PEQUEÑAS ANECDOTAS SOBRE LAS INSTITUCIONES

Durante esta semana, dos hechos vinculados a dos instituciones importantes en el país han merecido la atención de algunos medios de comunicación. Ambos acontecimientos tienen algunos puntos en común, por lo que vale la pena un comentario en conjunto.

Desde vísperas de Navidad, varios medios registraron la versión de la existencia de una supuesta ponencia del magistrado del Tribunal Constitucional, Fernando Calle Hayen, a favor del reo Antauro Humala Tasso, quien ha pedido vía un proceso de hábeas corpus que se anule su condena por el Andahuaylazo.  Como sabemos, el hermano del Presidente de la República y sus allegados señalan que solo debió ser condenado por sedición y no por asesinato y secuestro de policías, como ocurrió en el Año Nuevo de 2005.

Ayer un reportaje de Mario Mejía para El Comercio reveló que un abogado que trabajó para Calle es cercano al entorno de Isaac Humala, abogado de su hijo Antauro. Aquí los detalles:

Este Diario averiguó que antes de que Calle presentara a sus colegas su proyecto de resolución, se reunió en varias oportunidades con Isaac Humala, quien ha estado viendo directamente el hábeas corpus de su hijo, y el abogado Arturo Bobbio Carranza, quien hace cuatro años laboró en el despacho de Calle.

En el listado de asistentes al TC están registradas cuatro visitas de Bobbio a la oficina de Calle. Dos de ellas en el mes de octubre.

El magistrado admitió a El Comercio las visitas del padre del presidente de la República y del abogado. “Son dos o tres veces que han venido a mi despacho como lo hace cualquiera que me pide una cita. Eso no tiene nada de malo, es una cita normal, allí termina todo”, admitió.

Calle reconoció también que Bobbio fue su asistente cuando se inició como magistrado en el TC. “Él es hijo de un amigo, del general Arturo Bobbio [Rosas]”, indicó. Ese personaje es un general EP (r) que promueve la corriente nacionalista y que fue amigo de Antauro y colaboró con este antes del ‘andahuaylazo´.

Cabe mencionar que, este año, el Tribunal Constitucional se vio sacudido por un ampay: tres magistrados del TC estaban en un almuerzo de camaradería en un restaurante 5 tenedores con varios abogados litigantes ligados a la política, por lo que el cuidado con este tipo de reuniones debería ser más extremo para los miembros de este organismo.

El segundo hecho ha sido reportado por Diario 16 durante la última semana. El medio dirigido por Fernando Valencia obtuvo el audio de una segunda conversación entre Aurelio Pastor y la alcaldesa de Tocache Corina de la Cruz, en torno a la solución que el primero podía dar a la suspensión de la alcaldía de la segunda. En el diálogo, Pastor se jacta de sus contactos en instancias judiciales y electorales. Aquí el audio obtenido:

La reacción de Pastor no ha sido la de aclarar los hechos, sino de amenazar al medio en cuestión. Mientras que la Procuraduría Anticorrupción ha solicitado una investigación al respecto al Ministerio Público. Y si bien serán las instancias judiciales las que determinen si es que existió delito en lo dicho en estas conversaciones, lo cierto es que la imagen pública de Pastor ha quedado mellada, pues ahora es percibido como el típico abogado cuyos contactos pesan más, aparentemente, que los argumentos.

¿Por qué ambos casos resultan relevantes? No solo porque están involucradas figuras políticas en ello, sino por dos temas importantes. El primero de ellos tiene que ver con los límites éticos de los abogados. Es cierto que los abogados tienen el derecho de hablar con los magistrados y autoridades encargadas de resolver los casos bajo su patrocinio, pero un límite que hasta ahora no se tiene claro en varios letrados, quienes piensan que estas reuniones son la oportunidad para presionar a magistrados. Asimismo, tampoco se tiene clara la diferencia entre las reuniones regulares, en horarios autorizados, con aquellas que se confunden con la camaradería, el whisky y la buena mesa.

El segundo punto tiene que ver con un tema de investigación sugerido por Eduardo Dargent en su más reciente libro sobre “El Estado en el Perú”. Dargent enfatiza que un posible tema de investigación para los politólogos (y, añado yo, para los periodistas) está en los diversos grupos de interés que presionan con éxito a las instituciones estatales para conseguir un resultado específico o una modificación en una política pública. Comenzar a investigar en estos temas es una tarea urgente, para conocer el funcionamiento real de las instituciones en el Perú, en un país en el que la estabilidad no es precisamente la regla.

One thought on “PEQUEÑAS ANECDOTAS SOBRE LAS INSTITUCIONES

  1. Yo no soy adivino, pero les digo que va a pasar.
    El hueveras de Pastor va a mentir y decir que nbo es verdad y que han editado los audios.
    El poder judicial se tomara su tiempo.y dejara un buen tiempo ( mas conocida como la congeladora).
    Y despues de un tiempo va aparecer en los diarios, que no hay lugar ni acusacion contra el ex-ministro de Justicia Pastor.
    Y nadie va a decir nada, porque ya nadie se acuerda.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s