Fidel Castro (1926 – 2016)

Nadie encarnó mejor la metáfora de George Orwell en Rebelión en la Granja que Fidel Castro. El nacionalista que se levantó en oposición a una dictadura títere de Estados Unidos terminó encabezando la autocracia más longeva de América Latina. Y se convirtió también en la figura símbolo de la Guerra Fría en la región.

Cuba fue de los últimos países en independizarse de España y, desde que se convirtió en un Estado, tuvo una relación bastante compleja con EE.UU. De un lado, gobiernos que respondían directamente a los intereses norteamericanos. Del otro, un creciente nacionalismo. La revolución contra Batista no podría explicarse de otra manera. Y por ello cobró el aura mítica que tiene hasta hoy, incluso para detractores de lo que vino después.

La forma tan torpe como el gobierno de Eisenhower trató a Castro tampoco. Y, en medio de la Guerra Fría, Cuba decidió dar un salto hacia adelante, no solo enrumbando lo que era inicialmente un movimiento armado nacionalista hacia el marxismo, lo que generó tanto el fiasco de los levantamientos contra Fidel impulsados desde Washington, como la crisis de los misiles que nos puso al borde de una guerra nuclear.

El bloqueo económico es un hijo de aquel tiempo y lo que generó un aura de romanticismo para cierta izquierda sobre lo que fue el dictador. A ellos se sumaron los indudables avances en la cobertura de salud y educación que durante muchos años pudo exhibir la isla y que hoy están en cierta retirada.

Y, al mismo tiempo, Castro hacía lo que todo dictador hace: matar o encarcelar opositores, perseguir escritores – recuerden el caso de Heberto Padilla (primero secuestrado y luego declarando una autocrítica que envidiaría Stalin) y la ruptura que supuso para varios, comenzando por Mario Vargas Llosa -, reprimir a los disidentes y a los homosexuales, así como a las manifestaciones culturales que veía como opuestas a su nueva ortodoxia.

El más duro golpe que sufrió fue la caída de la Unión Soviética, lo que inauguró lo que en la isla se conoce como “periodo especial”, quizás el único periodo donde la dictadura estuvo a punto de tambalearse. Pero creo que Fidel comenzó a ver que otro camino iba a ser necesario para mantenerse en el poder: iniciar tímidos avances para ciertas reglas de mercado en determinadas áreas de la economía. Una tarea que Raúl Castro ha comenzado a profundizar.

Al mismo tiempo, la caída del Muro de Berlín y el colapso de los socialismos europeos generó que la izquierda que monolíticamente lo idolatraba viera determinadas fisuras. Por solo citar dos ejemplos, este era un tema en el que Javier Diez Canseco y Susana Villarán jamás concordaron, por remitirnos al ámbito interno. Y en una izquierda poco sospechosa de ser precisamente garante de la autocracia, como la chilena, solo recién después de un incidente en torno a la salida boliviana al mar, Michelle Bachelet pudo cerrar cualquier tipo de entendimiento con Fidel Castro. Y en privado, muchos de quienes decían defender “el proceso cubano” o resaltaban sus avances en salud y educación admitían que dicho modelo no podía exportarse a sus países.

Castro fallece una década después de haber dejado el poder, en medio de un proceso complicado. La apertura de relaciones diplomáticas abiertas con Estados Unidos (las mantuvieron secretas y en negociación permanente con la potencia durante cinco décadas) tenía la esperanza de generar mayores ingresos para la isla. La pregunta es si la política aislacionista de Donald Trump y la visión dura de ciertos sectores del Partido Republicano terminará liquidando estos avances.

Pero, al mismo tiempo, pocos se hacen esperanzas sobre un retorno a la democracia en la isla (a pesar que me encuentro entre quienes espera que Cuba sea libre algún día). Los Castro buscan salir hacia un tipo de régimen que mezcle cierto grado de apertura económica con el mantenimiento de un régimen que seguirá teniendo severas restricciones políticas (¿Alguien dijo Vietnam?). Obama era consciente de ello al decir que habrían temas en el que se mantendrían diferencias.

¿Qué quedará del legado de Castro? Dudo que la historia lo absuelva. El revolucionario murió en un tiempo en donde la lucha armada está desprestigiada (felizmente) y cuando vivió lo suficiente para convertirse en un dictador como el que decía combatir. Y los ideales de independencia y soberanía frente a la principal potencia mundial probablemente sean mejor encarnados, a la luz de la distancia temporal, por otros personajes (como José Martí, por ejemplo). Lo lamentable es que nunca pagó por sus crímenes, como Pinochet.

Como recoge Jeremías Gamboa en una reciente crónica, un disidente cubano decía esto sobre lo que finalmente ocurrió anoche: “Fidel está en el imaginario colectivo y hay que hacer un trabajo de duelo: el que quiera llorarlo que lo llore, el que quiera brindar con champán que lo haga y el que quiera brindar con champán y llorar a la vez, también, porque la muerte de un líder así siempre genera ambivalencias. Es necesario higienizar el imaginario cubano y este hombre en la agonía, medio podrido y medio vivo, no contribuye a la higiene mental de ese imaginario”

Finalmente, no olvidemos que todas las dictaduras se terminan pareciendo, por más que esgriman signos económicos distintos.

12 thoughts on “Fidel Castro (1926 – 2016)

  1. Hablando de apagar incendios, paradógicamente, tenemos un desastre de proporciones mega-exponenciales en mano. Si no lo combatimos, todos los peruanos nos vamos a quemar. TODOS.

    Peru existe una solución. Al misma que se aplicó en Brasil y que ha demostrado ser no solo posible, sino eficaz.

    Lo que movilizó a muchos millones de brasileños y los sacó a la calle a protestar fue la corrupción, un fenómeno que había socavado a toda la clase política y de la que eran beneficiarios por igual dirigentes de la izquierda y la derecha. Y se ha visto en todos estos meses cómo la guadaña de la lucha contra la corrupción enviaba a la cárcel por igual a parlamentarios, empresarios, dirigentes sindicales y gremiales de todos los sectores políticos, un hecho del que sólo puede sobrevenir una regeneración profunda de una democracia a la que la deshonestidad y el espíritu de lucro personal habían infectado hasta el extremo de causar una bancarrota nacional.

    La gran movilización popular en Brasil ha sido un movimiento más ético que político y enormemente positivo para el futuro de la democracia en el gigante latinoamericano. Es la primera vez que ocurre; hasta ahora, los estallidos populares tenían fines políticos –protestar contra los desafueros de un gobierno y a favor de un partido o un líder– o ideológicos –reemplazar el sistema capitalista por el socialismo–, pero, en este caso, la movilización tenía como fin no destruir el sistema legal existente sino purificarlo, erradicar la infección que lo estaba envenenando y podía acabar con él.

    Aquí, en el Perú, en nuestro propio rancho, estamos pasando por un proceso que se resume en la aprofujimontesinización de los poderes del Estado. Nos estamos dejando controlar por las dos alas del crimen organizado más poderosas y no nos queremos dar cuenta de ello. Así como sucedió con Brexit en el Reino Unido, se repitió con Donald Trump en los EE.UU. y ya había pasado con Hugo Chávez en Venezuela, la decepción del pueblo la han aprovechado unos malulos oportunistas para empujar sus agendas personales, cuyos lineamientos que son mucho peores que el predicamento anterior contra el cual se rebelaban.

    El caso de Nadine Heredia es emblemático. ¿Quién la defiende? Nadie. ¿Quién trata de justificar su conducta? Nadie. Pero, ¿de qué precisamente se le acusa? ¿De usurpadora inconstitucional del poder Ejecutivo de su marido, el expresidente? ¿Es ese un delito? No. ¿Se le acusa de lavado de activos al no declarar dinero que, según el aprofujimontesinismo, Hugo Chávez le dio para la campaña presidencial de su marido? No formalmente, aunque existe la gran sospecha. ¿Está eso demostrado? No. ¿Está Nadine Heredia formalmente acusada de algún delito? No. ¿Es inocente? Da la impresión que no, pero no se sabe la verdad.

    No se confunda, yo soy de esos peruanos que, harto de la corrupción y de la complicidad de las autoridades policiales, judiciales y fiscales, opina que Nadine Heredia debe ser, jurídicamente hablando, quemada en la hoguera si se demuestra que es corrupta. Pero no dejo que mi rechazo por lo que considero ser el flagelo histórico más letal de la sociedad peruana me ciegue. Simplemente porque no podemos pasar de Guatemala, a Guatepeor o, en este caso, más bien, a un Guatecaos cataónico.

    Nadine Heredia debe ser investigada hasta las últimas consecuencias, mas sin dejarnos caer en el jueguito turbio que el aprofujimontesinismo quiere que caigamos.

    ¿Son los presuntos delitos cometidos por Nadine Heredia más graves que los cometidos por Alan García y Alberto Fujimori cuando se fugaron del país? No. ¿Son peores que de lo que actualmente se le acusa a Keiko Fujimori por estar ligada a narcos de alto vuelo e incluso a la universidad Alas Peruanas dentro del marco de un caso investigado por la DEA? No. ¿Tiene Nadine Heredia un nexo con el narcotráfico y el blanqueo de dinero ilegal generado por dicha actividad criminal como Alan García tiene con los Sánchez Paredes, Gerald Oropeza, Carlos Langberg y los Motte Piccone; y como Alberto Fujimori tiene con Pablo Escobar, Vaticano, el Lunarejo Zevallos, los Camellos, Los Norteños y su hija Keiko y su hijo Kenji tienen con los narcos Ramírez, cuya rectoría en la universidad Alas Peruanas también involucra a un primo hermano de Alan García, muy cercano a él, en el menjunje? No.

    Entonces, pues. No por odiar a Nadine Heredia caigamos en manos de la mafia aprofujimontesinista. No vaya a resultar que Nadine esté 100% limpia y nosotros nos quedemos con la soga en el cuello.

    ¿A quiénes les vamos a creer más? ¿A los corruptos de Jorge del Castillo, Mauricio Mulder y Cecilia Chacón? Hagamos como en Brasil, hundamos a todos estos corruptos de un solo zarpazo y para siempre y dirijamos el destino de la nación a un porvenir que nunca hemos podido gozar precisamente por culpa de ellos.

    Me gusta

  2. En lo personal me asusta que se celebre la muerte de un ser humano, no lo concibo, al margen de quién se trate, creo que el hecho resulta bárbaro, deshumaniza, envilece también, prefiero quedarme con la frase de Emilio Estefan: “no se celebra la muerte, se celebra el cambio de un país”, sin embargo, mal hacen los entusiastas confiando que con su desaparición la libertad plena del pueblo cubano quede garantizada, en Cuba hace mucho que hubo una transición, hace mucho que el régimen de Fidel Castro, sabiendo el desenlace tomó sus previsiones, el poder sigue estando en manos de los Castro, puede que soplen vientos de cambio pero no los suficientes a menos que estén dispuestos a dejar el poder.

    En relación al último párrafo del post y a la fotografía, resultó al final de cuentas que en el Perú se logró más justicia que en Chile y que en Cuba, mientras allí sus respectivos pueblos no lograron justicia y los vieron morir sin pagar por las fechorías que puedan haber cometido, parte del fujimorismo no puede decir lo propio, el brazo de la justicia los alcanzó en vida.

    Es innegable que Cuba consiguió ciertos logros en educación, en deportes, en salud, no obstante, las cosas positivas que pueda haber logrado Fidel Castro no lo eximen de su responsabilidad, la historia no lo puede absolver de sus delitos, exactamente lo mismo aplica a Fujimori.

    …a algunos desubicados que “celebran la muerte del dictador” habría que decirles que especifiquen que se trata del cubano… no vaya a ser que hagan llorar a los naranjas.

    Me gusta

  3. José Ugaz, como siempre, pone las cosas claras con la contundencia y veracidad que corresponde:

    El presidente de la asociación Transparencia Internacional, José Ugaz, afirmó que los congresistas peruanos que tengan vínculos con cualquier tipo de universidades deben abstenerse en la interpelación planteada contra el ministro de Educación, Jaime Saavedra.

    “Si tienen conflicto de intereses y están representando a la nación, deberían abstenerse; sino no quedaría duda de que obedecen a intereses patrimoniales de las universidades a las que están vinculadas”, expresó en declaraciones a la agencia Andina.

    Ugaz advirtió que sería cuestionable que la Comisión Ética Parlamentaria permita que dichos legisladores participen en el proceso de interpelación. Asimismo, dijo que es una situación grave que parlamentarios relacionados con universidades privadas usen como pretexto presuntas irregularidades en el sector Educación para “traerse abajo” a un ministro que impulsó la reforma universitaria.

    “Es sintomático que, justo cuando se logra desposeer a las mafias que han estado lucrando y estafando a la juventud, aparezcan congresistas con proyectos que pretenden volver a una situación del pasado para beneficio de unos cuantos”, criticó José Ugaz.

    En esa línea, el ex procurador anticorrupción consideró evidente que la interpelación contra Jaime Saavedra constituye una fórmula para tratar de impedir que continúe con la reforma en su sector.

    Sin embargo, José Ugaz aseguró también que las presuntas irregularidades en el Ministerio de Educación deben investigarse a fondo. “Los interpeladores tienen claro que el ministro no está comprometido en actos de corrupción y usan esto como pretexto para abrir la vía de la censura. El propio ministro ha señalado que está impulsando la investigación para que llegue a buen término”, añadió.

    ¿Qué diferencia una declaración en comapración con las del Tío George y la Zamba Chacón, no? Es una cuestión de casta, de esencia personal, de intelecto y madurez, no cabe duda alguna. ¡Puffff! El Dr. Ugaz les saca un universo de distancia. Se nota que Ugaz siempre ha tenido solo dos colores, una camiseta y un escudo en mente: la blanquiroja del Perú.

    Me gusta

  4. Post Fidel Castro

    Por: EXON FLORES SUAQUITA DNI:41616792

    Fidel Castro falleció recientemente a los 90 años de edad. Unos meses antes de su enfermedad ( hemorragia intestinal ) , quizá como premonición, había alertado en la Universidad de La Habana sobre los “peligros” que podría correr la isla después de su muerte, en un discurso considerado entonces como su testamento político. “De nosotros depende que no se repita aquí la experiencia de una Unión Soviética desaparecida, ni un campo socialista disuelto”, dijo el 14 de noviembre de 2005, al advertir sobre el “riesgo” de que tras su fallecimiento surgieran en Cuba nuevos “reformistas” al estilo de Mijail Gorbachov. Desde su grave enfermedad en 2006, su imagen se modificó y cambió su legendario uniforme verde olivo por ropa deportiva. Tras retirarse del poder y dejar a cargo a su hermano menor Raúl, Fidel Castro conservó un peso moral que ejerció principalmente a través de centenares de “reflexiones” que publicaba regularmente en los medios de prensa oficial.Para algunos se fue el último líder marxista verdadero del siglo XX; otros señalan que desapareció el ‘dictador más longevo’ de Cuba. Al margen de estos antagonismos, nadie duda que la figura paternal del “comandante en jefe”, fue tan respetada como temida.”Yo no soy comunista, soy fidelista”, expresaban a menudo los cubanos que se aventuraban a hablar de política con extranjeros. En estos momentos muchos se preguntan ¿ Qué pasará en Cuba ? hay quienes señalan que el socialismo cubano ha sobrevivido a la larga enfermedad de Fidel Castro y probablemente también lo hará a su muerte. Recordemos que bajo el modelo de estado centralizado de bienestar, los cubanos reciben salud y educación gratuitas, pero perciben quizá los salarios más bajos de América que en promedio no superan los 29 dólares al mes. Al mismo tiempo el Estado, que controla el 80 por ciento de la economía, acumula serios problemas de ineficiencia y productividad. Recientemente, sin apartarse del rumbo socialista, Raúl Castro, de 85 años, emprendió una cauta apertura frente al trabajo privado y la inversión extranjera. Es probable que continúen las reformas económicas y políticas en Cuba. Incluso estas se podrían acelerar después del posible retiro de Raúl de la presidencia en el 2018. Es claro que después de la muerte de Fidel Castro, ganarán ímpetu la reforma orientada al mercado y la erradicación de políticas comunistas cada vez mas impracticables en un mundo globalizado. Sin el carisma de Fidel, las disposiciones del Partido Comunista descansarán probablemente en los resultados económicos. En la actualidad, La isla está más integrada que nunca con su entorno regional, y posee vínculos de afinidad tanto con aliados de Estados Unidos (Europa y Japón), como con sus rivales (Rusia y China). Lo más seguro es que la expectativa de cambio va a crecer entre la mayoría de los cubanos. La partida de Fidel muy ciertamente abrirá la puerta a mayores conflictos y confrontaciones entre quienes ejercen el poder en el régimen Castrista; ya que para muchos se ha ido el supremo árbitro de todos los conflictos en Cuba. Raúl tendrá más espacio, pero también lo tendrán sus adversarios políticos. Sin duda, la muerte de Fidel Castro ha vuelto a generar expectativas, dudas y esperanzas sobre el futuro del país cubano.

    Arequipa, Noviembre 2016

    Me gusta

  5. Mal Godoy. Ya pronosticaba que sufrirías apanado virtual por criticar al Comandante Castro en 5, 4, 3,…
    Bromas aparte, una delicia ver cómo nustros abanderados de la tolerancia y “reserva moral de la patria” reaccionan con histeria de barra brava si alguien se atreve a mencionar alguno de los “errores” de Fidel Castro (claro, no hay delitos, ni estupideces, ni abusos, solo “errores”…igual que Videla o Galtieri cuando solamente “se les fue la mano”).
    Lo triste es que estos barrabrava se precian de ser lo mejorcito de intelectualidad, artes, letras, pensamiento. Cuando alguien “ilustrado” defiende la matanza y festeja las salvajadas, da mucho temor. Una cosa es oir al matonesco Felipe Baters en la radio expresando sus violentas idioteces que oir a un sociologo/literato/docente hablando igual que Baters…

    Me gusta

  6. El congresista Héctor Becerril, a quien el sentido común le es tan lejano como los mundiales para la selección peruana de fútbol, ha propuesto cancelar mi libertad de expresión.

    El viernes esta columna se ocupó del plan para censurar al ministro Jaime Saavedra, y concluyó que el Congreso exhibe, en este caso, un problema de corrupción y mediocridad.

    Entonces, Becerril, quien nunca se rinde en el objetivo de mantener invicta su capacidad de errar, le respondió a esta modesta columna confirmando que el Parlamento tiene un problema de corrupción y mediocridad.

    “El señor Alvarez Rodrich dice ‘El Congreso corrupto y mediocre’. ¿Quién se cree que es este señor para llamar corrupto al Congreso de la República, y haciendo un análisis incorrecto respecto de la ley universitaria; sí hay libertad de prensa, correcto, pero él lo que hace es abusar, es un libertinaje, y no lo vamos a permitir”, bramó Becerril.

    Agregó: “Seguramente, pues, está muy dolido porque parte de los S/.858 millones de consultorías y publicidad que utilizó el ministro Saavedra, seguramente un porcentaje importante le habrá caído a este columnista, porque sale a insultar al primer poder del estado, eso no lo vamos a permitir”.

    A Becerril le exijo, primero, que pruebe su mentira de que este columna recibe dinero del Ministerio de Educación para opinar. Segundo, le voy a explicar por qué, a diferencia del suyo, mi comentario sí tiene asidero.

    El Congreso tiene varios parlamentarios vinculados a universidades que se oponen a la nueva ley y que quieren cambiar las reglas para beneficio particular. Si Becerril no entiende que eso es corrupción, es su problema.

    Y sobre la mediocridad, basta oír a Becerril para constarlo, como decir que no va a permitir que un columnista critique al Congreso.

    En 2004, este columnista opinó sobre la inminente censura al entonces ministro Fernando Rospigliosi, diciendo que, por los mismos motivos que en el caso de ahora de Saavedra, ser censurado por un Congreso corrupto y mediocre es una condecoración.

    ¿Y adivinen qué hizo ese Congreso? Tras censurar a Rospigliosi, votó una moción de censura a mi columna, confirmando lo mismo que ahora pretende Becerril, quien cree que puede tratar a un periodista con la punta del pie, como lo tratan al pobre en el despacho de asesores de Keiko Fujimori.

    Becerril no tiene problema en declarar públicamente su empeño por recortar la libertad de expresión cuando discrepa con lo dicho, recordando el papel penoso del fujimorismo en el emputecimiento de la prensa peruana. La cabra sigue tirando al monte.

    Augusto Álvarez Rodrich / Diario La República

    Me gusta

  7. Enrico Fermi postulo la teoria de que, en resumen, dado el hecho de que la Via Lactea se formo hace miles de millones de años y esta compuesta de billones de estrellas, si hubiera vida en otros planetas, ya lo sabriamos. Es decir, su argumento se proyecta contra la existencia de vida en otros planetas. Y la razon que subraya dicha paradoja es que cualquier civilizacion se autodestruira antes de lograr un grado de desarrollo avanzado debido a los flagelos de la guerra, el desgobierno, la corrupcion institucional del Estado, el excesivo avance tecnologico y los desastres medioambientales.

    Tal es la historia universal. Este no es definitivamente un fenomeno exclusivo o novedoso para el mundo, asi a los EE.UU. y el Reino Unido los recientes casos de Donald Trump y Brexit les hayan reventado en las narices agarradolos desprevenidos. Lo que añade otro elemento a la lista de flagelos mundiales mencionados: la ignoracia colectiva de la poblacion acerca de su propia realidad. Si ambas potencias se espantan con la novedad se debe solo a la gran ignoracia que sus ciudadanos sobre la historia del resto del hemisferio. En ciertos casos, me refiero a naciones vecinas muy proximas a ellos con realidades también muy semejantes a las suyas. Venezuela, por ejemplo, harta de la corrupcion de sus gobernantes, hayo una solucion populista que los posiciono en una mucho peor situacion de la cual trataba de escapar: el chavismo. Argentina cometio el mismo error con los Kirchner. Rusia hizo lo propio con el comunismo tras eliminar al su Zar. Cuba con Castro al huir de la dictadura de Batista y la predicion que el capitalismo y la mafia italiana le habian traido. Alemania con Hitler tras el terrible debacle socio-economico causado por su derrota en la 1era Guerra Mundial. Italia con Mussolini. Iran con el Sha. Brasil con Lula. El terrorismo global es otro buen ejemplo.

    Aunque si existe una via de escape, como en el caso de Brasil, cuyo esfuerzo por reformarse ha tomado un curso sin precedentes al poner a sus gobernantes y empresarios corruptos, parte de una elite cleptocratica, en el calabozo, tal y comose lo merecian.

    A nivel local, vemos que nos salvamos con las justas de un desastre similar, al menos por el momento. Casi regresamos al poder al fujimontesinismo y su viejo socio en negocios turbios y fiel aliado politico, el alanismo aprista. Mas no nos hemos salvado todavia del todo. El motivo principal para aseverar tal afirmacion radica en el hecho que de los US$14 mil millones que el fujimorato y los varios cientos de US$ millones que Alan y sus chacales nos han robado, no han devuelto ni el 1%. Es decir, ambos rufianes han permancecido multimillonarios, muy apesar de que uno de ellos esta encarcelado y el otro compro suficientes jueces para que le brindaron la impunidad de la cual hasta el dia de hoy goza, la misma que le ha permitido reincidir en sus agravados y multiples crimenes y conservar su poder politico.

    Pero, seamos francos, ¿quien voto por ellos la primera vez y quien volvio a votar por ellos y sus respectivos partidos? Nosotros. Ellos son como son. Nunca van a cambiar; ya nos lo han demostrado repetidas veces. Mas, esta en nuestras manos poder burlarnos de la Paradoja de Fermi cambiandole de curso a nuestro destino al presionar al actual Gobierno a que cambie las leyes que permiten que la corrupcion institucional del Estado siga en un dramatico indice de crecimiento, impunemente apañada por el PJ, la Fiscalia y el Congreso. No es coincidencia que la historia se repita una y otra vez y que quede condenada a seguir repitiendose, a no ser que nosotros le pongamos fin.

    ¿O creen Uds. que el PJ, la Fiscalia y el Congreso se van a autoreformar y cambien? Bueno, yo tampoco.

    Me gusta

  8. Por presiones como esta es que la gente los detesta aestos malditos. El mismo Maurcio Mulder hubiera puesto el grito en el cielo si se hubiera citado a Alan Garcia al Congreso por los gravisimos casos de corrupcion Petroaudios, Business Track y Narcoindultos. Pero por un caso 1,000 veces mas leve, Mulder exige sange para PPK. Jorge del Castillo, a su vez, pidio la vacancia presidencial de Alejandro Toledo por otro incidente tambien mucho menos relevante. Y, como era predecible, (IM)Becerril apoyo la mocion, dandole toda la razon al buen Augusto Alavrez Rodrich de que es un mediocre y tambien un corrupto:

    El congresista Mauricio Mulder solicitó este miércoles a la Comisión de Fiscalización que se cite el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), para que explique las razones por las cuales nombró a Carlos Moreno como su asesor en temas de salud.

    El mandatario también tendría que fundamendar los considerandos de la resolución de nombramiento del ahora exconsejero presidencial, que señala que las instituciones del Poder Ejecutivo deberán brindarle todo el apoyo necesario “para el mejor cumplimiento de sus funciones”.

    El legislador aprista indicó que PPK deberá informar, además, si en el marco de su reciente visita a Chile se entrevistó con el expresidente de ese país, Sebastián Piñera, quien está en medio de una polémica por la compra de acciones de la pesquera peruana Exalmar, durante el diferendo marítimo ante la Corte de La Haya.

    Por aquellos años, según la denuncia periodística del portal chileno El Mostrador, PPK formaba parte del directorio de dicha empresa, al que renunció en 2015.

    Finalmente, Mulder solicitó que PPK explique los motivos del nombramiento de Mariano González como ministro de Defensa tras haber sido alto funcionario del gobierno de Ollanta Humala.

    “Muchos opinan que la supeditación de este gobierno (a la gestión de Ollanta Humala) no tiene explicación aparente, ni razonamiento lógico”, comentó el parlamentario.

    El presidente de la Comisión de Fiscalización, Héctor Becerril, respaldó la propuesta de Mauricio Mulder.

    Me gusta

  9. El Ejecutivo empezó su mandato actuando con síntomas iniciales del síndrome de Estocolmo. Trató la salida de Nadine Heredia (que fue, por lo demás, legal) como si fuera la fuga de una criminal, pero no se le ocurrió ni susurrar la necesidad de traer a Víctor Aritomi y su esposa a la justicia. Hablaron de la imperiosa necesidad de investigar a Heredia por lavado de activos, pero ni la insinuación de proseguir la investigación del caso de Joaquín Ramírez.

    El problema es que al fujimorismo no le interesaba amistarse ni gobernar como aliado. Les interesó demostrar claramente quién era la alfa y quién el beta; quién la dominante y quién el dominado. Arrugaron la cara, avinagraron el gesto y lo demás vino solo.

    Al final, es muy probable que algunas de las personalidades más importantes de los tres últimos regímenes terminen como sujetos de proceso por robo al país. Pero por ahora se persigue a los más débiles y se abriga los pies, sayonara incluida, de las más fuertes.

    Me gusta

  10. Un total de 77 ejecutivos de la constructora Odebrecht firmaron este jueves acuerdos de delación premiada con la Fiscalía de Brasil por el caso Petrobras.

    El grupo aceptó pagar una multa de 6,800 millones de reales (casi US$2,000 millones), dijo a la agencia AFP una fuente ligada a la empresa.

    “Es un proceso que aún no terminó, pero que será concluido entre hoy y mañana”, dijo la fuente que pidió no ser identificada. Los acuerdos de colaboración individuales con la Justicia se realizan a cambio de una reducción de la condena.

    La empresa abonará la multa a lo largo de 20 años y el acuerdo incluye los montos que deberá pagar en Estados Unidos y Suiza, donde también es investigada.

    El acuerdo podría desatar un nuevo sismo político en Brasil, donde hay al menos medio centenar de legisladores investigados por este caso. Los medios locales estiman que la confesión masiva del grupo podría sumar cerca de 100 nuevos nombres a la lista de sospechosos.

    Odebrecht, que llegó a ser una de las mayores constructoras de América Latina, era un agente financiero clave para muchos políticos, de acuerdo con la causa que echó luz en el escándalo que saqueó más de 2.000 millones de dólares de la petrolera estatal.

    Su expresidente, Marcelo Odebrecht, considerado uno de los empresarios más influyentes de Brasil, está preso desde hace 16 meses en la ciudad de Curitiba, donde cumple una condena de más de 19 años por integrar una organización criminal y cometer los delitos de corrupción y lavado de dinero. El acuerdo podría acortar drásticamente ese castigo.

    El “Petrolao” fue definido por los investigadores como una confabulación entre constructoras y partidos para manipular licitaciones y sobrevalorar las obras de Petrobras, para luego distribuir entre 1 y el 3% del valor de los contratos.

    Me gusta

  11. El congresista aprista Mauricio Mulder protagonizó esta mañana un altercado con el legislador oficialista Carlos Bruce, luego que el primero calificara como “campeón del lobbismo” al presidente Pedro Pablo Kuczysnki. Esto, durante el debate de la moción de interpelación contra el ministro de Educación Jaime Saavedra.

    El incidente empezó cuando Mauricio Mulder recordó las palabras del mandatario que pidió hace unos días a los congresistas que están en contra de Jaime Saavedra que “salieran del clóset” y definan sus intereses entorno a la Ley universitaria.

    “Se dice por parte del presidente de la República que los congresistas que cuestionamos al ministro de educación salgamos del clóset. O sea profiere un juicio absolutamente homofóbico y no los veo protestar aquí a los defensores. El campeón del lobbismo que es el presidente de la República no tiene ninguna autoridad moral para señalar ningún lobby para ninguna persona, se lo digo claramente”

    Ante estas palabras, Mauricio Mulder fue ovacionado por sus colegas de bancada, pero interrumpido por el vocero oficialista Carlos Bruce, quien rápidamente solicitó que retire la palabra “lobbista” por considerarla ofensiva contra el presidente .

    “El loby, o sea la gestión de intereses, está respaldado por una ley de la República, si el señor Kuczynski ha sido toda su vida lobbysta no lo estoy insultando, es su profesión a eso se ha dedicado”, explicó Mauricio Mulder.

    Finalmente, ante el pedido de la presidenta del Congreso Luz Salgado de retirar la palabra para continuar con el debate de la interpelación, el legislador aprista accedió y se decretó por superado el impase.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s