ROQUE BENAVIDES, CEO PERU S.A.

La semana pasada, en una entrevista brindada al diario El Comercio, Roque Benavides indicó que estaba “muy cerca de tomar una decisión” respecto de ingresar a la política. El anuncio mereció la sorpresa de algunos, el recuerdo memorioso de otros (Luis Davelouis ha traído a la memoria el sondeo para la posible postulación de Roque en 2001) y, claro está, una mezcla entre mofa y rabia entre los detractores del empresario.

Benavides se suma, como representante empresarial, a PPK y César Acuña. Y también se emparenta con las frustradas candidaturas de Mercedes Araoz, Nano Guerra García y Daniel Córdova, cuyo perfil compartido era el de un “presidente  – gerente” que traslade su éxito empresarial, gerencial o técnico a la política. Y si bien aún no tiene partido que lo respalde, con la cantidad de “partidos – etiqueta” que hay en el país, lo cierto es que es probable que pueda conseguir un grupo que lo postule (y financiamiento para ello).

Esta cuestión denota un tema que merece análisis. ¿Por qué los empresarios buscan representación política propia a través de ellos mismos o de sus gestores de intereses y no de un partido? Uno podría suponer que el PPC, el fujimorismo o, incluso, el APRA, están mucho más cercanos a los intereses de las grandes empresas. Sin embargo, a) pareciera un sector empresarial siente que ninguno de los tres grupos antes mencionados lo representa lo suficiente; b) las iniciativas fujimoristas en contra de la inversión privada ya son rochosas; c) si bien confían más en el APRA más que en Keiko, tampoco es que Alan les inspire total confianza y d) si existe un cierto sentido común en un bloque empresarial-gerencial vinculado a la idea que “al Perú solo lo terminará de llevar al desarrollo un CEO” (olvidando, claro está, todas las variables institucionales y de liderazgo político que el cargo más alto del país requiere).

La pregunta de fondo aquí es: ¿tiene opciones? Y aunque en el Perú sea difícil predecir que puede pasar en una elección que será en tres años, lo cierto es que Benavides tiene algunas limitaciones claras. Aquí las tres principales.

1. A QUIEN LE PONGAN LA ETIQUETA DE “CANDIDATO DE LOS RICOS” DIFICILMENTE GANA EN EL PERU: Pasó en 1990 con Mario Vargas Llosa, en 2001 y 2006 con Lourdes Flores Nano y en 2011 con PPK. Si bien la clase media ha crecido en el Perú – aunque no tanto como algunos señalan, ver este post de Alfredo Torres – lo cierto es que un representante de la derecha dura en el país (o alguien a quien lo asocien a ello) difícilmente podrá ganar una elección en un país donde la mayoría se dice centrista.

2. ROQUE SOLO HABLA PARA LOS CONVENCIDOS: El gran defecto de la candidatura de PPK – y de sus entusiastas fans – fue creer que el Perú se agotaba en Lima y, peor aún, en los convencidos en cierta forma de aplicar la economía de mercado. Incluso muchos limeños que sí creen en las libertades económicas no votaron por PPK porque su perfil excesivamente técnico no convencía a quienes tienen intereses más claros en temas institucionales o vinculados a derechos fundamentales (que ocupaban un lugar menor en la agenda del candidato). Ese defecto es aún más acentuado en Benavides, líder de una compañía minera y cercano más bien al sector más conservador de nuestro empresariado.

3. YANACOCHA: Si hay una empresa minera en el país que despierta demasiadas pasiones es Yanacocha. La forma cómo la compañía se ha vinculado con Cajamarca es vista por muchos como el principal problema de fondo en los conflictos mineros en esta región. El estilo de Benavides para referirse a temas como conflictividad social, consulta previa y conexos hace que, fuera de Lima, sus pocas opciones se desvanezcan y, peor aún, enfaticen ciertos estereotipos sobre el empresariado peruano.

Así las cosas, si un “outsider de derecha” quiere tener cierto éxito en 2016, parece que una figura del corte de Roque Benavides no sería la más adecuada. Pero, además, el problema es que, con poca institucionalidad construida, una postulación que no tenga dicho tema como eje (o un partido como base sólida, más allá de la elección) no sería precisamente la más adecuada para el país. El sueño del “presidente – CEO” parece ser cada vez más una quimera en el Perú.

MAS SOBRE EL TEMA:

Pedro Tenorio: Y Roque, ¿va o no va?

3 thoughts on “ROQUE BENAVIDES, CEO PERU S.A.

  1. Buenos días desde España.

    Apreciado señor Roque, mi nombre es Ana Cabezas coincidimos de ponentes en el congreso de Codena, pero para mi desgracia no pude coincidir con usted y conocerle en persona.
    Soy una española que esta poniendo en marcha proyectos en el Peru, en al ámbito de la educación y de la minería, por eso me encantaría estar en contacto con usted, por lo que le rogaría que me diera su correo personal para estar en contacto.

    Le mando un fuerte abrazo

    Ana

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s