CON LAS JUSTAS

Esta mañana, Ollanta Humala y Nadine Heredia deben haber agradecido a (inserte creencia de su preferencia aquí) por el hecho que Ana María Solorzano fuera la presidenta del Congreso. Gracias al voto dirimente de la parlamentaria arequipeña, hoy Ana Jara y el resto del gabinete ministerial pueden dormir, al menos esta noche, más tranquilos.

¿Cómo se llegó a esta situación? De un lado, el gobierno aun no es consciente que tiene una primera minoría bastante precaria en el Congreso de la República y que, a partir de ahora, ya no solo depende de los votos de Perú Posible, sino también de otros grupos menores – sobre todo, Solidaridad Nacional y Unión Regional -, con los que la negociación será más dura, más fuerte y que no se contentarán solo con presidencias de comisión.

De otro lado, hay una oposición más dura que, con distintos intereses, va a jugar más en bloque conjunto, conformada por el APRA y el fujimorismo.  Con menos peso y con un juego más propio, estará el PPC. En el caso de AP-FA, cada votación será distinta y habrá ocasiones en las que la bancada se parta. En un juego más hacia la izquierda, estará Dignidad y Democracia.  De allí que, a pesar del susto, no termine de cuajar una coalición que jaquee del todo al oficialismo, aunque ya lo está poniendo contra la pared en, al menos, tres votaciones importantes.

¿Cuáles serán las siguientes batallas? Dos serán las más importantes. La primera, más en el terreno político, será la interpelación al ministro Eleodoro Mayorga por las acusaciones de conflictos de intereses con empresas privadas del sector al que pertenece. Ojo que, en este caso, hasta Perú Posible y parte del oficialismo está bastante crítico con la actuación del ministro, por lo que se avizora una probable censura o renuncia del ministro antes que le bajen el dedo en el Congreso.

La segunda, más en el terreno de las políticas públicas, tiene que ver con la suspensión de la aportación de los independientes a las AFP. Dicha medida debería llevar, de una vez por todas, a un debate serio en torno a los sistemas de pensiones que hay en el Perú y como reformarlos con criterios técnicos adecuados. La crisis en torno a este tema debe ser una oportunidad para definir que tipo de política pensionaria vamos a tener en el Perú.

Así las cosas, la estancia de Ana Jara en la Presidencia del Consejo de Ministros no será, para nada, aburrida.

(Foto: Congreso de la República)

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s