NARCOCONMUTACIONES: MAS ALLA DE FACUNDO CHINGUEL

Hace algunos meses, por razones periodísticas, conversé telefónicamente – por única vez – con Miguel Facundo Chinguel. Lo que más me llamó la atención durante la charla de, aproximadamente, 10 minutos que sostuvimos es que el abogado aprista estaba absolutamente convencido que el otorgamiento masivo de conmutaciones de penas a narcotraficantes era una medida adecuada para disminuir el hacinamiento en las cárceles. Y cuando insistí en el carácter excepcional del ejercicio de la potestad de gracia estatal, me indicó que la historia se encargaría de poner las cosas en su sitio.

El tiempo, más bien, ha puesto a Facundo Chinguel en situación de prisión preventiva, en el marco de una investigación que involucra a 13 personas, en su mayoría, exmiembros de la comisión de gracias presidenciales y “facilitadores”, presuntamente involucrados en el cobro de dinero a cambio del otorgamiento de conmutaciones. Dada la cantidad de evidencias en su contra, es probable que varios de los implicados pasen una temporada fuera de sus casas. Y aún falta por dilucidar la responsabilidad de funcionarios que trabajaron en Palacio de Gobierno.

Más allá de las responsabilidades penales, hoy quisiera reflexionar sobre las responsabilidades políticas. Porque Facundo Chinguel no era el único que pensaba que esta serie de liberaciones en masa eran una forma de contribuir con la política penitenciaria del país.

De hecho, en el Ministerio de Justicia pensaron que era una buena práctica. A tal punto que publicaron este reportaje a doble página en su revista institucional con la conmutación de Carlos Butrón dos Santos (a) “Brasil”, ensalzando la labor de Miguel Facundo Chinguel.

En la misma gestión ministerial en la que se publicó este reportaje, la de Rosario Fernández, se impulsó una norma que complementaba a las narcoconmutaciones, pues permitía que condenados extranjeros por tráfico ilícito de drogas pudieran salir libres y volver a su país sin pagar la reparación civil. Una norma que ha generado un cuantioso perjuicio al Estado.

Alan García no está exento de responsabilidad política. No solo por firmar las conmutaciones y señalar que robaba buena parte de su sueño para analizar expedientes cuidadosamente, sino porque, ante la Megacomisión, cuando ya había estallado el escándalo, decía cosas como esta:

“(Facundo Chinguel) fue designado por el ministro pero con mi asentimiento. Es un hombre de condición muy baja, pero tiene varios títulos universitarios. Es una persona que se ha caracterizado por hacer pedagogía, y cuando se pronunció su nombre me pareció adecuado”, dijo García en aquella oportunidad.

“Yo he visto sus fotos y sus películas dentro de los penales al lado de unos delincuentes atroces que no fueron indultados, pero son los que, qué pena,manejan el interior de los penales. Entonces (Chinguel) consultaba con ellos para obtener información de los que pudieran merecer realmente una gracia. Debo decirles que no creo en la satanización total. Dentro de la cárcel le decían “este muchacho es bueno, se porta bien”, y recogía papeles y lo que hacía este hombre – y lo volvería a nombrar porque si actuó bien –era ir al penal”, agregó.

Hoy, que Facundo Chinguel ha caido en desgracia, el partido se aparta de él y busca que el asunto queme lo menos posible a sus dirigentes.  Las declaraciones de las últimas 48 horas han ido en esa línea, mientras que las semejanzas con el “sacrificio” de Mantilla o las analogías con ciertos personajes de películas tan célebres como El Padrino (¿alguien dijo Frank Pentangelli?) no se han hecho esperar en las redes sociales.

Sin embargo, más allá de si García u otros dirigentes apristas tuvieron que ver en casos de corrupción vinculados a estas liberaciones – cuestión que deberá resolver un tribunal -, sí deben reconocer que aplicaron una política de Estado errada y cuestionable. Y su única respuesta no puede ser llamar “sicario” a Sergio Tejada, hablar de la “reelección conyugal” (aprovechando que el gobierno sigue sin aclarar este tema y pisa todos los palitos posibles) o evadir el tema. Por respeto al país que lo eligió dos veces presidente – y al que aspira gobernar una vez más – Alan García debiera dar una explicación seria al país sobre este tema. De lo contrario, el imaginario sobre la corrupción en su partido se seguirá alimentando, además de los casos reales, por la soberbia de los líderes que no reconocen sus errores.

4 thoughts on “NARCOCONMUTACIONES: MAS ALLA DE FACUNDO CHINGUEL

  1. El cinismo de los apristas es incommensurable.
    Ellos te van a convencer que han trabajado en beneficio del pais, les vas a creer a los Chinguel, a los Del Castillo, a los Leon Alegria, a los Garcia. Por favor.

    Me gusta

  2. esta es una de las maneras como la plata llega sola; tambien llego sola via colegios emblematicos, reconstruccion de Pisco, tren electric I y II, etc, etc

    Me gusta

  3. 1. Si Alan Garcia fuera un politico respetable desistiria de presentarse en las elecciones del 2016. Pero como solamente es un embaucador que llego por azares del destino a la politica no lo va a hacer.
    2. El Apra no es un partido pilitico, solamente es una asociacion privada que tiene el unico proposito de llegar al poder para llenarse los bolsillos de las arcas del Estado.
    3. La mayoria de los opinologos sobreestima a Alan Garcia. Si Alan tiene como entrevistadaor a un tetudo, dara la impresion de ser un genio politico. Si Alan argumenta los discursos mas disparatados y nadie lo cuestiona en el acto, dara la impresion de ser un orador de gran nivel . Y si Alan tiene como contrincantes a personas sin la mayor preparacion politica (cometer errores tan tontos) ingenuamente los “opinologos” creeran que es un politico de polendas.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s