RETOS PARA LA CNDDHH

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos celebra sus primeras tres décadas de existencia. Su labor ha sido vital para la defensa de los derechos fundamentales de las personas. Treinta años después, ¿qué retos afronta la institución?

En primer lugar, conectar la agenda de derechos humanos con la vida cotidiana de las personas. En el contexto peruano, se asocia este tema con el conflicto armado interno, conflictos sociales o tortura en comisarías. Se requiere un mayor trabajo de difusión al respecto.

En segundo término, sus miembros son estigmatizados. Algunos los acusan como “defensores de terroristas” y otros los caricaturizan como “caviares”. Resultaría importante que la propia CNDDHH cuente su propia historia, que involucra un deslinde claro con Sendero Luminoso y el MRTA desde sus inicios, así como el trabajo que realizan en provincias. Asimismo, se debería incidir más en una línea que mereció un informe en 2010: derechos de militares y policías.

La relación con el Estado y otros actores sociales es un tercer tópico a afrontar. La Coordinadora necesita contar con propuestas de políticas públicas frente a funcionarios sensibles a estos temas, en gobiernos poco receptivos a su agenda.

Complementariamente, requiere identificar a políticos, organizaciones y líderes de opinión receptivos a sus materias de interés, lo que permitirá alianzas coyunturales más efectivas.

Finalmente, es indispensable que el activismo sea acompañado por la consolidación académica de sus cuadros, lo que coadyuvará a un mejor trabajo en tiempos donde la tecnocracia consolida su poder en el Estado peruano.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 25.01.2015)

One thought on “RETOS PARA LA CNDDHH

  1. Lamentablemente este grupo de ONG….para la mayoria por no decir en su totalidad,lo ve como izquierdistas defendiendo, a su par de grupos terroristas y es algo que no canviara..y para su buena suerte tienes el ingreso de dinero.

    Por ahora me interesa revisar el relamido “derecho a la protesta” que tanto repiten los agitadores de izquierda y sus organizaciones, desde el ejército de abogados del rojerío concentrados en IDL hasta los supuestos defensores de los DDHH que parasitan en la CNDDHH. ¿Existe realmente este “derecho a la protesta” con que los charlatanes de izquierda defienden sus marchas en contra de la minería, la privatización, la empresa privada, las leyes laborales y todo cuanto no les gusta? Desde luego que no. No existe. Es una burda manipulación de los derechos.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s