SOBRE DESALOJOS Y USO DE LA FUERZA

Ayer, en Cajamarca, se produjo un hecho que debería impactar a todo el país. El desalojo de los ocupantes de un inmueble se convirtió en una tragedia. Resume lo ocurrido La República:

Defendió con vehemencia lo que consideraba suyo, sin imaginar que al final terminaría muerto. Efectivos de la Unidad de Servicios Especiales de la Policía Nacional, recurriendo a un excesivo uso de la fuerza, dieron muerte ayer con armas de fuego a un hombre de 62 años, quien se resistió a ser desalojado de la casa que ocupaba con su esposa e hijos en un barrio de la ciudad de Cajamarca.

Pese a que el personal PNP tiene prohibido utilizar armamento letal en este tipo de operativos, los agentes que intervinieron no respetaron su propio reglamento.

A plena luz del día, en una zona urbana en la que habitan  cientos de familias, abrieron fuego indiscriminadamente con escopetas de grueso calibre.

La descarga que mató a Fidel Flores Vásquez –mecánico, casado, padre de siete jóvenes–  fue disparada a no más de seis metros de distancia.

Un reportero local captó en un revelador video el momento preciso en que la víctima se desploma en el techo de la casa en disputa, cogiéndose con ambas manos el pecho.

Las imágenes han sido claras. Existió un uso desproporcionado de la fuerza. No solo frente a la reacción de los ciudadanos que – equivocados o no – defendían lo que consideraban su propiedad, sino como operativo de desalojo en sí mismo.

Hay que dejar en claro – sobre todo a aquellos sujetos que pululan en redes sociales y que piden bala hasta por el paso de una mosca – que existen reglas para el uso de armas. De hecho, existe un Manual de Derechos Humanos aplicados a la función policial. En una investigación realizada por el IDEHPUCP (Disclaimer: trabajo allí y participé en la misma), se indica claramente que:

El Manual establece que el uso de armas de fuego es excepcional, por lo que solo podrán utilizarse cuando sea estrictamente insalvable para proteger una vida en los siguientes casos:

a) En defensa propia o de otras personas en caso de peligro inminente de muerte o lesiones graves;

b) Evitar la comisión de un delito particularmente grave que entrañe una seria amenaza para la vida;

c) Cuando en una situación de fuga o resistencia a la autoridad se pone en peligro inminente de muerte o lesiones graves a los efectivos policiales u otras personas.

¿Estábamos ante esta situación? No. Cualquier reacción policial debe ser proporcionada y el uso de armas de fuego es, de hecho, la última salida ante una situación de riesgo. ¿Qué denota esta conducta? De un lado, pobre entrenamiento por parte de la PNP en esta materia. De otro, una situación de impunidad frente a abusos policiales. Sumen a ello a un ministro del Interior que cree que “autoridad que no abusa se desprestigia” y que tiene un juicio pendiente por violaciones a los derechos humanos y tenemos el cuadro completo.

Pero el otro tema que sorprende es la cantidad de personas, entre policías y matones a sueldo, que se encontraban en torno a este desalojo frente a una vivienda relativamente humilde. Y es que los desalojos parecen haberse convertido en un jugoso negocio para algunos. De hecho, ayer Edmundo Cruz y Elizabeth Prado comenzaron a explorar en la vinculación de Óscar López Meneses con varios operativos de este tipo en los últimos años.

Así las cosas, la imagen de la Policía se sigue deteriorando.

5 thoughts on “SOBRE DESALOJOS Y USO DE LA FUERZA

  1. En Chiclayo, en las azucareras, ha habido desalojos de directorios, por administraciones judiciales impuestas, haciendo uso de la policia, delicuentes, ha habido muertos.A raiz de lo sucedido en Cajamarca, me entero que el desalojo, es un procedimiento que no esta normado, queda en manos del secretario del poder judicial, policia. Esta clase de abusos debe terminar si queremos terminar la corrupcion, que esta a todo nivel

    Me gusta

  2. También habría que preguntarse por la actitud de los desalojados de lanzar bombas molotov y piedras a la policía, Nada justifica que disparen pero en tu articulo en donde colocas el manual de su uso en el caso C) indica claramente eso.

    Me gusta

  3. La policía disparó al cuerpo luego que una de las bombas molotov arrojadas a ellos impactará en un policía y le incendiara el brazo poniendo en peligro la integridad física. Eso justifica el uso de armas. De lo contrario en el siguiente desalojo la policía tendrá que ir armada con hondas y sus propias bombas molotv. Además a la policía les tiraban ladrillos, no piedras. Yo pregunto, un ladrillazo en la cara o la cabeza acaso no puede matar o dejarlo ciego o algo peor a uno? Entonces, por qué no puede defenderse la policía? Debido a este miedo a usar las armas es que a la policía le han perdido todo respeto. En cualquier otro país si la policía es atacada como aquí, la policía abre fuego, por eso es que no la atacan.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s