LA SUERTE DE VILLA STEIN

Luego del fiasco que representó la sentencia dada por la Sala de la Corte Suprema que presidía (y aún preside) sobre el Destacamento Colina, muchos pensaban que Javier Villa Stein tenía sus días contados en el Poder Judicial.  Sin embargo, dos acontecimientos recientes le han devuelto el oxigeno y, por el contrario, ha salido bien librado luego del mayor escándalo de su carrera.

El primer hecho fue la elección de Enrique Mendoza como presidente del Poder Judicial, elección en la que Villa Stein terminó jugando un rol decisivo, tal como lo contó Ricardo Uceda:

San Martín no apoyó a Rodríguez porque supuso –o por lo menos eso decía– que iba a ser influido por Villa Stein si se convertía en presidente. Sin embargo Villa Stein, un conservador, no se sentía cabalmente identificado con Rodríguez, quien está más a su izquierda.  Al mismo tiempo Villa Stein  desconfiaba de Almenara por la alianza de este con San Martín, a quien, en su apreciación, permitiría que continuara ejerciendo poder detrás de bambalinas.

(…)

Más adelante Villa Stein decidió apoyar a Mendoza, con lo cual la victoria de Rodríguez parecía asegurada.

Pero Mendoza se decidió finalmente por Almenara. Mendoza se lo explicó a Rodríguez, aunque no fue explícito respecto de los motivos. Se lo explicó también a Villa Stein, a quien se le presentó un dilema. ¿Quedarse solo? ¿Apoyar a Rodríguez y perder?

(…)

Pero un cuarto de hora antes de la ceremonia Duberlí Rodríguez y los siete vocales que lo apoyaban fueron a la oficina de Enrique Mendoza en la OCMA. Le ofrecieron sus votos para que él ocupara el más alto cargo del sistema judicial.

Así Mendoza terminó siendo presidente del PJ. Y ha procurado quedar bien con todas las facciones del PJ, comenzando por Villa Stein, a quien ratificó como presidente de la Sala Penal Permanente de la Suprema, en detrimento de San Martín, quien preside la Sala Penal Transitoria del referido colegiado.

Y el segundo hecho se produjo hoy: Villa Stein no será finalmente investigado por el Consejo Nacional de la Magistratura por la controvertida sentencia emitida el año pasado. Ayer adelantó César Romero de La República:

Según trascendió en medios judiciales, en opinión de los miembros de la referida comisión, los jueces tomaron una decisión jurisdiccional que no puede investigarse ni sancionarse disciplinariamente.

La comisión subrayaría que el CNM solo puede investigar y sancionar a los jueces si en el desarrollo de un proceso cometen una inconducta funcional o fallan en contra de la ley, no por decisiones que tomen aun cuando estas sean polémicas o controvertidas.

El problema es que hay argumentos a contrario. Algunos de ellos han sido señalados por el abogado Yván Montoya:

La propia sentencia evidenciaría indicios de haber incurrido en algunas faltas disciplinarias graves y muy graves.  En efecto, el artículo 34.1 de la Ley 29277, Ley de la Carrera Judicial señala que es deber de todo magistrado impartir justicia con razonabilidad. Esto en concordancia con el perfil que se exige de todo juez: capacidad de interpretar y razonar jurídicamente a partir de casos concretos. Pues bien, la interpretación anteriormente referida resulta no solo carente de motivación sino, a todas luces, arbitraria.

Igual el artículo 47.16 de la Ley señala como falta grave el que un magistrado utilice en sus resoluciones expresiones improcedentes o manifiestamente ofensivas desde el punto de vista del razonamiento jurídico. El razonamiento indicado en el párrafo anterior resulta, a nuestro juicio, al menos sospechoso de improcedente (y esto lo confirmaría la nulidad de la misma sentencia) y sobre todo ofensivo contra los familiares de las víctimas. Finalmente, el artículo 48.13 prescribe como falta muy grave el hecho de que el magistrado judicial incurra en un acto que, sin ser delito, vulnera gravemente los deberes del cargo. Es esencial que se evalúe en el pleno del CNM si se ha infringido el deber de todo magistrado de motivar razonablemente sus resoluciones y si la ausencia de razonabilidad ha causado graves consecuencias relacionadas con la imagen del Perú en la comunidad internacional.

El CNM no solo perdió la oportunidad de hacer una investigación a conciencia sino que le ha concedido el favor de su vida a uno de los vocales más controvertidos de la Corte Suprema. Una decisión de la que discrepamos desde aquí.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s