MAZANGARO: MAS QUE UN ERROR

Desde este espacio, hemos saludado el cambio de estrategia en el VRAEM, concentrado en inteligencia operativa y operaciones claves para realizar capturas o reducir a los remanentes de Sendero Luminoso en estas zonas del país.

Sin embargo, la semana pasada, ocurrió un suceso bastante grave al que pocos medios le dieron importancia. El resumen a cargo de Jacqueline Fowks, para El País de España:

En la misma semana, a las 20:30 del miércoles 16, un helicóptero militar lanzó cohetes a una zona urbana del centro poblado de Nueva Esperanza. Un comunicado del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas indicó que se trató de una “operación aérea disuasiva” contra terroristas que prepararían trampas explosivas en los caminos hacia la base contrasubversiva de Mazángaro.

Sin embargo, horas después los residentes desmintieron la versión, pues los militares les habían dicho que no salieran en esos días a sus chacras (tierras de cultivo) porque iban a “limpiar” la zona. Paradójicamente, el hombre que murió a causa de los impactos de piedras causadas por uno de los misiles es Paulino Huamán, miembro del comité de autodefensa, es decir, una organización comunal que enfrenta a Sendero Luminoso, o también la delincuencia.

“Antes han hecho operativos en el campo ¿por qué ahora en el pueblo?”, comentó al diario La República Alberto Toscano, uno de los ciudadanos que firmó un acta a las 6.00 del día siguiente relatando lo ocurrido. El ministro de Defensa, Pedro Cateriano, reconoció la noche del domingo en un programa de TV que se trató de un error, que el hecho está en investigación y que indemnizarán a los afectados. Sin embargo, la promesa del ministro Cateriano no se inscribe en alguna formalidad institucional y los afectados no tendrían cómo exigir su cumplimiento.

Pues lo ocurrido es más que un error – Cateriano dixit – y aquí explicamos porque.

En primer lugar, por el hecho en sí mismo. Cuando leí la noticia en La República o vi el reportaje en Cuarto Poder, pensé que me encontraba en 1984, cuando miembros del Ejército Peruano (no todos, ojo) aplicaban la política de tierra arrasada como respuesta al terrorismo, sobre todo en zonas rurales. Si justamente algo debió aprender el EP (y la Marina, de paso), es que hay ciertos principios básicos que no puedes vulnerar, entre ellos, los derechos fundamentales de los civiles.

En segundo lugar, porque estratégicamente esto es una insensatez. Recuerden cuál es la ecuación ganadora contra Sendero Luminoso: inteligencia bien desarrollada y ganarte a los ciudadanos. Si el segundo pie cojea, vas a tener menos opciones de contar con información valiosa que permita mejores y mayores capturas de las que se han tenido en el VRAEM. Más aún, cuando tu principal activo es una brigada que se forma para operaciones puntuales, luego de recabar datos.

En tercer lugar, porque no hay una norma que permita indemnizar a las víctimas de lo que ocurra en el VRAEM. Indica Fowks:

En Perú, una ley de 2005 reconoce que las víctimas de la violencia ocurrida entre 1980 y 2000 tienen derecho a recibir reparaciones del Estado, pero las víctimas de hechos posteriores se encuentran en una especie de limbo. Viven además en zonas permanentemente declaradas en emergencia, con restricciones de tránsito y reunión. Son los olvidados entre los olvidados del conflicto terrorista.

En los dos últimos años, diez civiles han muerto a causa de acciones de fuerzas del orden en el Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), en los límites de la sierra y selva sur del país. El último de ellos el pasado miércoles. Otros diez muertos civiles o desaparecidos se deben a acciones de Sendero Luminoso, de acuerdo a lo informado por la prensa en su momento. Si se suman los heridos (20) y las personas desplazadas (170), son más de 200 víctimas de la violencia desde marzo de 2011, y más de 300 si se consideran las bajas de policías y militares en combate o emboscadosNinguno tiene derecho a una indemnización del Estado.

Finalmente, porque durante este gobierno ya se han producido casos complejos que requerían una investigación mayor. Como bien señaló hace un año Marco Sifuentes:

Los niños no eran cautivos, su madre no era terrorista, Zorayda murió. “Ha sido un operativo impecable”, dijo el congresista del nacionalismo Freddy Otárola. ¿Alguna vez tendremos un gobierno que nos respete lo suficiente como para prescindir de los Otárolas, Siuras, Pachecos?

Así las cosas, el ministro Cateriano deberá presentarse al Congreso con algo más que el reconocimiento de un “error”.

APDAYC, LAS RADIOS Y EL GOBIERNO DE ALAN

El cuadro que ven arriba se encuentra a la entrada de la oficina central de la Asociación Peruana de Autores y Compositores (APDAYC). Armando Massé y Alan García comparten un brindis, en una foto que tiene ya varios calendarios.

Massé no ha ocultado su admiración por el dos veces expresidente. El 14 de octubre de 2008, apenas unos días después del escándalo de los Petroaudios, el presidente ejecutivo de APDAYC publicó una columna en el diario La República con las siguientes lisonjas:

Con el escándalo de Petroperú que provocó la renuncia de, prácticamente, todo el gabinete ministerial, el más favorecido, sin lugar a dudas, será el presidente de la República Alan García, si sabe aprovechar esta magnífica oportunidad. En segundo lugar, el mayor beneficiado será el país, y quien pierda sería la oposición.

A esta conclusión me atrevo a llegar, pues transcurrida casi la mitad del periodo de gobierno, en el cual las encuestas no le son para nada favorables al primer mandatario, a pesar de la indiscutible posición ventajosa que macroeconómicamente tiene el Perú en el mundo, pocas alternativas se le presentaban al presidente, pues todas las cartas –incluyendo el APEC– ya han sido lanzadas sobre la mesa política sin mayores resultados. Con una huelga médica indefinida, el alza del dólar y de los alimentos, la crisis financiera internacional y paros teledirigidos por la oposición, más por la siniestra que por la diestra, el panorama se veía muy sombrío.

Pero hay hechos que tienen que ver con los cuestionamientos hechos a APDAYC en los que el gobierno de Alan García tuvo participación. Y sobre los que tendría que haber una clara explicación.

Como señala la resolución N° 2938-2013 del Tribunal de Propiedad Intelectual del INDECOPI, el grueso de las frecuencias de radio adquiridas por APDAYC fueron obtenidas, tanto por concurso público como por contratos privados, antes de julio de 2011, es decir, durante el segundo gobierno de Alan García.

Desde el Tercer Piso accedió a los documentos aprobatorios de la buena pro del concurso público N° 02-2010-MTC. En dicho concurso público, APDAYC obtuvo frecuencias en Carhuaz, La Merced – San Ramón, San Juan de Lurigancho, Satipo – Río Prieto y Sechura. La asociación también participó, según el acta antes señalada, para disputar frecuencias en Chaclacayo, sin éxito.

Quienes también obtuvieron frecuencias son algunos personajes ligados a APDAYC o al entorno de Armando Massé:

a) Arturo “Pocho” Prieto en Sechura, quien es miembro de la Fundación Autor, que administra las radios de APDAYC. Como señalamos la semana pasada, la resolución de para la concesión de esta radio fue firmada en este gobierno, con la rúbrica del actual viceministro de Comunicaciones, exdirector ejecutivo de APDAYC.

b) Oscar Daniel Soto Enciso en San Juan de Lurigancho. Este último es administrador de la sala de grabación de IEMPSA. Sobre esta disquera,  Marco Sifuentes señaló el sábado:

la actual gerenta general de IEMPSA es Lourdes Pinillos, la multifacética esposa del paladín de los músicos peruanos.

IEMPSA es dueña de un catálogo musical que fue comprado, inicialmente, por APDAYC. Por esta compra, Indecopi investigó a APDAYC. Finalmente,  el 50% del catálogo pasó a la Fundación Autor y el otro 50% pasó a un grupo de artistas del cogollo (el propio Massé, Estanis Mogollón, José Zelada, Luchito Chávez y hasta la SGAE).

También postularon, pero no obtuvieron radios:

c) Carlos Cabello, concuñado de Massé y gerente general de varias empresas que tienen sede en la oficina de APDAYC en Surco (quien si obtuvo una radio en este gobierno); y

d) José Zelada, músico premiado por APDAYC y que pertenece al catálogo de ET Music, cuya gerente general y socia es nada menos que la señora Massé, Lourdes Pinillos. Es también uno de los dueños de IEMPSA, de propiedad de la asociación y varios allegados a Massé.

Ayer en Cuarto Poder, un testigo que perteneció al entorno de Massé señaló que el tema de las radios debía investigarse por posibles irregularidades. El presidente ejecutivo de APDAYC reconoce que tienen 34 frecuencias, de las que menos de la mitad operan. Para el abogado Mario Amoretti, la cuestión puede llevar a una investigación fiscal. Mientras que Prieto señaló que su radio de Sechura “no se va a poder cubrir”, porque “no le alcanza”.

Y luego del reportaje, Massé dio estas explicaciones sobre las emisoras de Prieto y Cabello. Y allí sale la nuez: APDAYC le compró una emisora al cantante de Río:

La pregunta es: ¿por qué el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, durante el gobierno de García, no observó que una sociedad de gestión colectiva no podía comprar radios? Esta es una interrogante que los encargados anteriores deberán responder.

Una segunda interrogante: si el objetivo de APDAYC con las radios era difundir más y mejor a los artistas nacionales, ¿por qué la cadena Radio Inspiración tiene ratings tan bajos que no sobrepasan 1 punto? Ojo, APDAYC ha invertido en este tema más de 5 millones de soles.

Pero no es el único caso de radios que involucra al gobierno aprista. Como sabemos, APDAYC y el Instituto de Radio y Televisión del Perú firmaron una alianza estratégica para una propuesta de programación de Radio Nacional en 2009. El convenio fue presentado en Palacio de Gobierno por el propio Alan García, con presencia de José Escajadillo, presidente de APDAYC y Ricardo Ghibellini, entonces presidente del IRTP.

En aquel momento, Massé mencionó lo siguiente en declaraciones a la agencia estatal Andina:

“A nivel mundial es un hito, porque es un ejemplo a seguir, criticado o no, Alan García, ha hecho algo que no tiene un antecedente en el mundo, creo que las radioemisoras del Estado, no están para ser canalizadas a un partido político, a los intereses del gobierno de turno, sino al interés constante que tiene un pueblo, que es su acervo cultural que su música” (…)

Saludamos este paso que ha dado el primer mandatario Alan García, definitivamente la cultura peruana se va a robustecer con este convenio”, subrayó.

El convenio entre APDAYC y el IRTP tiene dos páginas y está suscrito por Ghibellini, Escajadillo y Massé. Allí se señala, expresamente, que el mismo no implica la administración de la radio estatal.

Sin embargo, como señalamos la semana pasada, el congresista Jaime Delgado pagó S/. 1,032.50 a APDAYC por 25 avisos radiales en Radio Nacional para su campaña al Congreso. Y como declaró el propio Delgado a este blog, el hoy parlamentario pagó a la asociación porque, en la práctica, administraba la emisora de todos los peruanos.

El convenio fue criticado por muchas personas, debido a que, como lo ha señalado INDECOPI en varias oportunidades, APDAYC no puede hacer actividades de radiodifusión. Y cuando las críticas llegaron a oidos de Massé, respondió con esta frase en el programa que tenía Jorge Bruce en Radio Capital:

Ante la pregunta de cómo fue el proceso de adjudicación de la emisora estatal, Massé simplemente respondió “pregúntenle al Doctor Alan García Pérez”. Añadió que Apdayc aceptó la propuesta del Gobierno, luego de una asamblea de socios donde se aprobó la oferta.

¿Algo que responder, doctor García?

tl;dr

Durante el gobierno de Alan García, se otorgaron la mayoría de frecuencias que APDAYC adquirió vía concurso público, a pesar que no puede tener radios, sin que el MTC diga esta boca es mía. Asimismo, fue durante dicho gobierno y a su propuesta, que APDAYC tuvo injerencia en la programación de Radio Nacional, lo que incluyó el pago de avisos por parte de, al menos, un candidato al Congreso en 2011, el hoy congresista Jaime Delgado.

URTECHO Y FUJIMORI (O EL ARTE DE LA MANIPULACION)

Escena 1: Domingo por la noche. Cuarta semana consecutiva en la que el congresista Michael Urtecho recibe denuncias por casos de corrupción en Cuarto Poder. Terminado el reportaje, en la competencia, el propio congresista se presenta en el programa de Nicolás Lucar, quien anuncia que el parlamentario señalará una “verdad”. Luego de negar casi todas las acusaciones en su contra, Urtecho dice que “no aguanta más” y, mientras suena música cristiana – cual secuencia testimonial de “El Gran Show” – confiesa que le quitaba parte del sueldo a sus asesores.

¿Por qué esta puesta en escena? De un lado, hay que tener más claros los elementos de contexto. Urtecho no va al programa de la denuncia, sino a otro en el que será tratado más amablemente y casi sin repreguntas, a cambio de tener la primicia. Al mismo tiempo, coloca música cristiana de fondo, no solo para tratar de suavizar o poner bajo un aire beatífico la confesión arrepentida de un “error (tipificado en el Código Penal, por cierto) y mandar un mensaje a varios de los denunciantes, que son miembros de la misma iglesia evangélica a la que perteneció el hoy suspendido parlamentario.

De otro lado, la estrategia judicial. Urtecho acaba de cantar el delito más leve de todos, el que le costará menos años de sentencia y, probablemente, no ir a la cárcel. Al mismo tiempo, sabe que en el Congreso, sea por un legítimo afán de justicia o por la necesidad de limpiar su imagen, igual lo van a acusar constitucionalmente por todos los casos, por lo que requiere algo de compasión, apelando al hecho de ser un “arrepentido”.

Escena 2: Jueves por la mañana. Establecimiento Penal Barbadillo. Alberto Fujimori se presenta al quinto juicio oral que debe afrontar desde que fue extraditado de Chile, por el desvío de fondos de las FFAA para la compra de la línea editorial de “diarios chicha”, con miras a la re-reelección del año 2000. Pero, a diferencia de los procesos anteriores, donde el saco y la corbata fueron la costumbre, apareció despeinado, casi en piyama y con un medidor de la presión arterial. Como señala El Buho, el columnista más leído del país:

Al ver a Fujimori llegando en pijama y despeinado de inmediato recordé aquella alucinante escena cuando en ‘Casino’, de Martin Scorsese, comparecen ante el jurado los más grandes capos de la mafia y todos eran unos ‘viejos zorros’ que iban con respiradores artificiales, catéteres en los brazos y enfermeras al costado. Después de salir del tribunal se acababa la farsa. ¿Alguna similitud con la realidad?

Para quienes no vieron esa escena célebre de un clásico contemporáneo, aquí va:

Más allá del símil cinematográfico, ¿por qué Fujimori emplea esta estrategia? Como lo mencionaba, con la honestidad brutal que la caracteriza, Martha Chávez esta mañana en Exitosa, el objetivo es político. Queda cada día más claro que el reo de Barbadillo quiere ser un actor político más, con peso y decisión en su partido, así como en el resto de la política peruana. Quiere apelar a la compasión para salir de prisión, pero con un único objetivo: volver a ser el líder que alguna vez fue. Y para ello no duda en llevarse de encuentro lo que queda de relación política y filial con sus hijos, sin que ellos puedan atreverse a alejarse de su padre.

En lo judicial, sin embargo, aún no queda muy claro que quiere hacer. Ponerse como víctima le puede ayudar un poco al inicio del proceso. Pero si quiere enfrentar un proceso con abundante prueba en su contra, el boomerang en su contra podrá ser peor. Si hay casos en los que ha admitido su responsabilidad, será peor para su imagen ser condenado por desviarse fondos de las Fuerzas Armadas (de las cuales se revindica como su oficioso defensor) para que un conjunto de pasquines termine siendo la cloaca sensacionalista de su régimen.

Finalmente, creo que no debemos llamar “actores” a estos dos personajes. El país tiene buenos exponentes en las tablas y en la pantalla que no merecen que se les equipare con un par de manipuladores.

SE VIENE DOCUMENTAL SOBRE BAGUA

Bagua. Una herida aún abierta en la selva peruana.

Como sabemos, el 5 de junio de 2009 murieron 33 personas (entre policías y civiles) y desapareció un miembro de la PNP – el mayor Felipe Bazán, cuya búsqueda se ha paralizado -.  Sobre lo ocurrido, aún no se determinan responsabilidades penales y las políticas se eluden.

Desde hace un par de años, Fernando Vilchez viene trabajando una película sobre el tema. La Espera es un documental (producido por la asociación Otra Mirada) que, por lo que se ve en el trailer, presentará las distintas versiones que existen sobre dichos hechos, con los distintos actores involucrados. Aquí el avance de la cinta:

Luego de cuatro años de los sucesos de Bagua, aún se tiene se tiene una deuda pendiente con los pueblos indígenas en el Perú, considerados como “ciudadanos de segunda categoría” por políticos de triste recordación. Este documental nos lo recuerda. Esperamos su pronta exhibición.

JAIME DELGADO, ASPEC Y APDAYC

La foto que ven arriba se tomó el 23 de septiembre de 2011, en las instalaciones de Radio Nacional del Perú. Aparecen el parlamentario oficialista Jaime Delgado – en ese entonces, presidente de la comisión de Defensa del Consumidor del Congreso de la República -; su sucesor como principal directivo de la Asociación Peruana de Consumidores (ASPEC), Crisólogo Cáceres; Armando Massé, presidente ejecutivo de APDAYC y Martín Moscoso, jefe de la oficina de Derechos de Autor de INDECOPI.

El documento que Cáceres y Massé sostienen es el Convenio de Cooperación Recíproca entre ASPEC y APDAYC, documento al que volveremos más adelante, pues la relación entre ambas instituciones y el congresista “más querido” por los analistas económicos liberales del país tiene una historia interesante por contar.

Durante la gestión de Alan García, Radio Nacional tuvo una fuerte injerencia de APDAYC desde 2009 gracias a una “alianza estratégica”. Y Armando Massé, presidente ejecutivo de esta entidad, declaraba lo siguiente en Andina:

“A nivel mundial es un hito, porque es un ejemplo a seguir, criticado o no, Alan García, ha hecho algo que no tiene un antecedente en el mundo, creo que las radioemisoras del Estado, no están para ser canalizadas a un partido político, a los intereses del gobierno de turno, sino al interés constante que tiene un pueblo, que es su acervo cultural que su música”, indicó a Andina.

En esa época, periodistas como Marco Sifuentes señalaban claramente que esta intervención en Radio Nacional contravenía la Ley de Derechos de Autor y, en la práctica, se producía la “entrega de una señal del Estado a un particular sin ningún tipo de licitación ni concurso público ni nada que tenga el menor asomo de transparencia”.

Cuando APDAYC veía la programación de Radio Nacional, ASPEC trasladó su conocido espacio radial “En Defensa del Consumidor” a la emisora estatal. El programa, en dicha época, era conducido nada menos que por el hoy congresista Jaime Delgado. Y así estuvo por dos años.

Llegó la campaña electoral del 2011, Ollanta Humala convocó a Delgado como invitado en la lista de Gana Perú y el conocido abogado obtuvo una curul, debido a su – entonces – perfil de defensor de los usuarios frente a las grandes empresas. Y, claro está, Delgado tuvo que hacer gastos para dicha elección.

Según se consigna en los gastos de campaña del otrora defensor de los consumidoresDelgado pagó S/. 1,032.50 a APDAYC por 25 avisos radiales para su postulación parlamentaria en Radio Nacional. Con ello se hacía explícito que la asociación de gestión colectiva era quien cortaba el jamón en la radio estatal (gracias a Alan). La suma, según dos fuentes cercanas al mundo de la radio consultadas para esta nota, resulta ser la que cobraba en ese momento la asociación por avisos en dicha emisora.

La “alianza estratégica” APDAYC – Radio Nacional culminó con el cambio de gobierno. Pero, para ese entonces, tanto la asociación presidida por Massé como ASPEC estaban tranquilas. Mientras APDAYC ya venía armando Radio Inspiración para difundir a los artistas de su catálogo, la asociación de defensa del consumidor aseguró su espacio en Radio Nacional, esta vez, con la conducción de Crisólogo Cáceres y con el nombre de “La Voz del Consumidor”.

Así, el 22 de septiembre, ASPEC anunciaba esta presentación para su programa del día siguiente:

Y fue en ese programa donde se presentó el convenio ASPEC – APDAYC. Tanto Massé como Moscoso (recordemos, director de la oficina que debe fiscalizar a las sociedades de gestión colectiva) aplauden la firma del convenio, como consta en este video:

Nótese que Massé se esfuerza en señalar que el convenio no debería inhibir a ASPEC de realizar sus acciones de fiscalización. Sin embargo, al revisar la web de la conocida asociación de consumidores o su canal en You Tube no se verifica alguna denuncia que hayan hecho contra APDAYC.

Más claras son las notas de prensa que tanto APDAYC como ASPEC brindaron sobre el contenido del convenio y las alabanzas al mismo. Comencemos por lo que dijo la asociación presidida por Massé:

ASPEC se compromete a ilustrar, orientar y propiciar el cumplimiento del derecho de autor y demás derechos de propiedad intelectual. Asimismo, a anunciar a todos sus asociados y usuarios, por todos los medios de comunicación, que APDAYC absolverá cualquier consulta o reclamo respecto a su función de recaudación, tarifas y licenciamiento, todo esto producto del uso del repertorio musical y los derechos del autor que APDAYC cautela. Asimismo, ASPEC brindará capacitación a los abogados de APDAYC respecto a la Ley del Consumidor y en cumplimiento del Libro de Reclamos.

Por su parte, APDAYC brindará a ASPEC un bloque de 30 minutos, de lunes a viernes, dentro del noticiero matutino que APDAYC dispone a través de su cadena radial Inspiración FM. También le proporcionará una oficina básicamente equipada, en las ciudades donde cuenta con filiales de Radio Inspiración. Además, le dará las facilidades para utilizar nuestra sala de grabación y edición para los textos y mensajes que ASPEC requiera.

Y luego la nota de prensa de ASPEC consigna que:

Finalmente, la APDAYC otorgará las facilidades de sus salas de grabación y edición profesional de música para los textos y mensajes que ASPEC requiera para la difusión de mensajes referidos al tema del consumo.

(…)

Durante el ameno encuentro estuvo presente el Presidente de la Comisión de Defensa del Consumidor, Jaime Delgado quien comentó la trascendencia para el país de este tipo de alianzas que constituyen un ejemplo a seguir para otras instituciones.

LOS DESCARGOS DEL CONGRESISTA DELGADO

Conversamos durante la tarde de ayer, vía telefónica, con el congresista Jaime Delgado, para que nos brinde sus descargos para este reportaje. En resumen, estos fueron los puntos que nos aclaró:

a) Delgado reconoció que hizo el pago por 25 avisos a APDAYC, dado que la asociación administraba Radio Nacional. Con ello confirmó la información que aparece en la web de la ONPE.

b) Respecto a las denuncias presentadas en la serie #intervenganAPDAYC, Delgado se mostró a favor de investigar los temas presentados a lo largo de la serie. En particular, el congresista señaló dos tópicos que debía aclarar la asociación: el pago de las regalías a sus asociados, por señal de transparencia; y las condiciones de los cobros a personas naturales y jurídicas, a fin de evitar excesos y abusos.

Esperamos que el congresista Delgado honre su palabra en la Comisión de Defensa del Consumidor. Y esperamos también que ASPEC cumpla con su labor.

MAS SOBRE EL TEMA:

Utero.pe: El modelo en el que se inspira APDAYC: la SGAE española

Perú.21: APDAYC le pagó el MBA a Armando Massé

Una conversación de Henry Spencer con la compositora infantil Miss Rosi sobre los cobros que le hace APDAYC, sin que ella sea miembro de la asociacíón

LUCIANA LEON, SOCIA HONORARIA DE APDAYC

Hoy en su sección Pepas, Diario 16 saca un dato interesante: Luciana León es socia honoraria de APDAYC.

Como hemos comprobado en el archivo de Andina, la congresista aprista fue nombrada como miembro honorario de la sociedad de gestión colectiva el 30 de septiembre de 2008. El reconocimiento fue otorgado en una ceremonia en la que también se reconoció al entonces ministro de Salud Hernán Garrrido Lecca. Estuvieron presentes por APDAYC Julio Andrade, Armando Massé y José Escajadillo.

Esta es la foto del portal del Congreso de la República con el reconocimiento a León.

En un post publicado ayer, habíamos indicado que  Armando Massé deberá presentarse hoy ante la comisión de Cultura y Patrimonio Cultural del Congreso de la República. ¿El motivo? Una citación enviada por la presidenta de dicho grupo de trabajo, la congresista fujimorista María López Córdova (que tiene una investigación pendiente por enriquecimiento ilícito), a petición de Luciana León Romero, congresista aprista, a partir de las denuncias presentadas por INFOS.

Publicamos una serie de fotos sobre la participación de la señorita León en actividades de APDAYC. Pero nos ha llegado una más, colocada en el Twitter de APDAYC hace un par de años, con motivo de una actividad navideña (sí, similar a aquellas en las que la entidad ha cobrado a pesar de ser sin fines de lucro).

Adivinen quien es Papa Noel.

ACTUALIZACION (02:30 P.M.):

Hoy Luciana León estuvo en Canal N y, entre otros temas, habló sobre APDAYC. La congresista, que era bastante cercana a esta institución (y lo reconoce en la entrevista), ahora toma cierta distancia y se pliega a una investigación sobre las denuncias. En particular, sobre el destino de las regalías:

Sin embargo, en la entrevista no se le preguntó por su condición de socia honoraria de APDAYC. También evitó responder si es que debía dar una sanción al actual Consejo Directivo de la asociación.

Posteriomente, en su cuenta en Twitter, la congresista aprista dijo que le parecía injusto el “ataque” (¿?) y que durante su labor como parlamentaria no ha favorecido a APDAYC ni a Massé. Asimismo, señaló que recién conocía las denuncias sobre la asociación como los demás.

El problema es que otras denuncias sobre APDAYC ya se han ventilado en años anteriores. Pueden revisarse los archivos de este blog, o de páginas como Utero.pe, El Morsa o La Habitación de Henry Spencer, para no hablar de varios músicos que desde hace años se quejan sobre el destino de las regalías y ciudadanos que ven negocios y actividades personales perjudicadas por los cobros sorpresivos de la institución.  Tan es así que el propio INDECOPI señala repetidamente en esta semana que ha tramitado 46 procedimientos contra APDAYC en los últimos 16 años.

Por tanto, la congresista León no puede decir que “recién se entera” de lo ocurrido pues, mientras se tomaba fotos en las actividades de APDAYC, las denuncias estaban allí. Veremos en la cancha si es que su renovado afán fiscalizador se hace patente o si, finalmente, señala que “no hay nada por investigar luego de escuchar a las dos partes”.

LUCIANA LEON Y APDAYC

Mañana, Armando Massé deberá presentarse ante la comisión de Cultura y Patrimonio Cultural del Congreso de la República. ¿El motivo? Una citación enviada por la presidenta de dicho grupo de trabajo, la congresista fujimorista María López Córdova (que tiene una investigación pendiente por enriquecimiento ilícito), a petición de Luciana León Romero, congresista aprista, a partir de las denuncias presentadas por INFOS.

En efecto, cuando los posts sobre #intervenganAPDAYC se fueron sucediendo, la congresista Luciana León indicó que pediría que representantes de la Asociación e Indecopi fueran a la Comisión de Cultura a dar explicaciones. La pregunta es si León, por su cercanía a esta institución, es la persona más adecuada para pedir la fiscalización que el Congreso requiere hacer respecto a este tema.

Aquí vemos a León junto a los directivos de APDAYC en el cierre de un foro internacional. Aparecen junto a ella, Massé, tres miembros del Consejo Directivo de la asociación y Rossy War, cuyo esposo, Tito Mauri, es directivo de la Fundación Autor, que maneja la cadena de radios de APDAYC, la ya famosa radio Inspiración.

Asimismo, este mismo año, ha participado en la inauguración de una tienda de APDAYC en Plaza Lima Norte. Y, además, inauguró junto al congresista Richard Acuña, perteneciente al partido rival del APRA en la Libertad (Alianza para el Progreso), una sala de grabación de la asociación en Trujillo. Aquí ambos posan para la posteridad con Massé y el cantante Pepe Alva:

Aquí podemos ver el video en el que León ejerce como madrina de la sede de APDAYC Trujillo. Estas fueron sus palabras:

Pero, en otras oportunidades, León ha impulsado proyectos de Ley con presencia de representantes de APDAYC. Aquí se le ve en una fotografía junto a Massé y otras personalidades, luego de una reunión con la bancada de Unidad Nacional, durante el periodo parlamentario pasado, para una reunión informativa sobre el proyecto de Ley del Mecenazgo en noviembre de 2009. Aparece allí el congresista Juan Carlos Eguren y el hoy parlamentario andino Hildebrando Tapia, actual vicepresidente del PPC:

Saquen ustedes sus propias conclusiones.