PERU 21 Y EL CASO BALAREZO: PALABRAS FINALES

El martes, en este blog, planteamos dos temas vinculados a la reciente condena del hoy expresidente de CAPECO y exsegundo vicepresidente de CONFIEP, Lelio Balarezo, por defraudación tributaria. La primera, vinculada a la tibia respuesta que el gremio de gremios empresariales había brindado en torno a este tema hasta dicha fecha. La segunda se vinculaba a la cobertura periodística que el caso había tenido en diversos medios, en particular, en aquellos vinculados al Grupo El Comercio.

En particular, señalé lo siguiente respecto de Perú.21 (añado links):

En Perú.21, la cosa es más grave. Solo una nota en la web reseñando la renuncia de Balarezo a CAPECO. Por ahora, nada más. Y ni una sola palabra en la edición impresa, con excepción de la columna de Davelouis. Tampoco un comentario del director, Juan José Garrido. Este es un buen caso para que el Defensor del Lector, Carlos Basombrío, pueda pronunciarse sobre este tema.

Publicado el post, envíe el mismo vía Twitter a Carlos Basombrío, Defensor del Lector del mencionado diario, quien me dijo que el caso le interesaba.  Durante el resto del día, el post tuvo bastante rebote en redes sociales.

Al día siguiente, consignamos en una actualización del blog lo que había aparecido en Perú.21 en su edición impresa. Señalamos en forma explícita lo siguiente:

Durante las últimas horas han aparecido nuevos artículos sobre el tema y algunos medios han realizado una cobertura mayor sobre el caso Balarezo.

Perú.21 hoy publica una nota que resalta que el empresario hasta ahora no puede ser ubicado. También su director, Juan José Garrido, dedica una columna sobre el tema. Su párrafo más fuerte señala que:

Dicho esto, el caso debería llevar a los gremios locales a repensar su constitución y, también, sus procesos de elección interna. Queda claro que, en este caso, no existió una diligencia debida respecto a la lista presentada, tanto en Capeco como en Confiep. Un empresario deshonesto, sin duda, no representa al empresariado en general, pero basta un ejemplo para dañar a la clase misma. Además, no sería exagerado pensar que existen otros casos así.

Basombrío hoy publica su columna habitual como Defensor del Lector respondiendo a esta consulta. En ella señala tres puntos centrales:

1. Que el director del diario, Juan José Garrido, conoció de la noticia – como la mayoría de nosotros – por lo publicado en el diario La República el sábado de la semana pasada y que encargó una nota con información novedosa y relevante, la misma que salió publicada el miércoles, al igual que su columna. Y que el luego el diario ha publicado otra nota sobre la materia.

2. Que pudo existir cierto apresuramiento de mi parte al señalar que el diario no había tenido la cobertura adecuada.

3. Que, “habría sido bastante mejor que Perú21, por razones de celeridad y oportunidad, tan importantes en el periodismo, publicase el mismo domingo 19, en la edición impresa, la nota que apareció en la edición web del diario la víspera”.

Respondo las atingencias de Carlos, a quien aprecio y respeto, de la siguiente forma.

Para comenzar, a diferencia de algunos amigos periodistas, sí considero importante la existencia de la figura del Defensor del Lector. Creo que es una forma a través de la cual podemos conocer cuáles son los procedimientos internos de un medio de comunicación, expresar nuestra preocupación por la cobertura brindada a determinado hecho y, además, constituye un importante medio de transparencia que tiene un diario frente al lector. Sobre todo, cuando el mismo se ha vuelto más exigente respecto del contenido que tiene a la vista.

En segundo lugar, comparto con Basombrío que, en efecto, Perú.21 debió publicar algo sobre el tema el domingo en su edición impresa, sobre todo, si ya tenía algo colocado en la versión web. Conocida la noticia, que ha causado impacto en un importante sector de la opinión pública, correspondía que los medios de comunicación consignaran su existencia. Y más aún cuando la información aportaba un dato nuevo: la renuncia de Balarezo como presidente de CAPECO.

En cuanto al timing sobre mis impresiones, allí tengo una diferencia de matiz con Carlos. Transcurridas 72 horas de conocidos los hechos vinculados al caso Balarezo, era tiempo más que suficiente para que los distintos medios de comunicación pudieran recoger esta noticia. En el caso de Perú.21, creíamos que era necesario que lo colocara en su versión impresa. Y creo que lo escrito representaba la opinión de varios lectores, oyentes y televidentes que apreciábamos que la cobertura del caso no era la adecuada, al menos hasta ese momento.

Dicho esto, sí saludo que Garrido haya dispuesto una nota con información nueva sobre el caso, así como un editorial que, en términos generales, también suscribiría. Perú.21 ha continuado con la cobertura del caso, con una nota publicada en la web el jueves – y que apareció el viernes  en la edición impresa -. Se han sumado a ello una nueva columna de Luis Davelouis y la de Sandro Venturo, ayer sábado. Y aprovecho para señalar que, más allá de discrepancias editoriales, noto en Perú.21 un esfuerzo serio por recuperar los bríos que tuvo en sus primeros años, en particular, en los últimos meses.

Ya saliendo de Perú.21, concluída la semana, se puede mencionar que la cobertura en torno al caso fue mejorando conforme transcurrieron los días. La mayoría de medios han editorializado en torno al tema y han puesto diversos ángulos de la noticia. Coloco algunos ejemplos: Reputación empresarial fue el ángulo tocado por Semana Económica. Gestión también se refirió a las obligaciones tributarias incumplidas por los empresarios. Rosa María Palacios cubrió lo ocurrido desde dos ángulos: tanto la necesidad de un pronunciamiento de CONFIEP sobre el tema, como lo que sucede con los contribuyentes que sí cumplen con sus obligaciones y son hostigados por SUNAT. Incluso el director de Correo, Iván Slocovich, fue bastante contundente en torno a sus opiniones. Y así lo han hecho varios columnistas en diversos medios esta semana. Incluso la PUCP – disclaimer, donde trabajo – dedicó el programa habitual de Palacios y Patricia del Río vía Internet a este asunto. Ello se suma a lo ya escrito en La República, Exitosa – donde mantengo una columna semanal – y Diario 16.

Sí debo decir que esperaba más de la cobertura que, frente a este caso, debió tener El Comercio. Con excepción de una nota en la sección impresa sobre el pobre funcionamiento de los Códigos de Ética empresariales, no ha existido un pronunciamiento editorial sobre un tema que afecta la imagen del mayor gremio empresarial del país o, siquiera, un comentario del editor de Economía respecto de este tema. Dado que se trata de un diario que defiende tanto el respeto al Estado de Derecho como a la inversión privada, consideraba conveniente tanto un pronunciamiento editorial como una mayor cobertura frente a un caso que afecta a ambos valores que el diario señala defender.

Y ya sobre el tema de fondo, hay que seguir alertando que, una semana después, Lelio Balarezo continúa prófugo de la Ley. Y que va siendo tiempo que el Ministerio del Interior indique a los ciudadanos cuáles son los esfuerzos que vienen haciendo para que el empresario pueda cumplir su pena, como corresponde, en una prisión.

Finalmente, agradezco la respuesta de Carlos Basombrío a la consulta hecha, más allá de la discrepancia en un punto particular. Creo indispensable que, poco a poco, los diarios peruanos incorporen la figura del Defensor del Lector u otras similares que permitan a los ciudadanos absolver sus legítimas inquietudes respecto de los contenidos o coberturas brindadas a determinados hechos.  Y esperamos que, más temprano que tarde, el señor Balarezo cumpla con la Ley y esté donde la justicia ha ordenado que se encuentre.

One thought on “PERU 21 Y EL CASO BALAREZO: PALABRAS FINALES

  1. Bien Godoy, eso es hacer prensa. Después de leer noticias por acá me voy a ver culos y caricaturas por la República, Peru 21 y el Tromercio.
    Un saludo

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s