EL FUJIMORISMO EN EL 2013

¿Qué ha significado para el fujimorismo este 2013? Ha sido un año complicado por varios factores, pero donde han podido mantener su principal activo: un 20% duro de preferencias en el mercado electoral.

¿Por qué el fujimorismo mantiene este porcentaje alto de preferencias? De un lado, ha mantenido efectividad la campaña sobre el “buen recuerdo” del gobierno de la década de 1990, sobre todo en el núcleo más fuerte del electorado fujimorista. Más aún cuando – sobre todo en la segunda mitad del año – es el propio recluso de Barbadillo quien encabeza su campaña en favor tanto de su buena imagen como de su posible libertad.

De otro lado, el déficit en seguridad que mantiene el gobierno sigue siendo el otro gran insumo para la vida del fujimorismo. A pesar que las soluciones que brinda en esta materia no pasan de ser, única y exclusivamente, fuegos artificiales, aún mantiene la imagen de partido con “mano dura” para enfrentar a la delincuencia. Aunque, hay que decirlo, tendrá competencia en este terreno con nuevos grupos que pretendan surgir con esta bandera o antiguos que pretendan su reciclamiento a través de este tema.

Estos dos factores han impedido que el 2013 culmine siendo un año sin ganancias para el fujimorismo. Y vaya que han hecho nuevos méritos para que les vaya mal. La central es que el gobierno denegó el pedido de indulto humanitario por razones válidas: Fujimori no tiene una enfermedad mortal que lo saque de prisión.

Al mismo tiempo, quedó la sensación que el único tema que importa en la agrupación es la libertad de su líder histórico. Cualquier objetivo quedó supeditado a esta materia y los operativos han sido realmente burdos: una campaña de cartas y llamadas a emisoras donde Fujimori no es precisamente mal visto, insistir nuevamente con una supuesta falta de imparcialidad de César San Martín en este caso a través de un refrito, tener a dos congresistas de “campana” en la DIROES para impedir que el INPE haga su labor para controlar las llamadas del reo. Todo ello con un nuevo abogado, con pocas luces jurídicas, pero cuyo objetivo es la maniobra política. Y así podríamos seguir.

Además, el liderazgo de Keiko, por primera vez en años, quedó en cuestión. Las apariciones de Alberto dejaron en claro que, de haber obtenido la libertad, quien hubiera hecho política activa era él, con su hija pasando a segundo plano, como lo ha hecho durante todo este año. Tan es así que Alan García le ha sacado el título de principal líder opositor. Y no ha bastado con la gritería de su bancada en el Congreso para recuperar dicho rol.

Así las cosas, entre cierto respaldo popular, problemas para posicionar una agenda propia y crisis de liderazgo, el fujimorismo navegará en un año electoral complejo, donde se pondrá a prueba cuáles son las regiones del país donde hay más votantes a  favor de su proyecto.

6 thoughts on “EL FUJIMORISMO EN EL 2013

  1. No señor Godoy, estos nuevos emails de CSM, no son un “refrito”, por el contrario, nos dan nuevas evidencias ( … que ud. Tal vez no quiere ver!), que Fujimori nunca tuvo un “juicio justo”!!!!

    No hay juicio justo cuando los jueces que te juzgan lo hacen con la idea preconcebida de que eres culpable; cuando la “ayuda” y “asesoría” que se solicita (por parte del juez) tiene como único objetivo darle forma y sustento a una sentencia condenatoria, un año antes de culminar el juicio (… y la presunción de inocencia??!!!); cuando se coordina, por interpósita persona, con la fiscalía un “cambio en el titulo” de la imputación, como deja entrever la respuesta de Juan Carlos Sandoval a CSM, porque de lo contrario “todo se iba al traste”!!! … No señor Godoy, esto aporta nuevas evidencias que aquel juicio fue solo una pantomima y que Fujimori iba a ser condenado Si o Si!!! (… y decepciona ver como aquellos que se llenaban la boca hablando de Democracia, Estado de Derecho y Derechos Humanos, miren para otro lado en este caso!!!).

    Me gusta

  2. Bueno las geishas nunca entenderán que su líder ni aquí ni en marte ha sido un gobierno que prácticamente aniquilo toda la institucionalidad de un país “de las oportunidades perdidas” El fujimorismo al final deberá desaparecer como el odriismo que es el q mas se le parece apareció en 1948 y desaparecio terminando los 60s. A lo mucho buscara alianzas tipo vientre de alquiler en algún rincón de partidos sin líder, EL APRA y sus 4 gatos ya dieron señales, el ppc limeñocentrista también se aupara a ellos. Bueno sigan innovando y hasta exporten el método de diferentes nombres cada 5 años y las caras de siempre.

    Me gusta

  3. Godoy: el problema es que el fujimorismo sigue vigente gracias a los errores de los demás partidos políticos, especialmente del gobierno. En un contexto de delincuencia organizada creciente, el político que ofrezca “mano dura” (real o ficticia) siempre tendrá seguidores. Las tácticas fujimoristas han sido ridículas este 2013, pero la impericia y flojera de sus opositores han permitido que este grupo siga existiendo, posea aprobación en los sectores C y D (precisamente los “vitales” en una elección), y peor, aun, que hasta Keiko Fujimori tenga chances electorales el 2016…

    Para parar a los fanáticos de esta mafia, es el gobierno quien debe quitarles su “insumo” trabajando en el tema de seguridad de forma seria, dejando de lado prejuicios sociológicos (de “el pobrecito es el delincuente”, o también “que cambie el sistema y no habrá delincuencia”) y poner fin al vulgar ruleteo de jefes corruptos dentro de la PNP (donde todos cambian de puesto, pero ninguno deja la institución).

    Me gusta

  4. Respuesta a la mafia:

    1) Es un “refrito” (Caretas e IDL). ¿De cuándo aquí la aparición de más evidencias –y más profundas– es un recalentado? Con ese argumento, nada sucedido más allá de dos años atrás debe ser examinado. ¿La CVR fue un refrito entonces? Insostenible.

    2) “Mariátegui es un operador fujimorista” (IDL). Ya… Ese dislate no ve el fondo del asunto y es tan huevón como sostener que su autor Carlos Rivera del IDL es “un operador del senderismo” solo porque a menudo se le observa muy preocupado por los derechos humanos de los terroristas.

    3) El silencio. Esa táctica la usaron La República y La Primera los primeros días, posiblemente con la esperanza de que el asunto no fuese a crecer por las fiestas. No les ligó y ahora sí informan del mismo a sus lectores.

    4) Son “linchamiento” e “insultos” a San Martín” (Álvarez Rodrich y La Primera). Esto es tan tonto que no vale la pena ni comentarlo…

    5) Los e-mails son “bamba”. Pues eso no parecen…

    6) Es un “amicus curiae” (Gloria Cano-IDL). Tampoco eso se aplica aquí. Un informe auxiliar como el “amicus curiae” se presenta PÚBLICAMENTE.

    7) Son solo “consultas”. No, uno los lee y lo que encuentra son COORDINACIONES.

    8) Son “respuestas teóricas” (Gloria Cano). No, dear. Son todo un sustento de la sentencia final.

    9) “Otros jueces la redactaron o aprobaron” (César Romero, La República). Eso obvia que San Martín era el mandamás del PJ en esos momentos…

    P.D.: Para un “abogado, con pocas luces jurídicas, pero cuyo objetivo es la maniobra política” el ladrón de universidades y mediocre tinterillo, Marcial Turbio. ¡Nunca pasó de profesorcito de primero de derecho!

    Me gusta

Añdir un comentario a Hernan Arce Cancelar respuesta

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s