somos iguales, pero no se puede pasar por alto los rasgos distintivos que nos diferencian, hasta llegar a decir que la diversidad se sexos carece de fundamento real y que todo es debido a una mera construcción cultural.
    En otras palabras, no existen diferencias biológicas entre mujeres y hombres; la masculinidad y la femineidad son CONSTRUCCIONES culturales. Cada persona elige lo que quiere ser.
    Es interesante las palabras proféticas del p. Tony Anatrella en su obra: “LA DIFERENCIA PROHIBIDA” del año 1968: “Cuando se alteran la mayoría de los procesos y su lógica, se comprueba la negación de la diferencia en todos sus ámbitos. A los niños y los adolescentes se los trata como si fueran adultos. A un hombre y a una mujer se les considera idénticos. A la relación homosexual se la compara con una pareja formada por un hombre y una mujer. Una madre podría reemplazar al padre y viceversa. Nos encontramos en, consecuencia, dentro de una MENTALIDAD que reduce todas las diferencias en el momento en que se confirma el carácter fragmentado de la sociedad. Ya no hay espacio para el sentido de la alteridad y todavía menos para distinguir la naturaleza de las cosas”.

    La ideología de género es un fenómeno de nuestro tiempo, como lo fue el nazismo, el comunismo, el marxismo. Y no es para escandalizarse; es un fenómeno de nuestro tiempo. Ahora el siguiente paso es traspasarlo al sistema educativo.
    Me trae a la memoria el libro “LA ABOLICION DEL HOMBRE. REFLEXIONES SOBRE LA EDUCACION de un autor de una lucidez envidiable, me refiero a Clive Staples Lewis. Este libro trata de los intentos de dominar a los hombres por medio de la educación, amaestrándolos mediante programas y textos escolares, por la desinformación y la propaganda, la deformación y la manipulación de las conciencias, en otras palabras, mediante planes de educación que son en realidad propaganda ideológica. El aula es el lugar propicio y privilegiado para dominar conciencias.
    Los que defienden esta ideología, no quieren hablar de sexo porque el sexo indica algo dado, existente, físico, genético, por eso hablan de una categoría cultural que es el género. La sexualidad nos constituye, somos hombres y mujeres. Todas y cada una de las células de nuestro cuerpo son femeninas o masculinas.
    La ideología de género es un fenómeno de nuestro tiempo, como lo fue el nazismo, el comunismo, el marxismo. Y no es para escandalizarse; es un fenómeno de nuestro tiempo. Ahora el siguiente paso es traspasarlo al sistema educativo.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s