El Comercio: palabras finales

(Foto: El Comercio)

Confirmada la salida de Martha Meier Miró Quesada de El Comercio, algunas palabras finales sobre este tema:

1. No existió una censura vinculada al tema Yanacocha. El Comercio – aunque quizás no con el espacio que muchos quisieran – ha cubierto el caso de Máxima Acuña de Chaupe presentando versiones que contradecían lo dicho por la empresa minera. Como explicaba bien Juan Carlos Tafur esta mañana en Exitosa, cada día más son los diarios en el mundo que chequean que sus columnistas no incurran en contenidos difamatorios o que no coloquen hechos que no pueden ser verificados. Una cosa es una columna y otra una calumnia.

Llamar “narcopromotor” a alguien debería estar desterrado del lenguaje común, así como atribuir a una persona natural o jurídica hechos que no son ciertos. ¿Qué otros columnistas del mismo grupo editorial lo hacen? Eso no da carta blanca para que se haga. Por el contrario, con la misma vara debería exigirse a los demás colaboradores de los medios del Grupo El Comercio a que revisen los Principios Rectores del mismo y, por supuesto, a que los cumplan.

2. ¿La situación de MMMQ en El Comercio ameritaba otro tipo de medidas? Desde este espacio jamás festejaremos el despido de una persona, por más discrepancias que tengamos con la misma. Sin embargo, creemos que resulta complicada la permanencia en su puesto de un trabajador que tiene un cargo de confianza y, desde esa posición, avala la versión dicha en un tuit sobre la existencia de intereses subalternos por parte de su jefe y, además, ya ha tenido problemas durante varios años con la actual cabeza periodística del diario.

3. La salida de Meier Miró Quesada, simbólicamente, representa el fin de un ciclo en El Comercio. Así como la renuncia de Alejandro Miró Quesada Cisneros de EC y el despido de Augusto Álvarez Rodrich de la dirección de Perú.21 lo fue en 2008. En aquella época, escribió Roberto Bustamante lo siguiente:

El diario Perú.21, creo, cumplió un fin bastante definido a inicios de la década, en los primeros años del gobierno de Toledo (con los recuerdos de del gobierno de Fujimori y de la fallida transición con Paniagua). Digamos que el equilibrio de fuerzas conservadoras (que sostuvo al fujimorismo) se ha recompuesto y ya no es necesario una línea editorial como la que mantenía AAR. Sale. Aunque causó harta sorpresa, no deberíamos asombrarnos. El Comercio (y sus distintos productos) ha tenido una línea conservadora histórica y más bien, lo de Perú.21 fue una suerte de intermezzo, una corta desviación de su tradición periodística.

¿Qué ciclo se cerró entre ayer y hoy? Básicamente termina un periodo predominantemente conservador en muchos aspectos, encarnado precisamente en algunas de las cabezas que han salido en el último mes. Visión bastante tolerante hacia el fujimorismo, deshumanización de la figura de Ollanta Humala, defensa de los sectores más tradicionales de la Iglesia Católica y de las libertades económicas. Es un ciclo que, paradójicamente, se inició con un director que tenía ideas contrarias a las antes mencionadas – pero con poco peso interno para imponerse – y que continuó bajo la gestión Du Bois y en el interinato Cortijo – Paredes Castro.

4. ¿Qué ciclo se inicia entonces? Para comenzar, descartemos que el diario se convierta en un medio socialdemócrata. Incluso en sus épocas más nacionalistas – con Luis Miró Quesada de la Guerra a la cabeza – El Comercio siempre ha sido un diario de derecha, matizado por momentos de mayor apertura y aquellos en los que predominaban ideas más conservadoras.

Lo que tendremos es una visión libertaria. ¿Cómo definirla? Una apuesta por la casi abstención del Estado en la economía, donde cualquier intento regulatorio es visto con sospecha – vean nomás los argumentos dados por el editorial de hoy sobre la Ley Universitaria -, donde la libertad de elegir en un sistema de mercado es elevada casi a nivel de catecismo, bastante influenciada por el Análisis Económico del Derecho. Y aunque no todos los editores de EC se adhieren a dicha corriente jurídica, la mayoría de los recién llegados juegan en este esquema.

En lo político, supone cierta distancia de la izquierda, pero también del fujimorismo. Tanto el director como el subdirector de EC mantienen diferencias abiertas con el legado político de la década de 1990. Implica también una tendencia proclive a la defensa de los derechos humanos, así como una mayor apertura en temas sociales (la Unión Civil, por ejemplo).

Finalmente, en lo periodístico, de acuerdo a lo señalado por fuentes al interior del diario, se busca combinar a personas que no han estudiado la profesión periodística, pero que tienen conocimiento en su materia, con miras a profundizar la información que se presenta en el medio impreso, dado que en la web ya aparecen las noticias en tiempo real.

5. Sin embargo, encuentro tres problemas serios para que esta visión se plasme.

El primero y, a mi criterio, el principal, es que El Comercio tiene ahora una visión ideológica absolutamente dura, pensada a partir de una corriente del Derecho que en otras partes del mundo no se asume como catecismo, y que le va a restar mucho a la posibilidad de plasmar su visión de “noticia + análisis a profundidad” que piensan tener. Más aún si la mayoría de editores tiene la mirada económica como sesgo principal.  Y más aún en un país como el Perú que tiene serios problemas de desigualdad, los mismos cuya solución es vista desde una mirada libertaria como el mero triunfo del individuo, sin necesidad de una política estatal (que no sea estrictamente la promoción de la inversión privada). Más aún cuando, como señala Alberto Vergara, cuando “tenemos un tipo de liberalismo, sobre todo en los medios limeños, más preocupado por Robert Nozick que por el país donde deben ponerse en práctica las políticas públicas (el Perú)”.

El segundo es que El Comercio ahora no solo es un diario, sino también una corporación, lo que conlleva dos dificultades, a su vez. La primera, es que el Grupo ya no solo se expande en temas estrictamente periodísticos y editoriales, sino también en campos como el educativo. Es conocida la adquisición del Instituto Peruano Alemán (hoy Avansys) para su camino a transformarlo en una universidad. Ese tema debería llevar a que los editoriales de El Comercio sobre educación superior – como el de hoy – deban tener algún tipo de aclaración sobre la existencia de un posible conflicto de interés (de hecho, lo hicieron en julio de 2014, cuando Daniel Mora anunció que se preparaba una Ley sobre institutos). Y lo mismo en otros campos.

De otro lado, tenemos el irresuelto tema del acaparamiento de medios, puesto en la mesa judicial a raíz de la adquisición del grupo Epensa por parte del GEC. Y sobre todo, con los efectos que ello puede tener en la próxima campaña electoral. Si algo se criticó fuertemente al GEC y a EPENSA en 2011 es que, con contadas excepciones, los matices editoriales – sobre todo en la segunda vuelta – fueran escasos. Nadie niega el derecho que tiene un medio por presentar sus simpatías o antipatías, pero quizás debiera llegarse una fórmula parecida a la estadounidense: el diario presenta su opinión editorial en la sección respectiva y cubre por igual (incluyendo actividades y denuncias) a los todos los candidatos. Y ello resulta aún más importante ad portas de un nuevo proceso electoral presidencial.

Finalmente, un tema irresuelto: la investigación periodística a profundidad. El Comercio, en una de las peores decisiones de la gestión Du Bois, decidió desactivar su unidad de investigación. Y más allá de la creación de Informes Especiales con un editor a cargo, sigue sin entenderse porque no se enmienda un error. De hecho, reportajes elaborados por Ojo Público, un buen portal liderado por varios de los exintegrantes de dicha unidad hoy extinta, han sido rebotados por el diario decano.

Así las cosas, comienza una nueva era en el diario privado más antiguo del país. Si será un éxito o no, lo sabremos en los próximos meses.

ACTUALIZACIÓN (10:40 P.M.) El Comercio publica el pronunciamiento oficial de Fernando Berckemeyer, director periodístico del diario, sobre el caso Martha Meier Miró Quesada. Confirma la versión brindada por DTP anoche, así como el despido de la ahora exeditora de El Dominical. Remata de la siguiente manera:

Como se comprenderá, no puedo pretender hacer un trabajo serio como director del diario y, al mismo tiempo, mantener en él a una editora que implícita y públicamente me acusa de corrupción.

Finalmente, pienso que El Comercio está llamado a cumplir un rol muy diferente al que supone publicar este tipo de artículos y que el encargo que me ha sido dado como director implica esforzarme al máximo de mis posibilidades para que las páginas del diario estén a la altura de su legado, de su misión y, sobre todo, de la confianza que depositan en él sus lectores. Por ello, además de dejar sus cargos de editora, la señora Meier no publicará más sus artículos bajo mi gestión.

 

4 thoughts on “El Comercio: palabras finales

  1. Hay una tendencia en el Grupo El Comercio en convertirse o parecerse a una suerte de partido político. Sus columnistas y periodistas, en muchos casos, ya parecen como los escuderos, al mismo estilo de los apristas. Lo peor de la adquisición de Epensa ha sido que el periodismo del Grupo se ha vuelto monocorde, con columnistas que un día están en P21, otro día en Correo, otro día en EC, etc. Queriendo dar la impresión de pluralidad!. Le ha hecho tremendo daño esa adquisición a ellos mismos, xq con el afán de controlar el mercado de medios, han hecho que los lectores se aburran de leer lo mismo en N diarios. Hace mucho dejé de comprar periódicos y ver TV nacional, bendito Internet!

    Me gusta

  2. Es obvio que la linea “dura” de El Comercio no tolera desvios, a pesar de que venga de una miembro connotada del mismo grupete; el pretexto del peligro de difamacion de Yanacocha por decir que “habria” intentado alterar la justicia no se diferencia en nada de todas las “supuestas” acusaciones que a diario hace no solo a los Humala-Heredia sino a otros politicos que no estan alineados con ellos; para eso controlan varias “cajas de resonancia” (Correo, Peru21, El Comercio, Canal N y cuatro, etc) que, repiten una y otra vez las “denuncias” basadas no en hechos pero si en suposiciones.
    Ejemplo: No dicen NADA acerca de la asociacion de PetroPeru con G&M para la explotacion de pozos petroleros; alli si Petroperu si es buena empresa estatal, solo para los negocios familiares. Hace una semana Petroperu era una apestada empresa estatal que no sirve para nada y que iba a seguir el camino de Petrobras y otras corruptas. A ver Aldito, comentate esto, pues.

    Me gusta

  3. Estoy totalmente de acuerdo con que los diarios deban filtrar los artículos que contengan contenidos calumniosos o difamatorios; lo contrario sería practicar un periodismo digno de cuchilleros. Pero no estoy totalmente seguro que esta haya sido la causa del desafuero de Martha Meier, y no lo estoy porque si se revisan sus artículos se notará que lo venía haciendo hace mucho tiempo, principalmente contra todos los que están en posiciones ideológicas opuestas a la suya, Susana Villarán por ejemplo. Se debe ser celoso del honor de absolutamente todas las personas, sean estas de nuestra simpatía o no.

    Me gusta

  4. Estimado Sr. Godoy,

    Noto en su artículo una velada simpatía por el joven Berckemeyer y que disimula mal su entusiasmo por el despido (ideológicamente motivado) de Martha Meier ¿Habría sido igual de “suave” en sus apreciaciones si hubiesen despedido a una editorialista que comparta sus opiniones liberales-progresistas? Conociendo sus opiniones, francamente lo dudo.

    Supongo que no ve las horas de ver editoriales de El Comercio en defensa del matrimonio homosexual y de otras de sus fantasías progresistas. Sus diferencias con la actual dirección sobre temas económicos son, por así decirlo, apenas matices.

    El Observador

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s