LA GROSERIA DE CONDORI Y LA MEDIA TINTA OFICIALISTA

Hasta ayer, quienes seguimos el quehacer político recordábamos vagamente al congresista Rubén Condori por esta grosera falta, al marcar la votación de la parlamentaria Rosa Mavila sin que ella se diera cuenta:

Al congresista lo sancionaron donde más le duele: en el bolsillo. Le pusieron una multa de siete día menos de sueldo. Y de allí nos volvimos a olvidar de él, hasta el martes.

Ese día, Condori fue uno de los siete congresistas que votó en contra de la Unión Civil. Y con argumentos que eran más que un homenaje a Mario Moreno. Hasta allí, podríamos encontrarnos dentro de la libertad de conciencia de cada persona, así tuviera serias dificultades para expresarla.

Pero el miércoles por la tarde, el congresista fue a una entrevista en Arroba Radio, una emisora por internet, donde fue entrevistado por la conductora Gisela Sotelo y allí se mandó con frases que jamás esperábamos escuchar a un congresista peruano, a pesar del nivel al que ya estamos acostumbrados. Aquí una selección de sus bytes más “celebres”, extraidos por La Mula:

“El hecho de amamantar no es cultural, es algo biológico y es exclusivo de las mujeres. La cuestión de cocinar, lavar planchar son atributos propiamente de género. Esos se puede ir modificando, ¿o es natural?”

“Yo no caí de frente a votar. Yo  estuve pendiente del tema, los meses anteriores, tengo algún tipo de formación en estos temas, yo tengo especialidad en medio ambiente”

“Aquí hay inconductas que debemos trabajar en el seno de la familia, el hogar, institucionalizar algunas formas apropiadas de vida porque en el país está campeando la inseguridad social, la drogadicción, el alcoholismo y esto es producto de familias no constituidas debidamente”

Yo leí una obra, ‘Mi lucha’ de Hitler, que se fue al extremo, que no comparto, pero que decía háganle seguimiento a un pata que es ambicioso, a una prostituta, a alguien que es comunista; lo hemos hecho y me he dado cuenta que son judíos, por tanto hay que desaparecer a los judíos. Es una situación extrema, pero en alguna parte sí tiene razón, porque hay inconductas que se generan por un tipo de vida

Tirso Molinari, historiador que ha estudiado bien el fascismo en el Perú – y al único partido abiertamente facho de raigambre popular en nuestro país, la Unión Revolucionaria – señala lo siguiente al final de su libro sobre dicho tema (recogido en este post de Roy Palomino):

Y esto del fascismo no es una “anécdota”. Es parte crucial de la historia de las mentalidades y de la cultura política autoritaria existente en el país. Historia densa que en buena medida y con sus resignificaciones nos dice mucho de la demonización histórica del Apra y de la izquierda, nos dice mucho de las dictaduras militares, de las instrumentalizaciones clientelísticas, nos dice mucho de la intolerancia terrorista de Sendero Luminoso y de la intolerancia antisubversiva estatal, y nos dice mucho también de sus anclajes de mesianismo autoritario del gobierno de Fujimori y de ese enorme apoyo político-clientelístico que llegó a tener. Por último, nos dice mucho del racismo aún existente en nuestro país.

En cualquier parte del mundo, sería un verdadero escándalo que un congresista del partido de gobierno se exprese con esas palabras, sobre todo, con el último extracto. De hecho, si hay algo que Ollanta Humala supo hacer bien durante estos años fue deslindar con cualquier corriente nacionalista extrema (léase, Antauro y sus papás). Y, de hecho, el sistema político peruano pudo contener una candidatura filonazi que había en Tacna en 2010. En un país que ha tenido cerca de 70,000 muertos y desaparecidos por un conflicto iniciado por un grupo con una visión fundamentalista del marxismo, resulta inaceptable que un congresista de la República, que jura defender los valores de la Constitución, ponga como ejemplo de negación de derechos a un conjunto de ciudadanos nada menos que al pensamiento guía de Hitler, uno de los mayores criminales de la historia de la humanidad.

Por ello, caen bien estos párrafos de la columna de hoy de Álvarez Rodrich:

Condori pertenece a Gana Perú. ¿Los patrones de esta agrupación –Ollanta Humala y Nadine Heredia– nunca intercambiaron alguna palabra con él que les permitiera darse cuenta del tipo de espécimen que estaban metiendo al congreso?

De paso, en vez de estar enviando voceros para deslizar que este dúo dinámico no le ordenó al retazo de bancada que le queda en el Congreso que se oponga a la unión civil, por qué no hablan claro y dicen cuál es la real posición de Humala frente a la unión civil, si es la que ofrecía cuando era candidato y para buscar votos hasta se abrazaba y besaba con los travestis de Tarapoto, o es la de ahora en que finge demencia.

¿Cual ha sido la respuesta del nacionalismo? Al poco habitual silencio de varios de sus adeptos en Twitter, siempre prestos a comentar cualquier crítica al gobierno, se suma esta tibia respuesta de Nadine Heredia (captura de tuits hecha por Unión Civil Ya):

¿Tan difícil es rectificar derecho? ¿Tan difícil es adoptar una posición clara sobre un tema de derechos?

(Caricatura: Andrés Edery, para El Comercio) (Foto de Condori y Mávila: RPP)

3 thoughts on “LA GROSERIA DE CONDORI Y LA MEDIA TINTA OFICIALISTA

  1. Para cuando la ley de no reelección de los congresistas. No comparto las ideas apristas pero no hay que olvidar que Haya de la Torre a causa de su soltería fue atacado por muchos políticos que hoy se la dan de progresistas.
    Lástima por Puno que eligió a un subdesarrollado cultural. Es una muestra que la educación en el Perú no está ni en la época de los trogloditas (éstos tuvieron que aprender por si mismos a enfrentarse ante la naturaleza agreste y fueron las mujeres las que mejor lucharon).
    Pobre partido nacionalista que permitió que en sus filas se ubicaran muchos condoris.

    Me gusta

  2. Simple calculo electorero Godoy: este pobre sujeto apoyó decididamente la unión civil cuando era una opción útil para sus intereses. Pero ahora, en tanto la pareja presidencial rehúsa apoyar la unión civil haciendo gala de un conservadurismo extremo (y ordena a sus congresistas hacer lo mismo), Rubén Condori sintió que tenía el derecho de expresar sus prejuicios más brutales, su machismo mas fanático, su intolerancia más histérica.
    Quizá Condori, como tantos otros, obtuvo su puesto en la lista mediante un jugoso fajo de billetes, obsequiado a la pareja presidencial (tradición muy común en nuestros partidos políticos). Partiendo de esa hipótesis, es obvio que a la pareja presidencial no interesa las bufonadas posteriores de su congresista. Total, lo único que cuenta es la plata. Además, para no perder un voto en el Congreso, la pareja presidencial calla, olvidando como OH se abrazaba con los siempre marginados travestis de Tarapoto en el 2006.
    Sin duda don Isaac Humala habrá fantaseado tener un hijo como Rubén Condori. Sería el digno sucesor de su visión fascista-machista del Perú.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s