QUE PASE LA RESEÑA DE SEÑORITA LAURA

(El comic que retrata una época de nuestra televisión y nuestra política. Portada: Planeta)

En clase de Realidad Social Peruana, allá por 1999, Henry Pease enfatizaba que el fujimorismo era una caricatura, entendida como la exageración de una realidad precedente. Y, claro está, más allá de las responsabilidades políticas y penales del expresidente, resulta cierto que buena parte de su actuación ha sido parte del paquete permanente de nuestra política.

Pero sí es cierto que la autocracia fujimorista tenía rasgos distintivos bastante definidos. Uno de ellos, dada la época en que surgió, fue el uso de los medios de comunicación como canal de transmisión de sus principales mensajes. No solo me refiero con ello a la compra descarada de canales de televisión y líneas editoriales de diarios chicha, sino también al carácter de video clip permanente en el que Fujimori nos tenia, de un lado a otro del país.

Pero hubo alguien que representó, a todas luces, en términos televisivos, aquella época. Y por ello, tal vez, merecía una representación de caricatura.

(¡Que pase la conductora! Foto: Caretas)

Señorita Laura, comic de Marco Sifuentes, Hernán Migoya y Ricardo Montes, parte de una premisa básica. La conductora de televisión, luego de cerrar uno de sus esperpénticos shows en Televisa, se queda atrapada en su propio set. Y toma una cucharada de su propia medicina. Una alter ego toma su lugar, ella pasa a ser la principal panelista y, como en su programa, van pasando uno a uno los personajes que han marcado su existencia, así como un puñado de periodistas que la han investigado en los últimos 20 años.

Es a través de esta premisa funcional – y que resulta bastante bien – que podemos conocer, en forma amena, el pasado de la Bozzo. Infancia, adolescencia, ascenso político y televisivo y caída en los infiernos son retratados a buen ritmo. Dadas las contradicciones existentes sobre el pasado de la protagonista, así como los puntos que quedan aún por aclarar de su biografía, fue una sana elección elegir el talk show testimonial como escenario para exponer una vida controvertida. Esta idea inicial, el ritmo de las acciones y el trazo de Montes son, sin duda, lo mejor del cómic.

(La premisa básica de Señorita Laura en una viñeta. Foto: Utero.pe)

Leyendo el comic – nota: lo devoré en hora y media -, cualquier persona puede entender las razones por las que la Bozzo fue un boom televisivo, así como las razones de su caída.

Quizás la central es que Laura fue hija de su tiempo. Ella empató claramente con el sentido autoritario y populista del régimen fujimorista. Y fue por ello que Crousillat la terminó llevando donde Montesinos para que, además de su popular talk show, terminara haciendo programas a favor del régimen. La Bozzo empataba, además, con su público, no solo por su carisma. Al leer su biografía dibujada, queda claro que nunca se sintió a gusto con un sector social al que, por dinero, pertenecía, pero que nunca la vio como “una de los suyos”. Y ello le pasó a muchas personas que, como LB, crecieron económicamente en aquellos años.

Bozzo no solo cae en desgracia por su sentencia de prisión suspendida por complicidad en peculado y asociación ilícita para delinquir. O por sus evidentes excesos dentro de un género que ya, de por sí, juega al filo del reglamento (por momentos, su programa superaba en inmundicia al de Jerry Springer). Como lo narra una viñeta del comic (y aquí no spoileo nada), el país en el que se hizo famosa cambió. Ya no era la autocracia con recesión de fines de los 90s, era una democracia con crecimiento económico, en la que por primera vez en décadas, había un discurso triunfalista con cierto fundamento. De hecho, hasta nuestra telebasura actual refleja ello. De los desdentados panelistas de la Bozzo hemos pasado a los cuerpos con esteroides de Esto Es Guerra, con igual exposición de la vida privada. Y al final, las denuncias combinadas de blogs con medios tradicionales la terminaron desterrando (voluntariamente) a México.

(Laura hoy, en el set que ocupará en Televisa hasta fin de año. Foto: Vanguardia)

Decía que Bozzo era un personaje digno de una caricatura. Pero, paradójicamente, no termina siendo tal en la obra conjunta de Sifuentes, Migoya y Montes. Aunque su personaje televisivo, por lo monstruoso que es, termina haciendo olvidar por momentos que estamos ante un ser humano. Y sí, el relato no deja de mostrarnos a una mujer más frágil de lo que pretende exhibir ante cámaras, con varias cuestiones de infancia y adolescencia aún por resolver, así como el otro lado de su aparatoso arresto domiciliario.

¿Errores u omisiones? La parte vinculada al arresto domiciliario de Laura está menos lograda que otras secciones del cómic. Tal vez se pudo incluir algo más sobre las arengas que los universitarios gritábamos en contra de la Bozzo cuando salíamos a marchar contra nuestra última autocracia. Algo más de picante sobre sus diferencias con otras divas televisivas (Gisela, Magaly y Mónica Zevallos) pudo haber redondeado el producto. Aún así, creo que el resultado final es satisfactorio.

Y, sobre todo, se cumple el objetivo enunciado por Sifuentes: ““Señorita Laura” recrea una parte esencial de la historia reciente del Perú: la relación de ida y vuelta entre la farándula y la política, entre la televisión y el poder. Los autores esperamos que, gracias a la fuerza del lenguaje del cómic, hayamos conseguido ilustrar e informar de lo que pasó en nuestro país”.

Ahora, que pasen los lectores jóvenes a acercarse a una época que nunca más debe repetirse, ni en la pantalla chica, ni en el país.

3 thoughts on “QUE PASE LA RESEÑA DE SEÑORITA LAURA

  1. El paso de Laura por la televisión peruana en épocas del fujimontesinismo resume un poco la parte más vil del fujimorato, la parte en la que usaban a la gente humilde a cambio de un carrito sanguchero o de lamer axilas por dinero a manera de tretas distractivas…

    …queee paaase el desgraciado y los desgraciados pasaron por la base naval.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s