REFLEXIONES SOBRE UN PLAGIO

Las cosas por su nombre. César Acuña plagió en su tesis doctoral, tan igual como Alfredo Bryce, Guillermo Giacosa y Juan Luis Cipriani lo hicieron en sus columnas. Ninguno de ellos tiene excusas ni atenuantes para lo que constituye una falta ética y, a la vez, un delito.

Si el hecho tendrá repercusiones en sus posibles electores, es algo que sabremos en las siguientes semanas. Es prematuro e irresponsable señalar, sin evidencia concreta, que “al votante de Acuña no le interesa el tema de los plagios”, en base a su procedencia social. La deshonestidad y el menosprecio por la academia, en nuestro país, no conocen de clases sociales.

Lo mismo se podría decir de quienes ya lo dan por cadáver político. En el país donde Alan García pudo ser Presidente por segunda vez, luego del desastre de su primera gestión, afirmar esto resultaría demasiado aventurado.

Lo cierto es que Acuña deberá replantear su campaña. Por ahora está abocado al control de daños vinculado al poco conocimiento que –en todos los niveles socioeconómicos– se tiene sobre el trabajo intelectual, así como a la victimización por ‘haber surgido de abajo’.

Sin embargo, ya no podrá venderse como el emprendedor con doctorado que será el ‘Presidente de la Educación’. En un país donde persiste el mito del cartón como posibilidad de ascenso social, pero donde, a su vez, familias de todas las procedencias invierten buena parte de sus ingresos en dar mejores oportunidades a sus hijos, el líder de Alianza para el Progreso ya no podrá venderse como un empresario honesto en este rubro. Incluso, si no gana las elecciones, habrá puesto en cuestionamiento a su propio consorcio universitario.

Para algunos, Acuña debería renunciar a su postulación. Es claro que no lo hará, pues considera que tiene opciones de ganar. Sin embargo, no puede quedar sin sanción. La Universidad Complutense de Madrid debería retirarle el grado de doctor y él pedir disculpas al país por mentir. Si sigue en carrera, al menos algún costo debe pagar. Y no solo la pérdida de preferencias en las encuestas.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 31.01.2016)

Advertisements

SANGRE EN LA CAMPAÑA EN EL CALLAO

(La pinta que ocasionó una tragedia en el Callao. Foto: La República)

Germán Ramírez Huamán era vigilante en una empresa exportadora de café. En la madrugada del jueves, notó que un grupo de personas hacía pintas políticas en el muro perimétrico de su centro de trabajo. Salió, como correspondía a sus labores, a disuadirlos de seguir. Le respondieron con un balazo. Falleció a las pocas horas.

Las pintas correspondían a la Alianza Popular. El expresidente Alan García ha lamentado este hecho execrable. Y los dirigentes apristas del Callao han deslindado con este asesinato. Por ello, las miradas apuntan a la otra beneficiaria de las pintas.

(Naldy Sotomayor, hermana del alcalde del Callao, aparece en escena. Foto: Exitosa)

La candidata de la foto se llama Naldy Sotomayor y encabeza la lista de la Alianza Popular en el Callao. Su colocación corresponde al socio menor de la coalición liderada por el APRA y el PPC: Vamos Perú. Su hermano, Juan Sotomayor, es el líder de dicha agrupación y el actual alcalde del Callao.

En Exitosa se ha podido conocer más sobre la postulante al Congreso:

Actualmente se desempeña como regidora del distrito de Bellavista y presidenta del Comité de Damas de la región, razón por la cual es conocida como la “primera dama del Callao”.

Anteriormente, postuló como concejal al distrito de Bellavista bajo los colores de “Chim Pum Callao”, movimiento al que renunció en el año 2011. También fue militante del Partido Popular Cristiano (PPC) hasta el año 2006.

El nombre del actual burgomaestre chalaco no ha escapado a la polémica.

(El alcalde del Callao de nuevo en la polémica. Foto: Perú.21)

Sotomayor, quien ha sido productor de televisión, pasó a la política gracias a Alan García, quien lo puso brevemente en el directorio de Editora Perú y a Alex Kouri, como parte de Chimpum Callao. Tanto él como Félix Moreno (actual gobernador regional) fueron escogidos por el controvertido político para sucederlo dentro del proyecto político hegemónico en el primer puerto.

Tanto Moreno como Sotomayor habían tenido una convivencia pacífica en 2010, cuando el controvertido expresidente regional hizo clara su línea de sucesión (el primero a la región, el segundo a la alcaldía provincial). Hasta allí, todo bien.

Hasta que en 2012 se destapó un escándalo de supuesto espionaje telefónico, presuntamente encargado por personas cercanas a Sotomayor contra Moreno. El caso está siendo ventilado en instancias judiciales y supuso, para la luz pública, el inicio del fin de las buenas relaciones entre ambos personajes, apenas recompuestas por Kouri con fines electorales en 2014.

Este tema revivió a raíz del asesinato de Wilbur Castillo, quien fue uno de los denunciantes del “chuponeo” antes nombrado. Crímen que volvió a activar las alarmas sobre los presuntos vínculos entre los políticos que gobiernan el Callao desde hace varios años y la delincuencia común, los mismos que, hasta el momento, no han sido adecuadamente investigados.

Y, como alertó Juan Carlos Tafur:

Información policial apunta a que buena parte de las balas que se disparan provienen de sicarios contratados por empresas inmobiliarias irregulares, lobbies poderosos con influencia judicial y mediática, que han encontrado en el Callao un filón millonario de ganancias ilegales, en medio de la indolencia o complicidad del poder político.

El “negocio” pasa por obtener zonificaciones amigables, disponer de catastros, desalojar a ocupantes precarios –que en el casco histórico del puerto son mayoría- para luego formalizar los predios y venderlos, planificar “convenientes” invasiones en zonas eriazas (ojo con Ventanilla).

Haría bien el fiscal Juan Mendoza Abarca, a cargo de las investigaciones, en disponer una línea de trabajo vinculada a este negocio, el cual mueve tanto o más dinero, inclusive, que el circulante alrededor de los cargamentos de cocaína que salen de los terminales marítimos.

Cuando se sepa qué promotores inmobiliarios y respectivos operadores se han visto beneficiados con zonificaciones imprevistas, con desalojos policialmente muy atendidos, con cambios extraños de posesión, con contrataciones de agentes de “seguridad” y de matones, seguramente se tendrá a la mano buena parte del origen de esta ola explosiva de violencia y muerte que enluta a la población chalaca.

Que, en pleno estado de emergencia en el primer puerto, un vigilante sea asesinado por un grupo de criminales que hacían pintas a favor de la hermana del alcalde chalaco, es un suceso que debe llamar la atención. No solo porque esto ocurre cuando buena parte de los efectivos policiales debería estar patrullando la zona – y confirma que la medida es meramente efectista – sino porque podríamos estar ante la pista sobre los intereses señalados por el director de Exitosa Diario. Y tal vez sea hora que el APRA y el PPC se pronuncien sobre un aliado a  todas luces incómodo.

LAS ESTRATEGIAS A 73 DIAS DE LAS ELECCIONES

Faltan poco más de dos meses para las elecciones y los candidatos trazan sus estrategias. ¿Qué es lo que vienen haciendo para conquistar el voto y evitar que sus flancos débiles los terminen desbordando? Aquí una pequeña observación de los candidatos más importantes.

(Lo de Nano basicamente pasa por llamar la atención a toda costa. Foto: La República)

NANO GUERRA (Alianza Solidaridad Nacional): Hace un par de semanas, su campaña apostaba con todo a llamar la atención, a través de mítines musicales, mensajes motivadores y posiciones conservadoras en lo social (sobre todo, en lo que respecta al aborto y a la unión civil). Hoy siguen en esa línea, pero con mayor énfasis en el público emprendedor. El cuco del candidato ahora es la SUNAT. La estrategia trazada junto a Carlos Raffo sigue siendo bastante agresiva frente a los otros candidatos.

(El candidato de AP ya colocó un tema fuerte en agenda. Foto: El Comercio)

ALFREDO BARNECHEA (Acción Popular): Enfasis en clases medias. Ya anotó un primer gol: colocar un tema difícil – la renegociación de los contratos del gas de Camisea – en la mesa de la agenda e incluso del propio gobierno. En el foro anticorrupción de Proética comenzó a responder los cuestionamientos por su presencia en algún Petroaudio y en el tema lobbies. Su principal dificultad sigue siendo cómo llegar a sectores populares. Según Exitosa, Juan Inchaustegui se sumará como jale técnico.

(Vero va con mensaje más agresivo en materia ética. Foto: Perú.21)

VERONIKA MENDOZA (Frente Amplio): Perfil más aguerrido en sus presentaciones públicas. La parlamentaria ha salido a pegarle con todo a Acuña y Keiko, sobre todo, por sus graves cuestionamientos éticos. El problema es que sigue confinada más como una pugnaz opositora antes que como una alternativa de gobierno. Han mejorado su gráfica, pero la campaña sigue siendo dirigida hacia quienes ya están convencidos de votar por una alternativa de izquierda.

(Lo de Toledo suena más a gira de despedida. Foto: La República)

ALEJANDRO TOLEDO (Perú Posible): Se nota claramente la precariedad de un partido al que se le han ido sus mejores cuadros, así como la notoriamente menor cantidad de recursos económicos. La campaña está supeditada básicamente a lo que pueda decir el candidato, quien recorre el país más en ánimo de gira de despedida de rockero setentero, antes que a un postulante activo en campaña. El ocaso es inexorable, pues no tiene como posicionarse en esta elección.

(Guzmán estuvo más lejos de la mirada de la prensa esta semana. ¿Replanteamiento? Foto: El Comercio)

JULIO GUZMAN (Todos Por el Perú): Esta semana optó por estar más lejos de los reflectores de la prensa. Las últimas entrevistas que tuvo lo dejaron – más allá de los sesgos de algunas preguntas – bastante maltrecho ante un sector de votantes que lo tenían entre sus opciones. Se le nota ciertos reflejos, pero también la ausencia de un aparato político más consistente que le permita salir de aprietos y, sobre todo, con dudas sobre sus propias convicciones. Anda entre presentaciones en Lima y el interior del país.

(A Alan no le queda otra que arriesgar y comienza a pegarle a Keiko. Foto: El Comercio)

ALAN GARCIA (Alianza Popular): Comenzando a aparecer más en los medios que Lourdes Flores. Aprieta el paso con mítines grandes en el interior del país y concentraciones medianas en Lima. Deja el mensaje antigobierno para emprender una movida audaz: comenzar a pegarle a Keiko Fujimori. Y empieza a resultarle, dado que la líder del fujimorismo y sus candidatos al Congreso ya comenzaron a pisar el palito. Insistimos: a pesar de su antivoto, no subestimemos a García.

(PPK en gira por el norte. Foto: PPK)

PEDRO PABLO KUCZYNSKI (Peruanos Por el Kambio): Dos cuestiones fuertes en estos dias: campaña pro “precios justos”, empezando por la gasolina, y giras por el interior del país, donde tiene menor votación. Su principal preocupación por ahora es como remontar la imagen de “candidatura estancada” que ha quedado en las encuestas que salieron en las últimas semanas. La falta de organización fuerte en el interior del país le puede terminar costando al final.

(El exalcalde de Trujillo en su hora más difícil. Foto: César Acuña)

CESAR ACUÑA (Alianza Para el Progreso): En el momento más difícil de la campaña. El escándalo de los plagios en su tesis doctoral perturbó lo que venía siendo una campaña bastante metódica en sus alcances. ¿Qué ha hecho para tratar de aminorar el impacto de este tema? 1. Aprovechar el desconocimiento que existe, en general, sobre el trabajo académico, 2. apelar a la oposición entre la academia vs. “el pueblo” (de que Acuña formaría parte), 3. victimizarse, cuestión en la que ha tenido más escuderos que voceros (el caso de Anel Townsend es el más notorio). Veremos si es efectivo, aunque la encuesta de GFK de este domingo no reflejará el impacto de este tema.

(Puntera de lejos, pero comienza a tener problemas. Foto: La República)

KEIKO FUJIMORI (Fuerza Popular): Cómoda puntera, pero con algunos problemas. No logra crecer más para ganar en primera vuelta, su lista parlamentaria (como en 2011) le ha abierto un flanco bastante grande y el pasado la persigue. Su visita a Ayacucho fue accidentada por el cuestionamiento de un grupo de ciudadanos en los temas vinculados a derechos humanos. Para colmo, pisa el palito de Alan y comienza a responderle (¿qué hace la primera contestándole al cuarto o quinto?). ¿Vendrá un bajón?

PLAGIOS COMO CANCHA: EL GOLPE A LA CANDIDATURA DE CESAR ACUÑA

(Andres Edery para El Comercio sintetiza el roche de la semana)

El peor momento para la candidatura de César Acuña ha llegado. Durante las últimas 24 horas, su tesis doctoral sustentada en la Universidad Complutense de Madrid ha sido sometida a examen y queda clara una conclusión: plagió. Para que vean la magnitud de lo ocurrido, cito el informe de Jacqueline Fowks para El Pais:

Un académico de la Pontificia Universidad Católica del Perú pasó el documento por una herramienta llamada Turnitin, que detecta la originalidad o la similitud con otras fuentes, y encontró en las primeras 165 páginas un promedio de 80% de similitud con otras fuentes de Internet, no necesariamente citadas en la investigación.

Esta es la historia y lo que se puede venir.

(La tesis de la discordia. Foto: Marco Sifuentes)

LOS HECHOS

Ayer por la mañana, desde Cajamarca, Sandra Rodríguez detectó que el resumen de la tesis doctoral de Acuña al menos tres plagios. Ello activó todas las alarmas.

Por la tarde, apareció la tesis doctoral completa de Acuña en Scribd, un formato que permite visualizar documentos en PDF vía Internet. Rodríguez, el ingeniero Luis Velez y el periodista Enrique Patriau encontraron más plagios ya en el texto del propio trabajo de investigación. Además, también se detectó otra copia en un libro de Acuña publicado en 1998.

Finalmente, hoy El Comercio ubica más infracciones a la propiedad intelectual cometidas por Acuña. Según detalla el diario, incluso páginas enteras han sido sustraidas sin usar la cita pertinente.

A ello debe sumarse lo detectado por Diario Altavoz la semana pasada. Dos plagios ubicados (ver aquí y aquí) en el plan de gobierno de Alianza Para el Progreso del Perú.

(Acuña y Francisco Miró Quesada Rada celebrando convenio de la UCV con la Universidad Complutense de Madrid. Captura de pantalla: Catalina Quinto)

LAS CONSECUENCIAS

En términos académicos, todo indica que Acuña está bastante complicado. Hoy el periodista y escritor Renato Cisneros, quien reside en Madrid, se comunicó con la Universidad Complutense de Madrid y, en principio, la reacción era que debía presentarse una denuncia para que el caso pudiera ser investigado. La investigación podría llegar incluso al retiro del grado de Doctor.

Una hora más tarde, la reacción de la casa de estudios española fue otra:

(Foto: Utero.pe)

Como indicó Rosa María Palacios, si se le anula el grado académico de Doctor, Acuña no podría volver a ejercer el cargo de Rector. Sin embargo, allí el dueño del consorcio César Vallejo tiene cubiertas las espaldas, dado que aparece como presidente fundador. El actual rector de la UCV es Francisco Miró Quesada Rada, exdirector de El Comercio.

Obviamente, el posible retiro del título de Doctor afecta a su hoja de vida. La pregunta es si el caso lo puede sacar de carrera. Todo depende del criterio con el que el Jurado Nacional de Elecciones evalúe el uso de este requisito. Con Carlos Burgos operó, con Luis Castañeda Lossio no. Pero además, Acuña podría alegar que, al momento de presentar la hoja de vida, tenía un grado válido de Doctor, por lo que no mintió. Digamos que bajarse la candidatura por este tecnicismo será bastante difícil.

Entonces, vayamos a la clave: las consecuencias políticas. En un país europeo, detectar un plagio en una tesis doctoral incluso ha llevado a la caída de funcionarios públicos. De hecho, el presidente de Hungría tuvo que dimitir por ello. Dudo que Acuña, considerando sus antecedentes éticos, decida declinar a una postulación en la que ha metido plata como cancha.

Y más aún cuando, probablemente, buena parte de sus votantes pasen por alto este tema. El sueño que vende el candidato Acuña es el acceso a la educación – sobre todo universitaria – en un país donde todavía existen serios problemas para poder contar con un título. El mito del cartón como posibilidad de validación y ascenso social sigue siendo muy poderoso. Y, en tiempos más cínicos, el plagio – en un país con un alto culto a la pendejada – puede ser visto, por algunos, como una forma válida de obtener un grado académico, como sea.

Obviamente, sus rivales van a tratar de golpearlo con este tema, aunque sería muy rochoso que lo haga Alan – plan Bicentenario, cof cof – o alguno de los firmantes del comunicado a favor de Juan Luis Cipriani.

Desde un espacio donde se ubicaron copy paste de Alfredo Bryce y Juan Luis Cipriani, dejamos en claro que el plagio es una falta ética bastante grave y que, incluso, tiene contenido penal (aunque no se aplica en la práctica). Y esto es algo que los electores deberán analizar a profundidad al momento de emitir su voto. Para Favre, este será su mayor reto.

LO QUE GARCIA NO HA ENTENDIDO SOBRE LOS NARCOINDULTOS

(Hoy Alan volvió al ruedo mediático en entrevista con Juan Carlos Tafur. Foto: Exitosa)

Esta mañana, Alan García tuvo – luego de varios años – una entrevista con Juan Carlos Tafur en Exitosa.  Y hablaron de varios temas. En particular, el expresidente continuó en su estrategia de seguirle pegando al gobierno, donde el mensaje es claro: “el Perú está parado y solo un expresidente con experiencia (como yo) puede devolverle el ritmo de crecimiento”.

AGP también aprovechó en pronunciarse en otros temas. Comenzó a pegarle al fujimorismo (por fin) y también reculó en su posición sobre la Unión Civil (ahora deja todo en manos del Congreso). Pero lo que más sorprendió fueron sus declaraciones sobre los narcoindultos. Vamos una por una.

(El hoy encarcelado Miguel Facundo Chinguel como único chivo expiatorio del caso narcoindultos para AGP. Foto: Diario 16)

¿ESCÁNDALO SOLO POR UN CASO? FALSO

García dijo esto sobre el proceso penal del caso narcoindultos. Vía Exitosa:

“Muy bien que hayan condenado a Facundo Chinguel, le encontraron las pruebas de un solo delito pero se hablaron de miles y de una red nacional. Esa leyenda la dijeron tanto que hay mucha gente que se la cree

Vayamos por partes. En primer lugar, el Ministerio Público apeló la sentencia precisamente por la contradicción que señala García. La sala a cargo del caso demostró que existió una organización ilícita para delinquir, pero solo sentenciaron a Miguel Facundo Chinguel por corrupción en dos casos – no en uno, como indica el expresidente -. Para el Ministerio Público, hay pruebas para condenar al expresidente de la Comisión de Gracias Presidenciales por más casos. Esto es algo que se deberá definir en segunda instancia.

En segundo lugar, García cree que el tema se agota solo en lo judicial. Y ha perdido idea del impacto político de lo que ocurrió: más de 3000 indultos y conmutaciones de penas a narcotraficantes, varios de los cuales reinicidieron e incluso un puñado de ellos tenía carné aprista (algunos de ellos incluso con aportes económicos). E incluso se contrató a algunos de los beneficiarios con la gracia presidencial. Y también se benefició a sentenciados por robo agravado.

Rosa María Palacios pone esto en contexto:

Alan García Perez, entre indultos y conmutaciones, cambio las condenas del 30% de los sentenciados del Perú. Justifico su política señalando que había que  terminar con el hacinamiento en las cárceles. ¿Lo logró? Mirando las cifras esta claro que la población penitenciaria creció. La política de García atacaba sólo el problema de condenados, que reiteramos, son la minoría (aproximadamente 30% de la población carcelaria). Si de esos, indulto o conmuto a un tercio, su política solo alcanzo a un 10% del total de presos. No parece, por sus resultados, una preocupación real por el hacinamiento, para el cual otras políticas (construir mas penales o reducir penas a primarios) podrían obtener mejores resultados.

Digamos, en cualquier parte del mundo estos hechos constituyen un escándalo. Sobre todo en un país donde la inseguridad ciudadana es creciente y el narcotráfico es una de las actividades ilegales más importantes en el país.

Pero si la incomprensión de la magnitud del problema es dramática, la salida propuesta por Alan es peor.

(La cosa no está para brindis. Foto: Diario Uno)

UNA COMISIÓN PARA DELEGAR EL INDULTO

Esta es la propuesta de Alan, recogida por El Comercio:

Alan García planteó que una comisión integrada por la Defensoría del Pueblo y representantes de las iglesias del país, sea la encargada de otorgar los indultos a los reos que califiquen a ese beneficio.

“(…) que sean ellos los que decidan”, aseguró tras indicar que no volvería a aprobar indultos.

Al ahondar en ese tema, dijo que de llegar nuevamente al gobierno no volvería a aprobar esos beneficios, tal como lo hizo en su anterior gestión, debido al rechazo que ese tema genera en la ciudadanía preocupada por el tema de la inseguridad.

No obstante, Alan García pidió no negar la posibilidad de otorgar ese beneficio a aquellos reos que cumplan los requisitos.

“(…) Constato que, con todo derecho, y tras la campaña de cuatro años, gran parte de la población dice sería mejor no permitir la salida ni beneficiar a las personas que han cumplido dos tercios partes de su pena; entonces, si no les gusta, que la Defensoría del Pueblo y una comisión de las iglesias de la patria sean las que decidan”, comentó.

El expresidente, quien es abogado, no se ha percatado de tres detalles.

El primero, tiene que ver con el hecho que el indulto y la conmutación de pena son prerrogativas que la Constitución otorga al Presidente de la República. Es decir, tendría que plantear una reforma constitucional. Tal como va la elección, vamos a tener un Congreso tan fragmentado como este. Y dudo que la mayoría de parlamentarios quieran aprobar un disparate como este, incluso si AGP llega al poder.

En segundo lugar, la facultad de la Defensoría del Pueblo es supervisar que el aparato estatal funcione bien y que se respeten los derechos fundamentales. Y meter a las iglesias en este tema es, simple y llanamente, zurrarse en el Estado laico. La propuesta en términos legales y políticos es inviable.

Finalmente, no se necesita un cambio legal. Para evitar estos casos lo que se requiere son dos cosas: motivar adecuadamente los indultos y las conmutaciones y, sobre todo, entender que se tratan de instituciones de carácter excepcional. Hasta ahora, el expresidente García no se ha percatado que el mayor de los errores cometidos por él en ese caso es haber desnaturalizado una institución que debe emplearse en casos realmente seleccionados, dado que implica una intromisión del Poder Ejecutivo en una decisión del Poder Judicial. AGP, quien ha pasado por dos Facultades de Derecho, sabe perfectamente que es así. Y por ello sorprende aún que no haya podido asimilar la magnitud de la barrabasada legal que ha cometido.

Y, probablemente, esta pérdida de olfato sea la misma que le está haciendo cometer los mayores errores de su carrera política.

BARNECHEA

En una semana donde los candidatos princi­pales lidiaron con declaraciones desatinadas (Guzmán), coqueteos faranduleros (Alan), lis­tas parlamentarias poco depuradas (Keiko), plagios (Acuña) y estancamiento (PPK), apareció un nuevo nombre en el candelero mediático. Un puña­do de buenas entrevistas permitió que Alfredo Bar­nechea sea visto como una posibilidad para un sec­tor del electorado. ¿Qué opciones tiene?

A su favor, el candidato de Acción Popular tiene al­gunos méritos. Es articulado en sus respuestas sin la impostación de un media training y tiene una visión clara del país, desde una mirada socialdemócrata. Su discurso apuesta a un elector huérfano: un centro que mira con desconfianza a los cinco de arriba y que no apostaría por Verónika Mendoza. Puede, sin de­jar de ser confiable para el empresariado, ha­blar de renegociación de contratos de gas con Jai­me de Althaus y hacerlo en forma solvente.

Pesa, además, el hecho de que postula por una marca conocida y sin an­ticuerpos. Si bien los dos gobiernos de Fernando Belaúnde son evaluados con severidad por historia­dores contemporáneos, la imagen de demócratas ho­nestos, la buena impresión del periodo de transición liderado por Valentín Paniagua y la procedencia clase­mediera de sus militantes (ojo, no solo en Lima) hace que marcar la lampa no suponga mayor esfuerzo. Y si bien Barnechea tiene 40 años en el ojo público, apare­ce como una figura nueva para los jóvenes.

¿Qué juega en su contra? Conecta con clases medias más tradicionales, pero tiene serias dificultades para hacerlo con aquellas más aspiracionales, así como con los sectores populares. Si bien se presenta con un dis­curso progresista en temas sociales (derechos huma­nos, unión civil, aborto), el mismo no se encuentra en su plan de gobierno. Deberá ser claro en responder so­bre las compañías para las que ha hecho lobbies en es­tos años. No tiene el dinero de otras campañas, lo que le da imagen de honestidad, pero tampoco le permite competir en igualdad de condiciones.

Si mantiene la buena performance, Barnechea con­seguirá que Acción Popular pase la valla electoral. La interrogante es si su perfil le permitirá conquistar vo­tos que vayan más allá de aquel primigenio objetivo.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 24.01.2015)

POLITICA Y FARÁNDULA

(Casi candidatos. Foto: Alejandro Benites “Zumba”)

Las posibles presencias de Mario Hart y Alejandro “Zumba” Benites, dos conocidos concursantes de reality shows, en las listas parlamentarias de Alianza Popular y el Partido Nacionalista trajeron a colación un añejo debate: ¿los personajes de la farándula están impedidos de participar en el mundo político?

En términos legales, la cuestión está zanjada. La Constitución no coloca ningún requisito más allá de una edad mínima tope (25 años) para poder postular al Congreso de la República. Queda, por tanto, a criterio de cada partido, llamar a una figura del espectáculo para postular o militar en sus filas.

En segundo término, tradicionalmente la forma como se ha visto al mundo del espectáculo hace que fácilmente se diluya con las artes. Así, muchas veces el compromiso político de figuras como el Jilguero del Huascarán (constituyente en 1979) o Elvira de la Puente, militante y congresista aprista, así como de los actores y músicos que apoyaron el No a la Revocatoria se equipara con la elección sorpresiva de Susy Diaz por el ignoto Movimiento Independiente Agrario en 1995. La proliferación de programas de farándula ha acentuado la diferencia entre las figuras de primera linea del mundo artístico con aquellas que aparecen más en dichos espacios por sus escándalos antes que por su talento (paradójicamente, con la exparlamentaria y vedette a la cabeza), por lo que esta diferencia parece ser más clara ahora.

Así, lo que se critica es, de un lado, la supuesta poca preparación de estos personajes para desempeñar un puesto de representación. El problema es que la mayoría de nuestros parlamentarios tienen grados y títulos académicos y ello no les impide tener los problemas que tienen tanto con el ciudadano como con la justicia en algunos casos. Digamos, los defectos de nuestros congresistas están menos en el cartón y más en sus credenciales éticas o en la comprensión del mundo político. Muchos recién llegados y que, además, con la pobre tasa de reelección, terminan yéndose bastante rápido.

De otro lado, el argumento clave es el aprovechamiento político de estas figuras. Si bien políticos como Javier Barreda han buscado argumentar que la inclusión de Hart se debió a un legítimo afán de conectarse con los sectores juveniles desafectos a la política – lo que, por cierto, no está mal en sí mismo -, lo que se notó tanto en este caso como en el de Zumba era la desesperación por parte de dos candidaturas que no terminan de despegar, por diversos motivos. Antes que el interés en llevar a los tradicionales televidentes de Combate o Esto Es Guerra en edad de votar a dejar la evasión por unos minutos, se notaba la necesidad de jalar votos de donde sea.

Lo curioso es que los partidos que han querido llevar a estas figuras tan apreciadas por los jóvenes ignoran un dato. Con la excepción de Díaz – y probablemente, de Giancarlo Vacchelli en 2011 -, las figuras de farándula no han entrado al Congreso.

Finalmente, como dice Eduardo Adrianzén:

Los affaires de esta semana fueron tan, pero tan reveladores de lo que es hacer política actualmente: cero ideas, cero convicciones. Armar una lista para pichanga es más difícil: por lo menos los hinchas sí tienen algún amor por alguna camiseta, y la defienden. En política peruana ya ni eso se pide, porque la misma opinión pública no las considera importantes. ¿Defender una idea? No te pases, ¡si prácticamente casi todas son iguales! En fin…

Apago el televisor.