VEINTE ACONTECIMIENTOS QUE MARCARON AL PERU EN 2015

(Diversos cambios se produjeron en el diario más importante del país. Foto: Gestión)

20. RELEVOS EN EL COMERCIO: Luego de ser nombrado como director en octubre del año pasado, Fernando Berckemeyer hizo varios cambios en el diario más importantes del país. Salieron, en buenos términos, figuras emblemáticas como Mario Cortijo y Juan Paredes Castro. Por distintas circunstancias, salieron las representantes más claras del conservadurismo religioso en el diario, siendo el despido de Martha Meier sintomático del cierre de una era. Se han renovado por completo a los editores del diario al cierre de este año y se reactivó la Unidad de Investigación, a cargo de Daniel Yovera. El reto es convencer a los lectores que la cobertura electoral será menos sesgada que en 2011.

(Capturado en Bolivia, polémico empresario deberá esclarecer si fue favorecido por sus contactos en altas esferas para contratos con el Estado. Foto: Andina)

19. LA BALADA DE BELAUNDE LOSSIO: El exjefe de prensa de la campaña de Ollanta Humala se encuentra esperando sus procesos judiciales en un penal, luego que Bolivia decidiera su extradición (y luego la fuera ampliando durante el año). Muchos esperaban que “cantara” en contra del Presidente de la República y de su esposa pero, por ahora, el empresario parece estar más preocupado en defenderse. El caso tuvo una víctima mediática: la periodista Milagros Leiva, quien tuvo que dejar América y Canal N por entregar dinero a sus lugartenientes a cambio de una primicia.

(Luego de 6 años, se logró inaugurar el LUM. Foto: José Alejandro Godoy)

18. INAUGURACIÓN DEL LUGAR DE LA MEMORIA: Luego de varias idas y venidas, por fin se puso a disposición del público la exposición permanente del Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social. El museo sobre el periodo de violencia vivido entre 1980 y 2000 seguirá manteniendo la polémica sobre el periodo. Para algunos, la muestra resulta bastante didáctica. Para otros, hace un repaso meramente superficial.

(Sentencia contra Facundo Chinguel validó trabajo de la Megacomisión. Foto: Perú.21)

17. MEGACOMISION: NARCOINDULTOS, SENTENCIAS Y ENRIQUECIMIENTO ILICITO: El mayor respaldo al trabajo hecho por este grupo encabezado por Sergio Tejada fue la sentencia que condenó a Miguel Facundo Chinguel a poco más de 13 años de prisión, así como a un grupo de exfuncionarios por la formación de una asociación ilícita para otorgar indultos, con dos casos comprobados de coima. Asimismo, causó revuelo el informe sobre enriquecimiento ilícito, que compromete a altos funcionarios del gobierno aprista. Si bien aún se discute judicialmente la validez de los informes de la Megacomisión, el caso narcoindultos ha golpeado de manera fuerte las posibilidades electorales de García.

(Operación exitosa fue convalidada por Corte Interamericana, que también indicó que hubo una ejecución extrajudicial luego de la misma. Foto: El Comercio)

16. LA SENTENCIA EN EL CASO CHAVIN DE HUANTAR: Un caso que sirvió para proseguir la campaña de los sectores más conservadores contra el sistema interamericano de derechos humanos terminó por fin. La Corte Interamericana señaló que, luego del operativo judicial, sí se produjo una ejecución extrajudicial de un terrorista y ordenó el procesamiento de los responsables. El principal sospechoso, Jesús Zamudio Aliaga, se puso a derecho y hoy está siendo enjuiciado. La Corte también reconoció el derecho que tenía el Estado peruano a defenderse frente a la toma de la residencia del embajador japonés entre 1996 y 1997.

(Lobbista brasileña Zaida Sisson fue uno de los personajes centrales del caso Lava Jato en Perú. Foto: Perú.21)

15. LAVA JATO: El mayor escándalo de corrupción en Brasil tuvo repercusiones en el Perú. Indagaciones sobre posibles coimas ligadas a la Carretera Interocéanica y las pistas sobre la lobbista brasileña Zaida Sisson fueron los ecos claves de las investigaciones que han puesto en la cárcel a varios empresarios brasileños. Este blog publicó varios de los correos de Sisson en tratos con empresarios y políticos nacionales (ver aquí y aquí)

(Novela de Renato Cisneros mostró nuevo ángulo sobre la memoria en torno a la violencia, así como frente a la relación padre – hijo. Portada: Planeta)

14. EL ARTE Y LA MEMORIA: Desde hace varios años, la memoria sobre lo ocurrido durante los años de violencia ocupa a buena parte de nuestros artistas. Este año, salieron cuatro grandes productos de calidad. La novela La Distancia que Nos Separa de Renato Cisneros, donde ajusta amigablemente cuentas con su padre, el conocido militar Luis “el Gaucho” Cisneros Vizquerra; el libro de no ficción Los Rendidos, donde el historiador José Carlos Agúero reflexiona sobre sus progenitores, dos miembros de Sendero Luminoso; y las películas Magallanes y NN, con distintas miradas sobre las secuelas del conflicto (violencia sexual y desaparecidos). Existe consenso en que estas cuatro piezas se encuentran entre las mejores del año que se va.

(Exvicepresidente de CONFIEP sigue prófugo de la justicia. Foto: Correo)

13. EL CASO LELIO BALAREZO: Por primera vez, un vicepresidente de CONFIEP es sentenciado por defraudación tributaria. Balarezo fue cesado en su puesto, así como en su cargo de presidente de CAPECO. Hasta el momento se encuentra prófugo de la justicia. El caso motivó un debate sobre la cobertura periodística sobre crímenes de cuello blanco, así como en torno a los parámetros que los dirigentes empresariales deberán cumplir.

(Las portadas que le costaron a Fujimori una nueva condena)

12. FUJIMORI NUEVAMENTE CONDENADO: A inicios de año, el expresidente fue sentenciado a 8 años de prisión, 3 años de inhabilitación y una reparación civil de 3 millones de soles, luego que se comprobara que desvío fondos de las Fuerzas Armadas para pagar a los dueños de los diarios chicha, a fin que pongan sus portadas a favor de la segunda reelección presidencial en 2000. Fujimori no pudo rebatir las pruebas presentadas por el Ministerio Público y la Procuraduría Anticorrupción.

11. LA DINI EN ENTREDICHO: Una serie de investigaciones publicadas por la extinta revista Correo Semanal puso al descubierto irregularidades en la Dirección Nacional de Inteligencia. En particular, el seguimiento a opositores al gobierno – incluyendo a políticos y periodistas – y, como se supo después, incluso a la primera vicepresidenta de la República. En la DINI mandaban militares ligados a la promoción del Presidente de la República. El caso provocó la reestructuración del organismo.

(Poca obra, harta crítica, alta aprobación. Foto: Perú.21)

10. EL PRIMER AÑO DE CASTAÑEDA: El alcalde termina con más de 60% de aprobación, pero criticado fuertemente por un sector de la ciudadanía debido a su carencia de visión de la ciudad. Pocas obras y varias de ellas con anticuchos, retrocesos en reformas importantes para Lima pero, a la par, mantiene un discurso de expectativa por lo que puede hacer y con el contacto directo con el ciudadano. Sus opositores deberán tomar en consideración la agenda de quienes aprueban al alcalde, para saber como conectar con ella, sin dejar sus críticas de fondo.

(La verdad no estaba en su agenda. Nadine Heredia en su peor año. Foto: El Comercio)

9. AGENDAS EN SALMUERA: Las famosas agendas de Nadine Heredia, con anotaciones sobre montos de dinero, se convirtieron en un fetiche para la oposición mediática al gobierno, a fin de demostrar, de una vez y para siempre, que el matrimonio presidencial recibió plata de Venezuela con fines poco santos. A ello se sumó el pésimo manejo político del tema, que terminó en una cadena de mentiras de Heredia que liquidó su credibilidad. Si bien no constituyen prueba delictiva por si mismas, más aún ahora que se sabe que hay hasta 3 tipos de letra distintos, se convirtieron en el símbolo de un año complicado políticamente para la familia Humala.

(Keiko en Harvard inició un intento de suavizar ciertos aspectos del fujimorismo. Foto: Utero.pe)

8. KEIKO BUSCA AGGIORNARSE: Si bien el público más antifujimorista no le cree, Keiko busca convencer al electorado que un posible gobierno suyo no sería similar al de su padre. Las respuestas a diversas preguntas sobre derechos humanos en la Universidad de Harvard y el apartamiento de algunas figuras históricas (y otras con anticuchos) de la lista parlamentaria serían pasos en esa vía. Sin embargo, el camino le es empedrado, tanto por la falta de credibilidad, como por el hecho que el pleito es real. Veremos si el “voto duro” más conservador permanecerá con ella.

(El primer Fiscal de la Nación destituido en la historia peruana. Foto: Perú.21)

7. LA CAIDA DEL FISCAL DE LA NACIÓN: Hecho histórico. Por primera vez, el Consejo Nacional de la Magistratura destituyó a un Fiscal de la Nación en ejercicio. Carlos Ramos Heredia dejó el Ministerio Público en medio de múltiples cuestionamientos en su contra, en medio de la peor hora de la institución. Pablo Sánchez Velarde, su reemplazante, busca reconstruir una institución dañada por inacción y corrupción durante los últimos años. A la par, este año, el CNM protagonizaría su propia crisis.

(Pulgar Vidal fue clave en el nuevo acuerdo sobre cambio climático. Foto: Semana Económica)

6. LIDERAZGO PERUANO EN LA COP 21: El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, se convirtió en el facilitador para las negociaciones del Acuerdo de Paris sobre cambio climático, uno de los tratados más importantes de los últimos años. El nuevo tratado termina siendo la clave para la política global sobre la materia. El funcionario peruano fue aplaudido de pie al terminar la cumbre.

(Ana Jara fue la primera presidenta del Consejo de Ministros en ser censurada en cinco décadas)

5. CENSURA A ANA JARA: Por primera vez en cinco décadas, un gabinete es censurado. Ana Jara pagó los platos rotos del escándalo en torno a la DINI, así como la falta de puentes del gobierno frente al Congreso de la República. La caída de Jara fue el inicio del declive de una bancada oficialista que ya perdió a los dos vicepresidentes elegidos así como a otros miembros que postularán por otras tiendas políticas este año. Aún así, Jara sigue siendo apreciada como un cuadro importante del cada vez más diezmado Partido Nacionalista.

(Luis Fernando Figari y Germán Doig son los principales protagonistas de una historia de abusos al interior de una organización conservadora católica. Foto: El Comercio)

4. EL SODALICIO AL DESNUDO: La investigación periodística del año. Pedro Salinas, con la colaboración de Paola Ugaz, reveló lo que era un secreto a voces: el fundador del Sodalicio de Vida Cristiana, Luis Fernando Figari, sería el responsable de abusos sexuales y psicológicos, dentro de una institución rígida dirigida a jóvenes de clase alta y media. El Ministerio Público promete una investigación con más rigor para el 2016, mientras que buena parte de la ciudadanía pide que Figarí sea traido a Lima desde Roma, para responder ante la justicia. La organización católica atraviesa su peor momento en 44 años, mientras que sus finanzas comienzan a ser reveladas.

(Tía María fue el conflicto socioambiental más complicado del año. Foto: Perú.21)

3. TIA MARIA, LOTE 192 Y LAS BAMBAS: Tres conflictos sociales que expresan el agotamiento de un modelo de gestión de tensiones alrededor de actividades extractivas en el Perú. Quedó claro que se requieren ajustes por parte del Estado, las empresas y las comunidades en torno a cómo administrar los recursos de la minería y la extracción de hidrocarburos. Quizás el paso mayor en ese sentido es que el SENACE otorga, desde este lunes, la certificación ambiental para grandes proyectos.

(Plata ¿y votos como cancha? Acuña puede ser la sorpresa de estas elecciones. Foto: AMPE)

2. ACUÑA APARECE: Polémico político, el exgobernador regional de La Libertad expresa los alcances y limites de la política peruana durante los últimos 25 años. Empresario construido desde abajo, maneja un consorcio universitario cuyos límites con su partido político son, siendo generosos, bastante difusos. El discurso emprendedor, mezclado con identificación con un modelo de éxito puesto sobre la mesa durante los últimos años, le da a Acuña serias opciones de ganar el próximo año, a pesar de varias acusaciones sobre corrupción en su contra.

(La Ley Cotillo fue el último intento por salir de la Ley Universitaria. Se paró gracias a la protesta estudiantil. Foto: Perú.21)

1. LA DEFENSA DE LA LEY UNIVERSITARIA: Junto con la Ley de Consulta Previa, la norma que regula las universidades es, sin duda, la más importante de las aprobadas por el Congreso de la República. Si bien tiene detalles que pueden afinarse hacia el futuro, se rescata que se regule, finalmente, un mercado con severas fallas y que tenga como centro a la universidad pública. La Ley fue defendida tanto ante el Tribunal Constitucional como de algunos parlamentarios que quisieron colar una norma de contrabando para contravenir alguna de sus disposiciones.

(Por su defensa de políticas públicas educativas, DTP considera que Daniel Mora es el personaje del año 2015 en el Perú. Foto: La Mula)

El protagonista central de esta defensa ha sido Daniel Mora, congresista de la República que, contra viento y marea, defendió las bondades de la norma y viene impulsando otra sobre institutos. Por ello y por ser uno de los pocos políticos con capacidad de defender una política pública importante para el país, Desde el Tercer Piso considera que Mora es el personaje del año 2015.

Libertad para los presos políticos en Venezuela.

LA PURGA FUJIMORISTA

(Por ahora, es round de Keiko. Foto: La República)

Hoy, a dos días que acabe el año, Keiko Fujimori despejó las dudas centrales sobre su bancada parlamentaria: 18 parlamentarios no irán a la reelección, entre ellos, Martha Chávez, Luz Salgado y Luisa María Cuculiza. Esta es la historia.

(Los tres de la discordia. Fotocomposición: Correo)

LA EVALUACION

Un reportaje de Marco Sifuentes, escrito en colaboración con Laura Grados, para la revista Poder, daba cuenta de las tensiones que ya se vivía en el fujimorismo desde, por lo menos, varios meses.

Si bien la bancada fujimorista aparecía como monolítica, ya existían broncas. Y la causante es una: Ana Vega. La actual secretaria de organización de Fuerza Popular es la persona en la que más confía Keiko Fujimori, a quien acompaña desde que era Primera Dama. Y hoy es el gran factor de disidencia al interior de Fuerza Popular. De hecho, según cuentan Sifuentes y Grados, ella era la excusa para una frustrada secesión que sería encabezada por Octavio Salazar, Leyla Chihuán, Julio Rosas y Pedro Spadaro.

De hecho, Vega ya había tenido tensiones con Kenji Fujimori y su entorno de asesores en 2013. Y era vista como el principal factor contra “los históricos”. De hecho, ella era quien encabezaba lo que, en el fuero interno, se denominaba como “la comisión evaluadora”. Y es allí donde comenzaron los problemas.

(En primera fila, los históricos evaluados. Solo quedará Salgado. Foto: El Comercio)

LOS FOCUS GROUPS Y LAS BRONCAS

Como indicó El Comercio y también dio a conocer este blog en su momento, Fuerza Popular encargó unos focus groups donde los resultados contra Chávez, Aguinaga y Cuculiza eran devastadores. Los tres eran identificados con la imagen más dura y, sobre todo, con lo peor del fujimorismo.

Es en esos momentos donde se producen todas las movidas que hemos visto en las últimas semanas: Cuculiza en conversaciones con Solidaridad Nacional, Chávez amagando con su retiro, Aguinaga callando, Kenji protestando y el propio Alberto Fujimori mandando una carta con sabor a motín.

Resulta sintomático que el anuncio se haya producido luego del fin de semana navideño. Keiko visitó el viernes a su padre en el Establecimiento Penal Barbadillo y ayer lunes se comunicó la decisión a los congresistas que ya no postularían. Aunque Keiko indicó que no se habló de política en la cita con su progenitor. Sin embargo, Kenji acaba de mencionar que el propio expresidente sentenciado pidió a quienes no estarían en la lista que apoyaran a Keiko.

(Kenji se queda y también Chacón. Foto: Exitosa)

LAS MOVIDAS

Por lo pronto, Cuculiza ya anticipó que se queda en Fuerza Popular. Si bien la parlamentaria indicó que le dolió la separación de la lista, acatará disciplinadamente la decisión de Keiko. Chávez, habitualmente locuaz, no ha expresado su opinión al cierre de este post. Mientras que Aguinaga dijo a Correo que ya esperaba esta decisión y que la cumplirá.

La lideresa de Fuerza Popular también indicó que Kenji Fujimori y Luz Salgado pasaron la evaluación y que pasará por una decisión personal de ellos postular o no. En el caso de Salgado, habíamos anticipado hace dos semanas que tenia el beneplácito de Keiko para quedarse, debido a que era quien más se habia aggiornado de las figuras históricas.

Aunque no lo mencionó Keiko, uno de los 15 otros parlamentarios que no irá a la reelección será Pedro Spadaro. El parlamentario chalaco había anticipado en Exitosa hace algunas semanas que había cumplido un ciclo en el Congreso. Todo indica que quiere tentar la presidencia regional o la alcaldía provincial del Callao. De allí que, en la conferencia de hoy, se mencionara que algunos congresistas habían decidido no postular.

Según registró la periodista Patricia Hoyos de La República, otro de los congresistas que no postulará será Aldo Bardalez. El parlamentario hizo público este tema mediante su cuenta en Facebook. El legislador se hizo conocido porque una de sus asesoras se dedicaba a cuidar a la madre del parlamentario en horas de oficina.

Figuras que estarían en la lista, según pudo conocer este blog, son Cecilia Chacón (que irá a la reelección por Lima), el abogado Miguel Ángel Torres (hijo del expresidente del Congreso Carlos Torres y Torres Lara), además de los jales ya conocidos de Esther Saavedra y Luis Galarreta.

Ojo que es bastante probable que Keiko repita la fórmula del 2011, al llevar a un pastor evangélico como número 1 de la lista en Lima. En lugar de Julio Rosas, quien ahora estará en las filas de Solidaridad Nacional, el nombre que más suena es el de Miguel Bardales. Ojo con lo que se mencionó en Utero.pe sobre él, a raíz del Te Deum Evangelico de este año:

Sobre lo primero, la opinión pública debería saber que el Te Deum evangélico fue fruto de una componenda política entre un sector de pastores ultraconservadores liderados por Bardales y algunos políticos apristas y fujimoristas de confesión cristiana. Por ello, Alan García, que ya conocía personalmente a Bardales, fue un entusiasta propiciador del evento apenas ascendió al poder. Asistió religiosamente al Te Deum evangélico mientras fue presidente, e incluso después. Cuando ganó Humala, según las propias fuentes evangélicas, él se negó a asistir pues conocía las componendas de Bardales y su grupo de pastores pro-fujimoristas. Más bien se intentó que CONEP y UNICEP organizaran el evento, para darle más institucionalidad. Pero la poca pericia de los líderes de estas organizaciones, combinada con la astucia estratégica de Bardales y compañía, diluyó esa posibilidad.

(Al final del día, para muchos queda claro que estamos ante el mismo proyecto. Foto: El Comercio)

¿QUE QUEDA AL FINAL?

Por donde se le vea, Keiko termina perdiendo, a pesar de un desenlace cantado. Los sectores antifujimoristas creen que la pugna con el padre, en realidad, es una pantomima, como señalaba hace un par de domingos Rosa María Palacios:

¿Por qué creo que aquí hay más de estrategia política conjunta que de verdadera ruptura? Porque el primer objetivo de Alberto Fujimori es salir de la cárcel. Él será instrumental a cualquier cosa que planifique su hija, a cambio de su libertad, por más díscola o ambiciosa que ella supuestamente sea. Incluso fingir el reclamo sobre la postergación de cuatro congresistas a los que nunca tuvo reparos en abandonar para huir a Japón. ¿Va a quemar su única esperanza con desplantes públicos verdaderos que luego lo hagan morir más despacio que héroe de teatro Kabuki? Estará preso, pero no ésta loco.

Mientras que los sectores más duros, por su parte, resienten la ausencia de estas figuras. Para decirlo en duro, eran sus alfiles contra “los caviares” o la “persecusión política” a la que consideran se han visto sometidos. Para ellos, Keiko comienza a aparecer más como mal menor que como una figura por la que votarían sin problemas. Y allí se le abre un flanco a la candidata de Fuerza Popular, que podria ver como buena parte de su voto conservador AB se le termine yendo con la Alianza Popular.

Así las cosas, Keiko Fujimori ha tenido que tomar una decisión difícil a medias. No puede desprenderse del todo del pasado, pero si deshacerse, al menos en la lista parlamentaria, de sus voces más controvertidas. ¿Le dará resultados?

UN AÑO (DE NUEVO) CON CASTAÑEDA

Si queremos resumir el primer año de la tercera gestión de Luis Castañeda Lossio puede recurrirse a esta fotografía:

(Así quedará el malecón de Miraflores. Foto: La República)

Este es el esperpento con el que el alcalde de Lima remata sus primeros 365 días de gestión. Si la ola llevandose la arena donada (por Odebrecht) en la playa La Herradura se convirtió – además de un grosero error – en un símbolo de la gestión Villarán, el malecón – ciclovía con fierro amarillo en la Costa Verde pasará a la posteridad como un símbolo de lo que representa esta administración.

Una obra que originalmente iba a tener barandas de madera – lo obvio ante el óxido – y que tenía ya serios cuestionamientos técnicos y paisajísticos se ejecuta utilizando el color del partido del alcalde. Ante la evidencia, la Municipalidad Metropolitana de Lima opta por poner una portátil con “deportistas espontáneos” y señalar que “el color amarillo” cumple con una norma internacional. No. No es broma. Y, para colmo, como indicó Cuarto Poder hace algunas semanas, la obra tampoco ha tenido autorización de la Dirección de Capitanía de Puertos. Todo ello mientras obras que sí son necesarias en la zona – como las escaleras para evacuar la Costa Verde – no son completadas.

Si esto es así, ¿por qué Castañeda tiene la aprobación tan alta que tiene? Una explicación la dio hace algunos meses Eduardo Dargent:

Luis Castañeda se ha enfocado en grandes proyectos de infraestructura y obras que privilegian el contacto directo con la población en barrios y distritos, pero no ha impulsado reformas profundas como las mencionadas. Antes que empujar las costosas y complejas reformas que valora Juárez, como enfrentar la informalidad que causa tráfico y polución, Castañeda ha convivido con estos problemas. O incluso ha apoyado a quienes los causan. Castañeda es más Orión, no más transporte masivo de calidad, por ejemplo.

Yendo al ejemplo que analizamos. La Costa Verde no es una prioridad para el público que mayoritariamente apoya a Castañeda. Peor aún, un alto porcentaje de personas aprueba la obra que, para todo efecto práctico, tapará la visibilidad del mar. La franja de litoral entre San Miguel y Chorrillos no es vista, por buena parte de los ciudadanos, como un espacio público – noción aún en construcción en una ciudad donde la reja es el remedio para la inseguridad ciudadana -, sino como un escape al tráfico de Lima. La ciudad carretera, aquello que es lo más cercano a lo que el líder de Solidaridad Nacional tiene como visión de la ciudad, es algo que es visto como sinónimo de progreso para muchos ciudadanos.

(A pesar de todo, tiene más de 60% de aprobación. Foto: El Comercio)

Todo ello explica por que, a pesar que regidores como Hernán Nuñez y Augusto Rey (haciendo bien su trabajo) han denunciado con documentos varias irregularidades y han advertido con fundamentos serios las carencias de esta gestión, la misma sigue siendo tan aprobada. Y por ello, sus opositores deberán – como hemos insistido desde este espacio – acercar las políticas que buscan defender a quienes tradicionalmente apoyan al alcalde.

Mientras tanto, habrá que seguir peleando por reformas imperativas – como la del transporte -, así como para ponerle un freno a un alcalde que cree que alta aprobación es sinónimo de carta blanca para hacer lo que le da la gana. Que haya obras, pero no a cualquier precio y sin un plan claro de lo que se quiere para Lima. Los primeros llamados a defender la ciudad donde vivimos somos los limeños.

UN LUGAR PARA LA MEMORIA

Tenía cierto escepticismo por el resultado fi­nal de la exposición permanente del Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social. (LUM) Si bien, en abril pasado, ha­bía tenido una larga entrevista con Diego García – Sayán, en la que me dio algunos adelantos de lo pre­sentado, había visto como espectador las tensiones suscitadas con distintos actores frente al contenido de este espacio.

Con esas dudas, fui el miércoles al LUM y salí gra­tamente sorprendido. Sin dejar de brindar una mira­da de conjunto, son las historias particulares aquellas que nos hablan sobre graves violaciones a los dere­chos humanos. Una visión ni edulcorada ni triunfalis­ta, para resumirlo.

En particular, re­sultan bastante lo­gradas las historias sobre Uchuraccay, Pu­tis y los asháninkas, mostradas con info­grafías y videos rea­lizados por el cineas­ta Héctor Gálvez. Lo mismo se puede decir de la sala “Una perso­na, muchas personas”, donde vemos a peruanos de distintas procedencias brindar sus testimonios. Re­sulta sobrecogedor ver, en el mismo espacio, al ex­canciller García Belaúnde contar lo ocurrido con su padre, herido gravemente en un atentado de Sende­ro Luminoso; a Georgina Gamboa, presentar su pro­pia historia de violencia sexual (cometida por miem­bros del Ejército); a José Carlos Agüero resumir su experiencia como hijo de senderistas; o a Fredy Or­tiz, cantante de Uchpa, relatar lo que vio como poli­cía en zona de emergencia.

El uso de elementos audiovisuales y la conexión con la cultura popular enriquecen la conexión con una historia dura de tocar. Se nota la influencia del Museo de la Memoria chileno en el tono de la presen­tación. Sin embargo, hubiera sido ideal una mejor in­corporación de algunos contenidos, como los vincu­lados a los reclutamientos forzados, la tortura o una mirada internacional sobre el periodo.

Katherine Hite, experta en lugares de memoria, me decía, hace algunas semanas, que la apropiación social hace que un espacio de este tipo logre cobrar continuidad en el tiempo. Y para ello es necesario que el público acuda al LUM. Le invito a que lo haga. Re­encontrarnos con nuestro pasado y procesarlo ade­cuadamente es imperativo para contar con un me­jor futuro.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 27.12.2015)

(Fotos: José Alejandro Godoy)

GENARO

(El libro de Hugo Coya permite conocer mejor al personaje central de la historia de la televisión peruana. Foto: JAG)

Aunque las nuevas generaciones conocen más a Genaro Delgado Parker como el parodiado broadcaster deudor de El Especial del Humor, lo cierto es que su vida, para bien y para mal, marca la historia de las telecomunicaciones en el Perú durante las últimas seis décadas.

Hugo Coya lo comprendió así. Y por ello escribió una biografía – con la colaboración del propio protagonista para esclarecer varios hechos – en la que se nos muestran distintos pasajes de la vida del conocido empresario, para entender decisiones clave que tomó a lo largo de su vida, así como determinados comportamientos que marcaron su carrera.

¿Cuáles fueron los secretos del éxito del empresario? Una mezcla de azar – iba a ser ingeniero químico -, osadía para los negocios, habilidad para hacer dinero de la nada – de hecho, de aquí surge la fama de deudor consuetudinario de los últimos años, empatía con los gustos populares (aunque no fueran los suyos. Genaro confiesa por primera vez que no le gustaba Ferrando) y visión para ver nuevas opciones de comunicación. La misma que le permitió vislumbrar el negocio de la televisión y los celulares antes que otros, con lo que aseguró su futuro económico.

Pero Coya no solo cuenta los éxitos. El libro es bastante rico en contar los fracasos – empresas en las que se involucró durante su exilio obligado durante la dictadura militar, la televisión por cable -, las disputas familiares que precipitaron su salida de Panamericana Televisión y las idas y venidas con la política, desde su “bautizo” con cifras erróneas de las elecciones presidenciales de 1962 hasta el vladivideo proyectado en 2001. Coya logra una declaración inédita: que Delgado Parker se arrepienta del último episodio. Y claro está, se describen sus lios con Schutz por un canal que hoy, agónico, requerirá el ingreso de un nuevo socio estratégico (Enfoca) para su relanzamiento.

Casi retirado de todo, afrontando los achaques y las enfermedades propias de la edad, Delgado Parker es ahora más un recuerdo que una actualidad. Pero, sin duda, a pocos años de celebrar las seis décadas de la televisión en el Perú – y a 25 años de la entrada de la telefonía celular al país – es saludable contar con una versión bastante equilibrada y justa (así como bastante bien contada) sobre una vida que pudo, tranquilamente, ser una de las ficciones que vendió al país y al extranjero.

Puedes leer la introducción del libro sobre Delgado Parker en Utero.pe.

NAVIDAD EN EL SODALICIO

(Por muchas razones, este es el libro del año. Imagen: Planeta)

Hace dos meses, Pedro Salinas – en colaboración con Paola Ugaz – presentó Mitad Monjes, Mitad Soldados. Una investigación seria sobre el Sodalicio de Vida Cristiana, una organización católica conservadora en cuyo seno se han cometido abusos de diverso tipo. Los principales aportes del volumen se encuentran en la descripción de una estructura vertical que facilitó la captación de jóvenes de clase alta y los testimonios sobre abusos sexuales y psicológicos.

(German Doig – ya fallecido – y Luis Fernando Figari, número 2 y número 1 del Sodalicio de Vida Cristiana, han sido acusados de abusos psicológicos y sexuales)

La reacción condenatoria ha sido únanime. Hasta el usualmente poco proclive a condenar escándalos eclesiales Juan Luis Cipriani ha señalado, en público y en privado, que el caso requiere sanciones. La Conferencia Episcopal Peruana ha sido aún más dura en su condena. La organización ha sufrido el golpe más fuerte de su historia y, por primera vez en su historia, un superior del SCV brindó una entrevista a El Comercio para explicar lo que ocurría al interior de la institución. Asimismo, el libro ayudó a que otros exintegrantes del Sodalicio dieran a conocer sus propias experiencias como miembros de este cuerpo ultramontano.

(Alessandro Moroni, superior general del Sodalicio, en medio de una encrucijada. Foto: El Comercio)

Sin embargo, dos meses después, hay cuestiones que no avanzan. Como indicó la periodista Laura Grados, al interior del Sodalicio existen tensiones claras sobre qué hacer con Luis Fernando Figari. Para decirlo claro, un sector logró parar lo que se venía: su expulsión. Se formó una Comisión de Ética para que se presentaran denuncias, pero con una conformación bastante conservadora y un tufillo a que se iba a comprar silencios. Mientras que el Ministerio Público investiga el caso con bastante discreción, Figari permanece en Roma, con un estado mayor sodálite que lo rodea y tratándose de un tumor.

(A la izquierda, el edificio romano donde vive Figari. Foto: El Comercio)

Al mismo tiempo, se abren otras preguntas: ¿qué pasará con el patrimonio de la organización? Una interrogante que se inicia con una nueva indagación de Grados. De acuerdo a sus investigaciones, el manejo de dinero se estima en “más de US$ 4 millones solo en bienes inmuebles y 59 vehículos para el transporte de sus miembros y el uso en sus cementerios”. Bienes manejados a través de asociaciones constituidas por miembros de la organización. Algunos de estos inmuebles se encuentran en zonas de lujo. Y el escándalo ha comenzado a destapar este ingente patrimonio. Quizás ello explique, considerando quienes rodean a Figari actualmente, porque no lo botan.

(Es hora que el Sodalicio se decida por la expulsión. Foto: El Comercio)

¿Por qué escribir sobre este tema en Navidad? Esta fecha supone siempre un nuevo comienzo, basado en el nacimiento de quien los cristianos consideramos como Dios. Es momento de bregar para que en nuestra Iglesia nunca más ocurran este tipo de abusos y, sobre todo, seguir luchando para que la impunidad ya no sea la norma. Figari, antes que en “una vida de contemplación y meditación”, debería estar ante un tribunal. Los primeros en exigirlo deberíamos serlo quienes pertenecemos a una institución que ha cometido varios errores – y muy graves – en torno a este tema. También debemos tener empatía hacia las víctimas y sus familias, cuestión que no ha sido la norma, sobre todo entre varios miembros del SCV.

Y ello implica un imperativo para el Sodalicio: expulsar a Figari, entregarlo a la justicia y refundar la institución. Si no lo hacen, estarán perdidos, tanto en términos judiciales, como eclesiales y de imagen. Solo les queda una oportunidad. Es momento de aprovecharla. Veremos si la toman, a la luz de lo que hoy ya se conoce.

Feliz Navidad.

¿EL CENTRO DE BARNECHEA?

(¿Adelante? Foto: La República)

En su columna de hoy, Marco Sifuentes se manda con esto:

Alfredo Barnechea tiene suficientes contactos en los medios como para obtener valiosos minutos de exposición en televisión. Si hay un nicho de votantes que busca a alguien que “hable bonito” pero no quiere votar por el candidato de los narcoindultos, aquí tiene a su hombre. La verdad, si lo pusieran a debatir con gente como Acuña, Barnechea quedaría como Churchill. Con un equipo de campaña sólido, también podría pasar la valla.

El domingo pasado, Acción Popular eligió al conocido periodista y escritor como candidato presidencial, luego de elecciones internas bastante disputadas y en las que la ONPE intervino en todo el proceso. De todos los comicios internos, quizás el de AP ha sido el modélico: competencia interna leal, resultados casi inmediatos y reconocimiento pronto del ganador. Digamos, lo que un partido normalmente haría, salvo en el Perú de las coaliciones de independientes.

¿Qué ventajas tiene una candidatura como la de Barnechea?

1. Búsqueda de un nicho vacío: el centro. Como indicó Eduardo Dargent:

Hay espacio, pero ¿puede llenarse? Uno diría que sí, que hay temas a ser politizados. Un número importante de ciudadanos, por ejemplo, apoya reformas iniciadas por este gobierno que constituyen políticas públicas centristas: reforma educativa, diversidad productiva, programas sociales. El descalabro del gobierno pone en riesgo su continuidad. Un candidato o candidata de centro sería su defensor natural. Además, hay dos partidos con inscripción que pueden jugar esa carta con cierta credibilidad: Somos Perú y Acción Popular. Una alianza entre ambos, con un discurso reformista renovado (AP versión sesentas), no sería poca cosa.

2. La buena imagen de Acción Popular. Si, a pesar de los graves errores y omisiones de los gobiernos de Fernando Belaúnde Terry, AP es como el Deportivo Municipal de la política. Un partido por el que varios pueden simpatizar o votar, aunque no necesariamente sea la primera opción. El recuerdo de Paniagua ayuda mucho en ese sentido.

3. Una marca con recordación y posibilidades de potenciar. Sobre todo en provincias y con personas mayores de 45 años, AP es un partido que tiene opciones. Cada vez que se hacen encuestas para el Congreso, aparece con serias opciones de pasar la valla electoral. Y con un buen trabajo de marketing, puede potenciarse, sobre todo en un público que no ha sido atendido hasta hoy en esta elección: los jóvenes.

4. Candidato con un rollo claro. Aunque aún con poca difusión, Barnechea apuesta por el tema del “partido del trabajo” y apunta con algunas de sus propuestas a la clase media que ha dejado libre el APRA.

Sin embargo, la postulación de Barnechea también requiere ajustes:

1. Media training urgente. Voz demasiado pausada, habla muy en difícil y, sobre todo, requiere que sus mensajes sean dirigidos al peruano más emprendedor. Por ahora, sigue muy ajustado a la clase media más tradicional.

2. Cambiar la imagen del candidato: Por ahora, aparece como muy lejano de la gente, tanto en términos fenótipicos como en el trato. Requiere hacer gestos que, sin dejar de ser él, revelen que no es un “pituco” con poca sensibilidad social.

3. Poco conocimiento sobre él. El mismo problema que tienen Julio Guzmán y Verónika Mendoza. Y es aquí donde tienen un tema más complicado: el tiempo. Ya hay 5 candidatos posicionados y tendría que dar algun diferencial claro y sencillo para la gente para hacerse notar.

4. Evitar dispersión de ideas: Sobre todo en materia económica. Por ejemplo: Yonhy Lescano será una fuente inagotable de odas al populismo que se da de patadas con la posición más mesurada del candidato. Como cohesionar mensajes sera algo que deberán trabajar al interior del AP.

5. Un partido que se ve como antiguo: AP ha tenido cientos de oportunidades para relanzarse y hasta ahora no lo ha hecho. Tiene juventudes pero aparecen poco o son vistas como muy bisoñas aún. La pregunta es si es que una organización así podrá incorporar elementos de marketing y realización de campañas que lo modernice.

6. Plata. Indispensable en toda campaña. Y AP no es un partido donde sobren los bolsillos llenos.

Barnechea tiene una oportunidad de adoptar a aquellos votantes que aún enfilan las filas del “no sabe, no opina”. Por ahora, puede pasar la valla. Dependerá de como afrontar sus debilidades si es que puede aspirar a algo mayor.

LAS MOVIDAS PARLAMENTARIAS DE ALIANZA POPULAR

(Sellado el matrimonio, ahora viene la lista al Congreso. Foto: Expreso)

Cerradas las planchas presidenciales, comienzan las movidas para formar las listas al Congreso. Y donde ya comienzan los cubileteos es en Alianza Popular, el bloque formado por el APRA, el PPC y Vamos Perú, junto a Fuerza Loretana. Veamos como va la cosa.

(Los dos puntales reformistas decidieron no ir con el APRA. Foto: Exitosa)

SIN PEREZ TELLO NI BEINGOLEA

El miércoles por la mañana, Marisol Pérez Tello lanzó tres tuits, indicando que no iría a la reelección y que se dedicaría a completar su periodo parlamentario.

MPT, con ello, honraba la palabra dicha hacía algunas semanas, cuando se comenzaba a rumorear que se daría una alianza entre el APRA y el PPC. Era, además, una respuesta a Javier Velásquez Quesquén, quien había dicho que ella y Alberto Beingolea integrarían la lista.

Y hoy el abogado y periodista mandó su respuesta. Contestando una alusión en un tuit, Beingolea fue claro en señalar que “Respeto decisión institucional, pero postular es decisión personal. No iré a reelección“.

Según pudo conocer este blog, Beingolea se mantendrá en el partido pero no participará en la campaña. De hecho, hasta ha dejado un grupo de Whatsapp en el que se comunicaba con el círculo más cercano a Lourdes Flores.

(Juntos como hermanos, por ahora. Foto: PPC)

EL LADO PEPECISTA

Sobre lo que ocurre en el PPC, escribió hoy Jorge Chávez en Exitosa:

Según fuentes, es casi un hecho que los exregidores del concejo metropolitano, durante la gestión de Susana Villarán, Mónica Saravia, Olivia Cánova, Edgardo del Pomar y Alfredo Lozada, irán en la lista.

Respecto a Pablo Secada y Jorge Villena, ambos tienen la militancia suspendida por su oposición al presidente del partido Raúl Castro, mientras que Alberto Valenzuela no calza en los requisitos ya que nació en EE.UU. y la ley exige “ser peruano de nacimiento”.

Acompañarán en la lista al Congreso por la capital –según nos cuentan– Rafael Yamashiro, Jaime Zea (excandidato a la alcaldía de Lima), y el mismo Castro Stagnaro, además del parlamentario Javier Bedoya de Vivanco. Los dos últimos se disputarán el número “2” de la lista por Lima donde tienen 14 cupos.

Otro punto del acuerdo a considerar es que en las regiones, el PPC tiene nueve espacios, pero lanzará a su candidato con el “1” en Ucayali, Madre de Dios, Arequipa, Ica y Tumbes. En los tres últimos departamentos, el PPC tendrá como principal candidato a Juan Carlos Eguren, Alonso Navarro (expresidente regional)  y Lenin Ávila (excandidato provincial), respectivamente.

Según nos indicaron en el partido liderado por Luis Bedoya Reyes, Valenzuela no iría en la lista, aunque no por el tema nacionalidad, sino por compromisos profesionales ya adquiridos. Los casos de Villena y Secada serían evaluados, en última instancia, por Alan. Villena se ha mostrado entusiasta con la alianza – con fotos incluidas -, mientras que, por ahora, Secada colaboraría con cuestiones puntuales del plan de gobierno y algunas apariciones en medios.

Quienes estarían fijos en la lista son Bedoya de Vivanco y Castro Stagnaro. Lo mismo, en Arequipa, ocurriría con Juan Carlos Eguren.

Según pudo conocer este blog, el ánimo de las bases del PPC en Lima es de colaboración plena con la alianza. De hecho, habrá lugares donde la campaña será encabezada por ellos, debido a su mejor imagen en determinados distritos, incluyendo la periferia de la capital.

(¿Se acabó la amistad? Del Castillo no iría en la lista aprista. Foto: Diario 16)

LOS COMPAÑEROS

Mientras que, en Alfonso Ugarte, las cosas también andaban movidas. Indica Exitosa:

En el partido de la estrella aún es un misterio los nombres de los posibles precandidatos al Parlamento, pero sí son conocidos los requisitos para los aspirantes que la dirigencia ha estipulado. Según el cronograma interno, los aspirantes a un número en la lista al Congreso deberán inscribirse en la Casa del Pueblo hasta el 31 de diciembre adjuntando 1.500 firmas en Lima y 500 en provincia de sus compañeros que los respalden.

Un fuerte rumor que se maneja en las redacciones es que los excongresistas Mercedes Cabanillas, Jorge del Castillo y Omar Quesada no participarán del proceso. Este medio se comunicó con la exministra del Interior, pero evitó pronunciarse.

Fuentes cercanas a la Alianza Popular aseguraron a este blog que “las versiones que Del Castillo no va son bastante fuertes”. Se le propondría encabezar la lista al Parlamento Andino. La decisión se habría tomado por dos motivos: el roche que supuso la serie de plagios encontrados en el Plan Bicentenario, así como el flanco que abriría a la AP con sus negocios con empresas mineras. En el tema de Cabanillas, además de la renovación partidaria, se estaría estudiando las posibles críticas por su actuación en el tema Bagua, que ya le han costado explicaciones a Mercedes Araoz, vicepresidenta de la plancha de PPK.

Se da por descontado en Alfonso Ugarte que Mauricio Mulder y Javier Velásquez Quesquén postularán a la reelección. Quienes también se presentarán para el proceso interno son el exviceministro de Trabajo Javier Barreda, el abogado especialista en temas digitales Erick Iriarte y el historiador Daniel Parodi.

(¿Vuelve Señora Ley? Foto: Utero.pe)

INVITADOS

Exitosa indicó que existirían ya dos invitadas en la lista: Lourdes Alcorta y Rosario Sasieta.

La actual parlamentaria, que salió del PPC en 2013, se presentaría por segunda vez como invitada. En 2011, PPK le ofreció un cupo dentro de su cuota de libre disponibilidad, dado que había sido apartada de la elección interna.

En el caso de Sasieta, ella salió de Acción Popular, luego del famoso incidente de la asesora que la acusaba de “haberla obligado a lavarle los pies”. La excongresista demostró que todo no fue más que una difamación. La abogada se ha dedicado al ejercicio privado de su profesión y a una asociación de defensa del consumidor. Durante el último mes, ha lanzado varios tuits bastante fuertes en contra de Acuña. Hace unas semanas, cuando conocimos que podría postular por la estrella, le preguntamos directamente por Twitter sobre este tema, sin obtener respuesta alguna.

Finalmente, otra posible invitada sería Gabriela Pérez Del Solar. La exvoleibolista y empresaria no postularía al Congreso sino al Parlamento Andino. Pero aún tiene resistencias en el PPC, debido a su abrupta salida de dicha agrupación.

Así comienza la otra carrera. Con miras al Congreso.

LA SOLEDAD DE SUSANA VILLARAN

17 de marzo de 2013. Luego de terminada la conferencia de prensa donde agradecía a su equipo de regidores, Susana Villarán, confirmada en el puesto luego de una apretada revocatoria, cruzó la puerta de uno de los salones del Hotel Bolívar. La mayoría de los concejales sabía que, aquella noche, tendrían su último acto público junto a la alcaldesa. Ella los fue abrazando uno a uno. Era una despedida agridulce, pero detrás de cada lágrima, había satisfacción por el deber cumplido.

21 de diciembre de 2015: Esta vez, la despedida es virtual. Muchas personas que públicamente habían apoyado a Villarán en la revocatoria y/o en su intento de reelección le daban la espalda. A su modo de ver, sentían como una traición que fuera con Daniel Urresti en el intento del oficialismo de salvar la valla electoral. Sobre todo, desde la comunidad de derechos humanos, que ha sido muy dura con el exministro del Interior, por fundados motivos. No hay sabor agridulce, sino a decepción.

¿Qué pasó en medio de todo?

Como alcaldesa, el saldo no fue todo lo malo que sus detractores más rabiosos señalanLa alcaldesa legará a la ciudad una importante cantidad de obras de infraestructura ya concesionadas y varias ya en marcha (en especial, Vía Parque Rímac y Vías de Lima), así como otras realizadas con fondos públicos. Su política cultural debe ser de las mejores que haya tenido la ciudad en las últimas décadas. Cumplió con cerrar La Parada y puso en marcha el Mercado Mayorista de Santa Anita. En salud y parques zonales la labor no ha sido mala. Y se jugó por una reforma del transporte que hoy, a regañadientes, Castañeda no puede parar, porque lo exige buena parte de los limeños.

Pero tampoco fue todo lo buena que, sus hasta ayer simpatizantes, indicaban. No supo dar una explicación clara sobre las demoras en las obras del Túnel Santa Rosa – hoy se sabe que el origen de las demoras estuvo en un error de diseño de parte de la administración Castañeda (pregúntenle a la gente de Graña y Montero) -, algunas obras demoraron y se hicieron mal (Costa Verde Sur es el más claro ejemplo), se percibieron mayores ambulantes en el Centro y solo en el último año de gestión se dedicaron más a este tema (gracias a Susel Paredes) y poner la arena en la playa La Herradura fue un perjuicio más que un buen remate de una obra.  Dejó pendiente el tema del mercado minorista de Tierra Prometida y, además, cuestiones ligadas al gerente municipal José Miguel Castro le valieron serias denuncias en contra de la gestión.

En frío, el problema de Villarán siempre fue políticoPara los amigos de izquierda, el problema va por el hecho que ni el gobierno de Villarán ni su postulación reeleccionista fueron 100% zurdas. De hecho, en Dedo Medio, hace un año, Carlos León Moya describió como había sido la relación “amor – odio” entre ambas. Pero creo que fue un factor menor. El electorado limeño eligió a Villarán y decidió no revocarla a pesar de ser de izquierda. Y porque también ellos se han dedicado a criticar a la alcaldesa por una supuesta “falta de pureza” zurda.

Otra visión puede decir que el tema político se arruinó gracias a la revocatoria. Hay parte de razón en ello. Es cierto que dicha coyuntura permitió un mayor afiatamiento del equipo municipal (regidores y gerentes) como alianzas políticas claras para enfrentar una clara amenaza para la ciudad. Sin embargo, el proceso, al final, afectó a Villarán. Perdió a varios de sus mejores puntales, el regreso de algunos de ellos no fue bien visto y, a la larga, los pleitos internos en el PPC terminaron por liquidar cualquier intento de concertación en el Concejo. Salvó el cargo, impulsó lo que podía impulsar, pero políticamente quedó aislada.

Y este último fenómeno es algo que, lamentablemente, Villarán arrastró durante todo el periodo. Cometieron el error de sumergirse en una candidatura presidencial efímera con Manuel Rodríguez Cuadros, desperdiciando tiempo y recursos humanos que les podría haber servido para los primeros meses de gestión. No pudieron concretar alianzas en el Congreso para defenderse. Y, en términos generales, la izquierda moderada que encarnó Villarán nunca pudo terminar de encontrar su espacio. Los conservadores la caviarizaron, el elector práctico la encontraba muy “idealista”, los cínicos le criticaban que tuviera temas de largo plazo y los izquierdistas querían hacerle examen de pureza zurda. Y, como ha reconocido la propia alcaldesa, se refugiaron en el edificio municipal antes que conectar con la gente.

Alberto Vergara decía en el 2011 que “hasta para ser transparente y tecnocrático hace falta un plan político”. La gestión Villarán dejó, en diciembre de 2014, un legado para la ciudad que comenzaba a ser reconocido. Pero su aislamiento y precariedad política le jugaron en contra, además de los errores.

¿Qué queda cuando se carece de reflejos y queda, básicamente, el voluntarismo político? El camino directo al desastre. Resulta cierto que un importante conjunto de ciudadanos mira con desconfianza a los cinco principales candidatos presidenciales – en especial, a Keiko y Alan – y que, por tanto, anda buscando una alternativa. El problema es que, tal idea, torpemente ejecutada, lleva a dos resultados: a que no crean tu argumento central – a esa altura, básicamente, medio Lima cree que la exalcaldesa quiere un puesto en el Congreso – y, sobre todo, a perder tu esencia.

Si por algo Villarán era respetada aún por un sector de ciudadanos, más allá de la evaluación sobre su gestión, era por su compromiso con los derechos humanos. Es cierto que Urresti, como cualquier persona, tiene derecho a la presunción de inocencia. Pero, como dijimos en su momento, un acusado por asesinato no puede ser Ministro del Interior y, menos aún, candidato presidencial. Y la animadversión que nos pueda producir el fujimorismo y el alanismo creo yo que no valida a un exministro que demostró, en los meses que ocupó el cargo, incompetencia, sentido del espectáculo antes que oportunidad de reformar un sector que necesita cambios a gritos, poca sobriedad y un lenguaje chabacano que empalidecería a algunos de los representantes más orgullosos de la replana y chiste colorado nacional. Menos aún con la acusación que tiene encima, tan similar a la que le achacan al líder del APRA y a aquella que hizo que el fundador del fujimorismo hoy cumpla 25 años de prisión.

Villarán ha terminado completamente sola. No solo la critica la derecha más conservadora, a la que nunca le agradó por ser mujer, pro derechos humanos y pro liberalización del aborto. Hoy ya no solo le da la espalda la izquierda, con la que se peleó tanto por cuestiones personales como ideológicas, así como por un estilo de liderazgo que nunca terminó de cuajar. Sus otrora compañeros en una de las causas más nobles que se pueden defender –  y que todos deberíamos enarbolar – le reclaman, con justa razón, por la relajación de sus estándares éticos. Y hoy termina aupada a un partido oficialista que, apretadamente, le puede dar una curul gracias a un importante número en la lista, pero en el que, al final, termina siendo una invitada. Y, en el camino, dilapidó lo que le quedaba de capital político.

En el Perú, nunca se puede dar a un político por muerto. Sin embargo, el aura de renovación que alguna vez Susana Villarán encarnó en la política peruana espera a un mejor representante. Y no se ve a nadie a la vista.

THE HANGOVER ELECTORAL 2: PLANCHAS COMO CANCHA

La columna de hoy en Exitosa nos quedó corta. Durante las últimas horas hemos visto sorpresas de todo tipo en la conformación de las fórmulas presidenciales. Aquí un repaso, tienda por tienda, con lo ocurrido, a partir de lo escrito para la edición de hoy del diario. Hay varias planchas que parecen conformadas en medio de un resacón.

(Todos de blanco y exhibiendo a Susana Higuchi en andador. Así se presentó la plancha fujimorista en Comas. Foto: La República)

FUERZA POPULAR: En medio de la trifulca en la que se ha convertido el fujimorismo, Keiko presentó su plancha en Comas. En la primera vicepresidencia, José Chlimper, exministro de Agricultura del último gabinete de su padre. Guiño claro a cierto sector del empresariado (agroexportadores) y también tratando de contentar al sector más duro. Ojo, Chlimper tiene una buena relación con Keiko desde el 2000. Sus detractores le han recordado una infeliz declaración sobre la resolución de la huelga de estibadores en el Callao en 2007. Mientras que la segunda vicepresidencia parece hecha a la medida de Ana Vega: Vladimiro Huaroc, nuevo jale fujimorista, es el puntal dirigido supuestamente a los sectores antifujimoristas, que más bien han criticado duramente al exgobernador regional de Junín.

(Pasen muchachos. Foto: Perú.21)

PPK: Sus dos vicepresidentes cubren los criterios de relativa juventud y experiencia en el Estado. El jale de Martín Vizcarra como primer vicepresidente es un acierto: cubre las carencias re­gionales del candidato y puede mostrar su buena per­formance en educación. Por su parte, Mercedes Aráoz es una técnica competente, pero el fantasma de Bagua y su cercanía a los sectores acomodados juegan en su contra. Ninguno suple su carencia de aparato.

(Signo de la alianza con Restauración Nacional, Lay va en la plancha de Acuña. Foto: RPP)

ALIANZA PARA EL PROGRESO: Tiene por ahora un vicepresidente definido: Humberto Lay. Fijo en la fórmula, tanto como parte de la alianza que han creado y como un guiño al sector evan­gélico con el que viene coqueteando. Ojo a la agenda conservadora. Aún está por definirse al otro compañero de la fórmula.

(El jueves, García y Flores sellaron la alianza en un evento en la Biblioteca Nacional. Foto: El Comercio)

ALIANZA POPULAR La plancha más política de todas. Lourdes Flores puede volcar su experiencia en campañas electorales y, sobre todo, comenzar a robarle vo­tos a PPK. La designación del exgobernador de Apu­rímac David Salazar es un mensaje a las regiones y al mundo rural, hacia quienes García va lanzando varias ofertas. Aun no se ve el efecto PPC en las encuestas, que siguen dando a García rezagado, para la preocupación de Hugo Otero. El pacto sigue recibiendo críticas de todo tipo.

(La precariedad del entorno del expresidente le pasa factura. Foto: Perú.21)

PERU POSIBLEFórmula de casa. Marcial Ayaipoma y Carmen Omonte son lo mejor que le queda dentro de un partido disminuido y con poca capacidad de convocar cuadros foráneos. La crisis es total, con la salida de Luis Thais y Daniel Mora, dos de los últimos cuadros más destacados que aún mantenía Perú Posible. Queda claro que el estilo de toma de decisiones y un partido sin renovación pesa mucho para la última oportunidad que tiene Toledo de ganar una contienda electoral.

(Presentación de la plancha zurda en Huaycán. Foto: Sayuri Andrade)

FRENTE AMPLIO: Marco Arana resumió así el sentir de la plancha: “conocimiento profundo de la economía y protección del medio ambiente con pueblos”. El exsacerdote encarna lo segundo, mientras que lo primero ha sido destinado a Alan Fairlie, economista y decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la PUCP. Fairlie está algo más al centro que algunos de sus pares, como Humberto Campodónico o Félix Jimenez. Ellos serán los compañeros de fórmula de Verónika Mendoza. Ella, ojo, ya no será la única candidata de izquierda, como veremos más adelante. En lo personal, hubiera preferido a Óscar Ugarteche, economista, uno de los primeros dirigentes del MHOL y con buena capacidad de respuesta política.

(WTF. Foto: Patricia Juárez)

SOLIDARIDAD NACIONAL: La primera sorpresa de la jornada. Luego de idas y venidas durante los últimos días, Nano Guerra García aceptó ser el candidato presidencial de la alianza Solidaridad Nacional – Unión Por el Perú. El motivador empresarial, a caballo entre el emprendurismo teórico y lo caviar, es lo más lejano del electorado natural (y de los líderes) de la agrupación de Luis Castañeda Lossio. El arroz con mango es rematado con el congresista José Luna Gálvez como primer vicepresidente – ojo a sus propiedades – y el presidente de la comisión de Fiscalización Gustavo Rondón completando la fórmula.

(Why Susy Why. Foto. Partido Nacionalista Peruano)

PARTIDO NACIONALISTA PERUANO: Si lo de Nano Guerra García desconcertó, lo que viene es aún peor. Susana Villarán, quien andaba buscando con quien postular para “enfrentarse al fujimorismo”, fue presentada en la plancha de Daniel Urresti. E inmediatamente surge una pregunta: ¿qué hace una persona que ha defendido los derechos humanos durante toda su vida con un acusado de asesinato? Es cierto, como recuerdan algunos, que Villarán fue bastante agua tibia en su juicio respecto del caso Urresti, pero esto cayó mal en la comunidad de derechos humanos. Ayer Daniel Abugattás y Hugo Carrillo, fórmula original, fueron desemarcados. Maciste Díaz, exgobernador regional de Huancavelica (quien ha sido fujimorista), completaría la plancha. La decisión original fue tomada en Palacio anoche y refrendada esta tarde en el PNP. Una oda a la inconsecuencia en materia de derechos humanos.

(¿Le alcanzará a Barnechea para renovar la marca AP? Foto: Acción Popular)

ACCION POPULAR

Hoy fueron las elecciones internas. Fue electa la fórmula encabezada por Alfredo Barnechea, quien será acompañado en las vicepresidencias por Víctor Andrés García Belaúnde y Edmundo del Águila. Articulado y con un perfil más académico que el resto de candidatos, el flamante postulante del partido de la lampa deberá ir cuesta arriba en una campaña con pocos recursos y donde el carisma le puede jugar una mala pasada. Tiene a su favor una marca con 60 años de recordación.

LOS OTROS

Dijimos antes que habría otra candidatura zurda. Al final, Democracia Directa, el partido de los Fonavistas, llegó a un acuerdo con el MAS de Cajamarca y Gregorio Santos irá como candidato presidencial desde la cárcel. Esta situación confirma dos cosas: la ruptura entre el MAS cajamarquino y su par nacional (que apoyará a Verónika Mendoza), así como el uso del partido fonavista como vientre de alquiler de todo tipo. Completa la fórmula Simón Chipana.

Julio Guzmán, quien comienza a salir del rubro otros, presentó a mitad de semana una fórmula femenina para Todos Por el Perú.  La enfermera y odontóloga Juana Maura Umasi y la exmagistrada Carolina Lizárraga son sus acompañantes. Énfasis en salud y lucha anticorrupción, dos temas hasta ahora poco tocados por el resto de los candidatos.

Retornos. El exalcalde de Lima Ricardo Belmont será el candidato por Siempre Unidos, acompañado por el dirigente deportivo Iván Dibós – quien ya estuvo con él en su paso por la MML – y el exdecano del Colegio de Abogados de Lima (y frecuente panelista en RBC) Marcos Ibazeta. Mientras que Fernando Olivera aprovechará la flamante inscripción de Progreso y Obras para transformarlo en Frente Esperanza. Lo acompañarán Carlos Cuaresma (exparlamentario del FIM y que estaba, hasta hace poco, en Alianza Para el Progreso) y la excongresista Juana Avellaneda.

Mientras que, en Orden, Antero Flores Araoz solo había designado a Rómulo Mucho, faltando un integrante de la fórmula. Lo mismo le ocurre a Yehude Simon, quien ya tiene a Rosa Mavila fija en su plancha.

Finalmente, Miguel Hilario de Progresemos Perú escogió al empresario Manuel Ponce y a la dirigente del Vaso de Leche Silvia Pareja como compañeros de fórmula electoral. Mientras que el viernes por la noche, Renzo Reggiardo presentó a la abogada Miluska Carrasco – esposa del exmagistrado del TC Carlos Mesía – y al ingeniero Carlos Vicente Marca como sus acompañantes en la plancha de Perú Patria Segura.

Estas son las planchas. Usted decide.