¿PROBLEMAS EN EL GREMIO MINERO?

En las últimas semanas, han surgido varias especulaciones y versiones sobre la formación de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos, un gremio de empresas petroleras que vienen haciendo labores de exploración y explotación en el país.

De un lado, en Correo informaron que esto suponía una ruptura definitiva con la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (la supuesta razón era que “no querían mezclarse con empresas mineras con conflictos sociales”). De otro lado, Fernando Cáceres, columnista de Diario 16, señaló que varias de las empresas que formaban la SPH si tenían conflictos sociales y que esperaba que no se tratara de un gremio de futuros socios de Petroperú, cuya nueva forma de hacer negocios viene siendo criticada desde los sectores más liberales.

Luego de recoger varias versiones en estos días, Desde el Tercer Piso puede descartar que, por ahora, la formación de la SPH suponga una escisión del viejo gremio minero y energético (de hecho, el representante de una de las empresas que forman el nuevo gremio lo ha descartado), pero sí es cierto que los empresarios petroleros no se sienten del todo cómodos con la SNMPE.

¿Motivos? De acuerdo a los diálogos que hemos sostenido en estas semanas con distintos actores, los empresarios petroleros sienten que, frente a los problemas sociales y a la cantidad de requisitos burocráticos solicitados para todos los permisos que deben conseguir para poder explorar y explotar el recurso, la SNMPE no es todo lo efectiva que ellos quisieran, debido a que el gremio se mueve con mucho más cautela, debido a la cantidad de negocios que hay tanto con el Estado como entre las propias empresas y, además, se ha perdido cierto peso de vocería en estas materias.

Algunos problemas, sobre todo en el último punto, han sido reconocidos hoy por Ricardo Briceño, en la entrevista hecha por Rosa María Palacios para La República. Ver en particular la última pregunta de la charla:

-En el tema gremial, usted ha sido el presidente de un gremio muy importante, de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, y de la Confiep. A veces, no se ve a los gremios donde tienen que estar. A veces, sus mensajes no llegan con claridad a la población. ¿Hay una autocrítica ahí?

Sí, las dos. (Risas) Sí, creo que hablamos en difícil. Creo que los gremios no hemos aprendido a dirigirnos a un público que entienda en palabras simples lo que queremos decir y a veces eso nos ha traído problemas de incomprensión de parte de la población en general. Pero por otro lado también, y esto en términos generales, no es el caso de Sociedad de Minería, creo que los empresarios hemos actuado –como le decía anteriormente también– con los gobiernos y  no con el Estado. Es decir, yo creo que los gremios empresariales tienen y deben ser instituciones que agrupan a los empresarios bajo objetivos –defensa del libre mercado, de la democracia, con responsabilidad social, con principios éticos, etc.– dentro de un plan de desarrollo de largo plazo. Y eso, de manera institucional, independientemente de quienes sean sus dirigentes. Y esta política tiene que ser construida en concordancia, y abiertamente, y por encima de los gobiernos, con las instituciones del Estado peruano. No solo relacionarse con las autoridades del gobierno de turno. Creo que esa es una tarea pendiente de ambos. El Estado, a abrir las puertas a un diálogo y a una discusión institucional con los gremios empresariales, los gremios a relacionarlos con las instituciones en políticas que conduzcan al desarrollo del país que es lo mismo que estamos buscando.

Tanto los problemas que han existido en los últimos años, como la propia crisis de crecimiento de la SNMPE debería llevar a una reingienería dentro de uno de los gremios empresariales que, a despecho de la línea ascendente del sector durante la última década, han tenido serios problemas para vincularse con el resto del país. Briceño plantea algunas cuestiones que deberían plantearse entre los empresarios mineros y, en general, en las agrupaciones empresariales del país, cuya modernización institucional es imprescindible. Y para ello no requieren de un spot de Oblitas.

(Foto: Perú en Conflicto)

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s