¿LA HORA DEL DIALOGO?

Luego de varios meses de puyazos, el gobierno comienza a tender, por lo menos desde la Presidencia del Consejo de Ministros, una rama de olivo a la oposición, con el anuncio de su proclividad a dialogar algunos temas con los partidos de oposición.

En principio, el anuncio implicaba, al menos desde la PCM, una autocrítica sobre la actitud del gobierno que atizaba todas las confrontaciones con todos los sectores políticos. La soledad de Humala se hizo patente en Fiestas Patrias y la pregunta era si podía abrir juego. Un paso de Juan Jiménez Mayor en este sentido era una buena idea, en el papel.

El problema es que, para bailar este tango, se necesitan dos. Y creo que la actitud de gobierno y oposición aún no es la de dos actores dispuestos a sentarse en una mesa para tocar temas nacionales.

De un lado, si bien Jiménez ha morigerado sus modales, Humala sigue en sus trece y ciertos modales cuartelarios que chocan con las intenciones de su presidente del Consejo de Ministros. Asimismo, los decibeles de otros ministros no son, precisamente, moderados y cierto ánimo beligerante aún circula en el ambiente de Palacio de Gobierno.

De otro lado, suena a malcriadez que, siendo Jiménez el autor de la propuesta, el fujimorismo condicione su participación a la salida del ministro y desde Alfonso Ugarte condicionen el tema a “cesar la persecución contra el APRA”, lo que implica cerrar las investigaciones abiertas por los anticuchos del gobierno pasado.

Lo cierto es que, con una desaceleración del crecimiento económico y el desgaste que ha  tenido la clase política en medio de meses de acusaciones cruzadas, bien valdría la pena que, por una vez, todas las partes comiencen a pensar menos en la demolición del “enemigo” y más en tres o cuatro temas de consenso nacional. El problema, sin duda, es que algunos entienden tregua como impunidad y los otros diálogo como decir sí señor a lo que diga el gobierno. Y mientras ambas actitudes no se depongan, el Risk seguirá siendo el juego preferido en la política peruana.

MAS SOBRE EL TEMA:

Las columnas de Augusto Álvarez Rodrich y Carlos Basombrío

(Caricatura: Carlín)

2 thoughts on “¿LA HORA DEL DIALOGO?

  1. Yo, coincido mas con lo expresado por Vasquez Kunze en Peru21:

    “No tiene ningún sentido que la oposición acepte la convocatoria del Gobierno contra la crisis hecha por el presidente del Consejo de Ministros por encargo de Ollanta Humala. Su único fin es, en realidad, sumar corresponsables políticos al descalabro del “piloto automático” en la economía que hoy está pasando la factura.

    Durante meses, el Gobierno, sostenido por la popularidad de los buenos vientos económicos, se encargó de pelearse gratuitamente con los principales actores de la clase política en la oposición. De esa confrontación, dada la absoluta impericia de sus operadores políticos, el Gobierno no tenía más destino que perder.

    … Olvida así una regla fundamental en política que es que las ramas de olivo nadie las acepta cuando quien las ofrece está en la lona, por la sencilla razón de que ya no son necesarias.

    … Es Ollanta Humala el que recibió un país emergente de quienes antes que él tuvieron madurez y responsabilidad para gobernar la economía. No se les puede pedir ahora lo que no les corresponde.”

    http://peru21.pe/impresa/help-2145084

    No puedes, golpear, insultar, ofender y humillar a los adversarios y luego, cuando te das cuenta que las cosas te empiezan a salir mal, pedirles a esos mismos adversarios “pasar pagina” y hacer como que nada ha pasado!!

    La desaceleracion economica se debe a dos factores, uno externo, retraccion de las inversiones y baja del precio de los metales, pero el otro de exclusiva responsabilidad del gobierno, una crisis de credibilidad y confianza, que viene de la falta de rumbo, de señales contradictorias y del poco empeño es resolver las trabas a la inversion en el pais. Y, en esto, la oposicion no tiene responsabilidad alguna.

    Me gusta

  2. ¿Oposición? Esa gente no es oposición a nada. Ni el Apra, ni el fujimontesinismo, ni PPK, ni Lulú, ni Vazquez Kunze, la verdadera oposición está en las calles, en las regiones, pero con ellos el gobierno y los pseudopositores sólo exigen represión y cárcel. Dicen que hay que dialogar para superar la “crisis” cuando en realidad sólo van a decirle a Humala que endurezca más un modelo económico que hace agua hace rato porque no debemos dejar de ser un “potro robusto”. Esa “oposición” sólo defiende sus intereses particulares y mafiosos. Basta de “pilotos automáticos” porque en turbulencias se necesita un verdadero capitán. En el fondo, la derecha (ergo, Vasquez Kunze) están creando la imagen que un antisistema embrionario termine siendo un inepto en la gestión del “boyante modelo en piloto automático”. Eso, la gente ya no se lo cree.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s