QUE PASE LA RESEÑA DE SEÑORITA LAURA

(El comic que retrata una época de nuestra televisión y nuestra política. Portada: Planeta)

En clase de Realidad Social Peruana, allá por 1999, Henry Pease enfatizaba que el fujimorismo era una caricatura, entendida como la exageración de una realidad precedente. Y, claro está, más allá de las responsabilidades políticas y penales del expresidente, resulta cierto que buena parte de su actuación ha sido parte del paquete permanente de nuestra política.

Pero sí es cierto que la autocracia fujimorista tenía rasgos distintivos bastante definidos. Uno de ellos, dada la época en que surgió, fue el uso de los medios de comunicación como canal de transmisión de sus principales mensajes. No solo me refiero con ello a la compra descarada de canales de televisión y líneas editoriales de diarios chicha, sino también al carácter de video clip permanente en el que Fujimori nos tenia, de un lado a otro del país.

Pero hubo alguien que representó, a todas luces, en términos televisivos, aquella época. Y por ello, tal vez, merecía una representación de caricatura.

(¡Que pase la conductora! Foto: Caretas)

Señorita Laura, comic de Marco Sifuentes, Hernán Migoya y Ricardo Montes, parte de una premisa básica. La conductora de televisión, luego de cerrar uno de sus esperpénticos shows en Televisa, se queda atrapada en su propio set. Y toma una cucharada de su propia medicina. Una alter ego toma su lugar, ella pasa a ser la principal panelista y, como en su programa, van pasando uno a uno los personajes que han marcado su existencia, así como un puñado de periodistas que la han investigado en los últimos 20 años.

Es a través de esta premisa funcional – y que resulta bastante bien – que podemos conocer, en forma amena, el pasado de la Bozzo. Infancia, adolescencia, ascenso político y televisivo y caída en los infiernos son retratados a buen ritmo. Dadas las contradicciones existentes sobre el pasado de la protagonista, así como los puntos que quedan aún por aclarar de su biografía, fue una sana elección elegir el talk show testimonial como escenario para exponer una vida controvertida. Esta idea inicial, el ritmo de las acciones y el trazo de Montes son, sin duda, lo mejor del cómic.

(La premisa básica de Señorita Laura en una viñeta. Foto: Utero.pe)

Leyendo el comic – nota: lo devoré en hora y media -, cualquier persona puede entender las razones por las que la Bozzo fue un boom televisivo, así como las razones de su caída.

Quizás la central es que Laura fue hija de su tiempo. Ella empató claramente con el sentido autoritario y populista del régimen fujimorista. Y fue por ello que Crousillat la terminó llevando donde Montesinos para que, además de su popular talk show, terminara haciendo programas a favor del régimen. La Bozzo empataba, además, con su público, no solo por su carisma. Al leer su biografía dibujada, queda claro que nunca se sintió a gusto con un sector social al que, por dinero, pertenecía, pero que nunca la vio como “una de los suyos”. Y ello le pasó a muchas personas que, como LB, crecieron económicamente en aquellos años.

Bozzo no solo cae en desgracia por su sentencia de prisión suspendida por complicidad en peculado y asociación ilícita para delinquir. O por sus evidentes excesos dentro de un género que ya, de por sí, juega al filo del reglamento (por momentos, su programa superaba en inmundicia al de Jerry Springer). Como lo narra una viñeta del comic (y aquí no spoileo nada), el país en el que se hizo famosa cambió. Ya no era la autocracia con recesión de fines de los 90s, era una democracia con crecimiento económico, en la que por primera vez en décadas, había un discurso triunfalista con cierto fundamento. De hecho, hasta nuestra telebasura actual refleja ello. De los desdentados panelistas de la Bozzo hemos pasado a los cuerpos con esteroides de Esto Es Guerra, con igual exposición de la vida privada. Y al final, las denuncias combinadas de blogs con medios tradicionales la terminaron desterrando (voluntariamente) a México.

(Laura hoy, en el set que ocupará en Televisa hasta fin de año. Foto: Vanguardia)

Decía que Bozzo era un personaje digno de una caricatura. Pero, paradójicamente, no termina siendo tal en la obra conjunta de Sifuentes, Migoya y Montes. Aunque su personaje televisivo, por lo monstruoso que es, termina haciendo olvidar por momentos que estamos ante un ser humano. Y sí, el relato no deja de mostrarnos a una mujer más frágil de lo que pretende exhibir ante cámaras, con varias cuestiones de infancia y adolescencia aún por resolver, así como el otro lado de su aparatoso arresto domiciliario.

¿Errores u omisiones? La parte vinculada al arresto domiciliario de Laura está menos lograda que otras secciones del cómic. Tal vez se pudo incluir algo más sobre las arengas que los universitarios gritábamos en contra de la Bozzo cuando salíamos a marchar contra nuestra última autocracia. Algo más de picante sobre sus diferencias con otras divas televisivas (Gisela, Magaly y Mónica Zevallos) pudo haber redondeado el producto. Aún así, creo que el resultado final es satisfactorio.

Y, sobre todo, se cumple el objetivo enunciado por Sifuentes: ““Señorita Laura” recrea una parte esencial de la historia reciente del Perú: la relación de ida y vuelta entre la farándula y la política, entre la televisión y el poder. Los autores esperamos que, gracias a la fuerza del lenguaje del cómic, hayamos conseguido ilustrar e informar de lo que pasó en nuestro país”.

Ahora, que pasen los lectores jóvenes a acercarse a una época que nunca más debe repetirse, ni en la pantalla chica, ni en el país.

Advertisements

PLEITO NI POPULAR, NI CRISTIANO

Semana Santa de 2013. Trabajaba en la revista Vela­verde Juan Carlos Tafur me encomendó un repor­taje sobre el Partido Popular Cristiano. La premisa era clara: ¿Qué había al interior de una agrupación que revivía gracias a su buena performance en la revocatoria contra Susana Villarán?

Encontré un partido donde el socialcristianismo era enten­dido conservadoramente, con militantes orgullosos de su ideo­logía quienes, al apagar una grabadora, se sentían en confian­za suficiente para exponer sus pugnas internas. Aunque no era la primera vez que la es­cuchaba, la disputa entre re­formistas e institucionalistas apareció en su esplendor.

Quedaba claro que uno de los escenarios posibles a fu­turo era una bronca de pro­porciones. Sin embargo, gra­cias al éxito electoral entonces reciente, pensé que primaría una máxima pepecista: “liber­tad en la discusión y unidad en la decisión”. Me equivoqué.

Signo de los tiempos: lo que separa a reformistas e insti­tucionalistas no son cuestiones ideológicas ni programáti­cas. La disputa –y así se comprendió mejor con los años─ se vincula más a estilos, necesidad de mostrar a figuras que puedan tener una mejor performance electoral que Bedoya y Lourdes, así como, más recientemente, definir las alianzas en 2016 para mantener la inscripción.

Todo ello puede ser bastante legítimo. El problema es que, esta semana, todo se terminó de salir del cauce. Dos tribuna­les electorales, acusaciones mutuas de fraude, conferencias de prensa bastante aderezadas en los adjetivos muestran algo más que una simple diferencia de criterios. Desde fuera, se ve a dos calvos peleando por un peine, mientras PPK, Keiko, Acu­ña y Alan fagocitan su tradicional voto limeño, felices de la vida.

Nunca he votado por el PPC. Y, salvo circunstancias ex­cepcionales, es poco probable que lo haga. Sin embargo, reconozco medio siglo de vida institucional que no debería terminar en medio de un pleito de callejón. En lo personal, creo que Raúl Castro es el principal responsable de esta cri­sis y que su salida, sin duda, contribuiría a que el viejo partido socialcristiano defina, por fin, que quiere ser en los siguien­tes años, más allá de su performance en 2016.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 29.11.2015)

ESTAS SON LAS NOVEDADES EN EL CASO DEL SODALICIO

Poco más de un mes después de la publicación del libro Mitad Monjes, Mitad Soldados, el miércoles por la noche, el Sodalicio de Vida Cristiana hizo oficial la formación de este grupo:

(La “junta de notables” que verá denuncias contra Figari. Foto: Sodalicio de Vida Cristiana)

Según el comunicado firmado por el superior de la organización, Alessandro Moroni, el objetivo del grupo de trabajo será “revisar lo ocurrido, ofrecer a las víctimas la máxima asistencia posible y plantear las correcciones necesarias” y que su fin es “acoger a toda persona que se considere víctima de algún tipo de abuso o maltrato por parte del Sr. Luis Fernando Figari o de cualquier otro miembro del Sodalicio de Vida Cristiana“.

En principio, la CEJR funcionará durante 150 días: durante 3 meses se recogerán testimonios y los 2 meses restantes se destinarán a las conclusiones y recomendaciones. Sus miembros trabajarán ad honorem y ya firmaron una cláusula de confidencialidad. También se contempla contar con un Fondo para la compensación a las víctimas de abusos sexuales o psicológicos. En principio, la información será privada, pero se comunicará a las autoridades judiciales en caso de recurrencia de delitos o vulneraciones a la ley. Se emitirá un anuncio con los resultados del proceso y los documentos se mantendrán por 5 años.

Sin embargo, existe un natural escepticismo sobre la materia, por parte de exsodálites y críticos de la organización.

(José Enrique Escardó, primer denunciante público de abusos psicológicos en el Sodalicio. Captura de pantalla: La Mula)

En su blog, el exsodalite José Enrique Escardó da algunos datos interesantes sobre cuatro de los miembros de la CEJR. En resumen, cuestiona las posibles cercanías de los siguientes integrantes:

  • Monseñor Carlos García, obispo de Lurín. Escardó señala que el conflicto residiría en que tiene bajo su diócesis a las casas de formación de San Bartolo, donde se perpetraron abusos psicólogicos durante varios años. García también ordenó a dos diáconos del Sodalicio.
  • Rosario Fernández, exministra de Justicia en el gobierno de Alan García: Escardó señala sus cercanías con Cipriani y sus posiciones conservadoras.
  • Maita García, psiquiatra. Indica que colabora con artículos con Aciprensa, la agencia de prensa católica manejada por un miembro del SCV, plataforma virtual desde la que se ha tratado de demoler a todo aquel que critique a la organización.
  • Miguel Humberto Aguirre, periodista. Escardó critica su pertenencia al grupo RPP, donde el cardenal Cipriani tiene un programa. Añado un dato: una de las hijas de Manuel Delgado Parker, dueño de la cadena de emisoras, es miembro del Sodalicio de Vida Cristiana.

Si bien el SCV ha señalado un párrafo expreso sobre posibles conflictos de interés, debería ser claro en responder a cuestionamientos claros como los expresados por uno de sus exintegrantes (y víctimas).

Por ello, el politologo Eduardo Dargent señaló ayer en RPP TV que “la comisión debe salir a demostrar que es creíble”, dado que varias de estas denuncias fueron expresadas, en su momento, al interior del Sodalicio. “Si esta comisión quiere actuar seriamente, debe escarbar en esta complicidad”. Y el escritor Enrique Prochaska – otro exmiembro de la organización – indicó que al menos “existirían 3 pederastas más” que aún no han sido mencionados.

En la misma línea que Escardó, Pedro Salinas, autor de Mitad monjes, mitad soldados, indicó a El Comercio que “se ha reunido a un grupo de personas con un perfil bastante conservador, diplomático y, en algunos casos, afin al Sodalicio”. Y, sobre todo, fue claro en señalar que “da la sensación que el Sodalicio quisiera ganar tiempo y salirse de los reflectores de la prensa por no haber expulsado a Luis Fernando Figari de la organización”.

Y precisamente, por allí viene la otra bomba.

(A la izquierda, el elegante edificio romano donde vive Luis Fernando Figari. Foto: El Comercio)

Hoy EC revela que Luis Fernando Figari, fundador del Sodalicio y acusado por abusos sexuales y psicológicos vive en una exclusiva zona de Roma. El informe del periodista Ismael Monzón describe el estado actual del controvertido personaje:

Figari apenas pone los pies en la vía pública con motivo de sus periódicas visitas al hospital, donde lo tratan de un tumor que padece desde hace algún tiempo. Desde su habitación puede leer o rezar, pero no mantiene contacto con la sede de la congregación en el Perú, desde donde se toman las decisiones. El fundador del Sodalicio se ha negado hasta ahora a dar explicaciones de lo ocurrido y nunca ha respondido ante las constantes peticiones de este Diario para tener una conversación.

Según El Comercio, existe división interna en el SCV sobre qué hacer con Figari:

Según fuentes del Sodalicio, este consultó al Vaticano la posibilidad de apartar de forma temporal a Figari, mientras avanzan las indagaciones. “Pero nos indicaron que estando la investigación en curso, para preservar el debido proceso, no se le debería separar”, agrega. Solo después de un veredicto de la Santa Sede, la congregación se plantea la expulsión de su fundador.

En el seno de la agrupación religiosa, sin embargo, las opiniones difieren. Algunos miembros apuestan por tomar medidas drásticas contra Figari, mientras otros apelan a mantener la presunción de inocencia. El hecho de que la mayoría de los delitos sexuales han prescrito podría ser una de las causas fundamentales de que continúe todavía al cobijo del colectivo, ya que según el derecho canónico, al que se acogen también institutos de vida consagrada como el Sodalicio, no habría motivos legales para hacerlo.

Y esto se condice con lo señalado por la periodista Laura Grados hace algunas semanas en La República:

Dentro del Sodalicio se maneja la tesis de que si Luis Figari cae, es decir, si es expulsado y recluido en alguna casa de retiro, toda la cúpula de la organización, por cuyos ojos se cometieron las atrocidades denunciadas, caería con él. Hablamos, en términos legales, del delito de encubrimiento cometido por más de una cabeza sodálite, incluidos sacerdotes.

De hecho, Grados también reveló que Figari vive en compañía de Ignacio Blanco – secretario personal de Figari desde hace dos décadas y cabeza de la editorial Vida y Espiritualidad, ligada al Sodalicio -, Kenneth Pierce (hijo del exgerente de Alicorp Leslie Pierce) y Gonzalo Len, quien fuera el vocero del SCV en el caso German Doig. Según su informe, Blanco llamó a la cúpula sodálite para parar la expulsión de Figari.

Ayer Sandro Moroni intentó dar una explicación sobre la permanencia de Figari en Roma, ante las acuciosas preguntas de Patricia del Río en RPP. Simplemente no pudo. Y ahora se pueden entender mejor las razones.

Todo indica que este caso aún tiene mucho por revelar.

CONOCE EL MAYOR CAMBIO EN MATERIA AMBIENTAL DEL ULTIMO AÑO

Hoy en el Diario El Peruano apareció esta norma:

(Imagen vía la cuenta de Twitter del ministro de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal)

No miento al decir que se trata del mayor cambio en materia ambiental aprobado este año. Y, probablemente, de este gobierno. Y por ello es necesario entenderlo.

Vayamos por partes. Desde que se hicieron las reformas económicas que liberalizaron la economía, el Ministerio de Energía y Minas se orientó, sobre todo, al impulso de la inversión privada en estos sectores. Y está bien que así sea, es su función principal. Claro está, debe velar que la misma se haga en cumplimiento de la normativa sobre la materia.

Sin embargo, como sabemos también, a la par que aumentó la inversión, creció una (natural) preocupación por el impacto ambiental de proyectos mineros, energéticos y de hidrocarburos. Asimismo, desde el exterior, se comenzó a impulsar la mejora de nuestra institucionalidad ambiental – así fue que nació el Ministerio del Ambiente, niños, recuerden su creación en medio de una cumbre internacional – y, al mismo tiempo, ya en democracia, se presentaron los conflictos sociales que Marco Sifuentes describe bien en su dinámica:

El punto es que toda esta historia se repite una y otra vez. Por un lado, los directamente afectados tienen un medianamente justificado miedo a las empresas extractoras. Y luego, estas empresas usan a sus voceros (en el gobierno y en los medios) para convertir a los manifestantes en –literalmente– la reencarnación de Sendero Luminoso. Es decir, intentan generar miedo en la opinión pública urbana, especialmente en la über-facha y asustadiza capital. Pero sus mentiras saltan a la luz y solo consiguen afianzarse como empresas inescrupulosas ante los ojos de los manifestantes, justificando así, por completo, el miedo inicial al proyecto. Y vuelta a empezar, nunca aprendimos nada.

En el fondo, los ciudadanos que viven en las zonas aledañas a grandes proyectos mineros no solo temen las consecuencias ambientales de los mismos – a la par que desean sus beneficios económicos -: sobre todo, no confían en el Estado como dirimente de disputas entre la empresa y ellos, ni menos aún como garante de la preservación de su entorno. Para decirlo claro, creen que, como en algunos partidos de la Copa Perú, al árbitro lo compran sin roche.

Y en ello pesan dos elementos. El primero, sin duda, es la actuación policial, donde muchas veces es la minera la que compra los días de franco de oficiales y suboficiales. Y se terminan produciendo situaciones como esta:

(¿Recuerdan? Hace apenas unos meses en Tía María. Captura de pantalla: Utero.pe)

El segundo – y quizás el más importante – es que los estudios de impacto ambiental eran aprobados por la misma entidad que debía promover la inversión. Y si le preguntamos a cualquier experto sobre capacidad estatal, era claro que la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros estaba menos empoderada que la Dirección General de Minería.

(El MINEM, visto como juez y parte por muchas comunidades. Foto: Radio Nacional)

Y es en este punto donde volvemos a la norma de hoy. Hace algunos años, este gobierno creó el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE), una entidad adscrita al Ministerio de Ambiente cuya función central sería aprobar los estudios de impacto ambiental mas importantes. Y, durante años, existían dudas sobre si las competencias de minería e hidrocarburos en materia de protección ambiental pasarían a esta institución, sobre todo, por los retrasos en esta decisión.

Como indica La República:

El ente informó hoy que comenzará desde el 28 de diciembrerevisar los primeros estudios de impacto ambiental de proyectos de inversión que así lo requieran. Recordemos que este año, informes periodísticos elaborados por el portal Convoca detallaban irregularidades en la aprobación de estos estudios en el proyecto Tía María; los mismos que consideraban factores poco seguros sobre los tajos a realizar.

Ojo, no todo es color de rosa. Aún queda por ver cuáles son las capacidades institucionales del SENACE para hacerse de una de las mayores papas calientes de la administración pública. Es decir, la clave para ir reduciendo la desconfianza en la aprobación de los estudios de impacto ambiental y, con ello, los conflictos socioambientales. Si el SENACE fracasa en ello, sería un duro golpe tanto para la inversión privada como para la protección de nuestro entorno. De allí que este anuncio debería motivar, antes que un estallido de felicidad, algunas cautelas.

Sí, se trata de la misma administración que aprobó un paquetazo ambiental que era bastante cuestionable. Pero, en este caso, ha ido por la línea correcta. ¿Continuará el siguiente gobierno esta política?

UNIVERSIDADES Y CERCANÍA PARTIDARIA (1): LA USMP

(José Antonio Chang y Ernesto Álvarez. Antes en el MINEDU y en el TC, hoy en la San Martín. Foto: Diario 16)

Hoy, cientos de jóvenes marcharán en el Centro de Lima para manifestarse en contra de la denominada “Ley Cotillo”. Un proyecto impulsado por legisladores apristas y fujimoristas para que los actuales rectores de universidades públicas permanezcan en sus cargos, revirtiendo lo dispuesto por la Ley Universitaria, recientemente bendecida por el Tribunal Constitucional.

Mauricio Mulder, principal impulsor del proyecto en cuestión, declaró a Exitosa que la razón para promover esta iniciativa era que la Ley Universitaria:

Es una norma intervencionista que busca que el gobierno y el Poder Ejecutivo dirijan las universidades y establezcan su marcha administrativa. La prueba más clara es que, una vez establecida la ley, se está tratando de cambiar a los rectores a la fuerza para poner a rectores que son incondicionales al Gobierno.

Después de estas afirmaciones -rarísimas puesto que el gobierno al que hace alusión Mulder está ad portas de culminar su periodo- cientos de memoriosos aludieron a la Universidad Nacional Federico Villarreal, tradicional bastión aprista, como símbolo del manejo de los compañeros sobre una casa de estudios. Pero otros no pudieron evitar referirse a la Universidad de San Martín de Porres (USMP), aliada del partido de la estrella durante la última década. Y, revisando el archivo, vuelve una historia que, tanto en los claustros de la USMP como en la Casa del Pueblo, quisieran que quede en el olvido.

(Chang sonriente en firma de convenio. Foto: USMP)

¿JOSÉ ANTONIO CHANG PODÍA SER RECTOR DE LA USMP?

En 2001, una subcomisión del Congreso de la República, presidida por el entonces parlamentario Alcides Chamorro, investigó diversas denuncias contra la Universidad de San Martín de Porres, recibidas durante el segundo gobierno de Alberto Fujimori y que nunca fueron atendidas. Su informe final muestra una serie de hechos que, en ese momento, debieron merecer mayor atención.

El primer cuestionamiento fuerte era que, de acuerdo con estas denuncias, José Antonio Chang Escobedo, rector de la USMP desde 1996, no reunía los requisitos para ocupar el cargo. Como reseñó Silvia Cuevas para Agencia Perú, el ingeniero no tenía los 12 años requeridos por la anterior Ley Universitaria para ser rector, ni tenía el grado más alto en su especialidad.

El informe Chamorro registra que Chang no cumplía lo necesario para ser profesor asociado ni para ascender a profesor principal. En ambos casos, no llegaba al tiempo de servicios requerido para ambos puestos. Asimismo, se cuestionó que su título de Magister – grado máximo en la especialidad de Ingeniería Industrial en la época – era otorgado en la Universidad de Harford (EE.UU.). Pero, como indica Cuevas:

(…) este documento según sus detractores carece de validez porque no cuenta con los sellos correspondientes de los Ministerios de Relaciones Exteriores y de los consulados tanto del Perú como de los Estados Unidos. Además, no ha sido revalidado por la Asamblea Nacional de Rectores, entidad que en ese momento era presidida por Paredes Canto, vicepresidente de Alberto Fujimori durante su segundo gobierno, el cual, a pesar de recibir una serie de denuncias sobre el caso, no se pronunció al respecto.

Además, el informe del Congreso indica que Chang tuvo visitas a Estados Unidos – durante los años en los que supuestamente hacía sus estudios de Maestría – que tuvieron tan corto tiempo que se duda sobre si la misma fue efectuada en forma presencial.

(Local de la USMP en La Molina. Foto: Perú.com)

¿CÓMO SE HIZO CHANG DE LA SAN MARTÍN?

Esta pregunta fue absuelta por Marco Sifuentes en septiembre de 2007. Al final de un reportaje sobre la compra de computadoras OLPC por parte del Estado peruano – en un negocio en el que tuvo participación la USMP -, el exdirector de Utero.pe registró la presunta participación del abogado Javier Ríos Castillo (magistrado del Tribunal Constitucional por 48 horas) en una serie de movidas judiciales que amarraron las manos a la Comisión Reorganizadora de la USMP en la investigación de irregularidades que provenían desde hacía varios años.

En 1997, ya como Rector, Chang consiguió un resonante triunfo: la modificación del Estatuto de la Universidad, lo que le permitía tener más poder y, además, sacaba de la Asamblea Universitaria a los dos representantes de los Dominicos, orden religiosa que había fundado dicha casa de estudios. En la práctica, esto supuso el inicio del control más directo de la Universidad.

(Alberto Venero, testaferro de Montesinos, hoy nuevamente en prisión. Foto: El Comercio)

LOS NEXOS CON EL ENTORNO DE MONTESINOS

El informe Chamorro también señala los presuntos vínculos de Chang con personajes cercanos al círculo íntimo del exasesor presidencial Vladimiro Montesinos.

De acuerdo con este documento, Alberto Venero Garrido, testaferro del Doc, vendió a la USMP el local donde se ubica la Facultad de Hotelería y Turismo, ubicado en la avenida Tomás Marsano. Según Agencia Perú:

Este edificio, antes de ser de propiedad de la universidad, perteneció a tres entidades cuyos representantes son, coincidentemente, principales testaferros de las cuentas bancarias del ex asesor presidencial: Financiera del Sur (FINSUR), de la que Juan Valencia fue uno de sus directivos; Constructora Alianza, de propiedad de los hijos de Luis Duthurburu, e Inmobiliaria Malecón Cisneros, cuyo representante es Franklin Loayza.

Otro local habría sido comprado a otro extestaferro de VMT: Juan Valencia Rosas.

Chang señaló en su momento que Venero le fue presentado como “alumno de la Facultad de Contabilidad” y que nunca tuvo una amistad con él. Negó también haber acudido al SIN o conocer a Montesinos.

(Oscar López Meneses con Montesinos. Foto: Caretas)

Pero no es el único nexo con Montesinos. Óscar López Meneses, protagonista de uno de los mayores escándalos de este gobierno, fue docente de la Facultad de Odontología. El padre de este personaje, Óscar López Zapata, fue decano de dicha unidad en las postrimerías del fujimorato, cuando Chang ya era rector. La docente Nora Anto declaró lo siguiente a Agencia Perú:

“(Óscar López hijo) se tomaba las atribuciones del Decano, tanto que su apodo en la facultad era ‘el decanito‘. Al parecer, él indujo a su padre a colocar cámaras de vídeo para controlar cada movimiento dentro de la universidad. Ésta fue una época terrible porque comenzaron a despedir profesores arbitrariamente. Todo aquél que no estaba de acuerdo con él (Óscar López hijo) era considerado su enemigo”, sostiene la docente.

Sin embargo, Chang indica que procedió a expulsar a López Meneses – sindicado como quien le guardaba los equipos de chuponeo a Montesinos – como docente de dicha casa de estudios.

A pesar de estos indicios, el Informe Chamorro nunca pudo ser aprobado. La subcomisión que lo elaboró pertenecía a la Comisión de Fiscalización del Congreso. Como indicó el semanario Hildebrandt en sus Trece en 2012, dicho grupo de trabajo era presidido por Javier Velásquez Quesquén. Y el documento fue archivado.

(Never enemix, Alan y Chang. Foto: Diario 16)

CANTANDO LA MARSELLESA EN LA SAN MARTÍN

Quince años después de la caída del régimen que cobijó a Montesinos, Chang es un hombre con suerte. Durante el segundo gobierno de Alan García, ocupó los cargos de Ministro de Educación y Presidente del Consejo de Ministros. Sin embargo, según la Megacomisión, al mismo tiempo habría cobrado su sueldo como Rector de la USMP. En ese mismo lapso de tiempo, dicha casa de estudios contrató con el Estado por un total de S/.10’173,852.91, de los cuales S/.1’700,895.97 corresponden a los sectores Educación y PCM.

No son los únicos nexos. De acuerdo con el Informe de la Megacomisión sobre Enriquecimiento Ilícito, estos vínculos deberían ser investigados:

  • La venta de la casa de playa de Alan García a José Antonio Chang, exministro de Educación.

  • La compra de la casa familiar del vicerrector de la Universidad San Martín de Porres, Raúl Bao, por independización de su propietaria inicial, la Asociación de Vivienda Júpíter. Bao y Chang aparecen como vocales de esta entidad entre 1996 y 2007.

  • Tres inmuebles en La Molina, producto de la partición de una vivienda unifamiliar, vendidos por el padre de Chang a Bao y su esposa. Luego, uno de ellos pasa a nombre de Chang padre. Otro de los inmuebles es vendido a un tercero y el tercero, donde vive el actual rector de la USMP y expresidente del Consejo de Ministros, sigue a nombre de Bao.

  • La empresa Alpamayo Entertaiment, productora de dibujos animados, donde aparecían como socios Chang, Jaime Carbajal y el exministro Hernán Garrido Lecca. Como revelaron Desde el Tercer Piso y Utero,pe hace 7 años, esta empresa también contaba con capitales de Televisión Azteca. Garrido Lecca fue el lobbista para el ingreso de Banco Azteca al Perú, obtenido finalmente en el segundo gobierno de García. Carbajal organizó el megaevento de presentación de Banco Azteca y se ha encontrado correspondencia suya con un directivo de la empresa mexicana CEMEX.

  • La formación de Inversiones El Quijote SAC, empresa conformada exclusivamente para comprar la participación de Santillana en las librerías Crisol. Esta compañía fue constituida por Mercados & Norandina, representada por Carbajal; José Antonio Chang, Garrido Lecca y Eduardo Schudt, socio de los anteriores en Alpamayo. La empresa se fusionó luego con Librerías Crisol.

  • La presencia de Chang (rector), Bao (vicerrector), García Pérez (director del Instituto de Gobierno) y Carbajal (Facultad de Ingeniería y Arquitectura) en la USMP.

Para colmo de males, la Universidad San Martín de Porres le sigue haciendo el favor a AGP al llamarlo doctor, luego se que comprobara que no tiene tal grado académico. Aquí está la prueba:

(El grado académico llega solo. Captura de pantalla)

Finalmente, varios exministros del segundo gobierno aprista son docentes en la USMP. Comenzando por el propio García, quien es el director del Instituto de Gobierno. De hecho, muchas de las reuniones de la Dirección Política del APRA se realizan en el local de dicha dependencia universitaria, ubicado en Miraflores. Así ocurrió este lunes, cuando le bajaron el dedo a Jorge del Castillo.

Quizás ahora se pueda entender por qué Mauricio Mulder pensaba que nombrarían rectores afines al gobierno en las universidades públicas. En realidad, nos distrajo de una casa de estudios privada con hartos vínculos con su partido. Y para maniobras de distracción, sí que son campeones en Alfonso Ugarte.

PRÓXIMA SEMANA: EL CASO DEL IMPERIO ACUÑA

DOS ROCHES CON LAS CASAS SOLIDARIAS DE CASTAÑEDA

Una de las ofertas de campaña de Luis Castañeda Lossio fue la instalación de Casas Solidarias. Un espacio donde se concentrarían programas sociales como el vaso de leche, comedores populares, entre otros. De hecho, incluso se puso a hacer algunas en plena contienda electoral.

(Je,je,je,je. Foto: Andina)

Más allá de la pertinencia de la idea – en principio, bastante buena -, lo cierto es que ya se cuestionaba cómo Castañeda había financiado esta obra previa a su entrada a la MML. De hecho, como consta en Utero.pe, el alcalde no fue transparente sobre el financiamiento, ante una pregunta de Beto Ortiz:

Cuando se le preguntó sobre el presupuesto con el que hacían las casas solidarias dijo que hasta ahora habían gastado unos 15 mil soles pero que todo había sido producto de “una chancha que hicimos entre varios regidores y la construimos con bajo precio porque participó la comunidad”

Pues bien, el alcalde ya comenzó con la construcción de las mismas, pero con dos claros problemas.

(Vuelve la propaganda. Foto: El Comercio)

1. LA NEUTRALIDAD EN CAMPAÑA:

Desde que Humala convocó a elecciones, la propaganda de las entidades estatales está prohibida. Como explican los amigos de Transparencia:

Esta restricción se produce con tres objetivos:

  1. Garantizar la igualdad de condiciones en la competencia electoral.
  2. Garantizar la neutralidad del Estado durante el proceso electoral.
  3. Garantizar el correcto uso de los recursos del Estado.

La restricción para la publicidad estatal alcanza a todas las entidades del Estado a lo largo de todo el proceso electoral, que culmina 15 días después de publicados los resultados y comprende todos los medios para realizarla: radio, televisión, prensa escrita, vallas, carteles, páginas web y redes sociales como Facebook o Twitter.

La única excepción está en los “casos de impostergable necesidad y utilidad pública”. Y, como puede verse, no estamos ante una cuestión de este tipo. De hecho, ya los regidores opositores Augusto Rey y Hernán Nuñez remarcaron el posible uso político del programa. Vía El Comercio:

Descentralizar los servicios es bueno, agrega el regidor Augusto Rey, “el asunto es cómo se está utilizando la necesidad de la gente para un fin partidario“. Según él, habría intencionalidad de la Municipalidad de Lima de “aprovechar esos espacios para hacer proselitismo político ya que estamos en campaña electoral”.

Para Hernán Núñez, también de Diálogo Vecinal, resulta ilógico ejecutar “casas solidarias” y no otras obras. “Es evidente que se quiere hacer obras pequeñas, en el corto plazo, que generen impacto en determinadas zonas en campaña electoral. Ese es el sentido de urgencia de la gestión y no la construcción de muros de contención que salvaguarden la seguridad ante inminentes deslizamientos”.

Es cierto, Castañeda no postula, pero sí su partido. Además de las pintas de José Luna Gálvez para el Congreso, se sabe que Hernando de Soto es el precandidato con mayor fuerza al interior de Solidaridad Nacional.

Ojo, no es la única actividad donde Castañeda hace descarado uso político de las obras. Puede verse esta foto tuiteada por la propia Municipalidad Metropolitana de Lima, en la inauguración de la Av. María Elena Moyano en Villa El Salvador:

(Castañeda se zurra en la Ley. Foto: Municipalidad Metropolitana de Lima)

2. LA TRANSPARENCIA:

En agosto pasado, como consta en el Acta de la sesión de Consejo Metropolitano correspondiente, se aprobó la construcción de 29 Locales Multiusos que no son otra cosa que las Casas Solidarias, como se desprende de la explicación dada por César Medina Cabrera, funcionario de EMAPE, ante las preguntas de los regidores Rey, Nuñez y Ana Andrade Botteri. Ellos, junto a Pilar Freitas, fueron los únicos concejales que se abstuvieron de aprobar dicha modificación presupuestaria.

Según dicha Acta, se gastaría S/. 4 840,265.60 en las Casas Solidarias, con cargo al presupuesto de EMAPE.

Sin embargo, El Comercio hoy indica que en octubre se aprobó algo más:

Dos acuerdos de concejo de la Municipalidad de Lima aprobados de urgencia el pasado 22 de octubre dan luz verde a la implementación de 18 “casas solidarias”. En los documentos se señala que serán financiadas con recursos previstos en el presupuesto 2015 para “Reconstrucción de vías urbanas”; es decir, se redireccionarán los fondos.

También se encarga a las gerencias de Finanzas y Planificación hacer los cambios al presupuesto 2015 a favor de la Empresa Municipal Administradora de Peajes (Emape), responsable de los trabajos.

El Comercio quiso conocer al detalle el origen de los recursos para estas obras, pero el regidor solidario Pierino Stucchi, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del concejo, se negó a declarar. Quién sí defendió la necesidad de invertir en las “casas solidarias” fue José Tisoc Lindley, integrante de ese grupo de trabajo.

“[Los recursos] son remanentes del presupuesto de obras urbanas viales ya concluidas y otras que están en ejecución. No es que se esté sacrificando la parte vial para dedicarlo a otro tipo de actividad como el bienestar social”, indicó Tisoc.

Al revisar la agenda de la sesión del 22 de octubre, encontramos que este punto no estaba en la misma. La MML aún no cuelga el acta de dicha sesión en su portal web.

¿Podrá la Municipalidad Metropolitana de Lima explicar cuáles son los criterios para impulsar un proyecto claramente electoral?

#VuelvenLasObras

LA NUEVA BRONCA EN EL PPC

(Suenan las campanas otra vez. Foto: La República)

Ayer se realizaron las elecciones internas en el PPC para renovar a la dirigencia departamental, provincial y distrital. Los delegados escogidos ayer deberán acudir en unas semanas a elegir a la dirigencia nacional para los próximos cuatro años. Una elección interna que viene con harto ají, debido a que se enfrentan las dos facciones en pugna en el partido. Aquí los antecedentes y lo que ha sido la bronca dominical.

(Juntos como hermanos. Foto: Perú.21)

REFORMISTAS VS. INSTITUCIONALISTAS

Vayamos al mapa del PPC. Desde hace varios años, existen dos tendencias bastante marcadas.

De un lado, con el respaldo de Lourdes Flores, están los denominados “reformistas”, un conjunto de militantes que buscaban una renovación partidaria. Los líderes visibles eran el exregidor Óscar Ibañez y los actuales congresistas Marisol Pérez–Tello, Alberto Beingolea y Luis Galarreta. Este último dejó las filas pepecistas este año. También están aquí otros exregidores como Pablo Secada y Jorge Villena, ambos suspendidos del partido por sus líos con el otro bando.

“Los institucionalistas” son encabezados por el actual presidente del PPC, Raúl Castro Stagnaro. Está pegada al viejo estilo del partido: cercanía con estudios de abogados, menos confrontacional con otros partidos políticos y más cercana a los usos antiguos de la política. El actual regidor metropolitano Rafael Yamashiro y otros exregidores como Edgardo del Pomar y Alfredo Lozada están en este sector.

Estas broncas llevaron ya al desastre de la elección municipal en Lima de 2014. Luego de sacarse los ojos, fueron con un candidato bastante malo – Jaime Zea – y de, aspirar a suceder a Villarán, se quedaron con un solo concejal en Lima.

Las disputas ahora también tienen como norte el 2016.

Flores Nano ya anunció que quiere competir por la presidencia del PPC y postula, a título personal, una alianza con el APRA. Los demás integrantes de los reformistas aspiran a una alianza con PPK o, en su defecto, ir solos bajo el liderazgo de Marisol Pérez Tello.

Mientras que, en el lado institucionalista, Castro Stagnaro tiene dos cartas: la candidatura propia bajo su propio liderazgo o una alianza con Fuerza Popular.

Y así llegan a esta elección.

(Lourdes junto a – de izquierda a derecha – Jorge Villena, Marco Álvarez, Alberto Beingolea y Marisol Pérez Tello. Foto: La República)

LOS RECLAMOS DE LOS LOURDES BOYS AND GIRLS

La elección de secretarios departamentales, provinciales y distritales debió realizarse la semana pasada. Sin embargo, hubo reclamos respecto de quienes votarían. Indica La República:

El órgano institucional resolvió además formar una comisión ad hoc que señale las causas por las que no se registró en el padrón que autoriza el Jurado Nacional de Elecciones a 10 mil 770 nuevos militantes.
La irregularidad habría sido cometida por la secretaría de organización, a cargo de  Mario Neumann, y que da cuenta a la presidencia del Partido que ejerce Raúl Castro, según denunció Yanet Vargas,  personera legal del candidato a secretario regional de Lima Metropolitana, Marco Álvarez.
Vargas indicó que las fichas de inscripción de esos militantes que han asegurado su voto a favor de Marco Álvarez no fueron tramitadas a pesar de cumplir con todos los requisitos y plazos exigidos.

Álvarez, actual alcalde de San Borja, es apoyado por Flores Nano. Dato: el burgomaestre tiene un proceso pendiente ante el Poder Judicial por desaparición forzada.

Pero ayer, luego de la elección, Lourdes se despachó con todo y, a pesar de señalar que habían ganado en Lima, dijo que presentaría un reclamo ante el Jurado Nacional de Elecciones. ¿Los motivos?

“Tengo que deplorar que desde la presidencia del partido se haya mostrado desprecio por la ley”, sostuvo Flores Nano y agregó que sentía vergüenza por los reportes de irregularidades en el proceso.

Acompañada por los congresistas Alberto Beingolea y Marisol Pérez Tello, Flores Nano lamentó la decisión de Castro de designar directamente a nuevos integrantes del Tribunal Nacional Electoral (TNE), situación que habría generado un caos.

“Hubo comités electorales regionales; doble votación”, dijo, además de denunciar que se impidió sufragar a un considerable número de militantes.

Y la respuesta del otro lado no se hizo esperar.

(Raúl Castro alza la mano de su candidato en Lima, Javier Altamirano. Foto: La República)

CASTRO Y SU BANDO A LOS REFORMISTAS: APRENDAN A PERDER

Castro Stagnaro no se quedó mudo. Y mandó este mensaje. Vía Exitosa:

“Me da pena que Lourdes haya dicho eso, pero es porque no sabe perder. Las cifras son contundentes y hemos ganado en 23 distritos de Lima. El intento de fraude es de ellos porque llevaron padroncillos truchos de personas que no son del PPC y aun así les hemos ganado

En la misma línea, en un debate con Alberto Beingolea, se pronunció el exregidor metropolitano Edgardo de Pomar.

Mientras que el candidato de Castro, Javier Altamirano, sí reconoció que hubo problemas en el proceso de ayer, pero se los achacó al otro lado. Vía Exitosa Radio:

En entrevista para Radio Exitosa, el también alcalde de San Juan de Miraflores precisó que presuntamente se incorporó un padrón de manera irregular para favorecer a su contrincante Marco Álvarez. “Aun así hemos ganado las elecciones”, refirió.

Asimismo, Altamirano considera que Flores Nano está siendo influenciada “por un grupo que la está haciendo patinar”.

El triunfo ha sido contundente y arrollador. Agradezco a todos los militantes pepecistas, fue una dura contienda”, aseguró.

Sin embargo, Altamirano le mandó su chiquita a Pablo Secada e indicó que pedirá su expulsión de la agrupación el 25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer. Tal vez esto responda a estas declaraciones y foto puestas por el economista en su Facebook:

¿No los reconocen? Uno es el alcalde de SJM y candidato a la Secretaría de Lima del PPC. Otro es el nuevo presidente del Tribunal Electoral. Al anterior lo bajaron, a lo bestia, después que fueran a su casa a intentar amedrentarlo a él y su familia el fin de semana pasado. El alcalde en funciones lideró la horda. Algunos ahora funcionarios de la Muni de SJM, en las que ahora se contrata PPCistas involucrados en la política interna para promover el bienestar, lo acompañaron el fin de semana. No sean mal pensados: son como los Reyes Midas del bienestar de SJM. Basta que toquen una política pública para que la vuelvan dorada. Las caras son por lo criollo que creen que son. Creen que nadie les quitará lo bailado, lo que están bailando y bailarán.

Los resultados oficiales aún no han sido proclamados. Pero la cosa está que arde. Sin embargo, desde fuera, muchos se preguntan cual es el fondo de la pelea, dadas las pocas opciones del PPC de pasar la valla electoral en caso fueran solos a la siguiente eleccíón, sea con uno y otro bando. Así están la situación en el viejo partido liderado por Luis Bedoya Reyes.