NADINIZACION

En su más reciente artículo en la revista Poder, Alberto Vergara remataba su reflexión sobre un país cada vez más videocrático con un contundente párrafo:

Este Perú tiene pocas preguntas y no hay tiempo para dudas existenciales. Que las padezcan los sobrevivientes de otros siglos; ellas escasean entre los fieles del emprendedurismo, no se medita en el templo de Gamarra. Por primera vez el alivio de respirar fuera del drama milenario; por fin la vida sin pretensión telúrica. Consumir o resignarse. Pablo Macera dijo alguna vez: quien se siente feliz en el Perú es un miserable. Pero ahora me cuesta entender ese dialecto extinto. Son los costos de tener un país mejor. Y también más frívolo.

Solo así puede entenderse el infeliz incidente con el que, nuevamente, la señora Nadine Heredia ha puesto sobre la mesa – luego de semanas de cierta discreción – su rol en el gobierno, a partir de una entrevista otorgada a la revista Cosas. Tanto por las formas como por el fondo de lo declarado.

En cuanto a las formas, el mejor resumen lo escribe hoy Augusto Álvarez Rodrich:

Los editores de Cosas sostienen que se trata de una entrevista legítima pactada por el día de la madre pero que, como en cualquier contacto periodístico, el entrevistador plantea todas las preguntas que puede y la entrevistada responde todo lo que quiere. El periodista Gabriel Gargurevich preguntó de todo y Heredia respondió sin tutías.

Por su parte, Palacio de Gobierno dice que la entrevista se pactó solo sobre temas maternales –el titular prometido era, dicen, ‘Mamá Nadine’– y sería un perfil humano aprovechando que entrevistador y entrevistada se conocían desde jóvenes en la Universidad de Lima. Agregan que el texto divulgado solo era parte de una conversación off the record para preparar el perfil a desarrollar.

Palacio de Gobierno solicitó que la entrevista no se publique, y hasta recurrió a intermediarios para persuadir a Cosas, pero la revista decidió seguir adelante, por lo que, al final, Heredia envió una carta notarial exigiendo que no se publicaran las fotos con sus hijos, lo cual fue aceptado, con buen tino, por la revista.

Hoy, en entrevista con Rosa María Palacios, Isabel Miró Quesada Dulanto, editora de Cosas, amplió su versión. Indicó que, por deferencia, enviaron la entrevista ya diagramada para que la señora pueda revisarla, cuestión que, hay que decirlo, no se estila en los medios periodísticos peruanos y que la editora reconoció que solo hicieron como cuestión excepcional, debido al lenguaje coloquial empleado por la esposa del Presidente de la República. Y también señaló que las presiones para que no saliera la entrevista vinieron de empresarios “vinculados a la revista y a la familia”. Ante la carta notarial de Heredia, Cosas decidió publicar la entrevista, con los cambios en las fotos y en el titular.

A mi criterio, la revista se comportó en forma impecable respecto de la publicación del reportaje – en realidad, nunca debieron mandarle la versión preliminar de la entrevista a Heredia – y, al leer el texto de la nota, queda claro que Heredia sabía perfectamente que la estaban grabando y que no estaba hablando “off the record”. Más aún cuando estamos ante una graduada en comunicaciones de una de las mejores facultades del país. Alguien debió decirle a a Nadine que existe algo que se llama:

El Efecto Streisand. La famosa actriz quiso censurar de una web unas fotografías de su mansión. ¿El resultado? La foto fue vista por casi 500 mil personas en sólo un mes y se convirtió en caso de estudio. El fenómeno se ha repetido literalmente cientos de veces. Tú puedes borrar algo de determinado sitio de Internet pero el resultado siempre será el mismo: llamar la atención sobre el caso y conseguir que la comunidad replique la información al infinito.

Vayamos ahora hacia el fondo. Hay dos partes bien marcadas en el reportaje. La primera es un perfil biográfico de la doña, desde su infancia hasta sus primeras salidas con el Presidente de la República (de hecho, cuenta que ella fue quien invitó a salir a Humala). Hasta allí, todo dentro del tono acostumbrado de la revista. Y luego viene una segunda parte más política, que tampoco sorprende en Cosas, donde al menos se publica una entrevista de este corte en cada edición. De hecho, sus declaraciones sobre Alan García, levantadas por algunos medios, no son una novedad.

Y es justamente la parte política la que ella quería evitar que salga. Más precisamente, sus declaraciones sobre César Villanueva. Aquí Spacio Libre transcribe los párrafos picantes:

Ya lo ha dicho el Presidente. Ha habido varias veces en que Villanueva ha querido renunciar, en reuniones anteriores a mis declaraciones con el Presidente. En ninguna de esas conversaciones la razón fui yo. El caballito de batalla de Villanueva era el cambio de ministros. A cada rato decía “sí, vamos a cambiar ministros…”. Solo tienes que revisar los medios…

–¿Villanueva había hecho tratos con los otros grupos políticos?

–Claro. “Vamos a cambiar ministros, vamos a cambiar ministros…”. Los ministros venían y me decían, “¿quiénes vamos a salir? Mis directores no quieren firmar nada, porque todos estamos en evaluación”.Además Villanueva lo decía cada semana a la prensa. No se puede trabajar así… Le quedó el cargo gigante. Encima iba a cada rato donde el Presidente, venía a mí, para decir “ustedes no me tienen confianza, hay que cambiar ministros…”. Quería cambiar ministros una semana antes de lo de La Haya (NdeR: a continuación da detalles muy importantes sobre una conversación que tiene ella con el presidente Humala y el ministro de Economía, que pueden encontrar en la entrevista completa… saquen sus propias conclusiones) (Más adelante señala) “…Que él haya dicho algo fuera de una política de Gobierno ya determinada, eso es una falta a la institucionalidad. Eso es una mentira… Él ha emitido una opinión personal… ¿No sé si me dejo entender? Más bien yo estoy ratificando una medida institucional (…Villanueva) tiene muchas vinculaciones con el fujimorismo, entonces sale a decir que la institucionalidad, y “he decidido salirme cuando escuché las declaraciones de Nadine…”. Otra mentira más… Es un zorro de la política,

Villanueva no es ningún neonato en la política peruana, como comprenderás”.

Con ello, Nadine confirma la versión que se había dado sobre la salida de Villanueva en Exitosa Diario: varios ministros llamaron a quejarse con ella de los intentos del entonces PCM para hacer cambios en el gabinete. Y en algún momento del viaje de Humala y Castilla, la relación con el líder de Nueva Amazonía se quebró.

Y he allí el problema para Heredia. De un lado, vuelve a colocarla en el centro de la agenda política, como una actriz principal en el elenco del gobierno (que nunca ha dejado de serlo, pero tenía un perfil algo más bajo en las últimas semanas). De otro lado, también denota la desconfianza que tenían en Palacio hacia Villanueva. En el fondo, temían que el expresidente regional de San Martín fuera un “caballo de Troya” que metiera al “enemigo” (léase, apristas y fujimoristas) en el seno de la toma de decisiones del gobierno. Y para el par de desconfiados que son los actuales inquilinos de Palacio de Gobierno, eso era casi un pecado mortal. Lo que también se refleja en la infeliz forma como trataron al expresidente del Consejo de Ministros.

Si a ello se suma la forma en que quiso hacer “control de daños”, mediante llamadas de empresarios y, finalmente, con una carta notarial que logró sacar las fotos de los menores – legalmente impecable, pero con la intención de arruinar la nota -, lo cierto es que le termina dando la razón a Juan Carlos Tafur en su columna de hoy:

Pero, tan deleznable como el trasfondo de muchos de sus críticos es la idolatría de quienes la rodean y le han hecho creer, al parecer, que el suyo es un paso fulgurante y estelar por el me­diocre mundo de la política peruana. Nadine no carece de inteligencia y no es inculta, pero no es una estratega política de polendas ni una inte­lectual de peso (véase nomás su desafortunado impasse con la revista ‘Cosas’ para constatar que la destreza no es, precisamente, una de sus virtudes).

Finalmente, que la presidenta del partido de gobierno esté preocupada por una entrevista en una revista dirigida hacia el sector AB, donde la entrevista política ocupa un segundo plano frente a la nota social, denota que las prioridades en Palacio están bastante trastocadas. Las luces y el cóctel han tomado protagonismo frente a los objetivos de inclusión social que se habían planteado en el gobierno. Y no porque critiquemos aquí, per se, a las revistas de sociales. Sino porque en Palacio de Gobierno se han especializado en meter la pata y con todo en temas francamente frívolos. Y eso refleja el pobre nivel de la discusión política en el que nos encontramos.

MAS SOBRE EL TEMA:

Luis Davelouis escribe sobre la relación CONFIEP-Nadine

(Caricatura: Andrés Edery para El Comercio)

Advertisements

Relevos fujimoristas

Ayer por la tarde, Keiko Fujimori anunció – a través de redes sociales, como es su estilo – al nuevo Comité Ejecutivo Nacional de Fuerza Popular. Aquí la lista completa de integrantes:

Varias conclusiones se pueden desprender al respecto:

1. ES UN CEN BASTANTE CERCANO A KEIKO: La conformación del CEN de Fuerza Popular es, en términos prácticos, una respuesta a todos los desplantes que, desde la DIROES, Alberto Fujimori ha venido dando a su hija en las últimas semanas. Cinco cargos clave así lo confirman.

El subsecretario nacional del partido es César Luna Victoria, abogado socio del estudio Muñiz y, además, presidente de Oportunidades, la ONG de Keiko. Como indica hoy Diario 16:

Este cargo llama la atención porque cuando diario16 conversó con Luna Victoria sobre los vínculos de la ONG con Fuerza Popular, este dijo que no tenían nada que ver. ¿Entonces?

Otros dos cargos a tomar en cuenta son los de organización y economía, donde aparecen dos personas cercanas al entorno keikista: Ana Hertz de Vega y Adriana Tarazona, respectivamente. Laura Grados consignaba el año pasado en Velaverde lo siguiente:

Keiko confía mucho en su círculo de colaboradores. Destacan principalmente Ana Herz de Vega y Adriana Tarazona. La primera es asistente, secretaria y amiga. La segunda es economista y trabaja con Keiko desde que se desempeñó como primera dama. Ambas son muy cercanas, sobre todo Herz de Vega. “Es su conciencia”, sostiene una fuente.

A ellas se suma Pier Figari Mendoza, nuevo secretario de ética y disciplina. Según La República, este abogado se encargaba de preparar los discursos de Keiko en la campaña electoral, así como de la coordinación entre el comando de campaña y las bases. Fue también personero legal de Fuerza 2011.

Finalmente, otra persona del entorno directo de Keiko que entra al CEN es Wendy Takahashi, psicóloga y compañera de colegio de Keiko. Según el parlamentario Nestor Valqui, fue ella quien se encargó de hacerle las evaluaciones previas para el ingreso a la lista parlamentaria.

El único “albertista” en el CEN es Kenji, quien hasta ahora no logra consolidar un juego propio en la agrupación.

2. LA SALIDA DE YOSHIYAMA: La sorpresa de la jornada fue la salida de Jaime Yoshiyama de la secretaría general de Fuerza Popular. El exministro era el blanco de las iras albertistas – comenzando por el propio reo – en torno a la conducción de la campaña electoral de 2011, como al estilo que venía imponiendo a Keiko, donde el legado del padre quedaba en un segundo plano.

¿Cuál será la siguiente misión de Yoshiyama? Diario 16 apunta a esta versión:

Nuestras fuentes precisan que Yoshiyama se habría adelantado, con su alejamiento del CEN, a la decisión de escoger una “candidata” para Lima, pues el fujimorismo quería reforzar la idea de que Keiko debe ser la primera presidenta del Perú y antes de eso luchar el terreno de la alcaldía para una figura femenina.

El fujimorista Rolando Reátegui sostuvo que Jaime Yoshiyama, a pesar de haber dejado la secretaría general, “seguirá asesorando a Keiko”. A título personal, dijo que Yoshiyama podría ser un excelente candidato a Lima.

En Exitosa Diario también se consigna que varias versiones apuntan a que Yoshiyama seguirá manteniendo influencia fuerte en Keiko Fujimori.

3. EL PESO DE JOAQUIN RAMIREZ: Finalmente, el nuevo secretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramirez Gamarra, confirma su creciente peso en la agrupación por distintos factores.

Varias versiones periodísticas han señalado que el nuevo local de Fuerza Popular en Miraflores ha sido conseguido por el congresista por Cajamarca. Desde dicha zona del país, se señala que Ramirez es una de las personas que coloca más dinero en la agrupación. Según lo que hemos podido ver en la web de la ONPE, puso 125,000 nuevos soles en la campaña de 2011 y en aportaciones periódicas en los siguientes años acumula 30,184.34 nuevos soles donados al partido.

Pero, además, el hermano del parlamentario, Osías Ramírez, es el candidato de Fuerza Popular para la región Cajamarca. Y se prevé que, con la campaña que vienen armando, piensan disputar el primer lugar contra Gregorio Santos y el exfujimorista Absalón Vásquez. Por cierto, ya Absalón dijo que, en una segunda vuelta Osías-Goyo, él votaría viciado.

Así las cosas, veremos como viene la mano con el siguiente round entre la hija que quiere consolidar peso propio y el padre que no quiere perder el suyo.

(Imágenes: Cuenta de Twitter de Keiko Fujimori)

LOS CABITOS

La aparición reciente de un libro editado por Aprodeh sobre el caso Los Cabitos pone en la agenda pública a los procesos por violaciones a los derechos humanos ocurridas entre 1980 y 2000.

Los Cabitos es el nombre del cuartel militar ubicado al lado del aeropuerto de Ayacucho. Entre 1983 y 1985 se convirtió en el principal centro de desaparición y torturas del país. Estas prácticas se realizaron en forma sistemática, pero fueron negadas por miembros del Ejército. Los hechos fueron ordenados o, al menos tolerados, por los altos mandos de la instalación militar.

La CVR, el Ministerio Público y diversos periodistas han confirmado los hechos, así como la existencia de hornos crematorios y entierros clandestinos. Se han ubicado los restos de más de 100 personas, pero no han podido ser identificadas hasta hoy.

Existe, en este momento, un juicio por las desapariciones y torturas ocurridas en 1983. Este caso es investigado desde 2005 y se prevé que la sentencia se expida en cuatro meses. Lamentablemente, este es el tiempo que demoran los procesos sobre derechos humanos en el Perú, debido a que la Sala Penal Nacional les dedica pocas audiencias, así como por las dilaciones de los abogados de los procesados.

¿Existirá una condena? La cantidad de pruebas hace pensar que sí. Sin embargo, no es lo corriente en procesos en los que los jueces comprueban lo ocurrido, pero no condenan a los perpetradores. Urge revisar los criterios de valoración probatoria y la actuación fiscal en estos casos.

(Columna publicada en Exitosa Diario el 27.04.2014)

(Foto: EPAF)

CINCO PROBLEMAS DEL TRANSPORTE EN LIMA

Como bien anotó Pedro Ortiz Bisso ayer en El Comercio, Orión – de lejos, la peor empresa de transporte urbano en Lima y Callao – es solo una parte del problema del tráfico en la capital del país. Hay varias aristas en el tema de la movilidad que debemos tener en cuenta y que deben encararse.

1. EL MODELO DEL TRANSPORTE URBANO: Bien descrito por Claudia Bielich como “la guerra del centavo”:

Durante su trabajo choferes y cobradores analizan constantemente la realidad, evaluando diversas variantes para optar por una táctica de manejo, que aplicarán durante un lapso de tiempo. La necesidad de cambiar de táctica de acuerdo a la situación se debe a que para ellos es fundamental conseguir la mayor cantidad de pasajeros posibles por no estar en una relación laboral legalmente reconocida y no percibir un ingreso fijo. Este dependerá de la cantidad de pasajeros que consigan, hecho que los fuerza a modificar su manejo de acuerdo al contexto para así lograr mayor cantidad de pasajeros y, por ende, mayores ingresos. La “Guerra del Centavo”, los obliga a sostener jornadas laborales sumamente extensas (entre quince y dieciocho horas diarias), ya que aspiran a conseguir un ingreso lo suficientemente alto como para alcanzar un margen de ganancia suficiente. Si trabajaran tan sólo ocho horas, su ganancia sería mínima.

Es, en este aspecto, donde se han concentrado los esfuerzos de la Municipalidad Metropolitana de Lima por ordenar el transporte. La implementación de los corredores complementarios, a través de empresas formales donde se elimina la precarización de choferes, cambiará buena parte de los viajes en la ciudad y, de llegar a buen puerto, se tendría una situación mejor de la que tenemos. Sin embargo, esto es solo parte del problema.

2. LA AUSENCIA DE UNA AUTORIDAD ÚNICA PARA EL TRANSPORTE: En entrevista con Rosa María Palacios, Elvira Moscoso, jefa de SUTRAN, reconoció que Lima y Callao deberían tener una autoridad única en esta materia, por la continuidad entre ambas circunscripciones. Augusto Rey apuntaba ayer en Exitosa lo siguiente:

El MTC, la PNP, la MML y el gobierno del Callao (regional y pro­vincial) se confunden y nos confunden porque existen problemas institucionales respecto a estas responsabi­lidades. Una regula el trans­porte público, otra tiene a su cargo las faltas de tránsito, otra se encarga de la fisca­lización y -mientras tanto-todos seguimos alarmados.

3. SEGURIDAD VIAL: Una arista poco contemplada. Cynthia Yamamoto, consultora en temas de movilidad, explicaba, hace un par de semanas, cuáles son las autoridades encargadas de velar por este tema:

El ente rector en materia de transporte y tránsito en el Perú es el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y junto con el Consejo Nacional de Seguridad Vial que preside, establecen las reglas de conducta de los usuarios de las vías en el Código de Tránsito y también, regulan las señales, semáforos y su implementación en el Manual de Control de Dispositivos de Tránsito de Calles y Carreteras, el cual tiene más de 10 años y merece ser revisado. Adicionalmente, el MTC tiene a su cargo las estrategias de educación vial, en coordinación con el Ministerio de Educación. A la fecha, llevan por segundo año la campaña “Cambiemos de Actitud”; sería interesante conocer sus indicadores y resultados.

Por otro lado, está el Ministerio del Interior, quien a través de la PNP se encarga de fiscalizar y dirigir el tránsito, aunque también recopila información sobre accidentes de tránsito para las estadísticas oficiales; sin embargo, ¿esta información es confiable?  ¿Necesitan mejorar sus procesos?

Finalmente, el Ministerio de Salud lidera la Estrategia Sanitaria Nacional de Accidentes de Tránsito que busca reducir muertes y lesiones como problema de salud pública. Con el apoyo del Ministerio de Economía y Finanzas trabajan con 296 municipalidades distritales recolectando información de accidentes de tránsito que sirva para identificar los lugares donde ocurren accidentes con mayor frecuencia (conocidos como “Puntos Críticos”) y ver qué tipo de accidente es el más frecuente, a qué hora del día ocurre y qué tipo o tipos de vehículos son los más involucrados. Sería bueno que esta información sea pública y que permita a especialistas y a las universidades proponer soluciones al respecto.

En estos días, el MTC ha hecho algunas modificaciones al Código de Tránsito para imponer mayores sanciones a los choferes. Pero sigue pendiente la pregunta: ¿quién fiscalizará adecuadamente el cumplimiento de estas disposiciones?

4. EL OLVIDO DEL PEATON Y DE OTROS MEDIOS: Mariana Alegre, coordinadora de Lima Como Vamos, ha insistido desde hace varios años que nuestra capital se está convirtiendo en una enorme carretera y se viene olvidando al peatón. Ella menciona el siguiente ejemplo:

Quizá el caso más emblemático de esta paradoja sea el puente peatonal ubicado en la avenida Brasil, frente al Hospital del Niño. Bastan cinco minutos de observación para llegar a la conclusión de que este puente es el mayor ícono de la insensatez en que está fundado nuestro sistema de movilidad, pues frente a un hospital que congrega a centenares de pacientes y familiares diarios, personas con movilidad reducida, este puente les dice en voz alta: “tú importas menos que ese carro”; “muévete o muere”. Porque, como es muy complicado subir el puente, madres y padres con los coches de sus hijos optan por cruzar por abajo y arriesgar sus vidas; personas enyesadas o con muletas prefieren lanzarse a este delirante juego sinsentido; ancianos y personas en sillas de ruedas deben ser asistidos para cruzar la avenida Brasil por la pista.

Además del peatón, hay que tomar en cuenta, en forma complementaria, el uso de la bicicleta. Pero el mismo no será masivo mientras no se proteja adecuadamente al ciclista, ni se tengan vías adecuadas en las que puedan transitar. Precisamente ayer conversaba con un analista en temas de seguridad, quien usa la bicicleta para ir a su centro de trabajo, pero que reconocía que, por cuestiones de diseños de avenidas, no era posible para la mayoría de limeños.

5. LOS OTROS ACTORES IRRESPONSABLES: Todos nos quejamos – y con razón – de Orión y de las actuales empresas de transporte urbano, pero nos olvidamos de otros salvajes del volante. Y aquí vuelvo a la columna de Ortiz Bisso:

No se oyen ni murmullos de esos que por manejar una 4×4 se creen propietarios de las pistas; tampoco de quienes consideran que, por tener autos con lunas polarizadas, es una obligación natural dejarles el pase libre. Mucho menos de aquellos insensatos que pulverizan los límites de velocidad, se estacionan en doble fila o se convierten en daltónicos cada vez que se topan con un semáforo.

Tampoco se habla de los peatones. Sí, de usted, de sus amigos, de cualquiera de nosotros, que cruzamos las calles como si estuviéramos en una pamplonada, toreando autos, buses y hasta camiones.

Así las cosas, las autoridades comprometidas en el tema tienen una tarea bastante grande y, como se puede revisar, parte del cambio del transporte está también en nosotros, ciudadanos y usuarios.

(Foto: La Prensa)

SAN ISIDRO: CRISIS MUNICIPAL

Para quienes no lo conocen, el señor de la foto se llama Raúl Cantella y es (aún) alcalde de San Isidro. Se ha convertido en el protagonista de la gestión más accidentada que ha tenido dicho distrito limeño, poco acostumbrado a vacancias, disputas en el Concejo y donde, a pesar de la apariencia de manejarse en “piloto automático”, las quejas son cada vez más frecuentes.

Retrocedamos al 2010. Cantella, un veterano médico y militante del Partido Popular Cristiano, ganó sorpresivamente la elección al exalcalde Jorge Salmón. Para ello fue clave el apoyo de cuatro de sus rivales, quienes se retiraron para que no gane el conocido publicista.

En octubre de 2011, Cantella pidió su vacancia por enfermedad. Y la teniente alcaldesa Magdalena de Monzarz asumió el cargo. Pero apenas mes y medio después de la sucesión, Cantella pudo volver gracias a una resolución del Jurado Nacional de Elecciones. ¿El motivo? El certificado médico no acreditaba fehacientemente que Cantella sufriera algún tipo de discapacidad que pudiera imposibilitar al médico para cumplir con sus funciones como alcalde.

Esta situación motivó una disputa por el cargo y gritos entre regidores que fueron registrados en Panorama hace un par de años:

También hay que contextualizar la disputa edilicia en medio de los líos pepecistas. La hija del doctor Cantella fue elegida como secretaria departamental en Lima en 2011, con el apoyo del sector reformista. Mientras que De Monzarz es la primera vicepresidenta del PPC, en la directiva que preside Raúl Castro.

Parecía que los problemas, a pocos meses de las elecciones, habían cesado. Y que la paz había llegado a San Isidro. Sin embargo, este lunes ocurrió lo inesperado. Vía El Comercio:

El último percance del alcalde Cantella (PPC) empezó el lunes, cuando ocho regidores de la comuna distrital votaron a favor de su vacancia. Este pedido fue promovido por la vecina Virginia Pereyra y se sustenta en que el alcalde recibió, entre el 2011 y el 2012, S/.102.872 por bonificaciones sindicales. Según la Ley Orgánica de Municipalidades (LOM), este cobro está prohibido para el alcalde y los gerentes municipales.

Cantella estaba al tanto de que no podía recibir esas bonificaciones. Por eso, en marzo del año pasado, reintegró S/.58.316 soles a la Municipalidad de San Isidro.

No obstante, la promotora de su vacancia denunció que aún le falta pagar el resto, es decir, más de S/.44 mil. Los regidores de San Isidro encontraron razonable la acusación de Pereyra y aprobaron la salida de Cantella.

Ojo que la Municipalidad de San Isidro tiene 9 regidores. 3 son de Somos Perú y 6 del PPC. Es decir, para que se haya dado votación tan inusual es que el alcalde está con (casi) todo el Concejo en contra. Entre los regidores, por cierto, ya hay incluso un precandidato a suceder a Cantella: Pepe Kleinberg, quien se lanza con Somos Perú.

Por ahora, Cantella puede quedarse en el sillón municipal, mientras se resuelva la apelación que va a presentar. La gran interrogante es si podrá terminar su periodo. Esta historia, sin duda, refleja la precariedad en la que se ven envueltos diversos municipios en el país. Solo que este caso resulta atraer más reflectores, por ser uno de los distritos más importantes de la capital del Perú.

(Foto: El Comercio)

LAS ASPIRACIONES DE ACUÑA

Como lo ha demostrado el caso Ancash – y, más recientemente, lo que viene ocurriendo en Tumbes – habrá que prestarle bastante atención a lo que ocurra en las elecciones regionales y municipales fuera de Lima. Además de los ajustes que el proceso de descentralización requiere (lo que también implica, ojo, tareas importantes para el gobierno central), dependerá de la performance de las nuevas (o reelectas) autoridades cómo se vaya avanzando en el buen gobierno en las distintas circunscripciones en el país.

De allí que sea importante seguirle la pista a los actores regionales. Hoy comenzaremos por, quizás, el más importante (y uno de los más cuestionados) de todos: César Acuña Peralta.

Como lo anunció hace semanas, Acuña ha dejado la Municipalidad de Trujillo para postular al gobierno regional de La Libertad. Su misión: derrotar por tercera vez consecutiva al APRA. Esta vez, la posible víctima es José Murgia, el eterno líder trujillano del partido de la estrella. Claro está, todos sabemos que las reales aspiraciones del exalcalde están en la Presidencia de la República.

El estilo Acuña tiene varios rasgos que, 8 años después de su establecimiento formal en política, ya tienen marca definida. Poder económico traducido en poder político, acompañado de una forma de clientelismo basado en una fundación bautizada con el nombre de la madre del burgomaestre trujillano y programas sociales desarrollados con el peculio del líder de Alianza Para el Progreso. Y obviamente, cemento a montones.

A ello se sumó el trabajo remunerado de varios de los dirigentes de este partido en el consorcio universitario de propiedad de su líder máximo, a cuyos alumnos, en plena campaña electoral municipal, el reelecto alcalde prometió puestos de trabajo. A ello se suma el uso de la universidad para contratos con las alcaldías y gobiernos regionales de APP y hasta para la elaboración de panetones con el rostro de Acuña.

Por supuesto, con dos triunfos electorales y dicha maquinaria, se pensaba que Acuña podía ser un buen actor de empuje para cualquier campaña en el norte del país. Así lo pensó PPK, pero ya vimos que, en 2011, su plaza más fuerte no fue Trujillo, sino Lima. Y, en realidad, le ha resultado mejor la expansión cuando ha contado con caciques locales. Pero volveremos a este punto más adelante.

Acuña no ha estado exento de críticas por su estilo. Pero también ha tenido que librar denuncias serias sobre corrupción en la Municipalidad de Trujillo, a partir del uso de las “subvenciones sociales” para campañas asistencialistas y el pago de fiestas de los tres sindicatos de la comuna, como lo registró Christopher Acosta hace un par de años. O también ha tenido cuestionamientos por la ejecución de obras (mejor dicho, por la no realización de las mismas), con motivo de los Juegos Bolivarianos, como detalló Juan Carlos Ortecho hace algunos meses.

A pesar de este festival de anticuchos, Acuña quiere aprovechar la dispersión de candidatos en La Libertad para poder afianzar su proyecto en dicho departamento. Considerando, además, que buena parte de partidos nacionales harán alianzas con movimientos regionales para las postulaciones a gobiernos regionales y locales.

De hecho, Acuña no ha sido ajeno a dicha variable, pero con un matiz: todos sus aliados postularán con su símbolo para posicionarlo. Sus aliados regionales centrales son: el exministro de Agricultura Carlos Leyton en Arequipa y el excomandante general del Ejército Edwin Donayre en Ayacucho. De hecho, el excéntrico militar en retiro busca reemplazar a un caudillo apadrinado por Acuña, Wilfredo Oscorima, de discreta gestión en dicha región del país y con varias denuncias de corrupción encima.

A ellos se suman dos fichas del partido: el hermano del líder de APP, Humberto Acuña Peralta, quien irá a la reelección en Lambayeque y Guillermo Arteta, expolicía que denunció el caso Brujas de Cachiche, como candidato a la alcaldía de Lima.

La gran pregunta es si el binomio partido – conglomerado universitario de César Acuña seguirá avanzando con sus fichas en todo el país o si el desgaste propio de los años de gestión – y de las denuncias en su contra – le cobrarán un duro revés en octubre próximo.

EL CONFLICTO DE INTERESES DEL MINISTRO MAYORGA

Fue sintomático que, apenas se supiera que Eleodoro Mayorga ocuparía el ministerio de Energía y Minas, rápidamente varios usuarios en redes sociales comenzaron a buscar la lista de clientes del estudio Laub & Quijandría, que brinda servicios de asesoría legal y consultoría a empresas del sector hidrocarburos.

Siempre resulta delicado el nombramiento como funcionario público de una persona que ha sido asesor jurídico de empresas vinculadas al sector que tendrá que regular o normar. Por ello es que existen normas que, en el caso de los entes reguladores, impiden por un determinado periodo de tiempo que estas personas, una vez fuera del sector público, puedan trabajar en una empresa privada vinculada al campo de acción regulatorio. Y no solo por la asesoría y el conocimiento de información clasificada – de un lado y de otro -, sino también porque, en varios casos, abogados de estudio no solo son consultores de estas compañías, pues puede darse el caso que sean miembros del directorio de las mismas.

Ayer Cuarto Poder presentó un completo reportaje sobre el trato obtenido por la empresa petrolera Interoil. Esta compañía tenía concesionados dos lotes petroleros por 20 años. Pidieron su renovación pretextando que dos Fenómenos El Niño no los dejaron operar plenamente, pero el Estado se negó a ello. Allí se inició un litigio internacional que cuenta bien Anuska Buenaluque:

Como se puede apreciar en el reportaje, el Estado ganó el litigio pero, dado que no tuvo planes para los lotes, terminó ampliando la licencia por un año a Interoil. Hasta allí, entramos en el terreno de lo discutible en el plano legal sobre la renovación de contratos petroleros con empresas que han litigado contra el Estado. Aunque se complica más la situación al no haberse definido algunas cuestiones finales de la concesión vencida.

El roche es que Mayorga era, hasta antes de ser ministro, socio del estudio que patrocinaba a Interoil. Y fue quien terminó firmando el Decreto Supremo que ampliaba la licencia. Para excusarse, Mayorga dijo que todo el trámite ya había sido aprobado por Perupetro antes de decir “si, juro”. El problema es que, como señaló el informe y mostró la periodista Nelly Luna en su cuenta en Twitter, el ministro no solo era socio de Laub & Quijandría, sino que participó en reuniones entre Interoil y Perupetro en 2013, lo que hace el caso aún más grave.

Para decirlo en claro, Mayorga no debió firmar el Decreto Supremo que prorrogaba la licencia de Interoil en dos lotes petroleros, debido a que se había reunido, como asesor legal de la empresa, con un representante de la entidad encargada de emitir el informe favorable para la prórroga de la tenencia de dos lotes petroleros que, en principio, revertirían al Estado. Hasta ahora, más allá del genérico comunicado que mandó ayer a Cuarto Poder, el ministro no ha dicho esta boca es mía.

No es la única empresa a la que el ministro ha representado frente a Perupetro. Como también mostró Nelly Luna anoche, Mayorga se reunió como representante de Nitratos del Perú con un directivo de la referida empresa estatal encargada de las concesiones petroleras.

Así las cosas, Mayorga es serio candidato a interpelación (y, a mi criterio, debería dejar el MEM), si es que la oposición no solo quedara en meras condenas verbales frente a este caso.