Vuelven las Obras

Construir en afán por presentar una obra propia porque hasta ahora solo inaugura las ajenas un by pass que no soluciona ninguna dificultad en el tráfico. Peor aún, usar para ello el dinero destinado a recuperar el río principal de la ciudad y a dotar de una mejor calidad de vida a nuestros compatriotas selváticos afincados en la capital.

Dejar de lado cualquier política cultural, con excepción de pintar las paredes del centro histórico de amarillo. El FAEL y el programa de Cultura Viva yacen sin recuperarse.

Cancelar de facto cualquier intento de reformar el transporte público limeño. Ya no solo basta con anular la licitación de la recaudación electrónica del Sistema Integrado de Transporte, sino que acoge una interpretación retroactiva de una norma para afectar a contratos ya firmados. Lo último supone al menos la violación de dos artículos de la Constitución y podría costarle caro a la ciudad. Es decir, a nuestro bolsillo.

Levantar, a pesar de las protestas, un malecón en la Costa Verde que será afectado por la erosión marítima en los próximos años.

Nombrar como director del zoológico principal de la ciudad a un procesado por direccionar contratos en la gestión anterior del burgomaestre. Y luego ubicar en una jefatura del Parque de las Leyendas a un sentenciado por narcotráfico.

Colocar a su hombre de confianza en cuanto puesto pudo en la administración municipal: asesor de la alcaldía, presidente del directorio de la Beneficencia y, brevemente, miembro del directorio de SERPAR. Y hacerse acompañar por él al extranjero y que le brinde la oportunidad de reemplazarlo en discursos sin que nos explique el motivo.

Mandar al tacho de la basura la planificación de la capital del Perú con miras al quinto centenario de su fundación española. Cerrar el Parque del Migrante y cancelar el proyecto Tierra Prometida que trasladaría a los comerciantes minoristas de La Parada.

Aparecer únicamente en actividades protocolares o en enlaces microondas donde no quiere responder a preguntas incómodas, si es que hay algún reportero que haga alguna.

Este es Luis Castañeda Lossio. Simplemente destruyendo (la ciudad de Lima).

(Columna publicada en Exitosa Diario el 24.04.2016)

8 thoughts on “Vuelven las Obras

  1. Señor Godoy:

    1. Las historias que cuentan del señor Castañeda con respecto al Parque las Leyendas son de campeonato: el personal que trabajaba en aquella época dice que recogía la taquilla (puro efectivo, sin factura ni recibo) él solo en su camioneta de noche y con la excusa de ir a ver a sus perros bravos que allí cuidaban gratuitamente. Se levantó varios millones en billetes, dicen los testigos. Un botón basta de muestra.

    Muchas gracias.

    Me gusta

  2. Muy buen artículo, y agrego: hasta cuándo seguiremos con estos rótulos o propaganda que hacen muchos alcaldes, que en forma “subliminal” y sin su dinero (pero sí de la municipalidad, o sea de los ciudadanos) menudean por todo el país. Igual con los colores. No hay nada de ética!. Qué sinvergüenzas!!!. Los avisos de obras dicen que estas las hace tal alcalde, asimismo hay un “hospital” que lleva los colores de un partido político y también usa parte de su nombre; o sea se hace propaganda en forma gratuita. Lo considero como una falta grave que debe de ser penalizada. Y lo pero de todo es que nadie dice nada.

    Me gusta

  3. No se indignen mucho que siendo Enrique Cornejo un candidato superior con toda mezquindad le negaron el voto por el pecado de ser aprista.

    Como diría Tilsa ¡apechuguen!

    Me gusta

  4. No James, el problema de Cornejo no fue que la gente le negó la votación por ser aprista sino porque el electorado lo valoró tarde. Recuerda que el debate del 28 de setiembre (una semana antes de las elecciones) prácticamente lo puso adelante. No tuvo tiempo ni apoyo real de su partido. ¿Recuerdas cuando él mismo pedía aunque sea un tuit de apoyo a la cúpula partidaria? Ese 18% fue totalmente suyo, pero logrado tardíamente.

    Me gusta

  5. jeje los mismos que casi casi le exigen al aprismo que separen a Alan García y que lo culpan de todos los males habidos y por haber son los mismos que le exigen un apoyo decidido a Enrique Cornejo, como si en su momento no hubiese dicho que Cornejo era el candidato del APRA y que por tanto tenía todo su respaldo.

    ¿Ya no se acuerdan lo mezquinos que fueron en campaña con Cornejo? ¿no sabían que era un candidato superior por su propuestas y por su conocimiento de la problemática de Lima? ¿a última hora se dieron cuenta? ¡ya cuñao!

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s