San Isidro: detrás de una revocatoria

Hace dos semanas, en el blog Desde el Tercer Piso, di a conocer la compra de un kit para revocar al alcalde de San Isidro, Manuel Ve­larde. ¿Por qué un grupo de ciudadanos bus­ca retirar a un funcionario que, visto desde fuera, desempeña un buen trabajo? Enuncio algunas posibles respuestas.

Para comenzar, hay razones políticas. En varias par­tes del país, rivales políticos de una autoridad local que ganó ajustadamente la elección impulsan revo­catorias. Por ello no extraña que el kit revocador haya sido adquirido por un exmiembro del equipo técnico de Fuerza Popular y que sectores conservadores del PPC –partido por el que Velarde fue elegido– colabo­ren para sacarlo del cargo.

Hay que tener en cuenta, además, las dificultades de gobernar un distrito cuyos habitantes reclaman por los detalles mínimos. En sus memorias, el exalcalde de San Isidro Jorge Salmón relata las incomprensiones de ve­cinos que no lo veían en misa o cómo lo convocaban a dirimir pleitos per­sonales. Un ciuda­dano más exigen­te, hasta extremos que podrían pare­cernos risibles.

A estos dos fac­tores sumemos el descontento de un sector de vecinos sobre la visión del alcalde. Puede en­trar a Facebook y ver cómo la mirada del alcalde sobre espacios públicos y obras es rechazada con argumen­tos que van desde la defensa de la residencialidad has­ta epítetos racistas y clasistas. A ellos se suman los di­rectamente perjudicados con los cierres de vías para su remodelación, como ocurre con la calle Libertadores.

Para completar el panorama, como ocurrió con Su­sana Villarán, tenemos a una autoridad que no advir­tió estos riesgos para su gestión. Es claro que a Velar­de le ha faltado hacer mayor trabajo político con sus vecinos, para vencer resistencias y malos entendidos. Ahora debe emprenderlo, ya no solo para avanzar con sus proyectos, sino para sobrevivir en el cargo.

Un habitante de San Isidro, Pedro Pablo Kuczynski, debería anotar lo ocurrido en su distrito para ver los límites del tecnócrata sin reflejos políticos, así como las complejidades de los cargos públicos de elección popular. Requerirá tomar esto en cuenta para el si­guiente quinquenio.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 26.06.2016)

3 thoughts on “San Isidro: detrás de una revocatoria

  1. Lo que esta pasando en San Isidro es solo una muestra de la mezquindad del Fuerza Popular en bloquear gestiones claramente exitosas, por el solo hecho de no haber ganado la eleccion ellos. La manera exitosa de contrarestarlos es conectarse con el pueblo, calle, vecinos, o como lo quieran llamar, y poner a los obstrucionistas en ridiculo y contra las cuerdas.
    Preparate PPK; ponte mosca desde ya si no te espera lo mismo en el Congreso

    Me gusta

  2. Escribí un comentario en el artículo anterior relacionado, dando mi punto de vista como vecino de la gestión actual y de las pretenciones de los revocadores. Reafirmo lo anterior, El alcalde Velarde está haciendo una mala gestión, no sólo es no saber comunicar bien proyectos, logros o alcances, sino que muchos de estos proyectos están pésimamente planteados mencionando sólo un pequeño ejemplo: poner unas bancas de madera en el parque Abtao PEGADAS a la pista, para que los carros te arranquen los pies, sin mencionar la pésima calidad de la madera que se va a podrir. Este pequeño ejemplo parecerá banal, pero cuesta plata de los contribuyentes, y así hay varios igualmente pésimos que van incrementando el gasto.

    Estoy de acuerdo en que el distrito sea más inclusivo como poner infraestructura en lugares de esparcimiento público, wifi gratis en parques (lo cual felicito, igual que en algunas grandes ciudades europeas… que me salvaron el dia varias veces), y creo que es inaceptable la actitud de algunos vecinos de rechazar y discriminar. En esto creo el alcalde tiene buenas intenciones y creo debe continuar. Pero debido a pésimas decisiones, mala administración y pobre ejecución de tareas simples y básicas (no regar el parque olivar en pleno verano matando el grass) es inaceptable y tilda al alcalde de inepto… o despierta sospechas de que algo turbio hay.

    Respecto a la revocatoria, insisto que no debe ejecutarse, y agrego que los vecinos eligieron por mayoría a una persona y deben aguantarse sinse equivocaron, lo mismo pasó con Villarán y pasa con Castañeda que, es un pésimo alcalde, pero no por eso vamos a gastar plata de nuestos impuestos haciendo una payasada que no va a tener ningún resultado práctico, sino por puro interés político. Esto es un distrito, una ciudad, no un tablero de ajedrez que puedes jugar para ganarle a otro.

    Me gusta

  3. Yo considero que gobernar San Isidro es difícil, pero no imposible. El alcalde está yendo más allá de lo que otros alcaldes han intentado si quiera. Ahora que estamos en tiempos tecnológicos, debemos apoyar al diálogo y dejar de lado la revocatoria. Si algunas personas no se acostumbran a los cambios que se están haciendo en esta gestión, se tiene mil formas de llegar al alcalde, como las reuniones realizadas los jueves, las redes sociales, entre otras…

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s