BANCADAS FRAGILES

El viernes pasado, minutos antes de la elección de Freddy Otárola como presidente del Congreso, conversaba con Hans Rothgiesser sobre los principales problemas parlamentarios. Y al final de la conversación, dos aspectos se presentaban como los dilemas más fuertes que debían enfrentar los distintos grupos políticos con asientos en la Plaza Bolívar: la poca predictibilidad de algunas bancadas (sobre todo, el fujimorismo y el nacionalismo) y la fragilidad de los partidos.

Me concentraré en este último punto a partir de un ejemplo práctico: Perú Posible. Hoy Jonathan Castro cuenta en Velaverde la historia detrás de la ruptura en la bancada de la chakana y hay algunos rasgos interesantes que reflejan la precariedad de nuestro sistema político.

a) Liderazgos regionales: Como señala Castro en su nota, la escisión de PP fue liderada por cuatro parlamentarios off Lima: Norman Lewis (Loreto), Wuilian Monterola (Huancavelica), Mariano Portu­gal (Puno) y Marco Falconí (Arequipa). Los cuatro provenían de movimientos regionales que, de acuerdo con la legislación actual, no pueden participar en elecciones nacionales. Y por ello participaron en la cuota de invitados del partido conducido por Alejandro Toledo.

Cuando dos de ellos (Falconí y Lewis) fueron beneficiados con cargos parlamentarios en el segundo año de mandato, se inscribieron como militantes de PP. Y renunciaron a la bancada el mismo día que dejaban sus puestos. La gran pregunta es si los movimientos regionales a los que estas cuatro personas pertenecían tenían alguna conexión con Perú Posible. Ojo, el mismo mal ocurre en otras bancadas, como el fujimorismo. La pregunta de fondo es cómo los movimientos regionales pueden articularse con los partidos nacionales.

b) Las disputas por los cargos parlamentarios: La crónica de Castro se concentra en una agenda de punto único por parte de los congresistas disidentes: la obtención de puestos parlamentarios (vicepresidencia en la mesa directiva, presidencias de comisión, vocería). ¿Por qué son importantes estos puestos para los congresistas? Por una razón práctica: en teoría, les permiten tener mayor tiempo ante los medios de comunicación, los hace más conocidos para el establishment limeño y les permite mayor rebote de sus actividades en sus respectivas regiones.

A tal punto llegó la disputa que fue este hecho el que precipitó la ruptura de la alianza entre Acción Popular y Perú Posible. Como recordó hace algunos días Víctor Andrés García Belaúnde en entrevista con Rosa María Palacios, AP logró meter a 6 congresistas de los 8 cupos que Toledo les dió en la lista. Y varios de ellos (Vitocho, Lescano, Manuel Merino) son parlamentarios ya reelectos y con exposición frecuente en medios de comunicación. De allí los celos. Todo ello a pesar que, en el fondo, hasta su debacle de los últimos meses, Toledo parecía ser el heredero de Belaúnde (incluso en los votos, PP ganó en la selva en la misma forma que AP lo hacía durante décadas).

c) Alejamiento de agenda de trabajo: Aquí encaja el caso de Cecilia Tait, en forma parcial. Por su propia experiencia personal – sufrió de cáncer – la exsubcampeona olímpica de voley impulsó el tema de salud como eje central de su campaña. La explicación de su salida se encuentra tanto en la poca atención que la bancada le ha dado a este tema, como también una repetición de su propia historia en la bancada, durante el periodo 2001 – 2006.

d) Fragilidad organizacional: Todos los aspectos anteriores no afectarían tanto a Perú Posible de no ser por un hecho: el partido está demasiado sujeto al destino de Alejandro Toledo. Y no solo por sus escándalos, sino porque, en el fondo, la débil institucionalidad generada en Perú Posible hace que las decisiones centrales queden libradas básicamente a la voluntad de su líder. Y, al mismo tiempo, los alejamientos resienten la capacidad de negociación del partido frente al gobierno.

Por esta razón, la formación de la bancada Unión Regional es una gran incógnita. Más allá del tema descentralización – ubicado por el gobierno como una de sus prioridades de debate en el Congreso -¿cuáles serán sus aportes al debate parlamentario? ¿Cuál será su línea política? Esta es una interrogante que se irá despejando con el tiempo, al igual que el futuro de Perú Posible.

(Foto: Martín Acevedo – Velaverde)

One thought on “BANCADAS FRAGILES

  1. El plan de la ‘oposición bamba’: “Alan quisiera pasar a segunda vuelta con Keiko”

    *¿Debe Ollanta Humala seguirle el juego a García y al fujimorismo, que atacan al Gobierno no por el bien del país, sino para llevar agua a sus molinos?

    Algo anda peor en la política peruana para que los dos partidos políticos más inmersos en escándalos de corrupción en la historia peruana, liderados por los personajes más controvertidos –involucrados en presuntos y probados hechos de corrupción y crímenes contra los derechos humanos– salgan a criticar precisamente la corrupción que engendraron; y a endosarse los reclamos ciudadanos. Para los analistas consultados esto solo evidenciaría la construcción de una “oposición” que no busca el beneficio ciudadano, sino el partidario y peor aún, el de sus líderes.

    Si bien las últimas declaraciones del premier Juan Jiménez respectó a la millonaria pérdida que ha significado al Perú la gestión aprista –sus obras inconclusas y escándalos de corrupción– apuntaron a poner en su sitio a Alan García –quien desde que se iniciaron las investigaciones por los ‘narcoindultos’ le declaró la guerra al Gobierno–; no ha sido la primera vez que el nacionalismo le ha seguido el juego al expresidente y ha respondido a sus provocaciones.

    “Es un hecho que Humala y su gobierno han demostrado poca claridad de hacia dónde vamos, así como obvias debilidades. Pero cuando ves el otro lado es peor: ni el Apra ni el fujimorismo tienen autoridad moral para dar lecciones de economía y gestión”, apunta el analista político Glatzer Tuesta.

    Para él, luego de meses de arremetidas del Apra al Gobierno, el que Alberto Fujimori también se atreva a darle lecciones al presidente evidencia que creen que el Gobierno está en una situación en la que puede ser arrinconado. “Fujimori y Alan García no buscan una oposición responsable, por el bien del país. Buscan la ingobernabilidad. Y sacarle provecho a eso, claro”, afirma.

    Para el analista de Ideeleradio, ese “provecho propio” en el caso de Alan García buscaría crear una coartada para defenderse del cada vez más próximo informe final de la Megacomisión sobre los ‘narcoindultos’. “Busca ponerse en el lugar de un ‘líder político’ para después denunciar una persecución”.

    Alan, ¿mal menor?
    Para Fernando Tuesta Soldevilla, por otro lado, el mejor escenario posible para García en el año 2016, sería un gobierno desgastado, con un halo de mediocridad que en comparación a su verborrea política lo convertiría en el “mal menor”, sobre todo si pudiera llegar a una segunda vuelta con Keiko Fujimori.

    “Lo que Alan quisiera es pasar a una segunda vuelta con Keiko Fujimori para él tener la posibilidad de derrotar azuzando el antifujimorismo y una suerte de mal menor. A mí me parece que eso siempre está en la mira (…) Estoy de acuerdo que, en situaciones como esta, los que diferencian con claridad ganan, y eso es lo que está haciendo el fujimorismo y eso es lo que de alguna manera gana en este proceso el aprismo y sobre todo Alan”, explicó el exjefe de la ONPE en Ideeleradio.

    La frase:

    “Ollanta Humala ha aceptado las críticas que llamó ‘reales’. Pero que vengan dos grupos éticamente cuestionados a sumarse a ese clamor no tiene sentido”– Glatzer Tuesta.

    http://diario16.com.pe/noticia/34275-el-plan-oposicion-bamba-alan-quisiera-pasar-segunda-vuelta-keiko

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s