CIUDADANOS SIN REPUBLICA

Durante el fin de semana, pude leer en forma completa el libro de Alberto Vergara, Ciudadanos sin República, que compila sus artículos aparecidos en varias publicaciones periódicas, con una estructura centrada en sus columnas mensuales en Poder. Me permito recomendar su lectura por cuatro razones centrales.

1. Hay una idea detrás de la selección de artículos: Más allá de trabajos similares que simplemente se limitan a juntar las mejores columnas de un periodista o un artículista habitual, Vergara brinda un sentido a esta compilación. Se trata del retrato de un país que ha tenido un importante éxito macroeconómico (que no puede negarse), pero cuyas instituciones y políticos han ido muy por detrás de lo que se esperaba de ellos. A este último punto, Vergara lo asocia con un ideal republicano que se ha visto frustrado una vez más.

2. Vergara critica por igual a izquierdas y derechas: Desde su posición republicana, preocupada por el destino de las instituciones y la política, el autor deja de lado interpretaciones de la vida nacional que se centran, exclusivamente, en la economía o que tienen graves anteojeras ideológicas, de ambos lados. Un par de ejemplos lo confirman:

En segundo lugar, el peso de la ideología se entrevera con el miedo al Estado. Puesto que la premisa teórica que comparten es que toda acción del Estado es, por definición, un recorte a nuestra esfera individual de libertad, no se suele distinguir entre un Estado más o menos democrático —o más o menos despótico—, pues todos cercenan nuestras libertades. Al oír a nuestros liberales uno estaría tentado a creer que un peruano disfruta de más libertad que un sueco, pues nuestro Estado es menos metiche que aquel nórdico. Ni bien se menciona al Estado y sus instituciones, aparece, fantasmagórico, el “estatismo” (Paul Laurent, un afiebrado liberal, comentó mi artículo en las páginas del diario Correo y lo vinculó a los peligros del totalitarismo fascista, bolchevique, nazi, y hasta me increpó, si le entendí bien, ¡desear veladamente la tiranía de un emperador chino!). Nuestros liberales están tan a la derecha que en Estados Unidos compartirían junto a Ron Paul el ala marginal y derechista del mismísimo partido republicano. Pero entre nosotros son mainstream. (Nuestro liberalismo 2, Poder, enero 2013)

Quienes creen que las sociedades tienen esencias, seguramente estarán pensando que si somos andinos es normal que tengamos una izquierda andina, que echar de menos una izquierda chilena o brasileña es absurdo en un país como el nuestro. Pero me niego al esencialismo. La política es asunto de políticos, de ideas, de voluntad. No me resigno a una izquierda con candidatos provenientes de los órdenes medievales por excelencia (la milicia y el clero), nacionalista y cucufata antes que republicana y laica. ¿De dónde sacamos una izquierda civilizada? (Por una izquierda civilizada, Poder, noviembre de 2009)

3. Vergara no es un conservador disfrazado de liberal. Por el contrario, sus textos critican en forma bastante dura a un Alan García convertido en una suerte de Cipriani laico, a élites que no son élite y que veían en PPK a un modelo “exitoso” de político” y, por supuesto, a un fujimorismo que hasta ahora no puede salir de la herencia de robo y asesinato de su líder fundador. Hay una genuina preocupación por las libertades y por un mundo que va mucho más allá de las cifras económicas y los dimes y diretes entre políticos.

4. Vergara toma distancia de las élites en general: De allí que pueda aceptar que la reforma agraria fue un desastre económico, pero que pudo haber sido hecha antes para evitar que se trabajara como se hizo. Por ello postula que Susana Villarán ha adolecido, durante buena parte de su gestión, de habilidades políticas que le permitieran lidiar con las reformas que plantea su gestión. Y por esta razón los artículos son claros y contundentes en rechazar algunas taras de nuestras élites: el menosprecio a los derechos humanos, el racismo, la costumbre a hablar desde una torre de marfil y, en general, la tendencia a pensar al Perú a partir de determinismos.

En un país donde hablar del “modelo peruano” como sinónimo de éxito se ha convertido en un ejercicio de gimnasia mental, los escritos de Vergara nos aterrizan en aquella realidad de un país que, sin instituciones, puede dejar escapar una vez más una oportunidad de desarrollarse, e incluso, de seguir creciendo. Un país que requiere, a gritos, que sus políticos y dirigentes principales comiencen a pensar menos en su ombligo y más en el ciudadano de a pie. Un ciudadano sin república, por ahora.

3 thoughts on “CIUDADANOS SIN REPUBLICA

  1. El exito del “modelo peruano” no solo debe medirse en la bonanza economica sino tambien en una bonanza EDUCATIVA, donde la mayoria de la poblacion, una vez adquirida una educacion basica pero de buena calidad, pueda decidir sobre la manera que la sociedad deba conducirse. La bonanza EDUCATIVA no solo es mejorar la calidad de la educacion en los colegios/universidades, sino tambien la inculcacion de VALORES en CADA UNO y el mas simple de los actos cotidianos de nuestra vida. Desterrar la PENDEJADA peruana debe ser prioridad NUMERO UNO de la sociedad. Y eso debe empezar por los politicos, seguidos por jueces, policas, militares, curas, periodistas, maestros, medicos, abogados, etc, etc

    Me gusta

  2. Para que el Peru no se vaya al precipicio necesitamos a un político que no sea corrupto pero que a la vez tenga la suficiente habilidad para hacer las reformas que el país tanto necesita.

    Sinonimos:

    PPK = Solo me interesan las cifras.
    Apra = Corrupción, hambre, represión.
    PPC = Conservadurismo político extremo.
    Fujimorismo = Totalitarismo en su máxima expresión.
    Castañedismo = Corrupción, hambre, represión.
    Toledismo = Frivolidad, torpeza, torpeza.
    Nacionalismo = Sin rumbo, torpeza, torpeza.
    Izquierdismo = Ingenuidad, torpeza, necedad.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s