TIPS PARA ENTENDER UNAS ELECCIONES APATICAS

¿Sabías que el domingo hay elecciones para elegir 22 regidores en Lima Metropolitana? Sepas o no sobre ello (aunque fácil ya te debes haber dado cuenta con la Ley Seca), este post es para tí.

¿Por qué tenemos que ir el domingo a votar? Ya lo hemos explicado antes, pero aquí va de nuevo:

Como sabemos, el 17 de marzo, los limeños tuvimos que ir a votar en un proceso de revocatoria del Concejo Metropolitano de Lima, impulsado en el papel por Marco Tulio Gutiérrez y Carlos Vidal, pero detrás del cual se encontraba Solidaridad Nacional – el partido del exalcalde Luis Castañeda Lossio – y al cual se adhirió el APRA y algunos sectores del fujimorismo.

El resultado ya es por todos conocido: la alcaldesa Susana Villarán se quedó en el cargo, pero tanto la mayor parte de regidores de Fuerza Social, como los dos regidores de Solidaridad Nacional fueron removidos del cargo. Ellos han sido reemplazados por sus accesitarios. Sin embargo, dado que este número de concejales es superior al tercio, este 24 de noviembre tendremos que ir a elegir a 22 regidores.

Esta regla ha sido criticada por analistas y politólogos, pues termina siendo un incentivo perverso para que se sigan produciendo más revocatorias. La institución, como lo hemos comprobado en Lima, termina siendo a la larga un mecanismo sujeto a venganzas privadas o ambiciones para tomar (o volver a tomar) el poder local. Y termina debilitando, de alguna manera, a la gestión que se pretende revocar.

¿Quiénes postulan? Siete partidos que apoyaron el No: PPC, Somos Perú, Perú Posible, Acción Popular, Siempre Unidos (el partido del alcalde de Los Olivos), Partido Humanista (el grupo de Yehude Simon) y Tierra y Dignidad (donde están los grupos de izquierda).

¿Qué proponen? Si parte de la apatía de la elección se debe a que nadie quería la misma, otra buena parte se debe a que las propuestas se parecen bastante. Revisen la web Voto Informado, del Jurado Nacional de Elecciones, para que nos demos cuenta que la mayoría de propuestas están en el Acuerdo por Lima, el mismo que estas agrupaciones firmaron hace algunos meses, luego de la revocatoria.

Así las cosas, para diferenciarse, las siete agrupaciones han procurado diferenciarse como marca: ¿Quién está más cercano a la actual gestión o puede ser un potencial aliado? ¿Quién tiene más experiencia? ¿Quién va a fiscalizar más? Ello ha llevado a pequeñas escaramuzas por paneles – el caso de La Molina, donde hay un alcalde de Somos Perú (cuya hija postula a regidora), es el más denunciado – así como al viejo pleito izquierda – derecha entre TyD y el PPC resucitado tanto dentro como fuera del Concejo Metropolitano.

¿Qué escenarios electorales se prevén? Si le hacemos caso a las encuestas que se podían publicar hasta el domingo, el Partido Popular Cristiano y Somos Perú se disputarán el primer lugar. Como señala Carlos Meléndez, en ambos casos ha pesado la marca:

En el caso del primero, se trataría de un perfil de compromiso con la gestión municipal que se ha gestado a partir de la renovación de cuadros, producida durante el actual concejo limeño. Con ello se busca recuperar el legado edilicio proveniente de Bedoya Reyes.

Para el segundo caso, estaríamos frente a otro equipo con usanza municipal. Aunque Somos Perú dista de ser una organización cohesionada ideológicamente como el PPC, el recuerdo de Alberto Andrade y de otros burgomaestres distritales se convierte en su principal capital simbólico.

Es probable también que Acción Popular tenga unos cuantos regidores. La duda está en sí a Perú Posible (en el año más complicado de su historia) y Siempre Unidos (con buenas bases en Lima Norte) les alcanzará para ingresar un número sustancial de concejales.

En cuanto a la izquierda, los cálculos más optimistas hablan de 1 a 2 concejales. Varios factores llevan a este resultado: la impopularidad de la alcaldesa (en parte por errores, en parte porque salir airosa de la revocatoria volvió a elevar las expectativas sobre ella); pleitos internos en la confluencia de izquierda; imagen de poca experiencia de varios de sus regidores jóvenes (a lo que se añadió la posible salida de tres de ellos por incumplimiento de requisitos formales) y, en general, insatisfacción con la gestión.

¿Qué escenarios post-electorales se prevén? Todo dependerá de cómo se ubiquen los dos principales bloques frente a Villarán. De un lado, como mencionamos hace un par de meses, en el PPC la posición ante la gestión está dividida en dos bandos claros:

el PPC ha cumplido su palabra en lo que se refiere al rol fiscalizador de la gestión, lo que ha permitido corregir errores o apurar el paso en algunas acciones de la Municipalidad. Hasta allí todo bien.

El problema se encuentra en que, lejos de ganar peso el sector más liberal, parece que es la tendencia más conservadora la que viene tomando la palestra. Si las críticas de un sector del partido fueran acompañadas por un lenguaje menos flamígero y menos antizquierdista, probablemente se abrirían menos flancos tanto con la izquierda como con un sector de la ciudadanía que aún desconfía del PPC por algunos motivos (en particular por la imagen de partido conservador y cercano a abogados mercantilistas que mantiene en varios ciudadanos).

(…)

Precisamente Secada es la cara más visible de un sector de regidores del PPC que, sin dejar de perder su perfil fiscalizador (ver el post del economista del IPE sobre el tema Santa Anita, que su partido conoce bien gracias a su presencia en mercados desde la época de Bedoya), no deja de defender algunos aspectos de la gestión en los que se han hecho las cosas bien.

Ojo que Secada es precandidato a la alcaldía de Lima, con la bendición de Lourdes Flores. Y su rival interno es Edgardo del Pomar, cercano a Raúl Castro (ver más en este informe de Laura Grados para Diario 16). Y buena parte de la lista actual es más cercana al padawan de Castro que al economista del IPE.

De otro lado, si bien Somos Perú puede ser un potencial aliado de Villarán, también es cierto que ellos han aprovechado bien la oportunidad que les ha dejado la elección de regidores para repotenciar su maquinaria con miras al 2014. Así que allí calcularán ver si se acercan o alejan de la alcaldesa, dependiendo de que les conviene para sus futuras aspiraciones. Más aún, si no hay candidato visible dentro de la agrupación para ello.

En cuanto a la izquierda, tienen más o menos claro que “van a tener que defender la gestión en la calle”. Así lo dijo la exregidora Marisa Glave en el mitin de cierre de campaña de Tierra y Dignidad. Mientras que Villarán, con solo 2 a 3 regidores (ojo, el teniente alcalde Hernán Nuñez se queda), va a tener que negociar con las demás fuerzas políticas, con poca fuerza de regidores propios pero, al mismo tiempo, probablemente con algo más de soltura para negociar algunos temas en los que sus propios concejales se oponían a la visión de la alcaldesa.

Finalmente: vayan a votar. Como recomienda Fernando Tuesta:

Aclaración: En relación a la elección de este domingo, nos guste o no, hay que ir a votar. El voto es obligatorio. Si no vota más de la mitad del electorado o si la suma de los nulos y blancos superan las dos terceras partes del total de votos, la elección se anula y el ejecutivo debe convocar nuevamente a otro proceso electoral con el costo político e institucional alto y volver a gastar aproximadamente 100 millones más. Lo que sí se debe hacer pronto es cambiar la ley.

Si, creo que a nadie le gustaba este escenario (salvo a los revocadores, que no postulan), pero es mejor votar de una vez para no tener que ir dos veces.

4 thoughts on “TIPS PARA ENTENDER UNAS ELECCIONES APATICAS

  1. “….. la posible salida de tres de ellos por incumplimiento de requisitos formales.”
    Vaya, que indulgencia la tuya para con los muchachitos de la izquierda, cuando lo uqe ahi ha habido es delito contra la fe publica, donde quedo la dimension etica y puro bla, bla bla de nuestra hacendosa alcaldesa y sus acolitos del ciberespacio?

    Me gusta

  2. No se trata de ir votar hoy para no volver a votar mañana, como si no importara los resultados. El fondo del asunto es que no se conocen candidatos competentes para ser electos, aparte que sus hojas de vida no son confiables –se oculta lo negativo y se aumenta lo positivo. Y en el supuesto que lo fueran, nadie –menos la Ley– garantizan que quieran hacer lo que dicen que harán. En realidad la mayoría de ciudadanos que marque una opción lo hará a ciegas, pues desconocen una verdadera y mínima información para un voto consciente. Pero así es la democracia que defiende el sistema y ya sabemos sus resultados en la calidad de los elegidos –en esta como en cualquier otra elección presidencial y congresal que se realice.

    Me gusta

  3. Lo bueno de esta elecciones es que no han participado partidos corruptos como son el aprismo, el fujimorismo y el castañedismo, es obvio que estos 3 partidos prometeran el oro y el moro a los desplazados de la parada, a los cachineros y a los choferes de combis asesinas para obtener su voto en las proximas elecciones. Si salen electos todos volvera la normalidad, La Parada volvera a ser un caos, los cachineros seguiran vendiendo cosas robadas y las combis seguiran matando.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s