Exclusivo: la versión de El Comercio sobre la columna de Martha Meier y Yanacocha

En una semana caliente para Yanacocha, marcada por el acoso a la familia Chaupe Acuña en terrenos cercanos al proyecto Conga, el ambiente periodístico se vio sacudido por un incidente en torno a una columna de Martha Meier Miró Quesada sobre este tema.  Una versión ha sido hecha pública a través de las redes sociales. La otra será dada a conocer por este blog. Veamos que fue lo que ocurrió.

LO QUE CONOCIMOS AYER

Ayer por la mañana, varios se vieron sorprendidos por un tuit de Meier Miró Quesada, quien promocionaba así su columna que, normalmente, publica en El Comercio en su edición sabatina.

Con chiquita al gobierno en el tuit y en la columna, MMMQ, desde su posición de derecha conservadora, se solidarizaba con Máxima Acuña de Chaupe y la campaña de hostilización que emprendía Yanacocha en su contra. En base a una controvertida caracterización de “el Perú pre-industrial” y “el Perú industrial”, Meier trataba a Yanacocha como una empresa abusiva y aprovechadora, señalando que el principal obstáculo para las inversiones era la conducta de esta compañía.

No es la primera vez que Meier Miró Quesada se pronunciaba en contra de Yanacocha. Progresivamente, la editora de El Dominical y de la página de Ecología de El Comercio ha ido distanciándose de la empresa, señalando algunas críticas al proyecto Conga, destinadas a que el proyecto pueda ser viable, con la correspondiente licencia social. Pero esta vez, fue con todo contra la empresa minera, de capitales estadounidenses y peruanos.

Como en los últimos tiempos – pueden ver en su timeline en Twitter – Meier Miró Quesada se dedicó a spammear su columna en versión virtual a políticos, diversos diarios (incluyendo aquellos que no pertenecen al Grupo El Comercio) e incluso a la cuenta de Newmont, copropietaria de Yanacocha.

A las pocas horas de aparecida la columna en la web de El Comercio, la misma fue retirada de dicha página. Ante ello, revisamos la edición impresa de EC y, en la sección Opinión, no figuraba la columna de MMMQ, que normalmente se ubica al costado de la publicada por el politólogo Carlos Meléndez. En su lugar, aparecía una columna de opinión extraída de uno de los periódicos integrantes del Grupo de Diarios América.

En un informe rápido sobre el tema, La Mula denunció una posible censura al artículo de Meier. En la misma línea, varias personas que rechazan las acciones de Yanacocha – y que normalmente están en las antípodas ideológicas de MMMQ – también se manifestaron en contra del retiro de la columna, acto comprendido por ellos como una suerte de respaldo a las acciones de la controvertida empresa minera. El hecho también causó la extrañeza de periodistas y líderes de opinión, incluyendo a varios insultados por la exeditora de Fin de Semana de El Comercio en diversos momentos.

Meier habló de una censura ante una pregunta de la excongresista y renunciante regidora metropolitana Fabiola Morales, con quien comparte cercanías con el Opus Dei:

Luego, la editora de El Dominical retuiteó esta versión de José Carlos Palacios:

La alusión era al director de El Comercio, Fernando Berckemeyer, quien durante su ejercicio como abogado trabajó en el Estudio Olaechea, vinculado a su familia materna.

Hoy solo Diario 16 abordó el tema, interpretándolo como una censura. El Comercio no emitió un pronunciamiento sobre el tema en su edición impresa, ni tampoco publicó la columna.

LA VERSIÓN DE EL COMERCIO

Desde el Tercer Piso pudo conocer esta tarde cuál es la versión que maneja el diario El Comercio respecto del incidente en torno a la columna de Meier Miró Quesada.

Según nuestras fuentes, MMMQ envío su columna bastante avanzada la tarde del viernes 06 de febrero. Y rápidamente se advirtió la existencia de dos problemas con la misma. El primero de ellos tenía que ver con esta parte del texto:

la minera Yanacocha, asociada a Newmont (donde el especulador y narco promotor George Soros mantenía acciones)

Para los principales directivos periodísticos de El Comercio, de acuerdo con esta versión, llamar a Soros como “narcopromotor” asumía vincular al hoy retirado hombre de finanzas con el narcotráfico. No era la primera vez que Meier ponía este apelativo.

En la segunda vuelta electoral de 2011, la entonces editora de Fin de Semana de El Comercio publicó un artículo llamado “La prensa del narcopromotor”, en la que atacaba a Soros por promover la legalización de las drogas – hecho que, por alguna liségica razón, la periodista liga con el narcotráfico – y por financiar, a través de la Fundación Open Society, las actividades de IDL – Reporteros, portal que dirige Gustavo Gorriti. La columna tenía como propósito desacreditar al conocido periodista, conspicuo opositor al fujimorismo que Meier defiende con ardorosidad (y del que fue candidata al Congreso en el año 2000).

Dicha expresión fue tolerada en 2011, cuando Meier tenía peso significativo en el diario, sobre todo en su edición de fin de semana, en particular, en sus titulares y en su tono frente al fujimorismo. Hoy, para los actuales directivos periodisticos de EC, la expresión resulta inaceptable.

La segunda sección de la columna de MMMQ que, a criterio de las principales cabezas periodísticas de EC, podía generar un problema legal al diario, es la siguiente:

La visibilización de su drama ha impedido que intereses subalternos interfieran con el Poder Judicial de Cajamarca que le dio la razón en diciembre de 2014.

Según nuestras fuentes, se consideró que la alusión a “intereses subalternos” llamaba a pensar sobre la existencia de posibles actos de corrupción por parte de la empresa minera para torcer la voluntad judicial en relación con el caso de Máxima Acuña de Chaupe.

De acuerdo con nuestras fuentes, El Comercio considera que Yanacocha ha cometido varios errores en su relación con su entorno, pero no existen evidencias de una actuación de la compañía minera que intente torcer mediante métodos vedados lo decidido en sede judicial en torno a la declaratoria de inocencia de la señora Acuña en torno a los cargos de usurpación planteados por Yanacocha.  La posibilidad de una demanda que tuviera como tercero civil responsable a EC circuló en el ambiente, al advertir dicho pasaje de la columna.

Por estas dos razones, El Comercio decidió no publicar la columna de Martha Meier. Sin embargo, la misma apareció en la web debido a un error técnico de procedimiento. Advertidos del mismo, los directivos periodísticos del diario ordenaron su retiro de la página web del diario.

Asimismo, nuestras fuentes nos indican que Berckemeyer dejó de tener relación alguna con el Estudio Olaechea desde 2010 – cuando se retiró a hacer una maestría en Literatura – y que, además, el mencionado bufete jurídico no tiene a Yanacocha como uno de sus clientes. También refieren que el diario ha procurado cubrir el caso de Máxima Acuña con las versiones de todas las partes, incluyendo aquellas que contradicen lo señalado por la empresa minera.

Roberto del Águila, gerente de Comunicaciones de Yanacocha, confirmó esta tarde vía Twitter que el Estudio Olaechea no maneja casos de la empresa minera.

Según pudo conocer DTP, El Comercio se pronunciará oficialmente sobre este tema en breve.

EL CONTEXTO: DISPUTAS INTERNAS

Lo ocurrido ayer es un episodio más de las pugnas existentes entre, de un lado, Fernando Berckemeyer y Enrique Pasquel, encargados de la sección Opinión entre 2012 y 2014 y actuales director y subdirector de El Comercio respectivamente y, del otro, Meier Miró Quesada.

Fuentes familiarizadas con los entretelones internos del diario decano de la prensa nacional señalaron que la bronca se inició en octubre de 2012, cuando EC publicó un editorial titulado “El Indulto”, referido a la solicitud de indulto humanitario presentada por Alberto Fujimori. La posición del diario era clara: solo se podía conceder esta expresión de gracia si se cumplían con los requisitos legales y, en ningún caso, la concesión del mismo suponía una exoneración de los graves crímenes cometidos por el expresidente ni una convalidación de su estilo de gobierno.

Meier respondió a dicho editorial con una columna denominada Divide y Reinarás, donde indicó que “se formaron dos bandos: los pro indulto por causas humanitarias (como El Comercio, otros diarios y destacados jurisconsultos) y los vengativos…”

Una misiva enviada a los pocos días por la ciudadana Rafaela Aréstegui Buscaglia, quien se extrañó por posiciones tan disímiles dentro de la misma sección, motivó el siguiente comentario de los entonces encargados de Opinión de EC:

“Agradecemos mucho su carta, que nos da la oportunidad de hacer una aclaración importante: las posiciones de El Comercio está única y exclusivamente representadas por su editorial. Las opiniones de todos nuestros columnistas, incluidos aquellos que trabajan también como periodistas en el Diario, sea en cargos de editores o no, son hechas a título personal y no a nombre de El ComercioNo hay, pues, lugar para algo así como “interpretaciones auténticas” de nuestros editoriales en los escritos de nuestros columnistas. Por lo demás, consideramos como usted que el editorial del 7 de octubre fue claro en lo que nos dijo y a él nos remitimos para la posición del Diario en torno del indulto al ex presidente”.

Aquel incidente fue comentado ampliamente en el espacio “La Hora Loca”, que mantenían en radio Capital Rosa María Palacios y Augusto Álvarez Rodrich. Era la época en que, con sorna, se hablaba de los “dias Paco” y “días Martha” para diferenciar aquellas jornadas en las que el diario decano tenía portadas en contra y a favor del fujimorismo o de alguna causa conservadora, respectivamente.

Desde aquel momento, Meier se la tiene jurada a las actuales cabezas del diario. De hecho, en no pocas ocasiones la exeditora de Fin de Semana ha criticado a Pasquel en Twitter por alguna opinión. Y dentro del diario son notorias las discrepancias entre ambos bandos tanto sobre el fujimorismo como en torno a temas como la Unión Civil. De acuerdo con una fuente, el contacto entre MMMQ y los nuevos director y subdirector de El Comercio es mínimo y se limita, casi exclusivamente, al envío de sus columnas en tres secciones distintas: Ecología los martes, Lima los miércoles y Opinión los sábados.

Como indicamos hace exactamente un mes, en nuestra crónica sobre los cambios en el diario privado más antiguo del país, Meier Miró Quesada había perdido peso interno.  Durante la breve gestión de Fritz Du Bois, se eliminó el cargo de Editora de Fin de Semana que ella mantuvo en los años en los que Francisco Miró Quesada Rada fue director. Esta decisión se ratificó durante el interinato de Mario Cortijo y Juan Paredes Castro. Con la salida de Diana Seminario – exeditora de Política y aliada interna de MMMQ – y la concentración de la facultad final de decisión de los titulares en Berckemeyer, su influencia quedó confinada a la página ecológica y al suplemento cultural de los domingos.

Y ello se confirma con el nombramiento de nuevos editores que, con algunas excepciones, no pertenecían al gremio periodístico o combinan dicha profesión con otra. En el último mes se han incorporado Mario Ghibellini (Editor Adjunto de Opinión, periodista), Santiago Dávila (Editor de Economía, economista), Erick Sablich Carpio (Adjunto de Política, abogado), Sandra Belaúnde (Editora de Lima, exSemana Económica). Gabriel Daly (Editor de Informes en Profundidad, exMEF y exILD) y, como confirmó Marco Sifuentes el viernes, se suma a los jales Jaime Bedoya (Editor de Proyectos Especiales, periodista que durante más de dos décadas fue uno de los puntales de Caretas).

En ese contexto, ¿la pugna MMMQ vs. Berckemeyer – Pasquel se resolverá en las próximas semanas? Veremos que más ocurre en el diario privado más antiguo del Perú.

ACTUALIZACION (09.02.2015 – 11:00 a.m.): A través de su cuenta de Twitter, la periodista Rosa María Palacios anunció el despido de Martha Meier Miró Quesada de El Comercio. El motivo final fue el retuit que dio MMMQ a una versión que afirmaba que la cabeza periodística del diario se había sometido a intereses privados y particulares al no publicar su columna del sábado último, como reacción al control sobre contenido agraviante o difamatorio hecho por el director del diario, Fernando Berckemeyer.

Como hemos contado en este post y señala la revista Poder, este fue el episodio final de una larga serie de desavenencias entre Meier y Berckemeyer.  La publicación dirigida por David Rivera señala que, en las últimas semanas, ya se habían levantado notas de la exeditora de El Dominical porque no podía comprobar la veracidad de sus afirmaciones.

La decisión ha sido comunicada al directorio de El Comercio. Según la periodista Patricia Montero, no habrá una reunión especial por este tema, sino que será tocado en la sesión regular de esta instancia. Anticipó también que, de acuerdo a una fuente, el respaldo a Berckemeyer es indiscutible.

De acuerdo a lo que pudo conocer este blog, lo ocurrido este fin de semana precipitó la salida de Meier Miró Quesada, cuya salida ya era evaluada por las altas instancias periodísticas de EC así como su posible reemplazo, en el marco de los cambios de editores que viene emprendiendo la nueva dirección del diario.

Hasta el momento, El Comercio no ha hecho un pronunciamiento oficial sobre este tema.

(Fotos: MMMQ: Diario 16. Tuit de Meier sobre supuesta censura y de Jose Carlos Palacios: JAG)

11 thoughts on “Exclusivo: la versión de El Comercio sobre la columna de Martha Meier y Yanacocha

  1. Mi padre siempre decía, hijo, no hay Dr. Que nazca con camisa, ni santo con corona. En los primeros años, cimente mi profesión junto al destacado periodista Dr. Carlos Buermester Barrionuevo director de Radio Libertad en Trujillo, donde el pueblo apagaba su Tv. Para escuchar La Voz de la Calle. Es allí donde conozco a personajes de esta noble profesión como al Dr. Alejandro Miró Quesada Garland, director general del diario El Comercio de Lima, fue quien me dijo tienes una voz maravillosa de la que nos hace falta en las emisoras limeñas y es allí donde me facilita apertura para estar en espacios muy importantes de la radio difusión nacional.
    Mi martirio fue el de transmitir ideas ajenas y con perjuicio grave contra del pueblo y eso fue el que me desanimo continuar en medios de circulación nacional que buscan acomodos personales y no colectivos. Acabamos de ver lo que le ha pasado a la periodista Martha Meier Miro Quesada, diciendo la verdad sobre el caso de la familia Chaupe Acuña, quienes vienen siendo víctimas del abuso y prepotencia de estas empresas transnacionales como la Yanacocha protegida por los gobiernos se llevan nuestra riqueza a cambio de pobreza. Me solidarizo con esta dama que sabe valorar lo nuestro y defender a los humildes.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s