EL ESTADO EN EL PERU

Eduardo Dargent –abogado, politólogo y excolumnista de diario16– acaba de publicar “El Estado en el Perú. Una agenda de investigación” (Lima, PUCP, 2012). Se trata de un documento de trabajo pensado, en principio, para los investigadores dedicados al estudio del Estado en nuestro país, pero que también resulta importante para ciudadanos, políticos y periodistas.

Dargent parte de una constatación: la mirada sobre el Estado como actor político ha sido menor por parte de los científicos sociales en comparación con otros temas. Ello abre una oportunidad para los politólogos, pues trabajos descriptivos y explicativos sobre el ente estatal pueden mostrar varias dificultades de la gobernabilidad democrática en el Perú, en particular, la sensación de ineficacia que tiene el Estado frente a los ciudadanos.

Así, investigar al Estado requiere examinar sus componentes, pues una mirada estrictamente unitaria puede ocultar contrastes importantes, sin que ello implique perder preguntas generales. Además, resulta necesario observar al Perú en perspectiva comparada, pues, de no hacerlo, se exacerba una visión excesivamente singular sobre nuestra política.

El autor propone cinco temas en los que se puede enmarcar la investigación sobre el Estado: capacidad; bu-rocracia y organizaciones estatales; agenda, adopción e implementación de políticas públicas; Estado y relaciones internacionales y Estado e historia. Estos cinco ejes permiten abordar tópicos como “islas de eficiencia”, disparidad en la implementación de la descentralización, relación entre burocracia y élites económicas, dificultades para encarar procesos de reforma del sistema de justicia y las fuerzas de seguridad, entre otros.

A partir de investigaciones que aborden puntos como los mencionados, los políticos podrán entender mejor los factores que impiden o faciliten la implementación de reformas y políticas públicas, más allá de la voluntad que ellos impriman a estos procesos. De allí que Dargent insista en investigaciones multidisciplinarias que convoquen a las ciencias sociales y las humanidades (y, añado yo, al derecho), en un contexto en el que la mirada sobre el Estado ya no está en su reducción per se, como se postuló en la década de 1990.

Finalmente, aunque el autor no lo haya hecho explícito, el texto debiera ser leído por los periodistas, tanto para encontrar temas de posibles reportajes e investigaciones, como para romper la distancia existente entre la academia y la prensa, que muchas veces lleva a errores –conceptuales y de datos– a los periodistas o esconde trabajos valiosos que se pierden en la soledad de una biblioteca.

(Columna publicada en Diario 16 el 28.01.2013)

MAS SOBRE EL TEMA:

Una parte del capítulo sobre Estado e Historia del libro de Dargent en el blog del historiador José Ragas

(Foto: Desde el Tercer Piso)

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s